Un pavo real en el reino de los pingüinos; Barbara Hateley, Warren H Schmidt

Administración de personal. RRHH (Recursos Humanos). Management. Liderazgo. Fábulas

  • Enviado por: David Moreno
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Trading FOREX con Price Action
Trading FOREX con Price Action
Con nuestro curso de Trading Forex aprenderás a negociar cualquier par de monedas en diferentes ambientes y marcos de...
Ver más información

Fundamentos en Gerencia de Proyectos
Fundamentos en Gerencia de Proyectos
La guía completa para administrar proyectos de cualquier tipo, usando las mejores prácticas y...
Ver más información


Un pavo real en el reino de los pingüinos

Ensayo de administración-1

Profesor(a): Maria del carmen Ruiz bedoya

IUSH

Institución Universitaria Salazar y Herrera

Medellín-Colombia

17 de febrero 2009

Contenido

  • introducción

  • Resumen

  • Análisis

  • Conclusión

Introducción

“El pavo real en el mundo de los pingüinos”. Es la historia de pedro el pavo real, un ave que posee muchos conocimientos en el área de los negocios.

Pedro el pavo real, es llevado a la organización de los pingüinos con la promesa de dejarle desarrollar sus ideas. Los pingüinos aunque reconocían el talento que pedro posee no logran aceptarlo debido a que este era muy diferente a ellos y la cultura de estos era que todos debían estar regidos por el mismo patrón.

Esta obra hace énfasis en la importancia de ser uno mismo y muestra que todas las personas que laboran alrededor de una empresa son importantes y que por tanto se le debe ofrecer la oportunidad de crecer dentro de la empresa, es decir, que sus opiniones sean tomadas en cuenta dentro de la organización.

Es también una guía dirigida para todos aquellos que quieren independizarse y tener su propio negocio, Para saber como debe de ser tratado el empleado.

Un pavo real en el mundo de los pinguinos

Los Pingüinos eran ordenados y leales, anteponían los intereses de la empresa a sus asuntos personales, solo se sentían bien entre ellos mismos, eran poderosos y educados y además dominaban el mundo empresarial. Por otro lado estaban los obreros (aves), quienes usaban ropas y colores de acuerdo con la

Labor que desempeñaban en la empresa.

Las aves que aspiraban a prosperar en la empresa se les motivaban a que se parecieran a los pingüinos desde su forma de vestir hasta su forma de caminar.

Los pingüinos establecían las reglas y le aconsejaban a los obreros que si alguno de ellos quería triunfar debía de hacer todas las cosas como ellos las hacían. En ese mismo sentido todas las aves trataban de hacer todo lo posible por parecerse a los pingüinos.

Sin embargo ellas comprendían que nunca llegarían a los puestos claves; pero todas las aves en el fondo sabían que los pingüinos siempre habían sido y seguirían siendo los jefes.

Hasta que un día las cosas comenzaron a variar en el reino de los pingüinos, porque los mayores se interesaron en nuevos lugares, donde conocieron a las “aves” las cuales poseían un gran

Conocimiento en el mundo de los negocios.

Decidieron llevar a estas aves a su país, entendiendo que el talento que estas tenían, los ayudaría a desarrollar sus empresas cada dia más. De esa forma llega pedro el pavo real. A este le interesaba mucho el trabajo debido a todo lo que había leído sobre los pingüinos. Pedro siempre trataba de no desplegar todos sus conocimientos, solo lo hacia ocasionalmente para impresionar a los pingüinos. El mundo de los pingüinos era muy diferente al mundo del aprendizaje, lugar donde pedro el pavo había nacido. En este lugar todos se esforzaban por demostrar sus capacidades y ganarse el respeto de los demás.

Pedro el pavo real se sentía muy orgulloso de que los pingüinos lo alistaran en sus filas y por ese motivo quería caerles bien a ellos. Sin embargo a medida que pasaba el tiempo los problemas comenzaron: los pingüinos comenzaron a molestarse por la voz del pavo, ya que los pingüinos hablaban en voz baja.

Por otro lado pedro el pavo era muy trabajador y productivo, muchos estaban encantados de tener un compañero como el.

No obstante su comportamiento no era del agrado de algunos pingüinos mayores, esto se debía a que pedro el pavo y sus demás compañeros se veían diferentes dentro de la organización, ya que no acogían la regla de parecerse a los pingüinos.

Los pingüinos les habían prometido a las aves que en el nuevo trabajo tendrían oportunidades de desarrollar todas sus ideas.

Sin embargo al momento de estos entrar a la empresa se encontraron en un lugar extraño donde se le presionaba para que no fueran ellos mismos, sino que fueran una imitación del comportamiento de los pingüinos.

Pedro el pavo y las demás aves decidieron buscar una forma de cómo cambiar la cultura existente en el mundo de los pingüinos. Pero fracasaron en su intento, debido a que los pingüinos decían que esa forma que adoptaban era la misma por la cual habían logrado el éxito y que no la iban a cambiar.

De esta manera pedro y las demás aves llegaron a la conclusión de que no podían ser ellas mismas y que tenían que irse. Algunas tomaron la decisión de abandonar el mundo de los pingüinos, mientras que a otras los pingüinos las echaron.

Así fuera por su propia voluntad u obligada por los pingüinos mayores todas las aves que se fueron tenían una cosa en común: el dolor de que no fueron aceptadas como eran.

Pedro el pavo real fue el primero en partir. Esto se debió a que muchos amigos le habían hablado acerca de un lugar llamado “el reino de la oportunidad”. Le habían informado que en este lugar se le respetaría su decisión, su cultura y todo aquello que le fue negado en el mundo de los pingüinos.

En este nuevo lugar pedro el pavo pudo notar la diferencia con el reino de los pingüinos, en este lugar podía expresarse, ya que los jefes y los empleados no perdían el tiempo aparentando lo que no

eran.

En este lugar se estaba convencido de que se necesitaba el aporte de todos para poder llegar a los objetivos deseados en la empresa, pedro el pavo y las demás aves pudieron lograr todas las metas que se habían trazado para poder triunfar.

De esta manera las aves comprendieron que el reino de la oportunidad es un estado mental en el cual se debe encontrar cada empleado para poder desarrollar sus capacidades y que su forma de comportamiento sea aceptado por los superiores y sus idean expresarlas libremente sin temor a ser oprimidos por los demás.

Análisis

Es una fábula que nos lleva a la comprensión del importante papel que juega el jefe y el empleado en el desarrollo económico y social de una empresa. El jefe por su parte debe ser comprensivo con el empleado, es decir, darle la oportunidad de que su opinión sea valorada, debe respetar la diversidad de cultura.

No se puede pretender que el empleado tenga un modelo único a seguir dentro de la organización, de ahí depende el hecho de que muchas empresas se quedan estancadas ya que los empleados no desarrollan sus capacidades intelectuales.

Muchas veces los jefes quieren hacer modelos de empleados los cuales pueden ser usados por ellos cuando quieran y para los que ellos quieran, “a su antojo” y cuando no logran esto optan por expulsar a ese empleado de la organización

Debido a que la gran mayoría de las personas no puede cambiar su forma de ser y de comportarse en la organización, estos pierden sus trabajos y luego de esto caen una profunda desilusión, depresión. Pero la obra nos enseña también que debemos ser nosotros mismos, que no debemos imitar la forma de ser de otra persona, no importa la posición que este en el momento. Debemos estar convencidos del “Reino de la oportunidad” existe y que en

el podemos desarrollar nuestras habilidades sin temor a que

Seamos reprimidos.

Conclusión

Esta obra es el reflejo de todo lo que pasa en el mundo empresarial, todos los problemas que ocurren porque el jefe se siente que esta siendo desplazado intelectualmente por el empleado. Debemos estar muy ligados a los proyectos y los trabajos que se realizan en la empresa, ya que es el único medio de lograr el desarrollo laboral. Así como también la necesidad de expandir nuestros conocimientos para poder trabajar con más capacidad.

Debemos ser nosotros mismos, no permitir que nadie nos obligue a adoptar una forma de ser ni de actuar. Esa es la clave del éxito.