Un mundo feliz; Aldous Huxley

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela. Deshumanización. Nihilismo pesimista. Civilizados y salvajes. Manipulación

  • Enviado por: Makina
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

UN MUNDO FELIZ

Un mundo feliz es un libro escrito por el autor inglés Aldous Huxley en la década de los cuarenta. En aquel entonces, Europa acababa de salir de la Segunda Guerra Mundial, y el autor observó cómo el mundo, o más bien la gente, no aprendía de sus errores cometidos en el pasado.

Esto le llevó a escribir Un mundo feliz, en el que se imagina un mundo que acaba de salir de una guerra de nueve años de duración, precisamente llamada La guerra de los Nueve Años, y que consume definitivamente al planeta, muriendo más del 50% de la población mundial y destrozando prácticamente a todos los países. Tras esta guerra, políticos y científicos mundiales se reúnen para intentar cambiar radicalmente a la sociedad que había entonces e implantar una nueva en que todo está organizado, toda persona tiene su papel y todos gozan de paz y “libertad”. Aunque esto conlleva la pérdida de bastantes valores positivos que se tenían anteriormente, como lo son la libertad de pensamiento, toda filosofía y religión quedan abolidas y el matrimonio es algo impensable. La población mundial superviviente acepta esta sociedad, que aunque les priva de muchos derechos, les garantiza algo inestable en la anterior, la paz.

La historia transcurre en un período en el que toda esta sociedad ya está bien asentada. La Guerra de los Nueve Años ya forma parte del pasado, de un pasado ya olvidado por todos y que es visto como una etapa salvaje de la humanidad.

Con este libro Huxley quiere criticar al mundo de la pasada guerra, pero también advertir para que no cometa errores aún mayores, que no se pierda lo mejor que tenemos en la sociedad actual por intentar crear otra: la libertad de pensamiento.

RESUMEN

Antes de iniciar el resumen del libro, quiero explicar con mayor detalle la sociedad de Un mundo feliz, ya que es vital saberla para entender la historia:

El primer paso para la creación de esa sociedad era supresión de toda religión y filosofía, que para ellos, lo único que hacían era crear separación entre los hombres y enfrentarlos entre sí. Aún así, la gente necesitaba creer en alguien o algo, para ello implantaron la figura de Henry Ford como un dios-humano, y para darle lugar de culto derribaron lo que sería la cabeza en la cruz de las catedrales que tenían esta forma, de manera que quedaban con forma de T, en honor al Ford-T, el coche por excelencia creado por Henry Ford.

El siguiente paso fue la implantación de una lengua única mundial (posiblemente era el inglés, ya que en la obra se hace referencia a que el español, francés y alemán son lenguas extintas que sólo hablan algunos salvajes, de los que ya hablaré más adelante.

El cambio más radical es la supresión de los matrimonios, así como de la procreación natural. Para conseguir perpetuar la especie humana se sigue un proceso genético muy complejo, que abarca desde la formación del embrión hasta la adolescencia del individuo. Pero todo esto es más complicado de lo que parece, ya que no todas las personas son creadas con el mismo fin, sino que se crean diferentes tipos de personas dependiendo de su futura labor en la sociedad, acondicionándolos para su futuro trabajo. De esta forma, el proceso de creación de un individuo es el siguiente:

Se fecundan artificialmente óvulos con espermatozoides, ambos de calidad superior para garantizar la correcta formación del embrión. Los gametos bien pueden ser de una misma persona, de forma que pueden crearse varios clones, o bien de diferentes personas, creando series de personas. Durante su formación, al embrión se le inyectan diversos compuestos y vacunas de modo que no podrán contraer ninguna enfermedad durante su vida, durante este tiempo también entra en juego la decantación, proceso por el que se le adapta al embrión para su futura profesión en la sociedad, de modo que hay diferentes tipos de “razas” en esta sociedad que no se relacionarán entre sí durante su vida. Las que más influyen en el libro son:

-Los Alfas: a esta raza pertenecen la mayoría de los personajes principales. Son la raza principal, la que controlan el mundo.

-Los Beta: realizan diferentes funciones obreras. Son los más numerosos.

-Los Epsilones: son los miembros que realizan las funciones más degradantes de la sociedad. No tienen prácticamente conocimientos, aunque están más desarrollados físicamente.

Desde el nacimiento del niño, este pasa a formar parte de una especie de escuela en la que se le dan los conocimientos básicos para su futura labor. Para esto se utiliza el método de hipnopédia, un proceso por el que los niños aprenden mientras duermen, gracias al subconsciente, haciéndoles escuchar cintas grabadas con las lecciones correspondientes. De esta manera, se le convence a un Epsilón (por ejemplo) de que su raza es la mejor diciéndole que su raza es la más fuerte, la que menos trabajo ha de hacer ect. Mientras que a un Alfa se le dice que su raza es mejor porque es la más inteligente, la que dirige la sociedad etc.

Una cosa que tienen en común todas las enseñanzas es que a las mujeres se les enseña con insistencia que tomen sus métodos anticonceptivos para evitar quedarse embaraza, algo que resultaría no sólo vergonzoso, sino un deshonor y la consecuente marginación social. También tienen en común todas las enseñanzas que se les hace transmitir a los niños el odio al campo y a actividades como pintar dándoles pequeñas descargas eléctricas en el momento que tienen una flor en la mano o están pintando. Esto lo hacen con el fin de que el niño, una vez que sea adulto, no quiera ir al campo constantemente para tener unas vacaciones o pintar cuadros, lo que desarrollaría la imaginación y las ganas de pensar, con lo que el individuo no rendiría totalmente en su profesión.

Durante su infancia, los niños viven y pasan el rato en unos jardines, aprendiendo así a vivir en sociedad y despertando la curiosidad sexual del niño, ya que allí tanto varones como mujeres van desnudos. Por tanto se consideraría un fallo psicológico del niño el no tener esta curiosidad, ya que según los psicólogos, lo normal es que el niño se interese por esos temas en esa etapa. Los psicólogos del libro también su burlan o consideran incorrecto la forma de pensar de sus antecesores del siglo XX, ya que para ellos esto era una práctica inmoral.

Una vez que los individuos ya cumplían una determinada edad, pasaban a formar parte de la sociedad, cumpliendo su determinada función en ella. El individuo ya poseía su propia casa y otras pertenencias necesarias.

Un detalle importante en esta sociedad era la utilización del soma, una droga creada para aliviar del posible estrés que la población pudiera tener. Esta droga es la droga perfecta: no causa adicción, no es perjudicial para quién la toma (siempre y cuando lo haga en dosis moderadas), el estado la distribuye gratuitamente o como parte de la paga mensual, no causa el síndrome de abstinencia u otro tipo de malestar etc. Esta droga es la que mantiene al pueblo feliz y juega una labor importante en esta sociedad.

Otro dato importante es que a pesar de estar prohibidos los matrimonios, más que prohibidos, causaban desagrado debido a los métodos de hipnopedia, no por ello no habían relaciones sexuales entre los individuos de la sociedad. La solución estaba en los métodos anticonceptivos, también distribuidos gratuitamente por el estado, para evitar embarazos. Las parejas que hay en este mundo sólo duran unos pocos meses, tan sólo existen para satisfacer la sexualidad de las personas, por tanto, no existe el amor entre dos individuos. Además, también está mal visto el que una pareja dure mucho tiempo con lo cual los individuos rápidamente se separan y salen con otras parejas, con las que rápidamente mantienen una relación sexual.

Finalmente, cabe destacar la prematura muerte de la población, que ronda alrededor de los 60 años. Esto es debido al uso del soma, así como de métodos que mantengan joven el cuerpo para garantizar un mayor rendimiento laboral. De esta manera, toda la gente más mayor consigue mantenerse prácticamente igual a cuando eran jóvenes (con alguna arruga y cana más, supongo). Cuando están moribundos, son llevados a una especie de hospital donde pasan sus últimos días y donde son visitados por niños, de manera que también así ellos se familiarizan con la muerte de modo que no la temen.

Como dato final, destaca que al haberse prohibido la filosofía y la religión, también se han prohibido los libros clásicos, de manera que nadie pueda leerlos e intentar desestabilizar el sistema de esta sociedad. De modo que libros como la Biblia son desconocidos por la población.

Generalmente, esta es la sociedad que impera en este mundo, pero aún hay otra que se mantiene por medio de los denominados salvajes, conjunto de indios y otras razas que se negaron a formar parte de esta sociedad al considerarla inmoral por sus creencias más profundas. Esta gente está obligada a vivir separada de la otra sociedad, en reservas, lejos del contacto con el mundo exterior, salvo por los reportajes o excursiones que la gente “civilizada” realiza en sus tierras.

Los que forman parte de esta sociedad continúan teniendo los rasgos fundamentales de nuestro mundo actual: se practica el cristianismo y otras religiones, se habla lenguas extintas en la otra sociedad, como el español y otras criollas, continúan habiendo matrimonios etc. Pero la diferencia es que viven en condiciones infrahumanas, sin agua corriente, sin luz eléctrica ni ningún otro avance tecnológico. Allí aún se mantienen algunos libros clásicos, aunque no se encuentran en muy buen estado y la mayoría de la población no sabe leer.

La tercera gran sociedad la forman los intelectuales, personas que formaban parte del mundo avanzado pero que por algún motivo han conseguido desarrollar su capacidad mental y formular grandes ideas e hipótesis, ya descubiertas por los autores clásicos pero rechazadas por la gran sociedad. Esta gente fue considerada incompatible por los grandes dirigentes de ese “primer mundo” y se vieron obligados a exiliarse en alguna de las islas del planeta junto a otros pensadores, donde encajan mejor y pueden desarrollar sus habilidades o pensamiento sin molestar ni ser molestados por nadie. Estas islas son el verdadero foco de cultura mundial.

Una vez explicadas las diferentes sociedades de Un mundo feliz, ya se puede dar paso al resumen de la obra. Pero antes, una breve introducción de los personajes:

-Bernard: Alfa que se siente fuera de lugar en ese mundo. Nada parece entusiasmarle y se comporta de manera diferente a la que lo hace un Alfa. Su aspecto físico tampoco se corresponde mucho al de un Alfa.

-Lenina: Una atractiva Alfa que quiere salir durante un tiempo con Bernard. Corresponde perfectamente con el modelo de Alfa.

-John: Salvaje hijo de una Beta. Al ser devuelto a la civilización le crea una gran confusión, ya que el se esperaba un mundo culto. Ha leído varios libros clásicos, en especial a Shakespeare.

-Linda: Madre de John. Beta que se perdió en la reservas salvajes teniendo que resignarse a vivir allí. Tuvo a John fruto de su última relación en el mundo civilizado, al no poderse tomar sus métodos anticonceptivos.

-Mustafá Mond: Unos de los dirigentes más importantes de la sociedad. Al ser él una de las personas más importantes, sí que ha leído algunos libros clásicos.

-Helmholtz: Amigo de Bernard. Escritor bastante pensador para su sociedad.

RESUMEN DEL LIBRO:

Bernard es un Alfa más bastante amargado. Es más bajo y feo de lo que son los demás Alfas, por ello tampoco consigue relacionarse tanto como con otras personas y menos aún con las mujeres. Además a él le gustan otras cosas, como pasar tiempo a solas, reflexionando, y no tanto estar rodeado de gente, una actitud muy rara en la gente de su clase.

Por otra parte Melina, un Alfa también que tiene mucho éxito en sus relaciones, se interesa por Bernard, a sorpresa de mucha gente, que jamás les hubieran imaginado juntos. Melina le propone en varias ocasiones salir a Bernard, aunque éste no se muestra muy interesado en principio, ya que cree que le da pena a Melina, acaba aceptando. En sus salidas, Bernard no parece divertirse mucho con Melina, y a esta le extraña, ya que se considera una mujer muy “neumática”. También esta se percata de las rarezas de Bernard, como es el no querer salir mucho o el no consumir tanto soma como debería, ya que esto le subiría la moral.

Una de las ideas que tiene Melina para animar a Bernard es hacer un viaje a las reservas de indios, aunque a Bernard no le entusiasma la idea acaban organizando el viaje. Helmholtz, amigo de Bernard, le anima a tomarse las vacaciones, aunque su jefe le aconseja no ir a las reservas, ya que años atrás el fue con una compañera y esta se perdió, no se volvió a saber de lo que había sido de ella.

Aún así, Bernard finalmente hace el viaje con Melina. Al llegar a su destino, Bernard se muestra fatigado y acepta a tomar soma, así como Melina.

El primer día del viaje, van a ver las reservas de salvajes a sus poblados. Tanto Bernard como Melina se muestran asombrados y horrorizados ante las condiciones de vida de la gente, así como de sus rituales, del que observan uno en el que un joven corría alrededor de una hoguera mientras una especie de monje le iba propinando latigazos; el joven, tras siete vueltas cayó al suelo, todo esto se realizaba ante una estatua de un hombre clavado en una cruz (desconocido para ellos) y otra de un águila.

Tras el horrible espectáculo, un joven salvaje de piel blanca y cabello rubio se dirigió a ellos. Lenina y Bernard se asombraron inicialmente de que el joven tuviera esos rasgos físicos, y posteriormente de que hablara su idioma. El joven dijo llamarse John y que había nacido en la reserva (Malpaís), Bernard y Lelina le preguntaron, extrañados, que cómo era posible que supiera hablar en su lengua y porqué era distinto a los demás. John los llevó a su casa para que vieran a su madre, Linda. Al llegar a la chavola, Melina observa, espantada, que la madre de John está gorda y es muy fea. Linda se lanza a por Melina y comienza a besarla, diciendo que al fin veía a gente civilizada y que quería que la devolvieran a la sociedad, donde ella trabajaba siendo una Beta. John entonces les cuenta la historia de cómo su madre llegó a Malpaís, que no es otra que la que Bernard ya escuchó en boca de su jefe, de cómo ella le enseñó a leer y a escribir mientras eran, en parte, rechazados por los salvajes, dada su procedencia y la forma de actuar de Linda, que al llegar se acostó con varios hombres, algo normal en su civilización, y que allí era castigado como adulterio. John siempre había deseado ir al mundo civilizado, ya que las historias que su madre le había contado eran fantásticas para él. Por otra parte, Linda no soportaba un día mas en aquel mundo, echaba muchas cosas de menos, sobre todo el soma, al que había sustituido por alcohol que le traía su novio Popé y que después le provocaba jaquecas.

Bernard y Lenina se ponen en contacto con Helmholtz y, con la ayuda de este, llevan a John y Linda al mundo civilizado. Como equipaje, John se lleva un libro de Shakespeare que leyó en Malpaís y que considera impresionante. Antes de hacer nada, Linda va a ver al jefe de Bernard, ya que es el supuesto padre de John. Éste, o bien no se acuerda de nada o no quiere acordarse, porque también es cierto que Linda ha cambiado muchísimo. Todo esto lo hace delante del resto de sus trabajadores, que estallan a carcajadas cuando John llama padre al jefe. Pasado esto, Linda, ya discapacitada para su trabajo, no hace nada más que tomar pastillas de soma, lo que es perjudicial para su salud. Por otra parte, Bernard introduce a John en la sociedad de los Alfas, buscando también su propio beneficio, ya que así, la gente influyente y las mujeres van hacia él, atraídos por “El Salvaje”. John queda profundamente decepcionado con la sociedad que tiene ante sus ojos, que no parece en absoluto la que Linda le contaba cuando era pequeño y a la que considera profundamente inmoral y consumista en exceso.

Por ello, John desea volver a Malpaís, donde, a pesar de las incomodidades y el mal trato que recibía, era feliz. Sin embargo, Bernard no lo desea así, ya que le arruinaría sus planes de grandeza en la sociedad y por otra parte está Melina, que se ha enamorado de John, así como John de esta, con la diferencia de que el amor de Melina es meramente carnal, aunque algo diferente a otras ocasiones, y el de John es puramente hacia Melina. Por otra parte, Helmholtz pasa una especie de crisis intelectual, ya que él tiene la necesidad de hacer algo nuevo para él: escribir, pero no sólo lo que el estado le deje publicar, si no escribir algo profundo.

Todos estos dilemas se van resolviendo cuando John, al querer confesarle a Melina su amor (con la ayuda de Shakespeare) tan sólo se encuentra con una respuesta carnal por parte de esta, mostrándose desnuda ante él. Esto ofende a John, ya que lo que él quería era abrir su corazón a Melina, algo que ella ni nadie de su mundo entenderá. Después de esto, John empieza a pegar a Melina y finalmente abandona su cuarto. Entonces recibe la noticia de que Linda va a morir a causa de un exceso de soma, ya que ingería alrededor de 50 tabletas cada día. John siente entonces la crudeza de la muerte, aunque en ese mundo nadie le comprende, ya que allí la muerte es vista como algo normal.

Días más tarde, John recibe una invitación de Mustafá Mond, una de las personas más influyentes del mundo, para hablar sobre la sociedad. A esta invitación también acude Helmholtz, también interesado en el tema y Bernard, que no quiere perder de vista a John. Durante la conversación se tratan temas muy apasionantes, como lo son el porqué de la civilización actual, que John rechaza continuamente alegando que se han perdido muchos valores, como lo son la verdadera libertad de expresión de ideas, así como la supresión de la religión y el matrimonio, básicos en su cultura, y la atrocidad que él considera el modificar a las personas para su futuro trabajo. Por su parte, Mond le replica que para conseguir un cambio tan radical eran necesarios muchos cambios, que la religión es algo que no encajaría en su sociedad, ya que desestabilizaría muchos de sus valores. En respuesta a los principios de decantación o acomodación de un individuo para su futuro trabajo él dice ser algo vital, ya que su sociedad se rige por el trabajo de las personas, y considera un beneficio para ellas dotarlas de una mejor constitución para ejercerlo. Además, son necesarias las diferentes razas de trabajadores, ya que un mundo en el que sólo hubieran Alfas no sería posible, ya que ninguno querría hacer la labor de un Epsilón, causando la desestabilización del sistema. Para ello pone como ejemplo el proyecto de la Isla de Creta, al que tan sólo fue enviada una colonia de 20.000 Alfas, que no se organizaron y todos querían ocupar los puestos más altos. La Isla se convirtió en un campo de batalla en el que murieron 17.000 Alfas y el resto aún continuaban enfrentados.

La entrevista se resume con la idea de que si se quiere conseguir la paz mundial, han de perderse algunos valores que pueden ser fundamentales en otras sociedades y culturas.

Otro tema que tratan es el de la decisión de la expulsión de Helmholtz y Bernard de la sociedad, ya que se consideran unos individuos que ya no son fructíferos para esta, son demasiado diferentes respecto al resto de personas. Helmholtz agradece la idea de Mond, ya que así podrá dedicarse completamente a la escritura sin que nadie se le interponga. Bernard se niega a ir, pero se verá obligado. John puede quedarse, con la condición de que no arme mucho alboroto.

John se queda, ya que no tiene otra opción, pero decide vivir una vida de privaciones dentro de aquel mundo en recuerdo de su madre, Linda. Así pues, se va a vivir a un faro abandonado, donde crea sus propios utensilios, cultiva su propio trigo sin ningún tipo de abono etc. Cuando todo le va aceptablemente a John y vuelve a ser medianamente feliz, es descubierto por un reportero, que hace un documental sobre su vida. Desde ese momento la vida de John se vuelve insoportable, ya que es continuamente acosado por curiosos que quieren ver como vive y que no le dejan tranquilo un momento. Ante esta situación, John no ve otra solución que la del suicidio, así que coge una cuerda y se ahorca en el faro.

OPINIÓN PERSONAL

Puedo decir, con seguridad, que este libro es de los mejores que he leído en mi vida. “Un mundo feliz” nos muestra que a pesar del mal que pueda haber en el mundo, no podemos olvidar nuestros valores éticos y morales, y que aunque una sociedad totalmente planificada y en equilibrio pueda ser posible, los seres humanos no debemos conformarnos en hacer un mundo únicamente feliz, si no esforzarnos para hacerlo posible en un mundo en el que no tenga que faltar la belleza, la ciencia o la religión.

No recomendaría este libro a cualquier persona, se necesita un mínimo de formación histórica para entenderlo completamente, y si se tiene esta formación recomendaría que se leyera.

Como datos curiosos, me gustaría destacar el título de Dios que recibe Ford en esta sociedad, de manera que expresiones como ¡Dios!, se sustituyen por ¡Ford!, su señoría por su fordería o en vez de hacer la señal de la Cruz, se hace la señal de la T (por lo del Ford-T). También, para decir que una chica es muy guapa, se utiliza el calificativo “neumática”, que viene de neumáticos y estos de coche, con lo que volvemos a Ford.