Un mundo feliz; Aldous Huxley

Literatura universal contemporánea. Siglo XX. Narrativa. Novela. Deshumanización. Fordismo. Nihilismo pesimista. Manipulación. Control del individuo. Drogas. Sexo. Argumento. Temas. Crítica

  • Enviado por: Kolao
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
publicidad

Síntesis Analítica

Resumen 1:

La historia se desarrolla en la ciudad de Londres pero más parece un hormiguero, donde las obreras trabajan para la reina (Sociedad) y donde la individualidad es la nada. En esta sociedad no hay familia, no hay paternidad, no hay ciencia, no hay cultura, no hay Shakespeare, y por lo tanto no hay inquietudes. Y todo para la esterilización, la juventud hasta que se fallece, la salud permanente, el destierro a la tristeza y la condena a la lágrima. En esta sociedad, y más concretamente en Londres, viven (si eso se puede llamar vivir) casi todos los personajes, Bernard, Lenina, El director del centro de incubación y acondicionamiento de la central de Londres, Fanny y Helmholtz, estos están regidos por unas castas bien diferenciadas;

la casta más baja, los Epsilones, luego están los Deltas y los Gammas (estas castas son las más despreciadas de la sociedad), luego los Betas y los Alfas más y menos (estas castas son las privilegiadas, las que aprovechan todo el esfuerzo y dedicación a la organización de las castas inferiores). Esta organización no seria posible sin la hipnopedia y los traumas que les hacen sufrir por ejemplo a los Deltas con los libros para que no les gusten. Esto hace que las castas disfruten de su trabajo y no busquen otros caminos ni decisiones. Pero claro a pesar de todos los cambios genéticos, todas las dosis de Hipnopedia, todas la mutaciones, clonaciones, etc.., aún eran humanos y como tales no siempre estaban contentos y alegres en su trabajo o en su vida, así que para que con ello no peligrara la sociedad, se había inventado la droga perfecta, el Soma, esta droga hace olvidar los tiempos tristes y aporta la vitalidad suficiente para seguir trabajando para y por la sociedad. Lenina, Bernard, Fanny y Helmholtz (Alfas menos) trabajan en el centro de incubación y acondicionamiento de la central de Londres, que es la “fábrica” de ciudadanos de la zona, ya que a las mujeres se les obliga a no concebir hijos.

Pero en el libro interviene un factor externo, un salvaje de mal país; John, este es hijo de Linda, una antigua habitante de Londres y amada del director. Esta acabó en malpaís -en ese sucio lugar donde por repugnante que les parece a los habitantes de Londres se quedaban embarazadas las mujeres, la vejez existía, no existía el soma y no se creía ni adoraba a Ford el creador de la civilización - después de una excursión a este lugar y la posterior perdida de esta. Al no seguir el tratamiento de esterilización, Linda quedó embarazada.

Tras el comienzo de la relación de Lenina y el insubordinado de Bernard Marx, se marcharon a una excursión a malpaís, este viaje fue precedido por un encuentro entre Bernard y el Director, el cual tras ceder el permiso para tal excursión contó la desagradable historia que sufrió al perder a su amor en ese lugar sucio y sombrío.

Al encontrar a un ente fofo y con un aspecto repugnante, Bernard, quedó trastornado, y más al averiguar que esa persona era Linda, el amor perdido por el director.

Lenina y Bernard se trajeron a Linda y Jonh a Londres donde Linda moriría y Jonh intentaría convivir con el modo de sociedad Londinense.

Jonh se convirtió entonces en la gran atracción del lugar, y Bernard en una persona apreciada y sin los perjuicios que se tenían de él antes de este suceso.

El salvaje no podía comprender como la gente era feliz, solo vivían para el sexo y el trabajo, no tenían inquietudes, tan solo Bernard era algo distinto, que no tomaba soma nunca, que intentaba darle la vuelta a las cosas, pero a Bernard lo destinaron a Islandia, donde destinan a todos los que no están de acuerdo con el sistema. El salvaje, tras poner en libertad a unos deltas, tuvo un encuentro con el director, el cual le contó la realidad de ese mundo feliz, feliz pero sin inquietudes, feliz pero sin Dioses, feliz pero sin tristeza, el director le contó el porqué de no haber dioses ni libros de Shakespeare, de no haber inquietudes; era por la civilización, los dioses no eran compatibles con las maquinas, con el progreso, solo él y unos pocos más conocían la existencia de libros tan ridículos para la mayoría como Romeo y Julieta, Otelo, La Biblia. Y todo por una sociedad donde el ciudadano solo se tenia que ocuparse de ser feliz, sin tener que eludir las preocupaciones, ya que eran inexistentes

Tras este encuentro el salvaje se aisló en un antiguo faro entre puttenham y farnham (a las afueras de Londres), donde se dedicó a meditar y subsistir sin civilización, hasta que se suicidó al no poder soportar la necedad a la que estaba expuesto, con las idas y venidas de personas de Londres que acudían por el morbo de ver al salvaje flagelándose o simplemente meditando.

Resumen 2:

En su obra “Un mundo feliz”, Huxley describe un mundo gobernado por unos pocos mediante un sistema totalitario. La tecnología ha avanzado enormemente hasta convertirse, junto con las drogas de diseño, en el principal medio para conseguir la felicidad.

La novela se ambienta hacia el año 700 después de Ford aproximadamente, en una sociedad altamente tecnificada, que alcanza la categoría de tecnópolis.

Los miembros de esa sociedad no nacen, sino que son fabricados en serie. La sociedad está dividida en castas, en orden decreciente de categoría (que implica inteligencia, habilidades, capacidad emocional, atractivo físico, etc.). Esas castas son denominadas Alfa, Beta, Gamma, Delta y Epsilon.

Los Alfas son individuos inteligentes, y su papel social consiste en ocupar cargos de dirección en la tecnópolis y en realizar las tareas más complejas y que requieren mayor habilidad mental.

La casta siguiente son los Betas. Estos también cuentan con una inteligencia avanzada, pero menos que la de los Alfas. Su trabajo consiste en hacer tareas complicadas, pero que no requieren tanta agudeza como las de los Alfas.

Los siguientes en la escala son los Gammas. Estos no son muy inteligentes, y su misión es normalmente trabajar en fábricas, hospitales, etc.

En cuarto lugar se encuentran los Deltas, individuos de escasa inteligencia que trabajan en fábricas y apenas se interesan por ningún asunto.

Por último se encuentran los Epsilones, humanos estúpidos con inteligencia casi animal y sin capacidad alguna de raciocinio que realizan las tareas más sencillas en la comunidad: servir a las demás castas, subir y bajar ascensores, etc.

Los Alfas y los Betas eran todos genéticamente variados. Sin embargo, los Gammas, Deltas y Epsilones estaban divididos en grupos Bokanovsky. A partir de un óvulo fecundado bokanovskificado (obligado a realizar múltiples divisiones sucesivas) se podían conseguir hasta 96 individuos exactamente iguales. A esos grupos de individuos se les llamaba grupos Bokanovsky.

Los embriones eran embotellados en frascos y alimentados mediante un nutritivo sucedáneo de la sangre, más abundante y mejor oxigenado en los miembros de las castas más altas. Los frascos eran colocados en unas estanterías que se desplazaban lentamente a lo largo de un recorrido, durante el cual les eran suministrados alimentos, vacunas, etc. A lo largo de ese recorrido se les acondicionaba, según la casta a la que pertenecieran, a la vida que iban a llevar. Los individuos de las clases inferiores recibían alcohol y otras sustancias que no les permitían desarrollarse con normalidad, para mermar las posibles facultades que pudieran desarrollar los embriones.

Una vez los individuos eran decantados, comenzaba su acondicionamiento.

Mediante el aprendizaje neo-pauloviano las personas eran condicionadas a amar el modo de vida que les había tocado vivir, y mediante la hipnopedia les inculcaban las lecciones elementales de moralidad, sexualidad, etc.

Cuando crecían un poco más, podían tomar soma, una droga que curaba sentimientos negativos y que les proporcionaba unas felices vacaciones de la realidad.

En ese mundo todas las personas eran felices, pero esa felicidad estaba claramente manipulada. La sociedad estaba muy unida y todo el mundo era de todo el mundo. La esperanza de vida no era muy larga (de unos 60 años), pero la gente era feliz.

En aquel “mundo feliz” vivía un hombre llamado Bernard Marx. Era un Alfa-más, pero físicamente era más parecido un Delta que a cualquier miembro de su casta. Los Alfas debían ser casi perfectos tanto física como intelectualmente, y él no lo era en el primero de los aspectos. Por eso los miembros de su grupo social lo discriminaban y decían que le habían suministrado alcohol en el sucedáneo de la sangre.

Bernard no estaba plenamente integrado en esa sociedad, y, quizás en consecuencia al rechazo de sus compañeros, comenzó a pensar por sí mismo y a formar algunas ideas propias diferentes a las que le habían inculcado mediante hipnopedia.

A él no le gustaba lograr la felicidad mediante drogas y métodos de manipulación de masas, y era un amante de la soledad, cosa que estaba poco menos que prohibida en aquel mundo donde la gente era obligada (más que animada) a relacionarse con otras personas para mantener la masa unida.

Bernard comenzó a tener relaciones con Lenina, una mujer Alfa-más. Él decidió llevarla de vacaciones a una reserva de salvajes, considerando este un lugar diferente e instructivo, y así fue.

Una vez allí, Lenina se quedó aterrorizada al observar el contraste entre su modo de vida y el de aquellas personas. A Bernard también le produjo un gran impacto, pero disimulaba sus emociones.

En aquel lugar conocieron a un salvaje, John, cuya madre había nacido y vivido durante muchos años en el “otro lugar”. Ella había quedado embarazada durante unas vacaciones, y se tuvo que quedar en la reserva. En el“ mundo feliz” ninguna mujer tenía hijos. Allí la reproducción vivípara no existía, y las palabras “madre”, “padre” o “nacer” eran consideradas una obscenidad.

John enseguida hizo buenas migas con Bernard, y cuando este y Lenina regresaron a su mundo, se llevaron al salvaje y a Linda. El salvaje desde el primer momento pareció disgustado con aquel mundo, del que su madre le había hablado tan bien, al ver la manipulación a la que estaban sometidos todos los individuos.

John se enamoró de Lenina, pero cuando se declaró, se llevó una gran desilusión, al darse cuenta que la única concepción de relación de pareja que tenía esta se basaba únicamente en el sexo. John se enfadó mucho, cosa que a Lenina, condicionada a pensar que todo el mundo opinaba igual que ella, le extrañó mucho.

Linda era discriminada en el “otro lugar”. Ella era una persona vieja y con arrugas, algo que la gente no estaba acostumbrada a ver en aquella tecnópolis. Para olvidar todos los problemas que había tenido y padecía ahora, comenzó a tomar soma en grandes cantidades, y al poco tiempo falleció.

John, que estaba harto de esa falsa felicidad en que la gente estaba engañada, fue a una fábrica donde estaban repartiendo soma a los trabajadores deltas y comenzó a hablarles de cosas como la libertad. Después arrojó las cajas de soma que les iban a repartir, y tuvo lugar una gran pelea, tras la cual lo detuvieron a él, a Bernard y a Hemholtz. Tras un juicio, estos dos últimos fueron enviados a Islandia, y el salvaje quiso llevar una vida en sacrificio, para lo cual se retiró y se fue al campo, dispuesto a vivir de la agricultura. Pero los periodistas no dejaban de acosarlo. Al final, John, harto de aquel mundo asquerosamente manipulado, se suicidó.

Temas del libro

El consumo de drogas para una felicidad “irreal”.

Las drogas son el sustituto del psicólogo, del consejero paternal y fraternal y la unión con otros seres humanos que aquí sólo implica a la amistad y a la sexualidad. Esta novela nos muestra una sociedad futura donde la individualidad desaparece dando paso a una convivencia conjunta, piensan que esta es la única manera de alcanzar la felicidad para todos. Pero para conseguir esta sociedad se ven obligados a tomar un sustancia quimica. Cuando tienen algún tipo de problema toman una sustancia química que anula sus sentimientos, llegando así a alcanzar una felicidad.

Amor y sexualidad

El amor no tiene ningún significado en la sociedad, el sexo se expone como un valor primordial, e instintivo. Los niños desde pequeños son educados en los juegos eróticos con los demás niños.

Las relaciones sentimentales duraderas entre los dos mismos individuos estaban mal vistas, y siempre, que empezaban a sentir algo más fuerte de lo que era debido, tomaban soma, y salían con otros individuos.

A las personas se les veían, como hace referencia en el libro, como “carne”

Y no como lo que son, seres con alma y sentimientos.

Ciencia

es la base de todo, pero cada individuo la adapta a la clase de función que ejerce en la sociedad, sin mas extensiones.

Cultura

tal y como se conoce hoy en día la cultura, ninguna; para ellos era su presente, lo viejo no tenía valor, y la cultura era ciencia aplicable a sus funciones.

Civilizacion

era una sociedad opaca que no veía más allá de lo suyo, y lo comprendían como bueno, perfecto y único, era al condicionamiento al que estaban sometidos.

Progreso humano

su sociedad era perfecta, tenían todo lo que necesitaba para ser feliz;una vida llena de comodidades, sin preocupaciones, ni obligaciones... El progreso humano lo unían a su comunidad.

Ética

pienso que prescindían de ella; todos los seres seguían un esquema invariable según la jerarquía de la sociedad, condicionados a unos valores que les evitaba la liberta de pensamiento, y con ello, también les quitaba la capacidad de pensar por sí solos.

Política

Durante todo el libro se vive en un régimen político dictador, puesto que El Interventor es consciente de la mecánica de la sociedad y es él y algunos pocos más quienes toman todas las decisiones.

Desaparición de la individualidad

Esta novela nos muestra una hipotética sociedad futura donde la individualidad desaparece dando paso a una convivencia conjunta, pues piensan que esta es la única manera de alcanzar la felicidad para todos.

Derechos humanos

En el mundo feliz del futuro, además de ser anulados los sentimientos de las personas también quedan invalidados todos los derechos humanos. A las personas se les impide pensar, se les impide poder elegir lo que quieran ser en la vida, se les impulsa a practicar sólo aquello que les obligue a ser consumistas, pues de este modo el mecanismo de la sociedad recauda beneficios, y lo que es más importante se les impide sentirse queridos por los demás ya que en esta sociedad el individuo carece de importancia y viven bajo el lema todo el mundo es de todo el mundo.

El concepto de felicidad

Ser feliz puede ser tenerlo todo: salud, dinero y amor. Pero esto es muy difícil. Bajo mi punto de vista, aun sabiendo que no me costase nada tenerlo todo, no creo que llegase a ser feliz, ni yo ni nadie. Ser feliz es conseguir llegar a ser feliz con lo que te ha tocado vivir.

La libertad

La libertad la tenemos ahora, vivimos bien, aunque unos mejor que otros. En el relato solo unos pocos llegan a ser libres, los que son de una clase superior. Los de esta clase, manejan a su antojo y para su bienestar a los de las clases inferiores. Esto mismo no hace falta que ni nos lo imaginemos, creo que solo tenemos que salir a la calle para poder vivirlo.

¿es cada persona dueña de si misma?

Según la historia nos da a conocer que no. Es verdad que cada persona nace y se hace, pero eso si influido por las personas o ambiente que le rodea. En esta relato la sociedad obliga a pensar de una manera al individuo, sin dejarle libertad de expresión, o lo que es peor, no darle la oportunidad a pensar. A las personas (en las que me incluyo) no les gusta estar controlado o atado, y siempre te relaja poder hacer lo que te viene en gana, aunque siempre sea dentro de unos limites. Es una pequeña contradicción pero la diferencia de nuestra realidad a la del relato es que nosotros aunque estemos medio atados por nuestro trabajo o deberes, tenemos libertad de expresión, y libertad para elegir lo que queremos.

¿debemos recurrir a las drogas para estabilizarnos mentalmente?

Cada ser vivo a lo largo de la vida, de la historia, ha tenido “problemillas” a los que dar cara. El libro propone que cuando estemos deprimidos, sin salida, o cuando te sientas que tienes que hacer una cosa y no puedas, propone tomar “soma” y dejar los problemas correr. Pero lo que hay que hacer es todo lo contrario, hay que enfrentarse al problema y solucionarlo como puedas, no se necesita ninguna droga ni ningún medicamento, se necesita la voluntad de cada uno (o apoya de amigos) y echarle cara al asunto. Ej.: “Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma irá a la montaña

La existencia de clases sociales/ sociedad ideal

la sociedad de Él Mundo Feliz esta dividida en clases sociales (las clases las he nombrado arriba), donde los más listos desprecian a los de las clases inferiores, aunque estos sean “felices” con lo que son. No se sienten menos preciados por que no les han dejado ni razonar, de alguna manera dicho, no les han dejado descubrir mundo, percibir lo que les rodea. Lo ideal seria una sociedad donde nadie este menos preciado y por ejemplo que ningún rico fuese mejor que un pobre. Una sociedad donde la corrupción que los mandamás hacen no existiera, una sociedad que la liderara una persona/ grupo elegido y aprobado por todos. Donde la dirigiera inteligentemente y sin restringir las funciones básicas de las personas.

El poder de las maquinas sobre el ser humano

El Mundo Feliz, es un mundo mecanizado y monótono. Las maquinas son obligatorias (necesarias o imprescindibles) para el desarrollo. Estas llegan a ser tan imprescindibles que hasta suprimen una de las imágenes imprescindibles de todo ser vivo, como es el nacimiento y el cariño paterno. Hay que tener en cuenta que esta novela esta escrita en el 1931. Antes de que la tecnología digital y la mayoria digital y la mayoría de los avances importantes hicieran aparición. Podríamos decir que el autor al igual que Julio Verne han escrito lo que su imaginación les decía y en este caso como en el de Verne se esta cumpliendo. Ahora muchos niños son creados por inseminación artificial pero a diferencia tienen padres adoptivos. Creo que como la humanidad siga confiando tanto en las maquinas, acabaremos así o peor.

Afecto a las personas

en la obra cada ser no tiene importancia, es decir, les da igual que muera un compañero. Lo ven como un acto normal, no le dan importancia ya que “todos” son como autómatas que solo hacen unas funciones, sin saber el ¿por qué? Y encima al de un rato pueden crear a otro igual que al anterior. Menosprecian la vida de los demás interesándose egoístamente en uno mismo. Por lo tanto, en esta obra nadie (menos unos pocos: John, Bernard, Helmotz,...) tiene verdaderos amigos, ya que un amigo es el que se preocupa por el otro, hasta incluso arriesgarse el pelo por otro para ayudarle.

Artificialidad de los seres humanos

Todo el proceso de creación de los seres humanos en las fábricas despierta en el lector un sentimiento creciente de rechazo hacia ese sistema. Los seres humanos han sido reducidos a simples resortes de una máquina, la sociedad, que solo busca alcanzar la ciencia y técnica, y han sido esas ansias técnicas y científicas las que han privado al hombre de toda su naturaleza humana, convirtiéndola en un residuo, que se incinera incluso para poder obtener energía para procesos que la sociedad requiere.

La perfección

este Mundo Feliz ante todo busca la perfección de una sociedad ordenada. Para conseguir esto los dirigentes o los jefes hacen suprimir las emociones humanas para que no haya sufrimiento o rivalidades. Como antes lo he comentado, eliminan la libertad de expresión, sin esto nadie se queja de la sociedad infundada y todo sigue como esta. No esta mal buscar la perfección, pero hay que recordar que no hay nada perfecto e imposible, que todo se puede superar, y no es necesario suprimir cosas importantes para intentar algo inalcanzable.

Crítica personal

Critica 1

Pienso que el autor es muy imaginativo, porque él solo ha creado una sociedad así de compleja y muy discutiblemente evolucionada, desarrollando también sus propias teorías como, por ejemplo, la “bokanovskificación”. No puedo criticar esta teoría que no existe en el mundo real, simplemente forma parte de la novela, por lo que se puede o no estar de acuerdo. Lo que sí puedo hacer es opinar sobre esa teoría y me parece totalmente descabellada y pienso que nunca la sociedad llegaría a ese punto de evolución, donde la ética y los valores humanos han desaparecido totalmente.

Critica 2

Sin duda es un buen libro. La ciencia-ficción le da un toque interesante, atractivo y entretenido, aunque se encuentre dentro de una profunda reflexión ética y filosófica sobre la tecnología, su uso, y la felicidad, como llegar a serlo. Sin embargo es necesario enmarcarlo en una esfera futurista para poderse preguntar si es posible o no lo que ha imaginado. Un mundo perfecto, un mundo feliz es muy difícil de conseguir, puesto que cada uno tiene una forma de ver la felicidad. Este libro expone una idea diferente al comunismo. Este ideal se basa en que todos sean felices, teniendo todos una igualdad: todos los mismo bienes, las mismas posesiones. Y el ideal del libro implica que con diferencias significativas entre los individuos, que no dejan por eso de ser felices, sólo gracias a la tecnología, participan en una gran máquina engrasada que es su sociedad, en la que todos aceptan su posición más elevada o menos de forma incondicional. En conclusión que sencillamente el mundo será feliz si nosotros lo queremos hacer feliz, por que el mundo es como nosotros lo hacemos. Por razones de naturaleza del hombre esto es imposible. En su consecuencia pienso que será mejor ser un conformista no un idealista que poco podría hacer sino tiene el poder de cambiar a las personas.

Pienso que el autor es muy imaginativo, porque él solo ha creado una sociedad así de compleja y muy discutiblemente evolucionada, desarrollando también sus propias teorías como, por ejemplo, la “bokanovskificación”. No puedo criticar esta teoría que no existe en el mundo real, simplemente forma parte de la novela, por lo que se puede o no estar de acuerdo. Lo que sí puedo hacer es opinar sobre esa teoría y me parece totalmente descabellada y pienso que nunca la sociedad llegaría a ese punto de evolución, donde la ética y los valores humanos han desaparecido totalmente.

Critica 3

La sociedad que nos presenta A. Huxley en su obra es una sociedad antifilosófica. En ella, un filósofo no podría vivir desarrollando su actividad pensadora, debido a que estaría condicionado para no hacerse preguntas, ni cuestionarse ninguna cosa, aceptando todo lo que les dan, todo lo que les imponen, sin ninguna queja, como si fuera algo normal.

Es una sociedad regida por una especie de “dictadura” biológica y mental. Esta dictadura impone a los individuos un cierto tipo de comportamiento conformista, consumista y cómodo, sin permitir la capacidad de preguntarse el porqué, cómo, cuándo y dónde de sus dudas, todo ello a través de un proceso conductista, en el que se estimula al individuo de una manera controlada, para que lleve a cabo la respuesta que se quiere obtener. Las personas están manejadas por la sociedad.

Otra característica de esta sociedad es la ausencia de un Dios. Para esta sociedad, el concepto de un Dios no es algo compatible con los avances técnicos y científicos que se están llevando a cabo, y sobre los que se mantiene la sociedad. Esta sociedad está compuesta por personas que no poseen ni un poco de humanidad ni espíritu, puesto que cada vez se parecen más a una máquina; por lo tanto, el concepto de un Dios rompería completamente esa idea, debido a que la conciencia de la existencia de un Dios aportaría al individuo esa humanidad que le falta. Haría que el hombre comenzase de nuevo a buscar preguntas al mundo que le rodea, y esto supondría el comienzo del fin de esa sociedad. Sin embargo, esta sociedad posee una entidad superior, que no llega ser una divinidad, pero que llegan a veces a considerarlo como algo místico. Es Ford que ellos poseen es la influencia de la técnica y la ciencia en ese concepto humano de una divinidad, para sentirse apoyado y ayudado. La figura de Ford representa la ciencia y el avance técnico final a los que esperan llegar algún día, pero cada vez les condena más a una degradación social e individual. Ese Ford es el pilar no de una religión, si no de una “secta” a la que todos están enganchados por que deben estarlo, por obligación, desde su proceso embrionario. Y esa secta está destinada a desarrollar una sistema dedicado a la sociedad por toda la sociedad.

También nos presenta una sociedad cuyo fin es alcanzar la ciencia aplicada. Ésta suele estar relacionada con la tecnología. El único problema es que en esta sociedad no se buscan beneficios para el ser humano, porque no se quiere un ser humano, no existe un ser humano. El ser humano se ha convertido en un objeto utilizado para alcanzar un mayor avance científico. Todo esto se hace a costa del hombre pensando en la ciencia.

Critica 4

Esta novela es muy interesante, y es capaz de meter al lector dentro de la historia por la novedad de su argumento: estamos acostumbrados a ver casos donde la gente es obligada a pensar unas cosas, a no tener libertad, no tener intimidad, a la manipulación... (como por ejemplo en la dictadura nazi, o la dictadura franquista), pero el hecho de crear humanos en centros especiales es algo que llama la atención.

Lo más interesante es que el rumbo que está tomando nuestra civilización no impide el que un día acabemos siendo creados todos en probetas y no tener aspiración alguna más que ir a trabajar para hacer lo de siempre. El desarrollo que estamos experimentando es muy beneficioso para nosotros, nos está ayudando a superar límites que nosotros nos hemos marcado. Pero igual que somos capaces de crear, también debemos llevar a cabo un proceso de regulación y control, y creo que esa es la verdadera intención que intentaba transmitirnos Huxley: el desarrollo sin regulación es un descontrol.

A mí personalmente, me ha gustado, porque pienso que algún día lejano pueda llegar a ocurrir que el ser humano se autodestruya por si mismo. Si no se toman medidas desde ya ocurrirá, es más, ya nos estamos autodestruyendo aunque aún estamos a tiempo para remediarlo.

Lo que más me ha gustado del libro es que te hace reflexionar sobre la existencia del hombre y sobre ese mundo del que nos habla Huxley.