Un mundo feliz; Aldous Huxley

Literatura universal contemporánea. Siglo XX. Narrativa. Novela. Deshumanización. Fordismo. Nihilismo pesimista. Manipulación. Control del individuo. Drogas. Sexo. Argumento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

UN MUNDO FELIZ

Este libro trata sobre un mundo ficticio en el cual no existen los padres, madres ni se concibe el concepto de nacimiento. Los niños son incubados o creados artificialmente a través de un edificio de fecundación llamado “Centro de incubación y Condicionamiento” en el que de un gameto femenino y gametos masculinos obtienen numerosos adultos perfectamente dotados, sin ninguna deformidad. En cada uno de los gametos femeninos se realiza la técnica de Bokanovsky, a través de la cual se obtienen hasta un máximo de noventa y dos adultos perfectamente formados. De cada unión de dos gametos surgía un feto, éstos se iban acumulando en una sala donde se les alimentaba hasta que estaban lo suficientemente crecidos como para poder sobrevivir por ellos mismos.

Una vez que estos fetos se convertían en niños, dejaban este edificio y eran trasladados a otro donde tras haberles enseñado el idioma y las nociones básicas, todas las noches, con una cinta se les repetía continuamente una serie de pautas que deberían seguir y que por supuesto condicionaría su comportamiento, todo sus actos o su forma de ser estaba condicionada por estas repeticiones sucesivas.

Los niños podían clasificarse en distintas formas o diferentes tipos de personas, se encontraban los individuos alfa, beta, gamma, epsilon… dependiendo del grupo del cual formases parte se te enseñaban unas formas de actuación u otras. Cada individuo solo se relacionaba con los de su especie y sentía un gran desprecio por los de las clases inferiores aunque todos viven en armonía y respetando a los demás. Cada individuo habitaba en el edificio de su grupo, desde pequeños se les educaba de forma que no temiesen a la muerte y realizaban juegos sexuales entre ellos, sin comprometerse nunca un varón con una mujer de forma que todos podían acostarse con todos.

Los individuos habían sido clasificados desde pequeños en una u otra clase, antes de dejar de ser fetos para convertirse en niños los cuidadores les administraban unos componentes para que todos los niños naciesen iguales, físicamente eran gemelos y se les inyectaban hormonas para que los de la clase alfa fuesen más altos y más guapos que los de la clase gamma. Siguiendo esta clasificación, los individuos de la clase alfa eran los encargados de realizar las tareas más difíciles y los de la clase epsilon solo se les encargaban trabajos que pudiese hacer cualquiera ya que no eran muy inteligentes.

El director del centro de Londres, conocido como el DIC, enseñaba a los jóvenes estudiantes como se realizaba el trabajo de creación de individuos, mostrándoles el trabajo que realizaban las máquinas y la necesidad de tener personas perfectamente cualificadas para las funciones que garantizasen la supervivencia de estos individuos. El creador de todos estos centros era un hombre llamado Ford, era el ser más importante de toda la sociedad civilizada.

Los alfas y betas correspondían a la clase alta de la sociedad y el resto a las cases bajas. Bernard Marx era uno de los individuos alfa, pero no tenía gran éxito, ya que los alfas se caracterizaban por ser altos y esbeltos y él no lo era, parecía más bien un miembro de la clase beta. Había una leyenda negra sobre la deformidad de Bernard y consistía en que en el tubo donde se alimentaba antes de llegar a ser un niños se vertió por error alcohol. No tenía relación con el resto de los alfas, ya que le consideraban algo raro y el tampoco hacía grandes esfuerzos por comunicarse.

Lenina era una joven alfa bella y deseada por numerosos hombres pertenecientes al grupo alfa, ésta en numerosas ocasiones salía con uno de estos pretendientes con el cual acababa acostándose, ya desde jóvenes habían sido educados para que el sexo fuese una cosa totalmente natural y normal y no se les permitía establecer relaciones con otros individuos del sexo contrario duraderas, ya que el amor podría impedirles realizar su trabajo de forma correcta.

Se acercaba el periodo de vacaciones y a Lenina los numerosos pretendientes la invitaron a pasar con ellos sus vacaciones, pero a ésta no le gustaba los lugares propuestos y tras recibir la invitación de Bernard para ir a la parte del mundo no civilizada decidió aceptarla. Bernard tenía que pedir permiso para ir a este lugar de vacaciones y tras ser concedido por algunos de los miembros más importantes de la sociedad, el director del centro no pudo oponer ningún tipo de resistencia, a pesar de que pensaba que no debía concedérsela, ya que Bernard no había estado comportándose de forma adecuada en la sociedad, antes de permitir partir a Bernard, el DIC decidió confesarle algo terrible que le ocurrió en aquel lugar. El DIC fue de joven con una alfa a pasar sus vacaciones a la zona no civilizada y un día acampando comenzó a llover y ella se perdió, éste pensó que ella había ido a la reserva y que ya estaría de vuelta, pero al regresar, se dio cuenta de que no estaba allí, nadie más supo que pasó con ella.

A pesar de las advertencias del director, Bernard decidió ir a ver como era la sociedad no civilizada. Una vez allí se hospedaron en un lujoso hotel civilizado. Al día siguiente decidieron ver como era la sociedad no civilizada, era una sociedad totalmente distinta a la suya, los niños nacía, existían los padres y las madres, algo que en la sociedad civilizada era repulsivo, un hombre y una mujer se unían en matrimonio, esto no ocurría en su mundo, ya que se les había educado desde jóvenes que no debían enamorarse, envejecían, enfermaban, esto les llamo muchísimo la atención, ya que gracias al sucedáneo que se les administraba ninguno de ellos envejecía, con cincuenta años tenían el mismo aspecto que una persona de dieciocho, ni podía llegar a sufrir ninguna enfermedad, además cuando sufrían algún tipo de estrés se les administraba un alimento llamado soma que les evadía de la realidad para que no sufriesen.

Tras dar una vuelta por este desconocido y desagradable mundo, el guía les acompaño hasta la puerta de la plaza donde conocieron a una tribu de personas no civilizadas, éstos vestían con trozos de animales y se alimentaban de lo que cazaban, los alimentos no eran fabricados por ellos. Al anochecer Bernard y Lenina volvieron al hotel. Bernard realizo una llamada y se enteró de que el director quería deportarlo debido a su falta de afectividad a la sociedad. Al día siguiente en el Malpaís, el mundo no civilizado, conocieron a una mujer llamada Linda y a su hijo John ésta aseguraba venir del mundo civilizado aunque hacía mucho tiempo, ya que la mujer tenía un aspecto muy detestable, había envejecido, engordado, vestía prendas rotas de animales y tenía descuidados los dientes.

Linda agradeció el conocer a alguien perteneciente al mundo civilizado, ya que ella y su hijo no eran muy bien acogidos por la tribu debido a que Linda había aprendido desde joven que no existen los compromisos entre un hombre y una mujer y se acostaba con todos lo hombres de la tribu, lo que no sentaba nada bien a las mujeres de estos hombres que acabaron por darle una brutal paliza a Linda.

Linda y su hijo deseaban poder llegar algún día al mundo civilizado, Linda porque provenía de él y John por las historias que su madre le había contado. Bernard se dio cuenta que esa historia que el director del centro le había contado se correspondía con la mujer con la que estaba conversando y decidió llevarla al centro ya que de esta forma el se podría salvar de ser deportado a Islandia. Bernard llevó a Linda y John a su centro donde en director le esperaba y tras ser avergonzado en público, Bernard decidió mostrar a Linda y contar a todo el mundo que el director era padre, esto era inconcebible en esa sociedad y el director huyó. A Linda bajo petición suya se le administró continuamente tabletas de soma, esto hacía que se durmiese y viviese en un mundo feliz, mientras que John fue denominado Mrs Salvaje, ya que provenía de un mundo salvaje, Bernard se aprovecho del logro de haber traído un salvaje a su mundo para poder ser una persona envidiada por la sociedad.

Cuando John se dio cuenta de la grave situación de su madre decidió ir a verla al crematorio, pero a Linda no le quedaba mucho tiempo. Mientras el veía como su madre dejaba de vivir un grupo de niños gemelos idénticamente iguales paseaba por el crematorio, ya que desde jóvenes se les enseñaba que no debían temer a la muerte, en un ataque de furia John atacó a los niños y tras recibir las advertencias del personal que trabajaba allí, siguió provocando el caos entre aquellos niños. Bernard y su gran amigo Helmholtz, los únicos a excepción de Lenina que se consideraban amigos de John fueron en su ayuda, pocos minutos después de aparecer ellos llego la policía con mascaras y tras expulsar nubes de soma todos se quedaron dormidos a excepción de los tres amigos, que fueron enviados ante el interventor mundial, que era el encargado de todo lo que se producía en la sociedad. Bernard y Helmholtz iban a ser destinados a islas donde se sentirían más cómodos, ya que estos no concebían el mundo de la misma forma que el resto de la sociedad, con sus prohibiciones y sus leyes. Tras salir los dos de la sala, el interventor se quedó hablando con Mrs. Salvaje, John, acerca de su sociedad, John no concebía como podía tener tantas normal y tantas prohibiciones y el interventor comenzó a explicarle que tras numerosas estudios y también prácticas, ya que todos estos estudios fueron comprobados, intentaban conseguir un bien para la sociedad en la que no hubiese libertad, pero tampoco guerras, ni disgustos, ni enfermedades…

El interventor explicó a John todas las ideas que tenía acerca de la sociedad, pero esto no convencía a John, que al no poder ir con sus amigos a la misma isla decidió fugarse y esconderse en un faro abandonado.

Poco tiempo después un conductor descubrió a Mrs. Salvaje en una llanura azotándose a si mismo, ya que tenía unas fuertes ideas religiosas y éstas le hacían sentirse tan culpable como para llegar a fustigarse. El conductor llamó a las televisiones y los periódicos, éstos ante la noticia acudieron inmediatamente y tras tomar unas fotos decidieron hacer una película. La película tubo tanto éxito que Mrs. Salvaje fue continuamente visitado, aunque el lo único que había buscado desde que huyó de la sociedad civilizada era soledad.