Un mundo feliz; Aldous Huxley

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela. Deshumanización. Nihilismo pesimista. Drogas. Psicodelia. Amor. Sexo. Felicidad. Derechos humanos. Argumento. Personajes. Disertación filosófica

  • Enviado por: Estudiantil
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

"¿Cómo sabes si la Tierra no es más que el infierno de otro planeta?"

AUTOR: ALDOUS HUXLEY

ESCRITO POR:

GUIÓN

RESUMEN……………………………………………………. 2

PERSONAJES……………………………………………….. 7

DISERTACIÓN FILOSÓFICA………………………………. 8

OPINIÓN PERSONAL……………………………………….. 10

UN MUNDO FELIZ

Resumen del libro.

El libro comienza con una autorreflexión del autor Aldous Huxley, en relación con el libro. Nos cuenta como rescribió el libro anterior añadiendo cosas necesarias para la comprensión del comportamiento del salvaje.

La historia comienza en Londres; con una visita de un grupo estudiantil al Centro de Incubación y Condicionamiento de la Central de Londres. Aquí producen a los niños puesto que en el mundo feliz no existen padres ni familia alguna.

El director les muestra las incubadoras, les explica el método Bokanovsky: en el que se basa todo el proceso de evolución al que se dedican en este centro. Se trata de que un solo óvulo se ramifique dando de 8 a 96 brotes, produciendo así a veintenas de mellizos; consiguiendo con ello la estabilidad social.

Mediante técnicas especializadas los condicionan desde que son fetos para que amen lo que de mayor deben hacer. Por ejemplo: en la guardería con un grupo de niños delta; las enfermeras les relacionan con las flores y los libros pero al instante les producen descargas eléctricas y luego otra vez les enseñan los libros y las flores consiguiendo así que odien los libros y las flores, ya que por su baja casta les conviene que solo se dediquen a trabajar.

Intentan conseguir seres humanos que a los 6 años estén totalmente maduros, en contradicción a la sociedad actual que suele ser con 20.

De mayores siguen con el condicionamiento a través de la hipnopedia; se trata de una técnica en la que mientras duermen una voz clara y suave les recita emblemas como: que no se juntes con niños de otras castas, que cuando la ropa se rompe hay que tirarla, etc.

Los estudiantes siguen conociendo el centro, y al llegar al recreo les explican como los niños tienen tiempo para relacionarse y practicar juegos eróticos.

Mientras todo esto, Lenina habla con Fanny en los baños sobre su relación con Henry Foster, a lo que Fanny la regaña ya que en ese mundo está mal visto tener relaciones formales y Lenina y Foster llevan saliendo ya 4 meses. Por lo que Lenina convencida por Fanny acepta la proposición de Bernard de ir con él en Julio a Nuevo México a ver la reserva de salvajes.

Bernard era un tipo raro, no estaba muy de acuerdo con la artificial felicidad en la que vivían producida mayormente por el condicionamiento y por el soma (una especie de droga que les mandaba a un mundo paralelo).

Pasa el tiempo y Bernard contento de que Lenina aceptara intenta conseguir los permisos pertinentes. Va a pedírselos a Thomas el director pero este intenta persuadirle contándole como hace mucho tiempo cuando él fue con una amiga llamada Linda, una noche ella desapareció y tras semanas de búsqueda tubo que volver sin ella, y que por lo tanto era muy peligroso. El hizo caso omiso de sus advertencias y después de conseguir todos los permisos oportunos se fue a la reserva con Lennina.

El primer día despegaron con el cohete, y se dirigieron hacia Malpaís, un pueblo dentro de la reserva habitado por indios. Los dos se encontraban muy asombrados ya que era la primera vez que veían gente tan dispar: viejos, vagabundos… vamos gente con pintas paupérrimas. Después de estar presentes en una ceremonia de invocación a la lluvia, se encontraron con el único chico del pueblo que hablaba ingles, algo que les sorprendió muchísimo. El chico muy contento por fin de ver gente civilizada, enseguida les contó su historia y les llevó a ver a su madre.

El salvaje se llamaba Jonh y su madre Linda, según contó Jonh su madre venía de lo civilizado con su amigo thomasito, pero una noche que salió a dar un paseo, empezaron a caer lluvias torrenciales y el viento la llevo a caer por un acantilado. Al día siguiente ella tenía un fuerte golpe en la cabeza y los indios la acogieron y curaron como una más de su tribu. Al mes se enteró de que estaba embarazada y no sabía como podía ser eso si ella hacía sus ejercicios siempre, y como en la reserva no había centros para abortar ni métodos en contra de los embarazos, tubo que quedarse allí ya que no podría volver a su mundo con un hijo, eso sería denigrante para ella.

Bernard y Lenina fueron a ver a Linda a su casa. Si, era civilizada o por lo menos lo había sido, su estancia en la reserva la había dejado rastro. Estaba gorda, vieja, fea, vivía paupérrimamente… no sabía ni coser, ni cocinar, ni nada que tuviera que ver con la casa, ya que en Londres ella trabajaba en las incubadores por lo que solo sabía de ello. Enseño a Jonh a leer dibujando figuras en la pared. Aunque ella llevaba mucho tiempo en la reserva no había olvidado su origen y su condicionamiento hipnopédico, por lo que no se relacionaba con nadie. Al llegar allí, los hombres de la aldea iban a visitarla hasta que se enteraron sus mujeres y la dieron una paliza; ella no podía comprender como tenían ese criterio de posesión que a ella no la habían enseñado. Jonh también se enfadaba mucho con ella, ya que era su hijo y el único hombre de la casa y tenía la obligación de protegerla. Muchas veces iba a verla a casa Pope que le traía una droga parecida al soma pero que luego producía dolor de cabeza. Jonh odiaba a Pope. Un día Pope trajo un libro escrito por Shakespeare al que Jonh le produjo muchísimo interés y pronto aprendió a leer. Se sabía el libro de memoria.

Bernard al conocer toda la historia y al ver el tremendo interés que tenía el salvaje sobre el mundo civilizado consiguió todos los permisos para que Linda y Jonh viajaran con ellos a Londres. También había relacionado la historia del salvaje con la que le había contado Thomas por lo que dedujo que si los llevaba con él podría conseguir una indulgencia por parte del director y que no le mandara a Islandia como le advirtió antes de irse.

Llegaron a Londres sin ningún problema. Nada más llegar se fueron directamente hacía el centro de Incubadoras donde Thomas esperaba a Bernard para abochornarle delante de todos los trabajadores. Cuando llegaron Thomas le pidió explicaciones de que como podía haberse ido al final, de que como se atrevía a traer salvajes, etc. Pero Bernard le contesto solo mostrándole a Lenina. Ella abrazada a él y llorando le contó todo lo que pasó y sobre todo que era el padre de Jonh; al director le causo tanta impresión que se traumatizo y debido a la vergüenza y deshonra que le hizo pasar Bernard dimitió de su cargo.

Desde ese día, hospitalizaron a Linda. Ella lo único que quería era soma para huir de ese infierno que estaba pasando y los doctores para mantenerla callada cedían a darla todo el que quería.

Mientras Jonh era producto de numerosas investigaciones. Vivía con Bernard. Pronto se dio cuenta de que estaba enamorado de Lenina. A ella le parecía un hombre muy guapo pero los dos tenían perspectivas del amor muy distintas.

Bernard que siempre había sido el raro, antisocial y apartado del mundo empezó a ser muy popular gracias a los salvajes. Convocaba cenas y fiestas a las que la gente acudía solo por ver a Jonh. Tanto se le subió la fama a la cabeza que dejó de lado a su amigo Helmholtz. Hasta que el salvaje se cansó de ser el objeto de divertimento y empezó a comportarse de forma muy rara.

Un día en que Lenina fue a verle a su cuarto, consiguieron hablar de lo que sentía el uno por el otro. Jonh la dijo que la quería, entonces Lenina al interpretarlo según su liberalidad y poco compromiso, se desnudo y se le echo encima, a lo que él muy sorprendido la acusó de ramera, golfa, etc. Y la pegó hasta que Lenina consiguió refugiarse en el baño. Él no podía comprender como una mujer se podía entregar así a un hombre antes de haberse casado con él.

Su locura cada vez iba a mayor. No comprendía esa “felicidad” en la que vivía la gente de allí. Él era más desdichado que nunca.

Un día de los que permanecía recluido en su habitación le llamaron para avisarle de que a Linda la habían trasladado al Hospital de Moribundos de Park Lane. Allí, según le había contado, iban las personas terminales, que les quedaba poco de su vida.

Jonh se dirigió corriendo hacia allí. Cuando entró la vio, tumbada en una cama, casi dormida y sin ganas de vivir. Al cabo de un rato empezaron a entrar una jauría de mellizos iguales a los que condicionaban trayéndoles al Hospital para que no sintieran que la muerte es algo malo. En un momento eso parecía un parque, había niños por todos lados, subidos en las camas de los moribundos, por debajo de ellas… para Jonh era una visión grotesca. Él solo quería un poco de paz. Rápidamente Linda llamó la atención de los niños, ya que no era normal ver a gente gorda en la civilización. Empezaron a reírse de ella y molestarla, hasta que Jonh no aguantó más y le pegó un empujón a uno de los mellizos. El niño se puso a llorar y la enfermera acudió corriendo a ver que había sucedió. Cuando se enteró, no podía creer que alguien actuara así por algo tan insignificante, pero al reconocer que era Mr. Salvaje, cogió a los niños y se los llevó a la otra parte de la sala a jugar con los demás. Jonh no se separaba de su madre. Hasta que hora más tarde sin ningún motivo aparente Linda murió. La enfermera acudió a su cama y con mucha naturalidad se lo comunicó a Jonh. Este no paraba de llorar, sumido en su tristeza, a lo que la enfermera se extraño mucho ya que para ellos la muerte era algo muy normal. Jonh se volvió como loco.

Iba a salir del edificio cuando se encontró con un grupo de mellizos que salían de trabajar y esperaban para recibir su ración de soma. Jonh sumido en su locura, se adentró en el grupo y subió a la mesa donde estaba el director proporcionando el soma. Empezó a decirles que les iba a salvar, que no tomaran esa droga, que eso no era la felicidad, que les iba a enseñar a dios… pero ellos se lo tomaron como desvaríos de un loco y se rieron de él. Entonces, más indignado que nunca cogió la caja de soma y la tiró por la ventana. Los mellizos al ver eso se enfurecieron e iban hacia él. En ese momento llegaron Bernard y Helmholtz; asombrados de lo que había hecho, gritaban pidiendo ayuda ya que sabían que le iban a matar. Helmholtz cogió fuerzas y se encaminó hacia Jonh, abriéndose hueco entre la multitud a puñetazos y patadas. Justo cuando pensaban que todo iba a acabar llegó la policía. Proporcionó soma en forma de bomba de gas y consiguió retener y calmar a todos los mellizos asesinos. Los policías arrestaron a Jonh, Bernard y Helmholtz y les llevaron al despacho de su gran Fordería Mustafá Mond.

Allí esperaban intranquilos, sobre todo Bernard que sabía que de esta se iría directo a Islandia. Cuando Mustafá llegó empezó hablando con el salvaje sobre porque había hecho eso, pero pronto se les olvido el hecho de su encuentro y empezaron a hablar de Shakespeare, de Ovidio, de la religión, la Biblia, la supuesta felicidad en la que se encontraban y de porque les mandarían a Bernard y a Helmholtz a una isla perdida. El salvaje tenía muchas preguntas y Mustafá intentó contestarlas todo lo bien que pudo. No entendía el sentido de su existencia. La Fordería les contó que antes de ser interventor él era científico, un buen científico, pero que al igual que estaba haciendo con ellos, le iban a mandar a una isla, pero le dieron a elegir entre una isla desierta y seguir con su ciencia o poder llegar algún día al puesto de interventor y olvidar la ciencia para siempre. Él eligió ocuparse de la felicidad de los demás en vez de de la suya propia, es decir fue interventor. Les explicó que esa sociedad no quería científicos, porque les daban miedo los cambios, se encontraban muy bien como estaban y no querían experimentar cosas nuevas. Bernard al saber que definitivamente le enviaban a una isla, explotó en lágrimas y súplicas para el interventor y le tuvieron que mandar a su habitación con bastante soma en el cuerpo. Después de otra larga conversación con el interventor, Jonh y Helmholtz se fueron a sus respectivas habitaciones. Al día siguiente Bernard mucho más tranquilo y Helmholtz fueron a la habitación del salvaje para despedirse. Él les contó que le dijo al interventor que él también quería ir, pero el interventor le negó el permiso ya que quería seguir con las investigaciones. Jonh ya estaba cansado de que probaran con él así que había decidido marcharse a algún otro lugar.

Al día siguiente con el dinero que tenía para su sustento se fue a un bosque. Allí se construyó una cabaña con maderas y algo para hacer fuego. Hasta un arco para cazar. Se sentía dolido por la perdida de su madre, enfadado por el comportamiento de Lenina, frustrado por esa sociedad en la que los valores son muy relativos; solo puedes hacer lo que tienes que hacer. Recluido en el bosque, solo… Hasta que un día unos pastores le vieron azotándose con un látigo, les causo risa pero a la vez impresión por lo que fueron corriendo a contarlo a la ciudad. Pronto se enteraron los medios de comunicación y el primer periodista se atrevió a acercarse al salvaje. Este, enfadado por que solo quería estar solo, le pego tan patada que se le quitaron las ganas de volver. Ahuyentó por un tiempo a la prensa, pero pronto se atrevieron otra vez a volver. Así uno tras otro iba viniendo y Jonh les iba alejando como podía casi siempre pegándoles para meterles miedo.

Un día uno de los periodistas más famosos y atrevidos de la ciudad se encaminó hacia allí. Se pasó 64 horas metido en un árbol falso intentando coger las mejores perspectivas sobre el salvaje. En uno de sus rituales de castigo con el látigo, el periodista lo grabó todo. Y pronto hizo una película para el sensorama con ello. El sensorama, era un cine en el que gracias a unos aromas y a unas sensaciones producidas por las sillas, los espectadores podían sentir lo mismo que los propios protagonistas. A los 15 días de grabarlo, se estrenó en los mejores cines, y días después una manada de helicópteros se dirigía hacia el bosque donde se encontraba el salvaje. Todos se bajaron formando un circulo a su alrededor. Le abucheaban y gritaban, querían el número del látigo. Para ellos era una diversión en vez de un castigo. Entre la multitud, aterrizó un helicóptero en el que se bajó Henry Foster y una chica a la que el salvaje confundió con Lenina. Nada más verla se abalanzó sobre ella e insultándola, empezó a atizarla con el látigo. Todo el mundo alrededor de ellos cantaba y bailaba felices por ver por fin el numerito del látigo. Después de horas de cánticos los helicópteros se fueron.

Al día siguiente el enjambre de helicópteros que venían a verle formaba ya una nube de kilómetros. Le buscaron por todos lados. Al entrar en la iglesia cercana a su cabaña, encontraron debajo de unas escaleras que subían a la torre unos pies colgando que se tambaleaban de este a oeste… de norte a sur… todos gritaron: ¡Mr. Salvaje! Pero ya no había remedio.

FIN

PERSONAJES

-Bernard: Es una pobre alma. Tiene las agallas suficientes como para hacer que unas pocas personas se sientan incomodas, pero no con las suficientes para marcar realmente una diferencia notable. Es el único punto de resistencia dentro del esquema social, sin embargo, sabe que no puede hacer nada contra el.

-Lenina: Es una enfermera, encargada de inmunizar a los fetos contra posibles enfermedades futuras. También, como el resto de los demás habitantes, está condicionada socialmente. Durante la historia, parece que Lenina es convencida por los ideales de Bernard, pero no es así. Cuando se le presenta alguna dificultad no duda en tomar soma.

-John: Es el hijo de Linda. Es la pieza clave en el desarrollo del relato. Este personaje sufre mucho durante su estancia en la reserva porque, al ser hijo de Linda, no es aceptado allí. Cuando llega al mundo civilizado, se enamora de Lenina. Pero un desengaño con esta y todo el sufrimiento anterior le llevan al suicidio.

-Linda: Una enfermera que trabajaba en la planta de fertilización. En su juventud realizó un viaje a la reserva con Sarojini Engels, una vez allí se extravío y se quedo en tierra incivilizada. Durante su estancia quedo embarazada y tuvo un hijo: John. Es un a victima de la sociedad, ya que muere a manos del soma e influenciada por la sociedad en la que vive.

-Mustafá: Es la conexión con el pasado, con lo anterior y si su opinión es de que esto es mejor, a pesar de ser científico, ayuda a comprender la historia y el encuadre del cambio y sus razones, tal y como las ve y las acepta él.

-El director: Es el director del centro de incubación y acondicionamiento de Londres, un alto mando de la sociedad, un verdadero sacrificado para la sociedad que cree perfecta y de la que se siente orgulloso.

-Fanny: Amiga de Lenina, intenta que esta siga el camino de los demás, y que no salga con Bernard.

-Henry: Era el compañero sentimental de Lenina hasta que se fue con Bernard.

-Helmholtz: Amigo de Bernard, fue denunciado por crear versos tristes y melancólicos, lo cual va contra toda idea de felicidad. Esto le condujo con Bernard a la central de Islandia.

DISERTACIÓN FILOSÓFICA.

Huxley llama a su libro “Un mundo feliz”; en el que narra su propia utopía.

Una utopía es un mundo perfecto con el que todos hemos soñado alguna vez, un mundo en que nadie este enfermo, en el que nadie te corrija, puedas hacer lo que quieres sin costarte ningún esfuerzo, en el que el sexo, no es más que una cosa natural y libre, y sobre todo un mundo en el que todos son felices. Pero podríamos decir que no es precisamente una utopía, sino una distopía, ya que en un novela en la que te das cuenta de las consecuencias de crear ese supuesto mundo feliz.

Para mí el mundo perfecto no existe y la buscada realidad no es más que un sueño anhelado muy lejano que solo aparece cuando hay sufrimiento, aunque parezca paradójico yo creo que el sufrimiento y la felicidad siempre estarán íntimamente ligados.

El autor intenta explicar los inconvenientes que ve en el desarrollo de la ciencia; nos explica lo que él cree que pasaría si dejamos que la ciencia avance tanto que acabe por destruirnos y someternos a ella. En el libro habla mucho de la genética, la cual no es fácil de entender si no se tienen conocimientos previos.

Huxley nos ofrece en el libro una tentadora oferta de comodidades a cambio de la libertad. La monotonía que relata el autor puede parecernos en principio maravillosa, pero el hecho de hacer sólo lo que tengo que hacer, decir sólo lo que debo decir y más aun el sentir sólo lo que debo sentir va contra la personalidad de cada uno. El verdadero sentido de la vida es que nunca sabes lo que te puede pasar, porque si todo está programado, no se podría conseguir la felicidad… como por ejemplo solucionando problemas, saltando obstáculos, etc. Para mí, esta es la verdadera felicidad, y no la de la citada distopía, ya que si eso ocurriera nuestra decepción sobre el mundo sería tan grande como descubrir para el salvaje que aquel mundo maravilloso que tanto anhelaba no era más que una cárcel pero llena de limitaciones.

También existen aspectos no del todo negativos en esta distopía, ya que la naturalidad con que es tomada la sexualidad es algo de lo que la iglesia debería entender y mirar con mejores ojos, aprender que es una necesidad vital, darse cuenta de que ellos también son personas y no deberían de privarse de ella…

Un mundo feliz, es una forma irónica e indirecta para despertar nuestra preocupación con respecto hacia a donde llegaremos con esta forma de vida, preocupándonos solo de lo material, generando macroeconomías egoístas y que nos inducen solo al consumismo, vivir manipulado creyendo que todo está bien, vivir a medias, conformándonos con lo que tenemos…

Este mundo ideal formado por Huxley, nos hace preguntarnos ¿Qué es lo que busca la humanidad?, en él todos los individuos son felices, todos están conformes con su situación y no envidian la de los demás, pero esto es algo que se consigue suprimiendo la libertad del hombre antes de nacer, condicionando genéticamente al individuo para que realice la labor única que el estado le impone. ¿Se podría llamar a esto felicidad?

El autor intenta explicar los inconvenientes que ve en el desarrollo de la ciencia; nos explica lo que él cree que pasaría si dejamos que la ciencia avance tanto que acabe por destruirnos y someternos a ella. En el libro habla mucho de la genética, la cual no es fácil de entender si no se tienen conocimientos previos.

El mundo feliz es un sitio mecanizado y en el que la fidelidad sexual y la madurez son consideradas obscenas. El mundo feliz es un sitio mecanizado y en el que la fidelidad sexual y la madurez son consideradas obscenas.

Todo su mérito es hacernos creer que ese mundo es posible, lleno de ideas que incluso ahora 70 años después, me parecen innovadoras.

Hipnopedia, droga legalizada, sensoramas, mutaciones genéticas, el método de Bokanovsky… todo increíble hasta en esta época.

El sistema político que propone, es un mundo de ideas comunistas, en el que el hombre no vale absolutamente nada, en el que la libertad sexual se desarrolla desde los primeros años, los niños no tienen madre y son educados por el estado… Pero lo más importante es que todo el mundo es feliz. Pero ¿hace falta ser condicionados para conseguir la libertad? Yo creo que no, como dice el salvaje en el libro: “No, yo no quiero confort, yo quiero a dios, quiero la poesía, quiero el verdadero peligro, quiero la libertad, quiero la bondad, quiero el pecado. Según el autor para conseguir la felicidad, habría que vivir en un mundo en el que todo esta determinado, condicionado, todo pasa porque el Estado así lo manda, vives la vida como te va a tocar vivirla.

En cuanto al control de la información, ésta se da a través de los medios, controlados también por el Estado. Cada casta recibe diferente información de acuerdo a su condición: "El Radio Horario, hoja para las castas superiores; La Gaceta de los Gammas, verde claro, y en papel caqui y exclusivamente con palabras monosilábicas, El espejo de los Deltas". Y a los individuos Alfa, el nivel más alto, se les dota de genes perfectos, mientras que los de la clase Epsilon reciben menos oxígeno del debido con el propósito de obtener personas semi idiotas. Su fin, asegurar la estabilidad social.

Otra comparación es que todas las mujeres son consideradas como seres artificiales, personas que vivían permanentemente obsesionadas por el cuidado de su cuerpo y que recurrían a modernos fármacos para retrasar su envejecimiento, como lo hacen hoy día.

Clasificación de las castas:

Los Alfas son individuos inteligentes, y su papel social consiste en ocupar cargos de dirección en la polis y en realizar las tareas más complejas y que requieren mayor habilidad mental.

La casta siguiente son los Betas. Estos también cuentan con una inteligencia avanzada, pero menos que la de los Alfas. Su trabajo consiste en hacer tareas complicadas, pero que no requieren tanta agudeza como las de los Alfas.

Los siguientes en la escala son los Gammas. Estos no son muy inteligentes, y su misión es normalmente trabajar en fábricas, hospitales, etc.

En cuarto lugar se encuentran los Deltas, individuos de escasa inteligencia que trabajan en fábricas y apenas se interesan por ningún asunto.

Por último se encuentran los Epsilones, humanos estúpidos con inteligencia casi animal y sin capacidad alguna de raciocinio que realizan las tareas más sencillas en la comunidad: servir a las demás castas, subir y bajar ascensores, etc.

Retóricamente nosotros ya viviríamos en esa utopía ya que el mundo solo se dedica a crear medicamentos a medida, Viagra, crecepelos, etc., es decir, métodos para alargar falsamente nuestra juventud. El salvaje no es más que la representación de todo aquello que hemos ido perdiendo con el tiempo, y que sin duda el mundo fantasioso que describe, refleja nuestra verdadera sociedad fría y manipuladora.

Como el propio Huxley reconoce, en la obra hay muchos errores y nos deja un mensaje para los que todavía podemos cambiar el mundo:

«Un estado totalitario realmente eficaz sería aquel en el cual los jefes políticos todopoderosos y su ejército de colaboradores pudieran gobernar una población de esclavos sobre los cuales no fuese necesario ejercer coacción alguna por cuanto amarían su servidumbre»

OPINIÓN PERSONAL.

Para mí, esta novela a sido algo sorprendente ya que como era la primera novela que leía de esta clase pensaba que iba a ser un poco aburrida, pero al contrario, es dinamizadora, enganchante, educadora y a la vez divertida. La trama de amor entre los personajes llama mucho la atención y te hace interesarte más todavía por la narración.

Me parece increíble que hace 70 años Huxley pudiera precisar con tanta exactitud lo que iba a pasar, ya que hoy en días muchas de las cosas que se explican en el libro tienen cabida en nuestra sociedad como la clonación, las drogas legales, etc.

Lo más interesante, y terrorífico a la vez, es que el rumbo que está tomando nuestra civilización no impide el que un día, dentro de cierto tiempo, acabemos siendo creados todos en probetas, escuchando casetes conductistas a la hora de dormir, o no tener aspiración alguna más que ir mañana a trabajar para hacer lo que hago todos los días. El desarrollo que estamos experimentando es muy beneficioso para nosotros, nos está ayudando a superar límites naturales o simplemente límites que nosotros mismos nos hemos marcado. Pero igual que somos capaces de crear, también debemos llevar a cabo un proceso de regulación y control, y creo que esa es la verdadera intención que intentaba plasmar Huxley: el desarrollo sin regulación es un auténtico descontrol.

A pesar de que me haya gustado mucho, he de admitir que me niego a creer en esa sociedad, me parece una creación macabra y fantasmal. Me cuesta creer que el ser humano sea capaz de autodestruirse, aunque hayamos estado a punto de ello en ciertos momentos históricos. Creo que las personas no somos un conjunto de extremidades regidas por un órgano nervioso que nos sistematiza para poner un pie delante de otro para caminar o para alargar el brazo y coger un vaso de agua para beber. No, yo no creo que las personas seamos solo eso. Yo ceo que somos nuestras ideas, porque son ellas las que nos forman, las que de verdad nos constituyen como humanos que somos.