Un mundo feliz; Aldous Huxley

Literatura Universal Contemporánea. Siglo XX. Narrativa. Novela de ciencia ficción. Sociedad futurista. Niños probetas. Población. Clonaje. Genética

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas
publicidad

LIBRO: Un mundo feliz.

AUTOR: Aldous Huxley

EDITORIAL: Rotativa.

LUGAR Y FECHA: Agosto de 1985, México;D.F.

PRIMER TIPO DE LECTURA: ANALÍTICA

1. Índole: No expositivo.

2. Tipo: Literario.

Tema: Ciencia Ficción.

3. Partes del libro:

Al principio esta el prólogo del autor. En este caso el prólogo escasamente trata de la novela. En cambio, contiene una reflexión del autor unos años después de haber escrito la novela y deseando haber tenido la visión, que posee “ahora”, reflexiones que habrían logrado volver a esta novela una obra de arte.

El capítulo uno presenta el mundo “actual” de la novela, las nuevas tecnologías que se están manejando en cuanto a la reproducción humana y algunos adelantos que tiene esta sociedad respecto a la “nuestra”. Todo esto se va introduciendo con referencias en base a una visita estudiantil guiada por los directivos del Centro de Incubación y Condicionamiento de la Central. Al pasar por cada sala se van dando a conocer más y mas detalles. Esta visita continúa hasta el capítulo tres.

El capítulo dos nos presenta la hipnopedia y otros métodos revolucionarios que se emplean en la formación inicial de los niños y que son empleados para moldear su carácter, imprimir gustos y verdades sociales en las mentes de los niños, así como para moldear su conducta. También se hace notorio que se ha suplantado a dios y las expresiones de fe ahora se le atribuyen a una nueva deidad, una mezcla entre Sigmund Freud y Henry Ford. Además se han divido las eras en a. de Ford y d. de Ford.

En el capítulo tres comienza un manejo ágil del tiempo entre dos, tres y hasta cuatro escenarios al mismo tiempo. En este punto se entrelazan la charla entre Lenina Crowne y Fanny Crowne (sin parentesco alguno), la visita guiada de los estudiantes y la clase hipnopédica. Se sobreentiende que la sexualidad y la promiscuidad son normales y hasta obligatorias desde la infancia. La primera por que libra de tensiones y es sana, la segunda por que lo mejor es no tener relaciones duraderas, nada de noviazgos y mucho menos matrimonios, no hay hijos, los “individuos de la sociedad” se tratan para ser lo más estériles posible y todos tienen su origen en un laboratorio, la familia como núcleo social ya no existe; en este lugar “todo el mundo pertenece a todo el mundo”. Además se presenta la droga social llamada soma, la cual es también una base de la felicidad de esta sociedad.

Al entrar en el capítulo cuatro observamos una subdivisión en dos capítulos:

El primer subcapítulo contiene un encuentro entre Lenina y Bernard Marx en un elevador del laboratorio. Es ahí donde ella lo invita públicamente a que pasen una semana juntos, y utiliza esto a su favor para serle públicamente infiel a un muchacho con el que había estado saliendo y alejar todo rumor de que tienen algo serio, cosa aparentemente ilegal. En el mismo elevador iba Benito Hoover, un muchacho que como muchos ya había “poseído” a Lenina y de paso sirve para repetir la teoría de que Bernard Marx es un chico extraño lo cual, muchos pensaban, se debía a una dosis de alcohol que alguien había metido en su sucedáneo de sangre durante su etapa de gestación. También relata el comienzo de una cita entre Henry Foster y Lenina que van a jugar Golf de obstáculos, un deporte de agrado general. El segundo subcapítulo relata los temores de Bernard (temores que hacen evidente su similaridad de pensamiento con la nuestra) y su complejo de inferioridad por ser más bajo y menos musculoso que los de su raza. Aparece Mr. Helmholtz Watson, quién al igual que Bernard “sufre” de una diferencia con respecto a los de su raza, el es más dotado y más habilidoso que los otros. Esto los hace similares y por lo tanto, se vuelven amigos.

En el capítulo cinco, subcapítulo uno, continúa la cita de Lenina y Henry. Al salir del Campo de Golf pasan por el Crematorio y cuentan que en esta sociedad hasta los muertos son útiles ya que les aprovechan el fósforo. También hacen notorio que las razas inferiores (Gammas, Deltas y Epsilones) viajan en una especie de tranvía mientras ellos como parte de la raza superior (Alfas y Betas) viajan en una especie de helicópteros. Entre su conversación Lenina comenta el desagrado que siente hacía las razas inferiores y Henry le explica quecada raza esta programada para aceptarse y despreciar a la otra. Después pasan a un bar y toman altas dosis de soma para divertirse y ser felices. “Todo mundo es feliz”, es el lema de la sociedad y todos lo creen. En el subcapítulo dos se cuenta la aventura de Bernard en su día de Servicio y Solidaridad. En esta reunión bisemanal se bebía soma, se cantaban alabanzas a Ford, algunas con contenido sexual, y se gozaba y presentía la llegada y la invasión de un espíritu sobrenatural (obviamente Ford) que removía todo en los participantes excepto en Bernard quién no dejaba de sentirse excluido por no poder sentir nada, tener que fingir un contacto con esta espiritualidad y no poder dejar de pensar en las cejas de Morgana Rotschild.

El capítulo 6 comienza con una reflexión de Lenina acerca de Bernard. En este primer subcapítulo Lenina comienza a pensar si en verdad saldría de nuevo con Bernard. Le apasionaba la idea de ir a Ámerica por segunda vez estar en una reserva de salvajes, pero Bernard tenía actitudes inquietantes. Prefería estar solo y en silencio, cuando ella sabía que nada podía hacerse si no era en sociedad, y cuestionaba todo el conocimiento hipnopedico del que daban muestras los demás. Deseaba ser libre a su manera, no a la de todos y no le agradaba tomar soma. A pesar de todo esto Lenina saldría con él, pero deseaba que fuese menos raro. El subcapítulo dos narra la entrevista que tuvo Bernard con el director de la institución donde labora. Necesitaba que le firmara un permiso especial para poder ir a la reserva de salvajes de Nuevo México. Esto le hizo recordar al director una anécdota de cuando el fue a esta reserva con una muchacha y ella se perdió, aunque inmediatamente aclaró que no sentía nada especial por ella y se desquitó de esta imprudencia amenazando a Bernard con cambiar su actitud o lo mandaría a Islandia. Bernard le contó su versión de lo sucedido a Mr. Helmholtz quién no soportaba la fanfarronería y la manera en que Bernard se hacía ver como un héroe en sus narraciones. Ya en el subcapítulo tres se narra la llegada de Bernard y Lenina a la reserva llamada “Malpaís” donde los aleccionan sobre todo lo temible y extraño que tenían estos salvajes. (vivían en familia, nacían del vientre materno, tenían religiones, etc…) Lenina, fastidiada, decide tomar soma y al saber que Bernard recibió la noticia de que siempre si lo mandarían a Islandia le ofreció. El que alguna vez había deseado la desdicha tan solo para sentir algo acepto tomar cuatro tabletas. Al final los dejan en la reserva a cargo de salvajes “domesticados” y prometen irlos a buscar.

En el capítulo siete relata la primera parte del recorrido de Lenina y Bernard en la reserva de los salvajes. Presencia por primera vez las situaciones más desagradables que pudieron haberse imaginado: madres amamantando, viejos, etc. y lo peor es que Lenina había olvidado su soma. Es de notarse que los habitantes de Malpaís han creado una cultura que funde a todas las demás, se han unido como los últimos de su especie y viven en reservas como curiosidades de museo. Entre estos indios se encuentran uno llamado John el cual era blanco de color y este les presenta a su madre quién aunque parecía una salvaje tenía los rasgos de una persona civilizada. Al ver a Lenina esta mujer corre y le cuenta sus penas y todas las privaciones a las que fue sometida. Ella era una Beta y fue raptada en ese lugar (ella es la de la anécdota del DIC). Su nombre era Linda y vivió tanto tiempo en la reserva que tuvo que adaptarse pero siempre se lamentó de vivir allí, encontraba todo extraño y extrañaba la civilización.

En el capítulo ocho John relata la historia de su niñez. John, de alguna manera, había sufrido un aislamiento similar al que sufría Bernard por el hecho de ser diferente.. Fue despreciado, insultado, excluido y su madre no tenía la capacidad de serlo. Algo que John descubrió fue que su madre no sabía en realidad muchas cosas, esto se debe a que cada quién en el Otro Mundo como llamaban a la “sociedad fordiana” sabía única y exclusivamente lo necesario para desempeñar su labor, y nada más. Al final John y Linda son invitados al Otro Mundo.

El capítulo nueve narra la manera en que Bernard consigue los permisos especiales para sacar a Linda y John de la reserva. Además de una incursión de parte de John a la cabaña de Bernard y Lenina donde halla a esta última en una cama gozando de unas (vacaciones de soma). Intenta acercársele pero acaba por asustarse con el regreso de Bernard. Cabe señalar que mientras la admira hace gala de su conocimiento de las obras de Shakespeare.

El capítulo diez se lleva acabo al regreso de Bernard y Lenina a su civilización. Al llegar al laboratorio el Director de Incubación y Condicionamiento intenta destituirlo y avergonzarlo públicamente al hacer notar todas sus rarezas y anunciar públicamente que se iría a Islandia. En el momento en que le pregunta si cree que no debe irse dice que no y saca su carte del triunfo a Linda, quién había quedado embarazada de él y a John, su hijo. Esto es obviamente una humillación de la peor naturaleza para el director quién sale corriendo del lugar.

El capítulo once narra un cambio en la actitud de Bernard, incuso su amigo Mr. Helmholtz tristemente se da cuenta de que al recibir atención extraordinaria a causa del salvaje, Bernard había resuelto todos sus problemas con la sociedad. Se sentía importante y para nada desadaptado. Pide a Lenina que acompañe a John al sensorama (una especie de cine pero con olores). Ven una película bastante sexual y al final Lenina descubre entristecida que el salvaje es como Bernard, tímido.

En el capítulo doce Bernard invita a gente de alta alcurnia, como el Archichantre Comunal de Canterbury a una fiesta para presentarles al salvaje; pero el salvaje cansado de esa vida falsa que llevaban todos decide no ir, lo cual devuelve a Bernard a su punto de origen. Lo regresa a ser un muchacho raro a quién nadie le daba mucha importancia y es ignorado a lo largo de toda la noche, perdiendo así la autoestima que al fin había logrado recuperar. Después le presenta a Mr. Helmholtz al salvaje, quién lo encuentra sumamente agradable (cosa que molesta a Bernard) y tiene gustos aines con él. Bernard se siente celoso de esto y prefiere no haberlos presentado pero al termino de la charla es el mismo Mr.Helmholtz con sus comentarios contra las familias quién hace notar sus diferencias.

El capítulo trece presenta un encuentro entre Lenina y John, ella envalentonada por medio gramo de soma se había atrevido a irlo a ver y pedirle que estuveran juntos esa noche; pero al ver la explicitud del deseo de Lenina, John no pudo menos que asquearse y llamarla ramera, a pesar de que todavía la encontraba atractiva la empujo bruscamente al baño y la dejo ahí sola en el departamento. Ella espero a que el se hubiera ido y huyo del lugar lo más pronto que pudo.

En el capítulo catorce Linda muere. Se veía venir dadas las grandes cantidades de soma que se le permitían consumir, esto se hacía para acortar su vida y poder deshacerse de ella al fin. John la va a ver al Hospital de Moribundos de Park Lane y le provoca tal susto al tratar de hablar con ella en sus alucinaciones que la mata. Mientras tanto unos niños del grupo Bokanovsky la observan y la critican; en el momento en que ella muere los niños presencia el desagradable espectáculo del sufrimiento de John y sus oraciones a otros dioses.

El capítulo quince narra las acciones que ejerció John después de la muerte de su madre. Comenzó a crear el pánico en la repartición del soma e intenta liberarlos mediante la eliminación del soma. Decide salvarlos aunque ellos no lo elijan, lo cual crea una revuelta y en ese momento aparecen una especie de policías que restauran el orden a base de soma y analgésicos y por último una dosis de hipnopedia acaba de resolver el problema. John y Mr. Helmholtz son apresados y Bernard, quién estaba temeroso de ser identificado como amigo de ellos, es apresado también.

El capítulo dieciséis relata lo sucedido después de que apresaron a Bernard, Mr. Helmholtz y John (el Salvaje). Los llevan al despacho del interventor Mustafá Mond y antes que cualquier cosa va directamente hacia el Salvaje y le pregunta por que no le gusta la civilización. Este contesta que la cree horrenda, falta de belleza, de arte; en fin, que es una esclavitud vivir privado de tantas cosas que brinda la vida normal y Mustafá le contesta que estas privaciones son el precio que se ha debido pagar en pro de la estabilidad social. Les hace entender que el es un poco parecido a ellos, pero de cualquier manera va a mandar a Mr. Helmholtz y Bernard a islas que existen fuera de la civilización. Islas en donde hay gente que al igual que ellos ha descubierto que es diferente y que tienen sus propias ideas. Es decir, islas con individuos.

En el capítulo diecisiete continúa la plática pero se ejerce entre Mustafá Mond y John, ahora esta gira en torno a la religión. La religión ha desparecido casi por las mismas causas que la cultura y la ciencia. Al final de la plática John reclama su derecho a sentir y a tener experiencias de vida, o cual sería igual a poder sufrir. Este derecho al que Mond se refiere como su derecho a ser desgraciado se le otorga.

En el capítulo dieciocho se describe la última etapa de la vida de John. Había elegido vivir casi completamente solo en vez de vivir en la sociedad fordiana. Se va a un faro a vivir una vida pura, llena de arrepentimiento por todos aquellos deseos o pensamientos depravados que habían pasado por su mente; todo esto subsidiado por el centro como parte de un experimento. La consecuencia de esto fue que la gente que vivía a sus alrededores lo consideraba una atracción y lo iba a ver tal como hubiesen ido a mirar un animal exótico. Al final, logran acabar con sus ideales y el joven al verse más atrapado que los mismo individuos de la sociedad (al menos ellos tenían privacidad) se suicida.

OBSERVACIONES

  • Debe conocerse la obra de Freud para entender mejor este libro. Sus teorías sobre la sexualidad son sencillamente la base de esta sociedad.

  • La mayoría de los seres humanos modernos son hermafroditas y de no serlo es reglamentario que se protejan para no tener hijos.

  • Hablar de una familia, de matrimonio, relaciones padre-hijo, monogamia, etc. Son temas altamente asquerosos e inciviles para esta sociedad moderna

  • Es necesario ubicarnos en la realidad del autor y no menospreciar sus ideas por no ser lo que usualmente esperamos de la ciencia ficción, ahora hay ideas más atrevidas pero esto era lo máximo en 1932.

  • Es muy importante tomar en cuenta que la mayoría de las actitudes, y en general la vida de esta sociedad moderna no son libres ni novedosas, están modificadas y grabadas en su memoria por métodos hipnopedicos y de otro tipo. Inclusive los colores que les desagradan son aprendidos y las leyes que los gobiernan están grabadas en su memoria, no tienen más opción que ser subconscientemente esclavos de su sociedad.

  • Lo que une a Bernard y a Mr. Helmholtz son esas diferencias del resto, las cuales los aíslan pero al mismo tiempo les dan un sentido de individualidad y los alientan a tener ideas nuevas y cuestionar las bases ya establecidas de la sociedad.

  • Comprendo perfectamente lo que siente Bernard, al igual que él alguna vez intenté unirme a un grupo de persona que profesaban una religión y creían en acercamientos y sensaciones de llenado espiritual por la acción de su dios; cosa que jamás llegue a sentir e inclusive fingí para no ser criticada de insensible. Es infinitamente desagradable sentirse excluído de esa manera y puede uno a llegar a sentirse desadaptado y extraño. Pero ¿que es más raro?, ¿ser víctima de convulsiones religiosas o admitir que como muchos eres incapaz de sentir lo que es ser “tocado por el espiritú”? La diferencia es que en la sociedad de “Un mundo feliz”, y lo que Bernard no sabe, es que ellos están mentalmente sugestionados y programados para experimentar estas sensaciones. Es decir, no existe tal espiritualidad “fordiana”.

  • Algo que se hace notar mucho en esta novela es la preferencia hacia las mujeres llenitas y las constantes alusiones al exceso de carnes.

  • Al parecer Lenina es hermafrodita.

  • John se da cuenta de la esclavitud de la que son víctimas los personajes. No se dan cuenta de que la sociedad los condena a ser felices, pero es una felicidad vacía e insana. Una felicidad que nace en los recovecos de una memoria llena de filosofía hinopédica. En esta sociedad la esclavitud se ha atacado por el otro lado, nadie se siente reprimido pero nadie tiene opción de elegir.

  • Esta es una versión esclavizante de la utopía. La libertad y la vida plena que ideaban los pensadores libres de la época da en esta novela un giro radical y la vida perfecta se vuelve un nuevo tipo de represión. Es decir, la sociedad utópica pasa a ser la real y nuestra realidad es la que se antojaría utópica.

  • Es importante notar la aparición de esta policía la cual viene a resolver de cómo se logro llegar hasta este punto de evolución en la sociedad. Simplemente se creo una fuerza especial diseñada para reprimir a los pocos que se revelaban.

  • La vida insípida y genérica que se vive en esta sociedad se explica en el capítulo dieciséis. La obsesión desmedida que existe por la estabilidad y en sí por la felicidad ha condicionado la vida de los integrantes de esta sociedad. Es decir, han tenido que pagar un precio altísimo por vivir la utopía de una civilización perfecta, pues para poder tener una vida feliz han debido de eliminar todas las situaciones que pudieran llevar a experimentar sentimientos intensos. No existe manera de reconocer el paraíso si no se conoce la miseria. ¿Cómo puede aquel que nunca ha sufrido amar intensamente? Esta gente esta incapacitada para sentir algo más que solo felicidad, en el devenir de los tiempos los sentimientos han jugado un papel importantísimo en la historia de la vida humana. La venganza, los celos, el amor, el poder; sentimientos que han impulsados las acciones más grandiosas en la historia humana y aún en la vida de cualquier hombre. Sí, es posible vivir sin esto, pero ¿vale la pena vivir una vida así? ¿Es preferible vivir una felicidad idiotizada a conocer la adrenalina, el deseo e incluso la desdicha a las que conllevan una pasión desaforada? E incluso esta vida feliz sería también un tanto limitante. ¿Quién querría en algún momento lograr acciones importantes en nombre de alguien o de llegar más allá de sus propios límites por sus seres queridos cuando solo se tiene conciencia de una existencia individual? Además toda esta gama de sensaciones de las que se han visto privados elimino por completo las cualidades de apreciar la belleza de algo y por lo tanto, el arte. La poesía, el drama, la tragedia, ¿que despertarían obras de este tipo en alguien que no ha derramado una lágrima en toda su vida? Al contrario el presentarles la posibilidad de una vida emocionante podría generar inquietudes respecto a la vida que llevan, por lo tanto simplemente se les crió para detestar toda actividad solitaria, que conlleve a la conciencia de cada uno como ser único e individuo, capaz de pensar, razonar y sobre todo sentir. Y lo peor es que cada que intentaban sentir estaban subconscientemente obligados a tomar una dosis de soma para volver a ser felices y eliminar esta molestia.

  • Algo similar al arte sucedió con la ciencia. En esta historia se habla de cómo la ciencia ha debido frenarse en ciertos aspectos a fin de mantener la estabilidad social, algo que en nuestra sociedad no se ha pensado nunca. Han llegado a tal punto tecnológico en que cualquier modificación a la vida que ya tienen establecida se califica de subversiva. Por lo tanto se enseña a las personas de tal manera que nunca se generen inquietudes en ellas, nadie debe saber mas de lo que necesita. Las modificaciones en la tecnología son obra de aquellos hombres raros que fueron capaces de preguntarse el por que de una cosa y no aceptaron al pie de la letra cada una de las verdades axiomáticas que se les inculcaron.

  • La religión también desaparece con la evolución. De una manera aún más razonable que la cultura y la ciencia por que al no existir problemas, ni tribulaciones no nada de lo que un dios pueda rescatarte; en sí, al no haber problemas ni fenómenos sin explicar ¿para que se necesita un dios?

  • La muerte de John es un hecho escalofriante, es decir, ¿Es realmente imposible ir en contra de la sociedad? En el caso de los que eran apartados en islas al fin y al cabo aceptaban un remedio creado por la sociedad para apartar sus rarezas de la gente común, pero la alternativa propia de John es la que terminar por matarlo al ponerse el mismo sin notarlo en una especie de escaparate para servir de distracción a esta gente que no veía en él nada mas que una oveja descarriada. Sin embargo, la belleza del personaje podría morir en el momento en que vemos sus acciones desde un punto de vista más frío y analítico, en ese momento podríamos decir que John es simplemente un joven que sufrió tanto al ser despreciado por la raza con la cual vivía que se volvió adicto a esas humillaciones y se convirtió en un masoquista, lo cual hace más fácil de comprender sus extraños motivos para castigarse sin razón alguna. Podríamos comprenderlos en alguien de la sociedad fordiana, que se autocastigaran para tener sentimientos desgraciados, pero John ya había experimentado estos sentimientos, de hecho recibió demasiados de estos durante todo su crecimiento y podríamos decir que simplemente se acostumbro al dolor, lo sustituyo por placer y ahora es feliz atormentándose.