Un mundo feliz; Aldous Huxley

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela. Deshumanización. Nihilismo pesimista. Drogas. Psicodelia. Argumento. Personajes. Biografía. Temas

  • Enviado por: Ainara Taberna
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

1.BIOGRAFÍA

El autor de esta novela es Aldous Leonardo Huxley, nieto del gran biólogo inglés Thomas Henry Huxley e hijo de un gran científico. Además su madre era sobrina del poeta Matthew Arnold. Después de haber estudiado en las universidades de Eton y de Oxford, trabajó en varios periódicos y publicó cuatro libros de poesía antes de escribir la que fue su primera novela, Los escándalos de Crome (1921). Las novelas que le hicieron famoso fueron Heno antiguo (1923) y Un mundo feliz (1932), y durante esa época de su vida vivió en Francia e Italia. Entre sus más de cuarenta y cinco novelas destacan Viejo muere el cisne (1939), Nueva visita a un mundo feliz (1958) y Literatura y ciencia (1963). Huxley también escribió critica científica, filosófica y social, y se intereso por el misticismo y la parapsicología.

2. ARGUMENTO

Este relato escrito por Aldous Huxley muestra una visión de nuestro futuro. Alrededor del año 1800 comienza la nueva era, la era de Ford, y de ahí en adelante tienen a Ford en lugar de a Dios. La historia esta ambientada, más o menos, en el año 600 después de Ford.

Todo comienza con una visita de un grupo estudiantil al Centro de Incubación y Condicionamiento de la Central de Londres. Aquí producen a los niños puesto que en el mundo feliz no existen padres ni familia alguna, y además son condicionados socialmente mediante la hipnopedia, de manera que la población se divide en diferentes castas. En el Centro trabajan Lenina Crown, Mr. Foster, y Bernard Marx entre otros. Lenina es deseada por todos los hombres de la Central y aunque últimamente sale con Mr. Foster, decide invitar a Bernard para que le acompañe en sus vacaciones a Nuevo México. Viajan en el cohete azul y después de estar un par de días en un lujoso hotel van a la reserva de los salvajes. La reserva es completamente diferente al Mundo Feliz: existe la familia, se comprometen con una sola mujer, no son condicionados desde niños y tampoco toman soma. La soma es la droga que toman en el Mundo Civilizado cuando se sienten mal o tienen alguna preocupación. Al conocer a los salvajes Bernard piensa que puede serle útil para sus propios intereses llevarse a uno de los salvajes a Londres, y con el permiso del gobernador se lo lleva.

John no comprende a la gente de Un Mundo Feliz, está horrorizado con lo que ve y después de haber causado algunos incidentes John, Bernard y Helmholtz Watson, amigo del último, son arrestados y llevados ante El Interventor. Este se da cuenta de que Bernard y Helmhotz no están suficientemente condicionados y de que ven el mundo desde otra perspectiva mucho más profunda, de manera que son deportados a una isla con el resto de la gente que también ha pasado por eso. John le pide poder irse con ellos pero se lo impide para que puedan seguir experimentando con él. El salvaje resignado a eso se marcha y se refugia sólo en un faro para poder morir tranquilo. Tiene que soportar a los periodistas del Mundo Feliz hasta dicho día.

3.TEMAS

Esta novela nos muestra una hipotética sociedad futura donde la individualidad desaparece dando paso a una convivencia conjunta, pues piensan que esta es la única manera de alcanzar la felicidad para todos. Pero para conseguir esta sociedad se ven obligados a echar mano de la química. Cuando tienen algún tipo de problema toman una sustancia química que anula sus sentimientos, llegando así a alcanzar una felicidad, desde mi punto de vista irreal, pues estos individuos ni piensan ni dejan de pensar y se supone que en este estado son felices. Ellos no conocen ninguna otra realidad más que esta, ya que son drogados desde su estado embrionario, y son muy pocos los que consiguen profundizar más en las perspectivas de la vida, y dejan de ser tan superficiales. Bernard, el protagonista del relato, es uno de ellos, y solamente por este motivo es deportado fuera de los limites pertenecientes a la sociedad de Un mundo feliz.

Por otra parte, se podría decir que viven en un régimen político dictador, puesto que El Interventor es consciente de la mecánica de la sociedad y es él y algunos pocos más quienes toman todas las decisiones. De la misma manera los habitantes de este mundo están sometidos a tomar parte de una pirámide de niveles sociales, y pienso que esto podría ser un tipo de clasismo. Toda la sociedad, en su conjunto, se forma en el Centro de Incubación y Condicionamiento y aquí, cuando las personas todavía son embriones o fetos, se les da sucedáneo de sangre o alcohol y sustancias de otro tipo alterando así los componentes de la sangre, y en consecuencia se formas distintos niveles intelectuales. Por si esto fuera poco también les condicionan psíquicamente, y así logran que cada casta de individuos sea feliz con la tarea que se les encomienda. Desde mi punto de vista, las personas de este mundo se parecen más a los animales que al propio ser humano, no tienen criterio propio y tampoco conocen todo lo que puede sentir el ser humano, y creo que la felicidad se alcanza partiendo desde los propios sentimientos de cada uno.

Otro de los temas sobre los que me ha hecho reflexionar este libro son los derechos humanos. Hoy en día luchamos por ellos y pensamos que son una base importante de la humanidad. Pues en el mundo feliz del futuro, además de ser anulados los sentimientos de las personas también quedan invalidados todos los derechos humanos. A las personas se les impide pensar, se les impide poder elegir lo que quieran ser en la vida, se les impulsa a practicar sólo aquello que les obligue a ser consumistas, pues de este modo el mecanismo de la sociedad recauda beneficios, y lo que es más importante se les impide sentirse queridos por los demás ya que en esta sociedad el individuo carece de importancia y viven bajo el lema todo el mundo es de todo el mundo.

En cambio sí que le dan muchísima importancia al físico de las personas, cuando ven al salvaje se quedan asombrados de tal fealdad. Tal vez, esto sea debido a su condicionamiento, ya que todos poseen una apariencia casi igual.

En cuanto a las reservas de los llamados salvajes, al principio de la novela, parece que para el mundo feliz no tienen ninguna importancia, los tienen sin civilizar porque ello no les daría ningún beneficio y porque no cuentan con los recursos suficientes para entra dentro del mecanismo de la sociedad civilizada. Pero a lo largo del relato, el autor deja entrever que las reservas pueden ser la única esperanza para darle vuelta a ese sistema de sociedad tan científico.

4.PERSONAJES

Bernard Marx: protagonista de la novela. Pertenece a la casta Alfa-más, pero según dicen las malas lenguas, en estado de embrión se le inyectó más alcohol de lo debido, y por lo tanto es más bajo que el resto de los Alfa-más. Por este defecto la gente le dedica comentarios crueles, que va acumulando dentro de sí. Por alguna causa que en la historia no está muy bien especificada, es más consciente de la realidad y no es partidario de la soma, y de esta manera conoce muchos más sentimientos que los demás. Trabaja en el Centro de Incubación y Condicionamiento, y puede ser que esto sea lo que le ayuda a abrir los ojos.

Lenina Crown: es otra de las trabajadoras del Centro de Incubación y Condicionamiento. Conoce a Bernard y a lo largo de la novela pasa de los brazos de Mr. Foster a los de Bernard y de los de este a los del salvaje. Perteneciente a la casta Beta-menos, Lenina, es del todo superficial y consigue ser feliz mediante la soma, como la gran mayoría de la sociedad. No conoce la pasión del ser humano, y ni siquiera entiende un habito tan relajante como el de quedarse mirando a la luna, es más, lo desprecia y lo toma como algo anormal. Tiene un aspecto fantástico, por lo que tiene a todos los hombres a su disposición.

John, el salvaje: es el chico que se trae Bernard de la reserva. Al principio, el autor, lo pinta como si de un simple indio se tratara, pero según transcurre la acción queda a la vista que posee valores y principios de los que en el mundo civilizado carecen. Crece leyendo libros de Shakespeare, que le ayudan a formarse como persona y a concienciarse de todo lo que puede sentir el ser humano. Sabe que existe el mundo feliz, debido a que su madre había pertenecido a él, y desea poder ir allí. Lo consigue, pero se lleva una gran decepción.

5.ESTILO

Un Mundo Feliz es una novela de ciencia-ficción escrita en inglés y traducida por Ramón Hernández al castellano. La narración se divide en dieciocho capítulos, numerados en números romanos. No tienen título, por lo tanto, no dan ninguna pista de lo que viene a continuación. Es una novela bastante descriptiva en ciertos momentos, pues tiene que mostrar una visión del futuro que nadie conoce y sin las descripciones sería mucho más difícil visualizarla. Los diálogos y los largos párrafos se distribuyen de manera que la lectura no resulte demasiado compleja, pero pese a ello hay algunos párrafos muy densos que hay que leer detenidamente para poder entenderlos a la perfección. El tiempo de la narración es lineal, no hay ningún salto importante en el tiempo. El narrador cuenta la historia en tercera persona y estás fuera de ella. Y como en todas las narraciones están presentes las figuras literarias como las metáforas, las comparaciones y las personificaciones.

6.VALORACIÓN

Desde mi punto de vista, opino que el autor de esta novela tiene una visión del futuro realmente pobre. Después de ver todo lo que hemos avanzado, tanto científica como socialmente, me parece muy triste pensar que para dentro de cuatro siglos hayamos perdido toda la esencia humana y nos hayamos convertido en borregos. A pesar de ello como novela me ha resultado interesante, ya que me ha mostrado una sociedad distinta a la nuestra que nunca habría llegado a imaginar.

En un principio me pareció extraño que una persona nacida en el siglo XIX pudiera imaginar un futuro semejante, sin embargo, al comprobar que su padre era científico, su abuelo biólogo y por parte de su madre tenía parentesco con el gran poeta Matthew Arnold, pienso que creció en un ambiente que ayudó a que desarrollara dicha imaginación.