Un mundo feliz; Aldous Huxley

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela. Deshumanización. Nihilismo pesimista. Manipulación y control social. Biografía

  • Enviado por: Costy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 21 páginas
publicidad

CONTEXTUALIZACIÓN DEL LIBRO Y EL AUTOR

Nació el veintiséis de Julio de 1894, en una de las familias mas distinguidas intelectualmente de Inglaterra. Su abuelo, Thomas Henry Huxley, famoso biólogo colaboró en el desarrollo de las teorías evolutivas. Su tía, Humphrey Ward, era novelista y esta a la vez era la sobrina de Mattew Arnold, el poeta; y el abuelo de éste, Thomas Arnold, fue un famoso educador.

Sin duda alguna la herencia de Huxley y la educación recibida tuvieron que ver en sus obras. Un viejo amigo suyo, Gerald Heard, de nacionalidad inglesa dijo: “ Huxley´s ancestry brought down on him a weight of intelectual authority and a momentum of moral obligations “; lo que traducido al castellano quiere decir que el linaje de Huxley provocó en el un agobio de autoridad intelectual y un ímpetu de obligaciones morales. A través de “Un mundo feliz” se puede ver pruebas de la ambivalente actitud para con las autoridades asumidas por la clase dominante.

Otro acontecimiento que marcó a Huxley fue la muerte de su madre a causa de un cáncer cuando el solo contaba con 14 años. Cuando con 16 años cursaba sus estudios en el prestigioso colegio Elton, una enfermedad ocular por poco le deja ciego. Con el paso del tiempo recuperó algo de visión, la suficiente para graduarse en la Universidad de Oxford con honores, pero no para luchar en la Primera Guerra Mundial.

Se introdujo en el mundo de la literatura mientras estaba en Oxford, allí conoció a escritores como Lytton Strachey and Beltrand Russell y llegando a ser intimo amigo de D.H.Lawrence.

Huxley publicó su primer libro, una colección de poemas, en 1916. Se caso con María Nys en 1919. Su único hijo, Matthew Huxley, nació en 1920. Durante los años 20 el y su familia pasaron el tiempo entre Londres y Europa, en Italia; y en 1925 viajaron al rededor del mundo, en 1926 visitaron la India y los Estados Unidos. A Huxley le gustó la confidencia, vitalidad y la “ generosa extravagancia” que encontró en la vida americana.

Las experiencias en la Italia fascista, donde Benito Mussolini gobernaba y favorecía la política natalista para que su ejército se viera engrosado por estos, también proporcionaron material para la utopía de Huxley, así como la lectura de críticas al régimen comunista de la Unión Soviética.

Huxley escribió “Un mundo feliz “ en tan sólo cuatro meses de 1931, se publicó tres años más tarde de su best-seller, la novela “Point Counter Point”. Durante esos tres años produjo seis libros de historias, ensayos, poemas y dramas, pero nada sin mas relevancia. A menudo es comparado con George Orwellm, ya que en “Un Mundo Feliz” refleja una visión fatalista del futuro.

Hay que recordar que Huxley escribió su “Un mundo feliz” antes de que Hitler consiguiera el poder en Alemania y que Stalin comenzara las matanzas en la Unión Soviética, por lo que el terror y la tiranía no tuvieron influencia en sus obras

En 1937 la familia Huxley se trasladó a los Estados Unidos y en 1938 a Hollywood donde se convirtió en guionista cinematográfico.

En 1946 escribió un prefacio de “Un Mundo Feliz” en el cual decía que el no quería hacer por mas tiempo de la cordura una imposibilidad como hizo en su novela. Aunque la Segunda Guerra Mundial causó la muerte de unos 20 millones de soviéticos, 6 millones de judíos, y varios millones de otros, y la posible explosión de una bomba atómica que causaría mas daños que la propia guerra, Huxley estaba convencido que mientras hubiese “rather rare” se podría lograr la cordura. En este mismo año publicó “The Perennial Philosophy”, una antología de textos comentados con un enfoque místico y religioso para vivir cuerdamente en una sociedad cuerda.

Además se preocupó por los peligros de la cordura amenazada. En 1958, publico “Revisión de Un Mundo Feliz” que en definitiva es una serie de ensayos que tratan algunos puntos de la novela, como pueden ser la sobreorganización o la hipnopedia.

En la década de los 50 Huxley llamó la atención por su interés en las drogas alucinógenas o psicodélicas, como son la mezcalina o el LSD; él reconoció haber consumido esta clase de drogas al menos una docena de veces. Sybile Bedford dijo que él estaba buscando una droga que permitiera escaparse de uno mismo, y que tomada con moderación fuera física y socialmente inofensiva. Escribió dos libros, narrando sus experiencias bajo la influencia de la mezcalina, ”Las Puertas de La Percepción” y “Cielo e Infierno”. Desgraciadamente estos libros sirvieron como incentivo para que los lectores se sintieran incitados al consumo de esta droga, pero Huxley escribió en 1952 los peligros de la misma en “Los Demonios de Loudun”.

Huxley escribió en su larga carrera de escritor 477 libros. El crítico inglés Anthony Burgess dijo que Huxley equipaba a sus obras con cerebro propio. Otros críticos mantienen que es mejor ensayista que novelista.

María Huxley murió en 1955, y Huxley se caso un año mas tarde con Laura Archera. Él murió el 22 de Noviembre de 1963, ciego, el mismo día que el presidente J.F.Keennedy fue asesinado.

El género literario e esta novela es ciencia-ficción, pero, ¿qué es la ciencia-ficción?

Es un género literario que parte de las ideas científicas para narrar una historia sobre sociedades futuras o mundos paralelos. El género se ha cultivado tanto en la literatura como en el cine. Más exactamente, la ciencia-ficción se ocupa de sucesos que aún no han tenido lugar, ofreciendo un análisis racional de sus causas y consecuencias. La ciencia-ficción aborda los efectos que los cambios producen sobre las personas en particular y sobre la especie humana en general. Sus temas predilectos son el mundo del futuro, los viajes a través del espacio o el tiempo, la vida en otros planetas y las crisis generadas por la tecnología o la presencia de criaturas y entornos extraños.

Antecedentes a la ciencia-ficción

El tema de la ciencia-ficción en un sentido amplio ha sido abordado por la literatura fantástica desde tiempos remotos. Así por ejemplo, la epopeya babilónica de Gilgamesh habla de la búsqueda del conocimiento verdadero y la inmortalidad; mientras que el mito griego de Dédalo abre las puertas a la posibilidad de volar; y la Verdadera Historia (c. 160 d. C.) de Luciano de Samosata relata un viaje a la Luna. Los viajes imaginarios y los cuentos de seres extraños que habitan en tierras lejanas fueron comunes en las literaturas griega y romana y hallaron una nueva forma de expresión en los libros de viajes del siglo XIV escritos en francés bajo el seudónimo de John Mandeville. El tema del viaje a la Luna fue tratado por personajes tan dispares como el escritor francés Cyrano de Bergerac y el astrónomo alemán Johannes Kepler en el siglo XVII; o el filósofo novelista británico William Godwin en el siglo XIX. Otro de los temas generalmente tratados en los relatos de ciencia-ficción es la estructura de sociedades o mundos mejores. En este sentido cabe considerar La República de Platón (siglo IV a. C.) como una primera muestra del género, que revivió posteriormente con la publicación de la Utopía (1516) de Tomás Moro. Las historias basadas en viajes imaginarios tenían por lo general una finalidad satírica; tal es el caso de los Viajes de Gulliver (1726), obra del genial escritor satírico inglés Jonathan Swift y acaso uno de los ejemplos más logrados y exquisitos del género. Pero la ciencia-ficción no habría podido existir en su vertiente moderna sin el reconocimiento de los profundos cambios sociales derivados de la Revolución Industrial (c. 1750). La novela gótica del siglo XVIII tiene uno de sus más brillantes ejemplos en Frankenstein (1818) de la novelista británica Mary Shelley, una obra impregnada por la creencia en las infinitas posibilidades de la ciencia. Numerosos autores del siglo XIX escribieron relatos o novelas de ciencia ficción en uno u otro momento. Sin embargo, el gran maestro del género fue sin lugar a dudas el escritor francés Jules Verne, que aborda cuestiones como la geología y la espeleología en Viaje al centro de la tierra (1864), el viaje espacial en De la tierra a la luna (1865), y describe las maravillas de las profundidades oceánicas en Veinte mil leguas de viaje submarino (1870).

La moderna ciencia-ficción

El principal autor de ciencia ficción en lengua inglesa, que comparte con Jules Verne la distinción de máximo creador del género fue H. G. Wells. Más interesado por la biología y la evolución de las especies que por las ciencias físicas, y más preocupado por las consecuencias sociales de la tecnología, Wells escribió numerosas novelas de carácter científico, aderezadas de ironía y realismo. Su fama creció rápidamente tras la publicación de La máquina del tiempo (1851), novela a la que siguieron La isla del Doctor Moreau, El hombre invisible, La guerra de los mundos y El primer hombre en la luna.

Ya en el siglo XX destacan especialmente las obras de Aldous Huxley, Un mundo feliz, y George Orwell, 1984, famosísimas utopías negativas que describen una sociedad terrorífica, asfixiante y deshumanizada, sometida a la tiranía de la ciencia y la política. Ambas obras se han convertido en clásicos del género. La explosión de la bomba atómica sobre Hiroshima en 1945 y el periodo posterior de la Guerra fría introdujeron en la ciencia ficción preocupaciones de tipo político. Entre los autores más relevantes de la posguerra destacan Isaac Asimov, sabio y prolífico divulgador científico, y Ray Bradbury, más conocido como escritor de literatura fantástica.

La ciencia-ficción en el cine

El género de la ciencia-ficción fascinó a los cineastas desde los primeros días del cine. La mayoría de las películas de ciencia ficción son adaptaciones de novelas o cómics. A diferencia de la literatura, la ciencia ficción cinematográfica se preocupó principalmente por crear monstruos alienígenas, lo que propició el nacimiento de un género conocido como cine de terror. Las películas basadas en seres de otros planetas, criaturas mutantes o humanos carentes de alma eran por lo general melodramas estereotipados. Entre los temas más frecuentes en la ciencia-ficción cinematográfica figuran la falibilidad de los científicos, la urgente necesidad de cooperar en el ámbito internacional contra posibles invasiones extraterrestres, la hostilidad de la gente hacia cualquier criatura extraña y los aspectos perversos de la tecnología.

La primera muestra de cine fantástico, si bien no puede considerarse ciencia ficción propiamente dicha, fue El viaje a la luna (1902), del cineasta francés Georges Méliès. El fecundo movimiento expresionista alemán produjo en el cine dos obras maestras: El gabinete del Doctor Caligari (1919), de Robert Wiene, y Metrópolis (1926) de Fritz Lang. Entre las principales muestras del género en Estados Unidos cabe mencionar Frankenstein (1931), Drácula (1931), King Kong (1933) y El hombre invisible (1933). A partir de 1960 las películas de ciencia ficción se centraron ante todo en las aventuras espaciales, cosechando un éxito sin precedentes hasta la fecha.

La ciencia-ficción en radio y televisión

En 1938 el actor y director estadounidense Orson Welles hizo cundir el pánico entre los oyentes radiofónicos con su célebre retransmisión de La guerra de los mundos, que anunciaba con absoluto realismo la noticia de una invasión marciana de la Tierra. A partir de 1950 se realizaron series de televisión enormemente populares, entre las que destaca Star Trek. El éxito de ésta se ha convertido en un fenómeno social capaz de atraer a miles de seguidores a congresos, convenciones y eventos similares de carácter internacional.

Ciencia-ficción y ciencia

Entre los principales factores que contribuyeron al reconocimiento generalizado de la ciencia-ficción en el ámbito literario cabe destacar dos acontecimientos claves en la historia del siglo XX: el lanzamiento de la primera bomba atómica en 1945 y la llegada del hombre a la Luna, el 20 de julio de 1969. La energía nuclear y los vuelos espaciales figuran entre los principales temas del género desde sus comienzos, si bien han sido objeto de las críticas y la ironía de numerosos científicos. El reconocimiento de los cambios introducidos en la vida de las personas por la ciencia y la tecnología ha contribuido a crear lo que Asimov llamó un mundo de ciencia ficción. Esta conciencia creció en julio de 1976 cuando un vehículo espacial culminó con éxito su travesía hasta Marte y transmitió hasta la Tierra las primeras fotografías de otro planeta tomadas sobre el terreno. El proceso se vio asimismo estimulado en noviembre de 1980 cuando la aeronave estadounidense Voyager I partió con destino a Saturno y envió desde allí una serie de fotografías de notable calidad tomadas a más de mil millones de kilómetros de nuestro planeta. Científicos y exploradores han reconocido y avalado la obra de Verne y otros autores por la demostración posterior de los hechos relatados, así como por el estímulo que ha supuesto para muchos científicos. La exploración del espacio por parte de los científicos soviéticos está directamente influida por las novelas de Konstantin Tsiolkovsky, mientras que la carrera espacial alemana extrae en parte su inspiración de las obras de Kurd Lasswitz.

JUSTIFICADIÓN DEL LIBRO ESCOGIDO

He escogido la novela: "UN MUNDO FELIZ" de la misma manera que podría haber escogido otro, porque yo le di a mi prima una lista con todos los libros posibles que había para leer, y ella por casualidad me dio la novela escrita por ALDOUS HUXLEY.

ANÁLISIS E LAS IDEAS PRINCIPALES O SECUNDARIAS

Todos los temas tratados en "Un Mundo Feliz" giran en torno a un gran tema o núcleo principal: la estructura de una tecnópolis. De ahí derivan varios temas, que a su vez se pueden dividir en unidades más pequeñas. Esos temas serían:

  • El avance tecnológico como medio de control político, económico, biológico y social.

  • La manipulación de los individuos.

  • La sociedad de masas.

  • Una falsa felicidad impuesta.

  • Un régimen basado en la tecnología.

  • El progreso incontrolado.

  • Dentro de cada uno de los temas anteriores se tratan varios subtemas. Algunos temas son subtemas de otros, pero han sido insertados porque son importantes.

  • EL AVANCE TECNOLÓGICO COMO MODO DE CONTROL BIOLÓGICO, POLÍTICO Y SOCIAL.

  • En esta tecnópolis el sistema de gobierno es un totalitarismo, que trata a la sociedad como una masa, no como un conjunto de individuos. La tecnología avanza hasta tal punto que los seres humanos son criaturas de laboratorio, acondicionadas para desempeñar un papel en la sociedad desde el momento de su concepción. El estado ejerce un control total sobre los miembros de la comunidad, de modo que estos no tienen autonomía propia, pero tampoco la reclaman, ya que se les ha hecho individuos felices con su modo de vida mediante diversos medios de manipulación que trataré más adelante. Las personas están plenamente manipuladas:

    “Actualmente el mundo es estable. La gente es feliz; tiene lo que desea, y nunca desea lo que no puede obtener. Está a salvo; nunca está enferma; no teme a la muerte; ignora la pasión y la vejez; no hay padres ni madres que estorben; no hay esposas, ni hijos, ni amores excesivamente fuertes. Nuestros hombres están condicionados de modo que apenas pueden obrar de otro modo que como deben obrar. Y si algo marcha mal, siempre queda el soma.”

    Estas palabras, pronunciadas por el interventor mundial, ponen de manifiesto tanto el control político, el control, como el control social. Si algo marcha mal siempre queda el soma, etc.

    1.1. -El avance tecnológico como medio de control biológico.

    En este mundo, los seres humanos ya no son fruto de una relación vivípara, sino son seres creados y modelados en laboratorio. Los embriones, por medio de procesos físicos y químicos, son dotados de unas cualidades u otras según la casta a la que pertenezcan, y acostumbrados a soportar condiciones con las que habrán de convivir en un futuro. Otro ejemplo de control biológico (que, como todo, tiene como fin conseguir el control social)es el que ejerce el estado sobre la población, controlando la proporción de hombres y mujeres que deben nacer para mantener en equilibrio demográfico, como deja ver esta cita:

    “Dejamos desenvolverse normalmente hasta un treinta por ciento de los embriones femeninos. A los restantes se les suministra una dosis de hormonas sexuales masculinas cada veinticuatro metros durante el resto de la carrera. ”.

    El control sobre la natalidad está totalmente controlado. Ninguna mujer puede tener un niño, porque fabricando a las personas en serie se obtiene el control total sobre la población.

    El control sobre las enfermedades es muy grande. Todos los individuos están inmunizados contra éstas: la gente no enferma, no envejece, etc. La vejez no existe, ya que todos los miembros de la comunidad reciben unas sustancias que mantienen su juventud durante los sesenta años aproximados que dura su vida.

    Como se ha podido ver, el control biológico es muy grande, pero no es el único que se ejerce. Este es sólo un medio más de control social.

    1.2. -El avance tecnológico como medio de control político y social.

    “Estabilidad.- Dijo el Interventor- estabilidad. No cabe civilización alguna sin estabilidad social. Y si no hay estabilidad social no hay estabilidad individual.”

    La estabilidad social es lo más importante en la tecnópolis. Todos los medios de control de masas tienen el objetivo de lograrla, aunque para ello halla que sacrificar la libertad de los individuos incluso a ser únicos e irrepetibles. Los seres humanos son creados en serie mediante procesos de ingeniería genética, mediante los cuales son establecidos en una casta o en otra, propiciados por procedimientos físicos y químicos, que los marcan como miembros de un grupo u otro, y que los condicionan parcialmente para su futuro. De esta manera se puede lograr que un trabajador Delta, destinado a pasar horas tragando humo en una fábrica, esté a gusto con su suerte, ya que desde embrión fue condicionado para que su felicidad dependiera de ello. El ADN es manipulado para que la felicidad esté escrita en nuestros genes. De este modo las personas son decantadas de manera que han de comportarse de una única forma, siendo infelices si intentan desafiar su patrimonio genético. Esto es un gran medio de control, pues el estado crea a los humanos útiles para la sociedad en la proporción justa para lograr la estabilidad deseada. Para acabar el trabajo que comienza en el laboratorio, los individuos de las castas inferiores son educados para servir a los de los grupos superiores, y ser felices haciéndolo. Cada casta tiene un papel diferente en la sociedad. No se puede crear a todos los individuos inteligentes y perfectos, ya que un experimento llevado a cabo con los Alfas-más lo demostró: Se habitó una isla únicamente con miembros de esta casta. Al poco tiempo, estos, que, como personas inteligentes, tenían aspiraciones, comenzaron a hacer huelgas, revoluciones, etc., e incluso una guerra civil. El experimento no dio resultado. Resulta mucho más eficaz emplear gente con escasa capacidad mental, manipulada para obedecer a sus superiores, para hacer los trabajos sucios, mientras que los individuos mejor dotados se dediquen a realizar las tareas complicadas. Un ejemplo de la producción de seres humanos en serie como medio de control social viene dado por la siguiente cita:

    “El método Bokanovsky es uno de los mayores instrumentos de la estabilidad social [...] Hombres y mujeres estandarizados, en grupos uniformes. [...] ¡Noventa y seis mellizos iguales trabajando en noventa y seis máquinas idénticas! [...] “Comunidad, identidad, estabilidad”.

    Como puede observarse en esta cita, pronunciada por el director de incubadoras, la estabilidad es el máximo valor en esa sociedad, hasta el punto de que los individuos de las castas más bajas, destinados, por su escasa inteligencia, a realizar el trabajo fácil, no son creados individualmente, sino por grupos, para obtener, de nuevo, una mayor estabilidad.

    Los individuos son decantados ya socializados y preparados para ejercer un único papel invariable en la tecnópolis.

    “También predestinamos y condicionamos. Decantamos a nuestros críos como seres humanos socializados, como Alfas o Epsilones, como futuros poceros o futuros interventores mundiales”

    Estas palabras, pronunciadas por el director de incubadoras, dejan bien clara la manipulación genética de los individuos por parte del estado para lograr un mayor control social.

    Además de la ingeniería genética existen otros medios de manipulación.

    Cuando los bebés tienen siete u ocho meses son sometidos a un aprendizaje mediante el condicionamiento neo-pauloviano, mediante el cual aprenden a amar ciertas cosas y a odiar otras, según lo que al estado convenga, y según la casta a la que pertenezcan los individuos, como ilustra la siguiente cita:

    “Los libros y los estrépitos, las flores y las sacudidas eléctricas, quedan irremisiblemente unidos en la imaginación de estos niños; y al cabo de repetir doscientas veces esta lección u otra semejante, su maridaje será indisoluble [...]quedan inmunizados de libros y botánica para toda su vida.”

    Los niños Delta son condicionados para que no les gusten los libros ni la botánica. Al estado no le interesa que a esas personas les guste leer, porque están destinadas a realizar trabajos ingratos durante toda su vida, y los libros lo único que pueden hacer es estorbar y hacer que estos se rebelen. Los niños son colocados sobre una plataforma con unos libros y unas flores. Cuando los benjamines acuden a estos, comienzan a sonar unas alarmas y a producirse descargas eléctricas, que los asustan enormemente. Esto hace que esas personas no sientan nunca más interés por las flores y los libros. De esta manera todos los individuos son acondicionados según la clase social a la que pertenezcan.

    Otro medio de acondicionamiento es la hipnopedia. Este procedimiento consiste en inculcar durante el sueño lecciones de moral, que quedan grabadas en la mente sin que el individuo sea consciente de ello.

    A través de este proceso se ejerce el control político, ya que el contenido inculcado por hipnosis obedece a los intereses del Estado.

    Las personas están controladas también mediante otros métodos como, por ejemplo, el suministro periódico de soma. El soma es una droga que todo el mundo toma cuando se encuentra deprimido. Se dice que un gramo de soma cura diez sentimientos melancólicos. La gente toma a menudo vacaciones de soma para encontrarse mejor anímicamente. El reparto de esta sustancia por parte del estado pone de manifiesto la necesidad de este de controlar las emociones sentidas por los miembros de la comunidad con el fin de mantenerlos contentos, factor necesario para no poner en peligro la estabilidad de la tecnópolis.

    La información está perfectamente controlada por los medios de comunicación, a su vez controlados por el estado. Cada casta recibe una información diferente de acuerdo a su condición. La siguiente cita muestra el contenido de este párrafo:

    “Existen el Radio Horario, hoja para las castas superiores; la Gaceta de los Gammas, verde claro, y en papel caqui y exclusivamente con palabras monosilábicas, el espejo de los Deltas.”

    1.3. -El avance tecnológico como medio de control económico.

    En esta sociedad las personas son manipuladas para ser consumidoras y favorecer así el florecimiento de la economía de la tecnópolis. Mediante hipnopedia les es inculcada la tendencia a consumir productos nuevos, y no reciclar ni arreglar nada. Así se conseguirá un estado más rico.

    “Me gustan los vestidos nuevos, me gustan los vestidos nuevos, me gustan los vestidos nuevos.”

    Esta cita muestra una frase introducida en la mente de Lenina mediante hipnopedia que pretende aumentar el consumo en las personas de esa sociedad.

    En definitiva, las tecnologías significan más que un beneficio para la sociedad, pues se pueden convertir en un instrumento o medio poderoso para ejercer la dominación. Quien tiene la tecnología tiene el poder.

    .

    2.LA MANIPULACIÓN DE LOS INDIVIDUOS.

    “Actualmente el mundo es estable. La gente es feliz: tiene lo que desea, y nunca desea lo que no puede obtener. Está a salvo: nunca está enferma: no teme a la muerte; ignora la pasión y la vejez: no hay padres ni madres que estorben; no hay esposas, ni hijos, ni amores excesivamente fuertes. Nuestros hombres están condicionados de forma que apenas pueden obrar de otro modo que como deben obrar. Y si algo marcha mal, siempre queda el soma”.

    En la sociedad que nos presenta Huxley, las personas están completamente manipuladas para creerse felices y obedecer a los intereses del estado, como muestra la anterior cita, utilizada también en el tema anterior a modo de introducción. Posteriormente serán tratados todos los aspectos que aparecen en ella.

    En esta tecnópolis, el estado ejercía una manipulación completa sobre la totalidad de los individuos desde que estos eran fecundados.

    2.1. - La manipulación genética.

    Desde la creación de las personas, estas ya están siendo continuamente manipuladas. Los embriones son acondicionados para estar adaptados al medio en que les tocará vivir en el futuro, de modo que su felicidad dependa de ello. Un ejemplo de la manera de condicionar biológicamente a un individuo viene dado por la siguiente cita:

    “Lo hacemos para mejorar su sentido del equilibrio [...] Efectuar reparaciones en el exterior de un cohete en el aire es una tarea complicada. Cuando están de pie, reducimos la circulación hasta casi matarlos, y doblamos el flujo del sucedáneo de la sangre cuando están cabeza abajo. Así aprenden a asociar esta posición con el bienestar; de hecho sólo son felices cuando están así.”

    Este párrafo ilustra la manera que empleaban para condicionar biológicamente a un futuro astronauta, para que este fuera feliz desempeñando en la sociedad el papel que le había sido asignado.

    Una vez los seres humanos eran decantados, la manipulación era realizada por otros métodos, como el condicionamiento clásico y la hipnopedia.

    2.2. -La manipulación de los individuos por medio del condicionamiento clásico.

    El primero de los métodos presentados en el título consiste en presentar un estímulo incondicionado, que produce una respuesta incondicionada. El paso siguiente consiste en hacer coincidir el estímulo incondicionado con un estímulo neutro. Al cabo de cierto de número de ensayos se logra que el individuo asocie los dos estímulos, y que el estímulo neutro se convierta en un estímulo condicionado, capaz de producir por sí mismo una respuesta condicionada. Un ejemplo del empleo de esta forma de condicionamiento es el de los niños Delta para con las flores y los libros, de forma que aquellos nunca se vieran atraídos por estos últimos. La experiencia está descrita en el capítulo anterior, que trata del control político, social, económico y biológico que emplea la tecnología como medio, así que no voy a volver a explicarla en este apartado.

    2.3. - La manipulación de los individuos mediante la hipnopedia.

    Cuando los niños crecían un poco más, se comenzaba a introducir en sus vidas otro medio de manipulación psicológica, la hipnopedia. Mientras los críos dormían, les eran inculcadas lecciones básicas de moralidad y otros aspectos. Los mensajes hipnopédicos quedan grabados en las mentes de los individuos, y estos los aceptan como verdades, como explica la siguiente cita:

    “Cien repeticiones tres noches por semana, durante cuatro años- pensó Bernard Marx, que era especialista en hipnopedia- Sesenta y dos mil cuatrocientas repeticiones crean una verdad. ¡Idiotas!”

    Este párrafo deja clara la manera en que la hipnopedia manipula a las personas para que piensen de una manera u otra, y acepten como verdades las lecciones recibidas. De esta manera también se les inculca el amor a la vida que les ha tocado vivir, y la aceptación a la suerte de pertenecer a una casta o a otra, como muestra la cita a continuación:

    “...Todos visten de color verde- dijo una voz suave pero muy clara, empezando en mitad de una frase -, y los niños Delta visten todos de caqui, ¡Oh, yo no quiero jugar con los niños Delta! Y los Epsilones son todavía peores. Son demasiado tontos para poder leer o escribir. Además, visten de negro, que es un color asqueroso. Me alegro mucho de ser un niño Beta...”

    Estos niños, cuando crezcan, estarán orgullosos de ser niños Beta, pero únicamente porque han sido condicionados a alegrarse de ello.

    Este medio de manipulación se realiza mientras los individuos están dormidos, para que así no se den cuenta del control psicológico al que están siendo sometidos. Sus mentes trabajan procesando y almacenando la información recibida por sus órganos auditivos:

    “Más arriba, en las diez plantas sucesivas destinadas a dormitorios, los niños y niñas que todavía eran lo bastante pequeños para necesitar una siesta, se hallaban tan atareados como todo el mundo, aunque ellos no lo sabían, escuchando inconscientemente las lecciones hipnopédicas de higiene y sociabilidad, de conciencia de clase y de vida erótica.”

    2.4. - La manipulación de los individuos mediante el control de sus emociones.

    El tercer medio de manipulación al que se ven sometidos los individuos es el control de sus sentimientos y emociones por parte del estado. Como ya sabemos, estos están condicionados a ser felices y sentirse bien, pero, cuando por una casualidad algo sale mal y los resultados no son los esperados, sino que alguna persona se siente invadida por algún sentimiento negativo, siempre queda la solución del soma, una sustancia equivalente a las drogas que proporciona un bienestar pasajero a quien la consume. Cuando una persona tiene problemas, se toma unas vacaciones de soma y así vuelve a conseguir la felicidad perdida:

    “Un solo centímetro cúbico cura diez sentimientos melancólicos”.

    Una cita que define esta sustancia es la siguiente:

    “Eufórica, narcótica, agradablemente alucinante.”

    El soma era suministrado por parte del estado, lo que deja patente la utilización de este para manipular a la gente.

    Otro medio de controlar las emociones consiste en manipular los sentimientos de la gente mediante hipnopedia.

    En la tecnópolis todo el mundo era emocionalmente parecido. Como hemos visto en citas anteriores, no había lazos de unión demasiado fuertes entre las personas, para que estas fueran emocionalmente estables. De hecho, todos los sentimientos que poseían los individuos estaban creados artificialmente. En efecto, había personas que se dedicaban a ello, como Mr.Helmholtz, que era profesor de ingeniería emocional en el departamento de escritura, y en los intervalos de sus actividades profesorales ejercía de ingeniero de emociones.

    Los sentimientos estaban tan controlados que los miembros de la tecnópolis no estaban capacitados para sentir y expresar ciertas emociones.

    “¿No has sentido nunca la sensación de que, dentro de ti había algo que sólo esperaba que le dieras una oportunidad para salir al exterior? ¿Una especie de energía adicional que no empleas, como el agua que se desploma por una cascada en lugar de caer a través de las turbinas?[...] - ¿Te refieres a todas las emociones que uno podría sentir si las cosas fueran de otro modo?. Helmholtz movió la cabeza: - No es esto exactamente. Me refiero a un sentimiento extraño que experimento de vez en cuando, el sentimiento de que tengo algo importante que decir y de que estoy capacitado para decirlo; sólo que no sé de qué se trata y no puedo emplear mi capacidad.”

    Esta cita intenta explicar el párrafo anterior. Helmholtz y Bernard sienten algo, algo diferente de lo que les ha sido inculcado, pero no saben exactamente lo que es porque no están capacitados para ello, ya que han sido manipulados con ese objetivo.

    2.5. - Control de las diversiones y actividades

    .

    En esta tecnópolis, hasta las diversiones y el tiempo de ocio de los ciudadanos están controlados. Todas las personas tienen los mismos hobbies, y se divierten realizando las mismas cosas, al haber sido condicionadas para ello.

    Un ejemplo es la cita siguiente, donde puede observarse que, debido a intereses del estado y para conservar el orden y la estabilidad social, se anima a los miembros de la comunidad a participar en actividades colectivas, y se los condiciona para rechazar las diversiones que impliquen soledad:

    “Nuestra biblioteca, - explicó el doctor Gaffney- contiene sólo libros de referencia. Si nuestros jóvenes necesitan distracciones pueden ir al sensorama. Por principio no los animamos a dedicarse a diversiones solitarias.”

    2.6. -El control de la información.

    El control de la información es llevado a cabo por los medios de comunicación, que a su vez están controlados por el estado. Cada casta recibe una información diferente de acuerdo a su condición.

    2.7. -Otros medios de manipulación.

    Los individuos son acostumbrados a no reprimir jamás sus impulsos y a conseguir todo lo que quieran para que, al serles concedido todo lo que quieren, no pidan más. De esta manera se les puede esclavizar sin que ellos sean conscientes de ello. Por ejemplo, en el sensorama se da rienda suelta a sus sentidos, cosa que produce placer, el estado les regala el soma, etc. y así ellos no se quejan de nada.

    Hasta el contenido del cine está manipulado y creado por ingenieros emocionales, para que no despierte emociones, que pueden alterar el orden social.

    Por supuesto, en un lugar así la religión ha sido abolida, al ser considerada como un estorbo para manipular a las personas.

    3. -LA SOCIEDAD DE MASAS.

    Esta novela habla de la temática de la sociedad de masas llevada a su acepción más extrema. La sociedad que se observa en Un Mundo Feliz es una comparable a la sociedad industrial, en la cual, en lugar de producirse cosas en serie, se producen seres humanos en serie, y que consumen masivamente. Además, las tecnologías que en un principio fueron privilegio de un grupo restringido, ahora están al alcance de toda la población con la finalidad de que al darles todo, no pidan más.

    En un régimen totalitario, como es este, la opinión del individuo es irrelevante. Es una sociedad de hombres-masa, que, en lugar de pensar por sí mismos, dejan que el estado lo haga por ellos. La cultura es una cultura de masas, transmitida por los medios de comunicación públicos, que manipula a los individuos.

    Al ser la estabilidad social el valor más apreciado en esta sociedad, todo lo que se hace tiene eso como único fin. Para lograrla más fácilmente, los individuos son creados en serie, en grupos uniformes. El orden social está muy logrado, gracias a que unas castas se someten a otras. Todo el mundo trabaja para todo el mundo, por el bien de la sociedad, como ilustra la siguiente cita:

    “Todo el mundo trabaja para todo el mundo. No podemos prescindir de nadie. Hasta los Epsilones son útiles. No podríamos pasar sin los Epsilones.”

    Estas frases hipnopédicas expresan el fin de la división de la sociedad en castas: mantener la estabilidad social. Hay que respetar a las personas “inferiores” porque son “útiles” para la sociedad.

    La gente trabaja para la sociedad. La privacidad no existe. Nadie posee nada propio. Todo es de todos, incluso las personas. Es famosa la frase hipnopédica que dice “Todo el mundo pertenece a todo el mundo”.

    Incluso las diversiones son colectivas. Todas las personas tienen los mismos gustos, se divierten de la misma forma, comparten los mismos “hobbies”, etc.

    En una sociedad de masas, el individuo no tiene importancia. Todos son iguales y no tienen ningún valor como personas. Respecto a este tema cabe citar el siguiente párrafo:

    “El asesino sólo mata al individuo, y, al fin y al cabo, ¿Qué es un individuo? [...] podemos fabricar otro nuevo con la mayor facilidad; tantos como queramos”.

    Este párrafo ilustra la importancia de la masa frente al individuo, que es tratado como una cosa, como algo perfectamente prescindible, ni mucho menos único e irrepetible.

    Este otro párrafo también trata este tema y, además, hace referencia a la uniformidad en el comportamiento de los seres humanos en esa sociedad.

    “La seguridad y la estabilidad se hallan en peligro, señoras y caballeros. Este hombre [...] con sus opiniones heréticas sobre el deporte y el soma, con su escandalosa heterodoxia de su vida sexual, con su negativa a obedecer las enseñanzas de Nuestro Ford y a comportarse fuera de las horas de trabajo como un bebé en su frasco se ha revelado como un enemigo de la sociedad, un elemento subversivo, señoras y caballeros. Contra el orden y la estabilidad, un conspirador contra la misma civilización”.

    Esta cita deja ver cómo todos los miembros de la comunidad hacen lo mismo, y cuando uno de ellos no actúa de esta manera (en este caso Bernard), es tachado de enemigo público. Todo el mundo, por condicionamiento, y si no, por obligación, tiene que comportarse del mismo modo.

    En una sociedad de masas, la soledad está poco menos que prohibida, porque un individuo en soledad es capaz de formar pensamientos e ideas propias. De hecho, como hemos podido observar en una cita incluida en el párrafo anterior, las diversiones que implican soledad no existen, porque al estado no le interesa.

    Las relaciones humanas no son íntimas. No se crean lazos afectivos. Las relaciones sexuales son polígamas, ya que todo el mundo pertenece a todo el mundo.

    4. -UNA FALSA FELICIDAD IMPUESTA.

    Este es uno de los temas más importantes de los que trata la novela. La cita más importante, que aborda todos los subtemas de este tema que serán tratados posteriormente, es:

    “No existe la posibilidad de elegir entre dos lealtades o fidelidades; todos están condicionados de modo que no pueden hacer otra cosa más que lo que deben hacer. Y lo que uno debe hacer resulta tan agradable, se permite el libre juego de tantos impulsos naturales, que realmente no existen tentaciones que uno deba resistir. Y si alguna vez, por algún desafortunado azar, ocurriera algo desagradable, bueno, siempre hay el soma, que puede ofrecernos unas vacaciones de la realidad. Y siempre hay el soma para calmar nuestra ira, para reconciliarnos con nuestros enemigos, para hacernos pacientes y sufridos. En el pasado, tales cosas sólo podían conseguirse haciendo un gran esfuerzo y al cabo de muchos años de duro entrenamiento moral. Ahora, usted se zampa dos o tres tabletas de medio gramo, y listo. Actualmente, cualquiera puede ser virtuoso, Uno puede llevar al menos la mitad de la moralidad en el bolsillo, dentro de un frasco. El cristianismo sin lágrimas: esto es el soma.”

    Las personas son acondicionadas de manera que deben (por obligación) ser felices.

    4.1. - El acondicionamiento genético.

    El ADN de las personas es manipulado para obtener la felicidad. Posteriormente, mediante hipnopedia se les inculca que les ha sido ofrecido todo lo mejor, y se les convence de que son realmente felices.

    “Sí, ahora todo el mundo es feliz- repitió Lenina como un eco.

    Había oído repetir esas mismas palabras ciento cincuenta veces cada noche durante doce años.”

    Como deja ver esta cita, los habitantes del mundo están completamente convencidos de su propia felicidad, pero ese convencimiento no era propio, sino que les había sido impuesto.

    Otra cita muy interesante, que muestra que el estado hace feliz a la gente nada más que para que no se rebele contra su destino social es la siguiente:

    “Y este- intervino el director sentenciosamente -, este es el secreto de la felicidad y la virtud: amar lo que uno tiene que hacer. Todo condicionamiento tiende a esto: a lograr que la gente ame su inevitable destino social.”

    4.2. - El control de las emociones.

    Las emociones y los sentimientos de esas personas son destruidos y reprimidos, como ilustra la cita incluida al principio del tema. Así se evita el posible sufrimiento al que pueden verse sometidos en caso de que los tuvieran.

    “¡Afortunados muchachos!- dijo el interventor.-. No se ahorraron esfuerzos para hacer esfuerzos para hacer que sus vidas fueran emocionalmente fáciles, para preservarles, en buena medida, de toda emoción.”

    La vida sin emociones es mucho más fácil. Además, al Estado no le conviene que la gente sienta emociones.

    4.3. - El soma.

    “Si por desgracia se abriera alguna rendija de tiempo en la sólida sustancia de sus distracciones, siempre queda el soma, medio gramo para una tarde de asueto, un gramo para un fin de semana, dos gramos para un viaje al bello Oriente, tres para una oscura eternidad en la luna.”

    La felicidad está conducida químicamente mediante el soma. Cuando una persona no se encuentra anímicamente bien, toma soma y enseguida recupera el ánimo perdido. Una felicidad conducida por las drogas es una felicidad imbécil. Una felicidad que no busca valores, sino la satisfacción momentánea, una felicidad que no aumenta las capacidades ni desarrolla a nadie como persona, sino que la retrasa, la hace comportarse como “un bebé en su frasco”. Es una felicidad infantil. Tomar soma simplemente sirve para hacer desaparecer las sensaciones antes de que aparezcan, y así no tener que reprimirlas. Es un escape que hace a la gente feliz a pesar de su privación de libertad.

    “El retorno a la civilización fue para Linda el retorno al soma, la posibilidad de yacer en cama y tomarse vacaciones tras vacaciones, sin tener que volver de ellas con jaqueca o vómitos, sin tener que sentirse como se sentía siempre después de tomar peyolt. [...] El soma no gastaba tales jugarretas. Las vacaciones que proporcionaba eran perfectas, y si a la mañana siguiente resultaba desagradable, sólo era por comparación con el gozo de la víspera. La solución era fácil: perpetuar aquellas vacaciones. Glotonamente, Linda exigía cada vez dosis más elevadas y más frecuentes.”

    Aquí el soma es tratado como una droga, como un escape de la realidad por miedo a enfrentarse a ella. Siempre es más fácil huir.

    4.4. - El rechazo al control de los impulsos como medio para lograr la felicidad.

    La manera mejor de obtener la felicidad a corto plazo es la satisfacción de los impulsos. En este mundo se procura que nadie tenga que reprimirlos, para lograr felicidad tras felicidad a corto plazo, y así, que no dé tiempo a deprimirse.

    “Familia, monogamia, romanticismo. Exclusivismo en todo, en todo una concentración del interés, una estrecha canalización del impulso y la energía”.

    Estas palabras, que describen el mundo pasado, pretenden convencer a los habitantes de ese mundo de que el mundo anterior, en el que había que canalizar los impulsos, era un asco. Es mucho mejor darles satisfacción.

    “Probar el efecto que produce detener los propios impulsos”, le oyó decir. Fue como si aquellas palabras tocaran un resorte de su mente.

    -“No dejes para mañana la diversión que puedes tener hoy”- Dijo Lenina gravemente.

    - Doscientas repeticiones, dos veces por semana, desde los catorce años hasta los dieciséis y medio- se limitó a comentar Bernard. [...]Quiero saber lo que es la pasión- oyó Lenina, de sus labios- Quiero sentir algo con fuerza.

    -“Cuando el individuo siente, la comunidad se resiente”- citó Lenina.”

    Esta cita deja ver la manera en que los individuos estaban condicionados para no controlar sus impulsos. Ellos no deben sentir nada con fuerza. La frase hipnopédica: “Cuando el individuo siente, la comunidad se resiente” deja ver cómo son manipuladas las personas para que no puedan sentir nada, y así hacer que la estabilidad social no peligre. Una persona no se puede deprimir, y por tanto estar descontenta con su vida, si no siente.

    “ ¿Alguno de ustedes se ha visto jamás obligado a esperar largo tiempo entre la conciencia de un deseo y su satisfacción?”.

    Esta frase, pronunciada por el D.I.C, sirve para explicar definitivamente los párrafos anteriores.

    4.5. -El sacrificio de valores para lograr la felicidad.

    Esta es una felicidad impuesta. El primer valor sacrificado es la libertad. Los individuos no tienen la opción de elegir lo que quieren ser, ni a qué quieren dedicarse, qué ideas formar o qué hacer en sus ratos de ocio. Están completamente felices y, aunque se ha suprimido su libertad, ellos no la reclaman, pues están a gusto con el modo de vida que llevan y el estado les da todo lo que piden para que sea así. Hay una cita que ilustra esto:

    “Hubo discursos sobre la libertad, a propósito de ello. Libertad para ser ineficiente y desgraciado. Libertad para ser una clavija redonda en un agujero cuadrado.”

    Los individuos son acondicionados al modo de vida que han de llevar, pero, al hacer esto, se les proporciona la felicidad, porque encajan perfectamente con el ambiente en que les ha tocado vivir.

    Esto se puede ver claramente cuando el juez se ríe del salvaje porque este pensaba que los Deltas podían entender lo que era la libertad.

    Otras cosas que se sacrifican son el arte o la ciencia. Al estado no le interesa nada que no sea útil para la sociedad, y el arte, además de no serlo, estorbaba, porque podía crear sentimientos y hacer a la gente emocionalmente inestable. Una cita que ilustra esto es la siguiente:

    “Hay que elegir entre la felicidad y lo que la gente llama arte puro. Nosotros hemos sacrificado el arte puro. Y en su lugar hemos puesto el sensorama y el órgano de perfumes. [...] Una gran cantidad de sensaciones para el público.”

    La religión también ha sido suprimida por tratarse de un estorbo emocional para las personas que viven en una tecnópolis.

    Otra cita que habría que incluir aquí es la siguiente:

    “Dios no es compatible con el maquinismo, la medicina científica y la felicidad universal. Es preciso elegir. Nuestra civilización ha elegido el maquinismo, la medicina y la felicidad”.

    A pesar de que la religión ha sido abolida existe un culto especial hacia Ford, que lo trata como un dios. Se hacen ceremonias en su honor, y hasta las blasfemias más comunes son “Ford en su carromato”, y cosas parecidas.

    5. - UN RÉGIMEN TOTALITARIO.

    Este tema resulta ser una composición de los tres primeros, por tanto ya está prácticamente abordado por partes.

    En la tecnópolis la forma de gobierno es una tecnocracia. Lograr la estabilidad es el objetivo de este gobierno, como ilustra la siguiente cita:

    “Estabilidad- insistió el Interventor- estabilidad. La necesidad primaria y última. Estabilidad. De ahí todo esto”.

    La libertad ha sido suprimida para lograr la estabilidad. La sociedad es una sociedad de masas, con una cultura de masas, que es manipulada por el estado mediante varios procedimientos que ya han sido tratados con anterioridad.

    El poder está en manos del estado, que emplea la tecnología como medio de control político, económico, biológico y social.

    Todos los individuos piensan igual, pero si alguno comienza a tener opiniones propias que pongan en peligro la estabilidad social, el destierro es el castigo inminente. En este gobierno, las artes y las ciencias no tienen importancia, y quien quiera dedicarse a ellas ha de salir de la tecnópolis. Eso es lo que le pasó a Helmholtz y a Bernard, que fueron desterrados a Islandia, para no amenazar a la tecnópolis con hacer peligrar el orden social.

    El estado, al igual que en las dictaduras totalitarias que tienen y han tenido lugar en la vida real, pretende darles todo a los ciudadanos para que ellos estén conformes con la falta de libertad y democracia que sufren, además de que han sido objeto de manipulación para que crean que eso es correcto.

    Como en todas las dictaduras, tiene lugar una censura, cosa que se puede comprobar cuando el Interventor dice que los libros que evoquen el pasado están prohibidos en ese mundo:

    “Por eso tengo que guardar estos libros encerrados en el arca de seguridad. Resultan indecentes. La gente quedaría asqueada si...”.

    También la religión tal como la entendemos hoy está suprimida. El estado es un estado laicista. Sin embargo, existe un culto generalizado hacia Ford, explicado anteriormente.

    6. - EL PROGRESO INCONTROLADO.

    En la novela “Un Mundo Feliz” se trata una sociedad altamente tecnificada, que ha llegado a unos límites casi inimaginables. Se trata de una tecnópolis.

    Se cita una fecha de comienzo de este mundo. La fecha en que tiene lugar el cambio radical en la manera de pensar y en la manera de organizar la sociedad. Esta fecha es la guerra de los nueve años. Antes de dicha fecha el mundo es el que actualmente conocemos: la reproducción era vivípara, la gente era libre para ser infeliz, existía la democracia, etc. A partir de la fecha clave la sociedad experimenta un cambio radical, y se convierte en una tecnópolis, gobernada mediante una tecnocracia.

    En este tema quedan patentes los siguientes contenidos:

    - La tecnología no es simplemente ciencia aplicada a resolver problemas humanos, sino que ha configurado esos problemas, ha transformado el mundo y la noción del mundo, el hombre y la noción del hombre.

    Esto se puede observar en la novela. La tecnología ha avanzado tanto que la concepción del mundo ha cambiado completamente. La concepción de persona no es la que había antes de la guerra de los nueve años, según la cual es un ser racional único e irrepetible, sino que ahora las personas son creadas en laboratorio y modificadas y amoldadas a su sociedad mediante procesos de aprendizaje. Son como animales perfectamente controlables por el estado mediante drogas de diseño y otros métodos.

    - El impacto de una aplicación tecnológica no se reduce nunca al ámbito para el que fue diseñada.

    Seguramente la ingeniería genética no ha sido diseñada para crear una sociedad controlada por el estado, pero, sin embargo, esta utilidad, no prevista con anterioridad, se ha podido realizar. Es imposible encauzar el impacto de una aplicación tecnológica, ya que siempre se podrán encontrar utilidades no predichas.

    - Las tecnologías modifican el mundo real y se aplican mucho más allá de las previsiones y finalidades con que se programó su utilización.

    Esta afirmación es muy patente en este libro, ya que la sociedad está completamente configurada por la tecnología. Las aplicaciones de los descubrimientos científicos también van más allá de las que en un principio se preveían. Por ejemplo, cuando se descubrió la hipnopedia quizás nadie pensara que en un futuro eso iba a configurar una sociedad entera e iba a hacer que todos los seres humanos pensaran lo mismo.

    - La realidad tecnológica configura y es el mundo actual, hasta el punto de hablar de “sistema tecnológico”.

    Esto queda muy claro en la novela, ya que la configuración del mundo por parte de la tecnología es tal que se puede hablar de “tecnópolis”.

    - La interrelación entre ciencia, tecnología y sociedad produce el “sistema tecnológico”, eje central de la sociedad.

    Aquí se ve claramente cómo la tecnología sirve como medio de control político y social, y cómo la ciencia sirve para ejercer el control biológico, a su vez utilizado para ejercer el control social y político. Ciencia, tecnología y sociedad están plenamente relacionadas.

    En la sociedad de la novela se trata la tecnología como el sumo valor.

    La historia ha sido suprimida. Todo aquello que evoque el mundo antiguo es eliminado. Las personas sólo tienen conocimiento del mundo moderno. La modernidad es apreciada por todos los individuos, y los medios de manipulación se encargan de ello.

    El arte, la literatura, etc. son despreciados por tratarse de cosas del “mundo antiguo”. Un ejemplo de su desprecio por la historia viene dado por la siguiente cita:

    “La historia es una patraña- repitió lentamente el director- una patraña.”

    El comienzo de la era se sitúa hacia el año 700 después de Ford. Ford es tomado como referencia para contar el tiempo porque fue el primero que introdujo la fabricación en serie, tecnología en la que se basa esa sociedad para crear a los seres humanos.

    Con el cambio en la sociedad se ha producido también un cambio en los valores: todos los valores del mundo antiguo desaparecen: la valentía, la libertad, etc. porque en este mundo todo es fácil, y mantener unos valores no lo es. Es más sencillo tomar soma para solucionar los problemas. Esta cita ilustra el contenido de este párrafo:

    “En una sociedad debidamente organizada como la nuestra, nadie tiene la menor oportunidad de comportarse noble y heroicamente.”

    PERSONAJES PRINCIPALES

    BERNARD MARX: es una pobre alma con las agallas suficientes para hacer que unas pocas personas se sientan incomodas, pero no con las suficientes para marcar realmente una diferencia notable. Es el único punto de resistencia, por lo menos durante el principio del relato, dentro del esquema social y sabe que no puede hacer nada contra él. Debido a un fallo durante su proceso de desarrollo es más bajo y fuerte que lo que debería ser por su calidad de alfa mas, esto provoca en el un efecto de rebeldía, llegando incluso a demostrar síntomas esquizofrénicos. Es junto a John los dos únicos personajes que no consumen soma, esto es posiblemente lo que hace que sea conflictivo con sus superiores.

    Decide preparar un viaje a la reserva, una vez realizada la petición un superior suyo le dice que después del su estancia allí será relegado de su cargo y será destinado a una isla, por este motivo se siente con mas poder, sabe que puede ser peligroso para el sistema. Una vez en la reserva conoce a John y decide llevarlo fuera de la reserva. Es entonces cuando alcanza fama y poder debido a que todo el mundo quiere conocer al salvaje. Mustafa Mond[17] prepara una reunión con Bernard y John, es entonces cuando este le cuenta algunas verdades que estaban ocultas para los ciudadanos, verdades como que a antaño existió una religión y que el mismo había leído a Shakespeare, pero como esto era un mal para la sociedad debía ser prohibido. Hay un capitulo en el que Mond esta revisando un informe redactado por un científico, al parecer el informe sobre sus investigaciones era de notable calidad pero no podía ser aceptado, sino que tenia que ser censurado, ya que podría poner en peligro el equilibrio social. Bernard será trasladado a la isla, en ese momento se da cuenta que realmente es feliz, ya que podrá estar con gente que es como él.

    LENINA CROWN: es una enfermera, encargada de inmunizar a los fetos contras posibles enfermedades futuras, es como el resto de los demás habitantes: condicionada socialmente. Durante todo el relato no para de citar las frases que ha escuchado durante su condicionamiento. Lenina es el lado de la balanza que intenta contrarrestar los momentos de angustia de Bernard. Durante la historia parece que Lenina es convencida por Bernard, pero no es así, cuando se le presenta alguna dificultad no duda en tomar soma o visitar al doctor.

    LINDA: era una enfermera que trabajaba en la planta de fertilización pero en su juventud realizo un viaje a la reserva con Sarojini Engels, una vez allí se extravío y se quedo en tierra incivilizada. Durante su estancia quedo embarazada y tuvo un hijo: John. Se puede decir que es un personaje desgraciado, ya que lo pasó mal para adaptarse al mundo de la reserva y una vez devuelta a su medio de origen también. Linda si que es un a víctima de la sociedad ya que muere a manos de soma en una espera de su amor salvaje.

    JOHN: es un salvaje, es hijo de Linda, es la pieza clave en el desarrollo del relato. Es el personaje que más sufre en la novela, ya que en primera instancia sufría con su madre, al ver que muchos hombres le hacían visitas durante su estancia en la reserva. Después el no es aceptado en la reserva porque era el hijo de Linda y Linda no era bien vista allí. Cuando llega al mundo civilizado se enamora de Lenina, pero se lleva un desengaño. Todo esto, la incapacidad para arreglar la situación y la gran presión que ejercen sobre él los medios de comunicación le lleva al suicidio.

    BERNARD MARX: Es un hombre perteneciente a la casta Alfa-más, pero que, por diversas causas posibles, tiene un físico más parecido a un Delta que a un miembro de su propia clase. No está del todo de acuerdo con la situación del “mundo feliz”.

    HENRY FOSTER: es el prototipo de Alfa-más. También mantuvo relaciones con Lenina.

    HEMHOLTZ: es un ingeniero emocional que escribe prensa. Es amigo de Bernard y uno de los pocos que le comprende.

    MUSTAFÁ MONTZ: es una especie de “gobernador”. Es uno de los pocos habitantes del mundo que lee literatura del mundo antiguo.

    EL D.Y.C: es el director general en esa sociedad.

    LA ARGUMENTACIÓN

    En su obra “Un mundo feliz”, Huxley describe un mundo gobernado por unos pocos mediante un sistema totalitario. La tecnología ha avanzado enormemente hasta convertirse, junto con las drogas de diseño, en el principal medio para conseguir la felicidad.

    La novela se ambienta hacia el año 700 después de Ford aproximadamente, en una sociedad altamente tecnificada, que alcanza la categoría de tecnópolis.

    Los miembros de esa sociedad no nacen, sino que son decantados, fabricados en serie. La sociedad está dividida en castas, en orden decreciente de categoría (que implica inteligencia, habilidades, capacidad emocional, atractivo físico, etc.). Esas castas son denominadas Alfa, Beta, Gamma, Delta y Epsilon.

    Los Alfas son individuos inteligentes, y su papel social consiste en ocupar cargos de dirección en la tecnópolis y en realizar (la mayoría) las tareas más complejas y que requieren mayor habilidad mental.

    La casta siguiente son los Betas. Estos también cuentan con una inteligencia avanzada, pero menos que la de los Alfas. Su trabajo consiste en hacer tareas complicadas, pero que no requieren tanta agudeza como las de los Alfas.

    Los siguientes en la escala son los Gammas. Estos no son muy inteligentes, y su misión es normalmente trabajar en fábricas, hospitales, etc.

    En cuarto lugar se encuentran los Deltas, individuos de escasa inteligencia que trabajan en fábricas y apenas se interesan por ningún asunto.

    Por último se encuentran los Epsilones, humanos estúpidos con inteligencia casi animal y sin capacidad alguna de raciocinio que realizan las tareas más sencillas en la comunidad: servir a las demás castas, subir y bajar ascensores, etc.

    Los Alfas y los Betas eran todos genéticamente variados. Sin embargo, los Gammas, Deltas y Epsilones estaban divididos en grupos Bokanovsky. A partir de un óvulo fecundado bokanovskificado (obligado a realizar múltiples divisiones sucesivas) se podían conseguir hasta 96 individuos exactamente iguales. A esos grupos de individuos se les llamaba grupos Bokanovsky.

    Los embriones eran embotellados en frascos y alimentados mediante un nutritivo sucedáneo de la sangre, más abundante y mejor oxigenado en los miembros de las castas más altas. Los frascos eran colocados en unas estanterías que se desplazaban lentamente a lo largo de un recorrido, durante el cual les eran suministrados alimentos, vacunas, etc. A lo largo de ese recorrido se les acondicionaba, según la casta a la que pertenecieran, a la vida que iban a llevar. Los individuos de las clases inferiores recibían alcohol y otras sustancias que no les permitían desarrollarse con normalidad, para mermar las posibles facultades que pudieran desarrollar los embriones.

    Una vez los individuos eran decantados, comenzaba su acondicionamiento.

    Mediante el aprendizaje neo-pauloviano las personas eran condicionadas a amar el modo de vida que les había tocado vivir, y mediante la hipnopedia les inculcaban las lecciones elementales de moralidad, sexualidad, etc.

    Cuando crecían un poco más, podían tomar soma, una droga que curaba sentimientos negativos y que les proporcionaba unas felices vacaciones de la realidad.

    En ese mundo todas las personas eran felices, pero esa felicidad estaba claramente manipulada. La sociedad estaba muy unida y todo el mundo era de todo el mundo. La esperanza de vida no era muy larga (de unos 60 años), pero la gente era feliz.

    En aquel “mundo feliz” vivía un hombre llamado Bernard Marx. Era un Alfa-más, pero fisicamente era más parecido un Delta que a cualquier miembro de su casta. Los Alfas debían ser casi perfectos tanto física como intelectualmente, y él no lo era en el primero de los aspectos. Por eso los miembros de su grupo social lo discriminaban y decían que le habían suministrado alcohol en el sucedáneo de la sangre.

    Bernard no estaba plenamente integrado en esa sociedad, y, quizás en consecuencia al rechazo de sus compañeros, comenzó a pensar por sí mismo y a formar algunas ideas propias diferentes a las que le habían inculcado mediante hipnopedia.

    A él no le gustaba lograr la felicidad mediante drogas y métodos de manipulación de masas, y era un amante de la soledad, cosa que estaba poco menos que prohibida en aquel mundo donde la gente era obligada (más que animada) a relacionarse con otras personas para mantener la masa unida.

    Bernard comenzó a tener relaciones con Lenina, una mujer Alfa-más. Él decidió llevarla de vacaciones a una reserva de salvajes, considerando este un lugar diferente e instructivo, y así fue.

    Una vez allí, Lenina se quedó aterrorizada al observar el contraste entre su modo de vida y el de aquellas personas. A Bernard también le produjo un gran impacto, pero disimulaba sus emociones.

    En aquel lugar conocieron a un salvaje, John, cuya madre había nacido y vivido durante muchos años en el “otro lugar”. Ella había quedado embarazada durante unas vacaciones, y se tuvo que quedar en la reserva. En el“ mundo feliz” ninguna mujer tenía hijos. Allí la reproducción vivípara no existía, y las palabras “madre”, “padre” o “nacer” eran consideradas una obscenidad.

    John enseguida hizo buenas migas con Bernard, y cuando este y Lenina regresaron a su mundo, se llevaron al salvaje y a Linda. El salvaje desde el primer momento pareció disgustado con aquel mundo, del que su madre le había hablado tan bien, al ver la manipulación a la que estaban sometidos todos los individuos.

    John se enamoró de Lenina, pero cuando se declaró, se llevó una gran desilusión, al darse cuenta que la única concepción de relación de pareja que tenía esta se basaba únicamente en el sexo. John se enfadó mucho, cosa que a Lenina, condicionada a pensar que todo el mundo opinaba igual que ella, le extrañó mucho.

    Linda era discriminada en el “otro lugar”. Ella era una persona vieja y con arrugas, algo que la gente no estaba acostumbrada a ver en aquella tecnópolis. Para olvidar todos los problemas que había tenido y padecía ahora, comenzó a tomar soma en grandes cantidades, y al poco tiempo falleció.

    John, que estaba harto de esa falsa felicidad en que la gente estaba engañada, fue a una fábrica donde estaban repartiendo soma a los trabajadores deltas y comenzó a hablarles de cosas como la libertad. Después arrojó las cajas de soma que les iban a repartir, y tuvo lugar una gran pelea, tras la cual lo detuvieron a él, a Bernard y a Hemholtz. Tras un juicio, estos dos últimos fueron enviados a Islandia, y el salvaje quiso llevar una vida en sacrificio, para lo cual se retiró y se fue al campo, dispuesto a vivir de la agricultura. Pero los periodistas no dejaban de acosarlo. Al final, John, harto de aquel mundo asquerosamente manipulado, se suicidó.

    COMPARA CON OTROS LIBROS QUE HAYAS LEÍDO UTILIZANDO LOS CONOCIMIENTOS DE FILOSOFÍA

    Es la primera vez que leo un libro de estas características, pues este año es el primero que doy filosofía, pero puestos a comparar. Pienso que se podría comparar (de los libros que he leído) con "ÉTICA PARA AMADOR", que me lo mandaron el año pasado en Ética, aunque no tengan demasiados puntos en común. No hace falta darle muchas vueltas a la cabeza para decir que la novela: "UN MUNDO FELIZ" es mucho mejor y más entretenida que el libro de Savater para explicarle la Ética a su hijo con unos ejemplos demasiado largos y, en ocasiones, abstractos y difíciles de entender, mientras que la novela de Aldous es bastante entretenida y que a mi parecer habla de una superestructura en la que los seres humanos son fecundados en procesos de ingeniería genética, y son divididos en clases sociales según sus castas. En esta superestructura, está incluso controlado el nacimiento de hombres y mujeres para mantener en equilibrio la población mundial. En "UN MUNDO FELIZ" en ocasiones aparecen términos difíciles de entender, pero al final se entienden por el contexto que los rodea.

    A mi parecer, en lo único que puedo comparar los dos libros, es en que los dos intentan explicar algo: uno intenta explicar qué es la ética, y el otro intenta explicar una civilización futurista.

    Entre estas dos obras, claramente se puede decir que es mucho mejor la de Aldous, porque la de Savater únicamente usa ejemplos para explicar la ética, y al final del libro (por lo menos yo), seguía sin saber qué era la ética, y por lo contrario, al leer "UN MUNDO FELIZ" en todo momento sabes lo que estas leyendo, y al final de la lectura puedes sacar una opinión.

    OPINIÓN Y VALORACIÓN PERSONAL

    La novela de Aldous Huxley llamada "UN MUNDO FELIZ", es una novela que da mucho que pensar, porque ¿podría ocurrir en realidad lo de la novela? Supuestamente no, pero la tecnología avanza y ya se está clonando y ya se pueden hacer hijos perfectos, ¿qué será lo próximo? ¿Un MUNDO FELIZ?. Quien sabe.

    Para mí, esta ha sido una novela drogadicta, porque me enganché de la misma manera que la gente se engancha al caballo, pero yo, leyendo. Ami parecer es una novela muy completa y es el primer libro que leo de "ciencia-ficción" y realmente me ha sorprendida, porque pensaba que esta clase de novelas iban a ser de otra manera, pero "UN MUNDO FELZ" me ha dejado un buen sabor de boca sobre la ciencia-ficción.

    Sobre el tema principal, pienso que el progreso sin control puede utilizarse en perjuicio de la sociedad, para beneficio de los que tengan la tecnología en sus manos.

    Por otra parte, en la sociedad actual ya está teniendo lugar un cambio de valores, como el de la religión, que poco a poco va entrando en crisis. Actualmente la gente piensa más por sí misma que por los demás, una postura claramente egoísta.