Un grito desesperado; Carlos Cuauhtémoc Sánchez

Literatura hispanoamericana contemporánea del siglo XX. Narrativa (novela) juvenil para adolescentes. Temas: amor, disciplina

  • Enviado por: Vanshy
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Humanidades (Título Propio)
Universidad Católica de Ávila
Si eres un apasionado de la historia, tienes la oportunidad perfecta de convertirte en un experto en ello y además...
Solicita InformaciÓn

Lengua y Cultura Gastronómica Italianas
UNED
Cuando se habla de Italia una de las primeras ideas que nos vienen a la cabeza es, sin duda, su indiscutible...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Trabajo Práctico

de Filosofía

“Un Grito Desesperado”

a) Alboroto en el aula:

  • ¿Cuáles son las actitudes de una persona que se cree poco aceptada?

  • ¿Estas de acuerdo don esas características? ¿Agregarías o sacarías alguna actitud? ¿Por qué?

  • b) La escala de gente prioritaria:

  • ¿Qué es una escala de gente prioritaria?

  • Confecciona una escala que tenga como mínimo 10 personas

  • c) El sistema emocional:

  • ¿Cuáles son las señales que marcan el fracaso de un joven detectadas en una relación con sus padres?

  • Teniendo en cuanta el punto anterior, ¿cómo clasificarías la relación con tus padres? ¿Por qué?

  • d) Leyes para dirigir un hogar:

  • Definir cada una de estas leyes

  • Realizar una jerarquía personal de las mismas. Justificar la respuesta

  • e) Las reglas familiares:

  • ¿Qué opinión te merecen las reglas familiares citadas en esta novela?

  • Teniendo en cuenta nuestra cultura y tu situación familiar, ¿estas de acuerdo con que existan reglas para cumplir en una familia? ¿Por qué?

  • f) Realizar un comentario y una crítica de la novela

    A)

    Las actitudes de una persona que se cree poco aceptada son las siguientes:

    *Se retrae para convertirse en un ser callado, tímido y huidizo.

    *Hace bromas, chistes pesados o protagoniza agresiones, siempre escondido entre los demás.

    *Tiene una marcada tendencia a hablar de sí mismo y no es capaz de escuchar a alguien sin pensar a la vez en lo que contestará para seguirse vanagloriando.

    *Adopta actitudes fingidas y acomodaticias. Para ser aceptado aparenta ser lo que no es y dice pensar lo que no piensa.

    *Es tímido y servil con los poderosos y autoritario y burlón con quienes creen tener poder.

    *Se auto etiqueta en casi todo. Con frecuencia se clasifica diciendo “yo soy de las personas que...”.

    *Se preocupa excesivamente por su apariencia física.

    *Critica constantemente a los demás.

    Estoy de acuerdo con las actitudes que el autor señala, ya que considero que si una persona se “cree poco aceptada” va a hacer lo imposible por destacarse a cada momento y lograr que la gente le preste un poco de atención. Pero critico y sacaría la actitud de “Se retrae para convertirse en un ser callado, tímido y huidizo” y la cambiaría por “Se vuelve una persona extrovertida, petulante y soberbia”, ya que si la aceptara seria contradecirme con lo que antes expuse.

    B)

    Una escala de “gente prioritaria” es una lista de las personas con quienes convive una persona para después clasificarlas en orden de importancia: novia, amigos compañeros de escuela, de trabajo, conocidos, vecinos, familiares lejanos, padres, hermanos, etc. Hacerla, nos sirve para poner especial cuidado en cultivar no solo la aceptación, sino que también el amor mismo de quienes ocupen los primeros sitios en la misma.

    Mi escala de personas prioritarias:

    1º mamá

    2º papá

    3º Hernán (mi hno.)

    4º Amigas

    5º Peki (Martin)

    6º Mis compañeros

    7º Ivana (mi prima)

    8º Pablo (amigo)

    9º Mi abuelo Carlos

    10º Mi abuela Ana

    c)

    Diez señales que marcan el camino hacia el fracaso y la perdición de un joven detectadas en la relación con sus padres:

    *Se cree incomprendido por ellos.

    *No quiere perdonarlos.

    *Siente tristeza, rencor, amargura.

    *Se aleja de ellos y les habla poco.

    *Se vuelve ingrato, los critica y ataca; no les agradece nada.

    *Se vuelve terco. Justifica sus malos actos y no escucha sus consejos.

    *Defiende la liberación sexual.

    *Sin querer, busca amigos también incomprendidos por sus padres para sentirse apoyado.

    *Piensa en darles una lección (y con esto se hace vulnerable al vicio, al sexo, al suicidio...).

    *Daña su capacidad de amar. Se vuelve, sin darse cuenta, una persona incapaz de construir relaciones afectivas de calidad.

    Yo tengo una muy buena relación con mis padres. Ellos me dan mucha libertad para hacer las cosas que quiero porque ponen toda su confianza en mi, y yo a cambio hago todo lo correcto para no defraudarlos. Siempre “les voy de frente”, sea lo que sea, nunca les escondo nada porque estoy mas que convencida que “las mentiras tiene patas cortas”. Aparte quienes mejores que ellos para aconsejarme?. Yo se que si les pido algo, depende de lo que fuera, me dejaran o de lo contrario me darán una buena justificación para no permitírmelo hacer.

    Con mi mama me llevo muy bien. Somos muy buenas compañeras-amigas y siempre que necesito algún consejo, ayuda, apoyo para solucionar mis problemas o tan solo para saber como manejarme ante diferentes situaciones, ella esta al lado mío guiándome y aconsejándome para que no cometa errores y que de cada acto pueda sacar una moraleja (sea positiva como negativa). Yo con ella hablo mucho, le cuento todas mis cosas, trato de tenerla siempre presente para cada paso que de. Pero esto a veces me trae conflictos conmigo misma ya que al estar tan apegada a ella a veces no puedo tomar decisiones por si sola y, aunque no quiera, inconscientemente me hace estar dependiendo siempre de su aprobación o “control de calidad”.

    Con mi papa en cambio tengo menos diálogos del tipo que los que tengo con mi mama, pero igualmente me llevo de maravillas. Tiene personalidad, pensamientos y actitudes muy parecidas a las mías lo que nos hace ser buenos compañeros y entendernos mucho.

    Él, como todo padre, es “cuida”, severo, tenaz... Pero esto no es ningún impedimento para hablarle, aunque muchas veces si quiero conseguir algo que sé que será un poco difícil lograrlo, le pido a mi mama que primero lo convenza, que le hable, que lo “ablande” para luego ir yo.

    Yo a ellos los quiero muchísimo, valoro todo lo que ellos hacen por mí y además valoro las enseñanzas que ellos me fueron inculcando durante toda mi vida.

    Me da mucha bronca cuando los veo preocupados por los problemas económicos que tienen. Muchas veces les planteé la idea de trabajar para ayudarlos... pero ellos no me dejan, ellos quieren que yo estudie y me dedique solo a eso.

    Sintetizando... yo los adoro!!! Trabajan mucho para que ni a mi ni a mi hermano nos falte nada!!!

    d)

    Hay cinco leyes que se deben cumplir siempre en el hogar para llegar a una precisa comprensión, respeto y sabiduría:

    *Ley de la ejemplaridad:

    Los hijos cargan en su subconsciente, por muchos años, los patrones de conducta que observaron de sus padres. Es por eso que el gran reto de la paternidad no estriba en cómo tratar mejor a nuestros hijos sino en cómo darles un mejor ejemplo.

    Los padres deben enseñar sin pedir nada a cambio. Si se quiere que los niños aprendan, no debe pedírseles a cada momento que demuestren lo que saben. Por lo tanto, la misión del padre no es de levantar la cosecha, sino sembrar la semilla...

    *Ley del amor incondicional:

    La única energía que fortalece verdaderamente al hogar y a cada uno de sus miembros es el amor sin condiciones. Si los niños presencian el amor entre sus padres, no estarán descuidados y les ira bien aunque no se hagan grandes esfuerzos para educarlos, ya que la unión conyugal es la mejor educación que se le puede brindar a un hijo.

    Los niños que ven ese amor no se “tuercen” en su camino, se hacen juiciosos y sensibles, convirtiéndose a su vez en fuentes de amor y mas tarde apostaran a formar una familia debido a que ven lo bueno y lindo que eso representa.

    *Ley de las normas de disciplina:

    Las normas de disciplina delimitan la única área confiable sobre la que puede edificarse la torre del éxito familiar y personal. Solo las prohibiciones que los hijos se hagan a sí mismos con base en lo que están convencidos serán eficaces.

    Estas normas se asientan sobre cuatro requisitos a tener en cuenta:

    -el RESPETO: se debe poner un límite el cual nunca se debe sobrepasar. Debe reinar la educación y no el groserismo; deben excluirse las burlas de los errores ajenos y levantar la voz, por ejemplo.

    -la UNIÓN: es el elemento que hace fuertes a las familias. Estar unidos y compartir juntos tanto los buenos, malos, importante o mínimos momentos.

    -la PROSPERIDAD: implica una postura de firmeza ante el cumplimiento de estas normas. Todo padre sabe que no importa cuanto se quejen los niños, ya que estos deberán aprender a ser perseverantes y diligentes en la vida. Es por esta razón que las normas de prosperidad son las mas difíciles de hacer cumplir ya que requieren una gran fuerza y energía.

    -la AUTONOMIA: es el elemento que equilibra la “balanza” de paz en una familia. Autonomía significa libertad de pensamiento y conducta dentro de los limites de las otras reglas. Sin él, la disciplina se tornaría “represión militar”.

    *Ley de comunicación profunda:

    Un parámetro fiel para determinar la calidad de una familia está dado por el número y frecuencia de conversaciones serias entre sus miembros.

    La dureza en la educación debe ser acompañada de una comunicación abundante y profunda. Si no se hace de este modo, los niños acumularan rencores y deseos de venganza. Es por eso que

    castigar a un hijo es producir una herida necesaria, que, al final, será beneficioso para él.

    *Ley del desarrollo espiritual:

    En la familia debe llevarse bien una religión de amor. Solo manteniendo una estrecha y continua relación con Dios puede lograrse la paz interior.

    -el amor: porque nos debemos amar, en familia, sin cuestionamientos. Querernos y aceptarnos tal cual somos, por siempre. No importan las diferencias que podamos tener.. siempre debemos amarnos y estar unidos para poder, todos juntos como familia, luchar en la vida.

    -el ejemplo: porque se debe educar a través de los buenos ejemplos y no pretender que otros cambien si nosotros mismo no lo hacemos con nuestras vidas o actitudes. Un ejemplo claro es cuando los padres fuman y con un cigarrillo en la mano le prohíben fumar a sus hijos.

    -el espíritu: porque debemos unirnos en familia y tener Fe ya que eso nos ayudará a tener una guía y reconocer que Dios es nuestro destino, que nos esta acompañando siempre y practicar sus buenas enseñanzas. Además, mientras mas paz interior tengamos, mejores serán los resultados que la familia refleje.

    -la comunicación: porque debemos relacionarnos entre sí, manifestando lo que nos sucede, para entendernos, ayudarnos y superar dificultades.

    -la disciplina: porque debe haber un orden y un respeto dentro de la familia para lograr la armonía entre los miembros y la educación sobre todas las cosas.

    e)

    En mi casa muchas de las reglas citadas en la novela se cumplen. Igualmente creo que pueden variar ya que no solo dependen de cada cultura, sino que también dependen de cada familia, de cómo este educada, cuales sean sus convicciones y principios...

    2º Si, estoy de acuerdo con que existan leyes ya que sino el verdadero sentido de “familia” no se estaría cumpliendo. Creo que en cualquier familia, sea la cultura que sea, debe haber un reglamento básico para es desarrollo de la misma. No se puede convivir en una familia donde no se respeten los derechos de los demás o no se acepten pensamientos o creencias. Cada miembro debe respetar al otro sin importar las convicciones que pueda adoptar. Por lo tanto si logramos cumplir con ciertas reglas, la familia se mantendrá mas unida, no habrán rencores ni conflictos...

    f)

    Creo que esta novela es muy útil para la familia. Sirve de mucha ayuda para mejorar las relaciones entre padres e hijos ya que aporta gran cantidad de información acerca de como detectar a tiempo un posible debilitamiento en el vinculo familiar.

    Considero que seria bueno que lo lean todos los adolescentes, ya que es en esta etapa de la vida de una persona cuando se manifiestan mas sentimientos o actitudes, se comienza a formar su personalidad y sus convicciones. También creo que los padres deberían leerlo ya que ellos a lo mejor no saben como manejarse frente distintas realidades y les serviría de mucho a la hora de aconsejar o entablar un dialogo o conexión con sus hijos.