Últimas tardes con Teresa; Juan Marsé

Literatura universal contemporánea. Siglo XX. Novela. Realismo social. Sátira. Argumento. Partes. Personajes

  • Enviado por: Palou
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

JUAN MARSÉ: Últimas tardes con Teresa.

PRIMERA PARTE.

DOS (23 de junio de 1956, Verbena de San Juan)

  • Pijoaparte era un joven de rostro melancólico y adusto, de mirada grave y piel cetrina. Poseía una belleza grave de sus facciones meridionales. Sus manos eran de color oliváceo, sus cabellos negros y peinados hacia atrás.

  • El narrador para presentarnos la burguesía se sirve de la descripción de la verbena y de la descripción de lo acontecido en ella.

  • Para Pijoaparte las mujeres son objetos sexuales.

  • Pijoaparte no encaja dentro de la fiesta, la ropa que lleva no es la más adecuada para esa situación ya que es de los pocos que va vestido con traje.

  • Utiliza palabras porque cree que es algo que utilizan los pijos, por ejemplo el “realmente”. Cuando conversa con la dueña de la casa utiliza un registro muy formal

  • TRES

  • La descripción que nos hace sobre el Monte Carmelo nos hace imaginar en que ambiente vive Manolo , la degradación que representa no hace imaginar una población que antes fue un lugar de recreo ahora es una zona muy degradada

  • Pijoaparte , para los suyos, es un “pobre desgraciado”, que se dedica a gandulear. Se las da de Superior aunque es igual que los demás.

  • Pijoaparte vive con su hermano en una pequeña chabola. Su hermano posee un taller, y el le ayuda aunque también se dedique al robo.

  • Dentro de sus amistades Pijoaparte tiene un lenguaje vulgar, típico de los andaluces. Ello le ayuda a mantener una relación más cordial con ellos.

  • En un principio Pijoaparte adopta una postura un tanto grotesca y habla con un tono muy vulgar pero al ver a Maruja en el coche cambia completamente su conducta y adopta otra más formal.

  • CUATRO

  • Al principio, cuando todavía piensa que Maruja es la muchacha de la casa la trata con dulzura y muy cortésmente pero después de descubrir que es la sirvienta de la casa la trata con desprecio y le hace preguntas en un tono no muy adecuado, como si fuera muy superior a ella.

  • CINCO

  • Bernardo es el mejor amigo de Manolo. Es el único que le queda para cometer

  • sus robos, aunque le trate de forma despreciable no puede vivir sin él, es el único en quien confía y que los demás le han ido abandonando.

  • Es un hombre de expresión palaciega y risueña, posee un gran carácter y

  • es muy poderoso dentro del Monte Carmelo, pero últimamente se ha venido a menos.

  • Su madre había tenido amores con un huésped inglés del Marqués de

  • Salvatierra, le llamaban “El marqués”, podía ser hijo del mismísimo marqués.

    Cuando le llamaban el inglés se enfrentaba contra todo aquel que se burlara de sus orígenes. Su madre era la mujer que limpiaba los suelos del palacio del marqués, en Ronda. Nació habiendo muerto su padre. La relación que mantenía con los Moreau fue casual, él se dedicaba a hacer tours por Ronda y los Moreau, unos franceses, fueron una de las familias a las que guió, pero ellos le prometieron llevarlo con ellos y no cumplieron.

    SEIS

  • La relación entre Manolo y Maruja va evolucionando a medida que transcurren

  • los capítulos. En un principio al creer que es la hija de los señores la trata con suma delicadeza pero al descubrir que sólo es la criada de la casa la trata despreciablemente. Pero sigue con ella porque cree que puede sacar provecho de su relación, pero primero debe concretar lo que hay de valor dentro de la casa.

  • Después del verano la burguesía, y la familia Serrat vuelven a las rutinas del trabajo. Los estudiantes después de las vacaciones de verano vuelven a las clases y a las manifestaciones. En la universidad el ambiente se caldeaba por momentos y los levantamientos y manifestaciones se hacían más corrientes.

  • Una noche al acompañar a Maruja a la Villa, estando los señores de fiesta, Teresa se acerca a ellos de manera despreocupada y diciendo a Maruja que debería estar en casa desde hacía tiempo. Manolo ve a Teresa como una rica con aire de superioridad. Pero a pesar de ello, la idealiza como canon de belleza. Su despreocupación es hasta bella.

  • SEGUNDA PARTE.

    UNO:

  • Pijoaparte mientras espera en la cama a Maruja, piensa en los niños que ella cuida, los primos de Teresa. Se los imagina dormidos en grandes camas, arropados por indecibles atenciones presentes y futuras. A veces se dormía al mismo tiempo que ellos. Luego se despertaba sobresaltado, se preguntaba a si mismo que hacia en el cuarto de una criada. Muchas veces soñaba con Teresa, que la salvaba de la Villa en llamas, y que acababa besándola, pero no tenían como finalidad la posesión de la muchacha, eran sueños fundamentalmente infantiles, donde triunfaba el heroísmo y una secreta melancolía, el momento erótico se introducía al final de la historia, cuando él ya había salvado a la bella.

  • A menudo se decía que estaba allí porque la “raspa tiene un culo y unas tetas de primera”, o bien, que se encontraba allí para esperar la ocasión de hacerse con las joyas.

  • Maruja y Pijoaparte discuten debido a que él quería ir a ver la habitación de la señora, para echar un vistazo de lo que hay dentro, pero ella no quiere porque si faltase algo quien se llevaría las culpas sería ella.

  • DOS:

  • La sociedad veraniega nos viene representada por un número importante de

  • turistas, plazas en fiesta, bulliciosas terrazas, villas iluminadas, hoteles y campings.

  • Teresa Serrat era un formidable exponente de la mejor raza: de su madre había heredado un hermoso y esbelto cuello, y una boca singularmente predestinada.

  • Era una chica alegre, con una naturaleza un tanto ambigua, insolente y rebelde.

    Luis Trías de Giralt era un joven universitario, e inexperto. Un estudiante aventajado de económicas, nieto de piratas, e hijo de un listísimo comerciante. Era alto, guapo, pero de facciones fláccidas, deshonestas, fundamentalmente políticas, carnes rosadas, el pelo rizoso y débil, la mirada luminosa pero infirme.

    Teresa y Luis mantenían una relación de amistad, que más de una vez se ha convertido en una relación sentimental. Habían colaborado en infinidad de actividades culturales. Su relación se basaba en sus ideales políticos.

    TRES:

  • Teresa observó a Maruja, y pensó en que iba detrás de ella como cuando eran niñas. Recordó un episodio, de hacía ya seis años, donde Maruja y ella se estaban bañando en una balsa de regadío en la finca de Reus. Esta fue la imagen que en cierto modo cerró la infancia pasmada de Teresa y abrió paso a las inquietantes maravillas de la adolescencia. No la olvidaría nunca, ni tampoco las palabras que pronunció Maruja en aquel momento («Yo también viviré algún día en Barcelona, como tú, Teresa»), porque desde aquel día que se habían bañado juntas fue sensible.

  • Las dos amigas jugaban juntas y solían contarse todos sus secretos y deseos, sin tener en cuenta la posición social que años después se vería marcada como la de la señora y la criada.

  • La relación entre Teresa y Maruja no se puede denominar como verdadera amistad, ya que por parte de Maruja las cosas habían cambiado desde que vivían en Barcelona. Ahora ella era la criada de la casa y su relación con Teresa era mucho más distante. Mientras que Teresa, sin hacer caso de las diferencias sociales que había entre ellas, la consideraba como una verdadera amiga, es más, la quería como a una hermana e intentaba integrarla dentro de su círculo de amistades, tanto como podía y siempre le demostraba que tenía una amiga en quien confiar.

  • Para Teresa Maruja simboliza una verdadera amiga, la hermana que nunca tuvo. Teresa ve en Luis el universitario rebelde que pretende revolucionar el mundo para, a su manera, mejorarlo. Manolo simboliza para Teresa el obrero de clase media que trabaja día a día para ganarse la vida.

  • CUATRO:

  • La burguesía de la época se ve favorecida por su nivel económico, gracias a ello pueden llevar a la criada a un hospital y mantenerla allí hasta que se recupere. Aunque Teresa, por estar de vacaciones, puede quedarse con al criada, Oriol Serrat debe seguir con sus asuntos, ya que no puede dejar su trabajo apartado.

  • CINCO

  • Teresa Serrat atrajo toda la atención, no era el tipo de chica que se acostumbraba ver por el monte Carmelo. Inspiró piropos indecentes y vulgares que no hicieron ningún efecto en ella.

  • Al ver a Teresa Manolo se sorprendió y pensó que Maruja estaba muerta. Manolo actúa de manera desentendida, le dice a Teresa, en un principio que no conoce a ninguna Maruja. Pero después al saber el estado de Maruja se interesa por ella y por verla.

  • Una vez en la clínica al ver a Maruja en tal estado, se altera y pierde lo nervios. Su primera reacción es coger a Teresa zarandearla, y mientras lo hace un montón de preguntas desconfiando de la actitud que Teresa tuvo hacia Maruja luego del episodio de la barca. Acto seguido, envuelto en su rabia golpea la celosía haciéndose un profundo corte. Es curado por la enfermera, y pide disculpas a Teresa. Se encontraba muy triste y angustiado.

    SEIS

  • La relación entre Teresa y Rafa en un principio es solo por motivos culturales, ambos se interesaban las actividades culturales y las organizaban entre los dos. Pero al final Rafa pretende que tengan una relación, no quiere que sean solo amigos.

  • El camarero, sin querer derrama una taza de café sobre el traje del Pijoaparte. Esta situación y la respuesta que da el Pijoaparte al camarero da pie a una discusión entre él y Teresa.

  • En un primer momento Manolo cree que el es el responsable de el estado de Maruja pero cuando Teresa le explica la historia de el embarcadero se queda mas tranquilo (ya no es suya toda la culpa). Pero después ve en esa situación una oportunidad para conocer a Teresa y, aunque cada día va a ver a Maruja ya no se preocupa tanto por su estado.

  • SIETE

  • Desde pequeña se interesa mucho por Manolo pero entonces, cuando ella sólo tenía nueve años jugaban juntos en el patio del Cardenal. Siempre le pide que un día la lleve a dar una vuelta en motocicleta pro el siempre le dice que ya la llevara otro día, ella se encarga de todos los problemas médicos leves del Carmelo y cuando Pijoaparte se hace la herida en la mano es ella quien se encarga de vendárselo diariamente. Pijoaparte nunca la había encontrado fea pero desde que conoció a Teresa se dio cuenta del gran parecido que había entre ambas i empezó a fijarse más en ella.

  • Hortensia es la sobrina del Cardenal pero desde muy pequeña estaba al cargo de su tío.

  • El Cardenal era, tiempo atrás, un hombre de influencia dentro del monte Carmelo. Pero como todo en el monte se vino a menos y todo lo que antes era exuberancia y prosperidad ahora eran recuerdos y de tanto en cuando algún trabajo que le permitía tener una mínima estabilidad económica.

  • El Pijoaparte pretendía conseguir algo de dinero para poder salir con Teresa y al no conseguirlo del Cardenal recurrió a la Jeringa.

  • OCHO

  • Después de su visita diaria al Hospital y de conocerse en sus salidas a los bares de Barcelona deciden ir a la playa a pasar el día y es allí donde empiezan a intimar más.

  • Las hermanas sisters son unas embaucadoras y aprovechan cuando no están los señores en casa para robar a las criadas. Pero da la casualidad de que cuando de deciden a robar en la villa de los Serrat están allí Teresa i Manolo y es él quien las hecha fuera dando al excusa de que son parientes suyas.

  • Manolo aparentemente tiene un comportamiento extraño con Teresa, como si estuviera enamorado de ella. Aunque el no quiera reconocerlo.

  • NUEVE

  • Manolo cambia su comportamiento ya que ha terminado todo el dinero que tenía para el verano y no quiere que Teresa se de cuenta de ello.

  • El monologo de Maruja es para recordar la relación que mantenía con Manolo y el cambio que el hace entre las dos chicas como las distingue por su clase social al igual que hace el resto de la sociedad, cada grupo social se distingue por el capital que posees.

  • DIEZ

  • Manolo para conseguir dinero recurre a todo lo que esta a su alcance, jugar a las timbas que hacen lo jóvenes en las que siempre se apuesta dinero, le pide más dinero a la Jeringa, y a otros viejos amigos del monte, además de recurrir al robo de otra moto ya tirar de el bolso de una señora.

  • Con un viejo amigo del Monte, a quien pide dinero, al principio le pide un par de billetes de mil pero al final se conforma con menos de quinientas pero este se niega y lo manda a pedir dinero a casa del Cardenal. Pero este decide ir a Barcelona a recurrir al hurto.

  • TERCERA PARTE:

    UNO

  • En relación a los jóvenes estudiantes dice que son de ideas contrarias. Tienen un carácter lúdico, turbio, sibilino. Son impresionantes e impresionados de sí mismos, misteriosos, prestigiosos. Derriban núcleos de resistencia, fulminan rumores y envidias, adoptan teorías y críticas adversas e imponen silencio.

  • Son indefensos y llevan su mala conciencia de señoriítos, resignados. Permanecen distantes en las aulas, sólo hablan entre sí y no mucho. Preparan reuniones y manifestaciones de protesta, se prestan libros prohibidos. En definitiva, todos acaban como lo que son: señoriítos mimados.

  • Empieza en el año 57 cuando él está en Madrid, es detenido y llevado a la cárcel. Teresa y sus compañeros colaboraron en un intento de huelga, que fracasó. Fue la primera vez que se veían policías involucrados en un movimiento obrero.

  • Teresa y Luis consiguieron que todos los alumnos después de permanecer encerrados en un aula, hicieron sus necesidades allí mismo. Formaron parte de una manifestación, después de la cual, se abrió expediente a Teresa y Luis entre otros.

  • Manolo es un obrero murciano. Teresa confía en él, en su poder natural de seducción, en su indiferencia mineral respetuosa. Era gitano y como murciano que era a la vez, su físico imperaba y estaba muy orgulloso de ello.

  • El grupo se compone de cuatro chicos y dos chicas.

  • Guillermo Soto: alto y desgarbado, había estado estudiando y por tanto, su etapa universitaria ya formaba parte del pasado. Estaba prometido con Maria José Roviralta.

    María Eulalia Bertrán: alta y somnolienta, muy elegante, con muchos adornos.

    Ricardo Borell: chico fino y pálido, dúctil y plástico.

    Jaime Sorgenís: estaba borracho, estudiaba arquitectura. Usaba una barba negra.

    Ninguno de ellos pasaba los veinte años. Todos estaban muy bronceados, ya que veraneaban en la costa.

  • Manolo, frente a las preguntas de las chicas se mostraba sonriente y contestaba

  • con monosílabas, aunque recuperó su silencio

    Ante Luis Trías, que luchaba con armas que Manolo no conocía, tuvo que ir con cuidado. Con Leonor Foñialba tiene un malentendido al creer que la continua sonrisa que aparecía en la cara de la chica, era un truco para besarla o, seguir hablando. Su sonrisa era un accidente.

    Fue un momento en el que se establece una conversación de libros y autores, Manolo baja la mirada como que no pinta mucho en ese bar.

    DOS

  • Teresa observa seriedad en los rostros, los hombres son muy groseros cuando

  • ella se queda sola y va a buscar a Manolo. Pensó para si misma “Islas incultas y

    súper pobladas!”.

    Pequeños múrcianos sudorosos con camisa a rayas de cuello duro y sofocantes

    trajes de americana, tiernos bailarines que no encontraban pareja de baile.

  • Teresa conoce a Bernardo cuando se encuentra ella con Manolo por una de las calles del barrio. Bernardo va borracho y asusta a la joven cuando ella, sin verle, al estar todo a oscuras, pasa por su lado. Posteriormente se vuelven a encontrar Manolo, Bernardo, Teresa y los hermanos de Manolo en un bar.

  • Teresa al ver a Bernardo restregarse la nariz ensangrentada con el dorso de la mano, le da pena, pero Teresa no conoce que esa persona es el famoso Bernardo. Es el hermano de Manolo quien, al señalarla, dice su nombre.

  • El monólogo de Teresa sirve para aclarar las ideas que tiene de Manolo. Con ese monólogo, analiza su conducta de esa tarde, una actitud de “señoritinga”. Teresa analiza las emociones que definen a ella y a Manolo: soledad, generosidad, sentimentalismo, curiosidad, interés… A través de ese monólogo se acerca a la figura de Manolo, a su posible modo de vida, a lo que el murciano puede pensar sobre la libertad. Teresa reconoce que Manolo se porta muy bien con ella, pero se pregunta a si misma hasta dónde es capaz de llegar Manolo por ella.

  • TRES

  • Acusación: por parte de la desnuda Sister más joven, cuando dice que la niña iba

  • Desnuda bajo la combinación y que Manolo la tenía en sus rodillas, y que fue en ese momento cuando negó que hubiera tocado un cubierto de la maleta.

    Amenaza: el joven de las gafas oscuras al decir que le partiría la boca si volviera a ver al muchacho por allí. La consecuencia es la pelea que tiene lugar en esa azotea. Teresa ve a Manolo acorralado por ese grupo de chicos. Posteriormente se inicia la pelea: Manolo debatía con la camisa desgarrada, caía al suelo y gritaba su nombre “Teresa”.

    Manolo terminó con una ceja partida, respiraba con dificultad, el pelo revuelto y la camisa rota, abierta de arriba abajo.

  • Recuerda cuando guardaba los hijos de doña Isabel en la playa. Muchas veces no se bañaba. Lo compara con el sofocante calor del taller mecánico: en la playa todo era luminoso y lleno de risas francas. Siente que la señora fue una madre para ella.

  • CUATRO

  • Alberto Bori: chico que conoció a Teresa en la universidad .Trabaja en cosas

  • de publicidad y distribución de libros. Vivían en un barrio gótico, cerca de la

    catedral, en un ático lujoso. No tenían hijos. Provenían los dos de familias

    distinguidas pero se consideraban independizados y felices en el ático.

    Habían vivido una temporada en París. Alberto era intelectual de izquierdas y

    letra herido, había derivado hacia la publicidad editorial.

    Mari Carmen: estudió la carrera de letras y trabajaba en el departamento de

    Traducciones de una editorial.

    CINCO

  • La carta empezaba con las palabras “amor mío”, se disculpó por el retraso y le

  • Comentó la situación en la que estaba: estaba enferma. Tenía un fuerte resfriado y había llegado a delirar. Las causas fueron, según explica, la muerte de Maruja y no poder ver a Manolo, le disgustó tanto que cayó en cama.

    También cuenta Teresa lo mucho de menos que echa al murciano, su ausencia la desespera. Por otra parte, habla de sus padres, de cómo la ven, que, según ellos, debe quedarse en la villa una temporada. Es una carta básicamente de amor. Teresa pone una vez más sus sentimientos, y su rebeldía al decir que se avergüenza de la familia a la que pertenece, tan “aburguesada y cursi”. Se despide con un “siempre tuya. Besos. Teresa”.

  • Jeringa le pide para ir con él, y en un tono seco le dijo que ella misma había puesto gasolina a la moto. Quiere ir a dar una vuelta con Manolo, que la lleve con la moto. Caprichos infantiles, y consigue hacerse con la suya: sube a la moto y se la lleva a Manolo.

  • Por su parte Manolo, que tiene prisa por llevarse la motocicleta, en un primer momento le niega la posibilidad de ir a dar una vuelta, pero después termina cediendo, y así se quitaría.

    SEIS

  • Ya más tarde, a la vuelta, al encontrarse con los policías, se siente descrédito. Un

  • un sentimiento que le invade es que a él, nadie podrá tomarle nunca en serio ni creerle capaz de haberla amado de verdad, y mucho menos de haber sido correspondido.

    SIETE

    1. Después de estar encarcelado durante dos años, Manolo va al bar donde encuentra a Luís de Giralt, y éste le cuenta que Teresa al saber de su detención se puso a reír, que en todo ese tiempo a la joven la vida le había cambiado mucho.