Úlcera Gástrica

Pared del Estómago. Helicobacter Pylori. Mucosas. Jugos gástricos. Hemorragía. Válvulas

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Química Orgánica
Química Orgánica
En este curso de Química Orgánica o también conocida como Química del Carbono, nos...
Ver más información

Ejercicios resueltos de Trigonometría Plana
Ejercicios resueltos de Trigonometría Plana
Serie de ejercicios resueltos de Trigonometría Plana

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información


Úlcera Gástrica

Introducción

En el estómago pueden darse diferentes patologías, dentro de estas se encuentran las úlceras. Éstas en general son conocidas como úlceras pépticas, entre las que se pueden distinguir las duodenales y las gástricas. En este caso vamos a desarrollar las ulceras gástricas, que se dan en el estómago.

Éste es una continuación del tubo digestivo. Está dividido en fondo, cuerpo y antro. Externamente se encuentra cubierto por el peritoneo visceral y tiene capas de musculatura longitudinal, circular y oblicuas que facilita los movimientos necesarios para mezclar los alimentos con los jugos gástricos. Internamente está formado por una capa mucosa muy gruesa en la que se localizan las glándulas gástricas formadas por dos tipos de células, las principales que producen pepsinógeno y las parietales que secretan ácido clorhídrico.

Muchas veces la protección de las paredes del estómago contra el ácido clorhídrico (HCL), no es suficiente y puede ocurrir que el jugo gástrico digiera la pared estomacal provocando llagas o úlceras.

Presenta dos orificios o válvulas de comunicación: el cardias que lo comunica con el esófago y el píloro que lo comunica con el intestino delgado.

'Úlcera Gástricas'

Desarrollo

Las úlceras son lesiones, heridas que sufre la mucosa, la cual recubre las paredes del estómago, provocadas por sustancias químicas que actúan normalmente en el proceso de la digestión. Los tejidos del estómago están compuestos por células especializadas que pueden resistir la acción de los ácidos del jugo gástrico, revestidos por una capa de moco secretado por otros tipos de células, que evita el contacto entre el ácido y la pared de los órganos.

La pepsina, por ejemplo, es una sustancia que ataca las proteínas de los alimentos y las divide para su mejor asimilación. Para actuar necesita un medio ácido, que esta dado por el acido clorhídrico. Ambos son tan potentes que pueden afectar a la mucosa del estómago si ésta no se protege formando una capa resistente y no hay una buena circulación sanguínea. Justamente cuando se dan éstas condiciones, aparece la úlcera.

La úlcera suele localizarse en la curvatura menor sobre la mucosa antral ya que en esa área las fibras musculares del estómago se entrecruzan y forman una fuerte banda muscular que determinan un intenso esfuerzo cinético

Las úlceras pueden ser provocadas por uso excesivo de medicamentos antinflamatorios no esteroides que afectan a la mucosa, el exceso de ácido clorhídrico, tabaco, bebidas alcohólicas, situaciones de stréss (en éstas condiciones, en las que hay grandes tenciones, se producen cambios notorios en la pared del estómago), alimentos muy condimentados, infusiones de café y generalmente por una bacteria llamada Helicobacter Pylori.

El Helicobacter pylori es una diminuta bacteria que vive bajo el revestimiento mucoso del estómago. A su vez, también puede tener algún papel en el desarrollo del cáncer de estómago.
La bacteria penetra las células que recubren el estómago y cambia las condiciones del entorno para protegerse a sí misma del ácido gástrico. En ese proceso daña las barreras de protección de las células y éstas se ven afectadas por las secreciones digestivas, causando la lesión.

Los grupos que se afectan con más frecuencia son: las personas mayores y las que viven en países en vías de desarrollo.

'Úlcera Gástricas'
'Úlcera Gástricas'

Helicobacter Pylori

El tamaño de una úlcera gástrica es muy variable, de 5 a 75 mm, y el principal síntoma es la pirosis, un dolor mordiente que suele percibirse en el tercio superior del abdomen y que en ocasiones se extiende hasta la parte inferior del tórax. Casi siempre se alivia brevemente con la ingesta de alimentos (neutralizan el acido) o de antiácidos. Característicamente, el dolor aparece de 30 minutos a 2 horas después de las comidas. Los episodios de dolor ulceroso van y vienen y alternan con períodos sin dolor de duración variable. Otros posibles síntomas de una úlcera gástrica son las náuseas —aliviadas paradójicamente por los alimentos, los antiácidos, o los vómitos— la anorexia, el adelgazamiento y suele haber malas digestiones o pesadez estomacal.

El principal riesgo de las úlceras gástricas es la hemorragia. Las hemorragias graves no son frecuentes, pero pueden ser una amenaza para la vida. Pueden exteriorizarse a través de un vómito sanguinolento o una deposición negra, con el aspecto del alquitrán.

Otro riesgo, aunque pequeño, es que la úlcera erosione por completo la pared del estómago o que se provoque una obstrucción causada por alimentos que tratan de pasar del estomago al intestino.

Para determinar si padece una úlcera y averiguar dónde se localiza, se realiza una endoscopia que puede ir seguida de una radiografía gastrointestinal superior con bario. Durante la endoscopia, pueden obtenerse muestras biópsicas, y también pueden ser necesarios exámenes de la acidez gástrica (se toman muestras a través de un tubo pasado por el estómago para determinar la cantidad y tipo de ácido), análisis de sangre y exámenes de las heces.

Se debe tener en cuenta, que en casos excepcionales las ulceras suelen convertirse en cáncer , y se trataría de un cáncer de tipo ulceroso

Conclusión

Esta enfermedad puede ser tratada con diferentes tratamientos, según su gravedad. Algunos de ellos son:

Atenuar el dolor indicando antiácidos, reposo psicofísico para mejorar el porcentaje de curación, la utilización de medicamentos para reducir la cantidad de ácido que produce el estómago (en el caso de que ésta sea la causa de la úlcera) o medicamentos para proteger la zona afectada. Suele recomendarse una dieta no muy rigurosa en la que sólo se prohíben los dulces, grasas, frituras, picantes y alcohol.

En el caso de que ésta sea causada por la bacteria Helicobacter Pylori se utilizaran antibióticos para tratarla.

Si no hay certeza de benignidad, la úlcera no se cura después del tratamiento médico, reaparece luego de un tiempo o se producen complicaciones: como perforaciones, hemorragias u obstrucciones, será necesario realizar un tratamiento quirúrgico. Éste se basa en la extirpación de la úlcera, resección del antro donde se asienta la misma y favorecer una buena evacuación gástrica.

Para prevenirlas es necesario evitar el cigarrillo, la aspirina u otros fármacos, infusiones como el café, el té o alcohol. Y se debe comer comidas pequeñas y saludables durante el día, descansar lo suficiente y hacer ejercicio.