Túpac Amaru

Biografía. Historia moderna de Perú. Líderes quechuas. Indígenas peruanos. José Gabriel Condorcanqui

  • Enviado por: Ma Fer
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Dirección por Objetivos y Gestión del Desempeño (Grupo con tutorías)
Grupo Adams
La Evaluación del Desempeño constituye una herramienta fundamental de medición y control del rendimiento de los...
Solicita InformaciÓn

Golf Management Program
Structuralia
Golf Management Program es el programa en formato on-line de Formación Superior de Dirección y...
Solicita InformaciÓn

publicidad

VIDEO DE LA VIDA DE TUPAC AMARU

  • TEMA:

  • Túpac Amaru.

  • OBJETIVOS:

    • Conocer la vida de Túpac Amaru, tanto personal, como en la revolución.

    • Entender un poco la forma de ser de nuestros actuales indígenas.

  • RESUMEN:

  • El 18 de mayo de 1782, mataron a Túpac Amaru en la waca y pata que quiere decir Plaza de las lágrimas, él fue muerto descuartizado luego de haberle cortado la lengua.

    Durante su cautiverio Túpac Amaru quiso ser evitado y escribió cartas para su ejército, pero ni con tanta tortura pudieron sacarle quienes eran sus aliados y cada vez que le preguntaban él solo contestaba “Tu y yo”.

    Al entrar a presenciar su juicio, el cual le seguían por revolucionario y por haber asesinado al corregidor Antonio de Arriaga, Túpac Amaru tenía 40 años de edad y trabajaba de arriero, antes de entregarse a guiar la revolución contra los españoles.

    Túpac Amaru llegó hasta Lima para pedir su título de Inca y protestar por la pobreza de los indios, mediante el mediador que debía tener porque no era permitido que él como indio hable frente a los españoles, su mediador era un hombre serio de mediana estatura, criollo de nombre Miguel de Montiel, quién cuando fue apresado en Lima declaró conocer a Túpac Amaru 5 años atrás. Los españoles frente a la petición de Túpac Amaru, no entendían porque pedía el Título de Inca, ya que para ellos éste título era algo insignificante, pero le dijeron que debía pedírselo al rey. El rey tenía un 25% de acciones del tráfico de los negros y Lima era el centro en donde cabían el descontento y la corrupción.

    Don Julián Moreno fue un posible introductor de Túpac Amaru a las logias masónicas; los masones buscaban acabar con la monarquía a ésta logia perteneció Eloy Alfaro, Simón Bolívar, George Washington entre otras personas importantes a nivel mundial. Don Julián Moreno le entregó “un maceradito” para que Túpac en compañía de Montiel leyeran a escondidas, el “maceradito” como lo llamaban, era un libro prohibido, ya que en este se hablaba de revoluciones y como el pueblo se debería levantar, éste libro fue encontrado entre las pertenencias de Miguel de Montiel a la hora de su captura, más él declaró en el juicio que solo lo habían leído con Túpac Amaru, pero aparte de un comentario no paso nada más.

    Fue Montiel, quien lo llevó al marqués para reivindicar el Título de Inca, y explicó que Inca es un profeta, pero el marqués le contestó que los Incas ya fueron exterminados, y le dijeron que la liberación será de los criollos. Mientras conversaban en el jardín, los sirvientes del marqués quienes eran indios Incas, se arrodillaron ante Túpac Amaru por el uso de los signos que llevaba como adorno en su cuerpo, el principal era el disco de oro en forma de sol, que era el signo de la gentilidad el cual colgaba de su cuello.

    Durante la revolución todos los amigos del cacique Túpac Amaru llevaban un collar especial en sus cuellos para reconocerse entre ellos, una vez entró a la iglesia del Cuzco, mientras el padre Ortigoza daba la misa, el cacique Túpac Amaru entró vestido con la vestimenta de Inca, el padre Ortigoza en el sermón dijo que había alguien entrado a profanar la iglesia, la cual es la casa de Dios vistiéndose de esa manera, y le pidió a Dios que imponga su mandato ante ese desorden. Uno de los amigos del cacique, al cual conoció en el Cuzco, fue contratado para enseñarles a leer y escribir a los hijos de Túpac Amaru y en el juicio mientras declaraba esto, también dijo que el obispo lo conocía, ya que cuando a Túpac Amaru le dio la fiebre de las tercianas, el obispo le envió un remedio y le mando a decir al cacique que quería verlo. Fue entonces cuando se reunieron el obispo y Túpac Amaru, el obispo quería unirse y levantar al pueblo. El corregidor, era quien se encargaba de imponer los impuestos para los indios y el encargado de dar el reparto, que se trataba de darles ropas y cosas españolas que los indios no usaban para hacerlos endeudar con los españoles y hacer que paguen con trabajo; cuando ya tenían listo un levantamiento, el obispo faltó al secreto de confesión de un indio y dio aviso a los españoles de lo que los indios tramaban y las autoridades se pusieron de acuerdo con el obispo para que los indios cuando traten de entrar a la iglesia, el obispo no les abra la puerta y se puedan salvar dentro de ella, uno de los indios pudo huir y el otro como no le abrieron la puerta de la iglesia, lo atraparon. En julio de 1780 Túpac Amaru quiso representar al acto ollantay y le avisaron justo en la ceremonia que uno de los suyos había sido apresado por los españoles y que buscaban atrapar al ollantay.

    El cacique Túpac Amaru quiso suprimir la mita de minas, esta se trataba de que los indios eran llevados encadenados en fila a trabajar en la mina, pero ellos sabían que nunca regresarían de ese lugar así que muchas veces preferían morir lanzándose al precipicio mientras los llevaban a la mina.

    Realizaron una fiesta con todas sus tradiciones y costumbres, y fue en donde se pusieron de acuerdo por medio de claves, para la muerte del corregidos Arriaga, la cual se realizaría el día del cumpleaños del rey, aquel día los indios harían una fiesta e invitarían al corregidor Antonio de Arriaga; efectivamente, el corregidor fue aquel día a la celebración del cumpleaños del rey con los indios, y cuando el corregidor se quiso retirar, Túpac Amaru lo invitó a pasar la noche en su casa, a lo que el corregidor se negó, fue cuando el cacique Túpac Amaru dio la orden de apresarlo, el corregidor quiso huir, pero los indios lo atraparon con su arma la onda y lo amarraron y ahorcaron.

    Después de toda esta narración, en el juicio quisieron interrogar al obispo, al comienzo él se negó ya que mientras mataban a Antonio de Arriaga, él se encontraba en la cama con su amante, la monja, y no abrieron la puerta para que ingresara De Arriaga.

    Túpac Amaru empezó a levantar una revolución de tipo continental, y estaba a punto de vencer, cuando lo único que le faltaba por tomar era el Cuzco, pero un indio traicionero que conocía de sus raíces y sus creencias, dijo que Túpac Amaru era un profeta y padre de los Incas, que esa era su grandeza, pero también su debilidad puesto que al encontrarse con una resistencia de indios en el Cuzco, sedería y se retiraría por que no podría matar a su gente.

    En la revolución, el Inca Túpac Amaru fue advertido que los contrarios salieron el 14 de noviembre a querer sorprender a los indios, pero el cacique los sorprendió con su ejército el 18 de noviembre, sin respetar la casa de Dios. El obispo excomulgó a Túpac Amaru por desacato y por sacrílego en contra del rey y de la Sta. Madre iglesia y esta excomunión fue peor que un conjunto de tropas juntas en contra del cacique Inca, porque muchos de los indios a su favor pero católicos se pusieron en su contra y apoyaron a los contrarios. El 16 de noviembre de 1780 Túpac Amaru liberó a todos los esclavos y esto desató una revolución a los españoles.

    La esposa de Túpac Amaru participaba como mano derecha del cacique, era muy importante en la revolución, la señora Micaela Bastidas.

    El augur le dijo a Túpac Amaru que se cuide de no dejar caer el disco de oro en forma de sol sobre el lago sagrado, ya que si eso pasaba Túpac Amaru moriría y la luz aparecería a alumbrar de nuevo después de 200 años para su pueblo.

    En el enfrentamiento del ejército de Túpac Amaru y la resistencia del Cuzco, iban avanzando y ya estaban casi a la entrada del Cuzco, cuando Túpac Amaru decidió retirarse, pese a las súplicas de su esposa, quien le decía que debían seguir adelante, por que sino no podrían reponerse, pero el cacique no podía matar a sus hijos, los indios aunque sean contrarios.

    El tío de Túpac Amaru fue quien los traicionó y los entregó avisando a los españoles cual sería su próximo golpe, así que los españoles los sorprendieron en la noche, pero Túpac Amaru pudo huir aunque su tío lo siguió y cuando cruzó el lago sagrado se le cayó el disco de oro que colgaba de sus cuello en forma de sol, pese a esto él corrió para salvarse, pero su tío don Francisco de Sta. Cruz lo retuvo y lo entregó a los españoles. Fue el obispo quien envió a cortar la lengua de Túpac Amaru, para que él no pueda hablar y decir que el obispo participó a favor alguna vez de la revolución en contra de los españoles; mataron a sus hijos y esposa ahorcándolos y a él lo ataron a cuatro caballos amarrados de sus extremidades y lo descuartizaron en la Plaza de las lágrimas.

  • CONCLUSIONES:

  • Las conclusiones son que después de ver este vídeo podremos talvéz entender la forma de pensar que tienen nuestros indios actuales y quienes creen aún en que su sol alumbrará pronto, por lo cual ellos han despertado y ha empezado su rebelión.