Tristana; Benito Pérez Galdós

Literatura española. Siglo XIX y XX. Realismo español. Novela. Narrativa. Argumento

  • Enviado por: Xavier Solé Barbarà
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

TRISTANA.

Capítulo 1.

Presentación de Don Lope se Sosa, situación de su estado social y su jeta (vive con dos mujeres).

Capítulo 2,3.

Cuenta la historia de cómo Tristana llega a vivir con Don Lope. (Ayuda a su padre, luego a su madre endeudándose y cuando se queda huérfana se va a su casa).

Capítulo 4.

Los temores de Tristana hacia Don Lope, que le deja de ver como una “hija”. Tristona no hace nada al respeto.

Capítulo 5.

Tristana empieza a “abrir” un poco los ojos y espabila con la ayuda de Saturna. Dice que quiere tener una profesión, no casarse. Don Lope también influye en ella.

Capítulo 6.

Don Lope amenaza a Tristana con matarla si le “falta”.

Capítulo 7.

Tristana empieza a salir de paseo con Saturna sin que Don Lope lo sepa. Conoce a Horacio. Se enamoran a primera vista y Saturna hace de “mediadora” entre ellos dos. Saturna además hace de consejera del amor de Tristana, para que se comporte correctamente como una señorita.

Capítulo 8.

Sigue la historia de amor con Saturna haciendo ahora de mensajera. Horacio le cuenta un poco su vida (lo de su tía, lo de la tienda de pinturas de su abuelo y lo mal que lo pasó).

Capítulo 9.

Horacio sigue contando anécdotas de su vida a Tristana salen a dar un paseo. No vuelven hasta la noche.

Capítulo 10.

Enamorado, Tristana ya no teme nada. Don Lope sigue amenazándola. Tristana desea que el viejo no enferme para poder salir y no tener que cuidar de él.

Capítulo 11.

Saturna le dice a Horacio que Don Lope y Tristana están casados. Entonces Tristana le explica toda su vida a Horacio para aclarar mal entendimientos. Don Lope se entera (sospecha) que Tristana tiene algún lío y se lo echa a la cara. Tristana calla y se excusa, no se defiende.

Capítulo 12.

Tristana por fin se enfrenta a Don Lope, le dice que él le ha quitado su honor. Don Lope la deja salir de casa y ya no la controla tanto al ver que la niña ya ha madurado y no la puede controlar. Tristana, decide ir a ver el estudio de horacio.

Capítulo 13.

Tristana y Horacio están en el estudio. Hablan de lo que podía haber sido Tristana si de niña la hubiesen enseñado algo (pintar, lenguas...). Tristana dice a Horacio que ella no quiere csarse nunca, que quiere ser una mujer libre. Don Lope descubre que Tristana ama al pintor y se pone a indagar en el hecho, descubre dónde está el estudio de Díaz (Horacio).

Capítulo 14.

Horacio piensa hacer de Tristana una mujer más dócil con el tiempo. Pero Tristana le dijo bien claro que no quiere matrimonio, que vivirá sola, también le dice al principio que no quiere tener hijos porque en esa época solían morir muchos. Pero después dice que en el caso que lo tuviera, el hijo sería solo suyo, y no de él y que viviría con ella. Horacio se enfada. Al verlo, Tristana se desdice y todo pasa. Deciden vivir el presente y no piensan en el futuro.

Capítulo 15.

Horacio se da cuenta de lo enamorado que está de Tristana, y encontraba imposible vivir sin ella. Se mencionará a la SEÑORITA DE RELUZ (Tristana). Está solo en su estudio, esperando a que llegue Tristana, leyendo a “Leopandi”. Llega Tristana y bromean durante un rato llamándose y diciéndose cosas en italiano, andaluz. Hablan de las historias de Don Lope, de que les gustaría ir al extranjero. Se enrollan un buen rato hablando de paridas y Horacio vuelve a intentar convencer a Tristana para casarse pero ésta le contesta que no, y él se enfada.

Capítulo 16.

Horacio llega triste a su casa, dando la espera a su tía, Doña Trinidad. Ésta esta muy delicada del pecho y le siente mal el clima de Madrid, intenta convencer a Horacio para marcharse a su casa de Villajoyosa. Al principio Tristana y Horacio no quieren separarse, pero al fin les da lástima la vida y como que no les da miedo separarse, Horacio se marcha con su tía. Al principio va bien, pero al cuarto día se echan de menos. Se escriben cartas diariamente.

Capítulo 17.

Todo el capítulo son cartas que le escribe Tristana a Horacio y viceversa diciéndole lo mucho que le añora y le quiere, y lo mal que lo pasan el uno lejos del otro, (Tristana vive con temor). Por el contrario, Horacio al final acaba “enamorándose” del paisaje mediterráneo, y le manda una carta a Tristana diciéndole lo hermoso que es y que algún día debería verlo.

Capítulo 18,19.

- Carta de Tristana a Horacio. Está contenta de que su amado sea feliz y se entusiasma con la idea de ir allá, le dice que Don Lope está enfermo (reuma). También que le ha puesto un profesor particular de inglés.

- De Horacio a Tristana (sigue queriéndola y le describe su vida allí).

- De Tristana a Horacio, le dice que está celosa de que todo sea tan bonito (quiere ir). Esta costipada, y le dice que ha avanzado mucho en inglés. El no verle la mata.

- A partir de aquí es cómo un diario. Don Lope está cariñoso con Tristana, le trae libros para cultivar su inteligencia. Dice que ya se le ha borrado su cara de la mente. Venero su arte , le dice que poco le falta para ser maestra. A Tristana le duele mucho una pierna, (Lunes; cojea y le da pinchazos). Al día siguiente ya no le duele. Dice que es feliz pues Horacio le ha dicho que vendrá pronto y ella a no cojea. Dice que debe ser actriz. Está feliz por eso también. Sábado; Vuelve a dolerle la pierna, eso le desacierta porque no podrá ser actriz si está coja. Tiene la esperanza de curarse; pero se siente desgraciada. Ya no quiere saber lenguas, quiere salud.

Capítulo 20.

Don Lope también esta triste por Tristana, que la quiere mucho y se pone enfermo de verla sufrir tanto. Intenta consolarla diciéndole que el médico dice que ya está mejorando (mentira). Don Lope, por primera vez, se comporta como un verdadero padre. Le deja escribir sus cartas a Horacio, pero piensa que sus cartas son inútiles. Está celoso, pero ahora parecen celos de padre obsesionado con su “niñita bonita” le dice que ella ha nacido para tener un gran destino y ser libre, que no se deje enganchar por el matrimonio.

Capítulo 21.

Don Lope le come la cabeza a Tristana y le convence que una vida en pareja no es un buen futuro, que ha de ser actriz. Pero aún así ella sigue amando a Horacio y le sigue escribiendo. Tristana idealiza a Horacio en sus cartas, y le dice que está contenta y luego que no…. En sus últimas cartas Tristana olvida el vocabulario que solían utilizar (Señó Juán). Cada vez idealiza más a Horacio, hasta hacer de él su única realidad, sólo vivía para el Horacio que había inventado. Dice que él es su medicina. Cada vez está más enferma de la rodilla (y le afecta la cabeza).

Capítulo 22.

Al ver como desvariaba Tristana, Horacio marchó a Madrid. Tristana está muy mal. Don Lope está dispuesto a hacer cualquier cosa por curar a Tristana. Acuden a una curandera, pero no mejora Tristana. Tristana empeora aún más y el doctor quiere cortarle la pierna. Al final acepta, y quieren decírselo a Tristana medio engañándola para prepararla para la operación (ella ya lo ha oído todo por los gritos de Don Lope).

Capítulo 23.

Cuando entran en la habitación de Tristana ésta sabe ya que le van a decir y dice que no se anden con rodeos y que se la corten ya. Antes de la operación le escribe una carta a Horacio, haciéndole saber la noticia. Casi se desmaya antes de acabar. Don Lope coge la carta, la lee y la envía. En la operación Don Lope se quedó.

Capítulo 24.

Cuando Tristana despierta todavía le duele “la pierna”. Durante 15 días posteriores a la operación no tuvo noticia de Horacio. Don Lope intenta escribirle a Horacio, Don Lope le dicta “una posible” carta, y los dos se echan a reír. Al final Tristana dice que escribirá ella sola. Cuando le da a Saturna la carta para que la envíe ésta le dice que no porque Horacio está en Madrid. Quieren arreglar un encuentro. Don Lope está preocupado por los gastos y se ve obligado a pedirle dinero a un amigo suyo. Don Lope le esconde a Tristana su anarquia y acepta que traigan las pinturas y trastes de Horacio para que la “niña” se distraiga.

Capítulo 25,26.

Saturna intenta convencer a Don Lope que deje a Horacio ver a Tristana. Al final Don Lope acepta pero dice que la traerá él mismo y que primero hablará con él. Al principio se cayeron un poco mal, pero luego Don Lope y Horacio se entendieron. El primer impacto al verle Tristana es malo, pues lo había idealizado tanto. La visita es corta. Horacio le propone a Don Lope el cargar con los gastos de Tristana. Don Lope sólo acepta que le regale un órgano, y nada más. Horacio deja claro que no tiene intención de casarse con ella y eso tranquiliza a Don Lope, y éste le deja venir todos los días.

Capítulo 27.

Tristana le admite a Don Lope que Horacio no es el que imaginaba. Pero ésta lo intenta convencer de que es muy buen chico (le ha caído muy bien). Se van visitando, charlan, pintan, hacen que “ande” con muletas y carrito de mano (silla de ruedas), pero Horacio empieza a faltar gradualmente hasta que ya no va más. Tristana revivió con las lecciones de música y de órgano. Tiene mucho talento. Horacio vuelve a Villajoyosa, su tía muere y cae enfermo pero no de enfermedad. Se cartean.

Capítulo 28.

Horacio se casa. Tristana entristece. En pocos años Tristana envejece mucho. Se pasa las horas de la tarde en la iglesia. Se cambian de domicilio para que Tristana tuviese más cerca las iglesias. También Don Lope pasa horas en la iglesia, y está muy viejo ya. Tristana se hace amiga de las monjas y toca en algunas ocasiones el órgano.

Capítulo 29.

El sobrino de Don Lope le dice que si se casa con Tristanta. Las tías de Don Lope le dejarón en herencia dos dehesas, con lo que Tristana podrá vivir bien cuando él falte. Se casan. Heredan. Se compran otra casa más grande. Mientras Tristana estaba en la iglesia, él cuidaba de las gallinas. Tristana ahora tiene afición a la cocina.