Tristán e Iseo

Literatura universal medieval. Narrativa en prosa de la Edad Media. Leyendas. Épica. Amor y muerte. Destino. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Pibe
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

1-Ficha bibliográfica:

Illera, Alicia, Tristán e Iseo, Madrid, Alianza Editorial, 1984.

2-Resumen:

Este libro cuenta la historia de un joven llamado Tristán, por haber nacido en el vientre de su madre, triste. Blanca flor, su madre, había perdido a su marido Rivalín en una batalla, con Morgan. Estando al servicio del rey Marcos de Cornualla, quien asolaba sus tierras.

Por las circunstancias se tuvieron que exiliar a un monasterio, donde Tristán creció a salvo, pero sin riqueza alguna. Gobernal, se encargo de su educación y adiestramiento, soñando que algún día seria alguien con renombre.

Pasaron los años y Tristán, ya con 14 años, se marcho con su amigo Gobernal en busca de aventuras y experiencia, a las tierras de su tío Marcos. A pesar de que este no sospechaba tener lazo alguno con ese joven, quedo pronto impresionado por la valentía y audacias de Tristán, que lo acogió a su servicio en la corte.

Un día llego a la costa el Morholt de Irlanda, que venia a cobrar un tributo para Irlanda, por temor nadie se atrevió a desafiarlo, pero el acepto su reto, y por fin Marcos conoció la verdadera identidad de Tristán y se gano mas que su amor a cualquier otro de sus nobles al derrotar al cobrador, asestándole un golpe en su cabeza y dejando un trozo en ella, pero el Morholt había herido a Tristán y sin cura, navego sin remos a la deriva en busca de alguien que curara su mal. Llego a Irlanda y así encontró a Iseo la de los cabellos de oro que la curo, y llevo a la corte para que contrajera matrimonio con su tío, quien dos golondrinas le habían llevado un cabello suyo.

Por el rencor que sentía Iseo por Cornualla y más aun por Tristán por haber matado a Morholt, izo que su madre preparara un filtro de amor que debía unir en un amor ciego a Marcos y Iseo, para que pudieran ser felices, pero Brangel, doncella de Iseo, dio el filtro a Tristán y a Iseso que quedaron enamorados al instante.

Pero Tristán la entrego en matrimonio como se había acordado a Marcos. Pero ellos sentían un amor inevitable y no pasaba noche que no se enzarzaran en su pasión. Pero llegaron rumores de los amantes a Marcos quien al descubrirlos, condena a la hoguera, pero gracias a Dios se salvaron y huyeron.

Arrepentido Tristán de haber apartado a Iseo de su país y de la vida de reina, hacen que se reconcilien y se separa de Tristán, entregándole un anillo como prueba de su amor siempre fiel, y escapa a otros reinos, donde sirve con igual audacia que en Cornualla, pero con un incesante dolor de amor, por lo que en numerosas veces se disfraza para poder estar unos instantes acompañada de su amor.

Tristán se instala en Bretaña donde gobernaba Hoel, con su hijo Kaherdin, y se caso con Iseo la de las blancas manos, aun sin amarla.

Tristán sale herido de una batalla, dándole un golpe en la cabeza con una espada emponzoñada, mientras el veneno consumía a Tristán en sus últimos días le dio el anillo a Kaherdin quien pidió que buscara a Iseo, para curarle en un plazo de 40 días con la señal de que si izaba una vela blanca sabría que venia a socorrerlo, por lo contrario, una negra seria su fin.

Iseo aceptó sin reparo y se dispuso a salvar a su amor, pero ya cumplido el plazo la celosa Iseo de las manos blancas, por haber tenido un amor no correspondido le dijo que su hermano venia con la vela negra, así que Tristán desistió de seguir viviendo y se rindió a la muerte. Al poco tiempo llega Iseo, quien al conocer la noticia quiso estar junto a él en la muerte ya que no lo pudo hacer en vida y dio su ultimo suspiro abrazado a él.

Al enterarse Marcos, arrepentido, trajo los cuerpos a Cornualla donde fueron enterrados juntos y allí pudieron permanecer hasta la eternidad.

3-Descripción de los Protagonistas:

Tristán: Hijo de Rivalin rey de Leonis y Blanca Flor, y sobrino de Marcos rey de Cornualla.

Desde joven, fue luchador y aventurero, que se marcho del monasterio donde fue criado, para hacerse un hombre respetado y reconocido, lo que le lleva a arriesgar su vida para luchar contra Morholt, que ante tal injusto cobro quería hacer, quiso combatirlo a pesar de estar en injusta inferioridad, resultando vencedor y obteniendo la grandeza que tanto ansiaba. Aunque demasiado vanidoso y confiado por haber vuelto a Irlanda, sabiendo que querían su cabeza en bandeja, para buscar a Iseo la brunda, y derrotar al dragón que asolaba sus tierras.

Lo que en muchas circunstancias le salvo, fue la facilidad de palabra que gozoso utilizaba para confundir a quien algún mal le quería hacer o para disfrazarse, asumiendo se personaje a la perfección sin dejarse descubrir mas que por los ojos de su bella Iseo.

Hábil con la espada, se atrevía a enfrentarse con cualquiera que manchara el nombre de su Iseo, y por ello querido por todo el pueblo.

Aunque por el destino fatídico estaba condenado a amar a un amor imposible, lo que le llevo a llevar una vida de sufrimiento, cuando Iseo no estaba a su lado, o con temor de ser descubiertos cuando eran fugitivos, pero a pesar de los pesares no se rindió y siguió amándola incluso sabiendo que no era suya y se acostaba con su tío Marcos, quien a pesar de quererlo mucho, ese rencor a la infidelidad con su esposa y las malas lenguas que lo corrompían siempre se interpusieron entre ellos.

Iseo la brunda: Hija del rey de Irlanda y de la reina Iseo, que odiaba a Tristán por haber matado a Morholt y haberle curado el veneno que este le había introducido, asumiendo otra identidad.

Valientemente se dirigió a tierras extranjeras a contraer matrimonio con alguien que ni siquiera conocía, solo con el fin de traer la paz a los dos reinos, y después de tomar el filtro, amar a alguien al que le tenia tanto odio y tener que traicionar a su esposo, temiendo que este los descubriera y les arrebatara las vidas.

Incluso después de que Tristán se fuera, en su interior, seguía ardiendo la llama de su amor fatídico, que no se apagaba aun no teniendo noticias de él y no sabiendo si estaría vivo o muerto.

5- Analizando los textos que conforman la historia, me declino por la abundancia mayoritaria de la narración ante la descripción, ya que creo que en la historia se narran mas los hechos, aunque hay numerosas y extensas descripciones que evocan en la mente los lugares, situaciones, objetos, etc... que se mezclan en la historia.

6- Amor destino y muerte en la obra:

En mi opinión creo que no se puede hablar de amor en el principio de la historia, ya que este no se puede, o no se debe producir artificialmente, o sin que se deseé, hasta el borde de que incluso se odiaban.

En la historia el “amor”, aunque forzado se desarrolla al tomar por error un filtro o pócima, que ataba en un amor cegado a quienes lo bebían, produciendo incluso dolor si permanecían mucho tiempo separados.

Al tomarlo, enseguida, los sentidos y sentimientos se confundían, y ante los ojos atónitos de Tristán e Iseo, un lazo invisible los unía en uno solo. Sin que se les pasara por la cabeza las penurias que tendrían que pasar, y aun traicionando a su propio honor e ideales, no podían evitar esa atracción fatal.

A pesar de ello Tristán entregó a Iseo en matrimonio a Marcos, pese a lo que sentía el uno por el otro, pero parecía que el simple hecho de estar casada con otro hombre palidece ante estar un instante el uno junto al otro, mirándose.

Desde que llegaron a Cornualla fue una vida llena de miedo por si alguien descubría lo que ocurría entre ellos y aun más si se enteraba Marcos, que por culpa de las rivalidades de Tristán con los felones, por que él era más valiente, audaz, y diestro con las armas, tenia el amor incondicional de su tío, tanto por lazos de sangre como por ser su siervo.

Desde que los felones se enteraron de sus andadurias, no cesaban en confundir la mente del rey para que los descubriera, tendiéndole trampas, que audazmente los dos amigos sobrepasaban, pero en el capitulo de “la flor de harina”, el enano les tiende una trampa para, demostrar a Marcos que Tristán iría a ver a su Iseo antes de marcharse, y así ocurrió, Marcos ignorando que no era culpa suya, por la ira de venganza, los condeno a la hoguera, pero por suerte, Tristán escapa, pero no podría dejar que Iseo pereciese por su culpa, así que la salvo y pasaron unos cuantos años ocultos en el bosque.

Allí, en el bosque, no tenían nada, ni comida, ni lujos, se valían para alimentarse de la caza que Tristán intercambiaba por otras necesidades, no se podía decir que fuera una vida de color de rosa, pero sin embargo, podían dejarse llevar por el deseo y el placer carnal, sin temer que nadie les interrumpiera, ya que el bosque, estaba bien resguardado, pero como amor inocente, como se demuestra en la pagina 110 “ve que Iseo lleva puestas su camisa y Tristán sus calzas, sus bocas no se juntan, la espada desnuda separa sus cuerpos” cuando esta escena la ve Marcos se compadece, ya que quiere a los dos por igual.

Cuando pasan los tres años de aquel fatídico hecho, el efecto del filtro, desaparece, pero no el amor. Tristán renuncia a estar junto a ella y pide a Marcos que la acepte otra vez como esposa, aun que esto significase alejarse de su lado y marcharse a tierras extrañas.

Ya separados les corroe el no saber el uno sobre el otro y se las ingenian para que sus encuentros se sucedan, pero Tristán siente que cuanto mas tiempo pasa, Iseo se olvida mas y mas de él. Tristán teme que al tener una vida de reina, no se pueda comparar a las calamidades que pasan juntos.

Cuando Tristán cae envenenado en batalla, igual que con la lucha contra Morholt, la ultima solución que le queda es que Iseo acuda en su ayuda y en ocasiones le alivia la confianza de que todavía su amor podría ser correspondido, pero otras que quizás se hallaba acomodado demasiado al paso del tiempo y halla olvidado el amor de antaño. Pero Iseo le es fiel y acude sin demora a su encuentro salvador, pero al recibir la falsa noticia de que no había aceptado su proposición, no le ataba nada por lo que seguir con fuerzas para disfrutar de la vida, y como si cada cual por amor pudiéramos vencer hasta la muerte, se deja llevar y muere. Pero Iseo con tantas esperanzas de poder ayudar a su amigo, que cuando lo ve muerto, se desace en lagrimas y ya que no pudieron estar juntos en vida, por lo menos podría estarlo en la muerte, y abrazándolo y besándolo, deja escapar el hilo de vida que le quedaba, y cae junto a su amor.