Tres sombreros de copa; Miguel Mihura

Literatura española contemporánea. Teatro español del siglo XX. Argumento y personajes de la comedia

  • Enviado por: Triana
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

TRES SOMBREROS DE COPA

EL AUTOR

La vida de Miguel Mihura (Madrid 1905 -1977), según los comentaristas, resulta singular, regida inalterablemente, a lo largo de su peripecia biográfica, por tres grandes principios.

.-Desde un temprano y sabio escepticismo, un obrar en libertad, que viene a ser un “permanente hacer lo que le venga en gana”.

.-Una atracción hacia el mundo del espectáculo.

.-Un sutil y medido sentido de la comicidad y el humor, aplicado a desarticular la imagen tópicas de las cosas, a confortar apariencia y realidad, a evidenciar, por reducción, el absurdo, el vacío de muchos tipos de vida.

Este “obrar en libertad” se manifiesta ya muy tempranamente , cuándo rompe con lo que hubiese sido una formación tradicional, pasa a saltos sobre los estudios de Bachillerato y renuncia a una carrera universitaria, y pasando de la música al dibujo, termina en un empleo que le busca su padre en el Teatro rey Alfonso.

A partir de 1923 se inicia en las labores de dibujante y articulista en revistas como Muchas Gracias y Gutierrez . Mas tarde, con 23 años se enrola y colabora en revistas teatrales y allí conoce a su amigo Calvo Sotelo. Aunque pronto cierra esta etapa debido a un desengancho amoroso con una bailarina y una grave enfermedad de cadera. Sobre esta viva experiencia personal creará TRES SOMBREROS DE COPA.

TRES SOMBREROS DE COPA

Esta obra de teatro la escribió Miguel Mihura en 1932 y se estrenó en 1952 en el teatro María Guerrero de Madrid.

Resulta obvio subrayar la importancia que tiene en el plano cultural, la fecha en la que se escribe esta novela. El primer tercio del siglo (1900 - 1936), ya que coinciden tres generaciones en plenitud creadora - la del 98, Novecentistas y la del 27-, con nombres tan decisivos en sus respectivas esferas como Unamuno, Machado, Falla, Picasso, Juan Ramón, Ortega, Ochoa, Marañón, Lorca, etc., no es de extrañar que se haya hablado, con justicia de una verdadera Edad de Plata.

Este brillante periodo queda aniquilado por la guerra civil española. Cuándo finaliza la contienda, muchos personajes habían fallecido como Valle, Unamuno, Machado, Lorca..., y otros optan por el exilio.

Así surge otra generación con el condicionante de una rígida censura donde los retrasos en los estrenos son interminables. Otro ejemplo tenemos en Historia de una escalera de Buero Vallejo que no se estrena hasta 1949.

Esta obra abre una fecunda línea en el teatro español, el humor. Con una soberbia perfección Miguel Mihura se sitúa entre los grandes autores que aportan una verdadera renovación a la escena española.

La trama se sitúa en el idilio de un joven provinciano, (Dionisio) y una bailarina (Paula), moviendo un ajustado cuadro de tipos y personajes y combinando un sentido nuevo de la comicidad y el humor, el autor critica con agudeza en esta comedia unas formas de vida inautentica, a la vez plantea, con contenido acento dramático, un problema de libertad: el de quienes son incapaces de encarnar su propio destino, dominados por una cerrada sociedad de falsos valores y engañosas apariencias.

PERSONAJES

Los dieciséis personajes de esta obra quedan distribuidos en dos mundos, que en un principio se dibujan como dos universos radicalmente distintos y hasta antagónicos. Uno es el mundo en el que está aislado Dionisio y otro es el de Paula (y sus compañeras). El primero corresponde a una cerrada sociedad de pequeña capital de provincias y que aparece representada por una significativa muestra de sus “fuerzas vivas”; el segundo grupo lo configuran el grupo de bailarinas de Buby Barton, un alegre conjunto de music-hall.

  • Dionisio: Representa el entusiasmo y el deseo amoroso, simboliza la liberación y la ruptura de inhibiciones y fuerzas represivas (el personaje va cambiando a lo largo de la obra de forma que acaba consiguiendo la libertad). En su intento de romper con las normas establecidas se emborracha marcando un impulso amoroso hacia Paula

  • Don Rosario: con un habitual sentido de sarta o serie de palabras y acciones, siempre iguales y rutinarias, se alude lo que es; un pobre viejo de la rutina en toda su palabra y actos, aburrido y sin sentido.

  • Don Sacramento: Es el padre de Dionisio que aparece como un padre tradicional y padre ejemplar, queriendo aparecer como modelo de familia y haciendo ver que el matrimonio es una institución sagrada, quiere imponer a su hijo un matrimonio de conveniencia.

  • Así van surgiendo los personajes unos tomando el papel de opositores y otros de auxiliares, hasta que al final de la trama se consigue un equilibrio entre ambos lados.

    Un signo muy importante a tener en cuenta es el de la indumentaria de los personajes, y como ejemplo de ello vemos los tres sombreros de Dionisio y cumplen, como mínimo tres valores simbólicos ; uno al principio de la obra en la boda, elemento de etiqueta, convención establecida. Mas tarde, con magia o juego de ilusión del mundo del espectáculo, y al final de la obra cuándo Dionisio se encuentra con Paula y aparece como Tonitini en el ¡hopp! De Paula, aquí la fina ironía, representando el engañoso brillo del espectáculo y la mediocridad del mundo del artista.