Tres sombreros de copa; Miguel Mihura

Literatura española contemporánea. Teatro español del siglo XX. Comedia. Humor. Argumento. Personajes. Época

  • Enviado por: Bhuk
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

ARGUMENTO

Don Dionisio acababa de llegar a la habitación de un hotel de provincias de segundo orden y Don Rosario de camino a la habitación, la mejor del hotel. Dice a Don Dionisio que sus maletas ya están en la habitación y cuando llegan Don Rosario se dirige al balcón y explica a Don Dionisio que desde esa habitación se puede ver el puerto y de día una montaña con una vaca que poco a poco se esta comiendo la montaña, Don Dionisio responde que no ve las tres luces blancas, sino que veía dos blancas y una roja.

Después de mirar por la ventana los dos se fijan en el buen suelo de madera que había debajo de la cama y encuentran una bota vieja de algún otro huésped, que Don Dionisio se guarda en el bolso de su chaqueta, al hacer ese gesto se fija en una de las nuevas mejoras que había hecho Don Rosario en el hotel, un teléfono y añade que eso es tirar la casa por la ventana, a lo que Don Rosario responde que todo es poco para sus queridos huéspedes, que quiere ser un padre para todos ya que no pudo serlo con su propio hijo, que se ahogó en un pozo al ir a coger una rana, y diciendo esto le ayuda a desnudarse para que se ponga su bonito pijama negro.

Ala mañana siguiente Don Dionisio se iba a casar, de lo que ya se había enterado Don Rosario que le dice que mañana estarán todos puntuales para tirarle confeti a la salida del hotel.

Antes de que se marchase Don Rosario, Don Dionisio le pregunta si puede llamar a su novia y antes de que respondiese ya estaba marcando el numero de la casa de los padres de su novia. Durante la conversación una pulga pica a Don Dionisio que pregunta a Don Rosario, que se había quedado escuchando la conversación, y este responde que su padre no le dijo nada de eso antes de morir.

Al colgar Don Rosario hace todo tipo de proposiciones absurdas a Don Dionisio, como subirle un vaso de leche o un poco de mojama, quedarse hasta que se duerma, o subir a tocarle romances con su cornetín si se desbela en medio de la noche.

Cuando se mete por fin en la cama se oye un fuerte ruido en la habitación de al lado y de repente se abre la puerta de su habitación y entra Paula una chica rubia de 18 años que estaba discutiendo con su novio y que no repara en Don Dionisio, pero nada mas verle se disculpa diciendo que la puerta estaba mal cerrada y le pregunta si es también artista dice que si que es malabarista y que actuará mañana en el music-hall y comienzan una absurda conversación que termina cuando Buby entra en la habitación comienzan las presentaciones y otra absurda conversación entre Buby y Don Dionisio sobre el color de la piel Buby, hasta que Paula le pide a Don Dionisio que haga un numero. Don Dionisio coge los sombreros y los tira al aire y se caen, cuando termina Paula aplaude con fuerza.

Buby pide a Paula que se valla con él a su cuarto y los dos empiezan a discutir, Don Dionisio trata de impedirlo hasta que llega Fanny una amiga de Paula que la pide que baje con ella al café que hay unos señores que las están invitando a cava, Buby y Paula no hacen caso y siguen discutiendo hasta que Paula se marcha de la habitación seguida por Buby.

Ahora que Funny esta con Don Rosario en la habitación le pide una cerilla para encender un cigarrillo, pero como Don Rosario esta muy despistado, le entrega la bota y a modo de disculpa dice que es para encender la cerilla. Funny pregunta a Don Dionisio que qué es lo que va hacer mañana en el music- hall y Don Dionisio la explica como hace su truco de malabares, cuando llaman por teléfono, es su novia pero dice que es un pobre que había llamado antes y quería dinero.

Al terminar de explicar la historia del pobre llega tres amigas de Funny del ballet y se van a la habitación de al lado a preparar unas cosas, como se queda solo empieza a recoger todo lo que las muchachas habían revuelto cuando de repente llega Don Rosario con el cornetín a tocar unas canciones a Don Dionisio. Mientras tocaba un montón de personas pasan por la habitación y le saludan.

Cuando se marcha Don Rosario, Don Dionisio se levanta y va a coger el teléfono que estaba sonando, cuando de repente llega Paula e invita a Don Dionisio a que valla a la fiesta de la habitación de al lado, Don Dionisio acepta pero no de buen gusto.

Pasadas dos horas, se encuentran bailando Paula con Don Dionisio, Sagra con el Cazador y Funny con el anciano Militar que tiene el pecho lleno de condecoraciones.

Funny mientras baila insiste en que el anciano militar la regale una de las condecoraciones, pero el anciano militar se niega aunque Fanny no pierde la esperanza, durante esa charla el anciano Militar tropieza con un conejo, que se le había caído al cazador, y lo manda de un puntapié debajo de la cama.

Don Dionisio había bebido mucho pero seguía bailando con Paula cuando llegó el odioso Señor hasta ellos y pide a Paula que le conceda un baile, pero Paula se niega y echa a correr perseguida por el odioso Señor. Al quedarse solo comienza a pensar en su novia y se va mosqueando poco a poco y en ese instante llega Paula a la que Don Dionisio la contesta de manera grotesca y se va hacia su habitación.

Cuando Paula intenta seguirle Buby la detiene y la dice muy serio si le ha robado algo pero ella responde que a un compañero no se le puede robar, a lo que Buby contesta que eso da igual porque necesitan ese dinero para esa misma noche y después de soltarla un discurso pasan Funny y el anciano Militar cogidos del brazo y del pecho de Funny cuelga una cruz del anciano Militar.

El anciano Militar pregunta a Funny si tiene alguna posibilidad de que ella se escape con él a lo que Funny contesta que ella quiere otra condecoración. Al terminar de pasar por la habitación Buby sigue replicando a Paula que necesitan dinero y que debería bailar con el odioso Señor, que es el hombre más rico de la provincia, casi sin darle tiempo a terminar esa frase aparece el odioso Señor que se sienta junto a Paula y comienzan una ridícula conversación sobre lo maravilloso que debe de ser rico.

Habiéndose marchado Buby, el odioso Señor empieza a hacer regalos a la linda Paula, hasta el momento que la pide un beso y Paula al negarse hace que el odioso Señor se enfade y la quite todo el dinero.

El anciano Militar ya ha entregado todas las condecoraciones menos una a Funny, pero Funny sigue en sus trece y dice que hasta que no la dé esa última cruz no se escapara con él.

Don Dionisio entra en la habitación y ve que Paula esta llorando e intenta calmarla y lo consigue y se sienta al lado de Paula, que comienza ha hablar sobre lo bien que lo podrían pasarlo ellos dos solos en la playa construyendo castillos de arena con puentes con un agujero en medio por donde pasase el agua del mar y podrían comer patas de cangrejo al atardecer y alquilar una barca y nadar hasta donde no se haga pie y de pronto aparece Sagra en la habitación a comunicar a Paula que se van al puerto a ver amanecer.

Pero Paula se queda con Don Dionisio que se quiere quedar solo porque son cerca de las seis y se besan fuertemente, pero todo eso lo ha visto Buby que se acerca por detrás a Paula y la da un fuerte golpe en la nuca y queda inconsciente, Don Dionisio no sabe que hacer y va de una puerta a otra, cuando de imprevisto suena el timbre del teléfono, es su novia que esta muy preocupada porque no había contestado sus otras llamadas y Don Dionisio la responde que le dolía la cabeza y había salido a dar una vuelta por la calle, Margarita que su padre Don Sacramento esta en camino para el hotel, y dicho esto suenan unos golpes en la puerta de la habitación y se oye a Don Sacramento llamar a la puerta, Don Dionisio tiene pánico y esconde a Paula debajo de la cama. Tras cerciorarse de que estaba bien escondida abre a Don Sacramento que le echa la bronca por no contestar a las llamadas de su hija y le dice que es un bohemio que sólo ellos salen por la noche a pasear bajo la lluvia que sólo ellos no ponen cuadros en las paredes y por las mañanas desayunan café y tostadas con manteca y le advierte sobre ese punto porque en su casa todo el mundo desayuna huevos fritos por las mañanas y también le advierte que los domingos puede que reciban alguna visita como la del señor Smith y su esposa.

Don Sacramento nota un olor raro y va a mirar debajo de la cama y encuentra los conejos del cazador, pero Don Dionisio le dice que no son conejos sino ratones, porque en los hoteles pobres los ratones son así de grandes y se los regala y Don Sacramente se marcha muy contento por el regalo que le ha hecho Don Dionisio.

Nada más irse Don Sacramento Paula recobra el conocimiento y pregunta a Don Dionisio que, qué por que le ha ocultado que se iba a casar y Don Dionisio se lo cuenta todo y ahora le dice que no se quiere casar porque piensa que es ridículo y que su novia es muy vanidosa y sólo la gusta tocar y cantar en el piano, que en el agua grita como loca, que no quiere comer huevos por las mañanas y que le palpitaba el corazón de manera muy especial al hablar con Paula.

Don Dionisio confiesa a Paula que se quiere marcharse con ella a cualquier parte pero ella rechaza su oferta, de momento, y dice que no es justo que la gente se case, porque todos los novios que ha tenido estaban casados o escondían la foto de su novia en la cartera y pide a Don Dionisio que la enseñe la foto de su novia, se la enseña y Paula dice que tiene muchas pecas y es muy fea y dice que ella es mas joven que la novia de Don Dionisio.

Paula apoya la cabeza en los muslos de Don Dionisio y se besan cosa que nunca había hecho con su novia y le vuelve a repetir que se quiere marchar con ellas y Paula le responde que quiere dormir.

Estando en esa posición se oye un ruido de corneta que se acerca y unos golpes en la puerta y se oye a Don Rosario decir a Don Dionisio que el coche esta a punto de llegar y que se tiene que preparar.

Paula le ayuda a prepararse y a ducharse, pero él no quiere porque tiene frío, le peina y mientras hace eso se dan cuenta que los sombreros de copa están todos estropeados, pero a Paula se le ocurre una idea y le dice que se vista mientras ella vuelve, cuando regresa trae un sombrero de copa que ella utiliza cuando baila el charleston y de repente entra Don Rosario y le dice que esta todo el mundo esperándoles en el pasillo para tirarles confeti.

Cuando se quedan solos Don Dionisio le repite a Paula que se quiere ir con ella y le dice que no sabe que decir a los Smith, Paula le responde que no sabe como es una boda y se hace ilusiones sobre como sería su boda si se casase.

Aparece Don Rosario y Paula se esconde, para avisarle que el coche le esta esperando afuera, antes de marcharse se despide de Paula con un liguero gesto con la cabeza.

El coche de caballos era blanco con dos caballos blancos con manchas color café con leche cuando montó en el coche miró hacia su ventana y vio a Paula con los sombreros de copa despidiéndose de él y cuando lo vio alegarse tiró los sombreros al aire y dio un grito de júbilo cuando cayeron los sombreros al suelo: ¡ Hop! Con una gran sonrisa en los labios.

ESTUDIO DEL PERSONAJE QUE MÁS ME HA LLAMADO LA ATENCION

El personaje que más me ha llamado la atención, ha sido el de Paula por muchas y diversas causas, las que más me han sorprendido son sus cambios imprevistos de decisiones, su ignorancia, y que a algunas preguntas respondía con la misma pregunta o no hace caso y responde con una pregunta que no tiene nada que ver con el contexto en el que estaban hablando.

Pág. 130

"¡ No debes de tener novia! ¿ Para que quieres tener novia? Es mejor que sólo tengas una amiga como yo... Se pasa mejor... Yo no quiero tener novio... porque yo no me quiero casar."

"¡ Mañana iremos tú y yo a la playa a comer cangrejos! Y pasado tú te levantarás temprano y yo también... Nos citaremos abajo y nos iremos enseguida al puerto y alquilaremos una barca..."

Pág. 151

" ¿ Cómo es una boda, oye? ¿ Tú lo sabes? Pero será así yo voy con un vestido blanco y un velo hasta los pies, Y entraremos en la Iglesia muy serios y al fondo del pasillo habrá un cura con guantes blancos y saludaremos a todos los monaguillos"

" ¡ Es verdad! ¡ Qué pena que no sea yo la novia, Dionisio!

Pág. 148

Dionisio ¡Vamos a marcharnos juntos... ! ¡ Dime que me quieres, Paula!

Paula ¡ Déjame dormir estoy tan bien así....!

Pág. 92

Dionisio Pero es que a lo mejor, por hacer esto, le reñirá su mamá.

Paula ¿ Qué mamá?

Pág. 94

Dionisio Anden miren debajo de la cama. A lo mejor encuentran otra bota. Debe de...

Paula Haga usted algún juego de malabares. Así nos distraeremos.

Pág. 120

¿ Y cuando se marcha se lleva usted el trigo o lo deja aquí?

ESTUDIO DE LA SOCIEDAD QUE REFLEJA LA OBRA

Yo creo que Miguel Mihura intenta reflejar dos clases de sociedad en esta obra, la sociedad rica, a la que pertenece la familia de la novia de Dionisio, el odioso Señor y el anciano Militar y a la sociedad pobre que pertenecen todos los demás personajes de ahí que los componentes del Ballet quisieran robar a los ricos.

Pág. 114

Buby ¿ Algo?

Paula El es un compañero, ¡ Él trabajará con nosotros...!

Buby Y qué importa eso, ha veces los compañeros también tienen dinero, y nosotros necesitamos el dinero esta misma noche.

Este es un fragmento del libro que nos refleja a la sociedad pobre

Pág. 138

A las personas honorables les gusta desayunar huevos fritos, sólo los bohemios toman café con leche y tostadas con manteca por las mañanas.

Pág. 118

Ser rico debe de ser hermoso ¿ Verdad?

Si es hermoso uno tiene campos llenos de trigo y tres automóviles reserva asientos en el Music- hall y se va todos los años a Niza

Estos son dos ejemplos claros de sociedad alta en el libro.

Pero yo creo que trata mucho más sobre la sociedad media-baja que sobre la alta sociedad ya que la mayor parte de los personajes son medio pobres y durante toda la obra se habla de los problemas que tienen, como tratan de sobrevivir, como son los hoteles de segundo orden, de como se ganan la vida de cómo viajan, de como consiguen el dinero cuando no lo tienen.

En las únicas partes en la que el autor habla de la sociedad alta es cuando el odioso Señor habla con Paula y le habla sobre sus viajes, sus pertenencias y sobre su comida. El otro momento de la obra en el que se habla de la sociedad alta es cuando Don Sacramento entra a la habitación de Don Dionisio y le explica sus costumbres la hora en la que se tiene que levantar, las comidas, las visitas y los gustos.

CRÍTICA

Yo soy de los que opinan que este es un libro buenísimo, que se puede leer entero de un tirón y sin cansarse nada. El vocabulario es rico pero fácilmente entendible por cualquier persona. Aunque fuese escrito en 1932 es un libro muy relacionado con nuestra actualidad y de los problemas que hoy se nos plantean, aunque bien es cierto que hoy en día es muy difícil encontrar una persona que sea tan buena y que haga tanto sin recibir nada a cambio, como Don Rosario.

Los personajes no son muy reales, porque hacen comentarios que rayan lo absurdo, aunque las situaciones que nos plantean sobre el matrimonio y los problemas de dinero son muy reales y ocurren en nuestros días muy a menudo.

Este es un libro de humor y lo consigue pero este tipo de humor absurdo no es muy aceptado en la sociedad actual, es gracioso, pero a mi parecer no tanto como una comedia de enredo.

En este libro hay a veces que si no se sigue la lectura muy atentamente se suele perder uno, sobre todo cuando los personajes cambian de habitación continuamente hay algunas veces que no se sabe en que habitación se encuentran los personajes.

Yo creo que este libro me ha gustado tanto porque al no describir a los personajes físicamente, (mentalmente sí lo hace) nos los podemos imaginar como nosotros queramos y asociarlos con la gente de nuestros alrededores y porque al imaginarte su rostro te familiarizas mas rápidamente con ellos.

Como todo libro este tiene sus pequeños fallos, por ejemplo como es que Margarita sabía el número de teléfono del hotel si Don Dionisio no se lo había, porque Funny quitaba las condecoraciones al anciano Militar para salvar el ballet y luego se marcha con él a las Américas. Como se rompen los tres sombreros de copa.

Otra cosa que no entiendo sobre el libro es como habiéndoseles terminado el licor hacia medianoche como es que sugieren a las seis ir a terminar las botellas de licor al puerto y porque el odioso Señor aparece en la habitación de Don Dionisio sin que nadie le hubiese invitado y que es lo que pasa con las personas que les habían estado invitando en el bar.

En definitiva creo que es una obra para todo tipo de personas y que le gustara a todo el mundo porque es una novela actual con los problemas típicos de nuestra sociedad.