Trastornos alimenticios: Anorexia

Psicopatologías. Comer y vomitar. Enfermedad. Síntomas. Diagnóstico. Conductas características. Signos corporales. Bulimia. Desorden alimetario

  • Enviado por: Marcela Paz
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 34 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


INTRODUCCION

El siguiente trabajo es sobre “Trastornos Alimenticios”, tales como la anorexia y bulimia, nosotros vivimos en una sociedad que se burla de las personas con sobrepeso, ya sea insultando, como excluyendo, esta sociedad exige que tengamos un peso y estatura perfecta, las personas “gordas o flacas” siempre se sentirán mal con ellas mismas, por lo cual recurrirán a estrictas dietas hasta llegar al extremo de la anorexia o bulimia, por lo que nosotras decidimos informar a través de este trabajo, que esto se da en todas las clases sociales y diferentes edades, y darles a conocer cómo afecta en el organismo, y la cantidad de personas que sufren estas “enfermedades”, quizás muchas veces ellos (as), no se dan cuenta de que sufren estas enfermedades, ya que afectan el sistema psicológico y sentidos del ser humano, y nos hace ver y pensar cosas muy diferentes a lo real, lo que nos lleva a realizar cosas extrema con la obsesión de un peso “perfecto”, que nos puede llevar hasta la muerte.

OBJETIVOS DEL TRABAJO

Al darnos cuenta que nuestra vida es controlada por el hecho de sentirnos bien con nosotros mismos, podemos sentir que cada día hacemos algo por eso y también podemos actuar, sólo con ese propósito.

Una de las cosas que ayudan a subir este sentimiento o autoestima es sentirse bien con uno mismo principalmente por sentirnos delgados, no podemos tomarnos muy en serio el dicho “para ser bella hay que ver estrellas”, y llegar al extremo de no comer (anorexia) o comer y vomitar (bulimia).

El objetivo principal de nuestro trabajo es dar a conocer que la belleza que importa es la interior y no llegar a parecer una persona indefensa que con el mas mínimo esfuerzo ¡muere!, esto se produce más que nada por los pensamientos de estar “gordas” y el no quererse a si mismos, también que deben quererse por lo que son, no por lo que ven el espejo diariamente.

Otro objetivo es que este trabajo sea leído por alguien que se sienta mal con su cuerpo, para informarse de las enfermedades que ocasiona esto, hasta llegar a ser perjudiciales para su vida y si no lo hace, para su salud mental, hasta llegar a perder muchos años de su vida.

Además de todo lo mal que una persona puede quedar luego de esta enfermedad o durante ella, afecta no tan solo a su persona en particular, sino que también a todo el círculo de personas que la rodea, y que obviamente por el hecho de no vivir la anorexia o bulimia se da cuenta de lo que pasa, ya que la persona que lo padece esta tan obsesionada que no ve los límites, de las innumerables cosas que hace por adelgazar cada vez más.

Las personas que padecen estas “enfermedades” o tienen síntomas de llegar a padecerlas, no saben que existen dietas especiales de alimentación para cada persona en particular dependiendo de su estatura, edad y sexo. Pero estas dietas no pueden ser autodiagnosticadas para ello existen especialistas (nutricionistas) que estudian constantemente a la población y sus problemas de nutrición. Tampoco debemos creer en esas dietas milagrosas, debido que no son mas que “mentiras lucrativas” que utilizan personas mal intencionadas para “hacer dinero fácil” a costa de la vida de muchas personas. A parte de las dietas existen un sin fin de remedios aparentemente naturales que se venden de diferentes formas, según los vendedores disuelven grasas, inhiben el apetito, etc. Pero sabemos que nada de eso es real es otro de los tantos métodos de, en el fondo “burlarse de las personas”.

El otro objetivo de nuestro trabajo era saber la opinión de los hombres con respecto a esto, ya que lo que mas se da a conocer es la preocupación que tenemos las mujeres por la silueta perfecta, y un peso maravilloso, entonces, queríamos averiguar si los hombres toman en cuenta este factor de preocupación por la apariencia externa, o en el fondo saber si los hombres tienen ese resto de vanidad que mejor prefieren esconder a la machista sociedad en la cual vivimos.

METODOLOGÍA

La población de muestra es nuestro colegio y la comunidad, las personas encuestadas son desde los 14 a los 33 años, en hombres y mujeres. Escogimos estas edades debido a que en esa etapa de la vida, es donde el ser humano se preocupa mucho mas de su apariencia física, y además son mas “porfiados” para reconocer problemas de salud, sobre todo mentales. La muestra fue escogida por esos indicadores, pero antes de escoger la muestra a encuestar, nos informamos bien de las características principales de esta enfermedad.

La encuesta es un poco extensa debido a que pregunta detalladamente sobre la actitud física y mental de la persona encuestada.

Debido a que no somos muy expertas en el tema, decidimos extraer una encuesta elaborada por especialistas desde un libro especializado en este tema.

Luego de seleccionar, la muestra, la encuesta y salir a preguntar a la gente ordenamos los datos, en intervalos y luego hicimos los procedimientos anteriormente estudiados para sacar media, moda, varianza, etc.

En el mismo libro del cual sacamos la encuesta, buscamos las respuestas y los indicadores, para determinar la cantidad de personas que padecían o tenían tendencia a sufrir cualquiera de las dos enfermedades (anorexia o bulimia). Y con esto pudimos realizar los dos gráficos, que representan las cantidades de personas según edad y sexo.

PRESENTACIÓN DE LOS DATOS

Los siguientes datos son los que representan los resultados de nuestra encuesta, la cual aplicamos a una muestra de nuestra comunidad entre hombres y mujeres, para saber los resultados de principios de trastornos alimenticios en nuestra comunidad. En edades de 14 a 33 años.

Mujeres

INTERVALO

fi

xi

Fr

Fr%

xi * fi

FI

14 - 17

24

15.5

0.25

25%

372

24

18 - 21

19

19.5

0.2

20%

370.5

43

22 - 25

16

23.5

0.16

16%

376

59

26 -29

12

27.5

0.12

12%

330

71

30 - 33

24

31.5

0.25

25%

756

95

TOTAL

95

Hombres

INTERVALO

fi

xi

Fr

Fr%

x i * xi

FI

14 - 17

26

15.5

0.27

27%

403

26

18 - 21

20

19.5

0.21

21%

390

46

22 - 25

12

23.5

0.12

12%

282

58

26 -29

13

27.5

0.13

13%

357.5

71

30 - 33

24

31.5

0.25

25%

756

95

TOTAL

95

GRÁFICOS DE RESULTADOS DE LAS ENCUESTAS (%)

MUJERES:

EDADES / RESULTADOS

SI

NO

14 - 17

79%

21%

18 - 21

52.6%

47.4%

22 - 25

46.6%

53.4%

26 - 29

75%

25%

30 - 33

62.5%

37.5%

NOTA: Estos resultados no son precisamente de personas gravemente enfermas, pero si de personas que presentan algún grado o principio de cualquiera de las dos enfermedades

HOMBRES:

EDADES / RESULTADOS

SI

NO

14 - 17

69%

31%

18 - 21

45%

55%

22 - 25

66.6%

33.4%

26 - 29

53.8%

46.2%

30 - 33

33.3%

66.7%

¡RESULTADOS ESTADÍSTICOS!

MUJERES:

Media Aritmética

 caso A = 2204.5 = 23.1 = 23

95

 caso B = 15.5 + 182 *4 = 23.1 = 23

95

Mediana

N

2

Md = 21,5 + (47.5 - 43) * 4

16

Md= 22.6 = 23

Moda:

Mo = 18.5 + (24 - 0)

(24 - 0) + (24 - 19) *4 = 16.8 = 17

Mo2 = 29.5 + 12

12 + 24 *4 = 30.8 = 31

Distribución bimodal

HOMBRES:

Media

 Caso A = 2188.5 = 23.04 =23

95

 Caso B = 15.5 + 179 * 4 = 23.04 = 23

95

Mediana

Ubicación N = 47.5

2

Md = 21.5 + (47.5 - 46) * 4 = 22

12

Moda

Mo = 13.5 + 26 - 0 *4

32

Mo = 13.5 + 3.03

Mo = 16.53 = 17

CUARTILES

MUJERES

CASO A: C1 : ubicación N = 95 = 23.75

  • 4

C1= 13.5 + 4 [23.75 -0] = 13.5 + 380 = 13.5 + 3.96 = 17.46

  • 96

" El 25% de las 95 mujeres encuestadas tienen edades igual o inferior a 18 años

C2 : ubicación 2N = 2 * 95 = 47.5

  • 4

C2 = 21.5 + 4 [ 47.5 - 43] = 21.5 + 4 [4.5] = 22.63 = 23

16 16

" El 50% de las mujeres encuestadas tienen edad = o inferior a 23 años

C3 : ubicación 3N = 3 * 95 = 71.25

4 4

C3 = 29.5 + 4 [ 71.25 - 71] = 29.5 + 4 [0.25] =29.54 = 30

  • 24

" Por lo tanto el 75% de las mujeres encuestadas tienen edad igual o inferior a 30 años, o también significa que el 25% de las mujeres tienen edad superior a los 30 años

PERCENTILES

P20 : ubicación 20% de 95 = 19

P20 = 13.5 + [19 - 0 ] * 4 = 13.5 +19 * 4 = 13.5 + 76 = 16.67 = 17

24 24 24

"significa k el 20% de las mujeres encuestadas tienen 17 años o menos

P65 : ubicación 65% de 95 = 61.7

P65 = 25.5 + 4 [ 61.7 - 59 ]

12

= 25.5 + 0.9 = 26.4 = 26

" Significa que el 65% de las mujeres tienen 26 años o menos

HOMBRES

CUARTILES:

C1 : ubicación 95 = 23.75

4

C1 = 13.5 + (23.75 - 0) * 4

26

C1 = 13.5 + 23.75 *4

26

C1 = 17.15 = 17

"Significa k el 20% de los hombres encuestados tienen entre 14 y 17 años

C2 : ubicación 50% de 95 = 47.5

C2 = 21.5 + ( 47.5 - 46) * 4 =

12

C2 = 22

"Significa que el 50% de los hombres encuestados tienen edad igual o inferior a 22 años

C3 : ubicación 75% de 95 = 71.25

C3 = 29.5 + (71.25 - 71) * 4

24

C3 = 29.5 = 30

"Significa que el 75% de los hombres encuestados tienen edad igual o inferior a los 30 años.

PERCENTILES

P20 : 20% de 95 = 19

P20 = 13.5 + (19 - 0) * 4

26

P20 = 16.42 = 16

"Significa qe el 20% de los hombres tienen 16 años o menos

P65 : 65% de 95 = 61.7

P65 = 25.5 + (61.7 - 58) * 4

13

P65= 26.64 = 27

"Significa que el 65% de los varones encuestados tienen 27 años o menos

¿Hay algo de esto en tu vida?:

Trastornos alimenticios: Anorexia
Te pesas más de una vez al día

Trastornos alimenticios: Anorexia
Cantidad de calorías: lo primero que te interesa saber de un alimento

Trastornos alimenticios: Anorexia
Tu principal tema de conversación es sobre dietas y gimnasia

Trastornos alimenticios: Anorexia
Preguntas a menudo: "¿estoy gorda?"

Trastornos alimenticios: Anorexia
Nunca te ves delgada

Trastornos alimenticios: Anorexia
Ayunas periódicamente

Trastornos alimenticios: Anorexia
Te sientes culpable por haber comido y quieres revertirlo provocándote el vómito

Trastornos alimenticios: Anorexia
Te automedicas con diuréticos y laxantes. Has probado ya varias clases de pastillas para adelgazar

Trastornos alimenticios: Anorexia
Comes compulsivamente a escondidas

Trastornos alimenticios: Anorexia
Evitas reuniones donde te veas obligada a comer. Tiendes a aislarte

Trastornos alimenticios: Anorexia
Se retrasa demasiado tu menstruación

Trastornos alimenticios: Anorexia
No quieres mostrarte en traje de baño. Prefieres la ropa holgada

Trastornos alimenticios: Anorexia
Sientes mareos y a veces mucho frío

Trastornos alimenticios: Anorexia
Tu principal miedo es engordar

Trastornos alimenticios: Anorexia
Prefieres estar extremadamente delgada a estar sana

Trastornos alimenticios: Anorexia
Lo que más te gusta que te digan cuando te ven: "Estás más flaca!"

Trastornos alimenticios: Anorexia
A veces tienes palpitaciones (tu corazón late irregularmente)

Trastornos alimenticios: Anorexia
Te exiges mucho en el gimnasio

Trastornos alimenticios: Anorexia
Dicen que estás insoportable y agresiva

Test de prácticas relacionadas con la Anorexia y Bulimia Nerviosa

Yo habitualmente restrinjo en forma exagerada el consumo diario de alimentos

Yo dejo de comer para compensar mis comilonas

Yo me harto de comida en forma

Yo me harto de comida y luego me induzco vómitos

Yo me harto de comida y luego tomo laxantes o me hago enemas para no engordar

Yo tomo diuréticos para ayudar a mantener mi peso bajo

Yo he realizado rituales de comida, por ejemplo, comiendo lo mismo todos los días

Yo trato de ocultar a los demás la forma en que realizo mis rituales de comidas o mis comilonas

Yo me siento culpable después de comer cualquier cosa que no esté permitida en mi dieta

Yo a veces me siento culpables cuando como cualquier cosa

Yo pienso constantemente en la comida, acerca de qué y cuándo puedo comer la próxima vez

Yo estoy obsesionado con la preparación y porción de la comida

Yo creo que mis problemas serían mucho menores si fuera más delgado/a

Yo me quisiese y me agradaría más a mi mismo si fuera más delgada

Cada día y cada semana yo me planifico para empezar una nueva dieta

Yo me veo gorda/o, aunque los demás me vean como normal o bajo peso

Mi autoestima depende sobre si yo he ganado o he perdido peso ese día

Yo siento que los demás me miran en menos porque estoy demasiado gorda/o

Yo a veces me siento deprimida/o con respecto a mi forma de comer o a mi conducta de no comer

Yo siento la necesidad de controlar mi vida mediante el control de mi ingesta de comida diaria

Yo estoy orgullosa/o de mi habilidad para controlar mi peso y mi ingesta alimentaria

Yo me avergüenzo de mis comilonas fuera de control

Yo hago ejercicios en forma excesiva; he llegado a ser lo máximo con respecto a la actividad física

NOTA: Estos son los dos test que aplicamos a nuestra muestra, ninguno de los dos los elaboramos nosotras mismas, el primero fue extraído de una página web y el segundo del libro “Trastornos alimenticios”, decidimos aplicar mejor un test elaborado que elaborarlo nostras, porque los que están elaborados los han realizados especialistas en el tema.

A fines de milenio, en una sociedad que sobredimensiona la estética corporal, el binomio "anorexia nerviosa-bulimia" ha adquirido una expansión alarmante, considerándose una verdadera "epidemia social".
Ambas afecciones se han constituido en los trastornos alimentarios más frecuentes y temibles de esta última década, con un común denominador claro y preciso: la búsqueda desenfrenada de la delgadez como medio para alcanzar el éxito y la aceptación social.
Hay que considerar que el actual modelo de cuerpo ideal es inaccesible para la gran mayoría de las mujeres e incompatible con una buena salud.
Una dieta aparentemente "inocente" puede hacer ingresar a la persona predispuesta en la peligrosa pendiente de la anorexia nerviosa. Cuanto más tiempo transcurre, más difícil es detenerse, con mayor probabilidad de que queden secuelas irreversibles.

Si bien la anorexia nerviosa y la bulimia son los trastornos de la alimentación más frecuentes, hay otras alteraciones que debes conocer:

Analicemos la siguiente clasificación:
ANOREXIA NERVIOSA
BULIMIA NERVIOSA
Trastornos alimentarios no especificados por otro nombre
Trastorno alimentario compulsivo (Binge Eating Disorder)

ANOREXIA NERVIOSA:

Los criterios diagnósticos más difundidos de Anorexia Nerviosa proceden del DSM-IV(Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders). De acuerdo a los mismos, la anorexia nerviosa tiene las siguientes características:

A- Rechazo a mantener el peso corporal en el mínimo normal para su edad y altura, o por encima de éste. (ej.: paciente que en un mes experimentó una pérdida de peso de alrededor de un 15%, hallándose previamente en un peso mínimo normal)

B- Miedo intenso al aumento de peso o a ponerse obeso, aunque esté muy por debajo de lo normal.

C- Alteración en la percepción del peso, tamaño o forma corporales: excesiva influencia de la imagen corporal sobre la autovaloración; negación de la gravedad del bajo peso actual. (Siempre se ven "gordos" o desproporcionados, a pesar de estar caquécticos)

D- Amenorrea (cese de la menstruación): pérdida de por lo menos tres períodos menstruales consecutivos.



CONDUCTAS CARACTERISTICAS DE LA ANOREXIA NERVIOSA

  • Realizar dietas muy severas: comer extremadamente poco, evitando ciertos alimentos por considerarlos "prohibidos".

  • Rituales obsesivos en la alimentación:

    • desmenuzar los alimentos en porciones excesivamente pequeñas, saboreándolos lentamente, para finalmente haber ingerido una escasa cantidad en el mismo lapso de tiempo asignado a la comida

    • preparar comida para otras personas con el objeto de "llenarse visualmente"

    • controlar permanentemente las calorías ingeridas (memorizar las cal. de cada alimento según tablas, escudriñar los envases, utilizar calculadora, llevar agenda calórica)

  • Evitar concurrir a reuniones donde pueda verse obligado a comer, recurriendo a todo tipo de excusas, a veces ridículas.

  • Actividad física excesiva.

  • Esconder su cuerpo bajo ropa muy holgada, evitando trajes de baño.

  • Usar colores oscuros en la vestimenta, los que lo hacen parecer más delgado.

  • Abuso de edulcorantes.

  • Pesarse varias veces al día, desnudo y con balanzas exactas. Tener balanza propia, comparando con otras.

  • Puede haber episodios de ingestas compulsivas de comida (atracones) luego de lo cual se recurre a conductas compensatorias como vómito provocado o uso de diuréticos y/o laxantes para eliminar lo ingerido. En este caso en particular se habla de Anorexia Nerviosa de tipo "Bulímico" o "Bulimarexia". Si el paciente nunca tuvo episodios de este tipo, se habla de Anorexia Nerviosa de tipo "Restrictivo".

  • Ayunar periódicamente, en ocasiones durante varios días.

  • Constante preocupación acerca de la comida. Discurso monotemático; las conversaciones giran alrededor de ciertos temas recurrentes: las calorías, el peso, las dietas.

  • Contemplarse a sí mismo en toda circunstancia en que se halle frente a un espejo, vidrio o cualquier superficie que refleje su imagen. Análisis exhaustivo de las formas corporales.

SIGNOS FISIOLOGICOS CORPORALES - SINTOMAS

  • Disminución de peso significativa con atrofia muscular y prominencias óseas (ej.: costillas y escápulas visibles).

  • Excesiva sensibilidad al frío.

  • Piel pálido-amarillenta, reseca. Puede haber acné y pérdida significativa del cabello, debido a anemia y trastornos hormonales.

  • Debilidad y mareos.

  • Palpitaciones. Rítmo cardíaco alterado, hipotensión.

  • Calambres musculares.

  • Halitosis (mal aliento).

  • Agrandamiento de las glándulas parótidas.

  • Constipación.

  • Meteorismo (gases intestinales).

  • Trastornos auditivos (sensación de un "eco") por pérdida del tejido graso en áreas específicas del oído.

  • Propensión a las infecciones debido a inmunodeficiencia (anginas a repetición, bronquitis, resfriados frecuentes, ganglios palpables).

TRASTORNOS EN LA ESFERA PSIQUICA

  • Alteraciones en el carácter: ira, irritabilidad, agresividad.

  • Inseguridad, sensación de incapacidad para desempeñarse en innumerables tareas (ej.: conducir automóviles, disertar en público, rendir exámenes).

  • Sentimiento de culpa y autodesprecio tras la ingesta de comida.

  • Ansiedad desmedida. Frecuentes casos de tabaquismo.

  • Insomnio.

  • Aislamiento social.

  • Desinterés sexual.

  • Dificultad de concentración y aprendizaje.


BULIMIA NERVIOSA:

Los criterios diagnósticos más difundidos de Bulimia Nerviosa proceden del DSM-IV(Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders). De acuerdo a los mismos, la Bulimia Nerviosa tiene las siguientes características:

A- Episodios recurrentes de compulsión alimentaria (atracones). Estas compulsiones se caracterizan por:

  • Comer en un período discreto de tiempo (dentro de dos horas) una cantidad de comida que es definitivamente mucho mayor a lo que cualquier persona podría comer en el mismo lapso de tiempo y en circunstancias similares. En un tiempo récord, la persona puede llegar a engullir a escondidas más de 5000 calorías; los alimentos predilectos son precisamente aquellos considerados "prohibidos": confituras, pizzas, chocolate, etc.

  • Sensación de falta de control sobre la alimentación durante el episodio (sensación de que no puede parar de comer).

  • Negación de la evidencia cuando es sorprendido por alguien en pleno atracón.

B- Recurrencia de conductas compensadoras inapropiadas para evitar la ganancia de peso, como ser: vómitos autoinducidos, abuso de laxantes, diuréticos u otras medicaciones, ayuno o ejercicios excesivos.

C- Las compulsiones alimentarias y las conductas compensatorias inapropiadas ocurren en un promedio de por lo menos dos veces por semana durante tres meses.

D- Influencia excesiva de la imagen corporal y el peso en la autovaloración.


CONDUCTAS CARACTERISTICAS DE LA BULIMIA NERVIOSA

  • Evitar concurrir a reuniones donde pueda verse obligado a comer, recurriendo a todo tipo de excusas, a veces ridículas.

  • Actividad física excesiva (no es constante), con el único objeto de quemar calorías.

  • Abuso de edulcorantes; consumo indiscriminado de goma de mascar sin azúcar.

  • Consumo de medicamentos adelgazantes (diuréticos, laxantes, hormonas tiroideas, derivados anfetamínicos, mezclas de productos homeopáticos).

  • Pesarse varias veces al día, desnudo y con balanzas exactas. Tener balanza propia, comparando con otras.

  • Suele ayunar, aunque no tiene tanta constancia como la persona anoréxica restrictiva pura.

  • Almacenar alimentos en distintos lugares de la casa con el propósito -consciente o inconsciente- de contar con ellos al momento de darse el atracón.

  • Robar alimentos "hipercalóricos" de las góndolas de los supermercados, en casa de sus amistades, en el trabajo, etc.

  • Constante preocupación acerca de la comida. Discurso monotemático; las conversaciones giran alrededor de ciertos temas recurrentes: las calorías, el peso, las dietas.

  • Contemplarse a sí mismo en toda circunstancia en que se halle frente a un espejo, vidrio o cualquier superficie que refleje su imagen. Análisis exhaustivo de las formas corporales; compararse con otras personas.

  • Visitas al baño después de comer: generalmente se autoprovoca el vómito y, si es descubierto, finge estar "descompuesto" o haber tenido un acceso de tos.

  • Circuito autoperpetuante: dieta-atracón-dieta.

  • Terror a engordar.

SIGNOS FISIOLOGICOS CORPORALES - SINTOMAS

  • Oscilaciones en el peso.

  • Engrosamiento de las glándulas localizadas en el cuello.

  • Cara hinchada y agrandamiento de las glándulas parótidas.

  • Puede haber roturas vasculares en las mejillas y debajo de los ojos.

  • Dolores musculares. Fatiga física.

  • Garganta irritada. A veces disfonía (voz ronca).

  • Caries. Pérdida de piezas dentarias.

  • Caída del cabello.

  • Menstruaciones irregulares.

  • Vértigo y dolor de cabeza.

  • Hipotensión.

  • Diarrea y/o estreñimiento.

  • Acidez estomacal. Reflujo. Ulcera gástrica o duodenal.

  • Anemia.

NOTA: Una persona puede esconder una bulimia debajo de una excelente figura o estando excedida de peso.

TRASTORNOS EN LA ESFERA PSIQUICA

  • Cambios en el carácter: depresión, fuertes sentimientos de culpa, repudio de sí mismo. En algunos casos hay alternancia entre euforia y depresión.

  • Autocrítica severa.

  • Imperiosa necesidad de recibir la aprobación de los demás.

  • El nivel de autoestima es inversamente proporcional al peso (ej.:se odia por haber aumentado tan sólo algunos gramos)

  • Dificultad de concentración y aprendizaje.

  • Vida social intensa con intervalos de aislamiento.

  • Actividad sexual que oscila de la abstinencia a la promiscuidad.

  • Abuso de alcohol y drogas.

TRASTORNOS ALIMENTARIOS NO ESPECIFICADOS POR OTRO NOMBRE:

Criterios diagnósticos del DSM-IV (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders)
Son alteraciones en la conducta alimentaria que no reúnen los criterios de un trastorno específico. Ejemplos:
1- Cumple todos los criterios de Anorexia Nerviosa, a excepción de que menstrúa regularmente.
2- Cumple todos los criterios de Anorexia Nerviosa excepto que a pesar de una pérdida muy importante de peso, el peso actual de la persona está dentro del rango normal.
3- Cumple todos los criterios de la Bulimia Nerviosa, salvo que los episodios de compulsión alimentaria ocurren con una frecuencia menor de dos veces por semana, en un lapso inferior a dos meses.
4- Un individuo de peso normal incurre regularmente en conductas compensatorias inadecuadas después de comer pequeñas cantidades de comida (ej: se provoca vómitos después de comer un alfajor).
5- Una persona que regularmente mastica y escupe pero no traga grandes cantidades de comida.
6- Desorden de Compulsiones Alimentarias, en ausencia de las conductas compensatorias inadecuadas características de la Bulimia.

TRASTORNO ALIMENTARIO COMPULSIVO (BINGE EATING DISORDER):

Criterios diagnósticos del DSM-IV (Diagnostic and Satistical Manual of Mental Disorders)

A- Epidosios recurrentes de compulsión alimentaria (atracones)

B- Los episodios de compulsión alimentaria se asocian a por lo menos tres de las siguientes conductas:

  • Comer más rápidamente que lo normal.

  • Comer hasta tener una sensación desagradable de "lleno".

  • Ingerir cantidades enormes de comida sin tener sensación de hambre.

  • Comer solo (sin compañía) por sentirse avergonzado de las enormes cantidades que se ingiere.

  • Sentirse muy disgustado consigo mismo, con sensación de culpa o deprimido después de haber tenido una ingesta copiosa.


  • C- Profunda angustia en relación con la conducta alimentaria.

    D- Las compulsiones alimentarias ocurren en un promedio de dos veces por semana durante un lapso de seis meses.

    E- El disturbio no ocurre exclusivamente durante un episodio de Anorexia Nerviosa o Bulimia.

    EL PESO JUSTO

    Es muy frecuente hallar tablas de peso ideal en libros y revistas, pero los pesos que allí se indican son sólo promedios estadísticos.

    Ciertos especialistas definen al controvertido peso ideal como "aquel con el cual un individuo se encuentra a gusto, permitiendo que se desarrollen normalmente todas las funciones biológicas".

    Cabe señalar que con la misma altura, ciertas personas se mantienen espontáneamente bien a 60 kg, mientras que otras lo hacen a 50 ó 55 kg, por ejemplo. Este concepto se fundamenta en ciertas bases fisiológicas: todos los individuos son diferentes; hay diferencias en la relación masa muscular/masa grasa, secreciones hormonales, inervación muscular, etc. La altura, entonces, no es más que uno de los tantos parámetros para estimar el peso teórico óptimo.

    La gran mayoría de los especialistas en nutrición consideran a la "complexión" como parámetro fundamental: el diámetro de los hombros, muy variable según cada persona, indica si es pequeña, mediana o grande. Dentro de cada complexión se establece una gama, basada en el perímetro de la muñeca:
    - débil: por debajo de 16 cm
    - mediana: 16 a 18 cm
    - ancha: 18 a 20 cm
    - maciza: por encima de 20 cm

    El perímetro de la muñeca -que está cubierta por escasa grasa y músculo- indica el espesor del esqueleto en general (esqueleto ligero, mediano o pesado).
    En cuanto a la edad, se debe conservar el mismo peso a partir de los 25 años aproximadamente, con ligeros aumentos luego de la cuarta década. Es natural que la mujer experimente un incremento de peso a partir de la menopausia, con una redistribución de la grasa corporal. Por otro lado, las mujeres en edad fértil aumentan de peso los días previos a la menstruación, hecho que se considera normal mientras no sobrepase los 2 kg.

    El sexo es otro factor determinante del peso: el hombre tiene mayor desarrollo de masa ósea y muscular, y el músculo es mucho más pesado que el tejido graso. Es por ello que se han diseñado tablas de pesos teóricos para hombres y tablas para mujeres.

    Tabla indicadora del peso ideal para personas de más de 25 años
    de acuerdo a la estatura *

    Altura (m)

    Sexo
    masculino

    Sexo
    femenino

    Altura (m)

    Sexo
    masculino

    Sexo
    femenino

    1,50

    44,5-50kg

    1,72

    63,1-68,3

    57,5-64,3

    1,51

    45,1-50,5

    1,73

    63,8-69,1

    58,3-65,1

    1,52

    45,6-51

    1,74

    64,5-69,8

    59-65,8

    1,53

    46,1-54,4

    1,75

    65,2-70,6

    59,7-66,5

    1,54

    46,7-52,1

    1,76

    65,6-71,3

    60,4-67,2

    1,55

    47,2-52,6

    1,77

    66,7-72

    61,1-67,8

    1,56

    47,7-53,2

    1,78

    67,4-72,8

    61,7-68,6

    1,57

    54,3-58,1kg

    48,2-53,7

    1,79

    68,1-73,6

    62,5-69,3

    1,58

    54,8-58,9

    48,6-54,3

    1,80

    68,8-74,4

    63,3-70,1

    1,59

    53,3-59,6

    49,3-54,8

    1,81

    69,5-75,4

    64-70,7

    1,60

    55,8-60,3

    49,9-55,3

    1,82

    70,2-76,3

    64,7-71,5

    1,61

    56,4-60,9

    50,4-55,4

    1,83

    70,9-77,2

    65,4-72,2

    1,62

    56,9-61,4

    51-56,6

    1,84

    71,7-78,1

    66,1-72,9

    1,63

    57,5-61,8

    51,5-57,5

    1,85

    72,4-79

    66,6-73,6

    1,64

    58-62,5

    52-58,2

    1,86

    73,1-79,7

    1,65

    58,6-63

    52,6-58,9

    1,87

    73,8-80,8

    1,66

    59,1-63,7

    53,3-59,6

    1,88

    74,5-81,7

    1,67

    59,6-64,4

    54-60,7

    1,89

    75,4-82,6

    1,68

    60,2-65,1

    54,7-61,5

    1,90

    76,3-83,5

    1,69

    60,9-65,6

    55,4-62,2

    1,91

    77,2-84,4

    1,70

    61,7-66,6

    56,1-62,8

    1,92

    78,1-85,3

    1,71

    62,4-67,4

    56,8-63,6

    1,93

    79-86

    *Altura sin zapatos, peso matinal en ayunas, sin ropa.
    Esta tabla está basada en la población promedio y puede no ser la ideal para algunos.

    IMC (Indice de masa corporal-cálculo)
    Para medir el nivel de delgadez o sobrepeso algunos especialistas utilizan una fórmula que establece un índice de masa corporal (IMC):

    Trastornos alimenticios: Anorexia

    Peso en kilogramos
    Altura en metros


    Según el valor obtenido mediante este cálculo, surge la siguiente clasificación:

    HOMBRE

    MUJER

    Delgadez pronunciada

    hasta 15

    hasta 13

    Delgadez

    15/20

    13/18

    Normalidad

    20/25

    18/23

    Gordura

    25/30

    23/28

    Obesidad

    arriba de 30

    arriba de 28


    Estos datos son simplemente orientadores.
    Por ejemplo, un fisicoculturista -debido al gran desarrollo de su musculatura- puede tener un IMC que podría confundirse con obesidad. Recordemos que el tejido muscular pesa mucho más que el tejido graso.


    Trastornos alimenticios: Anorexia

    La siguiente es una lista de alteraciones orgánicas que pueden quedar en forma permanente como consecuencia de un trastorno alimentario severo.
    Las secuelas son tanto más frecuentes cuanto mayor ha sido el tiempo de evolución de la enfermedad.
    Lamentablemente se ha comprobado que la tasa de mortalidad se incrementa ostensiblemente luego de transcurridos cinco años de enfermedad, siendo infrecuente en las etapas iniciales; de ahí la importancia de la detección precoz de estos trastornos para no demorar el tratamiento.

    Secuelas cardiovasculares:
    - Arritmias: extrasístoles supraventriculares y ventriculares - bloqueos de ramas H. de Hiss - bradicardia
    - Disminución del tamaño cardíaco : corazón “en gota”
    - Prolapso de válvula mitral: según el grado de severidad, es una de las causas principales de muerte súbita, junto con las arritmias producidas por otros mecanismos
    - Hipotensión
    - Extremidades frías
    - Cierto grado de insuficiencia cardíaca

    Secuelas endocrinológicas:
    - Ovarios poliquísticos: esterilidad - acné severo - incremento del vello - alopecía - androgenización
    - Osteoporosis (disminución de la densidad ósea): tendencia a las fracturas patológicas
    - Déficit de hormonas tiroideas, con la consecuente disminución del metabolismo basal
    - Trastornos en la regulación de la producción de insulina: curvas anormales de tolerancia a la glucosa

    Secuelas dermatológicas:
    - Alopecía (caída del cabello): miniaturización de los folículos pilosos, cabello fino, ralo y quebradizo
    - Acné tardío
    - Piel pálido-amarillenta y seca, con tendencia a la ruptura de vasos capilares (“arañitas”)

    Secuelas digestivas:
    - Síndrome de malabsorción por “intestino liso”: hay una gran disminución en la superficie absortiva intestinal lo que conlleva fundamentalmente a déficits minerales (hierro, calcio, magnesio y zinc) y polivitamínicos
    - Alteraciones en el ritmo evacuatorio: diarrea - constipación
    - Reflujo gastroesofágico: debido a alteración permanente del esfínter esofágico inferior provocada por los reiterados vómitos autoinducidos
    - Úlcera gastroduodenal - gastritis crónica

    Secuelas hematológicas:
    - Déficit de leucocitos (glóbulos blancos), lo que determina mayor propensión a las infecciones. Muchos pacientes presentan alteraciones inmunológicas similares a las del SIDA
    - Anemia difícil de revertir, con tendencia a la cronificación
    - Trastornos en la coagulación sanguínea: déficit de plaquetas

    Secuelas nerviosas:
    - Anomalías electroencefalográficas
    - Atrofia de determinadas áreas cerebrales a expensas de dilatación ventricular: afortunadamente suele ser reversible con la recuperación nutricional
    - Psicosis

    Secuelas psiquiátricas:
    - Depresión endógena
    - Neurosis/Psicosis maníaco-depresiva

    Las diversas opciones terapéuticas:

    Son múltiples las técnicas para tratar la anorexia nerviosa y la bulimia: cada caso en particular requiere de una adaptación de dichas técnicas, considerando la complejidad de las situaciones y de los vínculos interpersonales.
    Por otro lado, debe clasificarse correctamente al paciente en cuanto al grado de afectación que presente: en una anorexia nerviosa severa y descompensada (Ej: paciente deshidratado, en shock, con arritmias cardíacas) priman las medidas terapéuticas tendientes a conservar la vida; recuperado el paciente de esta situación extrema, se implementarán las restantes medidas de apoyo.
    Debido a que los trastornos alimentarios son de origen multifactorial, lo más recomendable es la aplicación de distintas disciplinas para abarcar todos los aspectos de esta problemática. La mayoría de los profesionales idóneos se desempeña en equipos interdisciplinarios, con un común denominador: la recuperación del paciente mediante la reeducación nutricional y el abordaje de aquellos conflictos psicológicos que desencadenaron las alteraciones en la conducta alimentaria.
    Ciertas personas prefieren un tratamiento individual, mientras que otras hallan mayor contención en un contexto grupal donde pueden compartir lo que les sucede, no sólo con un profesional, sino también con gente que se encuentra en similares condiciones.

    GRUPOS DE AUTOAYUDA - ASOCIACIONES DE LUCHA:

    Ofrecen un tratamiento intensivo ambulatorio y grupal. De gran efectividad, solamente un 5% de los pacientes bajo este esquema terapéutico deben ser internados.
    El psiquiatra integrante del equipo transdisciplinario puede llegar a indicar medicación pertinente, pero sólo lo hace cuando existe depresión paralela al trastorno alimentario.
    Tradicionalmente la Psicología define a los trastornos alimentarios como integrantes de la "Clínica de las Adicciones": tal es el hecho que el modelo del grupo de autoayuda está basado en el programa de Alcohólicos Anónimos, cuya meta central es la abstinencia. Los asistentes a estos grupos se comprometen a abstenerse de repetir las conductas sintomáticas propias de la enfermedad- ayunos, atracones, pesarse varias veces al día, etc.-conductas a las cuales, en cierto modo, se han vuelto adictos. El grupo ejerce una fuerte influencia en cada integrante para que logre cumplir con su compromiso. La única diferencia con los demás grupos de autoayuda es que siempre participan profesionales en los encuentros.
    Si el caso no es de suma urgencia,se puede participar de un grupo organizado que se reúna dos horas, dos veces por semana.
    Hay instituciones que organizan grupos para padres, amigos y familiares separadamente.
    Según la evolución de cada paciente, el trabajo grupal deberá desarrollarse durante un período de tres meses como mínimo (óptimo: seis meses). Para la escuela española -Catalunya- la gran mayoría de los pacientes pueden resolver su trastorno efectuando tratamiento ambulatorio, siendo el tiempo mínimo estipulado de un año y con un período posterior de seguimiento.

    PSICOEDUCACION:
    Consiste en otorgar al paciente y a los familiares información detallada acerca del trastorno, abarcando todos los ángulos, desde lo meramente orgánico a lo psíquico. Hay instituciones que cuentan con un consejero espiritual en el equipo.
    Se explica a los pacientes por qué no es posible la recuperación mientras se continúe con el círculo vicioso "dieta-atracón-dieta" o "dieta-purga-dieta". Se cuestiona el modelo estético actual, socialmente impuesto y propagado por los medios masivos de comunicación: la presión cultural empuja para que las mujeres estén muy por debajo de su peso natural y esto conlleva, inevitablemente, a la pérdida de la salud.
    Se transmite a los pacientes y familiares el concepto de "set point" : el organismo, mediante complejos mecanismos metabólicos, tiende siempre a volver a un peso estable que es el que le corresponde.
    Las dietas estrictas durante un tiempo prolongado terminan provocando la adaptación del organismo a la ingesta reducida: se hace hincapié en la importancia de una dieta equilibrada, con un mínimo de cuatro comidas diarias.
    Se analizan los efectos indeseables de los laxantes, diuréticos , productos anorexígenos y edulcorantes.
    Junto con el médico nutricionista se establece cuál es el peso apropiado para cada paciente.
    Se resalta el hecho de que la recuperación requiere de tiempo y mucha paciencia: se habla de "meses". En la medida en que se normaliza la conducta alimentaria y el cuerpo retorna a su peso natural, se van despejando las angustias y temores que estaban encubiertos bajo la obsesión por la figura: el paciente va aprendiendo a no seguir "tapando" agujeros con esta particular forma de adicción.

    TERAPIAS DEL COMPORTAMIENTO:
    Son terapias psicológicas que se basan en técnicas activas y directivas, a diferencia del psicoanálisis clásico. Se trabaja en forma individual y grupal: generalmente se proponen 10 a 15 sesiones, a razón de una por semana. Se aprovechan los encuentros para dar énfasis a la importancia de alcanzar el peso fisiológico adecuado, señalando las situaciones de riesgo propias para cada paciente.
    En el caso particular de la Bulimia, se elaboran en forma conjunta estrategias preventivas para no llegar al atracón, siendo la base el autoconocimiento y el reconocimiento de las situaciones precipitantes.


    TERAPIA PSICOLOGICA INDIVIDUAL:
    Si bien la terapia psicoanalítica pura no alcanza debido a que hay que modificar cuanto antes las conductas patológicas que significan riesgo de muerte, se le reconoce al método psicoanalítico la identificación y ubicación del propio deseo del paciente. Es así como la gran mayoría de los psicoterapeutas hacen una adaptación del psicoanálisis clásico y muchos recurren a esquemas conductistas, ya que el tiempo apremia.
    Para el psicoanálisis, los trastornos en la alimentación implican una alteración en las "pulsiones de autoconservación". Se considera, entonces, que hay un predominio de las "pulsiones de muerte".
    El origen del problema comúnmente se remonta a la primera infancia, a las primeras relaciones afectivas, es decir la época de lactancia materna, período en el que el bebé se hallaba en estrecho contacto con el cuerpo de su madre. Se interpreta que el recurrir al alimento, primer elemento de la función vital,es un intento de llenar el vacío interior vivenciado como una falta de afecto persistente.
    Se complementa el concepto con el hecho de que los trastornos alimentarios se desarrollan sobre una personalidad de base "narcisista": es mundialmente conocida la leyenda del joven Narciso que al ver reflejada su bella imagen en las aguas calmas de un lago, se enamoró de sí mismo y por intentar abrazarse, cayó y se ahogó.
    Si bien el problema principal aparente es el control del peso y el logro del dominio del cuerpo, este problema encubre otro subyacente: la búsqueda de la capacidad de control en general, de un sentido de identidad personal, la competencia y la eficiencia. Generalmente se identifica la presencia fuerte y determinante de un progenitor -fundamentalmente la madre- que proyecta en el hijo sus propios objetivos de vida con un alto nivel de exigencia.
    Se habla de una madre rígida, inflexible y de un padre "ausente", sin poder de determinación.
    Mediante la psicoterapia se persigue el reconocimiento del propio deseo del paciente, desplazado por deseos ajenos. Se trabaja sobre las represiones desmedidas que suelen saltar a la luz como un episodio de atracón o como una honda sensación de repudio hacia sí mismo. Se analizan los por qué de una personalidad basada en la culpa, debido a la frustración de no satisfacer los deseos ajenos.
    Es deber del analista identificar tendencias suicidas, manifiestas o latentes, sobre todo en aquellos pacientes con severo desmembramiento de la autoestima. Todo intento de suicidio requerirá internación en un servicio nosocomial competente: aquí se está en presencia de una urgencia psiquiátrica.


    TRATAMIENTOS FARMACOLOGICOS:
    Siempre a cargo de un médico psiquiatra competente, generalmente miembro del equipo.
    Previa evaluación exhaustiva del estado orgánico general del paciente, se implementarán sólo en casos de depresión progresiva y para reducir la frecuencia e intensidad de las compulsiones bulímicas, cuando el apoyo psicoterapéutico ya no surte efecto.
    Se utilizan antidepresivos de última generación, los que parecen tener un efecto sobre el comportamiento alimentario actuando sobre los sistemas metabólicos que regulan el hambre, la sensación de saciedad y el equilibrio del peso. Uno de los antidepresivos más usados en el tratamiento de la Bulimia Nerviosa es la fluoxetina, psicofármaco que se halla dentro del grupo de los "inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina"(ISRS). La base del tratamiento con este medicamento radica en el hecho de haberse comprobado que los pacientes bulímicos tienen niveles inferiores de serotonina en sangre y, por ende, en el sistema nervioso central, lo que determina las características oscilaciones en el humor y el apetito exacerbado que conduce al atracón, sumados a la intensa preocupación por la imagen corporal y el temor a perder el control sobre los hábitos alimenticios. Numerosos estudios sugieren que la Bulimia está relacionada con la imposibilidad del sistema nervioso de regular la serotonina.
    Los antidepresivos usualmente se administran por varios meses: deberán transcurrir al menos cuatro semanas para que comiencen a notarse los efectos (fase de impregnación). Suspendida la terapia en forma paulatina, la fluoxetina permanece acumulada en el organismo por semanas, incluso meses. Aunque la droga es generalmente bien tolerada, algunos pacientes presentan efectos indeseables como ser: insomnio, fatiga, náuseas, diarrea, nerviosismo, etc. No está avalado su uso en niños.
    También se utilizan antidepresivos de diferente naturaleza química a los ISRS, como ser: antidepresivos tricíclicos, inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) y trazodona.
    Hay otros psicofármacos que constituyen la batería de tratamiento: ansiolíticos (tranquilizantes menores) y antipsicóticos (tranquilizantes mayores); estos últimos se reservan para casos extremos de Anorexia Nerviosa, con severa distorsión en la percepción de la imagen corporal y negación absoluta de la enfermedad con trastornos conductales graves.
    La ciproheptadina, generalmente combinada con complejos vitamínicos suele utilizarse para estimular el apetito en la Anorexia Nerviosa Restrictiva, ya que estos pacientes van perdiendo progresivamente la capacidad de reconocer las señales internas de hambre.
    Todos los fármacos deberán ser administrados por un especialista, bajo estricta vigilancia médica, con controles periódicos de laboratorio.

    TRATAMIENTO DIETETICO-NUTRICIONAL:
    El objetivo del tratamiento dietético de los pacientes ambulatorios es establecer hábitos alimentarios normales.
    La meta es alcanzar un peso con el cual se normalicen las funciones fisiológicas, incluyendo la menstruación.
    La motivación del paciente es fundamental y se logra con el apoyo psicológico y las charlas educativas a cargo del plantel médico y del nutricionista.
    El tratamiento debe ser individualizado y dirigido a las áreas específicas que requieran modificación.
    Hay que levantar una detallada historia dietética para detectar cuáles son las falencias a corregir.
    Actualmente muchos nutricionistas han recurrido a la informática, elaborando "dietas computarizadas": hay diversos programas para nutrición, mediante los cuales se obtiene un diagrama dietario específico para cada paciente, considerando parámetros tales como edad, talla, perímetro de muñeca, actividad habitual, etc.
    Un detalle importantísimo a tener en cuenta para la confección de una dieta es el tratamiento farmacológico que pueda estar recibiendo el paciente. Por ejemplo, si está siendo medicado con antidepresivos del tipo IMAO, se suprimirán estrictamente los siguientes alimentos que podrían precipitar una crisis de hipertensión arterial: quesos naturales o añejos, levadura de cerveza, arenque, caracoles, hígado de pollo, grandes cantidades de café, frutas cítricas, higos envasados, porotos grandes y chocolate (entre otros).

    -Anorexia Nerviosa-
    Debido a que el ayuno o semiayuno que la mayoría de las pacientes experimentan da como resultado una disminución del metabolismo basal, hay que emprender una dieta de inicio con un agregado de 250 a 300 kcal, las que se irán incrementando paulatinamente. No podrán incorporarse el total de las calorías necesarias “de golpe “, ya que el organismo no tendría tiempo para adaptarse . Se ha descripto un cuadro de “colapso gastrointestinal”, por dilatación aguda del estómago debida a la brusca ingesta de gran cantidad de alimentos hipercalóricos.
    El plan de alimentación debe incluir un mínimo de cuatro comidas diarias, con ó sin colaciones, a horarios regulares, prefijados. Se le señala al paciente que se puede comer más cantidad de cualquier alimento estipulado, pero nunca menos. El nutricionista controla minuciosamente que todo régimen contemple las cuatro leyes fundamentales de la alimentación: cantidad, calidad, armonía y adecuación.
    Progresivamente se irá incrementando la cantidad calórica diaria, respetando las preferencias y gustos, hasta llegar al requerimiento óptimo para su edad, talla, contextura y actividad. La reanudación de la menstruación es un parámetro crucial para evaluar la recuperación.
    La constipación es frecuente debido a la disminución de la motilidad intestinal provocada por el estado de semiayuno crónico; cuando se restablecen los hábitos alimentarios regulares, se resuelve. Por otro lado, puede haber diarrea en etapas iniciales.

    -Bulimia Nerviosa-
    El objetivo fundamental es detener los episodios de atracones mediante la instauración de un plan dietario acorde para cada paciente en particular.
    Se diseña, al igual que para la A. Nerviosa, un plan básico de cuatro comidas diarias, con ó sin colaciones, a horarios regulares.
    Se han ensayado dietas con alimentos ricos en triptófano, sustancia química precursora de la serotonina. Estos regímenes se fundamentan en el hecho que la serotonina desciende considerablemente en el sistema nervioso central de los bulímicos, previamente y durante el atracón. Son alimentos ricos en triptófano: las carnes rojas (jamón), las anchoas saladas, los quesos suizos y Parmessanos, los huevos, las nueces y las almendras. Se evita el maíz porque puede provocar deficiencia de triptófano.

    INTERNACION:
    Criterios de hospitalización:
    - Paciente con un peso inferior al 25% del mínimo normal acorde para su edad y altura
    - Signos de deshidratación moderada o severa: lengua seca, mucosas secas, hipotensión, taquicardia, tendencia al sueño, episodios recurrentes de lipotimia (desmayos) en los últimos días, oliguria (escasa emisión de orina en 24 horas, volumen inferior a 400 cc), incluso anuria (falta completa de emisión de orina)
    - Intento de suicidio
    - Signos de insuficiencia cardíaca - Arritmias
    - Hematemesis (vómito de sangre): puede significar desgarro esofágico por vómitos autoprovocados
    - Deposiciones melénicas ( heces negras, tipo alquitrán, por presencia de sangre digerida: se orienta el diagnóstico hacia una úlcera gástrica o duodenal sangrante)
    - Signos y síntomas de anemia severa
    - Infecciones intercurrentes: neumonías, sepsis (infección generalizada)
    - Signos de "colapso gastrointestinal" por dilatación aguda del estómago debido a la realimentación brusca: paciente que puede haber entrado en shock rápidamente; abdomen distendido con ausencia de movimientos intestinales.
    - Convulsiones

    El tratamiento a implementarse dependerá del cuadro de descompensación que presente el paciente. Por ejemplo, en un caso de deshidratación en el que sea imposible la rehidratación oral, se administrarán soluciones hidroelectrolíticas parenterales (sueros) de acuerdo al resultado de los análisis de laboratorio. Hay diferentes clases de sueros, los que sirven para aportar agua, dextrosa, sodio, potasio, cloro, bicarbonato, fósforo, calcio y magnesio. Se administran por vía endovenosa, con sumo cuidado, especialmente en aquellos pacientes con trastornos cardiovasculares.
    En una anoréxica restrictiva descompensada, puede ser necesaria la aplicación de "nutrición parenteral total", por el alto riesgo de muerte por inanición. Se administran por vía endovenosa - incluso puede complementarse con sonda nasogástrica si el cuadro lo permite - soluciones que contienen aminoácidos, ácidos grasos, complejos polivitamínicos, dextrosa y electrolitos.
    Lamentablemente la gran mayoría de los pacientes con trastornos alimentarios descompensados ingresan de inicio a UTI (Unidad de Terapia Intensiva), ya sea por deshidratación severa, arritmias cardíacas o por patología gastrointestinal grave, que puede requerir corrección quirúrgica.
    Todo paciente que haya presentado un intento de suicidio deberá ser hospitalizado en forma urgente, por peligro de concreción del acto, sobre todo hasta las 48 ó 72 horas posteriores al intento. En un 15% de estos cuadros se utilizan psicofármacos.
    Hay servicios que cuentan con habitaciones equipadas con un sistema de cámaras ocultas, para lograr un estricto control de las compulsiones del paciente; son habitaciones destinadas a los casos de alto riesgo de muerte.
    El personal de Enfermería se encarga de controlar los signos vitales: pulso, tensión arterial, frecuencias respiratoria y cardiaca y temperatura corporal. Hay servicios en los que se pesa al paciente diariamente y se toman sus medidas (cadera y cintura), habiéndose pactado un sistema de "premio-castigo": esto significa , por ejemplo, que si el paciente ha experimentado un incremento de peso superior a 150 grs. con respecto al día anterior, se le permite salir de su habitación, pero deberá permanecer dentro del hospital.
    El médico internista deberá agudizar su ingenio , ya que en muchas ocasiones el aumento de peso puede ser provocado adrede por el paciente a través de un incremento en el consumo de agua.
    Tan pronto como sea posible se implementarán las medidas de apoyo psicoterapéuticas.
    El paciente externado quedará bajo estricto control clínico ambulatorio por un mínimo de tres meses, dependiendo esto de la evolución.

    Trastornos alimenticios: Anorexia

    Seguramente Ud. está tratando de obtener la mayor información posible acerca de esta problemática para saber cómo proceder cuando se tiene un hijo o una hija con trastornos alimentarios.

    En primer lugar tendrá que considerar que son muchas las causas que originan pérdida de peso: existe toda una gama de enfermedades orgánicas que van desde la gripe hasta el SIDA, pasando por la tuberculosis y el cáncer.
    Pero el adelgazamiento con mayor frecuencia resulta de desequilibrios hormonales (mal funcionamiento de las glándulas). El trastorno endócrino que más adelgazamiento provoca es el hipertiroidismo (funcionamiento exacerbado de la glándula tiroides). La diabetes infanto-juvenil (déficit de producción de insulina), también ocasiona pérdida de peso. Hay una enfermedad psiquiátrica, la "esquizofrenia", que puede manifestarse en forma silenciosa en adolescentes que aparecen retraídas y se rehúsan a comer: aquí el paciente tiene ideas delirantes con respecto a la comida, por ejemplo, temor infundado a que quieran "envenenarlo".
    El abuso de drogas, como los anfetamínicos y la cocaína, va acompañado de euforia, pérdida de peso progresiva y depresión por "rebote".

    En el caso particular de la bulimia se sabe que el 70% de las personas afectadas tienen un peso normal, sólo un 15% son obesas, mientras que el resto tiene déficit ponderal (excesivamente delgadas).
    Si usted ya tiene la certeza de que se trata de un trastorno alimentario y no otra cosa, quiero pedirle ante todo que no se autocastigue por considerar que es su culpa: nadie haría algo semejante con su hijo "adrede"! No trate de ponerse a pensar ahora en qué falló porque este momento no es el más oportuno; ya habrá tiempo para analizar a fondo el origen del trastorno en su hijo. No permita que la culpa lo paralice. Usted debe comprender que ahora, más que nunca, deberá ponerse firme para "actuar". Y actuar en este caso significa "buscar ayuda profesional idónea". Recuerde que solo no se puede salir de ésto, que es un problema multifactorial que deberá ser abordado por todo un equipo de trabajo.

    Voy a atreverme a darle un consejo: trate de concertar una entrevista con algún profesional especialista en el tema recomendado por su médico de confianza; lo ideal sería que concurra a esa primer entrevista usted solo, o acompañado de su cónyuge, para poder así obtener un asesoramiento completo sin las interferencias opositoras de su hijo. Recuerde que lo más probable es que su hijo no tenga conciencia de enfermedad y adopte una actitud francamente hostil ante cualquier propuesta terapéutica cuyo objetivo sea "hacerlo engordar".

    Usted tiene que ser muy cauto: jamás le insista a su hijo fastidiosamente para que coma, argumentando que está demasiado flaco, porque él vivenciará ésto como una amenaza y responderá con dos posibles reacciones:
    - se enojará e indignará profundamente por considerar que usted quiere verlo gordo ó
    - descubrirá que es más fácil hacerse el que come delante de usted con el propósito de que dejen de molestarlo. Luego se las ingeniará para desembarazarse de la comida mediante el vómito o recurriendo a algún laxante. (Recuerdo el caso de una adolescente que escupía la comida en una bolsita de residuos que escondía en su regazo, bajo una servilleta).

    Calma, no se desespere, que la desesperación no va a dejarlo actuar: trate de tomar contacto con alguna institución especializada sin que su hijo lo note, en un principio. En esta página hallará varias direcciones, las que están en continua actualización. Esto intenta ser un complemento para toda sugerencia que le dé su médico de confianza: recuerde que hay gran diversidad de tratamientos, con los cuales su médico y usted podrán estar o no de acuerdo. Por otro lado tendrá que considerar los costos de acuerdo a su poder adquisitivo: lamentablemente en Argentina los tratamientos para Anorexia y Bulimia aún no son reconocidos por las obras sociales; pero no se desespere, porque existe el recurso de la Medicina Pública, tan válido como el medio privado.

    Recuerde que jamás deberá decirle a su hijo que lo ve demasiado delgado, porque lo vivenciará como un "verdadero ataque" e interpretará que usted quiere que engorde. Otra alternativa que le sugiero sería acordar una entrevista con un profesional capacitado argumentando que es para que "se efectúe un chequeo general", ya que toda persona debe realizarse controles clínicos periódicos. Incluso usted también puede someterse a un control conjuntamente con su hijo: de esta forma no despertará sospechas. No olvide que hay muchísima resistencia por parte del paciente al tratamiento; pero de alguna forma, como sea, usted tiene que actuar.
    Obviamente que si su hijo o hija viene teniendo episodios de desmayos en estos últimos días, tendrá que llevarlo a la consulta ya mismo, aunque sea por la fuerza. Hay servicios que brindan atención domiciliaria de urgencia capacitada para estos casos.

    El común denominador de los trastornos alimentarios es el "miedo intenso a engordar". Ese miedo que se va intensificando paulatinamente, ese temor a la "pérdida de control", puede tener raíces en la importancia que se le da al aspecto físico en la propia familia, más allá de la consabida influencia de los medios masivos de comunicación que propagan el mensaje subliminal de que "para tener éxito en la vida hay que ser flaca (o flaco)".

    Piense: ¿presiona usted -sin querer, claro- a su hijo para que su imagen sea prácticamente perfecta? ¿Le ha objetado alguna vez que estaba más gordo? ¿Cómo se lleva usted con la comida? ¿Vive usted probando dietas y se exige mucho en el gimnasio? Cuidado, tal vez esté proyectando en su hijo sus propios conflictos en relación con la comida y le esté exigiendo demasiado. O quizás: ¿tienen en su casa hábitos alimentarios desordenados (ej; comer a deshoras cualquier comida rápida)? Se ha comprobado que muchos pacientes anoréxicos y bulímicos provienen de hogares donde suele haber peleas a la hora de comer, o que la familia nunca se sienta a la mesa.

    Piense también: ¿quiso usted siempre que su hijo o hija fueran "lo mejor" en todo? ¿El mejor alumno? ¿La mejor bailarina? Yo siempre le digo a los padres exigentes algo que puede resultar bastante áspero: "No vaya a suceder que tu hijo, por ser tan perfecto, ya no sea". Padres: aflojemos con las exigencias, manifiestas o subliminales.
    Paremos de dar "dobles mensajes". Aflojemos con ese mensaje encubierto y despiadado que es: "Si no eres el mejor, papá y mamá te van a querer menos".
    Un hijo tiene que desarrollarse en función a sus propios deseos que no necesariamente coinciden con los de "papá" o "mamá".

    Padre o madre (me tomo la atribución de tutearte) : no fomentes la competencia entre hermanos ya que cada cual tiene sus propios valores; y no le pongas rótulos a tu hijo diciéndole: "Eres una anoréxica" ó "Eres un bulímico", porque es una agresión directa.

    Cuidado con proyectar sobre tu hijo la imagen de lo que tú hubieras querido ser. Puede significar para tu hijo una carga demasiado pesada, a tal punto de hallar una "paradójica liberación" cayendo en la anorexia nerviosa, por ejemplo, transformándose en un verdadero "adicto" a las dietas y la balanza para evadirse de tantas presiones y llenar su vacío afectivo. Posiblemente se ha sentido siempre tan controlado que ahora quiere "controlar" algo él, aunque no sea más que el peso. En los trastornos alimentarios severos la vida se resume al binomio "comida vs. peso" y no queda espacio para nada más, ya que el mundo personal se ha simplificado considerablemente.

    Padre: consulta urgente si has notado que en estos últimos días tu hijo se ha tornado depresivo a tal punto de decirte que "ya nada tiene sentido". No quiero alarmarte, pero debes tener en cuenta que en ciertos casos los trastornos alimentarios traen aparejadas tendencias suicidas.
    No te desalientes con todo esto porque hay muchísimos profesionales perfeccionándose día a día para el tratamiento de los trastornos alimentarios. Y, por sobre todo, hallarás mucha calidez humana y comprensión en todos los equipos interdisciplinarios.

    Cómo conocer si su hija/o sufre un trastorno de alimentación

    Trastornos alimenticios: Anorexia
    Los trastornos de la alimentación son patologías graves. No obstante, su detección precoz aumenta considerablemente las probabilidades de curación rápida de los pacientes. Aquí se exponen algunas de las características más comunes que hacen sospechar si un adolescente está empezando a desarrollar una anorexia.

    14 pistas para detectar la anorexia

    • Las cantidades de alimentos son cada vez más pequeñas.

    • Evita las comidas familiares, argumentando que tiene que estudiar, que le duele la cabeza o el estómago o que ya ha comido fuera.

    • Su humor empieza a cambiar. Se irrita con facilidad. Alterna cambios de ánimo que van de la depresión a la euforia.

    • La pérdida de peso empieza a ser aparente y no existe una causa concreta que lo justifique.

    • Aumenta su actividad física, deporte y está siempre activa.

    • Desea preparar la comida y cocina para toda la familia.

    • Empieza a poseer un elevado conocimiento de los alimentos, su valor nutricional, sus calorías, etc.

    • Niega incesantemente que tenga un problema con la alimentación.

    • Se aísla cada vez más de la familia y amigos.

    • Duerme poco y su capacidad de concentración disminuye.

    • Nunca reconoce que está adelgazando, y asegura que está gorda/o.

    • Cada vez que come va al baño.

    • Juega con el plato y desmenuza los alimentos.

    • Empieza a restringir su alimentación, evitando cierto tipo de alimentos considerados calóricos.

    Incidencia

    Año 1985
    Estudio en colegios públicos y privados de Madrid

     

    Año 1994
    Estudio de niños/as de 15 años en un instituto de Móstoles

    Anorexia nerviosa

    hombre

    mujer

     

    hombre

    mujer

    0

    0,31

     

    0

    0,69

     

     

     

     

     

    Bulimia

    hombre

    mujer

     

    hombre

    mujer

    0

    1,24

     

    0,36

    1,24

     

     

     

     

     

    Anorexia parcial

    No existía el concepto de anorexia parcial

     

    hombre

    mujer

     

    0,36

    1,1

     

     

     

     

     

    Bulimia parcial

    No existía el concepto de bulimia parcial

     

    hombre

    mujer

     

    0,8

    1,66

     

     

     

     

     

    La cultura de la delgadez

    Los expertos creen que uno de los factores ambientales más involucrados en los trastornos de la alimentación es la moda. El cuerpo delgado de las modelos es admirado por la mayoría de las adolescentes que en un intento por parecerse a ellas comienzan a hacer dietas y a obsesionarse con su peso. La perfección corporal se ha convertido así en el medio para obtener el reconocimiento social y el éxito personal.

    Las críticas sobre la extrema delgadez de la modelo que anunciaba una marca de relojes obligó a la empresa fabricante a retirar su campaña de algunas revistas.

    El diseñador Calvin Klein ha sido "acusado" varias veces en EEUU de utilizar modelos excesivamente delgadas que puede propiciar el desarrollo de anorexia entre las jóvenes. Kate Moss es el ejemplo más representativo

    Consecuencias físicas de la anorexia

    Los estudios sobre las consecuencias físicas de la anorexia han revelado que a corto y medio plazo, los pacientes sufren: cardiopatías, desajustes de electrólitos, anormalidades reproductivas, osteoporosis, problemas gastrointestinales y cambios en la actividad de los neurotransmisores.

    Cerebro

    • Daños neurológicos, calambres, hormigueos.

    • Bajan los niveles de leptina (regulador del apetito).

    Problemas gastro-intestinales

    • Flatulencia.

    • Estreñimiento.

    • Dificultad en el vaciamiento gástrico.

    • Reducción del tamaño del estómago.

    Corazón

    • Dismunuye el tamaño del corazón.

    • Prolapso de la válvula mitral.

    • Derrame pericárdico.

    • Bradicardia e hipertensión.

    • Arritmias.

    Densidad ósea

    • Disminuye la masa ósea como consecuencia de la pérdida de la menstruación, de minerales bajos en los huesos y de mayores niveles de hormonas tiroideas.

    CONCLUSIÓN

    A través de este trabajo se logra expresar una serie de acontecimientos que suceden cada día en nuestro entorno, esto es la anorexia (falta de alimentación) y bulimia (comer y luego vomitar), esto se produce en un gran porcentaje de la población, pero principalmente en la juventud, estas enfermedades se dan principalmente por personas que sufre de sobre peso o personas que se creen gordas. Las causas que llevan a estas personas recurrir a estas opciones son diversas, entre estas se encuentran el rechazo de la sociedad, o el deseo de llegar a ser una persona perfecta y así querida por todos.

    También cabe destacar que en la delgadez no está la belleza sino en el valor de la persona, y no recurrir a los autodiagnósticos de dietas, producirse vómitos, o realizarse enemas. Sino simplemente a tener una alimentación adecuada y no comer a deshoras, ya que con esto se logra estar bien físicamente, y no estar débil, ya que estas enfermedades producen un mal estado anímico, ya sea no agradándote lo que te rodea, o asilarse sola, teniendo como único interés adelgazar, sin colocar en limite, lo que muchos hacen provocándose la muerte, o simplemente perdiendo momentos hermosos de su vida.