Transplante de plántulas

Plantas. Germinación. Inoculación mecánica

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

SELECCIÓN DE PLANTAS RESISTENTES A ENFERMEDADES II

Genética y Mejora

ETSI AgrónomosEn esta práctica se trata de trasplantar las plántulas obtenidas en la práctica anterior, del algodón a una maceta con turba.

El poder germinativo depende de las condiciones de temperatura y humedad relativa, conviene que ambos parámetros sean bajos.

Para la selección de plantas resistentes a enfermedades, lo primero que hay que plantearse es el material a inocular, en un estudio convencional utilizaremos variedades comerciales susceptibles a la enfermedad, ya que son las que se pretende hacer resistentes; además probaremos también variedades silvestres. Se toman 20 entradas y 20 plantas por entrada, lo que hace un total de 400 plantas, esto supone un aumento considerable del espacio de trabajo.

Precauciones para tener garantías para afirmar que una planta es resistente:

  • Además de las 20 plantas por entrada introducimos una denominada control no inoculado, que es una planta sana sin inocular, que si lo comparamos con las demás plantas servirá para determinar los síntomas de la enfermedad. También introducimos lo que se denomina un control inoculado con agua destilada y abrasivo, de esta forma puede entrar en la planta cualquier enfermedad que enmascare los síntomas del virus; si los síntomas de este control se manifiestan en las demás plantas, significa que no son síntomas propios del virus.

  • Una de las entradas a probar será una variedad susceptible a la enfermedad, de esta forma comprobaremos si hemos inoculado bien, es decir, si los resultados obtenidos son fiables.

  • También introducimos una entrada de un control de variedad resistente a la enfermedad para evaluar si la resistencia encontrada es mejor o peor de la que ya existe.

Una vez hemos decidido el material a emplear, inoculamos:

Entradas:

A

B

C

20 plantas

20 plantas

20 plantas

Además de los dos controles (inoculado y no inoculado) que tenemos por cada entrada, estos controles estarán aislados o no en función del virus del que se trate, por ejemplo el ToMV es de transmisión mecánica, por eso pondremos los controles aislados.

El principal problema que plantea la inoculación mecánica es que las condiciones de inoculación de la primera bandeja no son las mismas que las de la última bandeja; esto se debe a que el ataque del virus es muy agresivo en las primeras bandejas inoculadas, pero más débil en las últimas, ya que son parásitos obligados; además de los problemas derivados del cansancio de la persona que está inoculando. Para solucionar estos problemas se aleatorizan las plantas en todas las bandejas de todas las entradas, por tanto todas tendrán una probabilidad de inoculación media similar. En el virus del ToMV (de transmisión mecánica) esto no es muy importante ya que tarde o temprano las plantas se inoculan por contacto entre ellas, no obstante conviene hacerlo así.

Se hacen dos inoculaciones, la primera se realiza cuando la planta tiene de 4 a 6 hojas desarrolladas, y la segunda 7 días después sobre las nuevas hojas desarrolladas (1 ó 2 hojas).

Se toman muestras a los 15, 30, 45 y 60 días después de la segunda inoculación, se compara el aspecto de las plantas inoculadas con el control no inoculado y se evalúan de 0 (sin síntomas) a 4 (muestra síntomas muy graves o muerte).

El fenómeno de sistemia consiste en la transmisión del virus a través de la planta. Hay ocasiones en que la resistencia consiste en que infectando las hojas superiores el virus no se transmite por toda la planta.

Con el resultado sintomatológico obtenemos el porcentaje de plantas resistentes y susceptibles y la técnica Dias-elisa permite determinar si el virus está presente en la planta y medir la concentración de virus en los tejidos afectados.