Transición demográfica y cambio femenino

Política y Sociedad del siglo XIX. Tipos ideales de familia. Economía doméstica decimonónica. Papel de la mujer

  • Enviado por: Enrique De Benito
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

TEMA 5.- TRANSICION DEMOGRAFICA Y CAMBIO FEMENINO.

La aproximación demográfica.

La historia de la familia tal y como la conocemos hoy y era prácticamente inexistente antes de mediados de la época de 1950.

Desde los tiempos medievales hasta finales del siglo XIX el matrimonio era tardío la edad media de matrimonio oscilaba entre los veintisiete o veintiocho años para los hombres y los veinticinco o veintiséis las mujeres, y entre 1600 y 1850 hay escasas pruebas de cambios sistemáticos ó prolongados. Un porcentaje importante de la población no llegaba contraer matrimonio, se hablan de cifras incluso superiores al 20%.

La combinación de una edad de matrimonio más avanzada y de intervalos relativamente largos entre los nacimientos dio lugar a un tamaño medio de familia completa que en la mayoría en negociaciones oscilaba entre 5 y 6,5. Parece que en siglo XVI se empleaba algún método de control familiar consciente y activo.

No podemos dejar de un lado los embarazos extramatrimoniales. En primer lugar, el siglo XVIII en los comienzos XIX fueron prácticamente en todas partes épocas de constante incremento control de los nacimientos y legítimos como de los embarazos a matrimoniales. En segundo lugar, este incremento se detuvo en argumento decisivo en y signos, las tendencias tomaron el camino justo. La tercera fase corresponde a el período de la posguerra y da forma de un espectacular aumento que aún perdura en algunos lugares. La fertilidad legítima y la ilegítima aumentaron en el siglo XVIII y disminuyeron a finales del XIX y volvieron a incrementarse durante la que posguerra.

Leplay describió, en la segunda mitad del siglo XIX, tres tipos ideales de familia:

La patriarcal quedaba gran importancia a la estabilidad, la autoridad, el linaje y la tradición.

La familia con prestigio y la correspondencia y la sucesión a un hijo del patriarca y a sus descendientes.

La familia estable, característica de las poblaciones obreras urbanas basada en la unión de los individuos independientes.

Las críticas a la aproximación demográfica se resumen en el problema de las presentes de cifras disponibles para un análisis correcto consecuencia de las elevadas tasas de movilidad de la población. Por lo general, el trabajo de carácter demográfico se ha ocupado de la actividad familiar al margen de su contexto socioeconómico. Las comunidades a estudiar en sido seleccionadas por la calidad de los datos democráticos y no por su contribución teórica a los problemas y la disponibilidad de datos sobre otros aspectos de la estructura social.

APROXIMACION A TRAVES DE LOS SENTIMIENTOS

Stone hace hincapié en la amplitud de las interferencias y la supervisión de la comunidad aumentó en la tierra en el siglo XVII en. Otro tema sobre el que se ha insistido tres en altísimo nivel afectivo: Stone tiene la impresión de que se trata de un la sociedad en la que a todos les es difícil crear lazos emocionales, en la que la violencia surgen fácilmente y no se puede confiar en nadie . Entre las clases altas, están ofrecen una imagen distante del matrimonio, donde los esposos tienen cada uno sus propias habitaciones, servicio y vida cotidiana y sólo a la vez se reúnen en privado. Las relaciones se caracterizan por el distanciamiento y la formalidad.

Shorter sugiere que el matrimonio era considerado como una relación económica, productiva y reproductiva antes que emocional, como un mecanismo de transmisión de la propiedad y de la posición social de generación en generación. El sexo en el matrimonio se presenta como una necesidad pecaminosa, únicamente justificada por la necesidad de propagar la existencia y como un deber al que las esposa no se puede negar a un cuando sufra como consecuencia.

Shorter sugiere que a finales del siglo XVIII se inició entre las clases trabajadoras una "revolución romántica", en la que la elección personal y las consideraciones afectivas reemplazaron a los criterios instrumentales como principio fundamental en la elección del cónyuge.

Allí donde los padres controlaban los recursos vitales para el futuro podrían influir notablemente en la elección del cuento que de éstos. En la mayoría de los grupos de clase media y alta hasta finales del siglo XIX. En cambio, esta autoridad ha sido siempre mucho menor entre las clases asalariadas.

Actualmente, las funciones del matrimonio primordiales son de tipo intrínseco y afectivo y a partir de finales del siglo XVIII en Francia el compañerismo, el afecto de por vida y, algo más tarde, una doble dimensión sexual entraran a formar parte del matrimonio entre las clases medias y el sexo que empezó a ser considerado no como una obligación sino en su acepción moderna en expresar, a apoyar y reforzar el amor. Es tan Escasa afirman que el romance y la sensualidad estaba firmemente arraigada en las clases trabajadoras, ya que los jóvenes se y negaban cada vez mas de las pensiones tradicionales y seguían sus propias inclinaciones emocionales y sexuales.

PADRES E HIJOS

"La buena madre es un invento de la modernización. En la sociedad tradicional, las madres veían con indiferencia el desarrollo y la felicidad de los niños menores de dos años. En la sociedad moderna sitúan el bienestar de sus hijos pequeños por encima de todo lo demás".

En la sociedad medieval y el existía la idea de me infancia como unas consignas y si gana en el ciclo de opinión. Una vez que los seres humanos podían vivir sin las solicitud constantes de sus madres, entraban a formar parte de una sociedad adulta. Se vestían como tal, trabajaban como tal incluso y iban a la guerra con los adultos, salvo que en concepto de "adulto" era prácticamente inexistente en una sociedad en la que las divisiones sociales no se basaban en la edad. Las personas excesivamente débiles para participar en esta existencia de "adultos" simplemente "no contaban", incluso ni siquiera se les consideraba "humanas".

Junto a esto surgió una nueva actitud: los niños eran una responsabilidad, seres frágiles que necesitan nuestra comprensión y protección, criaturas con un potencial de bondad y maldad que precisan una disciplina para erradicar el mal innato y fomentar el bien. Así nació el concepto moderno de la paternidad y maternidad, con sus deberes y obligaciones hacia el niño y hacia la sociedad.

Para Stone los cambios en la familia entre finales del siglo XVI y finales del XVIII van indisolublemente unidos a los cambios en el pensamiento religioso, filosófico y político, así como también a las actitudes populares hacia el papel y los hechos de los individuos en la sociedad.

Pero también se plantea una cuestión más general: el papel de los factores culturales como explicación suficiente del cambio familia. Salvo ocasionales extensiones, estos autores presentan un cuadro del sistema cultural de la familia completamente aislado de las relaciones de mercado y de trabajo de sus componentes.

APROXIMACION A TRAVES DE LA ECONOMIA DOMESTICA

LA HERENCIA: tiene lugar entre parientes próximos y afines, el drama emocional y los derechos recíprocos que caracterizan estas críticas relaciones se ven influidos a menudo por la posibilidad de unir o dividir la finca o por la previsión de futuras ganancias... En Francia por ejemplo las unidades familiares multinucleares están muy extendidas en el sur, de la herencia es indivisible y las mononucleares están extendidas en el norte, donde es divisible.

El recurso principal del campesino o terrateniente occidental era la tierra, las necesidades de subsistencia de las familias sólo podrían ser satisfechas mediante y la aplicación continua el trabajo de todos sus miembros a tareas productivas en la agricultura. Era necesario evitar los matrimonios sin hijos, que no proporcionaban una garantía para la vejez (de ahí quizá las normas que fomentaban las relaciones de matrimoniales para asegurar el matrimonio sólo en las muchachas fecundas).

Proletarización de la mano de obra:

Mientras que la unidad familia campesina servía de centro a una actividad económica en la que la generación mayor coordinada y dirigía el trabajo de los demás jóvenes en un proceso conjunto de producción, las actividades productivas de al menos algunos miembros de la familia del jornalero agrícola eran dirigidas y coordinadas por extraños y no en interés de la familia, sino en el suyo propio, de una forma que frecuentemente entraba en conflicto con los intereses de la familia de un jornalero en su conjunto.

El nivel de vida en las familias trabajadoras dependía mucho más de unas medidas de producción que no controlan, esto suponía para ellos inseguridad a corto plazo. La fundación y continuidad de la familia como unidad de producción y consumo dijo que estará necesariamente unida alma transmisión de la propiedad a través de la gerencia.

Liberados de las obligaciones matrimoniales, los individuos sin dote tenía ni herencia podían establecerse en unidades familiares independientes de ellas desde muy jóvenes; de hecho, había incentivos para que lo hicieran, tanto por el fin de elevar el nivel de vida como con el de tener hijos mientras su capacidad de producción era alta

Los investigadores han atribuido a estos factores el descenso en la edad del matrimonio y los aumentos en las fecundidad que a menudo siguieron a la protoindustrialización, con desesperados intentos de en reducir el tamaño de la familia cuando las condiciones empeoraban posteriormente.

La mayor parte y de la mano de obra procedía de la emigración que se y encauzaban hacia lugares concretos. Las razones familiares determinarían con frecuencia el momento y la dirección de la emigración: hombres y mujeres jóvenes enviados lejos de casa para que el remitieran excedente de sus salarios con el fin de mantener a sus hermanos menores en casa o a ahorrar para su propio matrimonio cuando regresaran la comunidad rural. Pero para el jornalero sin tierras, para la viuda pobre había una alternativa: aprovechar los elevados salarios que se pagaban a los niños en algunas regiones industriales y desplazar a toda la familia para sí maximizar los ingresos familiares esto llevará a un descenso del salario en el varón adulto, o incluso a su desempleo, cuando se convirtiera en el principal trabajador doméstico en toda la familia.

Entre los trabajadores industriales y urbanos se puede contemplar la conducta familia, desde una perspectiva bastante distinta, como un resultado más directo de los conceptos del individuo y de la familia característicos del capitalismo occidental.

También se puede considerar que el salario individual favoreció la reducción del trabajo doméstico a un status en el que, al no ser retribuido, no era "realmente" trabajo. De forma similar el hecho de que el hombre fuera definido como el asalariado de la familia legítimo también el empleo irregular y los salarios por debajo del nivel de subsistencia para el trabajo doméstico de las mujeres.

1