Transformaciones ideológicas

Estructura social del siglo XVIII y XIX. Liberalismo económico. Burguesía. Clases medias. Desigualdades sociales. Socialismo utópico. Comunismo

  • Enviado por: Pilu
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 4 páginas

publicidad

Transformaciones Ideológicas

Introducción:

La humanidad entera se encuentra en una constante indagación de libertad y de sentirse en pleno dominio de las cosas. Para esto comienza una búsqueda continua de algo que cumpla con su sueño de libertad absoluta y poder. Así surgieron grupos de hombres que pusieron en practica distintos ideales al pasar los siglos.

Antes de comenzar el desarrollo de este trabajo definiremos lo que es una ideología:

  • Según el diccionario podemos decir que una ideología es un conjunto sistematizado de ideas de una persona, doctrina, etc.

  • En nuestra opinión, una ideología es un conjunto de valores o creencias que un grupo de personas cree verdadero y que le explica como es el mundo.

Tomando en cuenta estas dos definiciones, en el siguiente trabajo explicitaremos diferentes ideologías que surgieron durante los Siglos XVIII y XIX que marcaron etapas en el mundo entero.

Desarrollo:

Hasta el siglo XVII el pensamiento del hombre estaba regido por las ideas religiosas, el absolutismo monárquico, el proteccionismo del Estado sobre las actividades económicas, etc. A medida que la burguesía fue haciéndose más importante, todas estas ideas fueron perdiendo su valor y entraron en vigencia nuevas ideologías que favorecieron a este grupo social.

A partir del Siglo XVIII la burguesía(partidaria del liberalismo, cuyos principios la defendía contra la opresión de los privilegiados) comenzó a tomar un papel muy importante en la sociedad, en la política, en la economía, etc. que marcó el rumbo de los países e ideologías durante los Siglos XVIII y XIX.

A partir del Siglo XVIII comenzó, el auge del llamado liberalismo económico ideado por Adam Smith, que proponía la independencia de las actividades económicas del Estado. Era una idea que proponía el individualismo, es decir, que cada hombre buscara sus propios medios para enriquecerse buscando un beneficio para sí mismo y así contribuir al enriquecimiento de la sociedad.

Esta ideología proponía que los gobiernos no alteraran el funcionamiento de la economía y que la ley de oferta y demanda rigiera el rumbo económico. Esta idea es claramente burguesa quienes controlaban en ese entonces ese tipo de actividades las cuales eran las pertenecientes a esta clase social.

Paralelamente surgió la idea de que la razón dominaba todos los aspectos del saber, es decir, que mediante la misma se podían explicar todos los fenómenos sociales, naturales, humanos, políticos, etc. despojando así toda idea religiosa que en los siglos anteriores habían controlado todos los campos del saber. Esta ideología también fue llevada adelante por los burgueses, que siendo una clase netamente económica y materialista descreía toda posibilidad de explicar a los fenómenos mediante la religión u otras doctrinas espirituales.

De este movimiento se desprenden otras ideologías como el positivismo que defendía la observación de la realidad, ya que era un medio para explicar objetivamente todo tipo de fenómenos. Así como la razón, el positivismo sostenía que la ciencia era la única rama del saber. El principal ideólogo de esta teoría fue Augusto Conte. De estas bases partió Darwin para enunciar su teoría de la evolución, que despojándose de toda creencia religiosa explicaba el origen de las especies como una constante evolución de los seres vivos en la cual solo sobrevivían los más fuertes.

Los burgueses tomaron estas ideas y las trasladaron al plano social para explicar las desigualdades de la sociedad; así como también las explicaron (volviendo al liberalismo económico) como la incapacidad de algunas personas y sectores sociales de valerse por sí mismas económicamente.

La burguesía a través de la importancia adquirida en el plano económico comenzaron a creer que si controlaban la economía también podían acceder a una participación política superior.

Así comenzaron a impulsar ideas políticas que desterraban todo tipo de monarquía absoluta y encabezaron revoluciones, como la Revolución Francesa, que destituyeran todo tipo de gobierno absoluto e instalaran un gobierno que bregara por la igualdad social (de la cual luego se olvidaron) y en la cual el pueblo tuviera más participación en las decisiones políticas; así como surgieron las democracias modernas (que si bien se basan en gran parte en los principios enunciados en la Antigua Grecia) en esta época se les dio un impulso y se materializaron crecientemente

La burguesía que había surgido como la clase media, de comerciantes y bancarios, al ir cobrando mayor importancia en el plano económico fueron alcanzando importancia a su vez en el plano político y social. Al darse cuenta del gran poder que acumulaban quisieron dejar de ser esa clase de comerciantes y acceder a los más altos estratos de la sociedad, así intentaron buscar la compañía de la aristocracia y los terratenientes.

Además la burguesía comenzó a convertirse en una clase que intentaba asemejarse a la aristocracia y en gran parte lo lograron. Pero a su vez éste intento por evolucionar socialmente hizo que los trabajadores (que eran cada vez más numerosos debido a la aparición de más industrias) empezaron a ser explotados y como consecuencia de esto empezaron a surgir ideologías que luchaban por los derechos de los mismos. Un ejemplo de esto es el socialismo que proponía transformar el sistema capitalista para construir una nueva sociedad libre de todo tipo de explotación económica y autoridad política. Estas ideas parten de burgueses que no concordaban con lo propuesto por aquellos, que proponían el progreso científico, social, político y económico.

A su vez de este socialismo partían ideologías como el anarquismo que proponía las mismas reformas que los socialistas pero a su vez querían que el estado y todas sus instituciones desaparecieran completamente.

Los reformadores se dividen en dos grupos, los que piensan que el Estado es nocivo y ha de ser destruido por estar sostenido por los capitalistas, y los que creen que el Estado es el medio necesario para lograr algo positivo. Las dos corrientes están representadas por los anarquistas y los socialistas. Los anarquistas son partidarios de la abolición del Estado; los socialistas son sus defensores. Los comunistas, vienen a colocarse en el medio.

Los primeros representadores son los “utópicos”. Es propio del socialismo utópico creer en la bondad del hombre, la cual supuestamente les llevará a aceptar:

  • Supresión de la herencia

  • Eliminación de la moneda

  • La sustitución de la empresa privada por la cooperativa

  • La distribución alternativa del trabajo a fin de evitar la continua selección de algunos a los peores trabajadores

  • La igualdad entre el hombre y la mujer

Asimismo paralelamente surgió el comunismo o marxismo que quería impulsar el apogeo de la clase obrera y que el proletariado controlara al Estado, y que en la sociedad todos sean iguales desapareciendo así todo tipo de clases sociales. El comunismo es una ideología política cuya principal aspiración es la consecución de una sociedad en la que los principales recursos y medios de producción pertenezcan a la comunidad y no a los individuos. En teoría, estas sociedades permiten el reparto equitativo de todo el trabajo en función de la habilidad, y de todos los beneficios en función de las necesidades.

Este tipo de ideología surgió como consecuencia y contraposición del liberalismo económico y las ideas políticas y sociales impulsadas por la burguesía.

Como toda ideología que es llevada a cabo victoriosamente, la misma se va agravando hasta convertirse en un fanatismo, a los ideales burgueses les paso esto en su afán de cobrar importancia en todo ámbito; comenzó a intentar (en el ámbito del Estado) a conquistar territorios fuera de Europa con intereses económicos dentro del capitalismo. Así comenzó una acción imperialista que se asemejaba al de aquellas monarquías de la Edad Media. Paralelamente, surgió el nacionalismo, en el que cada población defendía su cultura exacerbadamente.

Este ha sido un breve informe que intento explicar el cambio ideológico que se llevo a cabo en los Siglos XVIII y XIX a partir del apogeo de la burguesía y a su vez el intento (a fines del Siglo XIX) de los trabajadores por hacer valer sus derechos políticos, sociales, económicos, etc.

Conclusión:

Las conclusiones que podemos obtener sobre este tema son muchas y variadas; a continuación solo escribiremos algunas de ellas:

  • La importancia que tenía la burguesía en cuanto a la economía la llevo a intentar buscar importancia en otros ámbitos.

  • La gran mayoría de las ideologías surgieron en contraposición y como consecuencia de otras anteriores.

  • El hombre a medida que va evolucionando va buscando nuevas alternativas para hacer mas fáciles los procesos de la vida cotidiana

  • Las ideologías de los Siglos XVIII y XIX surgieron intentando dar cabida en la sociedad a las clases medias y bajas.

  • Las ideologías de los Siglos XVIII y XIX significaron un cambio en la forma de pensar en todos los ámbitos. Ya que marcaron el comienzo de un proceso que daría pie al reclamo y a la inclusión de las clases medias y bajas en todos los ámbitos del Estado.

  • Estas ideologías y los cambios que estas trajeron son los que rigen, aunque mas evolucionadamente, gran parte de la sociedades y estados de la actualidad, por ejemplo el comunismo, la democracia, etc.

Vídeos relacionados