Trafalgar; Benito Pérez Galdós

Narrativa española del siglo XIX. Novela realista. Batalla. Contexto histórico. Navíos. Personajes. Situación política

  • Enviado por: Rambeta
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 22 páginas
publicidad

Trafalgar; Benito Pérez Galdós

ÍNDICE

Índice ------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Pág. 2

Breve reseña del autor y su obra ----------------------------------------------------------------------------- Pág. 3

Glosario de términos marítimos ----------------------------------------------------------------------------- Pág. 4 y 5

Antecedentes -------------------------------------------------------------------------------------------------- Pág. 5 y 6

Navíos: Españoles --------------------------------------------------------------------------------------- Pág. 6-9

Ingleses -------------------------------------------------------------------------------------- Pág. 9-13

Franceses ------------------------------------------------------------------------------------- Pág. 13-15

Personajes del conflicto: Españoles ---------------------------------------------------------------- Pág. 15-17

Ingleses --------------------------------------------------------------- Pág. 17-18

Franceses --------------------------------------------------------------- Pág. 18

Personajes y situación política ------------------------------------------------------------------------- Pág. 19

El combate ---------------------------------------------------------------------------------------------- Pág. 19-21

Bibliografía ---------------------------------------------------------------------------------------------- Pág. 22

Breve reseña biográfica del autor: el escritor, su época y su obra

Novelista y dramaturgo español, nacido en Las Palmas de Gran Canaria en 1843, y muerto en Madrid en 1920. Máximo representante -junto con Leopoldo Alas, "Clarín"- de la corriente realista que dominó la narrativa española de la segunda mitad del siglo XIX, Pérez Galdós está unánimemente reconocido como uno de los mayores novelistas de la literatura en lengua castellana.

Vida

Décimo hijo de una familia acomodada de origen vasco. En 1862, unos amores con una prima, desaprobados por su familia, impulsaron a sus padres a enviarle a estudiar Derecho a Madrid, adonde llegó en otoño de dicho año.

Pronto sustituyó las clases por la vida literaria. En 1868, el joven Benito se decidió a probar fortuna con la narrativa. Así, en 1870 apareció La Fontana de Oro, novela histórica ambientada en las luchas entre absolutistas y liberales del período de Fernando VII, que tanto tenían en común con el período posterior a "La Gloriosa" en el que apareció la novela.

El éxito lo impulsó a seguir por el mismo camino. No llegó a terminar la carrera de leyes, pues su dedicación a la literatura pasó a ser plena y sólo se vio interrumpida por largos viajes a lo largo de España y de otros países.

Su ideología progresista marcó sus novelas desde el comienzo. Así, la imagen que ofreció de los absolutistas en La Fontana de Oro marcó la pauta para una serie de personajes negativos de ideología conservadora que llenan sus primeras novelas.

Su ideología le causó numerosas críticas entre los sectores más conservadores de la sociedad española. Críticas que, si bien no impidieron su entrada en la Academia en 1889, sí que dinamitaron su candidatura al Premio Nóbel en 1912.

A partir de 1892, decidió volver al teatro adaptando novelas propias. Su obra dramática supuso el primer intento de romper con la dramaturgia post-romántica que imperaba en la cartelera madrileña.

Sus últimos años fueron tristes: ciego, hubo de ser cuidado por una hija habida de una de sus relaciones y conoció ciertas dificultades económicas, así como un desprecio general por su obra en medio del intento de superación del realismo que se dio en los primeros años del siglo.

Obra

La obra de Pérez Galdós se divide en dos apartados, que corresponden a la novela y al teatro. Aparte quedan sus numerosos artículos periodísticos.

Después de escribir algunas novelas de carácter histórico, Galdós acometió la ingente tarea de escribir un alarga serie fragmentada de episodios históricos, que publicó en años sucesivos bajo el título general de Episodios Nacionales.

Los Episodios se agrupan en cinco series, cuatro de ellas de diez volúmenes y una quinta que solo cuenta con seis. En ellos se da a conocer de forma novelada y de batalla de Trafalgar y concluye con la figura de Cánovas y la Restauración. Algunos de los títulos más famosos son : Trafalgar, Bailén, Zaragoza, La estafeta romántica, Zumalacárregui, Prim, España sin rey, Cánovas… El principal valor de los Episodios, es que, además de un apreciable documento histórico, hacen gala de gran imaginación, de animados argumentos y de caracteres novelescos creados por el novelista.Al tiempo que redactaba los primeros episodios, hacia las novelas llamadas de primera época.

GLOSARIO DE TÉRMINOS MARÍTIMOS

Alcázar: Espacio que en la cubierta superior de los buques existe desde el palo mayor hasta la popa, o hasta la toldilla, si la hubiere.

Amantillo: Cada uno de los dos cabos que sirven para embicar y mantener horizontal una verga cruzada.

Amarra: Cuerda, cable o cabo con el que se asegura la embarcación en el lugar donde da fondo.

Ancora: Ancla

Andanada: Descarga cerrada de una batería de cañones de cualquiera de los dos costados del navío.

Amura: Parte de los costados del buque donde éste comienza a estrecharse para formar la proa.

Aparejo: Conjunto de palos, vergas, jarcias y velas de un buque.

Árbol: Palo de un buque.

Arboladura: Conjunto de árboles y vergas de un buque.

Babor: Lado izquierdo de una embarcación, mirando de popa a proa.

Balandra: Embarcación pequeña que consta de cubierta y un solo palo.

Balconaje: Galería que se forma en la popa de los navíos sobre la prolongación de la cubierta del alcázar.

Bao: Gran madero que, puesto de trecho en trecho y desde babor a estribor, para sostener las cubiertas y consolidar la estructura del buque.

Barlovento: Respecto a u7n lugar determinado, parte de donde viene el viento.

Brandal: Cabo de grosor adecuado con que se sujeta un mastelero a la mesa de guarnición de su respectivo palo en ayuda de sus obenques.

Braza: Cabo de grosor proporcionado que sirve para mantener fijas las vergas y hacerlas girar en un plano horizontal.

Bergantín: Embarcación de dos palos, el mayor y el trinquete, y de vela cuadrada y redonda.

Bomba: Máquina para sacar el agua de los buques.

Botafuego: Varilla de madera en cuyo extremo se ponía la mecha encendida para aplicar fuego a cañones y piezas de artillería.

Burda: Brandal de os masteleros de juanete.

Cabrestante: Sistema mecánico empleado para mover grandes pesos. Consiste en un torno que gira sobre un eje vertical en el que se arrolla una maroma o cable. El torno gira por la potencia aplicada a unas barras introducidas en el canto exterior del cilindro.

Carena: Reparación que se hace al casco de una nave.

Carronada: Cañón corto, de poco peso y mucho calibre.

Castillo: Parte del a cubierta superior o principal del buque, comprendida entre el palo trinquete y la proa.

Cofa: Especie de meseta colocada horizontalmente en el cuello de un palo para, entre otras funciones, hacer fuego desde allí en los combates.

Combés: Espacio de la cubierta superior, que va desde el palo mayor hasta el castillo de proa.

Contramaestre: Oficial de mar que dirige la marinería. Se halla a las órdenes del oficial de guerra.

Coy: trozo de lona o tejido de malla rectangular que sirve de cama a bordo de un buque.

Cuaderna: Pieza curva que encaja en su parte superior en la quilla del buque y parte de ella a modo de costillar.

Chinchorro: Embarcación de remos muy pequeña.

Driza: Cuerda o cabo con que se izan o arrían las vergas.

Embicar: Poner una verga en posición oblicua respecto a la horizontal.

Entrepuente: Espacio comprendido entre dos cubiertas.

Estay: Cabo que se sujeta a la cabeza de un mástil al pie del más inmediato, para impedir que se caiga hacia la popa.

Escotilla: Cada una de las aberturas que para el servicio de la nave existen en las diversas cubiertas.

Estribor: Lado derecho de una embarcación, mirando de popa a proa.

Falúa: Pequeña embarcación, de veinte o más remos, generalmente provista de carroza, destinada para uso de personalidades.

Fragata: Buque menor que el navío, de tres palos y un solo puente o batería corrida.

Fogonadura: Agujero que se hace en las cubiertas de una nave para que pasen los palos a fijarse en sus carlingas o cajas.

Gavia: Toda vela que se coloca en el mastelero principal.

Jarcia: Conjunto de todo el cordaje de un buque.

Juanete: Sobrenombre del mastelero, de la verga y de la vela que van sobre los masteleros de las gavias.

Manga: Parte de una bomba por donde el agua, atraída por los émbolos, sube y se dirige al lugar donde se precisa.

Mastelero: Palo o mástil menor que se pone sobre cada uno de los mayores.

Mesana: Palo que se arbola a popa en las embarcaciones de tres palos.

Molinete: Especie de cabestrante horizontal dispuesto de babor a estribor o a proa del palo trinquete.

Motón: Garrucha por donde pasan los cabos, que se apoyan sobre una ruedecilla que gira dentro.

Mura: Amura.

Obenque: Cada uno de los cabos gruesos con que se sujeta a un palo o mastelero.

Orzar: Inclinar la proa hacia la dirección del viento.

Palo mayor: El más alto del buque y que sostiene la vela principal.

Pañol: Cualquier compartimento a proa y a popa, tanto en bodega como en el sollado de una nave. Toma el nombre específico de lo que contiene.

Penol: Extremo de la verga.

Popa: Parte posterior de las naves. Generalmente en popa se coloca el timón o las cámaras.

Porta: Cualquier ventana que se hace en los costados o en la popa de las naves para dar luz o para el servicio de la artillería.

Portalón: Paso dejado por cada banda frente al palo mayor para realizar labores de embarco y desembarco.

Proa: Parte delantera de las naves.

Puente: En los buques de guerra, cubierta que posee batería. También se entiende por puente la plataforma estrecha y con baranda que, colocada a cierta altura sobre la cubierta, va de banda a banda y desde la cual se pueden comunicar las órdenes.

Puntal: Madero que sostiene las cubiertas por los bazos.

Santabárbara: Pañol destinado a guardar la pólvora.

Serviola: Robusto pescante instalado en las proximidades de la amura y hacia la parte exterior del costado del buque. En su cabeza lleva un juego de roldanas para laborear el aparejo que sirve para ejecutar diversos movimientos del ancla.

Sollado: Uno de los pisos o cubiertas inferiores del buque. Se suelen instalar en él alojamientos y pañoles.

Sotavento: respecto a un lugar determinado, parte opuesta a la de donde viene el viento.

Toldilla: Cubierta que sirve de techo a la cámara alta o alcázar.

Trinquete: En las embarcaciones que tienen más de un palo, el que se arbola inmediato a la proa.

Verga: Palo en el que se sujetan las extremidades, o grátiles, de una vela. Se cuelga y sujeta a cualquiera de los de la arboladura, tomando su nombre.

Virar: Operación de una nave que consiste en variar el rumbo, de tal modo que el viento que daba al buque en un costado le dé en el opuesto.

ANTECEDENTES

España tras el tratado de Utrecht se encuentra con una armada prácticamente inexistente.
Para mantenerse en una posición competitiva con las demás naciones europeas se crea en 1714 la Real Armada. Con José Patiño empieza a formarse una sólida base para el resurgir de la marina. Se crean los arsenales de Ferrol, Cartagena y Puntales.
Pero es con el Marqués de Ensenada donde se puede decir que la marina española toma el definitivo impulso; desde el desarrollo del sistema de comunicaciones hasta el apogeo de la construcción naval en los nuevos arsenales, pasando por la formación científica.
En 1755, año en el cual Ensenada dejó el cargo, España tenía 42 navíos y 28 fragatas, en contra de los 18 navíos que había en 1714. La máxima potencialidad de la armada en número de buques, se alcanzó en 1790 con 117 entre navíos y fragatas.

Pero estos esfuerzos no se ven reflejados en los distintos combates donde participó:

Empezando el siglo, el día 22 de agosto de 1702 la armada angloholandesa envía a pique gran parte de la flota de indias.

En cabo Passero (Cerdeña) el día 11 de agosto de 1718 una escuadra inglesa   destruye a la armada española que se encuentra en este lugar.

En 1780 la escuadra que sitia Gibraltar sufre un incendio.

En la isla de Trinidad, el jefe de la escuadra española quema todos sus navíos ante la proximidad de los barcos ingleses.

En la noche del 12 al 13 de Julio de 1801, el San Carlos y el San Hermenegildo, confundiéndose, se destruyen mutuamente.

El 14 de febrero de 1797 la flota Española es derrotada a la altura del cabo San Vicente por la escuadra inglesa.

En cambio, España solo pudo responder en hechos aislados:

Blas de Lezo en 1710 con una fragata consigue apresar un navío inglés.

El 22 de febrero de 1744, en Tolón, la flota española, pese a ser abandonada por la francesa, vence a la inglesa.

La incursión de la escuadra española, que mandada por el marqués de Socorro, destruyó los establecimientos en las ensenadas de Bull y Chateaux; y arrasó las islas de San Pedro y Miguelon.

El rechazo de los ingleses en Cádiz, Tenerife, Puerto Rico y Galicia.

Estas diferencias entre las dos armadas, Inglesa y Española, no se debían principalmente al número de navíos de que disponían, sino de las dotaciones de marineros que poseían. La marinería española estaba compuesta mayoritariamente por campesinos y presos que saldaban sus deudas con la justicia sirviendo en los barcos del Rey. El oficio de marinero en un navío de guerra era aborrecido, lo que llevaba a la situación de tener barcos fondeados por falta de personal, y los que estaban en servicio, a ser manejados por marineros mas prestos a desertar que ha cumplir órdenes.
En Inglaterra la armada también se nutría de malhechores y de gente de leva, pero el número de voluntarios era muy superior, a parte de que se beneficiaban de una ley que obligaba a todos los condados a proporcionar un número de reclutas en proporción a su población.

En cuestión de mandos las dos naciones dieron una gran cantidad de valerosos y expertos oficiales, que en el caso español, debían contrarrestar el mal oficio de sus tripulaciones.

NAVIOS

ESPAÑOLES

SANTÍSIMA TRINIDAD

Navío construido en el Arsenal de La Habana (Cuba) en 1769.

Inicialmente contaba con 118 cañones. En 1771 tuvo que sufrir una reforma para paliar defectos de fabricación. Entra a formar parte de la Flota del Mediterráneo y es insignia de los Almirantes Don José de Córdoba, Don Juan de Lángara y Don Luis de Córdoba.
Participa en el segundo asedio de Gibraltar, combate en Espartel y en San Vicente donde llegó a arriar la bandera, pero gracias al auxilio de otros navíos puede ser rescatado. Después de San Vicente queda muy dañado, se piensa en retirarlo, pero gracias al prestigio conseguido se le repara  y sufre otra reforma. En 1803 vuelve al servicio, equipado con 136 cañones era el mayor navío de su época; poco antes de trafalgar se le montan 4 obuses.
En   Trafalgar fue duramente castigado, se le apresó y le intentaron conducir a Gibraltar, pero les sorprendió un temporal y el barco se hundió a la altura de la punta Caraminal. Murieron 205 de sus tripulantes y 108 fueron heridos.

MONARCA

Construido en El Ferrol en 1794. Perteneciente a la serie de los Ildefonsinos, según proyecto de Romero Landa,  constaba de 74 cañones, distribuidos de la siguiente forma:
  En Trafalgar era dirigido por D. Teodoro Argumosa.
Se hundió en la playa de San Lucar a causa del temporal que siguió al combate.

SANTA ANA

El 28 de septiembre de 1784 se bota en el astillero de Esteiro; construido con planos de  Romero Landa. Poseía 112 cañones y era el prototipo de una serie de 8 navíos iguales que se construirían  en los años siguientes en los astilleros de Ferrol y La Habana.

En Trafalgar estuvo al mando del capitán de navío Gardoqui, con la insignia del teniente general de la Armada Don Ignacio M. de Alava, tuvo 97 muertos y 141 heridos.

En 1808 participó en Cádiz en el combate contra la escuadra francesa del almirante Rosily.
En 1810 se trasladó a la Habana, en cuyo arsenal se fue a pique en 1816 por falta de carena.

SAN JUSTO

Fue construido en Cartagena en 1779 por Gautier, constaba de 74 cañones.

Se estrenó en el combate de Santa María. Con la combinada de Luis de Córdoba tomó parte en el combate de Espartel.
 Al mando de Miguel Gastón combatió en Trafalgar, 5 de sus tripulantes murieron y 12 fueron heridos.
Viajó a la Habana y Veracruz para traer 8 millones de pesos(1808-1809).
Una vez terminada  la guerra de la Independencia es trasladado a Mahón; rehabilitado en Cádiz(1819) tomó partido en una insurrección declarada en la Isla de León (1820).
Se deshizo en Cartagena en 1828 por falta de carena.

SAN LEANDRO

Con 64 cañones fue botado en 1787 en Ferrol. Según proyecto de Romero Landa.
Hecho a semejanza de los Ildefonsinos de 74 cañones pero reduciendo las dimensiones principales y  las formas.
En trafalgar estuvo al mando de Don José Quevedo, 45 de sus tripulantes murieron y 67 fueron heridos.
Después de Trafalgar participó en el apresamiento de la escuadra francesa de Rosily, y  destinado para llevar  azogues a Veracruz. Es desguazado en 1813 en La Carraca.

SAN AGUSTIN

Con 74 cañones fue construido por Francisco Gautier en Guarnizo en  1766. Juan José Ruiz estuvo a su mando en 1797 y consiguió burlar la persecución  inglesa en San Vicente y Vigo. En Trafalgar estaba dirigido por Don Felipe Jado y fue el primer navío español que disparó contra los ingleses.
Se fue a pique.

SAN JUAN NEPOMUNCENO

Navío de dos puentes y 74 cañones, fue construido en Guarnizo en 1766 por asiento firmado con Manuel de Zubiría y proyecto de Francisco Gautier.

Desde su incorporación a la armada quedó asignado a la escuadra destinada en Ferrol. Se integró en la escuadra del General José de Córdoba, que libró el combate de San Vicente, pero no participó en la acción. Estuvo en Brest con la escuadra de Mazarredo (1799-1802). Al mando del brigadier Cosme Damián Churruca, combatió destacadamente en Trafalgar, resultando apresado por los británicos. Sirvió en la Marina inglesa con el nombre San juan; en 1808 pasó a ser utilizado para recepción de autoridades, y en 1818 fue vendido.

PRÍNCIPE DE ASTURIAS

Se construye en La Habana en 1794 según proyecto de Romero Landa. Constaba de 112 cañones distribuidos de la siguiente manera:

En trafalgar llevaba la insignia del teniente general Federico Gravina y por comandante a don Rafael Hore, 50 tripulantes murieron y 110 fueron heridos.
Durante la Guerra de la Independencia participó en la captura de los navíos franceses: Heros, Neptuno, Algésiras, Vainqueur, Plutón y la fragata Cornelié.
Es desguazado en 1814 en La Carraca.

SAN ILDEFONSO

Navío de 74 cañones. Botado el 22 de enero de 1785 en el Arsenal de Cartagena, bajo la dirección de José Romero Fernández de Landa. Fue prototipo de otros 7 navíos construidos en Ferrol, La Habana y Cartagena.

Se integró en la Escuadra de D. José Mazarredo en Argel, en agosto de ese año, y destacó por su velocidad y manejo.
Como navío de 74 cañones estaba dotado con la siguiente tripulación:


Oficiales de Guerra:
--------------------------
-1 Brigadier ó Capitán de Navío.
-1 Capitán de Fragata.
-3 Tenientes de Navío.
-2 Tenientes de Fragata.
-2 Alferes de Navío.
-3 Alferes de Fragata.

Oficiales Mayores:
-------------------------
-1 Contador.
-2 Capellanes.
-1 Cirujano de 1ª.
-1 Cirujano de 2ª.
-1 Piloto de 1ª.
-1 Piloto de 2ª.
-2 Pilotines.

Tropa de Infantería 112.
Tropa de Artillería 38.
Oficiales de Mar 21.
Artilleros de Preferencia 15.
Artilleros Ordinarios 80.
Marineros 100.
Grumetes 120.
Pajes 24.

TOTAL      510


En tiempo de guerra se aumentaba el número de individuos por el mismo número de cañones que tenía el navío, y se dividía por la mitad el de la tropa de infantería y grumetes.
En Trafalgar su capitán era Don José Vargas, 34 tripulantes fueron muertos y 126 heridos. El navío fue capturado y llevado a Inglaterra.
En una lista de la Royal Navy del año 1813 figuraba bajo el mando de F.Harley.

ARGONAUTA

Navío de 80 cañones de los calibres 24, 18 y 8. Botado en junio de 1798 en Ferrol. Fue el último navío de su clase construido en España. Su tripulación estaba formada por:


Oficiales de Guerra:
--------------------------
-1 Brigadier ó Capitán de Navío.
-1 Capitán de Fragata.
-3 Tenientes de Navío.
-2 Tenientes de Fragata.
-2 Alferes de Navío.
-2 Alferes de Fragata.

Oficiales Mayores:
-------------------------
-1 Contador.
-2 Capellanes.
-1 Cirujano de 1ª.
-1 Cirujano de 2ª.
-1 Piloto de 1ª.
-2 Piloto de 2ª.
-2 Pilotines.

Tropa de Infantería 168.
Tropa de Artillería 57.
Oficiales de Mar 22.
Artilleros de Preferencia 15.
Artilleros Ordinarios 80.
Marineros 120.
Grumetes 150.
Pajes 30.

TOTAL      642


En tiempo de guerra se aumentaba el número de individuos por el mismo número de cañones que tenía el navío, y se dividía por la mitad el de la tropa de infantería y grumetes.
En Trafalgar su capitán era Don Antonio Pareja. El navío se fue a pique.

MONTAÑES

Botado el 14 de mayo de 1794 en Ferrol, constaba de 74 cañones.

Su primer comandante es el capitán de navío don José Jordán, que consiguió burlar ocho navíos franceses, logrando fondear en San Feliú de Guixols y repeler el ataque que duró 2h 30´ y que resultó favorable al Montañés.
Se mantuvo, posteriormente, ocho años en el archipiélago filipino, formando parte de la escuadra del teniente general don Ignacio María de Alava.
Volvió en 1803 a Cádiz, donde estaría fuera de servicio en reparaciones,
aumentándosele el número de cañones de 74 a 80.
En Trafalgar pierde a sus dos comandantes, don Francisco Alsedo y don Antonio Castaños, pero el teniente de navío don Alejo Gutierrez de Rubalcava logró llevarlo a la bahía de Cádiz, 20 tripulantes murieron y 29 fueron heridos.
Una vez reparadas sus averías efectuó diversos viajes, tocando tierra en Baleares y Canarias.
Tuvo su final en un violento temporal frente a la bahía de Cádiz, el 6 de marzo de 1810.

BAHAMA

Navío de 74 cañones, botado el 13 de junio de 1788 en el dique nº3, San Antonio, del arsenal de La Carraca.

En 1802 estuvo bajo el mando de D. Dionisio de Alcalá Galiano con el que hizo viaje a Nápoles para traer a España a la princesa María Luísa de Parma, tocando previamente en Túnez en misión diplomática.
En 1805 vuelve a ser mandado por Alcalá Galiano, durante el combate de Trafalgar el navío es capturado por los ingleses. En una lista de la Royal Navy de 1813 figura bajo el mando de J. Milne.

RAYO

Navío de 80 cañones, construido en La Habana en 1749.
Transformado después a 100 cañones, participa en Trafalgar bajo el mando de D.Enrique Macdonel, 4 tripulantes murieron y 14 fueron heridos.
Se fue a pique, en Arenas Gordas, a causa del temporal que sucedió después del combate.

NEPTUNO

Navío de 80 cañones. Construido en 1795 en Ferrol. Don Cayetano Valdés y Flores toma el mando del barco, que es insignia de Gravina, y se integra en la combinada hispano-francesa que sale de Brest en 1801 para sofocar la rebelión de Santo Domingo.
El mismo Don Cayetano Valdés lo dirige en Trafalgar, 42 tripulantes murieron y 47 fueron heridos.
Se hundió en la costa del Puerto de Santa María, a causa del temporal que siguió al combate.

SAN FRANCISCO DE ASIS

Navío de 74 cañones construido por Francisco Gautier en 1767 en Guarnizo.
En Trafalgar es mandado por Don Luís Flores.
Se hunde en la costa del Puerto de Santa María, a causa del temporal que sigue al combate.
 

INGLESES

VICTORY

Navío construido en Chatham Dockyard según diseño de Thomas Slade.
Se botó el domingo 7 de mayo de 1765. Su coste fue de 63,176 libras y se utilizaron mas de 2000 árboles de roble. Estuvo 13 años en reserva entrando por primera vez en acción en la Guerra de Independencia Estadounidense. En 1797 participa en el combate del cabo San Vicente, durante 1798-1800 es usado como prisión-hospital; En 1800 sufre una reforma que dura tres años.

En 1803 participa en los bloqueos del Mediterráneo, Indias Occidentales, Egipto y Francia; siendo buque insignia de Nelson.
En 1805 participa en el combate de Trafalgar donde sufre graves daños, mueren 57 miembros de su tripulación y 103 son heridos. Es remolcado a Gibraltar donde se le hacen unas reparaciones temporales y es trasladado a Portsmouth. En 1806 se empieza su reconstrucción en el muelle donde fue construido.
Desde 1808 a 1812 lleva la bandera de James Saumarez, como comandante en jefe de la flota Báltica.
En diciembre de 1812 es retirado de servicio, en 1824 se le hace buque insignia del puerto de Portsmouth donde se encuentra actualmente.

TEMERAYRE

Navío de 98 cañones construido en Chatham y botado aquí en 1798.
En 1802 sufre un motín cuando se encamina hacia las indias occidentales. Durante 1804 y 1805 interviene en bloqueos. En Trafalgar está bajo el mando de  Eliab Harvey, mueren 47 miembros de su tripulación y 76 son heridos.
Desde el fin de la guerra y hasta 1836 se emplea como barco de avituallamiento. En 1838 es vendido por 5530 libras.

NEPTUNE

Navío de 98 cañones construido en Deptford Dockyard in 1797 según diseño de John Henslow.
En trafalgar es mandado por Thomas Francis Fremantle, murieron 10 miembros de su tripulación y 34 fueron heridos.
Entre 1808-1809 es destinado a las indias occidentales bajo el mando del capitan Charles Dilkes y toma parte en el bombardeo y captura de Martinica en enero y febrero de 1809.
Su carrera termina en 1818 cuando es desarmado en Plymouth.

LEVIATHAN

Navío de 74 cañones, construido en Chatham en 1789. En la evacuación de Tolón recibe algunas de las tropas a bordo. Con la flota del Canal, bajo el mando de Lord Howe, participa en las acciones del 28 y 29 de Mayo, y en la batalla del 1 de junio de 1794. Sobre el  6 de febrero de 1799, en compañía del Argo (44), captura la fragata española Santa Teresa (34) cerca de Mallorca. El 7 de abril de 1800, en compañía de el Emerald, capturan las fragatas españolas Carmen (32) y Florentina (343).
En Trafalgar está bajo el mando del Capitán Henry Willian tuvo cuatro muertos y 22 heridos.
El 27 de junio de 1812 participa en la captura y destrucción de 18 barcos franceses.
Desde 1816 hasta 1844 es utilizado como cárcel en Portsmouth. Se destruye en 1848.

BRITANNIA

Navío de 100 cañones. Construido en Portsmouth en 1762.  Participa en el combate de San Vicente en 1797. En Trafalgar  es dirigido por el Capitán Charles Bullen. Mueren 10 miembros de su tripulación y 42 son heridos. Cambia de nombre en 1812 por el de St. George y en 1819  por el de Barfleur.
Es apartado del servicio en 1826 en Plymouth.

CONQUEROR

Navío de 74 cañones en Graham´s Yard, Harwich, en 1800. En Trafalgar su capitán fué Israel Pellew.
3 miembros de su tripulación murieron y 9 fueron heridos.
En 1816, bajo el mando del capitán  John Davie, es asignado para servir en Santa Elena custodiando a Napoleón; donde continuó en este lugar hasta 1820. En 1821 fue retirado de servicio.

AFRICA

Navío de 64 cañones, construido en el Thames en 1781.
Toma parte el combate contra una escuadra Francesa el 20 de junio de 1783.
Mandado por el Capitán Henry Digby participa en el Combate de Trafalgar; Mueren 18 miembros de su tripulación y 44 son heridos.
Participa en la expedición al báltico en 1808.
En 1812 ,dirigido por el Capitán John Bastard, se encuentra en Halifax. El 16, 17 de julio de 1812 toma parte de la persecución a la fragata Constitution.
En marzo de 1813 el navío es retirado del servicio.

AGAMEMNON

Navío de 64 cañones. Construido en 1781 en Bucklershard.
Es destinado a la Indias Occidentales donde en diciembre de 1781 participa en la captura de un convoy.
En 1783 Horatio Nelson es asignado al navío.Participa en el bloqueo de Tolón y en misiones a Nápoles y Túnez.
Bajo el mando del Capitán Robert Devereux Fancourt va con Nelson a Copenague en 1801.
Participa en el Combate de Trafalgar bajo el mando del Capitán Edward Berry, 2 miembros de su tripulación mueren y 8 son heridos.
Se traslada a las Indias Occidentales donde el 29 de marzo, junto al Heureux, capturan el navío francés Dame Ernouf fuera de Barbados.
En 1807 toma parte en la expedición a Copenhague.
El 28 de junio de 1809, a la entrada del Río de la Plata, naufragó.

AJAX

Navío de 74 cañones. Construido en 1798.
En 1801 participa en la expedición a Egipto.
En Trafalgar es mandado por John Pilford, 2 miembros de su tripulación mueren y 9 son heridos.
En 1807 se une a la expedición a las Dardanelas pero el 14 de febrero sufre un incendio que lo destruye.

ORION

Navío de 74 cañones. Construido en el Thames, según diseño de Willian Bateley.
Participa en el Glorioso 1 de junio y en el Combate del  Cabo San Vicente.
El 1 de agosto de 1798 participa en la victoria del Nilo.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Edward Codrington, 1 miembro de su tripulación muere y 23 son heridos.
En junio de 1814 es retirado de servicio.

MINOTAUR

Navío de 74 cañones. Fue construido en Woolwich en 1793.
Toma parte en la batalla del Nilo (1 de agosto de 1798). El 20 de Mayo de 1803 captura la fragata francesa Franchise de 40 cañones.
En Trafalgar es dirigido por el Capitán Charles John  Moore Mansfield, 3 miembros de su tripulación mueren y 22 son heridos.
El 22 de diciembre de 1810 se hunde a causa de una gran tormenta cuando escoltaba un convoy de 60 barcos.

SPARTIATE

Navío de 74 cañones. Construido en 1793.
Participó el la batalla del Nilo.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Francis Laforey, 3 miembros de su tripulación son muertos y 20 heridos.
Es retirado de servicio en 1842.

ROYAL SOVEREING

Navío de 100 cañones. Fue construido en Plymouth Dockyard en 1787.
Participó en el Glorioso primero de junio. Desde 1796 hasta 1800 está integrada en la Flota del Canal. Dos de sus tripulantes fueron implicados en el motín de la flota en 1797.
En Trafalgar lleva la bandera del Vice-admirante Cuthbert Collingwood y su capitán es Edward Rotheram; 47 miembros de su tripulación murieron y 94 fueron heridos.
En 1812 sirve en el Mediterraneo y participa en el bloqueo de Tolón.
En abril de 1814 , Luís XVIII embarca en el navío ,en Dover, para ir a Calais.
En 1825 su nombre es cambiado por el de Captain.
Permanece en Plymouth hasta 1841 momento en que es retirado de servicio.

BELLEISLE

Navío de 74 cañones. Construido en Francia en 1793, su nombre original era Formidable.
En 1795 sirvió en el Mediterraneo bajo el mando del Conde de Linois.
Fue capturado el 23 de junio del mismo año por los ingleses.
Se le renombró Belleisle.
En Trafalgar es mandado por el Capitán William Hargood, 33 miembros de su tripulación mueren y 93 son heridos.
El 10 de septiembre de 1806 , junto al Bellona y Melampus, destruyen el navío de 74 cañones francés Impéteux, cerca del cabo Henry en Estados Unidos.
Fue vendido en 1814.

MARS

Navío de 74 cañones. Construido en Deptford Dockyard en 1794.
En 1796 se integra en la Flota del Canal, un año después su tripulación es implicada en el motín de Nore y su capitán y oficiales tuvieron que dejar el barco. Toma parte en la captura del navío de 74 cañones francés Herculae, el 21 de abril de 1798.
En trafalgar es mandado por el Capitán George Duff, 29 miembros de su tripulación murieron y 69 fueron heridos.
En 1806 se integra en el escuadrón de Samuel Hood´s, y capturan la fragata francesa Rhin de 40 cañones. El 25 de septiembre del mismo año asiste a la captura de 4 fragatas francesas.
En 1823-1824 es retirada de servicio.

TONNANT

Navío de 80 cañones. Construido en Tolón por los franceses en 1791.
Es capturado por los ingleses en el Combate de el Nilo,1 de agosto de 1798.
En 1803 se integra a un escuadrón para bloquear el Ferrol.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Charles Tyles, 26 miembros de su tripulación murieron y 50 fueron heridos.
En 1821 es retirado de servicio.

BELLEROPHON

Navío de 74 cañones. Construido en 1786.
Participó en el combate del Glorioso 1 de junio y en el del Nilo.
En 1802-1803 es mandado a las Indias Occidentales donde captura al navío francés de 74 cañones Duquesne y a la fragata de 38 cañones Clorinde.
En Trafalgar es mandada por el Capitán John Cooke, 27 miembros de su tripulación mueren y 123 son heridos.
En 1815 Napoleón escapa desde Waterloo pero es capturado y conducido al navío donde es recibido a bordo por una guardia de honor.
En 1816 es destinado como barco-carcel para convictos. En 1826 su nombre es cambiado por el de Captivity y en 1834 es retirado de servicio.

ACHILLES

Navío de 74 cañones. Fue construido en 1798.
En Trafalgar su Capitán era Richard King, 13 miembros de su tripulación murieron y 59 fueron heridos.
En 1806 se integra en el escuadrón de Samuel Hood´s, el 24 de septiembre participa en la captura de las fragatas francesas Armide , Minerve y Glorie.
En 1865 es vendido por 3600 libras.

COLOSSUS

Navío de 74 cañones. Navío construido en Deptford Dockyard en 1803.
En Trafalgar es mandado por el Capitán James Nicoll Morris, 40 miembros de su tripulación mueren y 160 son heridos.
En 1827 es retirado de servicio.

DREADNOUGHT

Navío de 98 cañones. Construido en Portsmouth, fue botado el 13 de junio de 1801.
Portó la bandera del Almirante Hon, con la flota del canal, en el bloqueo de Brest en 1803, y la del Vice-Almirante Collingwood en el bloqueo de Cádiz hasta 10 días antes del combate de Trafalgar.
En Trafalgar su era dirigido por el capitán John Conn, 7 hombres de su tripulación murieron y 26 fueron heridos.
Desde 1831 hasta 1857 fue utilizado como Hospital.

POLYPHEMUS

Navío de 64 cañones. Construido en Sheerness en 1782.
En marzo de 1801, bajo el mando del Capitán John Lawford, acompaña al Admirante Hyde Parker´s en la expedición al Báltico, participa en la batalla de Copenhague, el 20 de abril de 1801.
El 7 de diciembre de 1804, en compañía del Lively, captura al Santa Gertrudis, barco español de 36 cañones.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Robert Redmill, 2 hombres de su tripulación mueren y 4 son heridos.
En abril de 1809 participa en la captura del navío francés de 74 cañones D´hautpoult; y en junio toma parte en las operaciones combinadas para la captura de Santo Domingo.
En 1832 es retirado del servicio. Su mascaron es preservado en Chatham Dockyard.

REVENGE

Navío de 74 cañones. Construido en Chatham Dockyard en 1805.
Fue uno de los primeros barcos que fueron pintados según la idea de Horatio Nelson.
En Trafalgar es mandado por el capitán Robert Moorsom, 28 hombres de su tripulación mueren y 51 son heridos.
Es retirado del servicio en 1851.

SWIFTSURE

Navío de 74 cañones. Construido en Bucklershard, Southampton en 1804.
En Trafalgar es mandado por el Capitán William Gordon Rutherford, 9 hombres de su tripulación mueren y 8 son heridos.
En 1814 porta la bandera del Vice-almirante John Langhorne en el Mediterraneo, y en lo dos siguientes años en las Indias Occidentales bajo el mando del Capitán William Henry Webly.
En octubre de 1845 es vendido por 1050 libras.

DEFIANCE

Navío de 74 cañones. Construido en el Thames en 1783.
En 1794 sufre un serio motín. En 1797 es implicado en el motín de la flota del Canal en 1797.
Participa en la Batalla de Copenague.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Philip Charles Durham, 17 miembros de su tripulación mueren y 53 son heridos.
Fue utilizado por un corto periodo como barco prisión y en 1816 fué retirado de servicio.

THUNDERER

Navío de 74 cañones. Construido en el Thames en 1783.
Participó en el combate del Glorioso Primero de junio.
En Trafalgar es mandado por John Stockham, 4 miembros de su tripulación mueren y 12 son heridos.
Es retirado de servicio en 1814.

DEFENCE

Navío de 74 cañones. Construido en Plymouth en 1763.
El 8 de enero de 1780 , cerca de Finisterre, junto con otros navíos, capturan un convoy español que llevaba material para la flota que estaba en Cádiz y que debía partir para las Indias Occidentales.
El 16 de enero del mismo año capturan varios navíos de guerra españoles que pertenecían a la flota de Langara, y que estaban cerca de Gibraltar.
Participa en el Combate del Glorioso 1 de junio, en la Batalla del Nilo y en la Batalla de Copenague.
En Trafalgar es mandado por el Capitán George Hope, 7 hombres de su tripulación mueren y 29 son heridos.
Se hunde a causa de una tempestad el 24 de Diciembre de 1811.

PRINCE

Navío de 98 cañones. Construido en Chatham en 1788.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Richard Grindall, no sufre ninguna baja en su tripulación durante el combate.
Al acabar la guerra permaneció en Porstmouth  hasta que en 1837 fue retirado de servicio.

FRANCESES

PLUTON

Navío de 74 cañones.
Su Capitán en Trafalgar fue Monsieur Cosmao.
El 14 de junio de 1808 es apresado en Cádiz por los españoles.
Es desguazado en 1814 en El Ferrol.

FOUGUEUX

Navío de 74 cañones.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Mr. Boudouin.
Se fue a pique durante el combate.

INDOMPTABLE

Navío de 80 cañones.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Mr. Hubert.
Se hunde a causa del temporal que hay días después del combate.

INTREPIDE

Navío de 74 cañones.
Mandado en Trafalgar por el Capitán Mr. Infernet.
Es apresado por los ingleses.

REDOUTABLE

Navío de 74 cañones.
Mandado en Trafalgar por el Capitán De Lucas.
Se hundió durante el combate.

NEPTUNE

Navío de  84 cañones.
Mandado en Trafalgar por el Capitán Mr. Maistral.
Es apresado el 14 de junio de 1808 en Cádiz, por los españoles.
En 1820 es desguazado en Cartagena.

BUCENTAURE

Navío de 80 cañones.
Buque insignia del Almirante Villeneuve, y capitaneado por Mr. Magendie.
Se hunde a causa del temporal que se produce días después del combate.

HEROS

Navío de 74 cañones.
En Trafalgar su Capitán es Mr. Poulain.
El 14 de junio de 1808 es apresado por los españoles en Cádiz.
Es desguazado en el Ferrol en 1847.

MONT-BLANC

Navío de 74 cañones.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Villegris.
Es apresado por los ingleses el 3 de noviembre de 1805.

DUGUAY-TROUIN

Navío de 74 cañones.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Touffet.
Es apresado por los ingleses el 3 de noviembre de 1805 y renombrado Implacable.
En 1949, Inglaterra se propone devolverlo a Francia ante la imposibilidad de mantenerlo junto al Victory, pero Francia se niega a aceptarlo y, ante personalidades de los dos países, es hundido en el Canal de la Mancha.

FORMIDABLE

Navío de 80 cañones.
Mandado en Trafalgar por el Capitán Letellier.
Es apresado por los ingleses el 3 de noviembre de 1805,  y renombrado Brave.

SCIPION

Navío de 74 cañones.
Mandado en Trafalgar por Mr. De Berenger.
Es apresado por los ingleses el 3 de Noviembre de 1805.

BERWICK

Navío de 74 cañones.
Mandado en Trafalgar por Mr. Camas.
Se hunde a causa del temporal que sucede, días después, al combate.

ACHILLES

Navío de 74 cañones.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Mr. Newport.
Explotó durante el combate.

ARGONAUTE

Navío de 74 cañones. Construido en 1755.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Epron.
El 14 de junio de 1808 es apresado por los españoles en Cádiz.
Es renombrado Vencedor.
Se destroza a causa de un temporal en la costa occidental de Cerdeña en octubre de 1810.

SWIFT-SURE

Navío de 74 cañones.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Villemandrín.
Es apresado por los ingleses.

ALGECIRAS

Navío de 74 cañones.
En Trafalgar es navío insignia del Contra-Almirante Magon y mandado por el Capitán Letuvrneur.
Es apresado en Cádiz el 14 de junio de 1808.

AIGLE

Navío de 74 cañones.
En Trafalgar es mandado por el Capitán Courrége.
Se hunde a causa del temporal que sucede días después del combate.

PERSONAJES DEL CONFLICTO

ESPAÑOLES

Federico Gravina y Nápoli

Nacido en Palermo, hijo de don Juan de Gravina y Moncada, duque de San Miguel, grande de España de primera clase, ingresó en la Real Armada en 1775. En la fragata Clara asistió a la toma de la isla de Santa Catalina con la escuadra de Casa-Tilly (1776); naufragó en el Río de la Plata y regresó a España en el navío San Dámaso (1777). Al mando del jabeque San Luis concurrió al bloqueo de Gibraltar, reconquista de Menorca y ataque a las baterías flotantes al mando de la San Cristóbal (1780-1782). A bordo del Trinidad participó en el combate del cabo Espartel (1782) y, mandando la fragata Juno, a la expedición contra Argel (1783). En 1784 volvió a Argel al mando de una división, embarcado en el jabeque Catalán. Comandante de la fragata Rosa, formó parte de la escuadra de evoluciones de Lángara y llevó a Constantinopla al enviado de la Puerta Otomana. Ascendido a brigadier, al mando de la fragata Paz hizo viaje a Cartagena de Indias y La Habana (1788). Comandante del navío Paula estuvo a las órdenes del marqués del Socorro en Cádiz y en el auxilio de Orán y posterior evacuación de la plaza (1791). Promovido a jefe de escuadra, viajó a Inglaterra y regresó en 1793 a bordo de la fragata británica Juno. Declarada la guerra a Francia, a bordo del San Hermenegildo y al mando de una división participó a la órdenes de Lángara en las operaciones de Cataluña, y toma y evacuación de Tolón en combinación con la escuadra británica de Hood (1793-1794). Ascendido a Teniente general de la Real Armada, se hizo cargo del mando de la escuadra que dejó Lángara y que acudió en auxilio de la plaza de Rosas. Como segundo de la escuadra de Mazarredo participó en las operaciones de Cádiz y después pasó a Brest, de donde regresó en 1802. Declarada la guerra a Gran Bretaña, se hizo cargo de la escuadra de Cádiz en febrero de 1805 y, en combinación con la francesa de Villeneuve, hizo la campaña de Martinica, Finisterre y Trafalgar.
En este último combate, con su insignia izada en el Príncipe de Asturias, recibió una herida en el codo izquierdo, de la que falleció en Cádiz el 9 de marzo de 1806.

Cosme Damián Churruca de Elorza

Nació en 1761. Ingresa en la Compañía de Guardias Marinas de El Ferrol en 1776. A bordo de la fragata Santa Bárbara participó en el sitio de Gibraltar y ataque de las baterías flotantes (1781-1782). Fue profesor de la Academia de Guardias Marinas de 1783 a 1787. A las órdenes de Antonio de Córdoba participó en la segunda expedición al estrecho de Magallanes (1788-1789) con los paquebotes Santa Casilda y Santa Eulalia, publicándose los trabajos en 1793. Agregado ak Observatorio de Cádiz, pasó al año a la escuadra de Solano. Con los bergantines Descubridor y Vigilante y la colaboración de la división del capitán de fragata Fidalgo, realizó durante dos años y medio trabajos hidrográficos para la reforma del atlas marítimo de la América septentrional (Antillas de Barlovento), cuyos trabajos se publicaron en 1802 con gran aceptación en Europa. Mayor general de la escuadra de Mazarredo en 1797, el año siguiente se le confió el mando del navío Conquistador y participó en la campaña que terminó en Brest (1799). Visitó París y fue recibido por Napoleón. Regresa a España (1802), se encargó del mando del navío Príncipe de Asturias.
Solicitó y obtuvo el mando del navío San Juan Nepomuceno, con el que participó en la campaña culminada por combate de Trafalgar, donde halló una muerte gloriosa.

Dionisio de Alcalá Galiano

Nacido en 1760. Sentó plaza de guardiamarina en 1775. Colaboró con Tofiño en el levantamiento hidrográfico de la Península y, a las órdenes de Antonio de Córdoba, en el reconocimiento hidrográfico del estrecho de Magallanes. Ascendió a teniente de navío, participó muy activamente en la expedición de Alejandro Malaspina (1789-1794) alrededor del mundo, distinguiéndose al mando de las goletas Sutil y Mexicana que con Cayetano Valdés se destacaron desde Lima para explorar el paso de Juan de Fuca en América Septentrional, viaje del que rindió relación que fue publicada. Galiano regresó a España desde San Blas de Nueva España en 1794. Al mando del navío Vencedor, de la escuadra de Mazarredo, participó en las acciones del bloqueo inglés sobre Cádiz (1797-1798). Con su navío hizo viaje a Veracruz y La Habana para conducir caudales a la Península, lo que ejecutó por derrotas desusadas y entró en Santoña (1799). Hizo nuevo viaje a Veracruz y Cuba, donde le sorprendió la paz de Amiens (1801), regresando a España en 1802.
Mandó el navío Bahama con el que hizo viaje a Nápoles para traer a España a la princesa María Luisa de Parma, tocando previamente en Túnez en misión diplomática. Vuelto a Barcelona pasó de nuevo a Nápoles, donde tomó el mando de la fragata Soledad, para efectuar el levantamiento hidrográfico(1804), volvió a tomar el mando del Bahama donde halló muerte en el combate de Trafalgar.

Cayetano Valdés y Flores

Don Cayetano Valdés sentó plaza de guardiamarina en 1781. Se halló en el combate de Espartel a las órdenes de Luis de Córdova contra la escuadra inglesa de Howe (1782), y en Argel a las órdenes de Barceló (1784). Participó en la expedición de Malaspina (1789-1794). Tuvo destacada actuación al mando del navío Pelayo en el combate de San Vicente (14 de febrero de 1797). Participó en las acciones del bloqueo de Cádiz por los británicos, a las órdenes de Mazarredo (1797-1799). En 1799 con la misma escuadra se trasladó a Brest, donde pasó a mandar el Neptuno, insignia de Gravina. Tomó parte en la expedición combinada hispano-francesa que salió de Brest para sofocar la rebelión de Santo Domingo; después de asistir a la toma de Guárico y Puerto Delfín pasó a La Habana desde donde se restituyó a Cádiz (1802). Al mando del mismo Neptuno, se batió bizarramente en Trafalgar, donde recibió una herida grave. Regresando a Cádiz, ascendió a jefe de escuadra, haciéndose cargo de la de Cartagena, que trasladó a Mahón para evitar que cayera en poder de Francia (1808). Declarada la guerra de la Independencia, pasó al Ejercito y, al mando de una división de las fuerzas de Blake, se encontró en la batalla de Espinosa de los Monteros. En 1809 ascendió a teniente general y fue nombrado capitán general de Cádiz. Regresado Fernando VII, fue confinado al castillo de Alicante por no aceptar el absolutismo, pero fue repuesto en su destino de Cádiz en 1820. Diputado a Cortes (1822-1823), Valdés resistió al ejército del duque de Angulema que pretendió y logró establecer el absolutismo en España. Condenado a muerte, Valdés pasó a Gibraltar en 1823 y de allí a Inglaterra, donde se exilió hasta 1833, en que la reina Isabel II le repuso en el mando del Departamento de Cádiz y nombró capitán general de la Armada. Falleció en San Fernando en 1835.

Baltasar Hidalgo de Cisneros

Ingresó en la armada en 1770. Navegó mucho por aguas de la Península y América desde 1772 a 1778, asistiendo en diferentes buques al socorro de Melilla, expedición contra Argel y la primera campaña del Canal de la Mancha en la escuadra de Luis de Córdova. En 1780, al mando de la balandra Flecha apresó los corsarios británicos Rodney y Nimbre, y en 1781, al mando de la fragata Santa Bárbara, capturó otros cuatro de la misma nacionalidad. Comandante del jabeque Mallorquín, asistió a la expedición contra Argel (1783). Tomó parte muy activa en la guerra contra Francia entre 1790 y 1795 al mando de diversos navíos y divisiones. Como comandante del navío San Pablo contribuyó a evitar el apresamiento del Santísima Trinidad en el combate de San Vicente (1797). Entre 1798 y 1802, que ascendió a jefe de escuadra, mandó el Santa Ana y varias divisiones con las que hizo campaña en el Mediterráneo y golfo de Cádiz. En 1805, siendo general del arsenal de Cartagena, a sus instancias obtuvo embarco en el Neptuno, en Ferrol, y se trasladó a Cádiz, donde trasbordó su insignia al Santísima Trinidad, participando en el combate de Trafalgar (21 de octubre de 1805), del que resultó herido y prisionero al irse a pique su navío. Ascendido a teniente general el 7 de noviembre del mismo año, se trasladó a Cartagena. Al iniciarse la guerra de la Independencia, Cisneros se hizo cargo de dicho departamento, de donde pasó a Montevideo en 1809, nombrado virrey de Buenos Aires. Hizo frente a los independentistas del Río de la Plata, pero, arrestado, fue conducido de nuevo a Europa al año siguiente. Regresando a Cádiz, fue sucesivamente vocal de la Regencia (1812), capitán general del Departamento de Cádiz (1813), ministro de Marina (1818) y, después de varias vicisitudes, fue nombrado en 1823 capitán general del Departamento de Cartagena, donde falleció el 9 de junio de 1829.

Francisco Alcedo y Bustamante

Alcedo ingresó en la Armada en 1774. De oficial navegó por el Mediterráneo embarcado en los jabeques Gamo -con el que participó en la expedición contra Argel (1775)-, Atrevido y fragata Santa Marta. En la Santa Dorotea hizo campaña en las Antillas y Seno mejicano (1776). Participó en la expedición contra Pensacola a bordo de la fragata Nra. Sra. de la O (1781). Embarcado en el navío San Dámaso participó en la campaña del canal de la Mancha y bloqueo de Gibraltar (1782), resultando herido en la función de las baterías flotantes. Después de varios destinos de mar y tierra, ascendió a capitán de fragata en 1791; en el navío San Eugenio se halló en la toma del fuerte del Delfín (1794), en las Antillas. Obtuvo el mando del navío San Ramón y después del Asia con los que desempeñó distinguidas comisiones. En junio de 1805 se le confió el mando del navío Montañés, sobre cuya cubierta encontró una muerte gloriosa durante el combate de Trafalgar, el 21 de octubre de 1805.

Ignacio Maria de Álava

Álava ingresó en el servicio en 1766. A partir de 1768 navegó mucho en operaciones contra el corso berberisco. En 1781 obtuvo el mando del jabeque San Luis, y después de varios destinos de mar, hizo Álava la campaña del bloqueo de Gibraltar, acción de las baterías flotantes y combate del cabo Espartel (1781-1782). Ascendido a capitán de navío se le confió el mando de la fragata Sabina. En 1787 fue mayor general de la escuadra de evoluciones de Lángara, y en 1790, con igual cargo, pasó a la del marqués del Socorro que fue a Liorna en busca del príncipe de Parma. Al mando del navío San Francisco de Paula acudió en socorro de la escuadra de Lángara, destino con el que asistió a la campaña de Rosellón (1793-1794) y, en consecuencia, ascendió a jefe de escuadra en 1794. El año siguiente tomó el mando de una escuadra destinada a dar la vuelta al mundo; en Manila organizó las fuerzas navales de Filipinas y regresó a Cádiz en 1803. Durante el viaje fue ascendido a teniente general, y el 15 de febrero de 1805 nombrado segundo jege de la escuadra de Gravina; al salir éste para Martinica quedó al mando de las fuerzas que permanecieron en Cádiz. A bordo del Santa Ana se halló en el combate de Trafalgar, del que salió herido grave. Al fallecer Gravina quedó al mando de la escuadra; en 1808 pasó a Sevilla y luego a Cádiz. En 1810 se hizo cargo del mando del apostadero de La Habana, para regresar a Cádiz dos años después, nombrado capitán general del departamento. En 1814 fue destinado al Consejo Supremo del Almirantazgo; elevado a la dignidad de capitán general de la Armada el 24 de febrero de 1817, fallecía tres meses más tarde.

Francisco Xavier de Uriarte y Borja

Uriarte sentó plaza de guardiamarina en 1774. Se halló en las campañas de Argel (1775) y Santa Catalina (1776-1777). A las órdenes de Luis de Córdova y al mando del navío Firme concurrió al bloqueo de Gibraltar y combate del cabo Espartel (1782). Participó en la expedición científica al estrecho de Magallanes, a las órdenes de Antonio de Córdoba (1788-1789). Sirvió en la campaña del Rosellón (1793) y el año siguiente, mandando la fragata Lucía, realizó un viaje al Río de la Plata para traer caudales. Obtuvo sucesivamente los mandos de los navíos Terrible y Concepción de la escuadra de Mazarredo, con el que estuvo en Brest, el Príncipe de Asturias, el Guerrero, el Argonauta - con el que transportó a los Reyes de Etruria- y, finalmente, el Santísima Trinidad, con el cual participó en el combate de Trafalgar, resultando herido y prisionero de guerra. En 1806, ascendido a jefe de escuadra, Uriarte fue nombrado mayor general de la escuadra estacionada en Cádiz y consejero de la Guerra. En Madrid se encontraba al ocurrir los sucesos de 1808, por lo que se presentó a la Junta de Sevilla y fue nombrado gobernador militar de la isla de León, donde asistió al sitio a que fue sometida la plaza por los franceses. En 1811 obtuvo el mando del arsenal de La Carraca y de allí pasó a Cartagena como gobernador político y militar. Ascendido a teniente general de la Real Armada, fue nombrado capitán general del departamento de Cartagena en 1816. En 1822 se retiró a El Puerto de Santa María, donde falleció en noviembre de 1842, en el empleo de capitán general de la Real Armada que había obtenido en 1836.

INGLESES

Horatio Nelson

Nació en 1758 en Burnham Thorpe, condado de Norfolk. Sus padres eran el reverendo Edmun y Catherine Nelson. En noviembre de 1770 se incorporó a la Marina Real, a la tripulación del Raisonable, comandado por su tio, el capitán Mauricio Suckling. En el guardacostas Triumph, que vigilaba la zona de Chatham, sirvió también bajo las ordenes de Suckling, como ayudante del capìtán.Viajó a las indias occidentales en un mercante, pero retorna al Triumph en 1772.Participó en la expedición al Ártico del Carcass, que buscaba el paso del Nordeste. En octurbre de 1773 marchó a las indias orientales, embarcado en la fragata de 24 cañones seahorse. En 1780 toma parte en la expedición dirigida a conquistar los fuertes españoles del rio San Juan y el lago Nicaragua.
En 1794, en el Agamemnon,  ayudó a Hood a tomar, en la isla de Córcega, Bastia y Calvi, donde perdió la vista de su ojo derecho. Incorporado en 1796 a la escuadra de Jervis, tomó parte, como comodoro en el Captain, en la batalla del cabo San Vicente (1797). Ese mismo año, ya contralmirante, perdió el brazo derecho en el fracasado intento de tomar Santa Cruz de Tenerife. Independizado con su escuadra, recorrió el Mediterráneo en busca de la flota francesa, que encontró, al fin, en la bahía de Abukir. En la batalla subsiguiente derrotó a los franceses, a bordo del Vanguard, que sólo pudieron salvar dos pequeñas fragatas (1798). El año siguiente, corrió a liberar Nápoles, que habían ocupado los franceses. De allí volvió a Inglaterra en compañía de sir William y lady Hamilton, que, convertida en su amante, le llevó a separarse de su esposa. En 1801, como vicealmirante y segundo de Parker, atacó Copenhague y hubo de soportar en el Elephant la más dura prueba de su vida.
En 1802-1803 pasó dieciocho meses en Merton Hall (Surrey) con los Hamilton e interrumpió su idilio para tomar parte, con el Victory, en el bloqueo de Tolón.
Encontró la muerte a bordo del Victory en el combate de Trafalgar.

Cuthbert Collingwood

Nace el  24 de octubre de 1748 en Newcastle. Es enviado al mar a la edad de 12 años. En 1774 sirve en Norte América y participa en el combate de Bunker Hill. En 1776 es teniente del sloop Hornet en las Indias Occidentales y empieza una estrecha relación con Nelson.
En 1786 Collingwood volvió hogar y, con la excepción de un comando breve, permaneció allí hasta 1792. Al inicio de las Guerras Napoleónicas tomó parte, junto  Howe's en la  victoria del glorioso primero de Junio al mando del Barfleur. En 1797 ,en el excellent, participa en el combate de San Vicente.
Al inicio  de la guerra en 1803, Collingwood es mandado al bloqueo de Brest, donde permaneció hasta Mayo de1805 cuando se le da el mando de un pequeño escuadrón que  se destina para reforzar la flota mediterránea bajo el mando de Nelson.
 Se situó fuera de Cádiz hasta que el 28 de septiembre de 1805 se le une Nelson. En Trafalgar manda la segunda columna a bordo del Royal Sovereing. A la muerte de Nelson se hace cargo de la escuadra del Mediterráneo
hasta su muerte el7 de marzo de 1810. Está  enterrado cerca de Nelson en la catedral de St. Paul's.

Otros personajes importantes del conflicto fueron: Richard King (1774-1835) -Capitán del Achille-. Thomas Masterman Hardy (1769-1839) -Capitán del Victory-. Eliab Harvey (1758-1830) -Capitán del Temeraire-.

FRANCESES

Pierre Charles Villeneuve

1763-1806
Almirante al mando de la escuadra franco-española.
Fue apresado y conducido a Londres. Al año siguiente cuando se dirigía a París se suicida en Rennes. Se cree que fue asesinado por orden de Napoleón.

Otros personajes importantes fueron también: Charles Magon -Capitán del Algeciras-. (Muere en el combate). Dumanoir Le Pelley -Capitán del Formidable-. Jean-Jacques Magendie -Capitán del Bucentaure-. Julien Cosmao-Kerjulien -Capitán del Pluton-. Jean-Jacques Lucas -Capitán del Redoutable-.

Durante el Imperio de Napoleón III se concedió una medalla (St. Helena) a todos los que lucharon por Francia entre 1792 y 1815. En esa época todavía vivían soldados que participaron en Trafalgar.

PERSONAJES Y SITUACION POLÍTICA

En 1793 después de ser guillotinado Luis XVI España declara la guerra a Francia entrando en la coalición antirrevolucionaria. En 1794 se hace evidente que la coalición es incapaz de forzar la resistencia de la Francia de la Convención y algunos gobiernos creen prudente poner fin al conflicto. España firma la paz en Basilea donde recupera todos los territorios perdidos durante la contienda excepto la zona oriental de la isla de Santo Domingo. Pero Gran Bretaña, todavía en guerra con Francia,  no está conforme con las condiciones de este tratado y presiona a España para que se alíe con ella, pero en cambio el Gobierno español firma con Francia el tratado de San Ildefonso el 18 de agosto de 1796 declarando la Guerra a Gran Bretaña. El tratado de San Ildefonso fue desventajoso para España

En los cinco años que duró la guerra fueron insoportables los gastos del erario español é incalculables los perjuicios de nuestro comercio; se arruinó nuestra navegación mercantil y se destruyó nuestra armada. El 27 de marzo de 1802 se firma la paz de Amiens donde Londres devuelve Menorca a España pero retiene Gibraltar y la isla de Trinidad.

Este tratado deja sin solución muchas cuestiones conflictivas y pronto vuelve a resurgir la tensión entre Gran Bretaña y Francia, que conduce al estallido de otra guerra en mayo de 1803. España intenta permanecer neutral pero Francia reclama imperiosamente que se cumpla la alianza de 1796 á lo que con razón se le responde que esta es otra guerra. España no esta en condiciones por la carestía y la epidemia de fiebre amarilla que asola el territorio a participar en otra guerra. Pero el Cónsul Bonaparte presiona para  que se cambie la ayuda militar por otra económica y así el 19 de octubre de 1803 se firma otro tratado

Inglaterra no reconoce la neutralidad de España porque ayuda económicamente a Francia y, sin declarar la Guerra, se dedica a entorpecer el comercio español y a interceptar navíos que provienen de América. Pero el apresamiento de cuatro naves españolas, procedentes de Lima y Buenos Aires con cuatro millones de pesos a bordo, frente al cabo de Santa María el 5 de agosto de 1804 lleva a España a declarar la guerra al gobierno inglés

(Sacado de La Gaceta de Madrid, 14 de Diciembre de 1804 ).

EL COMBATE

Napoleón idea un plan para invadir Inglaterra. Mandar una escuadra Franco-Española a las Indias Occidentales, y cuando los ingleses manden sus fuerzas navales allí, la escuadra debe volver inmediatamente para unirse con otros barcos del Ferrol, Rochefort y Brest, y dirigirse al Canal de la Mancha donde controlará el desembarco, de 160.000 hombres en 2.000 buques de
transporte, en Inglaterra.

La primera fase de la misión se cumple. Pero a la vuelta de las Indias Occidentales, la escuadra franco-española se encuentra con Sir Robert Calder y parte de la Flota del Canal, que estaba a la espera de la escuadra, días antes un navío había divisado a la escuadra y llevó la noticia a Inglaterra.
El encuentro se efectúa a 25 leguas de distancia del cabo Finisterre, pero a pesar de la superioridad numérica, la ineficacia del Almirante Villeneuve, que está al mando de la escuadra, permite a los ingleses capturar dos navíos españoles, Firme y San Rafael.

La escuadra tiene que dirigirse a Vigo para reparar los barcos y atender a los heridos. Una vez repuestos se encaminan al Ferrol, pero tienen que dejar en Vigo los navíos España, América y Atlas para su reparación. En el Ferrol se refuerzan con los navíos que los estaban esperando.

Entonces Villeneuve, desatendiendo las órdenes de Napoleón, se dirige a Cádiz, donde llega el 20 de agosto de 1805.
Napoleón monta en cólera al enterarse, levanta el campamento donde estaban las tropas que debían desembarcar en Inglaterra, y se encamina a Austria.
Manda a Villeneuve que salga de Cádiz y se dirija a Cartagena en busca de refuerzos y de allí que parta a Nápoles. Pero los ingleses ya han bloqueado la salida de Cádiz.

El 28 de septiembre se une a la fuerza de bloqueo inglesa Horatio Nelson, que coge el mando de Cuthbert Collingwood.
En los días siguientes Nelson invita a cenar a todos los capitanes. Estas cenas tienen un carácter informal y en ellas Nelson aprovecha para exponer su plan.
Dividirá su flota en dos divisiones, una de ellas atravesará la línea del enemigo entre la retaguardia y el centro y se concentrará en el tercio de la retaguardia.
La segunda división cortará la línea entre el centro y la vanguardia, concentrándose en los barcos del centro, de esta forma la vanguardia del enemigo tendrá que dar un círculo para volver y auxiliar al resto de la flota.
Collingwood dirigirá la división que atacará la retaguardia, y Nelson comandará el ataque por el centro, los demás capitanes tienen total libertad para causar mas daños a la escuadra franco-española.
A este plan Nelson lo llamó El Toque de Nelson.

Mientras, en Cádiz, Villeneuve no tiene muy claro lo que ha de hacer y el 8 de octubre celebra un consejo a bordo del Bucentaure donde intervienen:
Villeneuve, los Contra-Almirantes Dumanoir y Magon, y los capitanes de navío Cosmao, Maistral, Villegris y Prigny todos por parte francesa, y los tenientes Gravina y Alava,  jefes de escuadra Escaño y Cisneros, y brigadieres Galiano y Churruca, por parte española.
Desde el principio Villeneuve pretende que la escuadra salga de Cádiz, pero Gravina sensatamente le replica

Este comentario termina convenciendo a todos, y se acuerda permanecer en Cádiz hasta que las fuerzas inglesas disminuyan.
Nelson ordena atacar todo barco de avituallamiento que se dirige a  Cádiz, lo que agrava los problemas de la escuadra, que tiene dificultad de aprovisionarse al estar Andalucía recuperándose de la epidemia de fiebre amarilla que había matado a miles de personas y gran parte del ganado.
En cambio la flota de Nelson se prepara minuciosamente para el combate, las tripulaciones diariamente hacen prácticas de tiro, y la comida es generosa para todos.
Los ingleses sitúan fragatas a pocas leguas de Cádiz para controlar todos los movimientos de la escuadra y así no ser vistos los navíos que forman la flota británica y evitar que se pueda determinar el número de navíos que la componen.
Villeneuve recibe una carta del ministro francés Decrés informándole que se tiene que presentar en París y dejar su cargo a Rosilly que se encamina hacia Cádiz para relevarle.

El 17 de octubre Villeneuve recibe información del servicio de inteligencia: 4 buques británicos salían al mediterráneo desde Gibraltar escoltando un convoy, y que otros 2 buques se hallaban en Gibraltar reaprovisionándose y sometidos a reparaciones.
Al día siguiente Villeneuve , pensando que la flota de Nelson se ha debilitado con las bajas de los barcos antes indicados, se decide sacar la escuadra de Cádiz y así intentar conseguir la reconciliación con el emperador.

El 19 hace las convenientes señales para darse al mar toda la escuadra. Está compuesta por 33 navíos mientras que los ingleses tienen 27.
A las 06.00 horas aparece la señal <Izad velas y adelante>, al mediodía, con solo 7 barcos fuera, el viento desaparece y reina la calma, es necesario utilizar botes para remolcar el resto de la escuadra, al mediodía del 20 toda la escuadra se encuentra en mar abierto, en Cádiz se presiente la catástrofe y en la iglesia del Carmen es tal la cantidad de gente que acude a rezar, que se tienen que formar tandas para entrar.

El tiempo que había permanecido la escuadra en Cádiz había restado habilidad en los miembros de las tripulaciones, además los navíos no estaban suficientemente equipados. Los españoles se temen lo peor.

 El 19 a las 9'30 horas el Mars repite la señal ' El enemigo empieza a salir del puerto ' , entonces desde el Victory se iza la señal ' Persecución general, sudeste '. Nelson establece un sistema de seguimiento de la escuadra, manda colocar dos fragatas cerca del enemigo para que comuniquen los movimientos al Defence, este al Colossus, este al Mars y por fin desde el Mars al Victory. Las
comunicaciones durante la noche se hacen con luces.

Durante el 20, la escuadra se dirige al sur, hacia el estrecho de Gibraltar, alejándose del cabo de Trafalgar. La formación es de 3 columnas, pero muy irregulares debido a la poca experiencia de las tripulaciones. A última hora de la tarde el viento sopla del oeste, lo que permite que los barcos giren y se encaminen directamente al estrecho, pero esta maniobra termina de desordenar la formación.
A las 19'00 horas en el Redutable se ven luces de señal de los barcos de Nelson, y se lo informa a Villeneuve, pero las comunicaciones en la escuadra combinada se hace mediante altavoz y hasta las 20'30 horas no llega el mensaje; Entonces Villeneuve ordena que la escuadra se coloque en línea de
batalla.

Al amanecer del día 21, las dos flotas se distinguen claramente. A las 5'45 desde el Victory se transmite el mensaje para que la flota se divida en dos columnas. Entonces el General Gravina pide a Villeneuve permiso para obrar independientemente de la línea con la escuadra de observación que está á sus órdenes, el francés lo desaprueba, previniendo a Gravina que permanezca en la línea de batalla y subordinado á los movimientos generales.
Villeneuve ordena una virada por redondo á un tiempo en toda la línea, el efecto fue hacer la vanguardia retaguardia, y la retaguardia vanguardia. La línea se había roto dejando grandes claros al enemigo. Este movimiento lo realizó Villeneuve para tener Cádiz bajo el viento en el caso de una derrota.

Mientras, en el Victory, Nelson está en cubierta observando la escuadra combinada, el cirujano del barco observa que Nelson lleva las condecoraciones cosidas a la chaqueta, siendo un blanco fácil, pero antes de poder comunicarselo a Nelson, este se vuelve al grupo de oficiales para
desplegar un mensaje a toda la flota. Inglaterra espera que todo hombre cumplirá con su deber ' , y acontinuación ' Atacad al enemigo de cerca '.

En el San Juan Nepomuceno, Churruca mira por el telescopio el mástil del Bucentaure a la espera de una solución, como no se produce, sacude la cabeza y se dirige a su segundo al mando

A las doce menos cuarto el San Agustín dispara un primer cañonazo, siguiéndole otro del Monarca. El Royal Sovereing manda la columna de sotavento, que es la primera en tomar contacto con la escuadra combinada.
El Royal Sovereing descubre una abertura entre el Santa Ana y el Fougueux, se introduce por ella y descarga una andanada contra el Santa Ana y contra el Fougueux. Ambos se reponen y responden al fuego.
El Santa Ana entonces se entabla con el Royal Sovereing, Alava, conociendo que su enemigo quiere pasar a sotavento, pone toda su gente a estribor.

Mientras, el Victory se lanza entre los navíos Santísima Trinidad y Bucentaure, pero el general Cisneros junta el Santísima con el Bucentaure y no deja hueco por donde pasar, entonces el Victory se lanza contra el Bucentaure y el barco que tiene en popa, el Redoutable.
Villeneuve comienza a hacer señales a la división de vanguardia para que vire y venga a reforzar el centro de la línea de batalla, pero Dumanoir no quiere hacer caso de la orden.
Desde el Redoutable se intenta lanzar los garfios de sujeción por encima del Victory, para intentar el abordaje, pero el Victory es mas alto. Mientras en las cofas del navío francés los francotiradores barren la cubierta del Victory. Uno de ellos consigue dar a Nelson, que gravemente herido es bajado a la cubierta de sollado.

El Victory está a punto de ser tomado, pero en su ayuda viene el Temeraire, por el costado desprotegido del Redoutable, y lanza una descarga de sus cañones que produce una carnicería en el barco francés.
El Fougueux, maltrecho tras su primer encuentro con el Royal Sovereing, acude a socorrer al Redoutable. Se juntan los cuatro barcos que quedan enganchados por sus costados.

El Redoutable pierde el palo mayor y el de mesana, desaparece su castillo de popa y cinco sextas partes de su tripulación están fuera de combate; Tiene que arriar la bandera y es remolcado por el Swiftburne.
El Bucentaure se queda junto al Santísima Trinidad rodeado de barcos enemigos. Mas de la mitad de su tripulación y oficiales están heridos ó muertos, Villeneuve recorre la cubierta diciendo " Entre la carnicería que me rodea, ¿No hay una bala destinada a mí? ". Poco después arría su bandera.
El Santísima Trinidad se queda solo rodeado de siete navíos ingleses, pero todavía sostiene el fuego, el capitán del África envía un oficial a aceptar la rendición del navío, pero es cortésmente escoltado de vuelta a su bote y se reanudan los disparos por más de una hora, hasta , que ni para las bombas de achicar, ni para los cañones, hay hombres.

Entonces el barco se rinde. Es un bamboleante casco gigantesco y sin mástiles. Se niega a hundirse durante casi tres días, mientras los tripulantes de los barcos británicos Ajax y Revenge tiran a los muertos por la borda y bajan todos los heridos que pueden a los botes, pero el día 24 se rompen los cables de remolque y se hunde, de las escotillas asciende un aullido espantoso, es de los desgraciados que hay en la cubierta inferior.

La columna de observación, que cubre la retaguardia de la escuadra combinada, se ve envuelta por navíos que siguen a Collingwood. El principal objeto es el apresamiento del buque insignia del general Gravina, el Principe de Asturias. Este tiene que luchar contra los navíos Defiance y Revenge. El San Ildefonso, que se haya delante de Gravina, vira en redondo para equilibrar la pelea, pero al notarlo los navíos inglese Dreadnought, Poliphemus y Thunderer arriban á todo trapo sobre los españoles, teniendo el San Ildefonso que arriar la bandera después de una defensa desesperada.
El Príncipe de Asturias se queda solo, el brazo de Gravina a sido arrancado, y los palos de mesana y  mayor amenazan con venirse abajo. Pero el San Justo y Neptune consiguen llegar hasta el. Gravina indica a la fragata Thémis que lo remolque y dá instrucciones a los demás barcos que puedan navegar, que lo sigan hasta Cádiz.
Con 11 navíos casi destrozados pone rumbo a Cádiz. Atrás queda el San Juan Nepomuceno, desarbolado, acribillado, y muerto su comandante Cosme Damián Churruca. Una bala de cañón lo derribó, pero el se levantó diciendo "Esto no es nada, siga el fuego", al poco tiempo muere desangrado. El San Juan Nepomuceno es apresado al no poder seguir a Gravina.

Nelson a muerto y Collingwood manda ahora la flota británica. Las últimas órdenes de Nelson es que la flota anclara ante el temporal que se avecina, pero Collingwood no ancla la flota. Durante casi una semana, la tempestad que azota la costa de Cádiz fue peor que el combate sucedido.
El Redoutable, que es remolcado por el Swiftsure, se hunde con muchos de los heridos todavía abordo.
El Bucentaure, sin mástiles, encalla en la playa cercana al puerto. Los tripulantes son británicos que conducen la presa hacia Gibraltar. Estos son acogidos con hospitalidad por los gaditanos (que diferencia con los pobres miembros de la Armada Invencible, que siglos atrás, naufragaron en las costas inglesas y fueron asesinados).
Desde Cádiz salen varios navíos para intentar recuperar a los apresados. Son: Asís, Montañés, San Justo y Rayo que salen en busca del Santa Ana; Más adelante se les une dos navíos franceses. El Santa Ana es recuperado pero debe ser remolcado a causa del mal estado del casco por la fragata Themis.
El rayo es arrastrado a la costa y allí embarranca, igual que el San Francisco, Monarca y Neptuno.

Las perdidas españolas fueron de 1.022 muertos y 1.383 heridos.
Las británicas de 1609 muertos ó heridos, y los franceses perdieron más de 3000 hombres y más de 1000 fueron heridos.

El número total de capturados, entre franceses y españoles, sumaba unos 8.000.
La victoria sobre el combinado franco-español permitió a Inglaterra tener la supremacía naval en los siguientes 100 años.
Napoleón no consiguió volver a tener una escuadra capaz de asegurar un desembarco en Inglaterra, y su objetivo jamás se realizaría.
España no perdió su armada aquí, sólo perdió 10 navíos que quedaron contrarrestados con los 6 navíos que se capturó a Francia en el inicio de la guerra de la Independencia. Pero para poder dotar a todos los barcos que participaron en el combate se tuvieron que utilizar los fondos de amortización, un tanto sobre las fincas pertenecientes a la iglesia concedido al Rey por el papa, un empréstito de cien millones de reales en acciones, transmisibles por endoso, y el producto de algunas contribuciones nuevas. Además no se recibían caudales de América por el cerco inglés.
Sin dinero se empezó a desguazar barcos para poder equipar a otros, e incluso para leña.
En 1805 España  tiene 41 navíos de guerra, en 1811 tiene 26 navíos de guerra, en 1820 se tiene 17, y en 1835 sólo 3 navíos para poder asegurar las costas españolas y la de las colonias que empezaban a independizarse.

BIBLIOGRAFÍA

  • TRAFALGAR EDICIONES GENERALES ANAYA

  • INTERNET

  • LIBRO DE LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA EDITORIAL ALGAIDA