Trafalgar; Benito Pérez Galdós

Narrativa española del siglo XIX. Novela realista. Argumento. Personajes y temas. Estilo narrativo y forma literaria

  • Enviado por: Ramón Goñi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

- Título del Libro: “Trafalgar” - Autor: Benito Pérez Galdós

- Tema Principal: Principalmente narra las situaciones vividas durante la batalla de Trafalgar que enfrentó a España e Inglaterra en una ardua contienda, y relata o refleja los sentimientos y sensaciones diversas, vividas antes, durante y después de la guerra.

- Acercamiento al Autor: Benito Pérez Galdós, nacido en Las Palmas en 1843. En la primera etapa de su vida, dedicó sus escritos a la denuncia, y la crítica de una situación bastante penosa en muchos sentidos. A esta etapa sucedió otra más creativa e ideológicamente acorde con la época, ya que subió al poder el partido liberal de Sagasta (1881), en la que escribió famosas obras, como “La Desheredada”, o el ciclo sobre Torquemada.

Ya en la 3ª etapa de su vida, a partir de 1890, que obedece a una especie de depresión en su persona, en el arte y en las humanidades, y descubre su frustración liberal, y un país decadente, patria de toda injusticia Ya en sus últimos años, estuvo amargado por la hostilidad de ciertos sectores clericales, y por el desvío de la crítica. Muere en Madrid en 1920. En éste libro, podemos ver el inmenso poder narrativo y crítico de éste escritor, que ya manifestó en su tesis sobre “las dos Españas”, y aquí borda de manera magistral.

- Personajes:

· Gabriel: Es el protagonista. Persona fácilmente manejable, debido en parte por su edad (14 años), y por estar rodeado de hombres amantes de la guerra, pero principalmente por el hecho que marcó su vida: la muerte de sus padres.

Es la “víctima” de la guerra, que ni está motivado por ella ni tiene miedo a la muerte. Es un “pequeño” gran hombre, que ha madurado demasiado rápido, debido a una historia que le viene grande; la Batalla de Trafalgar.

· Doña Francisca: Es la mujer de don Alfonso, y la madre adoptiva de Gabriel. Continuamente está recriminando a su marido, esa afición por la guerra y los barcos, e intenta enseñar a su marido que la maldita batalla está perdida. Personifica la cruda realidad y la precaución, pero nunca la esperanza.

· D. Alfonso: Es el padre adoptivo de Gabriel, que le toma como aprendiz de su conflicto interior. Es un hombre ciego por el júbilo que le produce entrar en un combate, en el que podrá liberar sus frustraciones y conflictos, pero ésta ceguera le impide ver que la victoria es prácticamente imposible.

Es un capitán marítimo, y a la vez un hombre seguro de sí mismo, y con la vitalidad necesaria para enfrentarse a cualquier cosa que se plante ante él. Conocedor de los vaivenes de la lucha, solo verá la realidad, al ser capturado por los ingleses. La Guerra está perdida, y su vida también.

- Fondo: España se ve sumergida en la crónica de una guerra perdida, antes de comenzarla, pero que impulsa la esperanza de un pueblo. La inmensa esperanza, con la que el pueblo Español, cansado, intentará superar la derrota inminente. La Batalla de Trafalgar, que Francia y la “extraviada” España, intentarán ganar, frente a la densa potencia inglesa.

España será un instrumento para los franceses, en la que la voluntad del pueblo. Dominará la euforia juvenil, un último suspiro de esperanza, y el milagro del heroísmo.

Con todo terminado, y la batalla perdida, la mirada del autor se dirige a la impotencia y frustración, el odio, y la nostalgia, al pensar que un simple cambio de algún hecho en concreto, podría haber acabado con la derrota de los ingleses.

- Forma: Con un estilo claro y preciso, nos dan a conocer al protagonista de la obra. Un niño huérfano, inculto, y otra serie de factores que permiten convertirle poco a poco en la personificación de los hechos que se suceden en la guerra.

En la estructura, es difícil dilucidar claramente lo que ocurre en la guerra, porque a pesar de la abundancia de datos y fechas que determinan la Batalla, la lectura se hace agobiante y sombría. Pero éste hecho, consigue que se viva la situación con una tensión que permita seguir amenamente el transcurso de los hechos, es decir, que no dejes el libro a los 15 minutos.

Está estructurado en dos partes principales, que determinan la manera de actuar de los personajes;

· El “Antes de”, donde nos encontramos en un mudo literario tenso, a causa del espíritu nacionalista de los españoles, quienes quieren volver a los años gloriosos de tiempo atrás.

· El “después de”, donde la tristeza y el desengaño, sumen al pueblo en una incertidumbre letal, que abre los ojos de la gente a la “Realidad de España”.

Aquí vemos de nuevo, como Pérez Galdós vuelve a dividir a la España de la gloria frente a la del desengaño.

El transcurso de la batalla se desarrolla en un paisaje marítimo, frente a las costas de Cádiz. Es una época de recuperación en todos los sentidos, y en la que una simple batalla, podría devolver a España toda la gloria (y el dinero), perdida anteriormente.

Los impulsores de esa recuperación, la clase baja, son llamados a luchar junto a los franceses. De ahí viene el hundimiento español, puesto que España pasa a un segundo plano en el poder mundial, y el impulso se queda en un suspiro, pues el pueblo desaparece. España se queda solamente con especialistas (en no hacer nada) de la clase alta, y claro... Nada no llama a recuperación, y de esperanza no se vive.

El lenguaje utilizado es muy amplio, sobre todo en metáforas y expresiones de la gente, que emplea para ambientar la guerra. Pero ante todo la obra está repleta de “vitalidad” y expresividad, transmitiendo al lector todos los sentimientos característicos de una situación así.