Traducción

Interpretación. Lingüística. Lengua. Teoría. Práctica. Traductología. Disciplina

  • Enviado por: Gabrielle
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

TEMA 1: LA CREACIÓN DE UNA DISCIPLINA DE ESTUDIO

La práctica de la traducción ha precedido siempre a cualquier intento de teorización, pero siempre ha habido quien haya reflexionado sobre su trabajo e intentara dar sus postulados teóricos.

García Yedra dice textualmente que habiendo comenzado la traducción hace más de tres milenios, los traductores sólo disponían hasta hace unos años, para orientarse, los testimonios de otros traductores. De otra forma, desde que los antiguos traductores hacían sus primeras reflexiones hasta hoy día, continuamente se ponía de manifiesto la necesidad de combinar teoría y prática.

“La teoría es estéril, pero la práctica sin teoría es rutinaria y ciega”, García Yedra.

Parece indudable que las formulaciones teóricas que se hagan sobre la traducción no pueden presentar reglas estrictas dada la base puramente práctica de la actividad traductora. Sin embargo, en los últimos años, han proliferado los tratados sobre traducción y han dado lugar a una nueva disciplina cuya finalidad pretende ser la de sistematizar el proceso de traducción y suministrar los principios y normas que guían las elecciones en el proceso de traducción.

Parece que hoy día ya nadie discute que una cierta reflexión sobre este “arte” complejo de la tradución puede ser de gran ayuda para el traductor, aunque no por ello resuelva todos los problemas de traducción.

Peter Newmark dice que la futilidad real de una teoría de la traducción redica en:

  • Identificar y definir el problema de la traducción.

  • Indicar los factores que deben tenerse en cuenta para solventarlo.

  • Establecer una lista de los diversos procedimientos de traducción.

  • Mostrar cuál es el más adecuado.

Quienes han comprendido mejor el tipo de teorización requerido por las preocupaciones reales de la práctica traductora, no han sido los lingüistas, sino los pedagogos de la traducción. Las escuelas de traducción proliferaron y en sus cursos se hizo rápidamente evidente la necesidad de crear una metodología que incluyera unos principios, fundamentos generales y una metodología para llevarlo a la práctica. De todas formas a pesar del continuo surgimiento de nuevos y originales enfoques sobre teoría y metodología de la traducción, se echa de menos el que no se haya llegado aún a una formulación, digamos didáctico-práctica, de la teoría traductora.

El propio Steiner se quejaba de la falta de un modelo válido con valor de sistema. Se tiene, en definitiva, la sensación del valor relativo de tanta reflexión tautológica y la sensación de la imposibilidad de dar una respuesta al fenómeno de la traducción con una teoría única y milagrosa. Otros, en cambio, piensan que precisamente esa incertidumbre y relativismo forman parte del verdadero ser de la traducción.

Este relativismo demuestra también la gran variedad terminológica en cuanto a la denominación de la disciplina. En España, desde Vazquez Ayora (con la publicación de...???) parece que quedó consolidado el término “traductología”, pero no por ello dejan de emplearse otros como “lingüística aplicada a la traducción”, “translémico”, etc.

En otros territorios como Francia, se emplea “traductología”, en el ámbito anglófono se alterna entre teoría/ ciencia/ estudios (de la traducción). Holmes escribió the name and nature of Translation studies y considera que ese término (translation studies) es el que da mejor cobertura a todas las disciplinas y es el que más se ha seguido. Lambert dice que aunque a veces se utiliza el término “estudios de la traducción” como equivalente de “ciencias de la traducción”, él no piensa que sea un término comúnmente aceptado por la mayoría de los teóricos, entre otras cosas porque también existe en este término mucha ambigüedad, ya que esta misma denominación también se usa para designar los estudios sobre traducción literaria en las escuelas de los Paises Bajos y en los polisistemas.

La Sra. Amparo Hurtado Albir, después de analizar este problema de la denominación, se muestra partidaria del término traductología, concibiendo la disciplina como entidad propia encargada de analizar la traducción y que resume en ella todo el conjunto de estudios en torno a la traducción tanto teórica como descriptiva y aplicadas. Dice también que esta diversidad terminológica se manifiesta en las nociones fundamentales de traducción.

Ámbito de estudio dela traductología:

Este ámbito de estudio es muy amplio, ya que se introduce en campos que necesitan mucha disciplina a la vez )campos de crítica literaria, estudios antropológicos, estudios cinematográficos...). Por todo ellose impone una concepción integradora que busca abarcar todo el ámbito de los estudios de la traducción. Snell-Hornby, autor de estudios hacia una perspectiva integradora, dice que “necesitamos un enfoque integrador que contemple la traducción en su totalidad y no solamente partes de ésta”. Holmes en 1972 fue pionero en cuanto a la clasificación del ámbito de estudio de la disciplina (ver fotocopia nº1), ya que distinguió entre estudios teóricos, estudios descriptivos y estudios aplicados e insistió en que las tres ramas hay que considerarlas de manera interrelacionadas:

- Los estudios descriptivos permanecen en estrecho contanto con los fenómenos empíricos y se subdividen en tres clases:

  • Estudios descriptivos orientados hacia el producto: analiza traducciones ya hechas.

  • Estudios descriptivos orientados hacia el proceso: describen el proceso traductor.

  • Estudios descriptivos orientados hacia la función: aquí no interesa tanto describir la traducción, sino el papel socio-cultural que desempeña.

  • - Los estudios teóricos se centran en aprovechar los resultados de los estudios descriptivos para desarrollar principios, teorías y modelos que sirvan para explicar y predecir lo que es y será traducir, lo que son y serán las traducciones. Se dividen en generales y parciales; los parciales puedes ser de 6 clases de teorías:

  • Teorías restringidas al medio: escrita/oral, mecánica/humana.

  • Teorías restringidas al área: sólo atienden las lenguas involucradas en la traducción, al aspecto lingüístico de la traducción.

  • Teorías restringidas al nivel: atienden a determinados niveles de la traducción.

  • Teorías restringidas por el tipo de texto: abordan problemas de tipos específicos de texto.

  • Teorías restringidas a la época: estudios sobre traducción de textos contemporáneos o antiguos.

  • Teorías restringidas a problemas específicos: se ocupan de un asunto determinado que puede ser general o puntual.

  • Los estudios aplicados distinguen:

  • enseñanza de la traducción que se tiene dos partes:

  • traducción en la enseñanza de lenguas extanjeras

  • enseñanza en la formación del traductor

  • ayuda a la traducción (gramática, lexicografía, terminología) pero considerados como un área relacionada con la traducción, no como una rama propiamente de la traducción

  • crítica a la traducción.

  • Amparo Hurtado Albir dice que esta clasificación de Holmes cubre la totalidad de la reflexión efectuada en torno a la traducción, especialmente por su carácter integrador. Sin embargo piensa que la separación que establece entre estudios descriptivos y estudios teóricos es algo rígida, e insiste en la importancia de entender esto como un continuum entre estudios teóricos y descriptivos.

    También Doña Rosa Rabadán insiste en que es preciso que la rama teórica y descriptiva se complementan recíprocamente.

    Los estudios descriptivos son imprescindibles para confirmar o rechazar supuestos teóricos, es decir, los datos empíricos no bastan por sí solos y hace falta una teoría coherente que los explique. Amparo Hurtado Albir también considera que esa distinción de investigadores parciales e investigadores generales, habría que entenderla también como un continuum desde la concrección hasta la abstracción o viceversa.

    Hurtado Albir piensa que la distinción entre teóricos descriptivos y aplicados (???)

    Dice que los estudios descriptivos han de estar colocados en medio porque son los que proporcionan los datos empíricos tanto como para los estudios teóricos como para los estudios aplicados; insiste en que las fronteras entre ellos son difíciles de trazar. Con respecto a los estudios aplicados, dice que engloban las investigaciones didácticas en la traducción, la traducción pedagógica, la crítica y evaluación de la traducción. Deben integrar lo que son la enseñanza de la lengua para traductores y la aplicación de recursos informáticos para la traducción. También ha reorganizado lo que Holmes llamaba “variables”, en este caso éstas, según ella, se pueden dar tanto en los estudios descriptivos como en los aplicados, por ello prefiere llamarlos investigaciobes parciales en lugar de teorías parciales. Propone 6:

    • Proceso y producto

    • Noción que se analiza: equivalencia, invariable, unidad de trabajo

    • Problema concreto estudiado

    • Variedad: es el terreno por excelencia de los estudios descriptivos y que [???] a partir del cual se desarrollan las demás teorías particulares. Las distintas variedades de tradución se establecen a partir del modo traductor, el tipo textual, la función de la traducción y la direccción del proceso traductor.

    • en cuanto al modo traductor: las categorías prioritarias son las que nos permiten hablar del modo de traducción (traducción escrita, etc.)

    • en cuanto al tipo textual: si es argumentativo, expresivo, etc. También incluye el campo temático en cuestión (científico especializado/ no científico especializado, publicidad...), tipos de traducción (técnica, literaria...)

    • en cuanto a la dirección del proceso de traducción: hace distinguir entre traducción directa e inversa. Estoa dos últimos -función y dirección- son los que nos permiten hablar de clases de traducción.

      • Lengua y cultura

      • Dimensión histórica: diacronía/sincronía, historia de la traducción, historia de la teoría de la traducción.

      Todos los análisis comentados se pueden efectuar a partir de todos los enfoques metodológicos [???]. Añade entonces teóricos y métodos de investigación [???].

      Ubicación de la disciplina:

      Las primeras reivindicaciones de un análisis sistemático de la traducción surgieron a finales de los 50, principios de los 60 con autores como Mounin, Fedorov, Catford o Vinay y Darbelnet. Éstos estaban a favor de un acercamiento a la lingüística, conciben la teoría de la traducción como una rama de la lingüística aplicada (Vinay y Darbelnet hablan de una lingüística contractiva). En el 62 [???]. En la década de los 80 se consolida esta idea, que son muchos los autores que reivindican una disciplina independiente aunque hay quien sigue opinando que la traductología debe ser una rama de la lingüística aplicada. García de la Banda dice que los estudios de la traducción han conseguido imponerse como disciplina independiente entendida como el estudio general descriptivo y teórico de la traducción y del traducir. Si bien presenta un acusadísimo carácter interdisciplinar, especialmente próximo a la literatura y a la lingüística. Para Rosa Rabadán, en los últimos años hay una marcada tendencia a centrar las investigaciones en el nivel pragmático y extratextual (el papel del traductor es extratextual porque tiene factores culturales, etc) y dice que la parte puramente lingüística de la traducción deja de ser relevante. De todos formas, reconoce que ningún enfoque es redundante, que todos pueden contribuir a comprender mejor la traducción y que la necesidad prioritaria será por tanto la de integrar en un mismo marco metodológico, tanto el análisis macroestructural y pragmático con el análisis lingüístico ineludible en todo proceso de traducción.

      Hurtado Albir plantea dos cuestiones fundamentales a la hora de caracterizar y ubicar la traductología, por un lado su multidisciplinaridad, si bien los primeros planteamientos en la búsqueda de su autonomía están en la lingüística, los últimos enfoques van más allá de éstas, por lo que dice que es una disciplina más entre otras (psicología, sociología...). la segunda cuestión es la de su carácter integrador, plantea la traducción como texto, como acto de comunicación y como proceso mental (actividad cognitiva) no cabe duda que para analizar la traducción desde estas tres perspectivas, la traductología ha de ser una disciplina integradora; ha de integrar propuestas de análisis de enfoques interculturales y psicolingüísticos. Piensa que la única manera de hacer la integración es acumular toda la herencia teórica que hemos tenido. Dice que si se consigue esta integración, la traductología se convertirá en un instrumento de utilidad para los traductores y que se acabará con la separación de siempre entre la reflexión teórica y la práctica traductora. Hay quien piensa que la mayor justificación que pueden tener los estudios de traducción están en la utilidad práctica en que presenten al traductor. Hurtado Albir, haciendo eco entre las distintas propuestas integradoras que existen, dice que se debe construir el aparato conceptual apropiado que defina y explique todos los fenómenos relacionados con la traducción. También insiste en no prescribir, sino describir y explicar la práctica de la traducción, clasificar y clarificar los fenómenos, buscando realidades, que se puedan establecer principios, estrategias... finalmente dice que “dependerá del valor del análisis que teoría y práctica sean indisolubles y no estén en conflicto”.