Tracción 4x4

Estructura. Motor. Refrigeración. Transmisión. Suspensión. Ruedas. Neumáticos. Tracción a las cuatro ruedas. Todo terreno

  • Enviado por: Marcelo Cuadrado
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso básico de Mercados sobre Análisis Técnico y Gestión Monetaria
Curso básico de Mercados sobre Análisis Técnico y Gestión Monetaria
En este curso aprenderás los conceptos básicos sobre análisis técnico, gestión monetaria y con qué actitud debes...
Ver más información

Introducción a la Industria de la Música
Introducción a la Industria de la Música
Curso introductorio a la industria musical, con información general de cómo está estructurado el negocio de la...
Ver más información


La Tracción 4x4

Tracción a las cuatro ruedas

Los vehículos destinados a circular por todo terreno presentan una serie de características en común, de entre las cuales la mas generalizada es la de poseer tracción en los dos ejes, anterior y posterior. Con las cuatro ruedas motrices, esta clase de vehículos cuenta con una capacidad de adherencia considerablemente mayor que los automóviles con tracción únicamente en un eje, los que les permite desenvolverse con facilidad por terrenos abruptos, embarrados o arenosos.

Pero aparte de la tracción total, los todo-terreno muestran un particular diseño en numerosos apartados, siempre con miras a mejorar sus posibilidades sobre terrenos difíciles, manteniendo a la vez una fiabilidad mecánica elevada. El denominador común de estos vehículos es una robustez muy superior a la de los automóviles convencionales, calculada para resistir el duro trato que representa para la mecánica la marcha por terreno accidentado.

Las diferencias mas corrientes respecto a los automóviles normales se pueden condensar en los siguientes apartados.

Estructura: a diferencia de los turismos de carretera, hoy dia casi todos equipados de carrocería monocasco, los todo-terreno suelen contar con un robusto bastidor independiente, sobre el que van anclados los conjuntos mecánicos, así como una carrocería también espacialmente sólida, construida con chapa de espesor doble o hasta triple de la utilizada en coches ligeros.

Motor: Suelen equipar motores de cilindrada elevada, casi siempre superior a los 2.000 CC, son motores poco brillantes en cuanto a rendimiento en caballos por litro de cilindrada, pero capaces de un elevado par motor a bajas revoluciones, y una marcha muy desahogada que garantiza además una gran seguridad de funcionamiento.

Con vistas a esta seguridad de funcionamiento algunos elementos accesorios del motor se hallan sobredimensionados o presentan un diseño especial en algún aspecto. El filtro de aire, por ejemplo, en previsión de la mayor cantidad de polvo existente en los recorridos fuera de carretera, es especialmente eficaz, se halla sobredimensionado, cuenta con mamparas separadoras de partículas sólidas, cámaras en baño de aceite, etcétera. En los modelos dotados de motor de gasolina, el carburador cuenta con cuba dotada de flotador especial, que garantiza el nivel constante incluso estando el vehículo sometido a fuertes inclinaciones.

Tracción 4x4

El sistema de refrigeración suele encontrarse también sobredimensionado, a fin de garantizar un eficaz funcionamiento en condiciones extremas de temperaturas, así, en circunstancias de trabajo especialmente duras, como por ejemplo, a la velocidades muy lentas y desarrollando el motor la máxima potencia.

Tracción 4x4

Transmisión: todos los componentes de la transmisión, desde el embrague a los semiejes de las ruedas, están calculados con amplios márgenes. La caja de cambios cuenta con frecuencia con cinco velocidades hacia delante y hacia atrás, que con dispositivo reductor permite un total de 12 relaciones, 10 adelante y dos hacia atrás.

Los diferenciales -uno por cada eje motriz- son asimismo de construcción robusta y con frecuencia van dotados de dispositivo de bloqueo para anular el efecto diferencial, bien sea con mando por palanca desde el tablero o bien mediante dispositivo auto blocante que evita el embalamiento de las ruedas. Algunos modelos tienen un tercer diferencial, destinado a repartir el giro del motor entre los ejes anterior y posterior.

Suspensión: la mayoría de los modelos llevan suspensión por eje rígido y ballestas, tanto detrás como delante, aunque algunas realizaciones más modernas montan suspensiones de tipo independiente. En todos los casos, la altura libre del vehículo, o distancia de su parte mas baja al suelo, es considerablemente elevada, a fin de permitir la marcha sobre terrenos muy accidentados sin riesgo de que las partes mecánicas sufran golpes con roces u otros obstáculos.

Ruedas: casi siempre utilizan ruedas de gran diámetro, con un mínimo de 15”, calzadas con neumáticos de dibujo muy profundo, capaces de gran adherencia sobre terrenos blandos o irregulares.

Mantenimiento de los todo-terreno: el servicio que precisa un vehículo todo-terreno, en realidad no difiere mucho del normal para cualquier otro automóvil.

Aparte de los controles sobre niveles de aceite, agua, tensión de correas, etc., que deben realizarse con una periodicidad similar al caso de los coches convencionales, existe una serie de elementos que requieren una atención especial. Los más característicos son los siguientes:

Suspensión: los diferentes órganos de la suspensión -ballestas, muelles, amortiguadores, etc., - están expuestos a un trabajo muy duro, por lo que a pesar de su solidez requieren frecuentes controles, con revisión de apriete de los anclajes y comprobación de los distintos componentes.

Transmisión: las carcasas del diferencial y las correspondientes a las juntas cardan son propensas a sufrir entradas de agua si se circula con frecuencia por zonas encharcadas y los retenes correspondientes no se hallan en buen estado. Por otra parte, al ser el agua más pesada que el aceite lubricante, la que penetre en las carcasas se depositará en el fondo, existiendo el riesgo de que el problema pase inadvertido, pues al comprobar el nivel del lubricante a través de los orificios de registro no se apreciará mas que aceite. Siempre que se observe un aumento del nivel aparente en cualquiera de esas carcasas, es de sospechar que exista agua en su interior, lo que en su caso a la larga traería consigo desgastes prematuros y oxidaciones en los distintos componentes.

Ruedas: en los todo-terreno sin diferencial repartidor entre el eje delantero y el trasero, el giro de ambos ejes es idéntico, por lo que las dimensiones de los neumáticos montados en ambos deben ser iguales.

Montar por ejemplo neumáticos de mas sección -y por lo tanto más desarrollo- en el eje trasero significa que las ruedas de ese eje recorrerán mayor espacio que las delanteras para un mismo régimen de giro de ambos ejes. Como el espacio forzosamente habrá de ser el mismo, la diferencia se traducirá en un frotamiento anormal sobre el suelo por parte del eje de menor adherencia, lo que acarreará un rápido desgaste de neumáticos. En esos modelos es, por lo tanto, totalmente desaconsejable montar neumáticos distintos en uno y otro eje, lo mismo que montarlos con grandes diferencias de desgaste. Por el contrario, es muy interesante efectuar frecuentes cruces de ruedas, a fin de que todas tengan un desgaste uniforme y mantengan, por lo tanto, un desarrollo similar.

Tracción 4x4

Tracción 4x4

-7-