Toxicología

Drogadicción. Drogas. Diagnóstico clínico. Clasificación. Dependencia. Opiáceos. Intoxicación. Sobredosis. Sistemas de diagnósticos

  • Enviado por: Chita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 47 páginas
publicidad
publicidad

1. USO DE LAS DROGAS A LO LARGO DE LA HISTORIA

Es muy difícil separar el uso médico o legítimo de las drogas con su uso social o su abuso. La introducción del tabaco en Europa fue seguido de prohibiciones por parte de la Iglesia y del Estado; el alcohol ha sido prohibido por algunas religiones, como el Islam, y por algunos gobiernos, como el de Estados Unidos durante la llamada Ley seca, en la década de 1920.

Por otro lado, los intereses comerciales potencian su consumo. Así, la separación del uso y el abuso de las drogas depende en gran manera del grado de tolerancia social de la época. Algunas personas toman drogas para evadirse de la realidad y olvidar los problemas, el aburrimiento, el miedo o el dolor; otras, por deseo de acrecentar la propia capacidad de placer o de trabajo.

En retrospectiva el uso no médico de las drogas ha sido una constante histórica; ya en Sumeria y Egipto hay testimonios gráficos sobre el cultivo y consumo de opio que hace 5.000 años era representado por ideogramas que significaban «planta» y «alegría». Más cercanas en el tiempo, existen referencias en toda la cuenca mediterránea sobre el uso de «filtros» o pociones, que se prolongó hasta el final de la Edad Media. Las llamadas brujas usaban sustancias naturales para evadirse de la realidad y alcanzar otros estados de percepción.

En la América precolombina era habitual el uso de drogas vegetales. Mucho antes de la llegada de los conquistadores, en la zona andina se mascaban las hojas de la coca para vencer el cansancio, que en las altas montañas es más acusado por la falta de oxigeno. Los aztecas usaban el «teonanacatyl» (carne de dios) y el peyote (cacto con poder alucinógeno) era usado por los apaches mescaleros (de donde deriva el término mescalina, su principio activo).

El consumo de las drogas alucinógenas y psicotrópicas se inició en Europa cuando las tropas de Napoleón regresaron de Egipto. Después de la segunda guerra mundial, en parte gracias a la evolución de las comunicaciones en todo el mundo, se extendió el uso de drogas derivadas de la morfina, y se incrementó, sobretodo en la juventud occidental, el consumo de psicotrópicos.

DEFINICIONES BÁSICAS

  • Droga: Según la organización Mundial de la Salud (O.M.S): "Es toda sustancia natural o sintética, simple o compuesta, que administrada en dosis, puede alterar, modificar o transformar la salud física o psíquica de los seres vivos".

  • Drogadicción: La drogadicción es la unión de dos palabras: droga y adicción. La adicción a las drogas es un estado de intoxicación provocado por el consumo repetido de una droga. Sus características son: un deseo o necesidad (compulsión) para seguir consumiendo la droga, una tendencia a aumentar la dosis (tolerancia), una dependencia psíquica y casi siempre física en cuanto a los efectos de la droga.

  • Dependencia : se pone de manifiesto cuando el sujeto ya no busca experimentar las sensaciones generadas por la droga, sino evitar el sufrimiento que le produce su carencia. Las drogas pueden causar dos tipos de dependencia la psicológica y la física.

  • Dependencia psicológica: Ocurre cuando la sustancia toxica se integra en el metabolismo del cuerpo, la persona depende de la droga para sentirse mejor en sus actividades cotidianas.

Por lo general, quien muestra dependencia psicológica busca sustancias más fuertes, debido a que el organismo desarrolla tolerancia o capacidad de resistencia a los efectos de la droga. La tolerancia aumenta cuando el uso repetido, por lo que, con el tiempo, se requiere una dosis mayor para provocar los efectos originales. De esta forma se pasa de la dependencia psicológica a la física.

  • Dependencia física: El uso cotidiano de la droga afecta las funciones del organismo; Por lo mismo, si la persona pretende dejar de consumirla o no puede usarla por un tiempo, sufre malestares graves.

  • Síndrome de abstinencia: Cuando existe abstinencia física y se suspende la administración regular de la droga, se presenta una serie de síntomas psicológicos y fisiológicos sumamente desagradables. La tolerancia y la abstinencia a menudo provocan la muerte; la primera, por el aumento constante de la dosis, y la segunda, porque los síntomas se tornan peligrosos cuando se interrumpen bruscamente el consumo de las cantidades de droga a la que el organismo estaba acostumbrado.

  • Tolerancia: Necesidad de aumentar la dosis y el uso de otras vías de administración para que la sustancia produzca el mismo efecto que las primeras veces que se consume. Para que en una persona aparezcan tolerancia y dependencia tiene que consumir de forma habitual (las drogas se pueden consumir de distintas formas: aguda, crónica, experimental, esporádica...).

OTRAS DEFINICIONES:

  • Narcóticos: Son drogas que provocan sopor o embotamiento.

  • Estupefacientes: Son drogas de origen natural, que provocan estupor y son utilizadas médicamente.

  • Psicotrópicos: Son drogas sintéticas que actúan como depresores del Sistema Nervioso Central, en su mayoría son fármacos.

  • Barbitúricos: Son drogas de origen sintético, que actúan como depresores del Sistema Nervioso Central, y se obtienen de la condensación del ácido malónico y urea. Se utilizan principalmente para tratamientos médicos, como la epilepsia.

  • Alcaloides: Son drogas en base a compuestos orgánicos nitrogenados, de carácter básico, generalmente de origen vegetal, Ej. En la marihuana es el T.H.C., en la heroína es la atropina.

  • Toxicómano: Se denomina al individuo que sufre un estado de intoxicación periódica o crónica perjudicial para la salud, producto de la administración repetida de una droga, es decir, se trata de una persona enferma.

CLASIFICACIÓN DE LAS DROGAS SEGÚN SUS EFECTOS

Las drogas no constituyen una realidad única, sino que están caracterizadas por una notable diversidad. Ya ha quedado atrás la mención a “la droga”, expresión que no da información respecto a sustancias, ni respecto a riesgos, ni respecto a consumidores... Hay tantas y tan variadas sustancias que, en este caso, el genérico traiciona la realidad.

La principal característica que todas las drogas comparten fue bautizado por los científicos como “psicoactividad”. Se trata de la capacidad de estas sustancias para llegar al cerebro y modificar su funcionamiento habitual.

Para hacernos una idea más real del fenómeno, aquí tenemos una tabla con la clasificación de estas sustancias según sus efectos y su estatus jurídico.

Estimulantes: Son aquellas drogas que estimulan el Sistema Nervioso Central, es decir, lo hiperactiva. Ej. : Cocaína, anfetaminas, etc.

Depresores: Son aquellas drogas que deprimen o inhiben el Sistema Nervioso Central. Ej. : Tranquilizantes, sedantes, alcohol, derivados del opio, etc.

Alucinógenos: Son aquellas drogas que provocan percepciones sensoriales, que surgen en la mente del individuo, sin una realidad objetiva, es decir, alucinaciones o ilusiones (ópticas y auditivas). Ej. : LSD. , marihuana, etc.

Clasificación de las drogas:

T i p o

E f e c t o

Status Jurídico

Legal

Ilegal

Estimulantes

• Euforia

• Insomnio

• Hiperactividad

• Menor cansancio

• Autoconfianza

• Cafeína (xantinas)

• Anorexigenos

• Pseudoefedrina

  • Nicotina

• Anfetamina

• Cocaína

• Pasta base

Depresores

• Relajación

• Tranquilidad

  • Alcohol

  • Barbitúricos

  • Morfina

  • Metadona

  • Codeína

  • Petidina

  • Hipnóticos

  • Analgésicos

• Heroína

• Opio

Alucinógenos

• Distorsión temporal

y sensorial

• Euforia suave

• Neopren

• Ziprepol

• Bencina

• Solventes

• Artane

• Marihuana

• LSD

• Peyote

VÍAS DE ADMINISTRACIÓN

Las drogas pueden consumirse por diversas vías:

  • Fumada (como ocurre con el hachís o el tabaco)

  • Ingerida por vía oral (como el alcohol o las drogas de síntesis)

  • Aspirada (como la cocaína y el speed)

  • Inhalada (como los pegamentos)

  • Inyectadas (como, en ocasiones, la heroína)

EFECTOS GENERALES DE LAS DROGAS SOBRE EL ORGANISMO

Drogas y el cerebro: El cerebro controla e integra todo movimiento y conducta humana, casi todas las drogas de las que se abusan modifican la conducta por acción que ejercen en el cerebro y tronco encefálico. Las modificaciones conductuales causadas por drogas que provocan emociones incontrolables, restricción del almacenamiento de información, capacidad limitada para tomar decisiones y otros tipos de conducta sin control, nos ha llevado a estudiar, como reaccionan a las drogas las diferentes áreas del cerebro. Si se logran entender qué fenómenos se desarrollan en la célula y otras estructuras superiores más sofisticadas, se puede entender más fácilmente porque se adopta una determinada conducta.

Tronco encefálico: El cerebro y el tronco encefálico comprenden ciertas estructuras diferentes que tienen que ver con el control de acciones, pensamientos y emociones específicas. La alteración de las transmisiones neuronales en estas áreas afectan tanto la conducta física como mental.

Se sabe que las drogas afectan a estas áreas, pero ciertas drogas son específicas para ciertas estructuras, por tanto, cada droga presenta características conductuales propias.

El Hipotálamo: Por medio de estudios experimentales se han encontrado áreas específicas del hipotálamo que provocan sensaciones de placer completamente distintivas cuando son estimuladas. Estas áreas de placer y dolor son de gran importancia en el uso y abuso de drogas, porque provocan una intensa euforia, y esto hace que la estimulación de estas áreas de placer del hipotálamo provoquen depresión o inhibición de células de los centros correspondientes al dolor.

'Drogas'

Fig. Las distintas drogas actúan sobre los denominados centros del placer, señalados en la imagen, motivo por el cual crean adicción.

Sistema Límbico: El sistema límbico también está implicado en el uso de las drogas reductoras de placer, si alguien toma una droga en un ambiente agradable o recibe sensaciones agradables durante esta experiencia, su satisfacción emocional es almacenada en el Sistema Límbico y puede volverse un estímulo para repetir la experiencia.

Corteza cerebral: En ésta encontramos el área de sensaciones temporales que está implicada en los procesos de aprendizaje y memoria, el área de sensación frontal que está especialmente relacionada con el uso de las drogas, ya que es la primera en ser afectada por el alcohol y otras drogas depresivas, suprimiendo así las inhibiciones sociales.

DIAGNÓSTICO POR LA IMAGEN

Las técnicas de neuroimagen más usadas en la investigación sobre abuso de drogas son:

  • PET (positron emssion tomography)

  • SPECT (single photon emission computed tomography)

  • MRI (magnetic resonance imaging)

  • Junto con la técnica de electroencefalograma (EEG)

Los últimos avances en estas técnicas están permitiendo a los investigadores conseguir imagines detalladas a través del ordenador sobre estrucuras anatómicas y los cambios neuroquímicos que sufren en diversas situaciones como el procesamiento de la información, procesos de memoria...

Asimismo también permiten ver los cambios que se producen durante la respuesta varios estímulos como podrían ser el abuso de drogas o fármacos.

PET, SPECT, MRI, y EEG son procedimientos no invasivos que pueden medir la actividad biológica del Cada técnica tiene sus propias ventajas y nos proporciona información distinta sobre la estructura y función del cerebro

PET-Positron Emission Tomography

El PET mide emisiones de positrones de sustancias marcadas químicamente que han sido inyectadas en el corriente sanguíneo y utiliza estos datos paraproducir imágenes en dos o tres dimensones acerca de la distribución de dichas sustancias en el cerebro.

En el abuso de las drogas nos muestra la diferente actividad que se desarrollan en las distintas areas cerebrales.

Esta actividad puede ser calculada a partir del riego sanguíneo que llega a estas areas aportando oxígeno y glucosa, sustancias necesarias para el metabolismo.

En el abuso de las drogas, el PET se usa para identificar las areas cerebrales en las que las drogas actuan sobre los receptores de algunos neurotransmisores, mostrando la rapidez con la que llegan y activan dicho receptor y asi también se determina durante cuanto tiempo mantienen la intensidad de su efecto.

SPECT-Single Photon Emission Computed Tomography

Al igual que el PET, este procedimiento también utiliza trazadores radioactivos que serán analizados por un ordenador para construir imágenes en dos o tres dimensiones sobre la actividad cerebral.

La vida media de los trazadores de SPECT es más larga que la del PET lo que requiere un mayor tiempo de duración de la prueba diagnóstica.

Por otra parte estas pruebas requieren menos personal médico y técnico para su realización. Mientras que el PET es más versátil que el SPECT y produce imágenes más detalladas y con mayor resolución (particularmente de estructuras profundas del cerebro), el SPECT es mas barato y nos permite ver una visión más amplia de la diferente perfusión en el cerebro por el abuso de la misma sustancia.

MRI-Magnetic Resonance Imaging

RM usa campos magnéticos y ondas radioactivas para producir una mayor cualidad en las imágenes en dos o tres dimensiones de las diferentes estructuras del cerebro sin inyectar trazadores radioactivos.

En este procedimiento, un largo cilindro magnético crea un campo magnético alrededor de la cabeza del paciente, y las ondas de radiación son enviadas a través de este campo. Unos sensores leen las señales emitidas y un ordenador usa dicha información para construir la imagen.

Mediante la RM, los científicos pueden visualizar la corteza y estructuras cerebrales profundas al mismo tiempo con gran detalle anatómico, y pueden detectar pequeños cambios en estas estructuras.

Una RM produce imágenes de la actividad del cerebro que son actualizadas cada segundo, mientras que el PET tarda unos 40 segundos. Esta técnica puede registrar varios estímulos incidentes en distintas zonas de la corteza cerebral a la vez.

EEG (electroencefalograma)

Usa electrodos situados en la superficie del cuero cabelludo,para detectar y medir variaciones en la actividad eléctrica cerebral.

Comparando el registro de actividad eléctrica durante el abuso de las drogas y un estado de euforia, los científicos pueden determinar las áreas del cerebro y los cambios de actividad relacionados con este fenómeno.

La ventaja que ofrece esta técnica reside en la gran velocidad de registro de los cambios en la actividad neuronal que ocurren en décimas de segundo después de la aplicación de un estímulo.

Generalmente, los investigadores combinan las imágenes de la actividad eléctrica cerebral con RM y PET para obtener una información más detallada y precisa.

SINTOMATOLOGÍA GENERAL DEL DEPENDIENTE

Una persona que consume, en forma habitual, algún tipo de droga no importando el efecto que produce, va a presentar diferentes síntomas, sin que sea necesario la observación de todos estos al mismo tiempo, entre ellos:

Midriasis: Dilatación anormal de la pupila.

Miosis: Contracción anormal de las pupilas.

Inyección conjuntival: Enrojecimiento de la esclerótica

Facies: Aspecto que ofrece el semblante de una persona cuando revela una enfermedad.

Dislalia: Dificultad de articular palabras, por Ej. Lengua traposa y hablar balbuceante.

Taquicardia: Aumento de la frecuencia del ritmo de las contracciones cardíacas.

Anorexia: Falta anormal del apetito.

Verborrea: Abundancia de palabras en la locución.

Hipertensión arterial: Aumento de la presión sanguínea del cuerpo.

Estupor: Disminución de la capacidad intelectual, acompañado de cierto relajamiento o somnolencia.

EFECTOS ESPECÍFICOS DE LAS DROGAS MÁS COMUNES

CANNABIS

Introducción:

El cannabis es una planta con cuya resina, hojas y flores se elaboran las sustancias psicoactivas mas conocidas (hachÍs y marihuana) y más utilizadas entre las drogas ilegales.

Su consumo, como el de la mayoría de las drogas de origen botánico, ha acompañado a la humanidad desde tiempos inmemoriales, siendo usada con fines religiosos,medicinales y lúdicos. También se ha utilizado tradicionalmente para la elaboración de fibras textiles.

La planta es conocida en botánica como Cannabis sativa,y sus efectos psicoactivos son debidos a uno de sus principios activos: el tetrahidrocannabinol, cuyas siglas son THC.

2 21 1

Derivados

Sus derivados mas consumidos actualmente son el hachís y la marihuana. En España se consume principalmente hachís ,procedente en su mayoría de los cultivos del norte de Marruecos, del valle de Ketama, en la region del Rif.

El hachís se elabora a partir de la resina almacenada en las flores de la planta hembra, prensada hasta formar una pasta compacta de color marrón cuyo aspecto recuerda al chocolate. Su concentración de THC es superior a la de la marihuana, por lo que su toxicidad potencial es mayor.

La marihuana se elabora a partir de la trituración de flores, hojas y tallos secos. Ambos preparados se consumen fumados en un cigarrillo liado con tabaco rubio.

Efectos

Al consumirse fumado, es fácilmente absorbido por los pulmones, por lo que llega al cerebro con rapidez. En pocos minutos empiezan a manifestarse sus efectos, que pueden durar entre 2 y 3 horas.

Efectos psicilógicos

Inevitablemente,se entremezclan reacciones buscadas por el consumidor con respuestas indeseadas. Los efectos mas frecuentes son:

  • Relajación

  • Desinhibición

  • Hilaridad

  • Sensación de lentitud en el paso del tiempo

  • Somnolencia

  • Alteraciones sensoriales

  • Dificultad en el ejercicio de funciones complejas:

  • Expresarse con claridad

  • Memoria inmediata

  • Capacidad de concentración

  • Procesos de aprendizaje.

Efectos fisiológicos

Tras el consumo de cannabis pueden darse diversas reacciones orgánicas, las más frecuentes de las cuales son las siguientes:

  • Aumento del apetito

  • Sequedad de la boca

  • Ojos brillantes y enrojecidos

  • Taquicardia

  • Sudoración

  • Somnolencia

  • Descoordinación de movimientos.

Riesgos

Los riesgos asociados al consumo de derivados del cannabis se explican tanto por las peculiaridades de su principal principio activo, el THC, como por el hecho de que se consuma habitualmente fumado.

En el plano neuro-psicológico

El THC es particularmente soluble en aceite, por lo que tiende a concentrarse en los tejidos grasos del organismo, como es el caso del cerebro.

Tiene una vida media de una semana, por lo que a los siete días de su consumo aun se mantiene sin eliminar el 50% del principio activo, favoreciendo su acumulación cuando el consumo es regular. Como consecuencia de este proceso existen algunos riesgos a considerar.

El consumo diario de hachís puede ralentizar el funcionamiento psicológico del consumidor, entorpeciendo sus funciones superiores relacionadas con el aprendizaje, la concentración y la memoria.

Otro tanto cabe decir de la ejecución de tareas complejas que requieran lucidez mental y coordinación psicomotora, como pueden ser conducir un vehículo a motor, tomar decisiones o subir a un andamio.

Pueden darse reacciones agudas de pánico y ansiedad. En personas predispuestas, puede favorecer el desencadenamiento de trastornos psiquiátricos de tipo esquizofrénico.

PROCESO CEREBRAL

FUNCIÓN ATRIBUIDA A ENDOCANNABINOIDES.

control del dolor

los cannabinoides tienen efectos analgésicos

memoria y aprendizaje

los cannabinoides producen alteraciones de la memoria a corto plazo

motivación y emocionalidad

los cannabinoides alteran los procesos cognitivos.

regulación neuroendocrina

los cannabinoides modifican la secreción de hormonas adenohipofisarias.

procesos neurovegetativos

los cannabinoides actuan, entre otros, a nivel de los centros nerviosos reguladores de la emesis, de la temperatura y del apetito.

desarrollo cerebral

efectos sobre la proliferación de neuronas y/o células gliales, sobre la migra ción y elongación axonal, sobre la sinaptogénesis y/o sobre la mielinogénesis.

control de la actividad motora

los cannabinoides producen inhibición motora e incluso catalepsia

En el plano orgánico

En primer lugar, hay que tener en cuenta que los derivados del cannabis se consumen fumados (con una pauta de inhalación profunda, sin filtro, con retencin pulmonar del humo y apurando el cigarrillo al máximo),por lo que su uso habitual puede reforzar los riesgos asociados al consumo de tabaco, favoreciendo la aparición de alteraciones de diversa naturaleza.

Entre las principales consecuencias de su uso, hay que citar:

  • Respiratorias: tos crónica y bronquitis en consumidores habituales de dosis elevadas.

  • Cardiovasculares: empeoramiento de síntomas en personas que padezcan hipertensión o insuficiencia cardiaca.

  • Sistema endocrino: altera las hormonas responsables del sistema reproductor y de la maduración sexual.

  • Sistema inmunitario: el uso crónico del cannabis reduce la actividad de este sistema.

Los riesgos derivados del consumo de las diversas drogas no pueden aislarse del modo en que son habitualmente consumidas. En el caso del hachís, la

pauta mas frecuente es su consumo combinado con alcohol, con lo que los efectos se multiplican, pudiendo favorecer la aparición de lipotimias.

Algunos datos

El cannabis sigue siendo la droga ilegal mas consumida en España y en el conjunto de los países de la Unión Europea.

Consumo de cannabis en España en el año 2001

15-65

15-29

Alguna vez

19.5 %

28.2%

Últimos 12 meses

6.8%

14.0%

Últimos 30 días

4.2%

8.6%

Diario últimos 12 meses

1.1%

2.0%

Aunque, en general, en el consumo de drogas ilegales la proporción de hombres es claramente superior a la de mujeres, en el caso del cannabis esa diferencia se va acortando. De hecho, en la banda de 15-17 años, el porcentaje de quienes lo han probado es superior entre las chicas (21,6%) que entre los 2

chicos (21,1%).

USO MÉDICO

Es este un campo todavía reciente pero sobre el que existe un gran interés y sobre el que se está trabajando. El uso médico del cannabis y de sus componentes activos forma también parte del núcleo de la polémica que mantienen unos y otros respecto a esta sustancia. Aunque estrictamente hablando la capacidad terapéutica de uno de los 60 cannabinoides activos que contiene la marihuana en una enfermedad o síntoma determinado

no tiene porque implicar la bondad o maldad de su consumo a efectos recreativos.

De hecho existen cannabinoides sintéticos que emulan los efectos de los cannabinoides naturales o que incluso su eficacia es mucho mayor. Sin embargo dentro de la estrategia pro legalizacionista si que se ve como un camino que puede favorecer esta meta.

En los últimos años se han presentado un cierto número de evidencias científicas acerca de las propiedades terapéuticas de los cannabinoides como pueden ser analgesia, disminución de la presión intraocular, efecto antiemético en vómitos inducidos por quimioterapia antineoplásica, propiedades relajantes musculares en diversas enfermedades como esclerosis múltiple, traumatismos medulares y alteraciones del movimiento. Además, algunas aportaciones recientes indican otros posibles usos de estas sustancias como neuroprotectores (en modelos animales de enfermedades neurodegenerativas e isquemia cerebral), antiasmáticos y anticonvulsivantes. Más recientemente, algunos compuestos naturales y agentes sintéticos agonistas de receptores CB han demostrado efectos antineoplásicos in vivo e in vitro.

Se necesitan más estudios clínicos con el fin de establecer qué dosis, vías de administración son las más adecuadas en cada caso, así como el balance entre beneficio y riesgo comparando los cannabinoides con otras estrategias terapéuticas. En algunos países existen condiciones legales que permiten avanzar en estas investigaciones y es de esperar que los próximos años sean fecundos en este sentido.

En 1997 la British Medical Association publicó su informe “Therapeutic Uses of cannabis” instando a la puesta en marcha de “investigaciones controladas para evaluar el potencial terapéutico del uso del cannabis” al que sigue otra publicación del Institute of Medicine americano titulada “Medical Use of Marijuana”. En síntesis, podemos admitir que las relaciones de estos usos terapéuticos con su situación legal con vistas al consumo recreativo no son en principio directas -algunas de las investigaciones en marcha utilizan los cannabinoides sintéticos- y desde un punto de vista estricto son dos situaciones totalmente diversas, pero que duda cabe que de consolidarse esta vertiente terapéutica del cannabis o de los cannabinoides, ello tendría una influencia sobre la visión social de este producto.

COCAÍNA

La cocaína procede de un arbusto cuya denominación botánica es Erytroxilon coca. Se cultiva, fundamentalmente, en los países del altiplano andino (Bolivia,Colombia y Perú).

Tampoco la coca es un hallazgo reciente. En las zonas en las que se cultiva existe desde hace siglos un consumo tradicional consistente en mascar las hojas procedentes de la planta, para liberar así su principio activo y obtener sus beneficios. Las cantidades absorbidas de este modo son muy reducidas, por lo que apenas se registran consecuencias adversas asociadas a esta forma secular de consumo que aun hoy se mantiene.

Las culturas indigenas de los paises productores usaban la coca con carácter ritual y por sus propiedades “energéticas ”,que les permitían realizar trabajos físicos de excepcional dureza sin sucumbir al cansancio. Las carencias alimenticias eran, asimismo, subsanadas gracias a los efectos inhibidores del apetito que tiene la coca.

Sin embargo, desde que se consiguiera aislar su principio activo a finales del siglo XIX, aparecieron otras formas de uso con un mayor potencial para causar problemas al consumidor.

2 28 8 2 29 9

Durante los primeros años del siglo XX, el principio activo de la coca se utilizó como compuesto en la elaboración de tónicos como el vino Mariani y la propia Coca-Cola.

Las hojas de coca, sometidas a diversos procesos de elaboración química, dan lugar a distintos derivados:

  • Clorhidrato de cocaína: la forma principal de consumo en Europa, conocida popularmente como cocaína.

  • Sulfato de cocaína (pasta de coca, también conocida como basuko),que se fuma mezclada con tabaco o marihuana.

  • Cocaína base (crack),que se fuma mezclada con tabaco.

El consumo de las dos últimas es absolutamente minoritario entre nosotros, por lo que no les dedicaremos más espacio y centraremos este apartado en la cocaína.

La cocaína se consume fundamentalmente esnifada,mediante la aspiración nasal del polvo,colocado a modo de “línea ”o “raya ”,a través de un billete enrollado o una canula. Su uso es, en gran medida, recreativo. Al igual que ocurre con las anfetaminas, es utilizada con frecuencia para aguantar sin dormir las noches de los fines de semana.

Efectos

La cocaína es una droga psicoestimulante, consumida generalmente por inhalación (esnifado, en el ambiente callejero).Su fácil absorción hace que llegue rápidamente al cerebro, provocando unos efectos que se manifiestan a los pocos minutos del consumo.

Efectos psicológicos

  • Euforia

  • Locuacidad

  • Aumento de la sociabilidad

  • Aceleración mental

  • Hiperactividad

  • Deseo sexual aumentado.

En consumidores crónicos, a medida que desaparecen estos efectos sobreviene un estado de cansancio y apatía que puede inducir a repetir el consumo.

Efectos fisiológicos

Los más habituales son los siguientes:

  • Disminución de la fatiga

  • Reducción del sueno

  • Inhibición del apetito

  • Aumento de la presión arterial.

'Drogas'

Fig. Mediante la RM podemos ver que la coca activa la actividad de algunas zonas determinadas del cerebro

Riesgos

En el plano psicológico

Tras años de consumo de cocaína aparentemente sin consecuencias, en la actualidad cabe afirmar que:

  • El consumo crónico y abusivo de cocaína puede provocar importantes trastornos psíquicos, similares a los provocados por las anfetaminas, tales como ideas paranoides y depresión.

La dependencia psíquica de la cocaína es una de las más intensas entre las provocadas por las drogas.

La supresión del consumo tras un periodo prolongado, da lugar a un fenómeno de rebote, caracterizado por somnolencia, depresión, irritabilidad, letargia, etc.

3 30 0

En el plano orgánico

Tanto por su actividad cerebral como por la vía habitual de administración, el consumo crónico de cocaína puede causar:

  • Pérdida de apetito

  • Insomnio

  • Perforación del tabique nasal

  • Patologia respiratoria: sinusitis e irritación de la mucosa nasal

  • Riesgo de infartos/hemorragias cerebrales

  • Cardiopatía isquémica.

También el consumo esporádico puede ocasionar consecuencias adversas al consumidor.

'Drogas'

Fig. Mediante la técnica PET podemos ver la activación selectiva de algunas zonas del cerebro durante la administración de la cocaína

Algunos datos

La cocaína es la segunda droga ilícita mas consumida, tras el cannabis. El 3,1% de los espanoles de 15-65 anos han probado cocaína en alguna ocasión, siendo un 0,6% quienes lo hacen de manera regular (manifiestan haberla consumido en el mes anterior a ser encuestados).

Aunque desciende muy ligeramente el porcentaje de quienes la han probado, aumenta el de aquellos que la consumen regularmente.

Evolución del consumo de cocaína en España en una población de 15 a 65 años

1996

1998

2000

Alguna vez

3.4%

3.2%

3.1%

Últimos 12 meses

1.8%

1.5%

1.5%

Últimos 30 días

0.4%

0.5%

0.6%

ANFETAMINAS

Son psicoestimulantes producidos sintéticamente en laboratorios químicos a finales del siglo XIX. Fueron objeto de distintos usos, entre los que cabe destacar su profusa utilización en los conflictos bélicos del siglo XX para vencer el cansancio de los soldados y mejorar su entrega durante las batallas.

Su uso médico ha sido variado, considerándose actualmente indicadas

para el tratamiento de algunos trastornos, entre los que cabe citar los

siguientes:

  • Narcolepsia

  • Hiperactividad infantil, respecto a la que actúa con un efecto paradójico.

Aunque pueden presentarse de otro modo, su consumo habitual se produce

en forma de pastillas o comprimidos, y a menudo son una de las sustancias con las que se cortan (mezclan) las drogas de síntesis.

Hasta que en 1.983 se reguló su venta en farmacias, el consumo de anfetaminas fue considerable en nuestro país, particularmente entre los diversos colectivos que las utilizaban para permanecer despiertos y activos durante prolongados periodos de tiempo.

4 41 1En la actualidad, las anfetaminas con destino al mercado negro se producen en laboratorios químicos clandestinos.

Una de las anfetaminas mas frecuente en el mundo de las drogas ilícitas es el sulfato de anfetamina, conocido en lenguaje callejero como speed (del ingles velocidad).Generalmente se presenta en forma de polvo, y se consume por inhalación, como la cocaína, con la que comparte los riesgos asociados

a esta vía de administración (sobre la mucosa nasal).

También puede presentarse, como el resto de las anfetaminas, en forma de comprimido.

Efectos

Los efectos provocados por el consumo de anfetaminas recuerdan en gran medida a los producidos por la cocaína.

Efectos psicológicos

Entre los más frecuentes se encuentran:

  • Agitación

  • Euforia

  • Sensación de autoestima aumentada

  • Verborrea

  • Alerta y vigilancia constantes

  • Agresividad.

Efectos fisiológicos

Los efectos sobre el organismo del consumidor son, en esencia:

  • Falta de apetito

  • Taquicardia

  • Insomnio

  • Sequedad de boca

  • Sudoración

  • Incremento de la tensión arterial

  • Contracción de la mandíbula.

4 42 2

Riesgos

En el plano psicológico

Su consumo crónico puede dar lugar a:

  • Cuadros psicóticos similares a la esquizofrenia, con delirios

  • persecutorios y alucinaciones

  • Depresión reactiva

  • Delirios paranoides

  • Intensa dependencia psicológica.

En el plano orgánico

Tras un consumo prolongado, además de un intenso agotamiento puede dar lugar a las siguientes alteraciones:

  • Hipertension

  • Arritmia

  • Colapso circulatorio

  • Trastornos digestivos.

Algunos datos

Las anfetaminas y el speed han sido consumidos en alguna ocasión por el 2,2%de la población española, siendo su consumo regular (último mes) del

0,2%. En los últimos años se detecta una tendencia ligeramente descendente en el consumo de estas sustancias.

4 43 3

HEROÍNA

Se conoce con el nombre de opiáceos a una familia de sustancias que tienen en común su emparentamiento con el opio, bien porque derivan de él, como es el caso de la morfina, bien porque se elaboran mediante síntesis química a partir de la propia morfina, como es el caso de la heroína (químicamente diacetilmorfina).

El opio se extrae de las cápsulas de una planta conocida botánicamente como Papaver somniferum.

Es utilizado por la humanidad desde la Antiguedad, existiendo referencias a su consumo que datan de 4000 anos antes de Cristo.

El opio se consumio por via fumada en diversas zonas de Asia, aunque su gran poder nace a partir del aislamiento de sus diversos alcaloides. Es el caso, por ejemplo, de la morfina, un potente analgésico obtenido a partir del opio, aislado por químicos alemanes en 1806,y utilizado profusamente en la actualidad en contextos médicos. Debe su nombre a Morfeo, dios griego del sueño.

La heroína, conocida como caballo en el argot callejero, ha acaparado durante años los titulares referidos a las drogas de los medios de comunicación de nuestro país, y la atención de la ciudadanía. En 1973 irrumpió en contextos universitarios españoles, para ir poco a poco extendiéndose hacia colectivos sociales diversos, hasta acabar limitada a ambientes sociales marginales.

En la actualidad es una droga en desuso, sin atractivo para los jóvenes, que no se interesan por ella. Es objeto de consumo por parte de heroinómanos veteranos, con edades en torno a los treinta años, en situación de elevado deterioro orgánico, psicológico y social.

La heroína fue sintetizada a finales del siglo XIX por la industria farmacéutica Bayer, en busca de un fármaco que tuviera la capacidad analgésica de la morfina, pero sin su potencial adictivo. Se utilizó inicialmente como terapia frente a la morfinomanía, aunque este uso pronto se abandonó al no mostrar los resultados deseados.

Como ocurre con casi todas las drogas, fue también la contracultura norteamericana la que contribuyó a ensalzar sus efectos, y el estilo de vida característico del yonqui.

Aunque hasta mediados de la década de los noventa la vía habitual de consumo era la inyectada, en la actualidad, como consecuencia de la propagación del virus de inmunodeficiencia humana responsable del sida, y de otras muchas infecciones, se ha generalizado la vía fumada.

Efectos

.Durante el primer tiempo de consumo, los efectos principales de la administración de heroina son los siguientes:

Efectos psicológicos

  • Euforia

  • Sensación de bienestar

  • Placer.

Efectos fisiológicos

  • Analgesia:falta de sensibilidad al dolor

  • En los primeros consumos no son raras las nauseas y vomitos

  • Inhibicion del apetito.

Riesgos

Es probablemente, junto con el alcohol, la droga mejor conocida entre nosotros, como consecuencia de que la mayor parte de las personas en tratamiento por problemas asociados al consumo de drogas ilícitas, hayan sido hasta ahora consumidores de heroína.

Sus riesgos mas frecuentes son los siguientes:

En el plano psicológico

  • Alteraciones de la personalidad

  • Alteraciones cognitivas, como problemas de memoria

  • Trastorno de ansiedad y depresión

  • Dependencia psicológica,que hace que la vida del consumidor gire obsesivamente en torno a la sustancia.

En el plano orgánico

  • Adelgazamiento

  • Estrenimiento

  • Caries

  • Anemia 2

  • Insomnio

  • Inhibicion del deseo sexual

  • Perdida de la menstruación

  • Infecciones diversas (hepatitis, endocarditis, etc.) asociadas a las condiciones

  • higienico-sanitarias en que tiene lugar el consumo, y al estilo de vida del consumidor.

  • Calambres abdominales y diarrea

  • Aumento en el ritmo cardiaco y la presión sanguínea

  • Escalofríos alternados con transpiración excesiva, acaloramientos repentinos y debilidad

  • Dolor y espasmos musculares

  • Convulsiones

  • Su consumo habitual genera tolerancia con rapidez, por lo que el consumidor necesita aumentar la dosis para experimentar los mismos efectos. Ello explica el riesgo de sobredosis tras un periodo de abstinencia.

  • Elevada dependencia, acompañada de un desagradable síndrome de abstinencia (el mono)si se suspende el consumo, o se administran dosis inferiores a aquellas a las que el organismo se ha habituado. Este síndrome se caracteriza por síntomas como:lacrimeo, sudoración, rinorrea, insomnio, nauseas y vómitos, diarrea, fiebre, dolores musculares, etc., acompañados de una fuerte ansiedad.

Algunos datos

El consumo de heroina es en la actualidad absolutamente minoritario, y experimenta desde mediados de la década de los noventa una clara

tendencia descendente. Este proceso tiene su confirmación en el

envejecimiento progresivo de la población heroinómana que con-

tacta con el sistema sanitario.

BARBITÚRICOS

Son sedantes o depresores del sistema nervioso central. Sus sustancias activas son: fenobarbital, pentobarbital, amobarbital. Se ingieren o inyectan, el producto puede ser en tabletas o cápsulas.

Estas drogas que calman el sistema nervioso son susceptibles de crear adicción. Las personas que trabajan en la noche las emplean para dormir durante el día, se sienten indispuestas al despertarse. Para reanimarse, recurren a las drogas o estimulantes. Existen alrededor de un medio centenar de esos hipnóticos, que difieren entre sí sólo por la rapidez y duración de su acción. Entre ellos se encuentran el seconal y fenobarbital, con efectos parecidos a los del alcohol y opuesto a los de los estimulantes. También el pentotal que es un anestésico, el membutal.

Otras drogas sedantes formadoras de hábitos muy usadas son la cloriclén, el hidrato de cloral, etc.

Efectos

Los efectos de los barbitúricos son en muchos aspectos, análogos a los del alcohol: en pequeñas dosis son calmantes y relajan los músculos. En dosis algo mayores pueden ocasionar entorpecimiento del habla, torpeza al caminar, mal funcionamiento y reflejos lentos e inciertos; también un sueño profundo con dificultad para despertar, tendencia a las disputas y malhumor.

Riesgos

Las dosis excesivas es un factor en las muertes declaradas ocasionadas por las drogas. Entre éstas figuran los suicidios y envenenamientos accidentales con drogas. A veces ocurren muertes accidentales cuando la persona toma una dosis, sufre confusión, y sin pretenderlo toma dosis adicionales o mayores. Con los barbitúricos hay menos diferencia entre la cantidad que produce sueño y la que produce la muerte. Además, la retirada de los barbitúricos puede ser más grave que la de la heroína.

Entre otros efectos podemos mencionar la fatiga, dolores de cabeza, vértigo, angustia, fiebre y trastornos gastrointestinales son propios de la intoxicación crónica de esos hipnóticos que igualmente causan trastornos cerebrales, temblores e inquietud manifiesta.

La referida psicosis se traduce en insomnio, alucinaciones y delirio semejantes pero más prolongados que los del delirium tremens de los alcohólicos, cuyas manifestaciones suelen corresponderse con la existencia de alteraciones en el hígado y en el cerebro. Son tan graves los efectos cerebrales que si a un barbitúmano se le suprime la droga, el cerebro se le muestra incapaz de continuar funcionando.

Los barbitúricos producen dependencia al producirse la intoxicación crónica, las personas muestran un marcado deseo de continuar consumiendo la droga y aumentar la dosis. Eso ocurre porque se crea la dependencia física y la síquica y por que además funciona la tolerancia.

Los barbitúricos crean habituación

La habituación ha sido señalada como más peligrosa que la producida por la morfina, indicándose que el punto de partida es la búsqueda del sueño, con un número mayor de víctimas entre las mujeres. Esto explica que los barbitúricos sean expendidos con recetas médicas indicándose si deben ser repetidos.

ANALGÉSICOS

Por ejemplo: aspirina, empirín, bufferin, alka seltzer, migral, tilenol, commel, panadol etc.): son medicamentos suaves para dolores de cabeza, para reducir la fiebre y aliviar dolores leves. Estas drogas, en exceso, pueden llegar a ser tóxicas. En un año se registraron 16.000 casos de intoxicación por aspirina en los Estados Unidos; y según una fuente de ese país, cada tres días muere un niño víctima de una dosis excesiva de alguno de estos medicamentos. Nuestros países latinoamericanos también tienen el mismo problema, aunque no disponemos de datos estadísticos.

TRANQUILIZANTES

Estas drogas calman el sistema nervioso central y ejercen un efecto sedante sobre el cerebro. Con ellos parece haber menos tensión, menos nerviosismo. Sin embargo, las reacciones musculares y la atención pueden quedar tan débiles que llega a ser peligroso conducir un auto.

INTOXICACIÓN AGUDA POR CANNABIS

La intoxicación aguda por cannabis se produce en nuestro medio por vía inhalatoria al fumarse el hachís mezclado con tabaco.

La sintomatología de la intoxicación es variable aunque siempre suele presentarse enrojecimiento conjuntival y taquicardia.

También aparecen sequedad de boca y garganta, ligero descenso de temperatura, caída de la fuerza muscular y perturbaciones de la coordinación corporal. Tras el consumo aparece cierta euforia con una sensación progresiva de bienestar corporal, hilaridad, comunicación fácil y mayor sugestionabilidad. Subjetivamente se agudizan todas las percepciones especialmente las visuales y auditivas.

Se altera la percepción del espacio y la medida del tiempo así como la memoria inmediata. Es dificultosa la realización de tareas concretas y se alargan los tiempos de reacción.

Tras los efectos eufóricos aparecen sedación y somnolencia.

Pueden darse reacciones de ansiedad y pánico, ideación paranoide, alucinaciones o crisis de despersonalización. Los cuadros de ansiedad y pánico son relativamente frecuentes aunque por experiencia (sobre todo si el consumo es en grupo) se valora como una alteración transitoria y sin grave riesgo para la vida del sujeto, por lo que no suele precisar ayuda.

ACTITUD: Tranquilizar al intoxicado estableciendo una relación de empatía que permita serenarle. Procurar para ello un lugar tranquilo y aislado.

Recoger información del intoxicado y de sus compañero sobre consumos asociados que podrían complicar la intoxicación.

Recordar que numerosos estudios han demostrado que la intoxicación por cannabis empeora la conducción de vehículos, el pilotaje de aviones y otras actividades relacionadas con habilidades complejas, por provocar déficit de la atención, la coordinación motora y la percepción durante 10 o más horas tras el consumo. Esta es la razón por la que no debería permitirse tras la intoxicación la realización de ese tipo de actividades.

En caso de crisis de ansiedad grave u otras alteraciones psiquiátricas como las citadas, sería preciso su traslado a un centro hospitalario para realizar una valoración.

Fuerte aumento del consumo de alcohol entre las mujeres

INTOXICACIÓN AGUDA POR ESTIMULANTES

Las intoxicaciones agudas por estimulantes ( cocaína, anfetaminas, MDMA, etc...) son cada vez más frecuentes por el aumento en el consumo de estas sustancias. Pueden producirse tras el consumo "fumado" o "esnifado" en el caso de la cocaína, o por vía oral en las anfetaminas. Es mucho menos frecuente la intoxicación por vía endovenosa.

Los síntomas vienen determinados por el efecto estimulante de estas sustancias. Suele tratarse de sujetos excitados e hiperactivos, a veces confusos y agitados, lo que les convierte en potencialmente peligrosos. Su grado de ansiedad, en ocasiones pánico, es muy alto. Sudorosos, con la frecuencia cardíaca, y tensión arterial elevadas ( refieren palpitaciones, taquicardias, dolor torácico, etc...) con midriasis y a veces náuseas, vómitos o diarreas. Es frecuente la cefalea, aunque el sujeto no la manifiesta, si no se le pregunta acerca de ello.

No es extraña la ideación paranoide de persecución, observación y sensación de control. Puede haber alucinaciones visuales ( halos alrededor de los objetos ) auditivas o táctiles, aunque mantienen totalmente la orientación.

Pueden aparecer convulsiones, arritmias cardíacas, isquemia coronaria y accidentes cerebro-vasculares.

ACTITUD: Habitualmente hay que ser precavido al acercarse a este tipo de intoxicado, haciéndolo de forma lenta, serena y tranquila, evitando movimientos bruscos o apariencia amenazante, empleando un tono de voz sosegado y nunca elevado y autoritario.

Procurar no aumentar su angustia, evitando actitudes o acciones que puedan aumentarla. Si el sujeto esta de "bajada" puede sentirse deprimido y necesitar apoyo.

En caso de necesidad, ante una especial agresividad o violencia contra sí mismo o contra otros, habrá que reducirle forzosamente y trasladarlo a un centro hospitalario, donde reciba ayuda.

INTOXICACIÓN AGUDA POR ALUCINÓGENOS

La intoxicación aguda por alucinógenos no es muy habitual en la actualidad y resulta extraño que se presente sin estar asociada al consumo de alcohol, cannabis, "speed", etc. Aún es mas rara la intoxicación secundaria a alucinógenos naturales ( amanita muscaria, datura estramonium, etc.).

Normalmente los intoxicados precisan ayuda por causa de las crisis de pánico derivadas de un "mal viaje" (experiencia negativa y desagradable) cuyos síntomas son la angustia y depresión asociadas a confusión mental y alucinaciones visuales, sensación de incapacidad, culpabilidad y riesgo de conductas agresivas con perdida de autocontrol y peligro de suicidio.

ACTITUD: Aislar al intoxicado en un lugar tranquilo y poco iluminado, evitando excesivos estímulos a su alrededor. Puede ser útil una música suave.

Acompañarle de una persona que le serene y tranquilice. Puede utilizarse los propios compañeros del afectado que le sirvan como punto de referencia.

Intentar tranquilizarle mediante una conversación suave. Se le puede explicar serenamente lo que le ocurre, recordando la acción temporal de su situación y los efectos pasajeros de los alucinógenos. Muchos están especialmente preocupados por la idea que han destruido sus cerebros, de que son ellos mismos los que se han llevado a la locura y de que serán incapaces de volver a su estado normal.

Su traslado a un centro hospitalario, debe realizarse teniendo en cuenta las premisas anteriores.

INTOXICACIÓN AGUDA POR OPIÁCEOS

La intoxicación aguda por opiáceos ( sobredosis ) suele acontecer en individuos que, manteniendo un patrón de consumo habitual, usan excepcionalmente dosis mas altas de las acostumbradas ( papelinas de heroína de alta pureza, adulteración de la droga al mezclarle otras sustancias, consumo asociado de diversos opiáceos : heroína, buprenorfina, codeína, metadona, etc.) o bien en individuos que tras un proceso de desintoxicación o rehabilitación retornan al patrón de consumo anterior.

Habitualmente se produce tras el consumo intravenoso aunque no es raro tras el abuso oral de comprimidos o excepcionalmente de algún jarabe rico en codeína.

Los síntomas más destacados son la disminución del nivel de conciencia ( que puede llegar hasta el coma ), miosis ( pupilas pequeñas ), ralentecimiento del ritmo cardíaco ( hay riesgo de parada cardíaca ) y respiratorio ( cianosis y fases de apnea ) e hipotensión arterial.

El efecto tóxico cardiopulmonar más grave derivado de la intoxicación aguda por heroína corresponde al edema agudo del pulmón.

Cuando la intoxicación aguda es debida al consumo de codeína, propoxifeno y meperidina, suelen ser frecuentes las arritmias cardíacas y las convulsiones. El uso habitual de otras sustancias psicoactivas podría agravar los síntomas citados.

ACTITUD: La sobredosificación por opiáceos supone una urgencia médica que requiere la atención en medio hospitalario.

Hasta ese momento hay que mantener el ritmo cardiorrespiratorio, realizando un masaje cardíaco y respiración artificial si fuese necesario.

Intentar aportar el mayor número de datos sobre el origen de la intoxicación. Fijarse en la existencia de jeringuillas, cucharillas, tortores, típicos del consumo intravenoso. Recoger toda la información posible de compañeros o familiares.

La Naloxona ( naloxona ) es un antagonista opiáceo que podría aplicarse en una dosis de 0,4 mg. vía intravenosa o subcutánea.

INTOXICACIÓN AGUDA POR BARBITÚRICOS

La intoxicación aguda por barbitúricos fue frecuente en los medios hospitalarios a causa de la popularidad de estas sustancias, el alto numero de productos farmacéuticos que las contenían y el elevado consumo de las mismas. Actualmente la incidencia de este cuadro es escasa ya que hay pocos barbitúricos comercializados y se ha restringido su uso terapéutico.

La intoxicación se produce por vía oral aunque se han dado casos de intoxicación por vía parental. En muchos de estos procesos hay un trasfondo suicida.

Su sintomatología es de una intensidad variable que oscila entre una disminución del nivel de conciencia, con confusión u obnubilación, y un coma profundo que puede acabar en el fallecimiento del intoxicado por parada respiratoria.

En los casos de intoxicación ligera, el cuadro clínico se asemeja a una intoxicación etílica aunque falta el olor característico del etanol.

Entre los signos y síntomas habituales nos encontramos con una bradipnea (enlentecimiento del ritmo respiratorio) y una cianosis (color azulado de la piel), característicos de la depresión respiratoria. Hay también hipotensión arterial, disminución de la temperatura corporal, hiporeflexia (disminución de los reflejos) y miosis (pupilas contraidas) que puede pasar a midriasis (pupilas dilatadas) por depresión respiratoria.

La dosis mortal por la ingesta de barbitúricos podría situarse potencialmente entre los 6 y 10 gr de fenobarbital y entre los 2 y 3 gr de amobarbital, secobarbital y pentobarbital.

Hay que tener presente que el cuadro se agrava con el consumo asociado de alcohol opiáceos y tranquilizantes, también depresores del SNC y potenciadores por ello de los síntomas citados.

ACTITUD: Controlar la función cardiorrespiratoria, aplicando si fuese necesario masaje cardíaco o respiración artificial, ya que de ello puede depender el desenlace de la intoxicación.

Provocar el vómito en caso de que la ingesta se haya efectuado en el plazo de las 2-4 horas anteriores. Nunca se realizará si el afectado está inconsciente por el riesgo de aspiración pulmonar.

Traslado a un centro hospitalario en ambulancia si es posible, e intentando aportar el mayor número de datos sobre la intoxicación (hora de la ingesta, tipo de barbitúricos, numero de pastillas tomadas, otros consumos asociados ....) la compañía de familiares o testigos puede ser útil en este sentido.

CONCLUSIONES

Las conclusiones principales que podemos extraer de este trabajo son:

  • El factor adictivo de las drogas afecta a una gran parte de la población, sin tener en cuenta estatus social, sexo, edad, u otros factores determinantes de la variedad social. Es por este motivo que el tratamiento de este problema requerirá una intervención multidisciplinaria.

  • Los avances en las nuevas tecnologías de radiodiagnóstico han ofrecido nuevas posibilidades en las líneas de investigación en el estudio de las causas y consecuencias de esta adicción. Asimismo permiten una mayor precisión en la localización delas estructuras dañadas debido al abuso de ciertas sustancias. Esto amplia las fronteras en la búsqueda de nuevos tratamientos para controlar su efecto nocivo y adictivo.

Intervención interdisciplinar en drogodependencias:

Cuando hablamos de drogodependencias manejamos a la vez tres conceptos: uno es la sustancia en sí, otro el sujeto, y otro es el ámbito social. Por este motivo si eliminamos la sustancia, no se soluciona el problema, ya que quedan todavía los otros dos factores.

Factor social

Existen distintos ámbitos sociales. Uno de los que constituyen mayor riesgo es el referido al grupo de iguales, otro ámbito importante en este aspecto es el marco familiar, el primer lugar donde se aprenden hábitos, y donde se desarrolla el niño.

Normalmente el inicio en el consumo de drogas se produce durante la adolescencia.

Familia: Puede ser un factor de protección, o de riesgo. En lo relativo a la predisposición genética en el consumo de drogas podemos afirmar cierta tendencia, lo que no implica necesariamente que el hijo de un alcohólico vaya a ser alcohólico también.

Durante la adolescencia se tiene como primer grupo de referencia a los amigos (quedando la familia en segundo plano).

Otro grupo importante a tener en cuenta son los educadores, adultos que ya sea en el ámbito escolar, de actividades de tiempo libre, etcétera tienen mucha importancia y se toman también como punto referencia.

Valores sociales. En cada contexto social, se valora de distinta forma el consumo de determinadas drogas.

Otro aspecto que influyen en el consumo de drogas es la situación legal y la publicidad que estas reciban.

Factor de riesgo: llamamos así a aquellas variables o situaciones relativas a la sustancia o la personalidad, y que en un momento determinado aumentan la vulnerabilidad de la persona ante las drogas.

No existe una relación lineal, tenemos que hablar de probabilidad. Influyen también la presencia de factores de protección de forma que personas sometidas a determinados factores de riesgo no consuman.

Factores de riesgo:

Individuo

La información que manejamos es muy importante, aunque no decisiva, e influye en las decisiones que tomamos. También son muy importantes las creencias (en cuanto a valores) la ideología, y componentes cognitivos del mundo exterior.

Hay situaciones de depresión, estrés y otros estados mentales que pueden desencadenar una drogodependencia.

Un grupo de especial riesgo son aquellos que carecen de recursos personales, y por tanto se dejan llevar por el entorno.

Otro importante factor de riesgo es el nivel de autoestima. La imagen que cada uno tiene de sí mismo puede determinar la convicción de que por probar determinada sustancia se pueda " acabar muy mal".

Un quinto factor determinante es la edad, de tal forma que el factor de protección es proporcional a la edad del sujeto.

Substancia

Las propiedades farmacológicas de cada sustancia determinan que una persona se enganche o no, también influye la vía de administración y su rapidez (cuanto más rápida sea la vía más capacidad tiene para enganchar). Si se tiene una mala experiencia con esa droga es también muy probable que no se vuelva a probar.

Otro factor es el dinero, la droga que se consuma estará en función del poder adquisitivo, así como de la accesibilidad que se tenga a ella.

Existen varias teorías para explicar el proceso de las drogas:

Teorías biológicistas:

  • Genética:

Hipótesis de la automedicación: podría ser que nuestros receptores y neurotransmisores fuesen defectuosos y necesitasen alguna sustancia para funcionar normalmente (metadona).

  • Teorías psicológicas

Habla más de los recursos personales, de la predisposición por tener rasgos de personalidad determinados. No se ha llegado a una conclusión.

  • Teoría sociopolítica:

cada sociedad consume determinadas sustancias, que fluidifican la sociedad.

Sin embargo esta claro que no podemos quedarnos en una única teoría, hay que entrelazar distintos planos, de ahí la actuación interdisciplinar.

Cómo abordar el tratamiento de personas que consumen drogas

Multicausalidad

En el equipo multidisciplinar existen muchos profesionales que van a intervenir en el tratamiento; también existen tratamientos unidisciplinares, en los que un único profesional decide que hay que hacer y cómo se hace.

En 1985 se aprueba el plan nacional sobre drogas. Se empieza a tener en cuenta varios aspectos a parte de los que están relacionados con la profesión médica. Un equipo multidisciplinar no es lo mismo que uno interdisciplinar (en el que las distintas disciplinas que intervienen en el proceso de rehabilitación y prevención están interrelacionadas). No hay una profesión que predomina sobre las otras en el equipo.

Niveles de intervención

Inespecífico incluye atención primaria y centros de especialización (hospitales y ambulatorios). En este nivel se trata de otros tipos de problemas, también tenemos servicios sociales generales y especializados (drogas, y inmigrantes,...). Son pocas las enfermeras que trabajan en equipos interdisciplinares que intervienen en drogas.

Composición del equipo interdisciplinar

  • Psicología;

  • Trabajo Social;

  • Enfermería;

  • Medicina;

  • Terapia Ocupacional;

  • Auxiliares de Enfermería;

  • Administrativos;

  • Educación Social.

Intervención bio-psico-social

Hay que tener en cuenta en ciertos aspectos a la hora de trabajar en equipo:

  • Criterios comunes;

  • Roles definidos, hay que delimitar bien la función de cada profesional

  • Canales de comunicación estables, tiene que haber una figura que facilite la comunicación y la coordinación entre los distintos profesionales del grupo.

  • Profesional de referencia, la familia debe y necesitaba saber a quién puede dirigirse cuando haya cambios o problemas con el tratamiento.

BIBLIOGRAFÍA

www.mir.es/pnd

www.arrakis.es/iea

www.ddnet.es/gid

medicina.umh.es/inid/inid.html

193.146.50.130

www.nida.nih.gov

MEDLINE- PUBMED

Toxicomanías. Un enfoque interdisciplinario

F.Frexia

Ed.Fontanella

Drogodependencias

Lorenzo-Ldero

Leza-Lizasoain

Ed. Panamericana

Atenció hospitalaria del malalt adicte

Joseph Cadafalch

Dep. de Sanitat i Seguretat social. Generalitat de Catalunya

Ed. MCR

Las Toxicomanías. Problemas médicos y psiquiátricos

A. Valbuena Briones

Ed. Salvat

Diagnóstico por la imagen

César Pedrosa

Ed. Mc Graw Hill

Psicoestimulantes: cocaína, anfetaminas y xantinas

Instituto Deusto de drogodependencias