Todos los fuegos el fuego; Julio Cortázar

Literatura hispanoamericana contemporánea siglo XX. Narrativa y novela. Cuentos. Pasión. Atracción

  • Enviado por: Horacio del Campo
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas
publicidad

“Todos los fuegos el fuego"

Personajes: En las dos historias existe un triángulo amoroso. En la historia del gladiador, están: Marco, el cónsul e Irene, su esposa. Por el otro lado están Ronald, Sonia y Jeanne.

A la vez estos personajes principales están acompañados por otros “acompañantes”, en la historia de Roma los acompañantes son: el nubio, Lucas y su esposa y el público. En la otra historia los acompañantes son: el gato negro, las voces de teléfono, las que dictan nombres y la que insiste en averiguar por la estación del norte.

Tiempo y lugar: Los tiempos y los lugares son siempre diferentes. La historia del cónsul y el gladiador transcurre en la un lugar del Imperio Romano. En cambio la historia de Ronald y Jeanne transcurre en el París actual.

Argumento:

El cuento trata de dos historias que ocurren en lugares y tiempos diferentes. La historia principal es la de un gladiador que es llevado a una provincia del imperio romano para luchar contra otro gladiador. El cónsul y su esposa Irene están presentando el espectáculo.

Pero repentinamente la historia se interrumpe y da lugar a otra historia que trata sobre una conversación telefónica entre Ronald Leloir y Jeanne, su ex amante.

Luego sigue la historia del gladiador, que cuenta que tuvo un sueño en que habían peces y columnas en fila.

El cónsul había traído desde lejos un gladiador que al parecer era muy bueno, para tratar de hacer que la gente lo recordarse por esa lucha, además queria que su esposa se divirtiera un rato.

El gladiador cuenta sobre un sueño que había soñada la noche anterior y que no entendía sus significado.

Y vuelve hacia la otra historia; en que Jeanne llama a Ronald y este la ateniende de mala gana para escuchar que Sonia acababa de irse.

El gladiador llamado Marco, empieza a pelear con su oponente y se nota en el algo diferente.

Jeanne le cuenta que Sonia estaba por llegar a la casa de Ronald, aunque este no le cree.

Marco se zafa de la red por segunda vez y resbala. Pero el siente como si una cadena invisible que empieza muy atrás pero sin que él pueda saber dónde.

Jeanne le dice a Ronald que no le importaba si Sonia iba a su casa o no.

Marco es herido en el muslo y su suerte esta echada.

Ronald le dice a la otra que Sonia se había precipitado y que era preferible cortar a seguir hablando.

Marco muere. Y Jeanne se suicida-

Sonia llega a la casa de Ronald y él le reprocha el haberlo echo, y él la atrae y tienen relaciones.

Los cadáveres quedan tendidos en el suelo. Pasa algo en las gradas inferiores y se incendia el coliseo, en donde se quedan atrapados el cónsul y su mujer.

Al mismo tiempo se incendia la casa de Ronald.

Recursos técnicos:

Este cuento resulta un típico ejemplo de la narrativa cortasiana. A este cuento se lo podría dividirlo en dos, en estas dos partes divididas, se producen simetrías y correspondencias, aunque lo raro de este texto (raro de Cortazar), es que no haya un personaje que salte de una historia a otra. El relato esta armado en forma alternativa, como si fueran “tandas”, sin que haya un motivo de enlace.

Un hecho muy importante es que cuando se producen los pasajes de una historia a otra se produce para hacer realidad el deseo reprimido de la primera historia, en la otra historia, por ejemplo: la imposibilidad de tener una relación amorosa entre Marco e Irene, se realiza paralelamente en una relación entre Ronald y Sonia.

El discurso va pasando de una a otra unos “mecanismos” tales que a medida que los relatos avanzan, van produciendo cada vez una mayor unión ente las dos historias.

El primer cambio de historia de Roma a París, se produce de una forma abrupta: la ovación del público al contrincante de Marco, se corta con el repentino “hola” de Ronald, que creo yo hablaba con su ex novia e inicia una conversación telefónica con ella. En este pasaje, pasa de lo publico a lo privado y nos podemos dar cuenta de cómo que Cortazar juega siempre con fuertes contrastes. Luego la historia de Ronald, este dice que: “elige un cigarrillo como continuación ineludible”. En esta frase parece que Cortazar se refiere a la continuación de la historia.

Un contraste muy importante es la escena erótica que tienen Sonia y Ronald, mientras que en la otra historia

Otro tipo de pasaje es cuando el autor hace confundir al lector, lo confunde mezclando las historias, no las mezcla, sino que cambia de historia sin aviso y uno piensa que estaba leyendo la otra historia. Como por ejemplo: cuando esta en la historia que transcurre en París, de repente dice: “su obligación es...”, cuando uno lee esto piensa que se refiere a Ronald, sin embargo se esta refiriendo a Marco. Retardo.

En este cuento también aparecen otro paralelismos mas fáciles de encontrar, como por ejemplo cuando Ronald se echa para atrás, parece ser que es lo que le da tiempo a Marco de echarse para atrás.

Y por ultimo tanto en Roma como en París, dos de los protagonistas muere; en la historia de París, mueren Ronald y Sonia, en el circo mueren el cónsul e Irene. Pero antes de que estos protagonistas mueran, mueren los dos restantes protagonistas, Jeanne que se quita la vida y Marco que muere en el circo.

Tema: Como en todos los cuentos de Cortazar, un lector puede interpretar, en distintas etapas de su vida, diferentes ideas o reflexiones sobre un cuento. En este cuento al principio pense en el tema de “pasión y no pasión”.

Este tema lo elegí por las diferencias que se creaban entre las diferentes actitudes de los personajes de la historia. Por ejemplo: cuando un personaje tiene un deseo de algo, siempre en la otra escena ese deseo se ve realizado, pero con una disposición distinta. Por ejemplo nos damos cuenta de la atracción que había entre Irene y Marco, pero esa atracción nunca se convierte en un hecho concreto, y por lo tanto en otra la historia parisina Ronald tiene relaciones con Sonia, pero unas relaciones sin pasión, sin amor, al contrario de la otra historia.

El otro tema que elegí (fue en otra de mis tantas leídas y reflexiones, fue el “el determinismo histórico”, que Cortazar trata de expresar. Porque si en Roma, unos años antes de Cristo sucede lo mismo en París de este siglo, es porque la historia se reduce a unas cíclicas repeticiones “todo es cadena, trampa”

1