TLC (Tratado de Libre Comercio) en Chile

Economía chilena. Política internacional. Acuerdos económicos. Exportaciones chilenas con Estados Unidos. Ventajas. Inconvenientes

  • Enviado por: Tomás Chávarri
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

Tesis: “El TLC con EE.UU no generará grandes beneficios a la población chilena”

Introducción

Después de una extensa y ardua negociación, exactamente 12 años, Chile firmó el pasado 6 de Junio el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos, en una breve ceremonia realizada en Miami. Las autoridades esperan que el tratado entre en vigencia el 2004.

Nuestro Gobierno ha tenido que hacer varios gestos hacia los norteamericanos, como el traslado de Juan Gabriel Váldes como embajador de la ONU y el tema de condena a Cuba en Ginebra. Un hecho que le costo tiempo a Chile fue estar en contra de la guerra contra Iraq, demorando el tratado.

Los promotores de este tratado piensan que: “ Debido que Estados Unidos es el principal socio comercial y el más importante inversionista en Chile, el TLC permitirá un aumento significativo de las exportaciones, la posibilidad de acceder a productos más baratos y aumentar la generación de empleo. Ello, porque -se estima- que los mayores beneficiarios del TLC serán las industrias manufactureras, que son las que generan más trabajo e incorporan mayor tecnología en sus productos. Asimismo, se dicen que habrían sido definidos procesos transparentes para resolver controversias comerciales. Todo ello fortalecería además la estabilidad económica y mejoraría la clasificación de riesgo de Chile, un asunto de suma importancia para atraer nuevas inversiones”.

Elegí este tema porque siempre uno ve en la televisión muchas cosas sobre los tratados, mostrando solamente las cosas buenas y no lo malo que nos perjudicaría. Yo hablaré de ello, que según mi visión es muy perjudicial y desfavorable para el país, donde lo malo supera a las cosas buenas. Nos vemos sujetos a la estrategia política de los norteamericanos, solo para quedar como una nación sólida, abierta al mundo y comprometida con el sistema de mercado. El tratado en sí mira más hacia las transnacionales y no tanto a la población donde ahí debería estar mayormente enfocado.

Desarrollo del Tema

  • El paso del TLCAN en México:

  • En México después de ocho años de firmar el tratado ha tenido una pobreza increíble. Si de cada cien mexicanos, setenta y cinco son pobres, ha bajado considerablemente los salarios y se han perdido miles de trabajos en el sector privado. Ha aumentado mucho el trabajo infantil en muy malas condiciones insanas y de mucha desprotección.

    Se han creado varios nuevos puestos de trabajo pero la mitad de ellos son informales donde brilla la ausencia de contratos de trabajo, derecho de vacaciones, acceso a la jubilación y de asociación sindical. Además reciben menos de lo que recibían a comienzos de los noventa, debido a la caída de los salarios mínimos.

    México se ha convertido en importador neto de varios productos agropecuarios, en donde antes ellos los exportaban o se autoabastecían. Esto quiere decir, que este país se ha transformado en un dependiente de la potencia, en que en momentos anteriores ni la necesitaba. Como resultado total desde que se firmo el tratado, se han dejado de cultivar millones de hectáreas y otros tantos millones de campesinos han debido emigrar cruzando la frontera, por el desempleo, los miserables salarios y las pésimas condiciones de trabajo.

    Todos estos problemas le arrojan un gran déficit neto como país, reduciendo de inmediato su tasa de crecimiento. Otro dato desalentador es que en el 2002, alrededor del 50% de los mexicanos (50 millones) se encuentran bajo la pobreza, y de ellos casi 20 millones sobreviven a la indigencia.

  • El impacto en el comercio de productos:

  • Estados Unidos impone reglas al TLC y Chile solo mira, escucha y cumple estas demandas, que la mayoría no favorecen a Chile.

    El país norteamericano mantendrá contra las exportaciones chilenas toda clase de leyes proteccionistas (Antidumping, leyes de subsidios a la agricultura, marketing orders, etc.), que discriminan los productos por tamaño, color o calibre y sus duras reglas sanitarias. Todo esto es un pretexto para reducir las exportaciones nacionales sin que amenacen con desplazar a los competidores estadounidenses. La mayoría de su producción estaría libre de impuestos a partir del cuarto año en vigencia del tratado. Por esta acción los agricultores chilenos perderán un valioso instrumento de defensa ante la competencia desleal la “banda de precios” y por ello el poder comprador estatal para sus productos.

    En EE.UU los cultivadores reciben subsidios anuales del estado (55.000 millones de dólares en total) para mejorar su producción y competir en mercados exteriores. Para los nuestros les resulta imposible competir contra ellos. También estarían muy perjudicados los sembradores de remolacha desde Rancagua hasta Pto. Montt, quienes se verán desfavorecidos con la entrada libre del azúcar y endulzantes desde el país del norte.

    Cabe destacar que el 85% de los propietarios agrícolas tienen un tamaño inferior a las 50 hectáreas en sus terrenos, muchos de ellos carecen de dineros o accesos a créditos bancarios y a la tecnología para modernizarse por lo cual abandonarían sus tierras y quedarían sin trabajo, aquí es donde se refleja la mayor perdida por el TLC junto con las Pymes (pequeñas y medianas empresas). Un dato importante y desalentador es que el gerente de la sociedad nacional de la agricultura comparando los pro y los contras del tratado, le puso una nota regular: un 4. Si alguien como el que trabaja todos los días con esto y da un dato tan decepcionante, que les espera a las personas que cultivan y siembran en nuestro país, solo desempleo y perdidas.

  • Servicios, Tecnologías y Capitales:

  • En el comercio de servicios, EE.UU tiene una gran superioridad mundial y un gran superávit (exceso de los ingresos sobre los gastos) en nuestro país. Las firmas norteamericanas tendrían varios beneficios como: podrán utilizar el comercio electrónico, libre de impuestos (IVA u otros); darán facilidades a los servicios bancarios, telecomunicaciones, transporte de encomiendas, turismo, publicidad, asesorías, servicios profesionales y el comercio mayorista; y amplia libertad para ingresar el uso de semillas y otros productos transgénicos.

    Todos estos beneficios entregados, no son muy alentadores para nuestro futuro, ya que la mayoría de los países no abren estos mercados, para que lo ocupe la producción nacional y así no tener gastos.

    Los funcionarios norteamericanos están felices en su fuerte que es la tecnología, por que los chilenos tienen escasas posibilidades de competir en el mercado norteamericano y ellos ganar mucho más.

    Otro tema son los derechos de patentes, el hecho de reforzarla, ayuda al aumento de numerosos medicamentos de “marca” y la desaparición del mercado de sustitutos más baratos, hacen que cierren los laboratorios que elabora los sustitutos, y por ende, desempleo y mayores costos en salud para la población, cobre todos los más pobres y la tercera edad.

    El TLC permite a Chile un mecanismo de ajuste solo en condiciones extraordinarias (“cláusula de desastre”), siempre que no impide seriamente la salida de capitales, si ocurriera, los inversionistas norteamericanos podrían exigir grandes indemnizaciones. Para ello se creo en el tratado la materia de “solución de controversias”, en que se formaría un panel internacional, compuesto por tres partes, una por cada lado y otra designada por el acuerdo. La experiencia internacional refleja que la mayoría de los casos, estos paneles favorecen al país mas fuerte, el cual tiene todos los recursos para obtener fallos a su favor.

  • Las cuatro explotaciones del método estadounidense, “globalización capitalista”:

  • Se encuentra una idea engañosa promovida por los beneficiarios de este proceso, ya que tienen los implementos para dar a conocer sus ideas, noticias, productos, etc, donde los países inferiores disfrutan de ello, instalados por los norteamericanos en este caso. Pero, para que se mantenga esto los beneficiarios necesitan nuevos participantes para mantener esta política económica. Para ello, promueven la instalación en todas partes el libre mercado, libre comercio, etc. En que quieren envolver a todos en un concepto de “mundo libre y democrático” para generar el bienestar universal y por ello es importante que la mayoría se una a un mercado global.

    Los promotores de este modelo, solo quieren seguir aumentando su parte en la mala distribución del mundo de los frutos o productos que son generados por la actividad del hombre en todo el mundo.

    La gran parte de las relaciones de intercambio se generan con mucha desigualdad entre las partes, ya que una de ellas siempre gana, porque tiene todos los recursos para imponer sus propias condiciones, y el que pierde es una condena a muerte. Franz Hinkelammert, un distinguido cientista social europeo, dice lo siguiente respecto a esto: “ no se puede tener la competitividad como criterio central del desarrollo económico. La competitividad hace que siempre haya alguien que gane y alguien que pierda. Para quien pierde eso equivale a una condena a muerte. El mercado decide por la pena capital. La competencia es una especie de guerra, con todas las consecuencias de una guerra caliente. Un desarrollo generalizado sólo es posible interviniendo en los mercados, de manera que quien pierde la competencia no sea condenado a muerte”.

    Otro factor que también ayuda a este proceso son los avances tecnológicos, que han facilitado el desfrangmentación gradual de las culturas y autonomías nacionales, la que se reconoce por la implementación de modos de consumo y producción, cuyo propósito es de obtener la mayor cantidad de ganancia por parte del proveedor.

    “Esta desigualdad transaccional proviene de un reparto extraordinariamente inequitativo de los beneficios resultantes de la actividad humana”, dice Jacobo Schatan.

    Las cuatro explotaciones son:

    a) Explotación laboral y distribución del ingreso.

    Es la clásica explotación a los trabajadores por distintas modalidades como: formal asalariado, informal, temporal, a trato, etc. Y se ve claramente en la baja ostensible de los salarios que le pagan a la gran cantidad de trabajadores comparado con lo que ganan los dueños y gerentes. La modernización, el crecimiento económico y la globalización, han parado de modo desproporcionado de la minoría beneficiada, por lo tanto los ingresos (salarios) de la apertura de mercados y el desarrollo de nuevas actividades no llegan en forma equilibrada a todos los trabajadores. Una encuesta hecha por el CASEN hace algunos años, indicaba que algunas personas en nuestro país, tenían que esperar 30 años para pasar de la condición de miserables a pobres, muchos de ellos son jefes del hogar y están desempleados, son explotados dejándolos a un lado ya que sus ingresos son muy escasos. Y también hay por encima de ellos varios millones que superan la línea de la pobreza pero no alcanzan a satisfacer los requerimientos de una vida “normal”.

    b) La explotación de los consumidores.

    Los consumidores son explotados por las grandes cantidades de ingreso de las empresas distribuidoras y de los vendedores al detalle por cobrar los interese por las ventas, un ejemplo sería las típicas ofertas de los supermercados donde un producto baja demasiado su precio y uno se pregunta a sí mismo: “¿Cuánto valdrá de verdad este producto?”. Un factor de ello, es la gran cantidad de cosas inútiles que la propaganda incita a comprar. Se puede apreciar que por estas razones han llegado pésimo hábitos de consumo, por ejemplo, las comidas chatarras, ricas en grasas y azucares, y que nos podrían provocar enfermedades y los videojuegos, que pueden bajar el rendimiento intelectual y la creatividad si se abusan de ellos.

    Como dije la propaganda comercial va imponiendo varios modelos de consumo que incita a la población a comprar diversos productos o fomentar ciertos gustos (por la comida, ropa, etc.), que le pertenecen a otras naciones en especial la norteamericana, que lo único que hacen es aumentar las ventas y ganancias de sus empresas. Más encima estos productos solo son para los consumidores que tienen los recursos suficientes para comprarlos, pero para los de menores ingresos nada.

    c) Goliat derrota a David.

    Es la explotación típica de las empresas de producción contra los proveedores, al comprarles su producción en muy bajos precios, en que el comprador impone todas las condiciones y reglas de la transacción, y los proveedores no hacen nada ya que son de menor tamaño y poder que las empresas. Aquí los más poderosos abusan de los más débiles (Goliat derrota a David). En este caso no serían muchos los microempresarios que logran alcanzar una buena estabilidad económica porque las empresas grandes siempre ganan.

    Viviane Forrester habla del drama humano que se vive en Francia, en su libro “El Horror Económico”, dice: “Se deja decaer y morir a la gente; se atribuye la responsabilidad a los que caen, a las multitudes discretas de desempleados que supuestamente deberían tener trabajo o esforzarse para conseguirlo, a los que se ordena buscarlo aun cuando es de conocimiento público que la fuente se ha agotado... Ser arrojado a la calle por no poder seguir pagando un alquiler debido a que no se tiene más trabajo, es un castigo propio de la locura, de la perversidad deliberada...”. Sí Francia que tiene una mayor estabilidad y protección, que opinaría ella sobre Chile, sería peor. Que pasa con los trabajadores que no tienen un ingreso normal para poder vivir, por culpa de estos empresarios que les pagan muy poco a los proveedores, Viviane Forrester también fundamenta este mal, "el trabajador que pierde su trabajo, imperiosamente debe recuperarlo lo más pronto posible. Los subsidios de desempleo sólo representan una parte mínima de su salario original. Y únicamente se otorgan durante seis meses, cuando mucho. No cubren ninguna ayuda social (para vivienda o educación). En pocas palabras, [el sin empleo] se encuentra desnudo y condenado a vivir con sus propios recursos". [Pero, ¿cuáles?]. "En consecuencia, debe encontrar y aceptar cualquier empleo, aunque no corresponda a lo que busca". Y lo más grave del asunto es que, "para los trabajadores no calificados, frecuentemente es muy difícil encontrar empleo, aunque sea mal pagado".

    d) Contaminación y destrucción de los recursos naturales.

    Todo el crecimiento económico esta basado en la gran explotación de los recursos naturales, en especial de los países no desarrollados y estos van hacia los desarrollados. Lo extraño es que se supone que la población chilena debería crecer a través de sus recursos o tener una buena ganancia de ellos y no es así porque se lo llevan una minoría nacional y los extranjeros, y además vamos perdiendo nuestro recurso natural, irrecuperable, porque la mayoría no son renovables. Unos ejemplos serían los problemas del sector pesquero y agrícola donde en el primero tenemos una sobreexplotación de los recursos marinos, y en la segunda están ocurriendo muchos procesos de erosión y desertificación de los terrenos.

    Conclusión:

    Nosotros los chilenos estamos sometidos por las “superpotencias”, con tantos factores desfavorables del tratado aún estaremos más sometidos a ellos y a sus conveniencias, en que a nosotros nos quedaría solo un poco de ganancias, y además no tenemos ningún control sobre ello seremos cada vez un país más inseguro por depender tanto de ellos.

    Detrás del TLC existe un proyecto extraño a nuestra identidad donde se masificaría el estilo de vida norteamericano: el individualismo, la competitividad y el consumo, frente a los nuestros valores de nuestra cultura. Ya no es solo un factor económico que nos afectará sino también cultural, porque llegaran productos como la música, libros, modas, etc. de Estados Unidos, que pueden afectar nuestros valores, los chilenos se acostumbran a ellos cambiando así nuestro vivir y pensar que teníamos antes del tratado.

    En todo caso no se trata de ir en contra de la globalización y los TLC, sin embargo, “es necesario poner más atención en las negociaciones, para lograr igualdad de condiciones y no favorecer a un sector en desmedro de otro”.

    “La finalidad de la economía no es la máxima ganancia sino el bienestar de la mayoría. La urgencia actual es deducir el abismo ente ricos y pobres y ningún tratado de libre comercio lo ha logrado”. Dice la fundación ATTAC (Asociación por una Tasa a las Transacciones especulativas y la Acción Ciudadana).

    Desde la visón estadounidense, este acuerdo no tiene mayor significación económica, dada la poca importancia que tiene nuestra economía para la gran potencia. En realidad su interés es mejorar el rol de Chile como aliado absoluto de su política exterior. Se dijo en el diario, The Washington Post (12/12/2002). En términos de impacto en la economía estadounidense, el TLC con Chile es "poco importante", pero que su relevancia radica en la estrategia del Gobierno del Presidente George W. Bush para promover su agenda comercial en la región y, ésta se basa en firmar convenios bilaterales en la idea de que "los países estarán más dispuestos a sumarse a acuerdos más amplios, si sus naciones rivales firman acuerdos de libre comercio con Washington, porque tendrá miedo de perder acceso al lucrativo mercado estadounidense", indica el Representante Comercial de Estados Unidos, Robert Zoellick.

    Este TLC consolida a Chile como una nación abierta al mundo e integrada al sistema de mercado mundial, pero cabe destacar que su contenido obliga a las partes a respetar los principios económicos, independiente de los gobiernos que estén en ese momento, transformándose esto en factor de estabilidad y protección a los principios que mantienen el desarrollo. Sino se cumple esto fomentaría gradualmente la destrucción de los países pequeños, mientras que los desarrollados siguen aumentando sus ganancias sin importar el gran perjuicio que le ocurran a ellos.

    Bibliografía:

    • TLC: Chile cayó en la trampa de Estados Unidos, Texto del economista José Cademartori. Este artículo forma parte de su próximo libro “La Globalización cuestionada”.

    • Libro: Otro mundo es posible (CASI) Todo Sobre ATTAC, editorial Le Monde Diplomatique.

    • Diez preguntas sobre el ALCA, www.attac.cl

    • “Comentarios Críticos sobre el TLC Chile - Estados Unidos”, por Consuelo Silva, Edición ACJR (Alianza Chilena por un Comercio Justo, Ético y Responsable)

    • Las Cuatro explotaciones de la globalización capitalista, por Jacobo Schatan W.

    Instituto O'Higgins

    Hermanos Maristas

    Rancagua

    Tesis:

    “El Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos no generará reales beneficios a la población chilena.”

    Tomás Chávarri

    3ºD biólogo

    Resumen:

    Tesis: “El Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos no generará un grandes beneficios a la población chilena”

    Después de una extensa y ardua negociación, exactamente 12 años, Chile firmó el pasado 6 de Junio el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos. Las autoridades esperan que el tratado entre en vigencia el 2004. Se han hecho varios gestos para que el tratado resulte, como trasladar a Juan Váldes como embajador de la ONU y el tema de condena a Cuba. Si pensamos un poco, nos vemos sujetos a la estrategia política de los norteamericanos, solo para quedar como una nación sólida, abierta al mundo y comprometida con el sistema de mercado. El tratado en sí mira más hacia las transnacionales y no tanto a la población donde ahí debería estar mayormente enfocado.

    En México después de ocho años de firmar el tratado ha tenido una pobreza increíble, han bajado los salarios, existe mucho trabajo infantil, desprotección y en gran parte no existen contratos de trabajos formales. Este país se ha convertido en un importador neto de varios productos donde antes los exportaban o se autoabastecían. Esto quiere decir que, que este país se ha transformado en un dependiente de la potencia, en que en momentos anteriores ni la necesitaba.

    E.E.U.U. impone toda clase de reglas y Chile solo las cumple. Los norteamericanos mantendrán toda clase de leyes proteccionistas contra las exportaciones chilenas. Todo esto es un pretexto para reducir las exportaciones nacionales sin que amenacen con desplazar a los competidores estadounidenses. También tienen un gran superávit (exceso de los ingresos sobre los gastos) en nuestro país. Las firmas norteamericanas tendrían varios beneficios como: podrán utilizar el comercio electrónico, libre de impuestos (IVA u otros), estos y otros, no son muy alentadores para nuestro futuro, ya que la mayoría de los países no abren estos mercados, para que lo ocupe la producción nacional y así no tener gastos.

    Los promotores del método estadounidense (globalización capitalista), solo quieren seguir aumentado sus ganancias sin pensar en quien perjudican. La gran parte de las relaciones de intercambio se generan con mucha desigualdad entre las partes, ya que una de ellas siempre gana, porque tiene todos los recursos para imponer sus propias condiciones, y el que pierde es una condena a muerte.

    Las explotaciones más importantes son:

    Explotación laboral y distribución del ingreso: Se ve claramente en la baja ostensible de los salarios que le pagan a la gran cantidad de trabajadores comparado con lo que ganan los dueños y gerentes. La modernización, el crecimiento económico y la globalización, han parado de modo desproporcionado de la minoría beneficiada, por lo tanto los ingresos (salarios) de la apertura de mercados y el desarrollo de nuevas actividades no llegan en forma equilibrada a todos los trabajadores.

    La explotación de los consumidores: Las cantidades de ingreso de las empresas distribuidoras y de los vendedores al detalle por cobrar los interese por las ventas. Un factor de ello, es la gran cantidad de cosas inútiles que la propaganda incita a comprar, pues han llegado pésimos hábitos de consumo como la comida chatarra y los videojuegos, que lo único que hacen es aumentar las ganancias de las empresas.

    Goliat derrota a David: Las empresas de producción contra los proveedores, al comprarles su producción en muy bajos precios, en que el comprador impone todas las condiciones y reglas de la transacción, y los proveedores no hacen nada ya que son de menor tamaño y poder que las empresas.

    Nosotros los chilenos estamos sometidos por las “superpotencias”, con tantos factores desfavorables del tratado aún estaremos más sometidos a ellos y a sus conveniencias, en que a nosotros nos quedaría solo un poco de ganancias, y además no tenemos ningún control sobre ello seremos cada vez un país más inseguro por depender tanto de ellos. Este TLC consolida a Chile como una nación abierta al mundo e integrada al sistema de mercado mundial, pero cabe destacar que su contenido obliga a las partes a respetar los principios económicos, independiente de los gobiernos que estén en ese momento, transformándose esto en factor de estabilidad y protección a los principios que mantienen el desarrollo. Sino se cumple esto fomentaría gradualmente la destrucción de los países pequeños, mientras que los desarrollados siguen aumentando sus ganancias sin importar el gran perjuicio que le ocurran a ellos.

    Resumen:

    Tesis: “El Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos no generará un grandes beneficios a la población chilena”

    Después de una extensa y ardua negociación, exactamente 12 años, Chile firmó el pasado 6 de Junio el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos. Las autoridades esperan que el tratado entre en vigencia el 2004. Se han hecho varios gestos para que el tratado resulte, como trasladar a Juan Váldes como embajador de la ONU y el tema de condena a Cuba. Si pensamos un poco, nos vemos sujetos a la estrategia política de los norteamericanos, solo para quedar como una nación sólida, abierta al mundo y comprometida con el sistema de mercado. El tratado en sí mira más hacia las transnacionales y no tanto a la población donde ahí debería estar mayormente enfocado.

    En México después de ocho años de firmar el tratado ha tenido una pobreza increíble, han bajado los salarios, existe mucho trabajo infantil, desprotección y en gran parte no existen contratos de trabajos formales. Este país se ha convertido en un importador neto de varios productos donde antes los exportaban o se autoabastecían. Esto quiere decir que, que este país se ha transformado en un dependiente de la potencia, en que en momentos anteriores ni la necesitaba.

    E.E.U.U. impone toda clase de reglas y Chile solo las cumple. Los norteamericanos mantendrán toda clase de leyes proteccionistas contra las exportaciones chilenas. Todo esto es un pretexto para reducir las exportaciones nacionales sin que amenacen con desplazar a los competidores estadounidenses. También tienen un gran superávit (exceso de los ingresos sobre los gastos) en nuestro país. Las firmas norteamericanas tendrían varios beneficios como: podrán utilizar el comercio electrónico, libre de impuestos (IVA u otros), estos y otros, no son muy alentadores para nuestro futuro, ya que la mayoría de los países no abren estos mercados, para que lo ocupe la producción nacional y así no tener gastos.

    Los promotores del método estadounidense (globalización capitalista), solo quieren seguir aumentado sus ganancias sin pensar en quien perjudican. La gran parte de las relaciones de intercambio se generan con mucha desigualdad entre las partes, ya que una de ellas siempre gana, porque tiene todos los recursos para imponer sus propias condiciones, y el que pierde es una condena a muerte.

    Las explotaciones más importantes son:

    Explotación laboral y distribución del ingreso: Se ve claramente en la baja ostensible de los salarios que le pagan a la gran cantidad de trabajadores comparado con lo que ganan los dueños y gerentes. La modernización, el crecimiento económico y la globalización, han parado de modo desproporcionado de la minoría beneficiada, por lo tanto los ingresos (salarios) de la apertura de mercados y el desarrollo de nuevas actividades no llegan en forma equilibrada a todos los trabajadores.

    La explotación de los consumidores: Las cantidades de ingreso de las empresas distribuidoras y de los vendedores al detalle por cobrar los interese por las ventas. Un factor de ello, es la gran cantidad de cosas inútiles que la propaganda incita a comprar, pues han llegado pésimos hábitos de consumo como la comida chatarra y los videojuegos, que lo único que hacen es aumentar las ganancias de las empresas.

    Goliat derrota a David: Las empresas de producción contra los proveedores, al comprarles su producción en muy bajos precios, en que el comprador impone todas las condiciones y reglas de la transacción, y los proveedores no hacen nada ya que son de menor tamaño y poder que las empresas.

    Nosotros los chilenos estamos sometidos por las “superpotencias”, con tantos factores desfavorables del tratado aún estaremos más sometidos a ellos y a sus conveniencias, en que a nosotros nos quedaría solo un poco de ganancias, y además no tenemos ningún control sobre ello seremos cada vez un país más inseguro por depender tanto de ellos. Este TLC consolida a Chile como una nación abierta al mundo e integrada al sistema de mercado mundial, pero cabe destacar que su contenido obliga a las partes a respetar los principios económicos, independiente de los gobiernos que estén en ese momento, transformándose esto en factor de estabilidad y protección a los principios que mantienen el desarrollo. Sino se cumple esto fomentaría gradualmente la destrucción de los países pequeños, mientras que los desarrollados siguen aumentando sus ganancias sin importar el gran perjuicio que le ocurran a ellos.

    Resumen:

    Tesis: “El Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos no generará un grandes beneficios a la población chilena”

    Después de una extensa y ardua negociación, exactamente 12 años, Chile firmó el pasado 6 de Junio el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos. Las autoridades esperan que el tratado entre en vigencia el 2004. Se han hecho varios gestos para que el tratado resulte, como trasladar a Juan Váldes como embajador de la ONU y el tema de condena a Cuba. Si pensamos un poco, nos vemos sujetos a la estrategia política de los norteamericanos, solo para quedar como una nación sólida, abierta al mundo y comprometida con el sistema de mercado. El tratado en sí mira más hacia las transnacionales y no tanto a la población donde ahí debería estar mayormente enfocado.

    En México después de ocho años de firmar el tratado ha tenido una pobreza increíble, han bajado los salarios, existe mucho trabajo infantil, desprotección y en gran parte no existen contratos de trabajos formales. Este país se ha convertido en un importador neto de varios productos donde antes los exportaban o se autoabastecían. Esto quiere decir que, que este país se ha transformado en un dependiente de la potencia, en que en momentos anteriores ni la necesitaba.

    E.E.U.U. impone toda clase de reglas y Chile solo las cumple. Los norteamericanos mantendrán toda clase de leyes proteccionistas contra las exportaciones chilenas. Todo esto es un pretexto para reducir las exportaciones nacionales sin que amenacen con desplazar a los competidores estadounidenses. También tienen un gran superávit (exceso de los ingresos sobre los gastos) en nuestro país. Las firmas norteamericanas tendrían varios beneficios como: podrán utilizar el comercio electrónico, libre de impuestos (IVA u otros), estos y otros, no son muy alentadores para nuestro futuro, ya que la mayoría de los países no abren estos mercados, para que lo ocupe la producción nacional y así no tener gastos.

    Los promotores del método estadounidense (globalización capitalista), solo quieren seguir aumentado sus ganancias sin pensar en quien perjudican. La gran parte de las relaciones de intercambio se generan con mucha desigualdad entre las partes, ya que una de ellas siempre gana, porque tiene todos los recursos para imponer sus propias condiciones, y el que pierde es una condena a muerte.

    Las explotaciones más importantes son:

    Explotación laboral y distribución del ingreso: Se ve claramente en la baja ostensible de los salarios que le pagan a la gran cantidad de trabajadores comparado con lo que ganan los dueños y gerentes. La modernización, el crecimiento económico y la globalización, han parado de modo desproporcionado de la minoría beneficiada, por lo tanto los ingresos (salarios) de la apertura de mercados y el desarrollo de nuevas actividades no llegan en forma equilibrada a todos los trabajadores.

    La explotación de los consumidores: Las cantidades de ingreso de las empresas distribuidoras y de los vendedores al detalle por cobrar los interese por las ventas. Un factor de ello, es la gran cantidad de cosas inútiles que la propaganda incita a comprar, pues han llegado pésimos hábitos de consumo como la comida chatarra y los videojuegos, que lo único que hacen es aumentar las ganancias de las empresas.

    Goliat derrota a David: Las empresas de producción contra los proveedores, al comprarles su producción en muy bajos precios, en que el comprador impone todas las condiciones y reglas de la transacción, y los proveedores no hacen nada ya que son de menor tamaño y poder que las empresas.

    Nosotros los chilenos estamos sometidos por las “superpotencias”, con tantos factores desfavorables del tratado aún estaremos más sometidos a ellos y a sus conveniencias, en que a nosotros nos quedaría solo un poco de ganancias, y además no tenemos ningún control sobre ello seremos cada vez un país más inseguro por depender tanto de ellos. Este TLC consolida a Chile como una nación abierta al mundo e integrada al sistema de mercado mundial, pero cabe destacar que su contenido obliga a las partes a respetar los principios económicos, independiente de los gobiernos que estén en ese momento, transformándose esto en factor de estabilidad y protección a los principios que mantienen el desarrollo. Sino se cumple esto fomentaría gradualmente la destrucción de los países pequeños, mientras que los desarrollados siguen aumentando sus ganancias sin importar el gran perjuicio que le ocurran a ellos.

    Silva, Consuelo. “Comentarios críticos al TLC Chile - Estados Unidos”. Edición ACJR (Alianza Chilena por un Comercio Justo, Ético y Responsable), 2003, 25 Págs. Pág. 4.

    www.attac.cl, 10 preguntas sobre el ALCA, pregunta 5.

    Cademartori, José. TLC: Chile cayó en la trampa de EEUU. Editorial www.attac.cl.

    Cademartori, José. TLC: Chile cayó en la trampa de EEUU. Editorial www.attac.cl.

    www.attac.cl, Jacobo Schatan W, Las cuatro explotaciones de la globalización capitalista, Noviembre 2001

    www.attac.cl, Jacobo Schatan W, Las cuatro explotaciones de la globalización capitalista, Noviembre 2001

    Forrester, Viviane. El Horror Económico, París, Francia, 1996, 158 páginas.(Extracto de las cuatro explotaciones de la globalización capitalista, por Jacobo Schatan W.)

    Forrester, Viviane. El Horror Económico, París, Francia, 1996, 158 páginas, página 134.

    CAS (Consorcio de Sociedades Agrícolas). Diario El Mercurio, Economía y Negocios, Lunes, Octubre 2003

    ATTAC (Asociación por una Tasa a las Transacciones especulativas y la Acción Ciudadana). Otro mundo es posible, (casi) todo sobre ATTAC, editorial Le Monde Diplomatique, Chile, 60 págs. Pág. 31.

    Silva, Consuelo. “Comentarios críticos al TLC Chile - Estados Unidos”, Edición ACJR (Alianza Chilena por un Comercio Justo, Etico y Responsable), Chile, 2003, 25 Págs. Pág. 5.