TLC (Tratado de Libre Comercio) de la UE (Unión Europea)

América latina. Modelo organizativo. CEE (Comunidad Económica Europea). Relación económica. Chile. Acuerdos de asociación. Exportaciones. Inversiones. MERCOSUR (Mercado Común del Sur)

  • Enviado por: Dirapc
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 19 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso básico de Mercados sobre Análisis Técnico y Gestión Monetaria
Curso básico de Mercados sobre Análisis Técnico y Gestión Monetaria
En este curso aprenderás los conceptos básicos sobre análisis técnico, gestión monetaria y con qué actitud debes...
Ver más información

Fundamentos de Economía
Fundamentos de Economía
Fundamentos de Economía es un curso que te permitirá comprender los conceptos básicos relacionados...
Ver más información


INDICE DE CONTENIDOS

  • Introducción

  • Europa

  • La Unión Europea

  • La Unión Europea y su Relación con América Latina

  • La Unión Europea y Chile

  • Conclusiones Generales

  • Bibliografía

INTRODUCCIÓN

La Unión Europea surge a mediados de los años 50, su conformación original no comprendía la cantidad de países miembros, que hoy en día componen la Comunidad. Su origen se vincula a las consecuencias de la segunda guerra mundial, económicas y sociales, que dejó en la mente de generaciones la marca de la guerra y de la destrucción.

En un principio los planteamientos económicos tendían a transformar ésta destruida Europa en una Europa nueva, que brindara, armonía, y satisfaciera las necesidades de los países, pero el tiempo transcurre y los planteamientos se han ido complejizando, el poder de la Unión Europea ha ido creciendo, saliendo de sus fronteras y llegando a influenciar fuertemente en Latinoamérica y por supuesto a Chile. En el presente trabajo realizare una descripción de la relación comercial que se gesta entre Chile y la Unión Europea y sus consecuencias económicas para el país.

EUROPA

El continente europeo, pequeño y de forma irregular posee una extensión que abarca los 9.750.000 kilómetros cuadrados, comprende 44 Estados, incluyendo Turquía y la Federación Rusa, aunque la mayor parte de estos se encuentra en Asia. El punto más septentrional, lo encontramos en la Isla Rudol`fa Federación Rusa, 81º 47` N, así como el punto más meridional se encuentra en Gávdos, Grecia 34º 51`N, en tanto que el punto más occidental lo localizamos en Bjargtangar, Islandia, 24º33`O y por último, el punto más oriental se encuentra en el Cabo Flissingskiy, en Nueva Zembla, Federación Rusa, 69º 03` Este.

Con respecto a la población de Europa, podemos decir, que se encuentra densamente poblada, sumando una población total de 727.000.000 apróx, siendo Rusia el país con mayor población de Europa, con 144.000.000 hab. seguido por Alemania con 82.000.00 hab. y Reino Unido con 60.000.000 de hab.

El clima heterogéneo del continente pasando de semiárido a tundra permite una rica variedad de recursos naturales, sin embargo, la creciente industrialización y aumento de la población ha provocado una gran explotación y ocupación de la tierra. Entre los productos que se exportan y que en cierta forma identifican a cada país encontramos a: Alemania con su industria siderúrgica y textil, en Inglaterra, la fabricación de maquinarias, así también como de algodón y lana, Hungría se produce harina, los lácteos en Holanda, Suiza, y Dinamarca, los aceites en Italia, España y Francia , así como en estos dos últimos recae la producción vitivinícola. Sin duda la rica gama de recursos naturales nos entrega una producción diferente que requiere de un mercado interno y externo para su comercialización, en éste punto entramos en el tema de estudio: la Unión Europea, mediante la cual podremos entender como es el funcionamiento de las relaciones comerciales, mercados comunes, al interior del continente y como se proyectan las políticas económicas hacia el exterior.

LA UNION EUROPEA

La Unión Europea, se encuentra instituida desde el Tratado de Maastricht o Tratado de la Unión Europea 1993 “es la evolución temporal, progresivamente más perfilada, del original Mercado Común Europeo”1 . Sin embargo, en la actualidad la UE se ha transformado en “una Comunidad más integrada, de intereses convergentes y con un gradual incremento de su peso sociopolítico”2. La Unión Europea se define entonces como “una forma concreta y un proceso determinado de integración, de naturaleza económica y de ámbito supranacional e internacional, pues reúne a países muy diversos”3

La UE está orientada a “consolidar los procesos de integración y de crecimiento de los recursos destinados al fortalecimiento interno”4 , así también como quiere reintegrar al continente su poderío y potencial económico dentro del panorama mundial, que apunta a su vez en el interés de crear una “Europa Unida” en un espacio geográfico más integrado que no tenga fronteras y que integre a un mayor número de miembros, por lo tanto, conformar así una “unión económica, política y territorial”. El objetivo fundamental del proyecto es de naturaleza económica, reconstrucción de economías y libre circulación

El tratado de Maastricht obliga a los países miembros a establecer una política exterior y de seguridad común. Con respecto a la cooperación en el desarrollo se aplica el concepto de “subsidiaridad”, sólo es integrada por los países miembros, los cuales en la actualidad son 15, entre estos encontramos: Alemania, España, Francia, Holanda, Italia En tanto la población de la UE sumará 379,4 millones de personas el 2002-una renta per de US$ 24.662-, crecimiento de exportaciones, aumento de inversión directa, desarrollo de empresas conjuntas, generación de empleo, etc. Sin embargo, dentro de la UE se integran una heterogeneidad de países, que se quiere orientar a una misma dirección que a larga busca “federalizar una unión de distintos pueblos de Europa, pero que también se ha empeñado en configurar un espacio donde exista libertad de circulación para personas, mercancías, bienes, capitales y servicios, armonizando su fiscalidad y creando un marco jurídico regulador común”5

Desde su formación hasta la actualidad no sólo han aumentado los miembros de la Comunidad, sino también su poder en el mundo, no sólo en inversiones y comercio si lo llevamos a parámetros sociales nos encontramos con una fuerte influencia en temas sociales, a pesar de esto y centrándonos en una perspectiva netamente económica, el 40% del PIB mundial se concentra en sus fronteras, realizando más de la mitad de su comercio con los países industrializados y cerca de un tercio con los países en desarrollo. En materias de comercio internacional de servicios, la UE capta el 22% de los flujos mundiales, mientras que E.E.U.U. atraía el 16% y Japón el 10%.Sin embargo, la UE n absorbe más que el 27% de los productos y servicios de alta tecnología ,contra un 44% de los E.E.U.U, a pesar de esto la “tasa de apertura” es de un 9%, contra un 7% de E.E.U.U.

El Tratado de Roma de 1957 que entra en vigor el año 1993 define a la UE como un “espacio de libre circulación de mercancías, capitales, servicios y personas”6. Esta integración otorga una consistencia y un peso en su influencia a nivel micro, inter-comunitario y macro o mundial, formando un mercado interno con 370 millones de hab, el más grande del mundo industrializado siendo entonces el motor de la integración económica y política. así como, a nivel macro o mundial. La inclusión de aspectos no considerados en el Mercado Común como lo es la cohesión económica y social, le ha otorgado una papel muy importante a Europa en la actualidad, recobrando el prestigio y poder que un siglo atrás la habían puesto como el “ombligo del mundo”.

LA UNION EUROPEA Y AMERICA LATINA

Podemos decir que la Unión Europea ejerce tres tipos de relaciones con América Latina; la primera es la cooperación , la inversión extranjera y la transferencia tecnológica, y por supuesto la relación comercial en sí, de importación y exportación.

En la última década la UE ha establecido una dinámica de cooperación con los países en “vías de desarrollo”. A través de diferentes tratados en los que se llevan a cabo acciones integradas sobre bases preferenciales. Aquí incluyen la forma de cooperación que garantiza la continuidad y planificación, respetando el principio de no intervención para evitar así discriminación por parte de la comunidad .

Los acuerdos globales se establecen a través de convenios comerciales. Sin embargo, las políticas de CEE, es diferente a cada país de Latinoamérica por lo tanto la distribución de la ayuda también lo será.

El modelo organizativo d la Comunidad Europea:

  • Consejo de ministros, a través del consejo de Desarrollo.

  • Comisión Europea, administra la cooperación hacia los países de ALA, del mediterráneo y del ACP.

  • El Comité ALA, compuesto por representantes de los países miembros, opina sobre medidas propuestas por la comisión.

  • Parlamento Europeo opina y contribuye a modificar las propuestas sobre políticas de cooperación de la comisión (con poder de veto).

  • El comité Económica social, integrados por representantes de sindicatos y estamentos sociales, tiene una labor de asesoría.

  • Si bien el consejo de cooperación con los países ALA, está orientado a una ayuda a países más pobres, los nuevos reglamentos incluye a países que tienen un desarrollo mayor en los cuales se especifica el campo de acción, siendo estos en su mayoría temas sociales, medio ambiente, lucha contra la droga, mejoramiento de la situación de la mujer y de las minorías étnicas. Para tales se establece una programación quinquenal de los objetivos, para países o regiones.

    La comunidad brinda una serie de oportunidades a América Latina, entre las que podemos mencionar:

  • La CEE brinda apoyo financiera y técnico a países más adelantados, sin ser la regiones de Centroamérica y Andina las únicas beneficiadas.

  • Los beneficiarios finales de los proyectos deben ser las clases pobres del sector rural y urbano.

  • Otorga Recursos al sector de la cooperación económica y a proyectos tendientes a la integración regional.

  • El 10% de los Recursos Comunitarios se destina al medio ambiente y a la conservación de las selvas tropicales.

  • Existe una licitación externa para los programas y proyectos.

  • Todos los financiamientos comunitarios se otorgan a través de donaciones

  • Hay una importantes ayuda alimenticias.

  • Para América Latina la ayuda económica igual que la destinada a Asia, pero la ayuda humanitaria es mayor.

    Los principales beneficiarios de la cooperación son : México, Brasil, Argentina y los países Andinos, con la excepción de Bolivia. En el caso de Chile, recibe especialmente ayuda alimenticia y de las ONG.

    En tanto a las relaciones comerciales entre la UE y América Latina, podemos decir que la exportación de América Latina, sigue siendo el de exportador de materias primas y productos del Agro y en particular de alimentos, en cambio la exportación de la UE es en su mayoría de manufacturas. Esto ejemplifica la típica relación comercial que se estructura entre países en desarrollo e industrializados, ratificando a su vez la histórica relación de dependencia económica de Latinoamérica, amarrado a los productos agrícolas, minerales y derivados de recursos naturales. Tales productos de exportación de América Latina son: Café, plátanos, azúcar, trigo, maíz, carne algodón, cobre, hierro, aluminio, petróleo, gas natural.

    “LA UNIÓN EUROPEA Y SU RELACIÓN ECONÓMICA CON CHILE

    CHILE Y LA UNIÓN EUROPEA

    Las relaciones comerciales entre Chile y la Unión Europea comienzan a cobrar una mayor intensidad después de la suscripción del Acuerdo Marco de Cooperación en 1996, en Florencia, el cual se verá robustecido con el Acuerdo de Asociación Política y Económica, lo que localizará al país en una privilegiada situación con respecto a otros miembros de la comunidad. También ha incorporado como en el resto de Latinoamérica sus políticas sociales de cooperación que significan una profundización y un reforzamiento de la cooperación entre Chile y la Unión Europea a través de la incorporación de nuevos campos temáticos en todos los ámbitos de la cooperación, también en transferencias de tecnologías e inversión. Bajo el primer término podemos decir que: Después de 1990 la UE se ha convertido en el primer donador multilateral de cooperación, fondos ingresados a través de la Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGGI), los que de carácter no reembolsable, han alcanzado una cifra de 128 mil de dólares representado el 82 % del total de la ayuda multilateral oficial recibido por Chile entre 1990-94.

    Tal intervención ha sido dirigida a diferentes ámbitos:

    • Ayuda a los procesos de reconstrucción y consolidación de la democracia a través de mejoras de gestión pública y modernización del estado.

    • Apoyo través del suministro de ayuda alimenticia y emergencia gestionada a través de organizaciones.

    • Programas de apoyo al desarrollo regional.

    • Programas de cooperación económica dirigido al fomento y consolidación del tejido productivo y de las relaciones sociales.

    A su vez sus lineamientos de apoyo a la democratización y modernización del estado, cooperación científica, medioambiental.

    Pero referidos al tema netamente comercial, podemos decir que “Dentro de la Unión Europea, el Reino Unido es el principal destino de las ventas chilenas al exterior, con US$1.232 millones al 2001, seguido por Italia, con US$812,5 millones; y en tercer lugar, Francia, con US$611 millones. Como bloque comercial, el segundo mercado de nuestras exportaciones es el Noreste Asiático, con US$4.137 millones. Nótese que EE.UU. a nivel de país, es el destino mayoritario de nuestros envíos, con US$3.352 millones”7 ... A su vez desde punto de vista de las importaciones ... “la UE es el segundo abastecedor de las necesidades de compra de Chile, después de América Latina, y desplazando a Estados Unidos. El año pasado, Chile importó US$ 3.064 millones desde la asociación de los 15, destacando Alemania como principal fuente de importaciones de nuestro país - US$ 692,2 millones-, equivalente a una quinta parte del total. Luego, en orden de mayor a menor, están las compras en Francia -US$ 575,3 millones-, España -US$ 466,1 millones-, e Italia -US$ 436,5 millones”.

    En el siguiente cuadro podemos observar las exportaciones e importaciones de Chile con la Unión Europea, el cual fue el principal socio comercial de Chile el año pasado, con US$ 7.658,1 millones de intercambio.

    Fuente: Pro-Chile

    En el año 2001, incluyendo a todos los sectores productivos, 1.707 empresas exportaron sus productos a la UE, con envíos por más de US$ 4.607 millones, lo que representó cerca del 31% del total de exportaciones enviadas al mundo por esas empresas. De ese grupo, más de 500 empresas exportan menos de la mitad de su oferta hacia la UE.

    Las exportaciones a la UE como habíamos mencionado previamente corresponden a productos correspondientes a la minería, que el 2001 sumaron US$ 2.813,2 millones, seguidos por items agropecuarios, por US$ 706 millones; forestales, por US$ 380,8 millones; industriales, US$ 365,1 millones; pesca, por US$ 307,7 millones; y otros, por US$ 21 millones. “Destaca el factor de que las exportaciones a Alemania, quinto destino de las mismas, son prácticamente iguales entre minería y agropecuario: US$ 155,3 millones en productos de la minería, y US$ 150,3 del área agropecuaria. Sin embargo, el principal comprador de productos agropecuarios chilenos en la UE es el Reino Unido, sumando US$ 217,2 millones el 2001 - y US$ 950,6 millones en exportaciones de la minería nacional”8.

    Las importaciones a la Unión Europea por parte nuestro país corresponden principalmente, bienes intermedios y en menor cantidad, bienes de consumo. El año pasado, las importaciones desde la UE fueron US$ 1.583,8 millones en bienes intermedios, US$ 950,2 millones en bienes de capital, y US$ 530,1 millones en bienes de consumo.

    Esto nos entrega una imagen final de que las importaciones siguen siendo mayores que la exportaciones, sin embargo, ambas significan un avance en las relaciones comerciales del país, así como también posibilitan el crecimiento económico fomentando de ésta forma la industria y la modernización de las estructuras económicas y sociales de Chile.

    La inversión que realiza la Unión Europea asciende a US$ 17.449,9 millones a octubre de 2001, de los cuales España representan el 54% del total de éstas y es el principal inversionista en Electricidad y Servicios le sigue el Reino Unido, con inversiones equivalentes al 14%; Italia, con 9%; Holanda, con 8%; y Francia, con el 7%,

    España se encuentra en los cuatro principales inversionistas de Chile, con un 20% en el segundo lugar después de Estados Unidos con 31,4%, respectivamente, le siguen Canadá, con 13,5%, y el Reino Unido, con 5,2% . De estos dos son miembros de la UE.

    Con respecto al Acuerdo con la Unión Europea éste establece una serie de normas que pactan las relaciones comerciales, que van desde barreras aduaneras, normas sanitarias aranceles entre otras . Todas las disposiciones del tratado las podemos observar a continuación, en el Acuerdo de Asociación entre Chile y la UE , el cual está señalado de manera resumida.

    Acuerdo de Asociación entre Chile y Unión Europea

    El Acuerdo de Asociación con la Unión Europea es el convenio bilateral siendo el más importante en las relaciones económicas internacionales del país, al que de le suma el Tratado de Libre Comercio, firmado en el mes de junio. Este Acuerdo constituye un reconocimiento a la calidad de las políticas e instituciones chilenas y genera un nuevo escenario internacional propicio para dinamizar el crecimiento de la economía nacional. A partir de él, se generarán posibilidades para el desarrollo de las distintas regiones del país, en base a la ampliación de sus sectores productivos al aprovechar las distintas oportunidades que el ámbito comercial ofrece.

    El Acuerdo crea las condiciones para obtener tasas de crecimiento más elevadas, fomentar la creación y la calidad del empleo, mejorar la competitividad, modernizar la estructura empresarial y productiva y contribuir al mejor desarrollo de las diferentes regiones del país. En especial, constituye un impulso renovado al desarrollo exportador, a la diversificación de las ventas externas, a la ampliación del universo de empresas exportadoras y a la incorporación de las pequeñas y medianas empresas al esfuerzo global de modernización e internacionalización.

    . No se tomó compromiso alguno en lo que dice relación con la seguridad social obligatoria (administración de fondos de pensiones e ISAPRES). La UE es el principal inversionista externo en Chile. El Acuerdo consolida la actual certidumbre jurídica respecto a las condiciones de acceso y establecimiento de la inversión extranjera en Chile. Ello debiera redundar no sólo en un incremento de los flujos de capitales europeos hacia el país, sino también en convertir a Chile en una plataforma de inversión para terceros mercados, especialmente de aquellos abiertos en virtud de los acuerdos comerciales que Chile mantiene con las economías de la región: Canadá, Centroamérica, los países de la Comunidad Andina de Naciones, Mercosur y México. En el Acuerdo se consagra el derecho de acceso a los inversionistas de ambas Partes en sectores productores de bienes. Las inversiones en servicios se regulan en el Capítulo de Servicios. El derecho de acceso se concreta en listas de compromisos con las restricciones que las Partes mantienen en vigencia y que se consolidan en la relación bilateral. Las facultades del Banco Central en materia de transferencias fueron protegidas, así como las de las agencias reguladoras del sector. Disciplinas Comerciales Para el Comercio de Mercaderías Procedimientos aduaneros En el Acuerdo se establecen diversos compromisos que van destinados a facilitar los negocios en materia aduanera, a través de los cuales las Partes se obligan, por ejemplo, a mantener procedimientos simplificados, cooperar en el intercambio de distinto tipo de información pertinente, mejorar la eficiencia y la transparencia de los procedimientos aduaneros. También se comprometen a ampliar lo más posible la automatización de los procedimientos aduaneros, emitir resoluciones anticipadas vinculantes sobre clasificación arancelaria y reglas de origen, aplicar en la medida de lo posible reglas y estándares internacionales, así como cooperar en todas las materias relacionadas con la aplicación del Acuerdo de Valoración de la OMC. Asimismo, se establece un Comité de Cooperación Aduanera y Reglas de Origen, que tiene la función de monitorear la implementación y administración de estos compromisos, ser un foro de consultas técnicas y resolver los problemas de interpretación y administración de las reglas de origen. Organización Mundial de Comercio (OMC).

    Respecto de la apertura del mercado chileno, alrededor del 91% de las exportaciones europeas ingresa a Chile con arancel cero desde la entrada en vigencia del Acuerdo. El resto de las ventas europeas se desgravará en plazos de 5 a 10 años, resguardando adecuadamente a los productos sensibles chilenos, tanto agrícolas como industriales.

    El proceso de liberación se realiza en el contexto de las disciplinas comerciales, incorporadas en el Acuerdo con la finalidad de proporcionar estabilidad a los intercambios. Estas disciplinas se refieren a asuntos aduaneros, origen, medidas sanitarias y fitosanitarias, normas técnicas, salvaguardias y medidas antidumping.

    Por otra parte, el Acuerdo contiene además un conjunto de disciplinas comunes a los intercambios en bienes y servicios que contribuirán al fortalecimiento de las relaciones mutuas: competencia, propiedad intelectual, contrataciones públicas y un mecanismo de solución de controversias.

    Estímulo a las exportaciones

    El libre comercio con la Unión Europea permitirá asegurar y mejorar el acceso de las exportaciones chilenas a un gran mercado, de alto poder adquisitivo, con un PIB per cápita de US$21.000; y cuya economía es más de cien veces mayor que la chilena.

    Entre 1996 y 2001 , en promedio, el 25% de las exportaciones chilenas fueron al mercado de la Unión Europea, mostrando tasas de crecimiento anuales de 4,5%. Si bien los envíos al mundo mostraron en el mismo período un crecimiento de 2,8%, las exportaciones a los países con los que se ha suscrito Acuerdos de Libre Comercio crecieron a una tasa promedio de 5,5%. Esta experiencia permite estimar que la aplicación de las rebajas arancelarias dinamizará las exportaciones en gran medida.

    El Acuerdo permitirá además modificar la estructura de los productos chilenos exportados. En la medida que desaparezca el escalonamiento arancelario -que incrementa los gravámenes en la medida en que aumenta el valor agregado de los bienes- se generarán mayores espacios para exportar bienes industrializados, los que al momento de cerrar las negociaciones, sólo representan 7% del total.

    La existencia del escalonamiento arancelario en el mercado europeo ha reforzado la estructura de ventajas comparativas en recursos naturales, dificultando la exportación de productos con mayor valor agregado. Con la existencia de este Acuerdo, desde un principio y en un plazo máximo de 10 años, se elimina el escalonamiento de forma total y permanente, por lo que habrá mayores posibilidades de realizar exportaciones industriales y aumentar fuertemente las exportaciones agroindustriales.

    Ampliación del intercambio de Servicios

    Junto al intercambio de bienes, el Acuerdo tiene como objetivo la liberalización progresiva y recíproca de los intercambios en servicios. Para ello, se reconocen los cuatro modos de prestación de servicios: suministro transfronterizo, consumo en el exterior, presencia comercial, y presencia de persona física. Las actividades y las condiciones de acceso a los respectivos mercados se han incorporado en sendas Listas de Compromisos Específicos.

    Por otra parte, el Acuerdo establece diversas disciplinas que guiarán los intercambios, tales como: trato nacional, reglamentaciones nacionales, reconocimiento mutuo y transparencia. Se convino una cláusula de evolución mediante la cual, después de dos años de aplicación del Acuerdo, se examinará la liberación de la circulación de personas físicas y, trianualmente, se analizará un mayor acceso a los intercambios.

    Se adoptaron normas específicas para las actividades de telecomunicaciones, transporte marítimo internacionales y servicios financieros; estas últimas actividades se regirán por normas completas que se inscribieron en un capítulo específico del Acuerdo. En cambio, los sectores audiovisual, cabotaje marítimo nacional y transporte aéreo (salvo ciertos servicios específicos) han quedado exceptuados de las normas del Acuerdo.

    Atracción de las Inversiones

    El Acuerdo de Asociación representa una alianza estratégica que consolidará los lazos bilaterales existentes, al ampliar considerablemente las oportunidades de negocios, estimular las exportaciones, el empleo, el crecimiento y la modernización productiva, particularmente en las regiones chilenas. Además, creará las condiciones para atraer significativamente más inversiones, tanto nacionales como extranjeras.

    Este Acuerdo refuerza la posibilidad de establecer alianzas entre regiones de Chile y regiones europeas. En tales alianzas, el socio europeo puede colaborar a posicionar los productos chilenos en el mercado europeo, mediante joint-ventures. En tanto, se puede lograr una mejor expansión de las actividades europeas hacia los demás países de América Latina, a través de la red de acuerdos comerciales vigentes de Chile con Canadá, México, Mercosur, países miembros de la Comunidad Andina de Naciones y Centroamérica, esto es, un mercado de más de 480 millones de consumidores.

    Industria

    El 99,8% de las exportaciones industriales de Chile puede ingresar libre de aranceles a la Unión Europea desde la entrada en vigencia de gran parte del Acuerdo el sábado 01 de febrero del año 2003. Dentro de este universo, destacan el metanol, los fertilizantes, la sal, madera, papeles y cartones, textiles y confecciones, calzados y muebles de madera, entre otros.

    En la categoría de desgravación a 3 años quedó el 0,2% de las exportaciones restantes. Ello corresponde a 942 ítems arancelarios, dentro de los cuales puede existir un alto potencial exportador. En esta categoría de productos existe actualmente comercio en algunos químicos y metales y por ende, espacio para nuevas exportaciones. Entre otros productos beneficiados se encuentran: polímeros de propileno, cueros y pieles, tableros de fibra de madera, madera contrachapada, papeles multicapas, lanas peinadas, ferromolibdeno, productos laminados de hierro, chapas, tubos y otras manufacturas de cobre, máquinas y aparatos para imprimir, partes de muebles y lápices.

    Con la actual aplicación el Acuerdo, los productores industriales chilenos que ya exportaban a la UE, podrán ampliar su escala de inversión y de ventas en la UE, y aquellos que no han exportado, podrán incorporar esta opción en sus proyectos de inversión.

    Pesca

    El tema pesquero fue abordado en tres distintas áreas del Acuerdo: desgravación arancelaria, reglas de origen y un protocolo relativo a inversiones.

    Del total de las exportaciones de productos pesqueros, alrededor del 75% será beneficiado con rebajas arancelarias que se aplicarán inmediatamente o en un plazo máximo de cuatro años: 35% fue desgravado inmediatamente con la entrada en vigencia y el otro 40% lo hará a cuatro años. Para el resto de los envíos pesqueros, la desgravación se completará en períodos de siete y diez años, salvo para el 4% que queda en excepción, y en algunos de estos casos cuentan con cuotas preferenciales.

    Los principales productos pesqueros beneficiados por el Acuerdo son: salmón, merluza, pescados congelados, filetes de pescados, centollas, langostinos, ostiones y pulpos. A ello se agregan preparaciones de salmón, conservas de crustáceos y moluscos

    La pesca chilena también se beneficia de una rebaja considerable en el costo de insumos, equipos y maquinarias, mejorando su competitividad no sólo en el mercado europeo sino que en todos los mercados en que opere.

    Agricultura y Agroindustria

    Desde la puesta en aplicación del Acuerdo, prácticamente la mitad de las exportaciones chilenas del sector agrícola (47%) ingresa al mercado europeo sin pago de aranceles. Un 42% adicional de las exportaciones se irá desgravando gradual y linealmente hasta el cuarto año. Es decir, en el cuarto año del Acuerdo, ingresarán con arancel cero a la UE el 89% de las exportaciones agrícolas chilenas.

    El 85% de la exportación frutícola chilena quedó liberado de inmediato o con una liberación total a cuatro años plazo. Con estas rebajas, Chile ha quedado en una situación comparativamente favorable respecto a sus competidores más directos.

    Otros productos de gran importancia desgravados desde el sábado 01 de febrero del 2003 son las cebollas y espárragos frescos, pimentones, peras y ciruelas, paltas, frambuesas.

    Respecto a la agroindustria (congelados, deshidratados, concentrados, jugos y conservas), el grueso de las exportaciones chilenas emblemáticas quedó libre de aranceles, a cuatro años plazo. Esto se traduce en una gran ventaja competitiva en relación a los competidores directos, por ejemplo, la pasta de tomate entrará a Europa, libre de arancel, en cuatro años. En otros casos, se ha igualado la situación de acceso de países con los que se compite más directamente. Casi la totalidad de los derivados, concentrados, conservas, pastas y jugos de fruta quedaron en categoría de desgravación a 4 años.

    Carnes y Lácteos

    El Acuerdo abre reales posibilidades para incrementar la oferta exportadora chilena de carnes y productos lácteos. En materia de carnes rojas, se trata de exportaciones inéditas y que hoy son posibles gracias a los incrementos en eficiencia y competitividad del sector, y a la eficaz política sanitaria y fitosanitaria que ha mantenido al país libre de fiebre aftosa. En el caso del sector lácteo, se abre un espacio para la exportación de quesos, con cuotas crecientes, que significan una auténtica posibilidad para las regiones productoras en el sur chileno.

    Vinos y licores

    La negociación en vinos concluyó con un Acuerdo específico que determina la operación comercial futura en base a reglas claras y estables. Este Acuerdo elimina completamente estas incertidumbres y abre espacio para un desarrollo sostenido de la industria vitivinícola.

    Los envíos a ese mercado se acercan a los 300 millones de dólares e ingresaban con un arancel de 13 a 31 euros por hectolitro, algo así como 6% a 8%. Dichos aranceles serán eliminados en un período de cuatro años, en términos recíprocos.

    Asimismo, las prácticas enológicas en vigor en Chile quedan plenamente reconocidas por la Unión Europea. Los criterios de aceptación establecidos en el texto se aplican solamente a las nuevas prácticas.

    Inversión

    La UE es el principal inversionista externo en Chile. El Acuerdo consolida la actual certidumbre jurídica respecto a las condiciones de acceso y establecimiento de la inversión extranjera en Chile. Ello debiera redundar no sólo en un incremento de los flujos de capitales europeos hacia el país, sino también en convertir a Chile en una plataforma de inversión para terceros mercados, especialmente de aquellos abiertos en virtud de los acuerdos comerciales que Chile mantiene con las economías de la región: Canadá, Centroamérica, los países de la Comunidad Andina de Naciones, Mercosur y México.

    En el Acuerdo se consagra el derecho de acceso a los inversionistas de ambas Partes en sectores productores de bienes. El derecho de acceso se concreta en listas de compromisos con las restricciones que las Partes mantienen en vigencia y que se consolidan en la relación bilateral.

    Procedimientos aduaneros

    En el Acuerdo se establecen diversos compromisos que van destinados a facilitar los negocios en materia aduanera, a través de los cuales las Partes se obligan, por ejemplo, a mantener procedimientos simplificados, cooperar en el intercambio de distinto tipo de información pertinente, mejorar la eficiencia y la transparencia de los procedimientos aduaneros. También se comprometen a ampliar lo más posible la automatización de los procedimientos aduaneros, emitir resoluciones anticipadas vinculantes sobre clasificación arancelaria y reglas de origen, aplicar en la medida de lo posible reglas y estándares internacionales, así como cooperar en todas las materias relacionadas con la aplicación del Acuerdo de Valoración de la OMC.

    Asimismo, se establece un Comité de Cooperación Aduanera y Reglas de Origen, que tiene la función de monitorear la implementación y administración de estos compromisos, ser un foro de consultas técnicas y resolver los problemas de interpretación y administración de las reglas de origen.

    Barreras técnicas al comercio

    El Acuerdo establece una instancia bilateral que mejora la fluidez en el acceso a los mercados europeo y chileno, desde el punto de vista de la normativa técnica. Esta instancia tiene por objetivo facilitar e incrementar el comercio de bienes a través de la eliminación de las barreras técnicas innecesarias al comercio, teniendo en cuenta los objetivos legítimos de regulación y el principio de no discriminación.

    CONCLUSIONES GENERALES

    Como hemos podido observar las relaciones comerciales entre Chile y Europa han significado para el país importantes beneficios no sólo por las exportaciones e importaciones que Chile realiza con cada país miembro de la UE, a su vez lo han puesto en la dinámica de las transacciones internacionales, posibilitando que los productos chilenos lleguen a áreas donde el comercio entre estos no existía.

    A su vez La Unión Europea consolida o recupera el terreno perdido en el plano de poder e influencia, no sólo por su actual situación económica que supera en ciertos puntos a Estados Unidos, o en ser los principales inversionistas de Chile o en otros países de Latinoamérica, su cooperación, en proyectos sociales está influenciando, a América de una forma silenciosa, tal vez menos peligrosa, pero está tomando fuerza, una fuerza que quiere quitar a su principal competidor: Estados Unidos el cual a su vez no quiere perder parte de sus dominios Latinoamericanos, económica o socialmente hablando, a pesar que la ayuda norteamericana ha sido tan importante para Europa, que en cierta forma éste también constituye en un dominio un poco más libre de Estados Unidos. Por los tanto, me plantea la duda, la incesante dependencia económica de nuestro país, primero España luego Inglaterra, posteriormente Estados Unidos, pasaremos ahora al la dependencia de la UE?, lamento no poseer los elementos necesarios para poder dar una respuesta a tal interrogante, sin embargo pese a la paranoia antiimperialista, creo que los beneficios que Chile puede obtener con éste acuerdo o con cualquier otro que realice, tendrá estricta relación, con la situación del país de su desarrollo y estabilidad económica interna, por lo que las medidas deben mirar no sólo a ese gran mercado que nos seduce día a día con nuevos productos, también se vuelve imperioso que se mire hacia adentro de forma crítica para encauzar políticas económicas que cambien la estructura tradicional del país y que beneficie a toda la sociedad. Por esto, creo que es importante mencionar que a pesar de pertenecer a la dinámica del comercio internacional, nuestro histórico rol como exportadores de materias primas, nos priva de mejores oportunidades y pesa sobre nuestras espaldas limitando nuestras propias capacidades para desarrollar integralmente al país progresando por el camino de una verdadera modernización.

    BIBLIOGRAFÍA

    • López. Palomeque. F. “Geografía de Europa” Edt. Ariel Geografía. 2000.

    • Gana.Barrientos E. “Las Relaciones Económicas entre América Latina y la Unión Europea” CEPAL. 1996.

    • Arenas G. “Nuevas Perspectivas en la Cooperación Internacional entre Chile y la Unión Europea” 1999.

    1 López . F “Geografía de Europa” Edt. Ariel Geografía.

    2 op cit pág 543

    3 op cit pág 544

    4 Gana . E “Las Relaciones Económicas entre América Latina y la Unión Europea”

    5 López. P. “Geografía de Europa” pág 545

    6 López. P “Geografía de Europa” pág 553

    7 www.prochile.cl

    8 www..prochile.cl

    9