Tiroides

Enfermedades hormonales. Glándulas endocrinas. Hipófisis. Hipertiroidismo. Hipotiroidismo. Tiroiditis. Síntomas. Diagnóstico. Tratamiento. Alimentación. Enfermedad de Basedow. Tumores. Cáncer. Paratiroides. Hipoparatiroidismo. Hiperparatiroidismo

  • Enviado por: Chika
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 20 páginas

publicidad

TIROIDES

Índice.

Tema Páginas.

Introducción 3

Tiroides 4-7

Hipertiroidismo 8-10

Hipotiroidismo 1-12

Tiroiditis 12

Cáncer de tiroides 12-13

Las paratiroides. 13-14

Tiroides y el embarazo 15-17

Diagnóstico precoz de las

Alteraciones tiroideas en el niño 18

Diagnóstico precoz en la 2ª

Infancia y pubertad 19

Conclusión 20

Bibliografía. 21

Introducción

El principal fin que tiene este trabajo es explicarles y contarles un poco acerca de la Tiroides que es interesante ya que nos puede afectar a todos.

Se contara brevemente en que consisten la enfermedad y todo lo que a ella le compite tratando de ayudar a comprender acerca de la enfermedad que poseen algunas personas o bien darla a conocer a aquellas que no la poseen.

Tiroides.

Tiroides es una Glándula Endocrina, pero habrá que explicar qué es una glándula y qué es endocrina.

Las glándulas son agrupaciones celulares que segregan substancias que pueden verterse al exterior (glándulas exocrinas) o directamente a la propia sangre (glándulas endocrinas). La mama produce la leche y es una glándula exocrina. Las glándulas suprarrenales, la hipófisis, y el tiroides, son glándulas endocrinas, cuya secreción, las hormonas, pasan directamente a la sangre. La Endocrinología estudia exclusivamente las glándulas endocrinas.

El tiroides consta de dos lóbulos (derecho e izquierdo), como las alas de una mariposa unidos por una porción central que se llama istmo y está situado en la cara anterior el cuello a ambos lados del cartílago tiroideo. Normalmente no se palpa y cuando está aumentado de tamaño y se aprecia un engrosamiento de la zona o se palpa constituye el "bocio". Es un órgano importante y tiene una circulación muy rica. Junto a él pasa el nervio "recurrente laringeo" responsable de la movilidad de las cuerdas vocales. En las intervenciones hay que tratar con mucho respeto a ese nervio. Los cirujanos saben hacerlo.

¿Cómo funciona? Importancia del yodo en la alimentación.

El tiroides produce unos compuestos hormonales que tienen una característica única en el organismo y es que en su composición entra el yodo. Y esto es un hecho muy importante, porque si el organismo no dispone de yodo el tiroides no puede producir hormonas. Podemos vivir con un número limitado de elementos, podemos vivir sin níquel, sin cadmio y sin muchísimas otras cosas, pero no podemos vivir sin yodo.

Las hormonas tiroideas, que son varias o mejor dicho ligeras modificaciones de un mismo compuesto básico, la tiroxina, cumplen múltiples funciones. Actualmente se sabe que la más importante de ellas es intervenir en el desarrollo del sistema nervioso. Si un embrión se desarrolla sin tiroxina (cosa que puede ocurrir si la alimentación de la madre no tiene nada de yodo o muy poco yodo) el niño nace con un desarrollo mental muy deteriorado. Como el cerebro se desarrolla en sus conexiones internas, capacidad de aprendizaje, etc. de forma muy intensa durante los 2-3 primeros años de vida, si se mantienen esas condiciones el desarrollo cerebral es muy pobre. Es un tipo de idiocia, idiotez o cretinismo (esas palabras no son insultos, son lamentablemente un diagnóstico médico) producido por falta de yodo. Ese tipo de cretinismo se llama cretinismo endémico y se produce en zonas en donde falta el yodo. La solución de este problema es muy fácil y muy económica: la madre durante el embarazo y lactancia y el niño desde que empieza a alimentarse deben tomar sistemáticamente sal de mesa yodada. La hay en todos los países. Es algo muy simple y con esa sola medida se evita un muy serio problema y se consigue que su hijo tenga el nivel intelectual que Dios le ha dado y no uno más bajo por culpa de nuestra desidia. Repetiré esto en la introducción de todos los capítulos y un millón de veces a lo largo de este libro. Y no crea que exagero, hay millones de niños en el mundo con deterioro mental por falta de yodo. Y quiero poner mi grano de arena para que esto no ocurra en los países de habla hispana. Todos los problemas del tiroides tienen solución, incluido el cáncer de tiroides: El deterioro mental producido en la infancia por falta de yodo es irreversible, no tiene arreglo.
El tiroides fabrica dos hormonas, la Tiroxina o T4 y la Triyodotironina o T3. Para su síntesis, como anteriormente se ha comentado es imprescindible el yodo.
El yodo se toma como yoduro y en el intestino se reduce a yodo iónico y este se absorbe rápidamente. El yodo que ingresa en el organismo es atrapado de forma muy eficaz por el tiroides y es tan realmente atrapado que el mecanismo de captación se llama así "trampa del yodo". Pero no todo el yodo se fija en el tiroides, parte de él se elimina por la orina, parte se elimina por la saliva, parte se elimina por la mucosa gástrica y una parte pequeña se elimina por la leche materna durante la lactancia, el suficiente para que el niño que se alimenta al pecho también disponga de su ración de yodo. Lógicamente en las leches infantiles el contenido en yodo esta perfectamente controlado.
El yodo una vez que es atrapado por el tiroides se incorpora rápidamente a un aminoácido por un proceso de oxidación. En el organismo existen unas proteínas sencillas, aminoácidos esenciales, que son la base que utiliza para a partir de ellos construir otros elementos. No suponen problema, los fabrica el mismo organismo. El aminoácido que es la base para la fabricación de las hormonas tiroideas es la tirosina (ojo Tirosina con "S", que no es la Tiroxina con "X", que será el producto final). La unión del yodo a la tirosina requiere la presencia de un factor que se denomina Tiroperoxidasa (TPO). Sin la presencia de la TPO el yodo inorgánico no puede convertirse en yodo organificado y tampoco puede producirse la hormona. Los Anticuerpos Antitiroideos anti-TPO bloquean a la Peroxidasa y producen serias alteraciones en la producción de hormonas tiroideas. Es la causa mas frecuente de Hipotiroidismo.
El acoplamiento de una o dos moléculas de yodo a la Tirosina produce la Monoiodotirosina (T1) o Diiodotirosina (T2). La unión de dos moléculas de T2, dará origen a la Tiroxina (T4) con cuatro átomos de yodo y el de una molécula de T1 y otra de T2, formará la T3 o Triyodotironina. Todos estos elementos se combinan y se conjugan en un producto más complejo que es la Tiroglobulina. (TGB). La Tiroglobulina es el autentico almacén de hormonas tiroides en el tiroides y a partir de ella, por hidrólisis, se formaran la T4 y la T3 que pasan a la sangre, como hormonas tiroideas.

Las Hormonas Tiroideas en Sangre.

El organismo no utiliza directamente las hormonas que el tiroides produce. Utiliza las hormonas que se producen en el fraccionamiento de la Tiroglobulina, básicamente Tiroxina (T4) y Triyodotironina (T3). Pasan por tanto a la sangre la T4 y la T3 y estas moléculas, que son hormonalmente activas, no andan sueltas en la sangre, sino que utilizan en este caso un "transportador". Ambas se unen a una proteína específica que, para no complicarse mucho la vida, los investigadores han llamado "proteína transportadora de compuestos yodados" (PBI de las siglas en inglés). También en este caso la mayor parte de la T4 y la T3 circulan en sangre en su forma "ligada-a-la-proteína, y sólo en una proporción muy pequeña en su forma libre. Para indicar las hormonas T4 y T3 que circulan sin ligar, es decir, en su forma libre, las denominamos T4-Libre (T4L) y T3-Libre (T3L). Esta fracción mínima constituye las auténticas hormonas activas.

Como se regula la producción, secreción y paso de hormonas tiroides a sangre.
La Hipófisis, la TSH y sus funciones en el equilibrio hormonal.


El organismo está bien organizado y funciona con múltiples sistemas de regulación.
Un mecanismo de regulación que todos conocemos es el termostato que controla la temperatura de las habitaciones con la calefacción o el aire acondicionado. Si colocamos el termostato a una temperatura determinada, cuando en la habitación se alcanza esa temperatura se interrumpe la calefacción o la entrada de aire frío. La dilatación o la contracción de una espiral de un metal o de una aleación sensible a las variaciones de temperatura conecta o desconecta el sistema. El ejemplo simple es totalmente válido para comprender el mecanismo de regulación de la función del tiroides. El papel del termostato corresponde en este caso a una nueva glándula que ahora entra en juego: La Hipófisis.
La hormona que regula la función tiroidea y que se produce en la hipófisis, se llama "hormona estimulante del tiroides", y se ha adoptado universalmente la abreviatura TSH (Thyroid Stimulating Hormone) de la literatura inglesa y es el termostato que activa o desconecta la actividad del tiroides. Es un mecanismo muy simple y de una precisión exquisita: Cuando el nivel de hormonas tiroideas baja en sangre, la hipófisis lo detecta y aumenta la producción de TSH que estimula al tiroides para que produzca y libere mas hormona tiroidea; cuando el nivel de hormonas tiroideas es alto, la hipófisis se frena, baja la TSH en sangre y el tiroides ralentiza su actividad. La alteración de este mecanismo es la causa del Hipertiroidismo Difuso o Enf. De Graves.

¿Cómo se presentan las molestias de estas enfermedades?

Los síntomas o molestias que se dan con más frecuencia se presentan como: dificultad para la deglución, dolor localizado en la tiroides, cambios de tono y timbre de voz, palpitaciones, taquicardia, bradicardia o frecuencia débil, intranquilidad emocional, diarrea o estreñimiento, trastornos del sueño, intolerancia al frío o el calor, piel cálida y húmeda o fría y reseca, cambios en el cabello, caída o aumento del vello corporal, cambios de peso, trastornos en el crecimiento, ojos saltones (exostalmos), problemas de fertilidad y trastornos menstruales en la mujer.

¿Cómo es su diagnóstico y tratamiento?

La orientación tanto para el diagnóstico, como para el tratamiento de la enfermedad tiroidea, únicamente debe ser realizada por su médico tratante. Determinaciones de hormonas tiroideas en sangre a través de una metodología de laboratorio actualizada y altamente sofisticada, permiten al médico especialista hacer un diagnóstico certero de la enfermedad. La terapeútica razonada permitirá su buen control; en cambio, la autoprescripción irracional de ciertas sustancias cuyo uso no ha sido científicamente comprobado, no sirve, de tal manera que los tratamientos "mágicos" para la enfermedad tiroidea no existen, como tampoco existen para ninguna otra enfermedad de origen endocrino o no.

HIPERTIROIDISMO

Debido a la hipersecreción de hormonas tiroideas. Hay 3 formas y en cualquiera aumentan las concentraciones sanguíneas de hormonas tiroideas:

Enfermedad de Basedow: Causa desconocida. Es frecuente y aparece en mujeres jóvenes y en ellas se produce un aumento difuso del tiroides que se debe no al aumento de TSH sino de un anticuerpo que se llama “estimulante tiroideo de acción prolongada”. Además del bocio, se caracteriza por la existencia de unos signos oculares que es exclusivo de esta enfermedad, sobre todo la aparición de exoftalmos. Se debe a una aparición de grasa retroocular que es debido al “factor productor de exoftalmos”.

Tumor hiperfuncionante: Se trata de un tumor benigno del tiroides (adenoma tiroideo) que actúa por su cuenta produciendo un exceso de hormonas tiroideas y esto, en exceso anula la secreción de TSH de la hipófisis.

Tumor múltiple: Debida a varios adenomas.

En cualquier caso, se produce un aumento de hormonas tiroideas en sangre y van a dar una sintomatología similar. Actúa sobre los distintos tejidos bien de forma directa o mediante el aumento del tono simpático porque potencian la acción de las catecolaminas.

El síntoma más llamativo es el adelgazamiento rápido e inexplicable que se debe al aumento de metabolismo. Por esta razón, las hormonas tiroideas se usan para adelgazar.

Tienen un aumento del calor y lo toleran mal.

También aumenta el peristaltismo intestinal con tendencia a la diarrea.

En el aparato circulatorio se produce taquicardia en reposo debido a la acción directa de la tiroxina y al aumento del tono simpático.

Arritmias e incluso fibrilación auricular y si es prolongado, un tipo de cardiopatía que puede dar lugar a insuficiencia cardiaca.

En el sistema nervioso, nerviosismo e intranquilidad debido al aumento del tono simpático.

EXPLORACIÓN FUNCIONAL

La determinación de hormonas tiroideas está aumentada y al mismo tiempo baja la TSH. Se debe hacer una gammagrafía tiroidea y si es enfermedad de Basedow se observará un bocio y un aumento de captación de yodo de modo difuso (por toda la glándula). En el caso del adenoma, la captación se hace en la zona del tumor y el resto se anula la captación..

Por tanto, la gammagrafía sirve para distinguir los 3 tipos de hipertiroidismo.

En cuanto al tratamiento, hay uno general y pequeñas diferencia dependiendo del tipo de hipertiroidismo:

Administración de tranquilizantes como las benzodiazepinas.

Administración de un medicamento que bloquee la acción periférica de las hormonas tiroideas (ð- Bloqueantes) que bloquean receptores ð- simpáticos y evita la taquicardia y el temblor, el más usado es el propanolol.

Además de esto usamos un tratamiento específico que se hace con un grupo de medicamentos antitiroideos que lo que hacen es inhibir la síntesis de hormonas tiroideas dificultando la unión de yodo con tirosina. En España, hay 2 preparados, el Carbimazol (Neotomizol ®) y Propiltiuracilo (Tirodril ®). Tardan semanas o meses en normalizar las hormonas tiroideas. Los tratamientos duran 1-1,5 años y tienen efectos secundarios como leucopenia, y con esto se tratan a casi todos los hipertiroideos.

Una 2ª opción de tratamiento es con I131. El I131 requiere unos medios de protección (manejo de isótopos, otros materiales radioactivos…). El I131 se aplica vía oral, se usa una dosis alta disuelta en H2O que se calcula según el tamaño de la glándula tiroides. Este I131 tiene una vida media muy larga, de muchos años durante la cual sigue emitiendo radioactividad. Este I131 lo captan las células tiroideas produciendo una destrucción lenta de la glándula y así evita la hiperfunción.

Es de acción lenta, su eficacia va apareciendo al cabo de unas semanas, meses e incluso años.

Incluso al cabo de un número de años, puede producir un hipotiroidismo, el efecto contrario.

Debido a que actúa durante muchos años, se usa en personas a partir de los 30 años, porque en jóvenes daría más tiempo a hipotiroidismo.

Está contraindicado en el embarazo porque lo captaría el tiroides del feto produciendo un hipotiroidismo al nacer.

Este I131 es el mismo que se usa para la gammagrafía tiroidea, pero en dosis muy bajas y el fin es diagnóstico.

La gammagrafía dibuja un mapa del tiroides y si hay un nódulo caliente o frío.

Este tratamiento tiene muchas ventajas sobre todo en personas mayores porque evita tratamiento largo con antitiroideos o evita la cirugía.

El tratamiento quirúrgico se hace cuando fracasa el tratamiento médico, cuando después de año y medio hay un aumento del hipertiroidismo o bien cuando el bocio es muy grande

Es estos casos el tratamiento es la extirpación del tiroides dejando una pequeña porción que siga produciendo hormonas tiroideas. A esto se le llama tiroidectomía subtotal.

Las personas que van a ser operadas, antes de ir al quirófano y anestesiarlas hay que normalizar las hormonas tiroideas o bien anular su acción para prevenir problemas durante el acto quirúrgico. Se tratan previamente con antitiroideos y ð- bloqueantes que anulan la acción de las hormonas.

El tratamiento quirúrgico se emplea en personas jóvenes en las cuales no es una buena opción el I131.

Uno de los inconvenientes del tratamiento quirúrgico es que durante la intervención del tiroides se pueden extirpar pequeñas glándulas paratiroides que están junto al tiroides y que no se distinguen fácilmente (son tejido celular subcutáneo). A veces se extirpan dando lugar a hipoparatiroidismo.

Otra complicación es la lesión en el acto operatorio de un nervio que está al lado que es el nervio laríngeo recurrente que inerva la laringe y las cuerdas vocales. La lesión de este nervio da lugar a alteración de la voz llamado disfonía.

En el tratamiento del hipertiroidismo tenemos por tanto 3 opciones:

Antitiroideos.

I131

Tiroidectomía.

'Tiroides'

HIPOTIROIDISMO

Es la secreción insuficiente de hormonas tiroideas.

Causas:

Falta congénita del tiroides Agenesia tiroidea

Extirpación quirúrgico debido a un cáncer.

Destrucción por I131

La falta de I da lugar a una insuficiente producción de hormonas y que a veces no se logra compensar con el aumento de tamaño y da lugar al cretinismo endémico en las zonas donde falta I. Este cretinismo ocurre en la época de crecimiento (estatura y desarrollo psíquico), que da lugar a enanismo y retraso mental.

En el adulto, se debe a una inflamación crónica de la glándula tiroidea originando una tiroiditis crónica, que deja como consecuencia un hipotiroidismo.

Cualquiera que sea la causa del hipotiroidismo, los síntomas van a ser similares con la diferencia de que si la causa aparece en la niñez va a dar lugar a retraso mental y a falta de crecimiento originando enanismo hipotiroideo.

SÍNTOMAS DEL HIPOTIROIDISMO

Debidos a un descenso de hormonas tiroideas y al acúmulo en los tejidos de una sustancia mucoide que se llama mixedema.

Síntomas generales

Intolerancia al frío, ya que la producción de calor es insuficiente.

La cara de la gente con hipotiroidismo es ancha y como hinchada, debido al depósito de mixedemas. Esta sustancia también se deposita en la lengua, produciendo aumento del tamaño de la lemgua (macroglosia). También se infiltra en la laringe y da lugar a la ronquera. También en el oido (sordera) porque se infiltra al oido medio.

En el hipotiroidismo se produce bradicardia.

En el SN, transforma el metabolismo del SN dando lugar a apatía, pensamiento lento y en niños retraso mental.

Cuando el hipotiroidismo aparece al nacimiento por falta de I o bien por falta de tiroides da lugar a un tipo de hipotiroiismo que se llama cretinismo debido a que altera el desarrollo del niño teniendo una talla corta, nariz hundida, con frecuencia son sordos y se produce subnormalidad psíquica, con lo cual es importante la detección en el momento de nacer, ya que se puede evitar las consecuencias simplemente tratando al nacimiento con hormonas tiroideas.

Cuando se sospecha un hipotiroidismo, las exploraciones complementarias que se hacen son:

Detección de hormonas tiroideas y de TSH que darán en caso de hipotiroidismo un descenso de T3 y T4 y un aumento de TSH.

Una vez diagnosticada la enfermedad el tratamiento es muy eficaz.

El tratamiento se hace de por vida, es un tratamiento sustitutivo, ya que no funciona el tiroides, con hormonas tiroideas que se suele dar la T4 sintética ajustando la dosis según los análisis.

Porque es un to eficaz, se debe diagnosticar precozmente sobre todo en niños para evitar retraso mental y el cretinismo.

TIROIDITIS

Es una inflamación del tiroides que puede ser aguda, subaguda o crónica.

Aguda

Se debe a una infección generalmente por gérmenes que llegan al tiroides por una vía hematógena o una infección bucal, dando lugar a infección local y fiebre.

Subaguda

Puede durar semanas dando lugar a aumento de tamaño del tiroides, dolor y fiebre. Suele deberse a virus.

Crónica

Es una inflamación crónica del tiroides debido a un mecanismo de anticuerpos de autoagresión. De causa desconocida y que a veces pasa desapercibida, no da síntomas en el momento de la tiroiditis pero al cabo de los años se produce una destrucción del tiroides y tras años de evolución da lugar a hipotiroidismo del adulto, sobre todo en mujeres.

Su mecanismo es por anticuerpos de causa desconocida y hay que tratar con hormonas tiroideas.

CÁNCER DE TIROIDES

Son de origen epitelial, por tanto son carcinomas. Su frecuencia aumenta por la aparición de bocio. Hay varios tipos según las células:

Carcinoma papilar

Carcinoma medular

Carcinoma anaplásico

Comienza como un nódulo que cuando se hace una gammagrafía es un nódulo frío, por ello, el seguimiento acaba en cirugía. La sospecha viene por el crecimiento, también cuando al palpar es duro y doloroso. También se hace una punción con una aguja fina y se aspira.

El tratamiento es la extirpación total (tiroidectomía total) lo cual produce hipotiroidismo.

El cáncer siembra en zonas próximas y da metástasis por vía hematógena.

La metástasis a veces capta I131 y se puede tratar con él a dosis altas.

LAS PARATIROIDES.

Son 4 glándulas situadas en la región anterior del tiroides, detrás de las paratiroides. Son muy pequeñas (como una lenteja) y producen la hormona paratiroidea (parathormona).

Esta hormona aumenta los nivele séricos de calcio. La calcemia normal es de 10 mgr/10cm3.

El calcio guarda un equilibrio con el fósforo de forma que se produce un sistema de balanza.

La hormona actúa a varios niveles:

Intestino: aumenta la absorción intestinal de calcio de los alimentos.

Hueso: aumentando la extracción de calcio (reabsorción ósea).

Riñón: disminuye la eliminación de calcio.

Para ello necesita la acción de la vitamina D. Cuando baja el calcio en sangre, se estimulan las paratiroides aumentando la secreción de parathormona con el fin de normalizar ese descenso de calcio.

En el estudio de la función va a servirnos la determinación de calcio y de fósforo. La hipercalcemia dará lugar a una hiperfunción de las paratiroides y viceversa.

El método más directo es la determinación de parathormona en sangre pero es más complicado.

HIPOPARATIROIDISMO.

CAUSAS:

Idiopática (desconocida).

Extirpación quirúrgica accidental durante una tiroidectomía.

En cualquier caso hay un déficit de hormona lo que dará lugar a una hipocalcemia y una hiperfosfatemia.

El cuadro clínico es el debido a la falta de calcio:

Aumento de la excitabilidad neuromuscular:

Espasmos de la musculatura lisa:

Esófago disfagia

Bronquios broncoespasmo disnea.

Laringe laringoespasmo disnea.

Espasmos en la musculatura estriada:

Crisis de tetania que mejora con la inyección de calcio. Se puede provocar con maniobras aumentando la excitabilidad provocando cierta isquemia con un torniquete y se contraen los músculos de la mano. (maniobra de Trouseau).

Alteraciones de las uñas.

Trastornos de los dientes.

El tratamiento como no hay hormona paratiroidea se hace con calcio y vitamina D.

HIPERPARATIROIDISMO

CAUSAS:

Tumor benigno de paratiroides. (causa primitiva).

Secundaria a otra enfermedad como una insuficiencia renal crónica hiperplasia de paratiroides.

Síntomas del hiperparatiroidismo primario (tumor):

Debilidad del hueso (descalcificación) u osteoporosis. En la Rx se observan quistes óseos debido al aumento de osteolisis.

Aumento de la eliminación de calcio por el riñón y se deposita en las vías urinarias produciéndose una mayor incidencia de litiasis. El depósito en los túbulos puede producir IR.

Aumento de las úlceras en el aparato digestivo y pancreatitis.

Alteraciones del SNC (si es muy alto el calcio) como confusión mental y coma.

La parathormona está elevada.

Cuando se diagnostica se ha de localizar el tumor y se extirpa (intervención delicada que precisa la coloración de la glándulas con azul de metileno) y se cura.

En el hiperparatiroidismo secundario lo más frecuente es por IR crónica y se hipertrofia las paratiroides

Tiroides y el Embarazo.

En el embarazo hay que tener en cuenta dos factores, el tiroides de la madre y el tiroides del niño. Cada cual tiene su propia personalidad y requiere sus propias atenciones.

Tiroides del niño.-

En lo que respecta a la protección del tiroides del niño durante el embarazo ya lo hemos comentado en el Capitulo de Prevención de la Enfermedad Tiroidea, pero vamos a hacer un recordatorio superficial. En relación con el tiroides del niño tenemos que recordar la "regla del tres"

A las tres semanas de la concepción comienza a formarse el esbozo de lo que ha de ser el tiroides del niño, la mujer en este momento muchas veces no sabe aún que está embarazada; desde el tercer mes de la concepción el tiroides del feto es ya capaz de acumular yodo, funcionar y producir sus propias hormonas; tres semanas después del nacimiento el recién nacido ha utilizado las hormonas que podían provenir de su madre, ha agotado sus depósitos y comienza a funcionar conectado con la hipófisis.

Durante el embarazo el embrión primero y el feto después están muy protegidos. Tienen dos posibilidades de utilizar las hormonas tiroideas: las que él mismo fabrica y las de su madre que pasan la placenta. Si su madre tiene un hipotiroidismo severo el niño utiliza las hormonas que él fabrica; si el niño tiene una agenésia tiroidea, es decir, una falta congénita de tiroides, tampoco tiene problema, utiliza las hormonas que le suministra su madre. En ambos casos el niño nace absolutamente normal en su desarrollo.

El problema ocurre cuando hay una falta de yodo para la fabricación de las hormonas tiroideas. En estas circunstancias no funciona bien ni el tiroides de la madre ni el del feto, y entonces sí hay problemas. Por eso soy tan machacón con el tema de la alimentación rica en yodo y en caso de duda, que es siempre, utilizar sal yodada. Pero esto ya lo comentamos con amplitud en el capitulo de la Prevención.

Tiroides de la Madre.- Modificaciones inducidas por el embarazo.-

Aunque sea una mujer absolutamente normal, el embarazo para su tiroides es un impacto importante. Pero no se preocupe Vd. está preparada para eso y para más. Eso de la igualdad de sexos es una tontería, la mujer está mejor preparada fisiológicamente que el hombre.
El embarazo se acompaña de la influencia de una serie de factores específicos de esta condición que en conjunto suponen un estímulo importante del tiroides de la mujer embarazada.
El primer factor, que influye sobre todo en el primer trimestre, es la estimulación del tiroides por una hormona que se produce en la placenta, la gonadotropina coriónica Vamos a hablar un poco de ella. Su producción comienza inmediatamente de la concepción, a los 2 - 3 días. Es precisamente esta hormona la que se detecta en sangre o en orina y es la base de las pruebas de embarazo. Pues bien, la gonadotropina coriónica se parece muchísimo a la TSH y puede estimular al tiroides. Aproximadamente un 18 % de las embarazadas tienen durante el primer trimestre un ligero estímulo del tiroides que pasa desapercibido entre las otras molestias que la embarazada siente. Puede haber una ligera elevación de la T4 y una frenación de la TSH en este primer trimestre que es normal y no debe de confundirse con un hipertiroidismo. En el segundo y tercer trimestre bajan los niveles de gonadotropina coriónica y el cuadro tiende a remitir.
Bien, si hay un aumento de las hormonas tiroideas en sangre y una inhibición de la TSH, el ginecólogo y el endocrinólogo tienen derecho a pensar que puede haber una situación hiperfuncional. Pero hay datos que pueden ayudar a hacer la diferencia: en primer lugar los anticuerpos antitiroideos son normales y sobre todo la ecografía es normal en esto que podríamos llamar falso hipertiroidismo del primer trimestre del embarazo. En el hipertiroidismo auténtico hay un aumento de vascularización en el tiroides que se manifiesta como una glándula de baja ecogenicidad, en el estudio eco doppler-color es muy evidente el aumento de vascularización, en el falso hipertiroidismo la ecografía tiroidea es rigurosamente normal.

En el segundo y tercer trimestre tambien hay factores que modifican la función del tiroides, pero son de otro tipo. Aunque no está totalmente claro, en este problema podrían estar implicadas las propias hormonas femeninas, fundamentalmente los estrógenos. Habíamos comentado en los capítulos iniciales de Fisiología el que las hormonas tiroideas circulaban en sangre en su mayor parte unidas a una proteína que se llama TBG (Tiroxin Bindig Globulin o Globulina Fijadora o Transportadora de la Tiroxina), pues bien en el embarazo las cifras de TBG se disparan, entre las 16 - 20 semanas de la gestación la cifra de TBG en sangre se dobla. En estas circunstancias las cifras de T4 y T3 en sangre se alteran y pueden dar la falsa impresión de una alteración funcional. Pero este problema está resuelto, porque la T4-Libre no se modifica y sigue estando normal. Simplifiquemos y resumamos:

En la embarazada por las modificaciones en el estado hormonal pueden apreciarse alteraciones discretas en los niveles de T4-T3 y TSH. La T4-Libre no se altera. La ecografía convencional y la eco doppler-color (vascularización), son normales.

Por los motivos que hemos citado anteriormente el tiroides de la madre durante el embarazo va forzado. Se calcula que el tiroides de la embarazada produce entre un 30% y un 50 % mas de tiroxina que en condiciones normales. Para mantener el nivel de T4-Libre en sangre estabilizado tiene que aumentar su ritmo de producción y además la madre transfiera al feto una porción de sus hormonas, no mucha, pero la suficiente para mantener un desarrollo normal si el feto tuviera problemas con su tiroides.

En el embarazo el tiroides de la madre puede crecer un poco. No siempre pero quizá en un 10 - 15 % de los casos. Esta comprobado por ecografía. Pero es una cosa muy discreta y posteriormente puede volver a su tamaño normal.

Regulación de la Función Tiroidea en embarazadas con falta de yodo.-

En condiciones normales, como anteriormente hemos indicado, el moderado sobreesfuerzo que se pide al tiroides no supone ningún problema, pero si hay una deficiencia en yodo la situación es diferente. El tiroides de la madre es insuficiente para fabricar la cantidad de hormona necesaria, porque no tiene yodo suficiente y sin material no se puede no se puede hacer una casa. La TSH de la madre se eleva y el tiroides de la madre crece. Al niño le pasa lo mismo y tambien puede nacer con un pequeño bocio, aparte de los problemas de desarrollo que haya podido tener. Pero esto lo explicamos con mayor amplitud en el Capitulo de Prevención.
Las necesidades de yodo de una mujer normalmente son de 150 microgramos diarios, la embarazada necesita 200 microgramos. La suplementación de yodo bien en forma de dosis única "de choque" en los dos primeros meses del embarazo o la incluida en los compuestos de tipo polivitamínico y polimineral de los que actualmente se usan puede resolver este problema.

DIAGNÓSTICO PRECOZ DE LAS ALTERACIONES TIROIDEAS EN EL NIÑO


Hipotiroidismo Congénito

Es la alteración tiroidea que debemos diagnosticar en los primeros días que siguen al nacimiento. En esta situación cada día que se gane vale su peso en oro. A partir de la primera semana estamos empezando a perder el tiempo.

Como madre no puede hacer ningún diagnóstico en ese caso, pero debe de exigir al pediatra que le haga al niño las pruebas de screenig de Hipotiroidismo Congénito en los 2-3 primeros días que siguen al nacimiento.
No me vale ninguna excusa. Si la técnica no está montada en la Clínica en donde ha parido, se toma la muestra (una gota de sangre que se toma del talón y se pone en un trozo de papel absorbente) y se manda por correo a un centro en donde hagan esa prueba. Y si no sabe dónde se hace que su marido pregunte. El pediatra tiene obligación de saberlo. En todos los países de Iberoamérica hay centros de referencia en donde realizan esa prueba. Va ser negativa casi con absoluta certeza (solo en 4 de cada mil niños se descubre un hipotiroidismo congénito), pero eso no justifica el dejar de hacerla. El deterioro cerebral de un niño en que se tarda dos o tres meses en hacer el diagnóstico ya es irreversible.
En el peor de los casos, mas vale tarde que nunca, la manifestación más llamativa de la falta de tiroides en el niño es el retraso del crecimiento. Si Vd. ve que su hijo no progresa llévelo al pediatra. Aquí la madre no puede hacer diagnóstico precoz, pero debe de forzar a que lo haga quien le corresponde, el pediatra.
Otras alteraciones tiroideas en el niño
El diagnostico de un pequeño bocio en un niño pequeño lo hace generalmente el pediatra. De todas formas si le nota un pequeño abultamiento en el cuello puede señalárselo en cualquier revisión.
Un hipotiroidismo de tipo adquirido, es decir, no congénito, es muy poco frecuente. El signo más llamativo es el retraso del crecimiento. Lo notará tambien su pediatra.
El hipertiroidismo infantil es tambien excepcional. Corresponde igualmente al pediatra su diagnóstico.
En el niño mi consejo es, mantenga sus revisiones y vacunaciones según le indique el pediatra. Como siempre trate de que el niño tenga un buen aporte de yodo en la alimentación. Si usa en casa Sal Yodada el niño tiene el aporte de yodo que necesita.

DIAGNÓSTICO PRECOZ EN LA 2ª INFANCIA Y PUBERTAD

Bocio Infantil, Juvenil y Puberal

Aunque suponga ser reiterativo no debemos olvidar que en todos los países existen áreas con poco yodo y la repuesta inmediata a este hecho es un discreto aumento de la TSH para que el tiroides trabaje más y esto ocasiona un aumento de tamaño de la glándula, y esto empieza a manifestarse a partir de los 5 - 6 años. Hay zonas en las que hasta un 30% de los niños en edad escolar tienen el tiroides algo aumentado.
Un Bocio infantil, juvenil o puberal es el aviso bien de que la alimentación es deficitaria en yodo o de que ese tiroides tiene algún problema en la síntesis de hormonas. Y un Bocio en un niño o en un adolescente es el principio de una serie de problemas en el tiroides que se pueden evitar si se diagnostica de forma precoz y se corrige tambien en edad temprana.
Descubrirlo es muy fácil, solo hay que palparle el cuello al niño. El tiroides no debe de advertirse a la palpación, si se palpa es que esta ya aumentado de tamaño. La palpación del tiroides no es complicada, pero tiene su truco, se trata de colocarse de tras del niño y explorar el lóbulo izquierdo con su mano derecha y el lóbulo derecho con su mano izquierda. El tiroides queda justo al lado del cartílago. De todas formas tenga en cuenta que en las revisiones médicas escolares van a comprobar esta posibilidad.
Los síntomas iniciales del hipotiroidismo o hipertiroidismo son iguales en el niño que en adulto y no vale la pena dedicarle un área específica.

Conclusión

En este trabajo se pudo concluir que la conocida enfermad que afecta la glándula de la Tiroides esta vez esta mas de “moda” afectando a cualquier edad pero también a medida que avanza el tiempo se van conociendo nuevas formas de tratamiento de estas, por lo cual nos deja en claro que una persona que sufre de tiroides no debe pensar que llego a la muerte si no mas bien comprender que de esta enfermedad se puede salvar fácilmente

Además que hay diferentes tipos de tiroides encontrándose en ellas:

- El hipotiroidismo es el cuadro clínico que se origina al existir un déficit de hormonas tiroideas

- El hipertiroidismo es el cuadro clínico producido como consecuencia del exceso de producción y secreción de hormonas tiroideas

Y conocer que esto también puede producir por ejemplo cáncer, paratiroides incluso afectar en el embarazo.

Bibliografía.