Tiempos difíciles; Charles Dickens

Literatura universal siglo XIX. Narrativa. Novela inglesa victoriana. Argumento. Personajes. Sociedad industrial

  • Enviado por: Xuan
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

1. RESUMEN

  • LA SIEMBRA - LIBRO I

Tomas Gradgind es un hombre de hechos y de números, es un hombre al que solo le interesan la realidad y las cosas serias.

El señor Gradgind llama a la chica numero veinte y le pregunta cuál es su nombre ésta le responde que se llama Ceci Jupe, Gradgind le recrimina y le dice que jamás vuelva decir que se llama Ceci sino Cecilia. El señor Gradgind le pregunta en que trabaja su padre y Ceci le contesta que doma caballos a lo que éste le pregunta lo que es un caballo pero Ceci no lo sabe y se lo pregunta a Bitzer que, a diferencia de su compañera, sí lo sabe definir. Luego les pregunta a los alumnos si empapelarían la habitación con caballo y contestan que sí, pero el señor Gradgind les recrimina diciéndoles que nunca van a ver a los caballos volando, Ceci a pesar de la advertencia de su profesor dice que la empapelaría igualmente, ante lo dicho por la niña, Gradgind se desespera y le dice que no utilice su imaginación, sólo lo real.

Después de esto les presenta a los alumnos a su nuevo profesor el señor M'Choakumchlid que empezó sin perder tiempo a dar su clase.

El señor Gradgind salió del colegio con dirección a su casa en un estado de extrema felicidad sabiendo que ninguno de sus hijos utilizaría jamás la imaginación. Mientras canturreaba dirigía sus pasos hacia su casa, llamada Palacio de Piedra y que se hallaba situada en una zona pantanosa a una o dos millas de Coketown. Mientras iba a caminado vio a lo lejos un circo y le pareció ver a dos muchachos que parecían ser sus hijos y para confirmarlo sacó sus gafas y para su sorpresa resultó que esos dos muchachos eran sus hijos Luisa y Tomas. Cuando se acercó a ellos, les recriminó y les preguntó que hacían en el circo y los muchachos le dijeron que querían saber como era. El padre empezó a reprochar su acción a su hijo Tomas, pero Luisa lo defendió y dijo que ella había llevado allí a su hermano, pero el padre sólo pensaba en lo que diría el señor Bounderby si los viera.

El señor Bounderby era un banquero y empresario muy respetado en la ciudad y un gran amigo del señor Gradgind. Decía que su madre le había dejado abandonado con su abuela y que ésta le había pegado hasta que un día se escapo, y con poco dinero consiguió llegar a ser un importante hombre.

Un día, los dos amigos empezaron a hablar de Cecilia Jupe y el señor Bounderby le recomendó que echase a la niña de la escuela ya que era una mala influencia y que, al trabajar en el circo, nunca aprendería nada, pero al señor Gradgind se le ocurrió una idea mucho mejor, le permitiría a la niña formarse con sus hijos a cambio de que abandonase el circo, al señor Bounderby no le pareció bien pero ya que era su voluntad no se opondría. Así que los dos se dirigieron al circo donde Ceci vivía para proponerle el trato, cuando llegaron y encontraron a la niña le preguntaron si podían hablar con su padre, ella les dijo que esperasen mientras lo iba a buscar. Empezó a dar vueltas y a correr en busca de su padre pero no aparecía, hasta que le dijeron que se había ido mientras ella estaba comprando nuevos aceites, Ceci se puso muy triste y empezó a llorar, mientras sus compañeros de circo la calmaban el seño Gradgind le propuso que se viniese a estudiar con sus hijos pero que a cambio tendría que dejar el mundo del circo, Ceci se lo piensa y decide que se irá a estudiar con Luisa y Tomas pero antes le dice a su amigo Sleary que si su padre vuelve alguna vez la avisen.

El señor Bounderby era un solterón por lo que en su casa hacía las labores del hogar la señora Sparsit, que había sido una aristócrata. Y sin embargo, tras la muerte de su marido empezó a trabajar como sirvienta para el señor Bounderby.

Mientras desayunaba, Bounderby esperaba a que su amigo Tom fuese a por Ceci Jupe que se había quedado en su casa. Cuando llegó recogió a la niña y se fueron.

Ceci no lo pasaba muy bien en los primeros meses de su estudio y estuvo tentada de abandonarlo todo y volver al circo otra vez, pero nunca lo hizo. No podía más, estaba cansada de equivocarse en la escuela y de cometer errores. Además, el señor Gradgrind estaba enfadado con ella por que no dejaba de preguntar si su padre había mandado alguna carta.

Esteban Blackpool era un obrero de unos cuarenta años que trabaja en una fabrica de Coketown. Cuando ya habían apagado las luces de las fabricas y mientras se dirigía a su casa Esteban se encontró con su amada Raquel, que también se dirigía a casa, y se ofreció a acompañarla, ofrecimiento que aceptó. Mientras caminaban, recordaban la vieja amistad que les unía y decidían dejar de verse por algún tiempo por miedo a las habladurías. Una vez en su cuarto vio a su mujer, que solo aparecía cuando quería dinero, la vio borracha y desamparada y la decidió ayudarla por la tristeza que le daba.

Al día siguiente Estaban fue a ver a su jefe Bounderby y le explicó su situación y le preguntó si podía de alguna manera separarse de ella pero el señor Bounderby le dijo que sólo había una manera y era muy costosa. Esteban se marchó disgustado después de su visita al señor Bounderby. De la que iba caminando hacia su casa se encontró con una anciana que le hizo muchas preguntas a cerca de cómo se encontraba Bounderby.

Cuando llegó a su casa Esteban se encontró con Raquel que estaba cuidando de su mujer. Raquel le hizo prometer a Esteban que no se uniría al sindicato para no tener problemas.

Mientras en el Palacio de Piedra Luisa y Tomas se estaban haciendo adultos, y Ceci dejaba de estudiar porque el resultado de sus estudios no había sido el esperado por Gradgrind.

Al día siguiente Luisa, como había acordado con su padre, subió a verle a su habitación y éste le dijo que el señor Bounderby le había propuesto matrimonio, Luisa asombrada por lo oído aceptó para poder favorecer a su hermano y así ayudarle económicamente aunque no amase a su futuro marido.

En cuanto Bounderby conoció la noticia se lo dijo a la señora Sparsit que sintió que debería abandonar las sus tareas de la casa, pero Bounderby la ofreció un puesto en el banco. Llegado el día de la boda se casaron y Tomas felicitó a su hermana por lo valiente que era.

  • LA COSECHA - LIBRO II

Habían pasado los años y ahora Bitzer trabajaba en el banco junto con la señora Sparsit. Un día llegó al banco un extraño hombre que preguntaba por el señor Bounderby, se trataba del señor Santiago Harthouse un honorable diputado del senado.

El señor Harthouse entabló conversación con el joven Tomas, y éste le confeso que su hermana se había casado con Bounderby para favorecerle él y sacarle dinero.

Mientras en Coketown los obreros mantenían una reunión para hablar sobre sus condiciones y de ir a la huelga, todos los obreros estaban decididos menos Estaban, ya que él se lo había prometido a Raquel, Slackbridge, el orador, trataba de convencer a Esteban que decía que lo único que quería era trabajar sin problemas y sin molestar a nadie, pero sus compañeros no lo entendían y le tachaban de traidor.

Al día siguiente Bounderby manda llamar a Estaban para que le cuente lo que había pasado en la reunión de los obreros y Esteban le dice que no tiene nada que contarle pero el señor Bounderby siguió insistiendo, a la vez que Esteban seguía diciendo que no había nada que contar y que por lo tanto no le contaría nada. Bounderby se enfadó con Esteban y le dijo que era igual que los demás y que cuando acabase la jornada que se marchase a su casa y no volviese, le había despedido.

Esteban no entendía el despido y ya que en la ciudad tenía fama de obrero conflictivo decidió que en una semana se marcharía.

Cuando salió de casa de Bounderby y se dirigía a su casa vio que Raquel estaba con la anciana que había visto en su anterior visita. Esteban les comunicó que se iba a ir a otra ciudad.

Esteban le preguntó a la anciana si tenía hijos y ella le dijo que lo había perdido, pero Esteban acabó descubriendo que el hijo de la anciana era Bounderby.

Poco después llegó Luisa con Tomas y cuando oyó que se marchaba le ofreció dinero pero éste lo rechazó, solo aceptó un billete. Tom le propuso a Esteban un trato que podría traer beneficios para los dos, el trato consistía en que después de que cerrase el banco todas las noches Esteban se pasase por allí y que si no le llamaba el se fuese después de un rato. Esteban aceptó y durante toda esa semana estuvo allí después del cierre del banco pero no paso nada así que el viernes de madrugada se marchó hacia otra ciudad en busca de trabajo.

En el Palacio de Piedra el señor Harthouse entablaba una aparenté amistad con Tomas, quien le confesaba que tenía graves problemas económicos y que su hermana no le quería dar dinero de Bounderby, el señor Harthouse le ofreció ser su banquero pero el joven Tomas se negó diciendo que ya era demasiado tarde, pero le agradecía su gesto.

A la mañana siguiente se despertaron con la sorprendente noticia de que habían entrado a robar al banco habiéndose llevado de la caja de Tomas ciento cincuenta libras. El robo había ocurrido mientras la señora Sparsit y Bitzer se encontraban durmiendo en vez de vigilar. En cuanto se le notificó el robo al señor Bounderby en la primera persona en la que pensó, sin dudarlo, fue en Estaban Blackpool ya que le habían visto merodeando por los alrededores del banco toda la semana y se había marchado esa misma mañana.

Mientras la señora Gradgrind que había estada enferma, ajena a todo lo sucedido había muerto.

El señor Harthouse había quedado en secreto con Luisa para confesarle su amor, pero Luisa no le hacía caso y no correspondía su amor, pensaban que estaban solos, pero la señora Sparsit les estaba escuchando atentamente. Empezó a llover y Luisa se dirigió a su casa, cuando llegó le contó a su padre lo desdichada que era y que el señor Harthouse le había revelado su amor hacia ella, y mientras se lo contaba a su padre ella se desmayó.

  • EL ACOPIO - LIBRO III

Cuando Luisa se despertó, preguntó cuando la habían llevado al cuarto donde se encontraba y Ceci le dijo que la noche pasada.

El señor Gradgind fue a hablar con su amigo Bounderby sobre su hija y éste le dijo que si Luisa no estaba a la mañana siguiente en su casa que ya no volviera, a lo que le respondió Gradgind que todavía era demasiado pronto para que Luisa volviese a su casa.

A pesar de todo esto, el robo ocurrido en el banco no se había olvidado. Los antiguos compañeros de trabajo de Esteban, que se encontraban reunidos, hablaban sobre el robo y el orador Slackbridge le seguía tachando de traidor a la unión creyendo que Esteban había robado el dinero, cosa en la que no todos los obreros estaban se acuerdo.

Ceci se había dirigido con Raquel a ver al señor Bounderby para defender la inocencia de Esteban que ya estaba perdida, y le propuso a Bounderby que enviara una carta a Esteban para que regresase y demostrase su inocencia. Los días pasaron y Esteban no apareció ni dio señales de vida.

Mientras, la señora Sparsit pensando que estaba ayudando a Bounderby encontró a la señora Pegler y la llevo hasta él, pero lejos de alegrarse, Bounderby se enfadó mucho y acusó a la señora Sparsit de meterse en cosas de su familia. Todos los que allí estaban se sorprendieron al conocer que esa señora era la madre de Bounderby, la misma que le había abandonado. Después de la confusión inicial les explicó que nunca habían sido una familia con dinero pero que siempre habían tenido un poco para la educación de su hijo.

Al domingo siguiente Ceci y Raquel salieron a dar un paseo por el campo a las afueras de la ciudad. Se encontraban caminando cuando vieron tirado en el suelo un sombrero, se acercaron para verlo y cual fue su sorpresa cuando vieron que se trataba del sombrero de Esteban. El sombrero se encontraba cerca de un pozo, rápidamente y con esperanza de que Esteban siguiese vivo corrieron a buscar ayuda y cuando la encontraron le sacaron del pozo aún con vida pero agonizando. Sin embargo, le dio tiempo a desmentir la acusación del robo y de pronunciar su trato con Tomas, éste que había permanecido todo el rato junto con su jefe Bounderby escapó de repente.

Una vez aclarado quien había sido el culpable del robo, Ceci dijo que le había dicho a Tomas que se ocultase en el circo hasta que pudiese escapar del país. Por la noche Gradgind, Luisa y Ceci le fueron a ver y charlaron sobre el robo. Tomas no dejaba de culpar a su hermana de que se tuviera que ir. Esa misma noche iría junto con Sleary a Liverpool y allí embarcaría hacia América. Cuando se iba a marchar apareció Bitzer que le andaba buscando para poder entregarle a la policía y así ganar la admiración de su jefe, pero tanto como Gradgind, como Luisa y Sleary no pensaban permitirlo y obligaron a Bitzer a que le dejase marchar. Finalmente, Tomas se marcha hacia América y a pesar de lo que había dicho logra perdonar a su hermana y la extraña.

2. OPINIÓN PERSONAL

El libro en general me ha gustado. El autor trata de representar la situación obrera de la segunda mitad del siglo XIX, en la que se desarrolla la llamada Segunda Revolución Industrial. El autor no sólo se dedica a presentar la vida de los obreros, sino que nos muestra una historia de las injusticias que sufrían con los obreros.

Para mí el personaje más importante es el señor Gradgind ya que, a diferencia de otros, evoluciona, desde ser una persona de ideas cerradas y muy intransigente, hasta ser una persona más abierta que comprende a sus hijos y los intenta ayudar.

El autor, Charles Dickens, muestra una gran capacidad para la descripción de personajes y paisajes, e incluso hay momentos en los que se centra más en la descripción que en relatar lo que acontece a los personajes.

La descripción de algunos personajes es a veces exagerada, como la que hace de la señora Sparsit que llega a rozar la caricaturización.

Tiempos Difíciles es un libro de ideas, ya que Dickens plasma en el mismo sus ideas referentes a la política, la condición obrera y en general sobre la realidad que le rodea. Así, la novela no sólo es un tratado sobre la condición del obrero y de la industrialización sino también de algo muy importante: el matrimonio.

En la novela se relatan dos matrimonios infelices que no llegan a triunfar: el de Esteban y su mujer, borracha, y el de el señor Bounderby y Luisa. Para mi puede ser un reflejo de la situación del matrimonio en aquellos años e incluso de la situación en la que se encontraba su propio matrimonio. En este sentido, también en el matrimonio se muestran las desigualdades sociales existentes en la época, pues mientras el señor Bounderby, perteneciente a la burguesía, sí puede separarse, Esteban, perteneciente al proletariado, no puede hacerlo debido a lo costoso del mismo y a que carece de medios.

Tiempos Difíciles 10