Tiburones

Zoología. Tiburones. Evolución histórica. Animales depredadores. Especies de tiburones. Morfología externa. Anatomía. Fisiología. Reproducción. Alimentación. Sentidos. Distribución geográfica. Productos derivados del tiburón

  • Enviado por: Silvye
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 27 páginas
publicidad
cursos destacados
Museografía Didáctica del Arte Contemporáneo.
Instituto Superior De Arte - I/art
En la actualidad, tanto la obra de arte como los formatos expositivos han sufrido un notable cambio, no sólo en su...
Solicita InformaciÓn

Ópera y Música Escénica en el Siglo XX. Vanguardia y Mirada Retrospectiva.
Instituto Superior De Arte - I/art
En el siglo XX hablamos de “Teatro musical” antes que de “ópera” con el fin de integrar todas las modalidades...
Solicita InformaciÓn

publicidad

  • ..INTRODUCCIÓN:

  • Cuando empecé este trabajo, sabía muy poco sobre estos animales, además no tenía claro si este sería el tema para mi trabajo. Con esto no quiero decir que menosprecie este trabajo, al contrario este trabajo me ha servido para darme cuenta, lo importante que es investigar las cosas que tenemos a nuestro alrededor.

    La primera pregunta que me hice fue: ¿qué características tiene los tiburones que les hacen tan diferentes al resto de los peces?

    La respuesta a esta pregunta nos puede sorprender más de lo que imaginamos. Otra duda que me llegué a plantear es si el miedo que tenemos a los tiburones es fundada; ¿son en realidad los tiburones come hombres?

    Es una pregunta muy fácil de contestar, la cual fui descubriendo a medida que iba realizando este trabajo de investigación, pero primero tenía que informarme sobre el tema, es decir descubrir el fantástico mundo de los tiburones: su morfología, su hábitat, su alimentación, la relación con las personas, etc.

    Empecemos este interesante viaje con los tiburones!!!

  • ¡TIBURÓN, TIBURÓN!!!:

  • Una criatura seductora y poco conocida como poco conocido es el medio en que habita, sin embargo, temido por todos nosotros, es más, su nombre francés requin deriva de “requiem” y hace referencia al miedo que su presencia despertaba en los marinos. Pero ¿son los tiburones monstruos crueles e insaciables?, como siempre nos los presentan en las películas.

    La fama de depredadores despiadados, es gracias a algunos tiburones como el tiburón blanco que es un carnívoro agresivo que incluso llega atacar a miembros de su propia especie, pero no todos son carnívoros, dos de los de mayor tamaño —el tiburón peregrino y el tiburón ballena— son animales dóciles que se alimentan de plancton, filtrándolo del agua por medio de peines. Como iremos viendo más adelante existen una gran variedad de tamaños y comportamiento en estos fantásticos animales.

  • EVOLUCIÓN DE LOS TIBURONES:

  • Los tiburones aparecieron antes que los primeros vertebrados colonizaran la tierra firme, hace más de 400 millones de años, durante el periodo Silúrico y Devónico, soportando la mayor extinción de todos los tiempos en el Paleozoico (hace 240 millones de años), y el impacto ambiental que causó la desaparición de los dinosaurios.

    Debido a la ausencia de esqueleto duro, los fósiles completos de tiburones son raros. En cambio es más común que los paleontólogos encuentren fósiles de las pocas partes calcificadas de su cuerpo: vértebras, espinas y sobretodo dientes, ya que éstos son mucho más fáciles de hallar, gracias a la gran cantidad que posee y desprende un tiburón a lo largo de su vida, y a su naturaleza ósea.

    Los tiburones ya habían desarrollado su forma básica, potente y aerodinámica, mucho antes que los dinosaurios dominaran la tierra y son pocas las modificaciones que se han producido desde el periodo Devónico.

    Actualmente los escuálidos a medida que van creciendo los dentículos dérmicos se van desprendiendo y renovando, y crecen en número pero no en tamaño. En la antigüedad las escamas dérmicas de estos peces cartilaginosos crecían antes de desprenderse. Otras características de los tiburones primitivos es que tenían el cerebro mucho más pequeño y la mandíbula pegada debajo del cráneo, mientras ahora la tienen desacoplada de él.

    Uno de los tiburones más antiguos es el Cladoselache; de unos 400 millones de años cuyos fósiles se han encontrado en Ohio, Kentucky y Tennessee (EEUU). Este tiburón no era grande, solo medía un metro de largo; tenían cinco hendiduras branquiales, dos aletas dorsales bien desarrolladas y con espinas, aletas pectorales y pélvicas y una cola simétrica y poderosa. Sus mandíbulas eran largas, finas y tenían muchos dientes afilados, cada uno de ellos equipado con una punta central grande y dos pequeñas cúspides laterales, con estas características el Cladoselache fue un predador ágil y rápido, adaptado para alimentarse de peces de natación rápida, según muestran las huellas de grandes peces presa que se hallaron en el estómago de algunos tiburones fosilizados. El Cladoselache se extinguió hace unos 250 millones de años.

    La mayoría de los fósiles de entre 300 a 150 millones de años de edad pertenecen a dos grupos, el primero, los xenacantos (450 millones de años - 220 millones de años), confinados a ambientes de agua dulce y de gran longevidad, se extendió por todo el mundo.

    El segundo grupo los hibodontos, apareció hace 320 millones de años y predominó en los océanos y aguas dulces durante la época de

    los dinosaurios. Estos escualos ya eran modernos y pueden considerarse los predecesores inmediatos de los actuales tiburones.

    Los primeros tiburones actuales de los que se conocen fósiles son los marrajos y especies próximas. Los dientes de tiburón blanco, uno de los más temidos actualmente, sólo son un tercio del tamaño de los Carcharocles megalodon cuyos dientes sobrepasaban los dieciocho centímetros de altura y cuya longitud total puede haber sobrepasado los doce metros, y aunque muchos piensan que este tiburón pueda ser antepasado del actual tiburón blanco, recientemente, ha habido un descubrimiento que complica esta teoría; hace tiempo se hallaron enormes dientes todavía no fosilizados por completo, a grandes profundidades, que hizo pensar a algunos científicos que la extinción de este tiburón fue más reciente, cuando el hombre empezaba a poblar la Tierra.

  • CLASIFICACIÓN:

  • Para identificar a las especies de tiburones, los taxónomos han confeccionado una lista de características externas y de medidas estándar; entre ellas se incluyen rasgos descriptivos tales como la presencia o ausencia de espiráculos, de espinas en las aletas dorsales, de una aleta anal, de un lóbulo inferior en la aleta caudal, de una creta interdorsal, de quillas caudales y de párpados nictitantes, la longitud total del cuerpo, la distancia interdorsal, la longitud y anchura de la cabeza, la longitud y la altura de las aletas, o el tamaño y el número de dientes.

    Gracias a estas características podemos reconocer a los tiburones a simple vista sin necesidad de matarlos o capturarlos para estudiarlos por dentro.

    4. ¿CÓMO SON LOS TIBURONES?

    Los tiburones son vertebrados pertenecientes a la clase de los Condrictios y aunque comparten con los peces osteíctios la mayoría de sus rasgos generales, existen una serie de características que los diferencian de ellos.

  • Diferencia entre los tiburones y el resto de peces:

  • Los peces osteíctios deben su nombre a su esqueleto óseo, a diferencia de los condrictios que poseen un esqueleto cartilaginoso, pero con algunas partes calcificadas (vértebra).

    Los tiburones no poseen una vejiga natatoria que les ayuda a conseguir una flotabilidad neutra como sus parientes acuáticos sino que cuentan con su cartílago de baja densidad, con el aceite de su hígado y con su diseño hidrodinámico.

    Ambos obtienen el oxígeno del agua, la cual llega a las branquias, y finalmente sale al exterior por los opérculos en los osteíctios o las hendeduras branquiales en los condrictios. Los peces poseen aletas abatibles y la aleta caudal simétrica, a diferencia de los cartilaginosos en que sus aletas son completamente rígidas y la aleta caudal puede ser heterocerca. Una diferencia externa es la posición de la boca, los tiburones tienen la boca en posición ventral mientras los peces óseos generalmente tienen la boca en posición final. Otra característica curiosa de los cartilaginosos es que éstos renuevan los dientes tantas veces como sea necesario. Por último hay que destacar que su piel esta compuesta de dentículos en vez de escamas como en los otros peces. Los dentículos dérmicos son como los dientes duros y agudos que le ayuda a protegerse contra lesiones en la piel.

  • Morfología externa de un tiburón:

  • Los tiburones son fáciles de reconocer del resto de peces por su anatomía, para empezar su cuerpo es esbelto y fusiforme, sobretodo en las especies que nadan activamente. Las aletas impares se distinguen en dorsales, caudal y anal; las dorsales pueden estar provistas de una espina ósea. Las aletas pares son las pectorales y las ventrales, las primeras en algunos casos notablemente desarrolladas. A simple vista se observan sus hendeduras branquiales (entre 5 a 7 parejas) ubicadas lateralmente en la cabeza. Hay otras características físicas que nos permiten identificarlos como su rostro afilado con la boca situada en posición ventral, muchas especies tiene hileras de dientes afilados enclavados en membranas fibrosas en lugar de las mandíbulas y a diferencia de las hembras, los machos presentan unas extensiones de las aletas pélvicas que les sirven de órganos reproductores.

    Los tiburones bentónicos, presentan unas aberturas detrás de los ojos llamados espiráculos que les permite respirar, ya que ellos no están en constante movimiento.

    4.2.1. Piel, colores y formas:

    La piel de los tiburones es bastante rara; en vez de las escamas anchas y planas que poseen en mayoría los otros peces, los condrictios tienen la piel cubierta de pequeñas escamas afiladas y puntiagudas llamados dentículos dérmicos o escamas placoideas (de estructura muy parecida a la de los dientes), que le dan su textura característica de papel de lija. Cada dentículo esta formado por una placa basal o raíz, un pedículo y una corona de esmalte que le cierra. Los dentículos dérmicos aumentan su número, pero no el tamaño.

    A primera vista puede parecer curioso que los tiburones tengan una piel rugosa, ya que en principio debería aumentar el rozamiento del animal con el agua; sin embargo parece ser que la disposición regular de los dentículos canaliza el agua produciendo un flujo laminar que disminuye el rozamiento permitiendo una natación más veloz y eficiente.

    La distribución de los dentículos podría también hacer que los tiburones fueran “hidrodinámicamente silenciosos”, lo que les da ventaja a la hora de cazar a sus presas. Los dentículos de los tiburones pelágicos más rápidos son más pequeños y ligeros que los de los tiburones bentónicos.

    El color de la piel de los tiburones está relacionado con su naturaleza pelágica o bentónica. Las especies pelágicas, que viven en mar abierto y alejadas del fondo marino, suelen ser de colores grises, marrones o azules con la superficie ventral más clara que la dorsal. Los tiburones bentónicos tienen colores y manchas que les ayudan a camuflarse ante sus presas.

    La forma de su cuerpo esta relacionado notablemente con la forma de vida. Las especies que nadan activamente en la columna de agua, suelen tener un cuerpo esbelto y fusiforme. El cuerpo tiene un diámetro más ancho en su tercera parte a partir del hocico y disminuyen gradualmente hacia la cola.

    En contraste con los tiburones pelágicos, algunos tiburones que habitan el fondo del mar tienen el cuerpo aplanado, la cabeza grande y la cola fina y robusta, como el de una raya y pasan casi todo el día enterrados en la arena, al acecho de los peces presa que pasen cerca.

    4.2.2. Aletas:

    Sus aletas son rígidas y bien desarrolladas, cosa que les confiere potencia y estabilidad. Las aletas pectorales y pélvicas, se utilizan para dar fuerza de sustentación y para el control de los movimientos. Las aletas dorsales que pueden estar provistas de una espina ósea y anales impiden que el tiburón ruede sobre si mismo.

    Los tiburones suelen presentar una aleta caudal heterocerca, es decir asimétrica; en la mayoría crea un empuje hacia delante gracias a los movimientos laterales que producen una ondulación del cuerpo. Las especies más rápidas suelen presentar la cola simétrica, es decir con los dos lóbulos de longitud similar. El pez zorro hace servir la larga aleta caudal para aturdir a sus presas

  • ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA:

  • El tiburón es un torpedo biológico, porque no sólo es un fantástico vehículo hidrodinámico, sino que además debajo de la piel presenta una auténtica fábrica biológica bien organizada y coordinada cuyo diseño permite una eficiencia máxima.

  • El esqueleto:

  • Los condictrios poseen un esqueleto cartilaginoso, firme y flexible. Puede que éste se fortalezca por los depósitos de minerales y algunas especies tengan una espina dorsal ósea. Sin embargo el esqueleto de los tiburones es mucho más flexible que el de un pez osteíctio, este esqueleto aunque en la tierra no sería lo suficientemente rígido para soportar el peso de un animal grande, para los tiburones es un beneficio, ya que el cartílago aumenta la flexibilidad, eficacia y su flotación. Esto permite que su cuerpo sea lo suficientemente flexible como para poder hacer un giro completo (360º) en un espacio reducido, equivalente a la longitud de su cuerpo.

  • Musculatura y natación:

  • Los tiburones tienen dos tipos de musculatura: la blanca y la roja. La musculatura roja se sitúa en una fina capa por debajo de la piel y encima de la musculatura blanca. Tiene un buen riego sanguíneo y se utiliza para una natación lenta y sostenida

    (de 1 a 3 Km/h). Representa un 11% de la musculatura total.

    La musculatura blanca está poco irrigada y entra en función durante los momentos de natación breves y rápidos, como en los ataques, a una velocidad de 50-60km/h.

  • Flotación:

  • A diferencia de los peces óseos, los tiburones no pueden mover las aletas pectorales como si fueran remos, y son incapaces de nadar hacia atrás o quedar suspendidos en el agua.

    Tampoco tienen vejiga natatoria para controlar la flotación, pero su hígado representa entre el 15 y el 30% del peso de su cuerpo y es muy rico en aceite que contiene escualeno, que es menos denso que el agua, le da una flotabilidad casi neutra que le permite ascender y descender con la misma facilidad con que lo hacen los peces. Por otro lado, su esqueleto cartilaginoso, es más ligero que el de los peces óseos.

    Muchos de los tiburones de fondos profundos dado que pasan la mayor parte del tiempo cerca del fondo, el mantener flotabilidad no es de gran importancia.

  • ¿Cómo respiran los tiburones?:

  • Los peces extraen el oxígeno del agua y lo hacen con las branquias. Los tiburones tienen las hendeduras branquiales, en la piel que cubre las branquias, mientras que el resto de peces tienen una tapa dura, el opérculo.

    Hay tiburones que son capaces de hacer una respiración activa, es decir, que pueden respirar aún si están quietos, pero hay otros que dependen de su movimiento para respirar, hacen una respiración pasiva, hace falta que estén moviéndose continuamente y así el agua circula pasivamente por las branquias. Eso quiere decir que no pueden vivir mucho tiempo quietos, como los tiburones de puntas negras.

    El tiburón toro es uno de los tiburones que puede hacer las dos cosas: si se mueve aprovecha la circulación del agua para respirar pasivamente y si está quieto lo hace activamente.

    5.5 Crecimiento:

    La ausencia de partes corporales óseas en tiburones y rayas hace difícil la estimación de la edad y del índice de crecimiento. Si se tiñen las vértebras, que están parcialmente calcificadas, aparecen círculos concéntricos muy parecidos a los que pueden verse en los troncos de los árboles, pero lo que desconocemos es si cada uno de estos anillos corresponde al crecimiento de un único año .Los métodos de marcado y recaptura constituyen otro medio de determinar los índices de crecimiento.

    La edad y la tasa de crecimiento de los tiburones pueden variar mucho según las especies y según las distintas poblaciones de la misma especie. Parece ser que la mayoría de los tiburones viven entre veinte y treinta años. Pero hay casos de tiburones longevos como la mielga que puede tener hasta 100 años de vida.

  • Reproducción:

  • Podemos diferenciar externamente el sexo de los tiburones, gracias a que los machos poseen dos órganos copuladores alargados llamados pterigopodios, mientras las hembras carecen de órganos sexuales visibles. La fecundación es interna y el periodo de gestación de la hembra, llega a alcanzar dos años en algunas especies. Los eslamobranquios presentan tres tipos de reproducción: ovíparos, vivíparos, ovovíparos y en ningunos de estas formas de reproducción las madres vigilan a sus crías o huevos.

  • Ovíparos:

  • En las especies ovíparas, los huevos son expulsados al exterior del útero materno, las madres ponen los huevos en el sustrato que se desarrollarán los embriones cuyo único alimento será la yema del huevo. Estos huevos están formados por una cápsula córnea, que envuelve al embrión y a la yema, y algunas veces por unos zarcillos que tiene la función de enredarse a las algas y a otros tipos de plantas para evitar que la corriente se los lleve. No es raro que cuando el huevo todavía no tiene endurecida la cápsula córnea la hembra los recoja con la boca, y los deposite en una grieta de tal forma que cuando se endurezcan, encajen como una cuña.

  • Vivíparos:

  • En los vivíparos también llamados vivíparos placentarios las crías se desarrollan plenamente en el útero materno, y son alimentadas a través de la placenta o a través de una secreción conocida como leche uterina, las crías salen al exterior cuando están desarrolladas.

  • Ovivíparos:

  • La mayoría de tiburones son ovivíparos, estas especies también reciben el nombre de vivíparos aplacentarios, ya que la hembra encuba los huevos dentro del útero.

    La alimentación de estos pequeños en desarrollo depende de los huevos del saco vitelino. En este tipo de reproducción es donde tiene lugar el canibalismo intrauterino. Es decir el primer tiburón que rompe el huevo, es el que devora a sus hermanos y los centenares de huevos no fertilizados producidos por la madre.

  • ¿Qué comen? ¿Cómo se lo comen?:

  • Casi todos los tiburones son depredadores activos. La gran mayoría se alimentan de peces óseos, moluscos cefalópodos, cangrejos, sepias, pulpos y hasta otros tiburones. Son pocos los tiburones que se alimentan también de mamíferos marinos, y que por tanto, son potencialmente peligrosos para los seres humanos, como por ejemplo el tiburón blanco, el tigre u otros tiburones. Pero los tiburones más grandes, como el tiburón ballena que alcanza los 23 m. o el tiburón peregrino que puede llegar a superar los 13 m. de longitud son filtradores o depredadores pasivos, es decir se alimentan de plancton

    La mayoría de los tiburones se alimentan por la noche cada 2 o 3 días, y comen cantidades equivalentes a un 3-5% de su peso. Pero pueden pasar meses sin comer, gracias a sus propias reservas.

    En general sus mandíbulas son potentes y presentan diversas hileras de dientes, en número variable según la especie. A medida que los dientes más externos se rompen son reemplazados por unas nuevas situadas en las hieras de detrás. La mayor parte muda uno o dos dientes, pero hay otras especies de elasmobranquios que cambian toda una filera de golpe.

    Los dientes varían de forma según la alimentación de cada especie, por ejemplo: las especies que consumen invertebrados con caparazón, tienen en las mandíbulas dientes pequeños y agudos para agarrar a su presa, y dientes planos y molariformes en la parte posterior para triturar las conchas duras. Por otra parte los tiburones que devoran grandes peces están equipados con unos dientes triangulares y planos con los bordes serrados para poder cortarlos en pedazos. Finalmente, un tercer tipo de diente, larga y puntiaguda, es la que emplean los tiburones para sujetar las presas y pasárselas enteras, como es el caso del tiburón toro.

    • LOS SENTIDOS:

    Estos animales son animales increíblemente adaptados al medio en el que viven. Al largo de la historia han desarrollado diferentes sentidos especializados para poder obtener el alimento.

    6.1. Los ojos:

    Hace un tiempo se pensaba que los tiburones eran ciegos, pero en la actualidad se sabe que esto es falso, ya que los tiburones son sensibles a la luz, al movimiento y pueden aprender a distinguir entre formas diferentes. Su visión esta perfectamente adaptada al mundo marino.

    La estructura de los ojos de los tiburones es básicamente igual a los que se encuentra en la mayoría de los vertebrados, con un globo ocular rígido que encierra una zona receptora sensible a la luz, la retina, receptora de las imágenes del cristalino, consta de bastones y conos. Los bastones son células receptoras que funcionan con luz muy escasa, pero que no le permite visualizar los colores. En cambio los conos son células que funcionan cuando hay luces brillantes y reconocen los colores. Los ojos de algunos tiburones se ven brillar en la oscuridad, igual como sucede con los gatos. Esto es debido a una estructura que presentan detrás de la retina, denominada tapetum lucidum, que ayuda a los tiburones a regular la luz que reciben hasta el nivel que mejor adapte su visión. En entornos con poca luz, el tapetum refleja la luz que capta el ojo y en los luminosos, la bloquea. Las pupilas de los tiburones se dilatan y contraen en respuesta a la luz ayudando así a bloquearla. Los carcariniformes como el tiburón tigre (Galeocerdo cuvieri), poseen una membrana nictitante, una especie de párpado que protege el ojo cuando atacan a sus presas o ante un objeto extraño.

    6.2. El olfato:

    El sentido del olfato de los tiburones es muy agudo, para verlo no hay más que observar como algunos tiburones como el tiburón de puntas negras y el gris, pueden llegar a detectar una gota de sangre de atún en 10 millones de litros de agua

    El órgano olfativo reside en la cabeza del tiburón, dentro de dos sacos olfatorios, y tienen contacto con el exterior a través de las narinas, las cuales sólo cumplen la misión olfatoria, y no intervienen para nada en la respiración. Las narinas están formadas por pliegues de tejido dispuestos en hileras que contienen células sensibles a los olores químicos que emiten todos los seres vivos. Cada narina tiene dos fosas separadas, por una entra el agua y por la otra sale. Esta agua debe pasar por las branquias continuamente para que puedan respirar.

    Además de ayudarles a localizar las presas, el sentido del olfato podría desempeñar un papel en el comportamiento sexual. Algunos estudios han demostrado que el tiburón hembra produce feromonas para hacer saber al macho que está preparada.

  • Gusto:

  • El tiburón utiliza por regla general, este sentido para decidir si lo que ha capturado es o no comestible. Presentan unas papilas en la boca, similares a las pupilas gustativas de otros animales, y que tienen la misma función. Algunos tiburones bentónico, como el tiburón ciego (Brachaelurus waddi), presentan unos barbillones nasales que pueden tener también la misma función gustativa.

  • Tacto:

  • Los tiburones no sólo sienten el contacto físico, el tacto, como el que los seres humanos conocemos, sino que también cuenta con el tacto a distancia, es decir que puede sentir el movimiento de un animal o un objeto extraño a casi 200 metros de distancia. Ésta increíble capacidad es posible gracias a una compleja red de fibras nerviosas bajo la superficie de la piel, llamada línea lateral, que recorre el cuerpo del tiburón desde el extremo de la cola hasta la cabeza.

    Este sistema sensorial no sólo detecta movimiento, sino que informa de la dirección del movimiento, lo que significa que sin la ayuda visual, olfativa, gustativa y auditiva, el tiburón puede “sentir” la presencia de cuerpos que se mueven a largas distancias.

  • Oído:

  • A pesar de no presentar oído externo visible su sentido auditivo es muy agudo y pueden detectar sonidos que los humanos somos incapaces de sentir. Este sentido no sólo ayuda al tiburón ha localizar comida. Además también determina su orientación y equilibrio en el agua.

    Presentan dos órganos del oído interno llamadas máculas neglecteas, cerca de la parte alta del cráneo, ambas están conectadas a dos pequeñas aberturas en la cabeza del tiburón a través de un canal y contienen las células nerviosas que responden a las vibraciones sonoras.

    6.9 Sistema electrosensorial:

    Los tiburones poseen unos poros sensoriales que tienen en el morro que reciben el nombre de ampollas de Lorenzini. Estos poros detectan débiles campos eléctricos generados por otros organismos vivos. Gracias a este sexto sentido, el tiburón puede percibir a su presa sin necesidad de verla, sentirla u oírla, por ejemplo, es posible que un tiburón no vea o no huela a una raya enterrada en la arena, pero si puede detectar la corriente eléctrica que desprende.

    La respuesta de los elasmobranquios a los campos eléctricos es tan intensa, que algunos investigadores creen que pueden incluso percibir los campos magnéticos de la tierra y utilizarlos como una brújula para la navegación. Esta sensibilidad explicaría el por qué algunos tiburones cuando emigran viajan miles de kilómetros al año.

    • PRESENCIA Y DISTRIBUCIÓN:

    La distribución de los tiburones en nuestro planeta obedece, principalmente, a las diferencias de temperatura del agua y a la profundidad. Según la temperatura distinguimos tres grandes grupos de tiburones: los de aguas tropicales, los de aguas templadas y los de aguas frías.

    Tiburones de aguas tropicales. Viven en zonas donde la temperatura del agua es superior a los 21ºC. En el invierno se sitúan cerca del ecuador, y en el verano se desplazan más al norte o al sur, según el hemisferio que vivan, en esta aguas encontramos la gran mayoría de tiburones, como la gata nodriza, tiburón ballena y angelote. Algunas de estas especies tropicales son muy activas y no dejan e nadar, recorren pequeñas distancias diariamente y migran a miles de kilómetros de acuerdo con la estación.

    Tiburones de aguas templadas. Viven en mares donde la temperatura del agua oscila entre los 10 y los 21ºC. En el invierno están más cerca del ecuador que en el verano. Las especies más grandes (más de 3 m.) se encuentran prácticamente en todo el mundo, como el tiburón blanco (Carcharododn carcharias), el tiburón toro (Carcharias taurus), a la tintorera, el zorro marino…

    Tiburones de aguas frías. Viven en aguas con temperaturas inferiores a los 10ºC. Habitan los océanos Árticos y Antárticos, o bien en aguas profundas de las zonas templadas o hasta de las tropicales. Entre ellas encontramos a los tiburones cañabotas, los tiburones duende…etc.

    En estas tres zonas de diferente temperatura, las grandes especies activas suelen estar distribuidas por todo el mundo, a diferencia de las pequeñas, cuya distribución es más limitada, probablemente porque no tienen la capacidad física necesaria para emprender largos viajes.

    • TIBURONES Y EL HOMBRE:

    Durante mucho tiempo los tiburones han sido considerado animales crueles e insaciables. Pero, son muy pocas las especies que atacan a los humanos. Según datos de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), los seres humanos matan 12 000 000 de tiburones cada año frente a los seis seres humanos que mueren anualmente en las fauces de los selacios.

    Existen una amplia gama de electos relacionados con el tiburón, desde la alimentación hasta la joyería e investigación

    8.1. Productos derivados del tiburón:

    La pesca del tiburón está generalizada en todo el mundo, especialmente en los países sudasiáticos, donde la aleta es un manjar. Pero el aprovechamiento del tiburón no termina ahí, sino que es prácticamente íntegro, aunque dependerá también del país en el que nos encontremos: 

    Carne: Resulta ser una carne muy alimenticia y sabrosa. En España se consume en forma de cazón (que al parecer está en gran peligro de extinción). En Inglaterra se comen en el plato "fish and chip" y en Alemania en el "shillerlocken". El tiburón nada más ser capturado debe ser desangrado (ya que su sangre tiene urea, compuesto que nosotros tenemos en la orina, y da un sabor desagradable a la comida) y se debe conservar en cámaras frigoríficas, pues se estropea fácilmente su carne 

    Piel: La piel del tiburón es muy áspera debido a unos dentículos que hay en la superficie de ésta. Por ello presenta dos usos: 

    • No tratar la piel, y usarla para raspar y pulir (cómo el papel de lija).

    • Tratarla con un método adecuado, mediante el cuál se obtiene un cuero de gran calidad, más resistente que otros como el de vaca o cerdo. Para poder elaborarlo, es necesario que el tiburón sobrepase de los 1,80 metros, por lo que no todo los tiburones pescados son aptos para este uso. Este cuero es uno de los más caros.  


    Aletas: Esta es la mayor amenaza para la supervivencia de los tiburones: sus aletas están muy demandadas en Asia sobre todo, donde el precio de una sopa de aleta es muy elevado. Por ellos se llega, incluso a lo que se llama "finning" (de fin, aleta en inglés), que consiste en capturar al tiburón, cortarle las aletas, y vivo todavía devolverlo al mar, donde muere. Esto es un gravísimo error, y está dando lugar a la muerte de millones de tiburones cada año. Esta práctica se está empezando a prohibir en algunos países que intentan evitar la extinción de los tiburones en sus costas.  


    Hígado: Constituye una quinta parte del tiburón, y es muy rico en aceites y vitaminas. Debido a que tiene mucha vitamina A se utiliza sobretodo en la industria de cosmética como rejuvenecedor, aunque  también tiene algún uso medicinal. 

    Mandíbulas y dientes: Su mercado es la joyería y la decoración. Así, mientras los dientes por separado se usan en cadenas y collares, las mandíbulas enteras se utilizan como decoración en los clubes de buceo, etc. El precio de una mandíbula depende del tamaño y el lugar: una de gran tamaño oscila entre las 40.000 y las 100.000 pts (e incluso más). 

    Cartílago: Los tiburones no tienen un esqueleto óseo, sino de cartílago, que es mucho más blando. Nosotros lo tenemos en nariz y orejas. Durante una época se dijo que las píldoras de cartílago de tiburón curaban el cáncer, pero se ha demostrado que las píldoras no sirven para nada, y que realmente sólo surte algún efecto aplicado directamente en la zona afectada por la enfermedad. Actualmente se usa como cura para las quemaduras y dolores musculares (esto está más generalizado en los países orientales).

    8.2 ATAQUES DE TIBURONES:

    Los medios de comunicación suelen presentar al tiburón como a una terrorífica bestia devoradora de hombres. Lo cierto es que cada año sólo atacan a unas 75 personas en todo el mundo, y sólo entre 5 a 10 casos provocan la muerte por lo que la mayoría vive para contarlo.

    La televisión y las películas de cine han hecho creer a muchas personas que todos los tiburones son monstruos terribles que pretenden acabar con los seres humanos. La verdad es que estos animales parecen sentir poco interés por la gente, y de hecho, el ser humano no es un plato común en su dieta. Si tenemos en cuenta la mayoría de personas que se bañan o hacen submarinismo en el océano, la cifra antes citada es realmente baja. Es mucha mayor la posibilidad de morir fulminado por un rayo o un accidente de tráfico que de ser atacado por un tiburón.

    De las aproximadamente 350 especies de tiburones conocidas, es probable que menos de 40 ataquen al ser humano. Los expertos creen que los tres tiburones más peligrosos son el tigre, el gran blanco y el sarda. Se cree que el gran blanco es el responsable de la mayoría de los ataques a seres humanos pero, debido a que en raras ocasiones se capturan o ven los tiburones que atacan, es difícil saber si el gran blanco s el culpable.

    La información más amplia acaezca de ataques de tiburones proviene del Archivo de Ataques de Tiburones, que la Marina americana estableció en 1958 y financió. Recopilaron y analizaron información sobre 1200 ataques de tiburones en todo el mundo. Los países con mayor índice de ataques son Australia, Estados Unidos, las Islas del Pacífico y Sudáfrica.

    En Estados Unidos, aproximadamente el 75% de ataques tuvo lugar en la costa Este y el 25% restante en la Costa de California. Precisamente a lo largo de 200 kilómetros de esta costa se han concentrado más de la tercera parte de los ataques del gran tiburón blanco.

    Los tiburones pueden atacar en cualquier lugar en el que la gente se esté moviendo en el agua. Lógicamente, a mayor número de bañistas, mayor número de ataques; las estadísticas apoyan esta teoría. Este es el motivo por que la mayoría de los ataques de tiburones tiene lugar en verano, sobre todo a media tarde los fines de semana.

    La gran parte de las víctimas se encuentran a menos de 30 metros de la orilla en aguas cuya temperatura supera los 20ºC y a menos de dos metros de profundidad. Sorprendentemente, atacan a los hombres 13 veces más que las mujeres; ¿significa esto que los hombres son más sabrosos que las mujeres? Probablemente no, sólo que son más los hombres que nadan en aguas profundas donde es más fácil encontrase con un tiburón.

    Mientras la gente se aventura en el territorio de los tiburones, ya sea nadando o buceando, es inevitable un mínimo de ataques de estos animales. Pero antes de optar por no volver a poner un pie en el océano, debemos recordar que mueren más personas cada año por picaduras de abeja y mordeduras de serpiente que por un ataque de tiburón.

    8.3. ¿Por qué atacan los tiburones?

    Se cree que en mucos casos los tiburones atacan a personas al confundirlas con sus presas habituales, especialmente con focas, su fuente de alimento principal.

    Otro de los motivos de un ataque podría ser para proteger su territorio. Desde que el ser humano comenzó a escribir sobre los tiburones hace miles de años, los ha identificado, en la mayoría de los casos, como”bestias devoradoras de hombres”.

    Afortunadamente, la mayor parte de los tiburones no son tan terribles como los presentan y son pocos los casos registrados en los que han llegado a comer seres humanos.

    Normalmente el tiburón muerde a la persona una sola vez y la abandona. Los científicos creen que, si un tiburón tuviera la intención de comerse a su víctima, probablemente lo haría.

    Es mucho lo que todavía se desconoce sobre el comportamiento del tiburón, por lo que es imposible determinar la razón que motiva a este animal a atacar esporádicamente a las personas. Sin embargo, los investigadores han propuesto numerosas teorías. Una explicación razonable es, la anteriormente comentada, el parecido con sus presas habituales. Desde abajo, el parecido de los bañistas en balsas o en tablas de surf con los leones marinos, las focas o las tortugas de mar es increíble.

    Otra razón sobre el ataque de los tiburones pertenece al investigador australiano Víctor Coppleson y su teoría de(tiburón descarriado). En sus estudios Corpplesson observó que la mayor parte de los ataques registrados en Australia fueron realizados por tiburones solitarios, y enraras ocasiones atacaron en grupo. Coppleson llegó a la conclusión de que determinados tiburones, a los que el denominó “descarreados”, eran los responsables de una serie de ataques de un área determinada.

    9. ANEXO.

    DISTANCIA DE LAS ALETAS DORSALES

    FORMA DE LA CABEZA

    FORMA DEL CUERPO

    FORMA DEL MORRO

    COLORACIÓN

    Primera dorsal

    bastante retrasada.

    Segunda dorsal más adelantada

    Pequeña y aplanada. Deprimida

    Cuerpo cilíndrico y grueso.

    No puede cerrar la boca porque los dientes no les encajan.

    Dorso: Marrón claro con manchas oscuras. Cara ventral: color claro difuminado

    La primera por

    detrás de la

    pectoral.

    La segunda por encima de la anal

    Pequeña y aplanada

    Esbelta

    Puede cerrar la boca porque le encajan los dientes

    Todas las aletas tienen una mancha negra.

    Dorso gris oscuro.

    Parte ventral

    La primera por encima de la pectoral. La segunda por encima de la anal

    Estrecha y

    aplanada

    Alargado, delgado y esbelto

    Puntiagudo y largo

    Dorso: gris con

    Pequeñas manchas negras. Tiene manchas en la parte superior del lóbulo y en la primera dorsal.

    HÁBITAT

    TALLA O

    MEDIDA

    FORMA DE LA ALETA CAUDAL

    MEDIDA DE LAS ALETAS DORSALES

    TIBURÓN TORO

    Carcharias

    Taurus

    Pelágico. Hasta los 70 metros de profundidad.

    Mares cálidos:

    Australia,

    Sudáfrica,

    Indonesia, Mar

    Rojo.

    Atlántico Oriental desde Marruecos hasta Sudáfrica

    Ovovíparo. Nace una cría de 1 metro. Madurez sexual con 2.20 metros.

    Talla máxima:

    3.20 metros

    Lóbulo superior prolongado. Cola asimétrica

    Medida similar de las dos dorsales.

    TIBURÓN DE PUNTAS NEGRAS

    Carcharias

    melanopterus

    Pelágico y de costa. Común de aguas tropicales poco profundas. Mar rojo, Mediterráneo, Islas Hawai, islas Marquesas y Japón.

    Vivíparo.

    Camadas de hasta 12 crías. Madurez:0.90 metros

    Tiene las puntas negras. Asimétrica. Lóbulo superior

    prolongado

    Dos aletas dorsales.

    La segunda mucho más pequeña que la primera

    TIBURÓN GATO O PINTARROJA

    Scyliorinhus

    canicula

    Bentónico: hasta

    500 metros de

    profundidad.

    Común, desde el Mediterráneo,

    Atlántico oriental

    Desde Noruega hasta Senegal.

    Ovíparo. Crías de 0.09 metros. Madurez: 0.45 metros.

    Talla máxima:

    0.75 metros.

    Ligeramente dirigida hacia arriba, el lóbulo inferior más grande que el superior

    (asimétrica)

    Dos aletas dorsales.

    La segunda es un poco más pequeña que la primera

    HÁBITAT

    TALLA O

    MEDIDA

    FORMA DE LA ALETA CAUDAL

    MEDIDA DE LAS ALETAS DORSALES

    ALITÁN

    Scyliorhinus

    stellaris

    Bentónico y de costa.

    Común en aguas frías temperadas y cálidas del Atlántico Nord-Oriental y Mediterráneo.

    Ovíparos. Ponen 100 huevos al año. Crías de o,16 m. Madurez con 0,75m

    Asimétrica. Lóbulo inferior un poco más grande que el superior.

    La aleta posterior es más pequeña que la anterior.

    TIBURÓN GRIS

    Carcharhinus

    plumbeus

    Pelágico de costa y mar abierto. Atlántico Oriental y Occidental, Mediterráneo, Pacifico. Especialmente en playas arenosas.

    Vivíparos plancentarios y tienen camadas de hasta 14 fetos. Madurez: Machos con 1,31m y hembras de 1,44m. Al nacer miden 0,60m.

    Asimétrica. Lóbulo superior mucho más grande que el inferior

    La primera dorsal es mucho más grande que la segunda.

    TIBURÓN DE PUNTAS BLANCAS

    Triaenodon obesus

    Pelágico. Común en lagunas del Indo Pacífico, Mar rojo y Oceanía

    Vivíparos. Tienen camadas de hasta 5 crías. Miden hasta 0,55m.

    Madurez: 1,05m. Talla máxima: 2,13m

    Lóbulo superior mucho más grande que el inferior (asimétrica)

    La primera aleta es mucho más grande que la segunda.

    DISTANCIA DE LAS ALETAS DORSALES

    FORMA DE LA CABEZA

    FORMA DEL CUERPO

    FORMA DEL MORRO

    COLORACIÓN

    La primera situada detrás de las ventrales.

    La segunda detrás de la anal. Las dos situadas muy detrás

    Estrecha, aplanada. Pequeña

    Alargado y esbelto. Delgado

    Puntiagudo y lago

    Dorso: color

    Marrón claro a los lados y casi blanco por debajo. Con manchas negras, muy oscuras

    La primera por

    detrás de la

    pectoral.

    La segunda por encima de la anal

    Estrecha, aplanada

    Alargado, esbelto, hidrodinámico

    Puntiagudo y largo

    Dos aletas dorsales.

    La segunda mucho más pequeña que la primera

    La primera por encima de la pectoral. La segunda por encima de la anal

    Estrecha y

    aplanada

    Alargado, delgado y esbelto

    Puntiagudo y largo

    Dorso: gris con

    Pequeñas manchas negras. Tiene manchas en la parte superior del lóbulo y en la primera dorsal.

    Horario de tarde

    Horario de mediodía

    Horario de mañana

    TIBURÓN TORO

    Mueven un poco más la cola, están más activos porque se acerca la noche

    Se siguen impulsando con la cola. Es la hora del día que van más lentos.

    Prácticamente no la mueven, aunque es la manera que tienen de impulsarse. Van lentos

    Movimiento de la aleta caudal

    Sigue sin mverse

    La ateta se mueve menos

    Prácticamente nula, como van tan lentos, la aleta dorsal no se mueve.

    Movimiento de la aleta dorsal

    Van un poco más deprisa y siguen dando vueltas circulares en la misma dirección

    Todavía nadan más lentos, pero siguen dando vueltas circulares

    Van dando vueltas circulares siempre en la misma dirección.

    Sentido del movimiento

    Como aquí son más rápidos, nadan más bien por la superficie

    Nadan un poco más por el suelo, más bajos, pero sin llegar a tocarlo

    Son pelágicos, pero tienen un nivel de natación medio, ni por el suelo, ni por la superficie.

    Profundidad de la natación

    Tardan unos 4 minutos en dar una vuelta. Es cuando están más activos.

    Van todavía más lentos, 6 minutos, porque a esta hora están más pasivos.

    Dan una vuelta en 5 minutos y 30 segundos, son muy lentos.

    Vueltas en un minuto

    Horario de tarde

    Horario de mediodía

    Horario de mañana

    Tiburón gato

    Mueven un poco más la cola, están más activos porque se acerca la noche

    Es casi imposible verles nadar porque permanecen inmóviles unos encima de otros

    Mueven mucho la parte posterior del cuerpo, incluyendo la cola.

    Movimiento de la aleta caudal

    Sigue sin moverse

    Como nadan más despacio, la mueven menos

    Al no tener la aleta dorsal rígida, es uno de las que más la mueve.

    Movimiento de la aleta dorsal

    Van un poco más deprisa y siguen dando vueltas circulares en la misma dirección

    Siguen sin tener la dirección definida, pero ha esta hora prácticamente no se mueven.

    No la tiene muy definida. Van dando vueltas en todas las direcciones.

    Sentido del movimiento

    Como aquí son más rápidos, nadan más bien por la superficie

    Aquí ya se puede ver que son claramente bentónicos porque están todo el rato en el suelo

    Son bentónicos, están la mayor parte en el suelo.

    Profundidad de la natación

    En este momento no dan vueltas porque están todos estirados en el suelo.

    Es muy difícil verle dar una vuelta completa porque permanecen mucho tiempo inmóviles. Sólo van hacia arriba

    Tardan unos 50 segundos, en dar una vuelta.

    Vueltas en un minuto

    Horario de tarde

    Horario de mediodía

    Horario de mañana

    Tiburón de puntas blancas.

    Es el momento en que están más activos

    Es el momento del día que están más inactivos. No se mueven.

    Mueven muy poco la cola y van haciendo paradas para descansar.

    Movimiento de la aleta caudal

    La mueven un poco al nadar por que van deprisa

    No la mueven por que es rígida y por que no nadan.

    No la mueven por que es rígida.

    Movimiento de la aleta dorsal

    Nadan en círculo y en la misma dirección.

    No nadan.

    Nadan hacia delante y hacen muchas paradas.

    Sentido del movimiento

    Nada rozando el suelo.

    Están descansando sobre el suelo entre las rocas. No nada.

    Nadan, rozando el suelo y haciendo numerosas paradas

    Profundidad de la natación

    Tarda 45 segundos en dar una vuelta

    No da vueltas porque descansa.

    No da ninguna vuelta

    Vueltas en un minuto

    10. CONCLUSIÓN:

    Para finalizar, quiero explicar lo que este trabajo a significado para mí. Después de hacer una investigación detallada sobre la vida de los tiburones, y poder observarlos directamente en el Aquarium de Barcelona, he podido comparar los tiburones en cautividad, con lo que he leído sobre los tiburones en libertad. L o que les diferencia a los tiburones en cautividad es que están a 17ºC y eso hace que estén menos activos que cuando están en su hábitat natural, y que tienen un régimen alimentario diario, por lo que no pasan hambre, y los ataques a peces más pequeños disminuyen notablemente. En cambio los tiburones que se encuentran en su hábitat, pueden llegar a recorrer miles de kilómetros, en busca de alimentos. Otra característica que se puede apreciar en el Aquarium es que al igual que en libertad los tiburones tienen una jerarquía.

    Por último me gustaría añadir que aunque actualmente hay muchas asociaciones que colaboran en la preserva de este pez, tendríamos que poner cada uno de nosotros un granito de arena, y que colaboremos en esta causa.

    Los tiburones

    20