Thomas Robert Malthus

Demografía. Teorías maltusianas. Ensayo sobre los principios de la población. Biografía. Maltusianismo. Teoría de Malthus

  • Enviado por: Martika
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Guía, Información y asistencias turísticas
Implika
Con este curso podrás asesorar al turista sobre destinos, traslados, visitas, de los destinos turísticos.
Solicita InformaciÓn

Técnico en gestión de empresas de servicios turísticos
Churruca Formación
El sector turístico se caracteriza por constituir una actividad económica fructífera y repleta de posibilidades....
Solicita InformaciÓn

publicidad

'Thomas Robert Malthus'

Thomas Robert Malthus

Economista, clérigo y demógrafo británico (1766-1834), nacido en Rookery. Su principal estudio es el Ensayo sobre los principios de la población (1798), en el que afirmaba que la población tiende a crecer en progresión geométrica, mientras que los alimentos sólo aumentan en progresión aritmética, por lo que llegará un día en que la población será mayor que los medios de subsistencia, de no emplear medios preventivos y represivos. Malthus fue educado según los principios pedagógicos de Jean-Jacques Rousseau, de quien su padre era íntimo amigo, completó sus estudios en el Jesus College de Cambridge. Después de graduarse en filosofía y teología, fue ordenado pastor anglicano y estuvo durante un tiempo al frente de la parroquia de Albury. En 1793 fue designado miembro del equipo de dirección del Jesus College, puesto al que tuvo que renunciar en 1804 al contraer matrimonio. Por esas mismas fechas, la Compañía de las Indias Orientales fundó en Haileybury una nueva institución universitaria destinada a formar a los funcionarios que después servirían a Inglaterra en destinos de ultramar; allí ejerció Malthus como profesor de economía desde 1805 hasta su muerte. 

En 1798, influido por las tesis de Adam Smith y David Hume, publicó de forma anónima su célebre Ensayo sobre el principio de población. Sin embargo, dada la polémica suscitada por la obra, en 1804 aparecería una edición ampliada y corregida, esta vez firmada por el autor. En ella incorporó, como confirmación de sus teorías demográficas, los datos y observaciones obtenidos durante sus viajes por Rusia, los países nórdicos, Francia y Suiza. Con la publicación del citado Ensayo sobre el principio de población se acuñó un nuevo término, el malthusianismo, empleado para definir una nueva corriente entre moral y económica caracterizada por su pesimismo en cuanto al futuro de la especie humana. Ante la disparidad sobre la teoría de Malthus y sus seguidores, de que la población crecía desproporcionadamente más deprisa que los recursos de subsistencia, la solución propuesta era el control de la natalidad a toda costa. Las teorías malthusianas incidieron negativamente en las políticas sociales, lo cual le valió al autor las severas críticas de los nacientes grupos marxistas. En 1820 se editó la segunda gran obra de Malthus, Principios de economía política, donde arremetió sagazmente contra los postulados de David Ricardo, el otro gran economista británico de la época.

LA TEORÍA DE MALTHUS

Malthus expresó su tesis en los siguientes términos "afirmo que la capacidad de crecimiento de la población es infinitamente mayor que la capacidad de la tierra para producir alimentos para el hombre. La población, si no encuentra obstáculos, aumenta en progresión geométrica. Los alimentos sólo aumentan en progresión aritmética. Basta con poseer las más elementales nociones de números para poder apreciar la inmensa diferencia a favor de la primera de estas dos fuerzas". Malthus perfiló asimismo su pensamiento económico en materia de comercio exterior y rentas en obra como Observaciones sobre los efectos de las leyes de granos e Investigación sobre la naturaleza y progreso de la renta. Posteriormente elaboró su teoría de la sobreproducción en Principios de economía política, donde expuso que la ley de los mercados de Say dejaba de cumplirse, debido a que una excesiva acumulación de capital formaba un aumento en la oferta que no hallaba ante sí una demanda suficiente, con lo cual aparecía, inevitable, la crisis.

POBLACIÓN Y ALIMENTOS

La tendencia al aumento geométrico de la población es un hecho verificable antes que una simple especulación teórica. Malthus afirma que una dinámica de este tipo se observa en los Estados Unidos; allí "los medios de subsistencia han sido más abundantes, las costumbres más puras y, por consiguiente, los matrimonios más fáciles y precoces que en cualquiera de los países modernos de Europa". De allí que la población se haya doblado en 25 años y que pueda doblarse también en los 25 siguientes.

Es importante notar que la tendencia al crecimiento geométrico de la población se convierte en una realidad cuando no hay dificultades de abastecimientos, pero también cuando hay matrimonios tempranos. Esto último significa que la sociedad es virtuosa, esto es que las pasiones sexuales se canalizan a través del matrimonio y que la procreación es una de sus principales consecuencias. Si este no fuera el caso, la población no crecería al ritmo que le permite la abundancia alimentaria.

En lo que se refiere a la producción de alimentos, Malthus supone que su crecimiento seguirá, en el mejor de los casos, una progresión aritmética. Considerando que cada período es de 25 años en el esquema de Malthus, esto quiere decir que la producción de alimentos crecería a una tasa anual de 1,62% en el mejor de los casos.

CONSECUENCIAS

Para el 2025, se calcula que casi 3.000.000 de personas se hacinaran en ciudades. De cumplirse las previsiones sobre el crecimiento demográfico, esa cantidad significara alrededor del 61 % de la población mundial. Según ha advertido recientemente la ONU y la Organización Mundial de la Salud (OMS), la nueva situación plantea problemas imprevisibles. No en vano, las ciudades son consideradas actualmente el principal centro de contaminación de la Tierra: consumen enormes cantidades de energía y de recursos naturales y generan millones de toneladas de residuos diarios. Todo indica que para el año 2000, 35 ciudades superaran los cinco millones de habitantes y 325 núcleo urbanos pasaran el millón. El crecimiento se concentrara en los países en vías de desarrollo, pues en los países desarrollados la tendencia parece invertirse: Grandes capitales como París y Londres han perdido población; solo Tokio sigue creciendo. Los problemas que enfrentaran las megalópolis son los siguientes: hacinamiento, malnutrición, falta de agua potable, precariedad sanitaria y de condiciones de vida, deserción escolar, delincuencia, aumento de enfermedades y mortalidad infantil, mayor índice de niños maltratados y analfabetismo.

'Thomas Robert Malthus'