Teseo

Literatura clásica. Mitología griega. Leyendas. Héroes. Grecia. Creta. Palacio de Cnossos. Laberinto del Minotauro. Sacrificio. Religión. Juegos. Rey Minos. Ariadna. Dédalo

  • Enviado por: TH GIRL
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

RESUMEN

La infancia de Teseo.

Teseo era hijo de Etra y Egeo, Rey de Atenas

Egeo, por temor a sus enemigos que querían el trono de Atenas y temiendo por la vida de su futuro hijo, decidió que este no pasara la niñez con él y escondió su espada y sus sandalias bajo una roca que el niño no debía de poder mover hasta que fuera lo suficientemente fuerte. Así que la infancia de Teseo transcurrió en compañía de su madre y de su abuelo en la ciudad de Trecén.

Los trabajos de Teseo.

Cuando cumplió los dieciséis años su madre Etra le reveló a Teseo el secreto de su paternidad y llegado a esta edad, Teseo pudo levantar la piedra, ponerse las sandalias y la espada de su padre e iniciar su viaje a Atenas para ser reconocido como hijo del rey.

Teseo decidió dirigirse a Atenas en solitario para conocer a su padre sin temer los peligros que podía entrañar el viaje. Al contrario, deseaba emular las hazañas de su admirado Heracles, a quien le unió una buena amistad. En el camino hubo de enfrentarse a peligrosos bandidos como Sinis y Procustes.

Teseo encuentra su padre.

Teseo continuó su viaje y llegó a Atenas, pero se encontró con un inconveniente: su padre se había casado con la maga Medea y de esta unión había nacido un hijo. Medea vio en él un peligro para que su hijo accediera al trono de Atenas. En Atenas Teseo realiza la hazaña de luchar y derrotar al el toro de Maratón.

Atenas debía enviar un tributo al rey Minos de Creta, que consistía en el sacrificio de siete doncellas y siete jóvenes, que serían devorados por el monstruo Minotauro, Teseo se presentó voluntariamente en el tercer envío ante su padre para que le permitiera ser parte de la ofrenda y le dejara acompañar a las víctimas para poder enfrentar al Minotauro. Las naves en las que iban a viajar las personas ofrendadas llevaba velas negras como señal de luto, pero el rey pidió a Teseo que si regresaba vencedor, no olvidase cambiarlas por velas blancas, para que supiera, aún antes de que llegase a puerto, que estaba vivo. Teseo se lo prometió.

Camino a Creta.

Al llegar a Creta, el rey Minos que percibe una actitud altiva de Teseo lo desafía y da la orden de introducirlo de primero en el Laberinto a la mañana siguiente.

Un Ovillo De Hilo.

Al llegar a Creta, la princesa Ariadna se enamoró de Teseo y decidió ayudarle a derrotar a su hermanastro el Minotauro y a cambio este se la llevara con él de vuelta a Atenas y la convirtiera en su esposa. La ayuda de Ariadna consistió en dar a Teseo un ovillo de hilo que ella aguanto por uno de los extremos mientras este se introducía en el laberinto. Escucha un mugido y Teseo se dirige al lugar de donde procedía y allí se encuentra con El Minotauro.

El Minotauro.

Teseo mata al Minotauro a puñetazos. A continuación recogió el hilo y así pudo salir del laberinto e inmediatamente, acompañado por el resto de atenienses y por Ariadna, embarcó de vuelta a Atenas. Durante el viaje de vuelta Teseo decidió desembarcar en la isla de Naxos y de allí volvió a partir dejando a Ariadna en la isla, y esta le maldice con el olvido.

Dédalo e Ícaro.

Minos enfurecido con Dedalos por haberle proporcionado el ovillo a Ariadna, fue encerrado, junto a su hijo Ícaro, en el laberinto. Pero Dédalo construyó para sí y su hijo unas alas con las que salvando los muros de la prisión, se remontaron sobre el Mediterráneo. Ícaro, desdeñando los consejos de su padre, voló tan cerca del sol que sus rayos derritieron la cera de sus alas, precipitándose al mar.

Teseo rey de Atenas.

Al divisar la galera desde el puerto de El Pireo en Atenas, el rey Egeo vio las velas negras puesto que Teseo había olvidado cambiarlas por velas blancas y, creyendo que su hijo había muerto, se suicidó lanzándose al mar. Teseo, a partir de entonces, heredó el trono de Atenas.

Teseo acoge a Edipo.

Teseo acoge ha Edipo quien le cuanta su trágica historia y apiadándose de él finalmente acabará muriendo en Atenas, donde será enterrado y se le rendirán grandes honores.

Teseo y las amazonas.

Después de que Heracles obtuviese en uno de sus doce trabajos el cinturón de la amazona Hipólita, Teseo, que sintió envidia de la hazaña, secuestró a una amazona llamada Antíope, lo que no fue del agrado de los atenienses. Las Amazonas atacaron entonces Atenas para rescatar a la raptada, pero fueron derrotadas por los atenienses, muriendo la amazona raptada durante el ataque. Teseo y Antíope, tuvieron un hijo llamado Hipólito.

Centauros y lapitas.

Pirítoo había oído hablar de la fama de Teseo y para comprobarla robó ganado que pertenecía a este último. Cuando Teseo lo persiguió, Pirítoo estaba dispuesto a enfrentarse a él pero antes de ello surgió entre ellos una admiración mutua que hizo que se juraran amistad eterna. Teseo y Pirítoo fueron amigos inseparables, y participaron juntos en hazañas bélicas de su época: estuvieron juntos en la lucha de los lapitas contra los centauros, que tuvieron lugar en la boda de Pirítoo, cuando los ebrios centauros decidieron raptar a las mujeres. Teseo termina casándose con Fedra la hermana de Ariadna.

El rapto de Helena.

Decidieron casarse cada uno con una hija de Zeus: Teseo con Helena, que aún era una niña, y Pirítoo con Perséfone. Primero raptaron a Helena y la dejaron bajo la custodia de Etra, y luego decidieron bajar al Hades en busca de Perséfone.

Teseo en los infiernos.

Enterado el Dios Hades de los propósitos de Teseo y Piritoo les tendió una trampa: les invitó a un banquete y una vez que los tuvo sentados a la mesa, los dejó adheridos a los asientos. Cuando Heracles, en su duodécimo trabajo fue en busca de Cerbero, estando en el Hades, los encontró encadenados. Al ver a Heracles, tendieron sus manos hacia él, como si fuesen a ser resucitados gracias a la fuerza de éste. A Teseo, agarrándolo de la mano, logró alzarlo, pero tuvo que abandonar a Pirítoo ya que, al intentar levantarlo, tembló la tierra, por lo que éste se quedó para siempre en el Hades. Mientras Teseo estaba en el Hades, los Dióscuros, hermanos de Helena, liberaron a su hermana.

La muerte de Teseo.

Después de ser rescatado por Heracles del inframundo, volvió a Atenas. Hipólito, el hijo que Teseo había tenido con la amazona, suscitó una terrible pasión por el mismo en el corazón de Fedra, que se había convertido en esposa de Teseo y por lo tanto madrastra de Hipólito. Estando Teseo ausente, Fedra se ofreció al casto joven, pero éste la despreció. La mujer, despechada, se ahorcó dejando una nota inculpatoria en la que decía que Hipólito había tratado de violarla. Al regresar Teseo y ver la falsa acusación contra su hijo, cree en ella y clama venganza a Poseidón, que envió un toro que brotó del mar a Hipólito mientras éste cabalgaba en su carro. El carro volcó e Hipólito fue aplastado por sus propios caballos. Al enterarse Teseo de la verdad de la Tragedia fue expulsado de Atenas por Menesteo y decidió establecerse en Esciros, donde además tenía posesiones. Los habitantes de Esciros lo recibieron aclamándolo, por lo cual el rey de la isla, decidió darle muerte. Para ello, hizo que se despeñara desde lo alto de un precipicio. Terminando así la vida del héroe.

Personajes Principales