Terrorismo en el Siglo XX

Concepto y significado. Nuevas formas de terrorismo. Armamento. Ley ante el terrorismo. Grupos terroristas. Lucha antiterrorista. Opinión personal

  • Enviado por: Nayana
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad

TERRORISMO

EN EL SIGLO XX

INTRODUCCION

El terrorismo ha aparecido una y otra vez a lo largo de la historia. Algunas culturas tribales mantenían su influencia valiéndose del terrorismo. En su forma moderna, el terrorismo recibió un gran impulso a finales de los siglos XVIII y XIX con la propagación de ideologías y nacionalismos seculares tras la revolución francesa.

¿QUE ES?:

El terrorismo, es el uso de la amenaza y la violencia con fines políticos, y por esto todo aquel que lo practique será juzgado por terrorista.

La gente que se dedica a esto, pertenece a grupos no gubernamentales, suelen actuar en dos o más países, y las riquezas que amontonan estos, generalmente han sido obtenidas del tráfico de drogas, armas o de su venta.

¿QUE SIGNIFICA?

Terrorismo
1. m. Dominación por el terror.
2. m. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.
3. m. Actuación criminal de bandas organizadas, que, reiteradamente y por lo común de modo indiscriminado, pretende crear alarma social con fines políticos

Índice

-Concepto

-Terrorismo en el siglo XX

-Nuevas formas de terrorismo

-El terrorismo del futuro

-Armamento y fuente de suministro

-El terrorista

-Objetivos y justificación

-La ley ante el terrorista

-Algunos grupos terroristas

-La lucha antiterrorista

-Opinión personal

Concepto

El terrorismo es una metodología, que se inserta dentro de una conducta política, y que busca mediante la violencia sistemática imponer su voluntad. Para ello, su finalidad es quitar la voluntad de lucha de los otros grupos, denominados “enemigos” mediante el terror. A nivel naciones, el terrorismo tiene su manifestación superlativa de guerra. Como toda metodología, es también una conducta, pero inserta dentro de un paquete de conductas desarrolladas por el mismo sujeto, “que enriquece su poder”, sin reconocer ningún obstáculo a la prosecución de su accionar para alcanzar sus objetivos.

Pero esta metodología es lo más frecuente que se manifieste en grupos débiles que no estando en condiciones de recurrir a la guerra deciden igualmente intentar imponer quitando la voluntad de lucha de su “enemigo”.

El Terrorismo en el siglo XX

El Siglo XX, ha sido un período especialmente conflictivo en lo que a violencia armada se refiere, más de un centenar de conflictos significativos se produjeron en el espacio de tiempo comprendido entre el final de la II Guerra Mundial y finales del siglo. En una parte importante de estos conflictos se han producido actos terroristas antes, durante y después de los mismos, actos en los que han sido víctimas indiscriminadas civiles y militares de las zonas del propio conflicto o de fuera de esta.

Nuevas formas de terrorismo

A pesar de que la cifra total de atentados en el mundo ha disminuido, la proporción de personas muertas en acciones terroristas ha crecido uniformemente.

Ante estos nuevos acontecimientos, se empezó a buscar las razones de este incremento letal del terrorismo.

1. Incansable búsqueda de atención por parte de los terroristas.

Algunos grupos terroristas piensan que la atención ya no se consigue tan fácilmente como antes. A su modo de ver tanto el público como los medios de comunicación se han ido habituando o desensibilizándose respecto a la continua espiral de violencia terrorista. Estos grupos se sienten empujados a realizar “proezas” más espectaculares y con consecuencias más destructivas y mortales.

2. Los terroristas son partidarios de causar el máximo número de víctimas, sus armas se perfeccionan, son más mortíferas.

3. Apoyo de algunos estados al terrorismo.

El apoyo de los estados al terrorismo pone en manos de los terroristas mayor número de medios, mejorando sus posibilidades de planificación, inteligencia, logística, entrenamiento, financiación, ocultación....

4. Aumento del terrorismo religioso. Este tipo de terrorismo tiende a causar más muertes que el terrorismo secular, a causa de los sistemas de valores, con centros de moralidad y puntos de vista radicalmente diferentes.

Para el terrorismo religioso, la violencia es en primer lugar un acto sacramental o una tarea divina.

El terrorismo del futuro

El terrorismo del futuro contara con dos armas tácticas fundamentales: La incorporación de la revolución informática a su arsenal y la utilización de las técnicas destructivas de lo que se ha denominado guerra “NBQ” (Nuclear, Bacteriológica y Química).

Este nuevo terror no distinguirá sus objetivos, no busca incorporar las masas a su organización si no romper el equilibrio del poder, utilizará las nuevas tecnologías para causar terror y caos sin un programa definido.

Sus tácticas serán golpear a los sectores cruciales de la sociedad antes que a personas concretas, serán núcleos reducidos y sin voluntad de crecer, capaces de si mismos de paralizar nuestro sistema.

Armamento que utiliza

Cada grupo terrorista según su estructura, su capacidad y su ámbito de actuación, su capacidad de financiación, sus apoyos políticos-financieros, sus fuentes de financiación, la formación y entrega de sus componentes, etc., posee unas necesidades distintas de equipamiento bélico, en general el material del que se nutren se compone de:

-Armas ligeras y de medio tamaño de las utilizadas comúnmente por los cuerpos de seguridad y tropas de infantería ligera.

-Explosivos convencionales e improvisados, artefactos incendiarios.

- Material Nuclear, Biológico o Químico, de origen militar, industrial o de investigación.

- Materiales de camuflaje del sistema en su conjunto.

-Terroristas suicidas.

-Sistemas informáticos y de comunicaciones (encriptamiento de información).

-Material de filmación de imágenes, grabación de sonidos, espionaje y seguimiento.

-Infraestructura de transportes, inmuebles y lugares de entrenamiento.

Fuentes de suministro

Donde consiguen materiales que van desde los de uso comercial normal y económico hasta los más sofisticados equipamientos específicos para combate. En función del tipo de grupo como exponíamos al principio, sus fuentes pueden ser las siguientes:

_ Mercado ilegal de armas.

_ Otros grupos terroristas de mayor envergadura o mayor libertad de movimientos.

_ Mercado convencional y legal de productos.

_ Organizaciones “tapadera” que recogen fondos para obras distintas.

_ Estados y sus aparatos que protegen a determinados grupos terroristas.

El terrorista

El terrorista en muchos casos no se ve como tal, en la mayoría de casos se tratan de individuos sanos y conscientes de sus actuaciones y los daños indiscriminados y premeditados que van a producir, en general intenta salvarse del acto y dar publicidad al mismo, por lo que se puede decir que actúan de manera cobarde, antisocial y criminal.

Objetivo y justificación

El comienzo del período terrorista del siglo fue realizado por grupos cuyo estandarte era el nacionalismo-separatismo básicamente, después se ha concentrado en la lucha por el fanatismo religioso. En cualquier caso el acto terrorista independientemente de su objetivo y justificación real, intenta buscar motivos y justificaciones sobre los que disfrazarse, incluso contradictorios como pueden ser causas pacifistas y de defensa de los derechos humanos.

La ley ante el terrorista

Las leyes con las que se juzgan a los terroristas en los diferentes países, son muy diferentes o se aplican las existentes con diferencia según interés del mismo. Existen países que les aplican la pena capital como medida más disuasoria y ejemplarizante, pero en general en los países desarrollados se les aplican leyes ordinarias o específicas que no contemplan este tipo de penas e incluso prevén programas de redención de penas e inserción social, que en la mayoría de casos se discuten socialmente su justicia y la efectividad de sus resultados.

Algunos grupos terroristas

ETA (Euskadi Ta Askatasuna)

Organización terrorista independentista vasca (su nombre, en euskera, significa Euskadi y Libertad cuyo objetivo es la obtención de la independencia del País Vasco (Euskadi) respecto del Estado español, nacida en 1959 por la fusión de EKIN, grupo nacionalista universitario, y ciertos sectores de las juventudes del Partido Nacionalista Vasco. Las Asambleas I (1962), II (1963), III (1964) y IV (1965) la definieron como una organización revolucionaria, nacionalista y anticapitalista, que utiliza la lucha armada para conseguir la independencia de Euskadi.

En la V Asamblea (1967) se consagró el carácter marxista y fijó una estrategia en varios frentes: obrero, cultural, político y militar, con atracos a bancos y atentados contra las instituciones policiales que se incrementaron a partir de 1968. Se expulsó a los considerados españolistas, quienes formarían el Movimiento Comunista.

Las resoluciones de la VI Asamblea (1970) no fueron aceptadas por la mayoría de los militantes históricos, al ingresar una parte de sus componentes en la Liga Comunista Revolucionaria (trotskista).

En 1970 se juzgó a varios de sus dirigentes en el denominado proceso de Burgos, que provocó una gran repulsa política contra el franquismo. Las tensiones entre el frente obrero y el militar no impidieron la realización del atentado que costó la vida al presidente del gobierno franquista Luis Carrero Blanco en 1973. Posteriormente una serie de atentados indiscriminados intensificaron los conflictos internos y dividió a partir de 1974 a la organización entre ETA militar, compuesta principalmente por militantes exiliados en el País Vasco francés y partidarios de la prioridad de la lucha armada, y ETA político-militar, con predominio de afiliados del interior que pretendían combinar la acción de masas con secuestros y atentados. Los poli-milis impulsaron en 1976 una organización política de carácter marxista-leninista que debía ser la vanguardia de la lucha nacional a la que se subordinaban las acciones violentas y que acabó concretándose en la coalición Euskadiko Esquerra. Los milis aprobaron un programa mínimo conocido como la alternativa KAS, de la que surgiría en 1978 Herri Batasuna que debía dar cobertura a ETA, máxima dirigente del movimiento nacionalista revolucionario. ETA político-militar sufrió en 1977 una escisión de los llamados comandos Bereziak (especiales) que se fusionaron con ETA militar y que acabarían monopolizando la violencia política. ETA político-militar se disolverá prácticamente en 1982, después que Euskadiko Esquerra iniciara la negociación con el gobierno para liberar determinados militantes que renunciaban a la lucha armada. Múltiples acciones policiales han provocado muchas caídas de dirigentes y militantes, sobre todo a partir de 1986, cuando el gobierno francés comenzó a intervenir de manera más decidida en la colaboración antiterrorista. ETA provocó entre 1968 y 1995, 788 víctimas mortales, convirtiéndose en el mayor problema político del Estado español.

AL QAEDA

Es una organización terrorista, que está dispersa por todo el mundo, su nombre significa La Base. El número de sus integrantes va aumentando con el pasar del tiempo, se dice que tiene alrededor de 18.000 integrantes.

Consta de una parte muy compacta, organizada y disciplinada. Entre ellos se comunican por medio de páginas

Web, en Internet, canales codificados y los mismos aparecen mensajes en clave. La otra parte esta dispersa por todo el mundo, pero estos se identifican como miembros de la misma cuando en realidad no tienen ninguna conexión entre sí, por lo tanto, Al−Qaeda no es una organización visible con estructura definida.

Esta organizada por una red de células conectadas entre sí, controlados y financiadas por una célula, Bin

Laden. Se cree que cuentan con 3 comités: uno religioso, otro financiero y otro militar.

Esta red terrorista, está constituida de la siguiente manera:

Su jefatura:

Osama Bin Laden: Multimillonario de origen saudí, curtido en las guerras afganas contra la Unión soviética, viró sus iras contra EE UU tras la retirada de la URSS. Era considerado una persona de muy buena reputación en su patria.

Ayman al Zawahiri. El 'número dos', nacido en Egipto en 1951, cirujano, abandonó su país en los 80 tras haber pasado años en prisión por su relación con el atentado contra el presidente egipcio Anuar el Sadat.

Condenado a muerte en Egipto por ser considerado jefe del grupo terrorista Al Yihad.

Mohamed Atef. El 'número tres'. Nacido en Quenna, Egipto, en 1958, era el jefe del comité militar de

Al−Qaeda, el responsable de los atentados cometidos por la red. Considerado por EE UU como el organizador de los atentados contra las embajadas americanas en Tanzania y Kenia. Entrenaba a militantes y preparaba atentados. Muerto en Kabul durante la ofensiva americana contra Afganistán.

En las décadas de los 70' y 80', los principios del terrorismo se basaban en el secuestro de aviones a cambio de la liberación de otros terroristas. En el año 1993, fue el primer ataque terrorista que tuvo como objetivo producir la muerte en masa de los habitantes de ese lugar.

Entre 1980 y 1994 organizó los primeros campos de concentración para la creación de la Red Terrorista más grande del mundo. En el año 1996, se le reivindicó la culpa por el atentado en el World Trade Center, llevado a cabo por Al−Qaeda en 1993, en Nueva York, a las Torres Gemelas. Este consistía en hacer caer una torre sobre la otra. Para poder cumplir con su propósito, ubicaron aproximadamente 6 bombas en la base de la torre norte para que esta cayera sobre la torre sur ocasionando la caída de ambas, provocando el conocido efecto domino. Este no dio resultado porque los explosivos utilizados solo causaron daño en los 6 pisos subterráneos y en los 3 primeros niveles.

Esta agrupación está distribuida por diversos países en el mundo, compuestos por grupos extremistas musulmanes. Funciona como una red compuesta por otras organizaciones terroristas, si bien Bin Laden encabeza la red de Al−Qaeda por debajo de él, hay un cuerpo conocido como la SHURA (que en Árabesignifica:Consejo), que es integrado por representantes de otros grupos terroristas.

Los miembros de Al−Qaeda deben hacer un juramento de lealtad y de deben seguir sus órdenes. Uno de los objetivos de esta red de terrorismo, consiste en reunir a todos los musulmanes bajo el mismo gobierno para poder, de esta forma organizarse contra los países aliados a Estados Unidos y a las organizaciones antiterroristas distribuidas por todo el mundo.

La lucha contra el terrorismo

La primera forma de luchar contra esta lacra mundial es la

promulgación y aplicación de legislación general y específica que se aplique de manera uniforme entre todos los estados, que se establezcan colaboraciones efectivas entre los mismos, que no haya estados que bajo ningún concepto apoyen a estos grupos o sus estructuras paralelas, que los países cuenten con democracias sólidas que faciliten la discusión pacífica de las controversias interiores, que desaparezcan las desigualdades y discriminaciones de cualquier tipo, que se fomente el conocimiento y respeto mutuo entre culturas y religiones, que no existan estados ni entes que intenten explotar ni manejar a otros.

Opinión personal

Todo lo anterior es una declaración de buenas intenciones que sería ideal, pero lo cierto es que nos encontramos con terroristas que salvo en contadas ocasiones que son visionarios-iluminados, víctimas de sus propios delirios y utopías, estamos hablando de profesionales del crimen organizado, cuyo “modus vivendi” se ha convertido en ejercer el terror y que han perdido el control de la situación.

Estoy convencida que la guerra es terrorismo. Pero ahora también encontramos las metodologías del terrorismo insertas dentro de cualquier guerra. Ya no será la metodología del más débil sobre el más fuerte. Será también la que emplea el más fuerte sobre el más débil.

Mucho hay por hacer y por decir.