Terremoto de Haití 2010

Historia. Recursos Humanos. Cooperación. Catástrofes naturales. Consecuencias. Muertes. Heridos. Daños. Situación posterior. Reacciones. Ayuda

  • Enviado por: Lunnita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

El terremoto de Haití de 2010 ha sido registrado el 12 de enero de 2010, - a las 16:53:09 hora local al epicentro (21:53:09 UTC) con epicentro a 15 km de Puerto Príncipe, la capital de Haití. Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el sismo habría tenido una magnitud de 7,0 grados y se habría generado a una profundidad de 10 kilómetros.[5] También se ha registrado una serie de réplicas, siendo las más fuertes las de 5,9, 5,5 y 5,1 grados. La NOAA descartó el peligro de tsunami en la zona.[6] Este terremoto ha sido el más fuerte registrado en la zona desde el acontecido en 1770. El sismo fue perceptible en países cercanos como Cuba, Jamaica y República Dominicana, donde provocó temor y evacuaciones preventivas.

Los efectos causados sobre el país más pobre de América Latina han sido devastadores. Los cuerpos recuperados a 25 de enero superan los 150.000, calculándose que el número de muertos podría llegar a los 200.000. También habría producido más de 250.000 heridos y dejado sin hogar a un millón de personas. Se considera una de las catástrofes humanitarias más graves de la historia.[

]

Antecedentes históricos

La isla La Española, que comparten Haití y la República Dominicana, es sismológicamente activa y ha experimentado terremotos significativos y devastadores en el pasado.

Un sismo en 1751 cuando estaba bajo control francés y otro sismo en 1770 de 7,5 grados en la escala de Richter devastó Puerto Príncipe por completo.[10] [11] .

La ciudad de Cabo Haitiano, así como otras del norte de Haití y la República Dominicana, fueron destruidas por el terremoto del 7 de mayo de 1842.[13]

En 1887 y 1904 se produjeron dos terremotos, uno por año, en el norte del país, causando «daños mayores». [14]

En 1946, un terremoto de magnitud 8.0 se registró en la República Dominicana, afectando también a Haití. Este sismo produjo un tsunami que mató a 1.790 personas. [15]

Detalles y consecuencias inmediatas

El día miércoles, 20 de enero a las 11:03:44 UTC una fuerte réplica de de 6,1[28] , luego rectificada a 5,9[29] grados en la escala de Richter. Se registró a 60 kilómetros al oeste de Puerto Príncipe y se sintió en la capital haitiana, según datos del Servicio Geológico de Estados Unidos.[30]

Alrededor de tres millones de personas se han visto afectadas,[33] aunque datos exactos tardarán en llegar debido al alcance de los daños.

El Centro de Prevención de Tsunamis del Pacífico lanzó una alarma de tsunami después de ocurrido el terremoto para Haití, Cuba y República Dominicana, que fue cancelada poco después. No obstante, el gobierno de Cuba dio la orden de evacuar a todas las poblaciones costeras, especialmente del municipio oriental de Baracoa.[34]

El terremoto ha sido calificado como el mayor sismo registrado en Haití en doscientos años.[33] Una de las consecuencias del terremoto fue el colapso de todas las líneas telefónicas, y transmisiones vía web de radios y televisión.

Haití es el país más pobre de América, caracterizado por tener cerca del 80% de su población por debajo de la línea de pobreza (el 54% viven en la pobreza extrema), una economía de subsistencia, es decir, viven prácticamente para alimentarse; las remesas recibidas de migrantes representan el 40% de su PIB beneficiando a poco más de 900 mil familias.[36] Este país ocupa el puesto 149 de 182 países según el Índice de Desarrollo Humano, lo que genera preocupación sobre todo en la capacidad de hospitales y servicios básicos de salud y primeros auxilios para poder afrontar una catástrofe sísmica de esta envergadura.

Muertes

El Primer Ministro de Haití, Jean Max Bellerive, afirmó que temía que el balance por el potente sismo del martes en su país podría superar las 140.000 víctimas,[37] sin embargo la Cruz Roja dijo que las víctimas podrían llegar entre 45.000 y 50.000,[38] aunque aún no ha sido confirmado, ya que se ha hecho difícil poder contar el número de víctimas fatales debido a que los escombros invaden las calles y avenidas de Puerto Príncipe.

El domingo 24 de enero de 2010, el gobierno de Haití anunció que se habían recogido y enterrado 150.000 cadáveres sólo en la capital, Puerto Príncipe, y sus alrededores pero que no se sabe cuántos permanecían bajo los escombros de edificios destruidos. [43]

Entre las personalidades que fallecieron en el terremoto se encuentran Jimmy O. Barikad, artista de hip-hop haitiano y compañero musical del cantante Wyclef Jean,[44] y el monseñor Joseph Serge Miot, arzobispo de Puerto Príncipe.[45]

Heridos

Debido al gran número de heridos por el terremoto, muchas personas tuvieron que ser trasladadas a la República Dominicana, donde decenas de personas gravemente heridas llegaban en caravanas al hospital de Jimaní, en el oeste de República Dominicana, una pequeña ciudad fronteriza con Haití.[48] Mientras que autobuses desde Puerto Príncipe, llegaban al Hospital General Melenciano, con niños mutilados y decenas de hombres, mujeres y ancianos

Entre los heridos se encontraba un ciudadano canadiense que se encontraba atrapado bajo los escombros de un edificio en ruinas, pidió ayuda a través de un mensaje de texto desde su teléfono móvil.[51] El ministro de Asuntos Exteriores, Lawrence Cannon, dijo en durante una conferencia de prensa que habían recibido un mensaje de texto de un canadiense atrapado en los escombros y que saben "donde está exactamente", sin dar más precisiones. [52] El Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Argentina dijo que atendió el día después del terremoto a más de 850 heridos, en el único centro de salud disponible, donde además se han realizado más 85 operaciones de alta complejidad.[53]

Daños.

Mientras muchas viviendas colapsaron tras el terremoto, otros edificios gubernamentales como el Palacio Nacional se derrumbaron.[54] Un hospital en Pétionville, un suburbio de Puerto Príncipe, donde se atienden diplomáticos y los haitianos más pudientes, se derrumbó producto del terremoto y la Catedral de Puerto Príncipe también cayó.[55] También la ONU confirmó que el cuartel general de la Misión de Estabilización en Haití, localizado en Puerto Príncipe, la capital, experimentó serios daños, al igual que otras instalaciones de la organización.[56]

Un representante de Unicef en esa ciudad, Guido Cornale, le dijo a la BBC que al menos 20% de los edificios han sido destruidos en la ciudad de 50.000 habitantes. El funcionario indicó que unas 5.000 personas se han movilizado hacia el aeropuerto en busca de refugio.

El embajador haitiano ante la Organización de Estados Americanos le dijo a la agencia de noticias AFP que "hay decenas de miles de víctimas y un daño considerable".[57]

Situación posterior a corto plazo

De acuerdo a numerosos informes, no solo muchas habitaciones sino también un gran porcentaje de los edificios públicos han sido destruidas o dañadas de tal forma que no se pueden utilizar. Igualmente un gran porcentaje del personal cualificado ha sido fuertemente afectado. Por ejemplo, no hay bomberos funcionando [58] Lo mismo se puede decir de la infraestructura de comunicaciones. Por ejemplo, el principal muelle que servía al país es inoperable. El jueves siguiente al terremoto, el aeropuerto de Puerto Príncipe -que resultó dañado y cuya torre de control se derrumbó- ha dejado de aceptar vuelos debido a la saturación de la demanda y falta de combustibles [59] [60] .

Consecuentemente no ha habido realmente -o no se ha podido implementar- un esfuerzo coordinado para retirar los escombros, retirar los cadáveres [62] , atender los heridos, etc. [63] De acuerdo a un trabajador de la Cruz Roja, no hay ni siquiera las bolsas de plástico (body bags) que se requieren para guardar los cadáveres [64] , en consecuencia, los cadáveres han sido abandonados en las calles. [65]

De acuerdo a channel 4, y debido a la escasez de agua potable y combustibles, el dinero ha dejado de ser útil en Haití: agua y gasolina se están usando como medio de cambio.

Consecuentemente se teme que el país pueda descender al caos, especialmente -en esa situación catastrófica- cuando la ayuda comience a ser distribuida.

De acuerdo a la BBC, La ONU también quiere prepararse para mantener el orden y garantizar la seguridad en Haití. La organización teme que la desesperación de las víctimas pueda dar paso a altercados si no llega pronto la ayuda. [67]

Cinco días después del terremoto las Naciones Unidas, en Ginebra, afirmaron que "el sismo en Haití es el peor desastre que haya confrontado la organización en términos de logística, debido al completo colapso del gobierno local y la infraestructura." [68]

El Domingo 24 de Enero -12 días desde el sismo- periodistas en Puerto Príncipe [69] informan que la capital empieza a mostrar algunos signos de vida normal con puestos callejeros que empiezan a vender frutas y hortalizas y algunas tiendas y bancos que reabren. Según las últimas cifras oficiales, unas 1,5 millones de personas permanecen sin hogar y la ayuda aún no llega a todos los que la necesitan, lo que ha provocado asaltos a convoyes de suministros, etc, por parte de multitudes de víctimas que, en su desesperación, intentan conseguir algunos bienes esenciales -Decenas de miles no tienen acceso a agua, comida o medicinas. Tres millones de personas (de un total de alrededor de diez millones) dependen de la ayuda humanitaria.- Algunos expertos estiman que la reconstrucción de la nación podría tomar al menos una década. En el lado positivo, el aeropuerto ha estado funcionando

Países que están ayudando a las víctimas del terremoto (en verde).

Reacciones y ayuda

Poco después del terremoto que azotó al país, la ayuda humanitaria no se hizo esperar, tanto como los Estados Unidos, países latinoamericanos y europeos, la Cruz Roja Internacional, la Secretaría General Iberoamericana, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) entre otros, anunciaron el envío de dinero, alimentos, voluntarios, bomberos, expertos y hasta perros especializados en búsquedas para asistir al país caribeño.[70]