Termorregulación en el anciano

Enfermería Geriátrica. Hipertermia e hipotermia. Temperatura corporal. Mantenimiento de calor

  • Enviado por: Alberto Río Y Georgina Grau
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas

publicidad
cursos destacados
Solución a las Pruebas PISA 2012
Solución a las Pruebas PISA 2012
El  motivo de la creación de este curso, que en realidad es más una serie de problemas resueltos, se...
Ver más información

Álgebra Lineal
Álgebra Lineal
En este curso se estudian los conceptos básicos sobre Álgebra Lineal. Se explica que es una matriz, los...
Ver más información


Realizado por: Alberto Río García

Asignatura: Enfermería Geriátrica

Profesora: Misericordia García

Curso: 1.999/00

Grupo: Repetición de Docencia

Fecha: 9 de Noviembre de 1.999

INDICE

  • DEFINICIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2

  • INTRODUCCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2

  • MANIFESTACIONES DE INDEPENDENCIA . . . . . . . . . . . . . . 3

  • 3.1 Factores que influyen en la independencia

    3.1.1 Del estado físico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3

    3.1.2 Del estado psíquico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3

    3.1.3 Situación social . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3

  • MANIFESTACIONES DE DEPENDENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . 4

  • 4.1 Hipertermia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4

    4.2 Hipotermia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4

  • VALORACIÓN DE ENFERMERÍA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4

  • 5.1 Historia y Entrevista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5

    5.2 Factores de riesgo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5

    5.3 Exploración física . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5

    5.4 Pruebas complementarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6

  • DIAGNOSTICOS DE ENFERMERÍA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6

  • INTERVENCIÓN DE ENFERMERÍA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6

  • PROMOCIÓN DE LA SALUD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7

  • 8.1 Acciones encaminadas a mantener y aumentar la temperatura . . . 7

    8.2 Acciones encaminadas a controlar la elevación de la temperatura . 7

  • EDUCACIÓN SANITARIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7

  • BIBLIOGRAFIA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8

    1. DEFINICIÓN

    Mantener la temperatura corporal dentro de los límites normales es una necesidad para el organismo. Este debe conservar una temperatura más o menos constante. La oscilación normal se sitúa en el adulto sano entre 36,1 y 38 ºC para mantenerse en buen estado, considerandose como valor normal los 37ºC y en el anciano alrededor de los 35ºC.

    2. INTRODUCCIÓN

    La temperatura corporal normal es el equilibrio entre la producción y la pérdida de calor a través del organismo. El funcionamiento de este equilibrio está asegurado gracias al funcionamiento de centros termoreguladores situados en el hipotálamo.

    El calor y el frío captados o percibidos por receptores cutáneos transmiten los impulsos al hipotálamo, que actúa regularizando la temperatura corporal.

    Cuando ésta se eleva los centros anteriores del hipotálamo inhiben la producción de calor y aumentan la pérdida de calor provocando una vasodilatación de los vasos cutáneos, una relajación muscular, una estimulación de las glándulas sudoriparas (sudoración) y aumento de la respiración.

    Cuando la temperatura corporal desciende los centros posteriores del hipotálamo aumentan la producción de calor y conservan el calor del cuerpo provocando una vasoconstricción de los vasos cutáneos, contracciones musculares (escalofríos) y una inhibición de las glándulas sudoríparas.

    Este sistema regulador de la temperatura corporal durante el proceso de envejecimiento se vuelve menos eficaz, lo que causa un descenso de la temperatura en condiciones normales. La sensación o percepción del calor o frío en el anciano es distinta que en el adulto que sumado a la lentitud en la transmisión de impulsos al hipotálamo, menor ingestión de calorías en las comidas y la disminución de la actividad física hace que al anciano le resulte difícil mantener el equilibrio de la homeostasia corporal.

    Por tanto el mantenimiento de la constancia térmica es función de dos mecanismos opuestos:

    Termogénesis: Producción de calor.

    Temólisis: Eliminación de calor

    La perdida de calor corporal se realiza por diferentes procedimientos físicos como:

    Evaporación

    Radiación

    Conducción

    Convección

    3. MANIFESTACIONES DE INDEPENDENCIA

    Podemos considerar que el anciano satisface esta necesidad adecuadamente cuando:

    Mantiene una temperatura corporal entre 35 y 36 ºC.

    Su piel y mucosas son de color rosado y mantiene un mínimo de transpiración.

    Utiliza ropas adecuadas para cada estación del año, para así aislar su cuerpo del frío y resguardarlo del calor excesivo.

    Reacciona equilibradamente frente a las distintas temperaturas ambientales, adaptando su organismo a los cambios.

    3.1 Factores que influyen en la independencia

    3.1.1 Del estado físico:

    La ingestión de alimentos ricos en proteínas estimula el metabolismo corporal generando calor.

    El ejercicio físico regular estimula la producción de calor corporal.

    El exceso de calor se combate con la reducción del ejercicio.

    El cambio de temperatura según la hora del día influye en el anciano, la temperatura más alta se suele dar a última hora de la tarde y la más baja entre las 3 y las 5 horas ya que el sueño hace disminuir el metabolismo. Estas variaciones van desde 1,1 a 1,6 ºC.

    3.1.2 Del estado psíquico:

    Los estados depresivos o la apatía pueden provocar un descenso de la temperatura, mientras que las emociones y la ansiedad la pueden aumentar.

    3.1.3 Situación social:

    El medio ambiental, la humedad, el clima y los cambios bruscos de temperatura pueden ser causa de dificultad del mantenimiento de la temperatura para el anciano.

    Las características de la vivienda como ajuste de ventanas y puertas, aislamiento térmico, calefacción y agua caliente son elementos que contribuyen a un ambiente confortable y ayudan al anciano a mantener la temperatura corporal.

    Las costumbres, cultura y situación económica del anciano influyen en el tipo de ropas que usa, lo que hará que sean mas o menos apropiadas.

    4. MANIFESTACIONES DE DEPENDENCIA

    Cuando esta necesidad no está satisfecha, dos problemas de dependencia pueden aparecer: Hipertermia e Hipotermia.

    4.1 Hipertermia

    Elevación de la temperatura corporal por encima de los límites normales. La fiebre es causada por un desequilibrio de la termoregulación que proviene de una alteración del hipotálamo. Las anomalías cerebrales, las sustancias tóxicas pirógenas (bacterias, drogas) y una temperatura ambiente elevada son la causa de esta alteración.

    Frente a la invasión microbiana, la fiebre es un mecanismo de defensa, ya que hace aumentar la producción de anticuerpos por un aumento del metabolismo.

    En el anciano también puede ser debido a un hiperfuncionamiento hormonal, excesivo calor ambiental, utilización de vestidos inadecuados, ingestión o hidratación excesiva y exposición prolongada al calor.

    4.2 Hipotermia

    Disminución de la temperatura corporal por debajo de los límites normales.

    El descenso de la temperatura es causado por un desequilibrio de la termoregulación y parece ser menos nociva para el organismo que la fiebre. Puede ser causada por una modificación de los mecanismos termoreguladores, por una exposición prolongada a temperaturas frías, por una disminución del funcionamiento del tiroides o por el abuso de sedantes y de alcohol. Las personas mayores están sujetas a estos descensos de temperatura corporal, ya que el mecanismo termoregulador se ha modificado de forma progresiva con la edad debido a un enlentecimiento del sistema nervioso autónomo. También puede ser bebido a problemas circulatorios, tumoraciones, insuficiente calor ambiental, cambios bruscos de temperatura, ingestión e hidratación insuficientes o depresiones.

    5. VALORACIÓN DE ENFERMERÍA

    La valoración de enfermería se centra en la identificación de la temperatura corporal basal de cada persona, de los factores de riesgo para la alteración de la termoregulación y de los síntomas precoces de hipotermia o de hipertermia. Para ello se recopilará información acerca del paciente y su entorno y se medirá la temperatura corporal.

    5.1 Historia y Entrevista

    Preguntas importantes para elaborar la historia clínica del paciente:

    Reacción ante el clima frío o caluroso.

    Temperatura en su domicilio.

    Condiciones del entorno y modo de vida.

    Grado de actividad física.

    Formas de protegerse del frío y del calor.

    Si tiene prescrito algún tratamiento médico para la exposición al frío o al calor.

    Antecedentes de enfermedad.

    5.2 Factores de riesgo

    Debemos considerar que toda persona mayor de 75 años presenta riesgo de padecer una alteración de la termoregulación.

    Otros factores de riesgo son:

    Deshidratación.

    Temperaturas ambientales extremas.

    Enfermedades sistémicas.

    Inactividad e inmovilidad.

    Medicamentos.

    Consumo de alcohol.

    Desequilibrios electrolíticos.

    5.3 Exploración física

    Realizaremos una revisión completa de los sistemas corporales, para evaluar la situación del paciente que incluirá la toma de la temperatura corporal basal.

    Durante la exploración debemos prestar atención a los signos y síntomas potenciales de aumento o disminución de la temperatura corporal. Es necesario evaluar aquellos ancianos que presenten fatiga progresiva, debilidad, confusión, apatía, alteraciones en el habla, ataxia o movimientos involuntarios en busca de posibles disminuciones de la temperatura corporal e hipotermia, ya que muchas veces no se diagnostica la hipotermia hasta que se desarrollan complicaciones graves.

    En cuanto a los signos y síntomas del aumento de la temperatura corporal o de hipertermia se encuentran la debilidad, el mareo, cefalea, falta de aire, confusión, anorexia y sensación de calor. Si el anciano no recibe tratamiento, la enfermedad por calor progresa hasta un golpe de calor con complicaciones mas graves.

    5.4 Pruebas complementarias

    Se pueden hacer varios tipos de pruebas complementarias como análisis de sangre, radiografías y tomografías para descartar otras causas posibles, o enfermedades relacionadas con alteraciones en la regulación de la temperatura corporal.

    6. DIAGNOSTICOS DE ENFERMERÍA

    Los principales diagnósticos de enfermería son:

    Termoregulación ineficaz

    Relacionado con una elevación o disminución de la temperatura corporal por encima o por debajo de los límites normales.

    Déficit de conocimientos

    Relacionado con hipertermia o hipotermia.

    Riesgo de lesión

    Relacionado con deficiencias en la regulación de la temperatura.

    7. INTERVENCIONES DE ENFERMERIA

    El tratamiento de las personas que presentan una hipotermia leve consiste en el recalentamiento externo y en proporcionarles los medios necesarios para caldear el ambiente en que viven, para ello resulta adecuado el recalentamiento pasivo mediante material aislante y situar al paciente en un ambiente cálido. Existen técnicas de recalentamiento activo mediante mantas eléctricas, colchones calientes, botellas de agua caliente o baños de agua caliente; estos métodos aunque actúan con mayor rapidez, deben de usarse con precaución ya que la sangre fría se desplaza con mayor rapidez hasta los territorios centrales, por lo que la temperatura central desciende aún más y puede producirse un choque hipovolémico. Si el caso es muy grave, se puede recurrir al recalentamiento interno mediante irrigación intragástrica o colónica, recalentamiento por inhalación, por circulación extracorporea y la diálisis peritoneal.

    En cuanto a los problemas relacionados con la elevación de la temperatura corporal, estos necesitan una asistencia de enfermería intensiva ya que resultan afectados todos los sistemas del organismo; por tanto hay que hacer un enfriamiento corporal rápido, una reposición hidroelectrolitica, y una vigilancia de todos los sistemas del organismo para prevenir la insuficiencia renal y hepática y el daño cerebral.

    8. PROMOCIÓN DE LA SALUD

    8.1 Acciones encaminadas a aumentar y mantener la temperatura:

    Promover la educación sobre la hipotermia entre los adultos de edad avanzada.

    Hacer que las personas con tendencia a la hipotermia se tomen la temperatura una vez al día en épocas de clima frío.

    Enseñar a tomar comidas nutritivas y a evitar el alcohol.

    Estimular las relaciones sociales para que los demás puedan darse cuenta de las situaciones potencialmente peligrosas durante las épocas de clima frío.

    Recomendar una temperatura ambiente en el domicilio por encima de 20ºC.

    Asegurarse que dispone de ropa de abrigo adecuada.

    8.2 Acciones encaminadas a controlar la elevación de la temperatura:

    Recomendar no realizar una actividad física excesiva en épocas de calor.

    Enseñar a llevar ropa de colores claros y holgada para facilitar la sudoración.

    Estimular el consumo de una dieta rica en hidratos de carbono y baja en proteínas.

    Añadir líquidos a la dieta.

    Enseñar a usar aire acondicionado o ventiladores.

    Asegurarse que su vivienda esté bien ventilada.

    Durante olas de calor prolongadas enviar a los ancianos más vulnerables a centros de la comunidad para que estén mas controlados.

    9. EDUCACIÓN SANITARIA

    Es muy importante educar tanto a los adultos de edad avanzada como a sus familiares, y especialmente aquellos que viven en un ambiente inapropiado o tienen una educación insuficiente.

    Esta educación debe centrarse en hacer que las personas sean conscientes de los riesgos para la salud que comportan las alteraciones en la regulación de la temperatura.

    Los adultos de edad avanzada que presentan un mayor riesgo deben recibir una educación especial acerca de lo susceptibles que son a la hipotermia y a la hipertermia, y sobre los síntomas que indican la presencia de problemas en la regulación de la temperatura. Los ancianos de edad avanzada con mayor riesgo también deben someterse a vigilancia diaria durante las épocas con temperaturas extremas de frío o calor.

    La actitud ideal es la prevención de los problemas, y depende en gran medida de la educación de la sociedad, tanto de los jóvenes como de los mayores.

    BIBLIOGRAFÍA

    LUIS, M.T. “DIAGNOSTICOS ENFERMEROS” 3ª Ed. Barcelona 1.998, Harcourt Brace.

    GARCIA, M. “ENFERMERÍA GERIÁTRICA” Barcelona 1.995, Masson-Salvat.

    GARCIA, M. et al. “CURSO A DISTANCIA DE ENFERMERÍA GERONTO-GERIÁTRICA EN ATENCIÓN PRIMARIA” Barcelona, Sociedad Española de Enfermería Geronto-Geriátrica.

    HOGSTEL et al. “ENFERMERÍA GERIÁTRICA, CUIDADO DE PERSONAS ANCIANAS” Madrid 1.998, Paraninfo.

    RIOPELLE, L. et al. “CUIDADOS DE ENFERMERÍA” 1ª Ed. Barcelona 1.997, MacGraw-Hill Internacional.

    8

    8

    Termorregulación en el anciano