Terminología psicológica

Psicoanálisis. Ansiedad. Trastornos. Depresión. Neurosis. Regresión. Melanie Klein: perspectiva psicoanalítica y biografía. Niños. Superyo

  • Enviado por: Murci
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 55 páginas

publicidad

CONCEPTOS PRINCIPALES

Aislamiento

Es un mecanismo de defensa que “Consiste en la disociación primaria entre vínculos de amor y vínculos agresivos. Tiende a apuntarla y mantenerla, evitando que los pares disociados se unan en la fantasía o en la realidad pues dicha unión significaría la desorganización del yo fantaseada como locura”.

Ansiedad

“Respuesta del o a la actividad el instinto de muerte. Cuando el instituto de muerte es deflexionado, la ansiedad toma dos formas principales: paranoide y depresiva” (Segal).

Ansiedad de Castración

"Ansiedad especialmente de tipo paranoide y se origina en la proyección que hace el niño de su propia agresión, pero puede contener también elementos depresivos, por ejemplo la ansiedad de perder el propio pene como órgano de reparación" (Segal).

Ansiedad Depresiva

"Ansiedad motivada por la posibilidad de que la propia agresión aniquile o haya aniquilado al propio objeto bueno. Se la experimenta por el objeto y por el yo que, en identificación con el objeto, se siente amenazado. Se origina en la posición depresiva, cuando se percibe al objeto como objeto total y el bebé vivencia su propia ambivalencia" (Segal,).

Ansiedad Paranoide

"Ansiedad debida a la proyección del instinto de muerte en un objeto u objetos, a los que entonces se siente como perseguidores. La ansiedad se refiere a que estos perseguidores lleguen a aniquilar al yo y al objeto ideal. Se origina en la posición esquizo-paranoide" (Segal).

"Intenso temor a ser atacado por objetos 'malos', ya sea internos, internos proyectados o externos. Cuando se lo utiliza en su sentido estricto, kleiniano, está referido a la ansiedad que se infiere como el resultado que el paciente proyecte en objetos sus propios impulsos destructivos" (Rycroft).

-10-

Ansiedad Psicótica

Se refiere a la” ansiedad depresiva y paranoide (persecutoria) . Estas dos formas son consideradas 'psicóticas' sobre dos bases: se considera que surgen de niveles de la personalidad y de etapas del desarrollo en las que se originan las psicosis, esto es, la posición depresiva y la posición esquizo-paranoide" (Rycroft).

 

Anulación

Es un mecanismo de defensa que "se apoya en el mecanismo de disociación, y como los otros mecanismos obsesivos [aislamiento y formación reactiva] controla el vínculo agresivo con el objeto. Apela a fantasías mágico-omnipotentes muy intensas, cuyo contenido es que una fantasía 'buena' o un acto 'bueno' pueden borrar, anular, otra fantasía o acto previo 'agresivo'" (Piccolo E.).

 

Complejo de Edipo Temprano

"Es la relación edípica tal como la experimenta el bebé al comienzo de la posición depresiva. Se la experimenta en términos pregenitales antes de alcanzarse la genitalidad" (Segal).

 

Control Omnipotente

La negación y el control omnipotente "son mecanismos que responden a la impotencia del yo frente a sus impulsos destructivos y a estos impulsos proyectados en el objeto. La negación como proceso defensivo tiene por finalidad no ver aquellos aspectos del yo o del objeto que aterrorizan, y responde a la fantasía de que aquello que no se ve, no existe, y por lo tanto no implica peligro. Está unida al control omnipotente, a la fantasía de poseer, tanto el yo como el objeto idealizado, capacidad de control y de manejo sobre el objeto persecutorio".

"El grado de omnipotencia del yo y del objeto idealizado es proporcional al grado de poder destructivo del yo agresivo y del objeto malo".

-11-

"Durante la etapa depresiva, la negación y el control omnipotente forman parte de las defensas maníacas frente a la persecución y al dolor. La negación se propone negar tanto la destrucción del objeto como los sentimientos de dolor, dependencia y necesidad del yo. Está unida a la fantasía de controlar el objeto, negando el temor a la separación y la dependencia, y favoreciendo las fantasías de reparación omnipotente del objeto. Esto siempre implica una privación para el yo, en la medida en que limita su capacidad de conocimiento" (Piccolo E.).

"El mecanismo de control omnipotente es necesario, como defensa maníaca, para: a) negar la dependencia del objeto, el miedo a ser abandonado y la emergencia de agresión por este abandono, y b) satisfacer la fantasía de reparación total del objeto, mediante un yo que tiene poderes mágicos de reconstrucción. M. Klein afirma que el bebé necesita sentir que domina a los objetos internos externos no sólo para que no lo abandonen sino para que no se dañen entre sí" (Piccolo E.).

Culpa

"Doloroso reconocimiento de haber dañado al propio objeto u objetos amados. Se origina en la posición depresiva, cuando se experimenta ambivalencia hacia los padres percibidos como objetos totales. Los padres ambivalentemente amados introyectados durante la posición depresiva forman el núcleo del superyo" (Segal.)

Defensas Esquizoides

Las defensas esquizoides "comprenden mecanismos de escisión del objeto, idealización, negación y control omnipotente. Tienen por finalidad defender al yo de intensos temores de aniquilación y muerte. Constituyen una configuración inseparable: la disociación supone mecanismos de idealización (tanto de la bondad como de la peligrosidad de los objetos), mecanismos de negación omnipotente (de las características persecutorias del objeto idealizado, y de la impotencia), y mecanismos de control omnipotente (del objeto idealizado, aliado del yo) del objeto persecutorio. Se analizan por separado con fines didácticos" (Piccolo E.)

La defensa esquizoide es el "uso combinado de la introyección de objetos buenos y negación, disociación y proyección de aspectos malos del propio yo, como una defensa contra la culpa, la angustia y la depresión" (Rycroft)

-12-

Defensas Maniacas

"Su organización incluye mecanismos que ya se pusieron de manifiesto durante la etapa esquizo-paranoide (mecanismo de disociación e idealización, negación y control omnipotente), pero durante la etapa depresiva adquieren características especiales. En el primer caso estaban dirigidas a impedir un ataque aniquilante al yo; ahora tienen como finalidad defender al objeto de los ataques ambivalentes del yo, y a éste de las ansiedades y de la culpa depresivas".

"En la situación depresiva el bebé logra una nueva relación con la realidad y descubre situaciones importantes, a saber: 1) su dependencia de la madre, a la que teme haber perdido por su agresión;

2) el valor que ella tiene para él; 3) su ambivalencia, sus deseos agresivos, voraces de destruírla y sus sentimientos de necesidad y deseos de preservarla. Como consecuencia surgen intensos sentimientos de culpa depresiva, temor de perder a la madre necesitada, miedo de haberla destruido ya, preocupación y necesidad de repararla".

"Las defensas maníacas son un intento de evitar el proceso de intenso dolor y sufrimiento psíquico que estos descubrimientos implican. La experiencia depresiva se vincula con el conocimiento de la existencia de un mundo interno y de la posesión de un objeto valorado al que se necesita. Por eso, las defensas maniacas se dirigen a evitar y negar este conocimiento huyendo hacia el mundo exterior, y negando, evitando o invirtiendo la dependencia del objeto, la ambivalencia, la preocupación y la culpa".

"Una característica especial de la defensa maníaca es la identificación del yo con el objeto idealizado: el yo se fusiona y confunde con este objeto parcial, omnipotente, lleno de vida, de poder y alimento, se 'infla' por la fantasía de haber devorado al objeto idealizado ("la luz del objeto idealizado cae sobre el yo") , en tanto las características sufrientes, desprotegidas, necesitadas, dependientes del propio yo, son depositadas en los objetos externos. La defensa maniaca implica entonces la utilización de mecanismos de identificación proyectiva: las características proyectadas son las de un "necesitado" y "hambriento", mientras que las características asumidas por el yo son las de un "pecho lleno", "nutricio", que se autoabastece".

-13-

"En una relación maníaca de objeto participa una tríada de sentimientos tendientes a negar los logros de la situación depresiva. Esta tríada está constituida por el control, el triunfo y el desprecio que se corresponden simétricamente con los sentimientos depresivos de valorar el objeto, depender de él, temer perderlo y sentirse culpable".

En esto, Piccolo cita a H. Segal: "Controlar al objeto es una manera de negar la dependencia de él, pero al mismo tiempo es una manera de obligarlo a satisfacer necesidades de dependencia, ya que un objeto totalmente controlado es hasta cierto punto un objeto con el que se puede contar". El triunfo es la negación de sentimientos depresivos ligados a la valoración e importancia afectiva otorgada al objeto. Se vincula con la omnipotencia y tiene dos aspectos importantes. Uno de ellos se relaciona con un ataque primario infligido al objeto y el triunfo experimentado al derrotarlo (en especial cuando el ataque está fuertemente determinado por la envidia). Además el triunfo se incrementa como parte de las defensas maniacas porque sirve para mantener a raya los sentimientos depresivos que, de otra manera, surgirían (tales como sentir nostalgia por el objeto, extrañarlo y echarlo de menos). Desprecio hacia el objeto es también negar cuánto se lo valora; actúa como defensa contra las experiencias de pérdidas y culpa. Un objeto despreciable no merece que uno sienta culpa por él y el desprecio hacia semejante objeto se convierte en justificación para seguir atacándolo".

"La defensa maniaca intenta negar la situación depresiva y el trabajo de duelo, pero prepara el camino para un nuevo colapso depresivo ya que implica en sí un nuevo ataque sádico al objeto, al que se devora, desprecia y despoja del poder, del que se apropia el yo para controlarlo. El incremento de los sentimientos de desprecio motivados por la envidia subyacente interfieren el desarrollo normal, en la medida en que impiden el proceso de duelo" (Piccolo E.).

Las defensas maníacas "se desarrollan durante la posición depresiva como defensa contra la experiencia de ansiedad depresiva, culpa y pérdida. Se basan en la negación omnipotente de la realidad psíquica, y las relaciones objetales se caracterizan por triunfo, control y desprecio" (Segal ) .

-14-

 

Defensas Obsesivas

En las defensas obsesivas hallamos,”El aislamiento, la anulación y la formación reactiva, cuyo mecanismo dominante es el anal retentivo. Es importante diferenciar el llamado control omnipotente (que corresponde a defensas obsesivas patológicas presentes en cuadros latentemente psicóticos), del control obsesivo adaptativo" (Piccolo E.).

Depresión

"Estado de ánimo en que se experimentan parcial o totalmente los dolorosos sentimientos de la posición depresiva. Puede ser una reacción normal a experiencias de pérdida, o una reacción patológica de carácter neurótico o psicótico" (Segal).

Desplazamiento

"Subyace a este mecanismo la necesidad de disociar el vínculo agresivo del vínculo amoroso con el objeto, proyectando ambos en los objetos externos. Las características persecutorias adjudicadas al objeto externo odiado son trasladadas (desplazadas) a otro u otros objetos externos que pasan a ser temidos y evitados en tanto son depositarios de fantasías agresivas. Este es el mecanismo latente de las fobias" (Piccolo E.)

Disociación

"La disociación es el mecanismo por el cual el yo y un objeto único son divididos fantásticamente en dos. La división del objeto se establece en función de las características idealizadas y persecutorias, y en correspondencia con una división concomitante del yo, estructurándose por lo tanto dos vínculos simultáneos entre un yo agresivo y un objeto idealizadamente persecutorio, y un yo lleno de amor con un objeto idealizadamente bueno".

"Esta división del objeto y del yo corresponde a un mecanismo primario que sin embargo implica ya un cierto grado de organización de la realidad caótica del comienzo de la vida, en tanto permite aislar y separar dos tipos de experiencias que se suceden en forma alternada: experiencias de unión, protección y satisfacción, y experiencias de abandono, dolor e insatisfacción".

-15-

"La disociación en sus comienzos responde a una división neta del objeto y del yo, siendo uno de los pares disociados alternativamente 'no conocido', 'ignorado', 'aislado' por el yo. Las disociaciones primarias dan como resultado objetos parciales (pecho-pene) (idealizado-persecutorio). Durante la evolución normal, y en la medida en que disminuye la ansiedad persecutoria, la disociación toma características menos rígidas en cuanto al grado de distancia entre lo idealizado y lo persecutorio, acercándose paulatinamente a una división entre lo bueno y malo, favoreciendo la síntesis depresiva".

"Dentro de la teoría kleiniana, este mecanismo es el precursor de la represión, que permite el clivaje entre lo conciente y lo inconciente".

"Los mecanismos de disociación pueden fracasar durante la evolución por la intensidad de la envidia, la agresión o la mala relación continente con el mundo externo; en tal caso son reemplazados por mecanismos de splitting masivos y de identificación proyectiva excesiva, los cuales llevan a la desintegración del yo como medida defensiva. H. Segal dice que el yo se fragmenta y escinde en pedacitos para evitar la experiencia de ansiedad. La desintegración es el más desesperado de todos los intentos del yo para protegerse de ella. A fin de no sufrirla, el yo hace lo que puede para no existir, intento que origina una aguda ansiedad específica: la de hacerse pedazos y quedar pulverizado".

"Aún cuando la disociación sea lograda, adquiere características patológicas cuando implica una distancia rígida y excesiva entre las características idealizadas y persecutorias del yo y del objeto, ya que esto dificulta la capacidad de síntesis e integración depresiva".

"Según H. Segal, en situaciones de ansiedad aumenta la disociación y se utilizan la proyección y la introyección para mantener a los objetos persecutorios tan alejados como sea posible de los objetos ideales, a la vez que se mantiene a ambos bajo control".

"La disociación subyace a todas las defensas neuróticas en tanto tienen todas por finalidad la escisión del vínculo persecutorio con el objeto. Lo que cambia entre una y otra es qué vínculo es considerado persecutorio en su relación con el objeto. Como mecanismo adaptativo da lugar a la disociación

esquizoide instrumental, a la capacidad de dejar de lado determinadas situaciones afectivas, para lograr ajuste a distintas exigencias de la realidad" (Piccolo E.)

.-16-

Como defensa maníaca, "los mecanismos de disociación tienden a evitar el dolor que la ambivalencia produce (amar y odiar al un mismo objeto)" (Piccolo E.).

Envidia Temprana

"El bebé la experimenta principalmente hacia el pecho que lo alimenta. Es posiblemente la primera manifestación externa del instinto de muerte, ya que ataca a lo que se siente como la fuente de vida". Si la envidia temprana se torna excesiva, pasa a ser un factor de consideración psicopatológico (Segal).

 

Escisión

"Puede implicar al yo y al objeto. La primera escisión se hace entre Yo bueno y Yo malo, y entre objeto bueno y objeto malo. La deflexión del instinto de muerte implica la escisión entre la parte que se siente conteniendo los impulsos destructivos y la parte que se siente conteniendo la libido" (Segal).

La escisión del objeto parcial en un objeto bueno y malo constituye el primer modo de defensa contra la angustia. El objeto total será igualmente escindido (madre 'buena' y madre 'mala', etc) (Laplanche).

 

Fantasía

Las fantasías son contenidos primarios de los procesos mentales inconscientes, y pueden definirse como los representantes psíquicos de los instintos: no hay acto instintivo que no sea vivido como fantasía inconsciente, aunque luego, esta puede pasar a ser un modo de defensa contra los impulsos. La fantasía tiende a considerar que el impulso se satisface efectivamente, mientras que, como defensa, considera que dicho impulso es realmente inhibido o controlado (Isaac).

Isaacs distingue la fantasía como contenido primario de los procesos mentales inconscientes (phantasy), y la fantasía como los sueños diurnos concientes, las ficciones, etc. (Laplanche).

-17-

Fase Oral Sádica

Se trata de un concepto introducido por K. Abraham. Con Melanie Klein se atribuye una importancia creciente al sadismo oral, ya que constituye el momento culminante del sadismo infantil. “M. Klein habla de una distinción entre una fase oral de succión y una fase oral de mordedura, el conjunto de la fase oral es para la autora una fase oral-sádica" (Laplanche).

Formación Reactiva

Esta defensa "responde a la necesidad de mantener una disociación entre el vínculo de amor y el vínculo agresivo establecidos con el objeto, reforzando el primero y manteniendo bajo control al segundo. Si bien como mecanismo está basado en una relación divalente (disociación) corresponde evolutivamente a logros de la etapa depresiva. Supone preocupación por el daño hecho al objeto y miedo a no poder repararlo" (Piccolo E.).

 

Idealización

"El mecanismo de idealización está inevitablemente unido al mecanismo de disociación e inicialmente defiende de ansiedades persecutorias. La creciente idealización del objeto bueno tiene por finalidad alejarlo del persecutorio y hacerlo invulnerable. Dicho mecanismo se vincula con la negación mágica omnipotente: las características indeseables del objeto son negadas, mientras simultáneamente es recubierto de 'bondad' (amor, invulnerabilidad, poderes mágicos, poder omnipotente de protección, etc.). El monto de idealización está en relación directa con el monto de persecución frente al objeto, y es una defensa resultante de ansiedades persecutorias (temor a ser atacado y destruido por el objeto)".

"El mecanismo de idealización forma parte también de las defensas maníacas en la situación depresiva (mitigando en tal caso la ansiedad depresiva), adjudicando, por otra parte, al objeto una gran riqueza de contenido y una gran capacidad reparatoria. Entonces, si el objeto es perfecto y lo posee todo, no está destruido, no puede atacar retaliativamente al yo (ansiedad persecutoria), ni el yo tiene que penar por él ni preocuparse por repararlo (ansiedad depresiva)".

-18-

"Los mecanismos de idealización tienden a negar la fantasía de destrucción del objeto, otorgándole invulnerabilidad, riqueza de contenidos, belleza. Un objeto así, no dañado ni moribundo, evita tanto el temor a la persecución como el sufrimiento psíquico (duelo)".

"Dentro de la teoría kleiniana, la idealización es precursora de buenas relaciones de objeto (en tanto el objeto idealizado es el precursor del objeto bueno). Una idealización extrema, sin embargo, traba la relación con el objeto real, puesto que no existen objetos ideales sino idealizados. Un cierto monto de idealización se mantiene a lo largo de la vida adulta (enamoramiento, ideales de vida, etc.)" (Piccolo E.).

Las idealización es un "mecanismo esquizoide vinculado con la escisión y la negación. Se niegan las características indeseables del objeto, y el bebé proyecta en él su propia libido. Aunque pertenece primordialmente a la posición esquizo-paranoide, la idealización puede formar parte de las defensas maníacas contra ansiedades depresivas" (Segal).

 

Identificación

"Se la considera un resultado de procesos introyectivos y proyectivos" (Segal).

Identificación Introyectiva

"El resultado de la introyección del objeto en el yo, el cual se identifica con algunas de sus características, o con todas" (Segal).

 

Identificación Proyectiva

"El resultado de la proyección de partes del Yo en un objeto. Puede tener como consecuencia que se perciba al objeto como habiendo adquirido las características de la parte proyectada del Yo, pero también puede resultar en que el Yo llegue a identificarse con el objeto de su proyección" (Segal).

"Mecanismo que se traduce por fantasías donde el sujeto introduce su propia persona, en su totalidad o en parte, en el interior del objeto para dañarlo, poseerlo y controlarlo" (Laplanche).

La identificación proyectiva patológica "resulta de la desintegración diminuta del Yo o de partes del Yo, que luego se proyectan en el objeto y se desintegran; tiene como consecuencia la creación de 'objetos extraños'" (Segal).

-19-

Mundo Interno

"Resulta de la actividad de la fantasía inconsciente, en la que se introyectan objetos y se construye dentro del yo un mundo interno complejo. En el mundo interno se siente a los objetos internos en relación dinámica los unos con los otros y con el yo" (Segal).

 

Negación

La negación y el control omnipotente "son mecanismos que responden a la impotencia del yo frente a sus impulsos destructivos y a estos impulsos proyectados en el objeto. La negación como proceso defensivo tiene por finalidad no ver aquellos aspectos del yo o del objeto que aterrorizan, y responde a la fantasía de que aquello que no se ve, no existe, y por lo tanto no implica peligro. Está unida al control omnipotente, a la fantasía de poseer, tanto el yo como el objeto idealizado, capacidad de control y de manejo sobre el objeto persecutorio".

"El grado de omnipotencia del yo y del objeto idealizado es proporcional al grado de poder destructivo del yo agresivo y del objeto malo".

"Durante la etapa depresiva, la negación y el control omnipotente forman parte de las defensas maníacas frente a la persecución y al dolor. La negación se propone negar tanto la destrucción del objeto como los sentimientos de dolor, dependencia y necesidad del yo. Está unida a la fantasía de controlar el objeto, negando el temor a la separación y la dependencia, y favoreciendo las fantasías de reparación omnipotente del objeto. Esto siempre implica una privación para el yo, en la medida en que limita su capacidad de conocimiento" (Piccolo E.).

"Los mecanismos de negación tienden a desconocer la realidad psíquica (el insight adquirido acerca de la agresión, la valoración del objeto y el temor a atacarlo), y las partes de la realidad externa acordes a sus conflictos (negación del abandono, de situaciones que producen frustración y tristeza, del miedo al alejamiento de la madre real, etc.)" (Piccolo E.).

-20-

Neurosis

“Los orígenes de las neurosis están en el primer año de vida y no en los primeros años, como indica el psicoanálisis clásico, y que consiste en fracasos en el intento de pasar a través de la 'posición depresiva' y no en una fijación en una variedad de etapas a través de la niñez. Como resultado, la posición depresiva desempeña el mismo papel en la teoría kleiniana que el complejo de Edipo en la teoría clásica" (Rycroft).

 

Objeto Bueno

"El término objeto parcial bueno se aplica generalmente al pecho o pene tal como se lo experimenta en la posición depresiva en relación con experiencias buenas. Se siente al objeto bueno como fuente de vida, amor y bondad, pero no es ideal. Se reconocen sus malas cualidades y,en contraste con el objeto ideal, puede ser experimentado como frustrante; se lo siente vulnerable a los ataques, y por consiguiente se lo suele sentir dañado o destruido. Se siente que el pecho bueno y el pene bueno pertenecen respectivamente a la madre buena y al padre bueno, pero se los puede experimentar antes de que se establezca plenamente la relación de objeto total" (Segal).

Junto al objeto malo, son los primeros objetos pulsionales, parciales o totales, tal como aparecen en la vida de fantasía del niño. La cualidad de 'bueno' se le atribuye, no solamente por su carácter gratificador, sino sobretodo porque sobre él se proyectan las pulsiones libidinales del sujeto. Objetos buenos y malos se hallan sometidos a los procesos de introyección y proyección (Laplanche).

Objeto Ideal

"Pecho o pene. Es experimentado por el bebé durante la posición esquizo-paranoide como resultado de la escisión y de la negación de persecución. El bebe atribuye todas sus experiencias buenas, reales o fantaseadas, a este objeto ideal al que anhela poseer y con el que ansía identificarse" (Segal).

Objeto Malo ó Persecutorio

"Es experimentado como resultado de la escisión ocurrida durante la posición esquizo-paranoide. El bebe le proyecta toda su hostilidad y a su actividad atribuye toda experiencia mala" (Segal)

-21-

Junto al objeto bueno, son los primeros objetos pulsionales, parciales o totales, tal como aparecen en la vida de fantasía del niño. La cualidad de 'malo' se le atribuye, no solamente por su carácter frustrante, sino sobre todo porque sobre ellos se proyectan las pulsiones destructivas del sujeto. Objetos malos y buenos se hallan sometidos a los procesos de introyección y proyección. (Laplanche).

 

Objeto Extraño

"Son el resultado de identificaciones proyectivas patológicas, en las que se percibe al objeto escindido en pequeños fragmentos, conteniendo cada uno una parte proyectada del Yo. A estos objetos extraños se los siente cargados de mucha hostilidad" (Segal).

Objeto Interno

"Objetos introyectados en el yo" (Segal).

Objeto Parcial

"Objetos característicos de la posición esquizo-paranoide. El primer objeto parcial que experimenta el bebé es el pecho. Pronto experimenta otros objetos parciales, ante todo, el pene" (Segal). Objetos parciales son: el objeto ideal (pecho o pene), el objeto malo (o persecutorio), y el objeto bueno.

"El objeto parcial (pecho, pene) se halla escindido en un objeto 'bueno' y un objeto 'malo', constituyendo esta escisión el primer modo de defensa contra la angustia" (Laplanche).

"Con Melanie Klein, en la expresión 'objeto parcial' el término 'objeto' adquiere todo el valor que le ha otorgado el psicoanálisis: aunque parcial, el objeto (pecho u otra parte del cuerpo) posee en la fantasía caracteres similares a los de una persona (por ejemplo persecutorio, asegurador, benévolo, etc)." (Laplanche).

"La relación con los objetos parciales no califica únicamente una fase de la evolución psicosexual (posición paranoide), sino que sigue desempeñando un importante papel cuando ya se ha establecido la relación con los objetos totales" (Laplanche).

Objeto Perseguidor

"Son objetos en los que se ha proyectado parte del instinto de muerte. Originan ansiedad paranoide" (Segal,).

-22-

Objeto Parcial

"Se refieren a la percepción del otro como persona. La percepción de la madre como objeto total caracteriza la posición depresiva. El objeto total es lo opuesto tanto del objeto parcial como de los objetos escindidos en partes ideales y persecutorias. La ambivalencia y la culpa se experimentan en relación con objetos totales" (Segal).

Padres Combinados

"Imagen fantaseada de los padres combinados en coito. Se origina cuando no se diferencia al padre de la madre y se siente su pene como parte del cuerpo de la madre. Cuando surgen ansiedades edípicas esta fantasía se reactiva regresivamente como medio de negar el coito parental. Por lo general se la experimenta como figura terrorífica" (Segal).

"La imago de los padres acoplados designa una teoría sexual infantil que se expresa en diversas fantasías que representan a los padres como unidos en una relación sexual ininterrumpida: la madre conteniendo el pene del padre o al padre en su totalidad; el padre conteniendo el pecho de la madre o a la madre en su totalidad; los padres inseparablemente confundidos en un coito. Se trataría de fantasías muy arcaicas e intensamente ansiógenas" (Laplanche).

Posición

"Término utilizado por la teoría kleiniana para describir ciertas configuraciones de las relaciones con los objetos y de la distribución de la libido, a través de las cuales pasa el individuo durante su desarrollo. Las dos posiciones que han sido establecidas en esta teoría son la esquizo-paranoide y la depresiva, pese a que se hacen referencias, también, a una posición maníaca. El concepto tiene afinidades con el concepto clásico de 'etapa del desarrollo libidinal', pero difiere en el sentido de que hace referencia a pautas de fantasía y de relaciones con los objetos antes que al apego a un objeto en particular y a la zona erógena. Ambas posiciones ocurren en el primer año de vida, durante la etapa oral de la teoría clásica" (Rycroft).

-23-

Posición Depresiva

"Comienza cuando el bebé reconoce a su madre como objeto total. Es una constelación de relaciones objetales y ansiedades caracterizada por la experiencia del bebe de atacar a una madre ambivalentemente amada y de perderla como objeto externo e interno. Esta experiencia origina dolor, culpa y sentimientos de pérdida" (Segal).

"Tipo de relaciones de objeto consecutivo a la posición paranoide; comienza alrededor del cuarto mes y se supera progresivamente en el curso del primer año, aún cuando pueda encontrarse también en el curso de toda la infancia y reactivarse en el adulto, especialmente en el duelo y en los estados depresivos.

Se caracteriza por los siguientes rasgos: el niño es, en lo sucesivo, capaz de aprehender a la madre como objeto total; se atenúa la escisión entre objeto 'bueno' y 'malo', las pulsiones libidinales y hostiles tienden a relacionarse con el mismo objeto; la angustia llamada depresiva se refiere al peligro fantaseado de destruir y perder a la madre a consecuencia del sadismo del sujeto; esta angustia es combatida mediante diversos modos de defensa (defensas maníacas o defensas más adecuadas: Repartición, inhibición de la agresividad) y se supera cuando el objeto amado es introyectado en forma estable y aseguradora" (Laplanche).

"Posición alcanzada en su esquema de cosas por el bebé (o por el paciente en análisis) cuando advierte que tanto su amor como su odio están dirigidos hacia el mismo objeto -la madre-, tiene conciencia de su ambivalencia y se interesa por protegerla de su odio y para llevar a cabo la reparación por el daño que ha causado su odio. Como el sistema de Klein incluye el instinto de muerte y hostilidad innata hacia la madre y la envidia de ella, se concibe que esta crisis desempeña un papel esencial en el desarrollo de cada bebé, al margen de la cualidad de los cuidados maternales, y su resultado, según se sostiene, determina todo el desarrollo posterior. Se considera que las personas saludables y neuróticas han pasado por la posición depresiva, que las personas con problemas depresivos están fijado en ella y que las personas con problemas esquizoides y paranoides no han logrado alcanzarla" (Rycroft).

Posición Esquizo-Paranoide

"La primera fase del desarrollo. Se caracteriza por la relación con objetos parciales, el predominio de escisión en el yo y en el objeto, y la ansiedad paranoide" (Segal)

-24-.

"Modalidad de las relaciones de objeto específica de los cuatro primeros meses de la existencia, pero que puede volver a encontrarse durante la infancia y, en el adulto, especialmente en los estados paranoico y esquizofrénico.

Se caracteriza por los siguientes rasgos: las pulsiones agresivas coexisten desde un principio con las pulsiones libidinales y son singularmente intensas; el objeto es parcial (principalmente el pecho materno) y se halla escindido en dos: el objeto 'bueno' y el objeto 'malo'; los procesos psíquicos que predominan son la introyección y la proyección; la angustia, intensa, es de naturaleza persecutoria (destrucción por el objeto 'malo')" (Laplanche).

"Configuración psíquica postulada por Melanie Klein y donde el individuo lucha con sus impulsos destructivos por medio de (a) la escisión, tanto de su yo como de las representaciones de objetos en partes buenas y malas, y (b) una proyección de sus impulsos destructivos sobre el objeto malo por el cual se siente perseguido. Según Klein, la posición esquizo-paranoide constituye el primer intento del infante para dominar su instinto de muerte y precede a la posición depresiva. El fracaso ante el intento de abandonar la posición esquizo-paranoide (esto es, de alcanzar la posición depresiva) es responsable de muchos trastornos, entre ellos los obsesivos (Rycroft).

Se ha indicado que la traducción del nombre de esta posición es incorrecta, y que en realidad debería designársela como "posición paranoide-esquizoide", ya que primero se constituyen objetos persecuatorios (paranoide) y luego se monta la defensa contra ellos (escisión - esquizoide).

Realidad Psíquica

"La experiencia de la realidad psíquica es la experiencia del propio mundo interno, incluyendo la experiencia de impulsos y los objetos internos" (Segal).

Realidad,SentidoDe

"Es la capacidad de experimentar la realidad psíquica como tal y de diferenciarla de la realidad externa. Implica la experiencia simultánea y la correlación de los mundos interno y externo" (Segal).

-25-

Regresión

"Es la reactualización de vínculos objetales correspondientes a momentos evolutivos ya superados en el desarrollo individual. El yo claudica frente a situaciones actuales que no puede resolver y apela a modalidades de relación evolutivamente más primitivas, que en su momento fueron eficaces para mantener el equilibrio" (Piccolo E.)

Reparación

"Actividad del yo dirigida a restaurar un objeto amado y dañado. Surje durante la posición depresiva como reacción a ansiedades depresivas y a la culpa. La reparación se puede usar como parte del sistema de defensas maníacas, en cuyo caso adquiere las características maníacas de negación, control y desprecio" (Segal).

"Mecanismo en virtud del cual el sujeto intenta reparar los efectos de sus fantasmas destructores sobre su objeto de amor. Este mecanismo va ligado a la angustia y a la culpabilidad depresivas: la reparación fantasmática del objeto materno, externo e interno, permitiría superar la posición depresiva asegurando al yo una identificación estable con el objeto benéfico" (Laplanche).

Represión

La represión "fenoménicamente se manifiesta como 'lagunas' en el pensar, sentir o verbalizar. Es el olvido no intencional de hechos, fantasías, ocurridos en la realidad externa o interna. Implica la necesidad de mantener disociados (olvidados) aspectos del vínculo objetal vividos como conflictuales o peligrosos".

"Está relacionado en parte con el mecanismo de negación (responde a la fantasía 'necesito no conocer tal aspecto mío y del objeto; si no lo conozco no existe'). Supone el mecanismo de disociación, aunque es más evolucionado y adaptativo que la disociación".

"Dentro de la teoría kleiniana en la evolución normal la represión es la heredera del mecanismo de disociación, y se hace posible como resultado de la elaboración de la etapa depresiva" (Piccolo E)

-26-

Salud

"Se considera que las personas saludables y neuróticas han pasado por la posición depresiva, que las personas con problemas depresivos están fijados en ella y que las personas con problemas esquizoides y paranoides no han logrado alcanzarla" (Rycroft), habiendo quedado estas últimas fijadas a la posición esquizo-paranoide.

Super Yo

"Según la escuela de M. Klein existiría, desde la fase oral, un superyo que se formaría por introyección de objetos 'buenos' y 'malos' y que el sadismo infantil, que entonces se encuentra en su acmé, haría particularmente cruel" (Laplanche)

"Los padres ambivalentemente amados introyectados durante la posición depresiva forman el núcleo del superyo" (Segal).

 

-27-

BIOGRAFIA

“MELANIE KLEIN” (1882-1960) Pionera del análisis de niños y de la investigación de los los estados depresivos y esquizoides”(Rycroft)

Melanie Reizes nace el 30 de marzo de 1882 en Viena. Su padre, Moriz Reizes, pertenecía a una sencilla familia judía muy religiosa, residente en Lvov, actualmente parte de Ucrania. Estaba destinado a ser rabino y a casarse con una joven elegida por sus padres, a la que no conoció antes de la boda. A pesar de esto, siguió la carrera de Medicina, al finalizar la cual rompió con la tradición ortodoxa; era un hombre culto, que hablaba diez idiomas. Comenzó el ejercicio de su profesión, y a los 37 años, se divorció de su primer esposa. Tres años después conoció, en Viena, a Libussa Deutsch, mucho menor que él. Esta pertenecía a una familia culta.

Libussa y Moriz se casaron en 1875 y se establecieron en Deutsch-Krentz. En 1876 nació Emilie, en 1877 Emanuel y al año siguiente, Sidonie. La familia se trasladó a Viena, donde nace Melanie en 1882.En 1886 muere Sidonie, de escrófula (variante de la tuberculosis), a los cuatro años de Melanie. Sidonie la había iniciado en la lectura y las matemáticas. Su hermano Emanuel apoya a Melanie cuando, a los catorce años, decide estudiar Medicina (Psiquiatría) y la prepara en su ingreso al Gimnasium de Viena

.A los 17 años Melanie Klein se compromete con Arthur Stevan Klein, un químico industrial de 21 años, amigo de Emanuel. En esta época abandona la idea de estudiar Medicina y asiste a cursos de historia y de arte en la Universidad de Viena. A principios de 1900 muere su padre, y a fin de ese año Emilie se casa con el médico Leo Pick. Emilie morirá en Londres en 1940.En diciembre de 1902, Emanuel, quien hacia años estaba enfermo de fiebre reumatoidea, muere en Génova. Su relación con su hermana menor era muy estrecha y compleja.

-1-

Melanie se casa el 31 de marzo de 1903, con 21 años recién cumplidos. Durante los cuatro años de compromiso han estado mucho tiempo separados, a causa de los estudios de Arthur. Se establecen en Rosenberg (Hungría) y al año siguiente nace Melitta. En 1906 nace Hans y un año después se trasladan a Kappitz. Melanie Klein aparece afectada por un fuerte y prolongado estado depresivo, ante lo cual su esposo consigue un traslado a Budapest en 1910, donde conoce a Freud, lee sobre él.

En 1913 E.Jones regresa a Europa y es analizada por Ferenczi, ese mismo año funda la Sociedad Psicoanalítica de Londres.
El 1 de julio de 1914 nace Erich. A fines de ese año muere su madre, quien poseía una fuerte influencia sobre Melanie. Esto agrava su depresión e inicia su análisis con Ferenczi, interesándose además en los escritos de Freud acerca de los sueños.
Tanto Ferenczi como Arthur Klein se incorporan al ejército austro-húngaro y en 1916 el esposo de Melanie regresa como inválido de guerra, herido en una pierna. El matrimonio enfrenta graves dificultades.

En 1918 M Klein asiste al 5º Congreso Psicoanalítico Internacional, con la presidencia de Ferenczi, en el que S.Freud lee "Lines of Advances in Psychoanalytic Therapy". Este Congreso realizado en tiempos de guerra causa una fuerte impresión en Klein y, según ella misma recuerda:

“Esa impresión fortaleció mi deseo de dedicarme al psicoanálisis. Durante el análisis con Ferenczi, éste me llamo la atención acerca de mis grandes dotes para comprender a los niños y de mi interés en ellos y alentó mucho mi idea de dedicarme al análisis de niños(...)No he visto(...)que la educación pudiera cubrir la totalidad de la comprensión de la personalidad y que, por lo tanto, tenga la influencia que uno desearía que tuviera. Siempre sentí que detrás había algo que nunca llegue a percibir”. Así “llego a ser una pionera en el campo del análisis de niños y de la investigación de los estados depresivos y esquizoides” (Rycroft).

Ferenczi la asigna como asistente de Anton von Freund en la tarea de organizar la enseñanza del psicoanálisis en la Sociedad de Investigación Infantil.

-2-


En 1919 Jones reorganiza la Sociedad Británica de Psicoanálisis. En julio de ese año Klein expone su primer trabajo," Der Familienroman in statu nascendi"(publicado en 1920 en I.Z.P.) por el cual es aceptada como miembro de la SOCIEDAD PSICOANALITICA HUNGARA, la cual estaba en un período de intensa actividad bajo la presidencia de Ferenczi.

Empieza a publicar sus resultados clínicos apoyada por Abraham y Alix Strachey, desarrollando conceptos revolucionarios sobre la naturaleza y la importancia de las primeras etapas del desarrollo infantil.

Al poco tiempo la posición de los profesionales judíos residentes en Budapest se ve muy afectada por la situación política de posguerra. Arthur Klein no puede continuar su trabajo y se traslada a Suecia, obteniendo posteriormente la ciudadanía sueca. Melanie Klein se traslada junto a sus hijos a Eslovaquia, donde permanece un año en casa de sus suegros.
M.Klein asiste en 1920 al 6º Congreso Psicoanalítico Internacional, en La Haya. Conoce a H.Hug-Hellmuth, quien lee su trabajo sobre la técnica del análisis infantil, y a Karl Abraham.

Abraham, presidente de la Sociedad Psicoanalitica de Berlín, la invita a trabajar en dicha ciudad. Klein se traslada junto a Erich.
En 1921 se concreta el divorcio de Melanie y Arthur.
En 1922 Klein se convierte en miembro asociado de la SOCIEDAD PSICOANALITICA DE BERLIN(en ese mismo año, Anna Freud se convierte en miembro de la SOCIEDAD PSICOANALITICA DE VIENA)

En .1923 pasa a ser miembro pleno de la Sociedad Psicoanalítica de Berlín, donde publica un articulo sobre “El papel de la escuela en el desarrollo Libidinal”, atribuyendo gran importancia al papel que el simbolismo juega en el desarrollo intelectual al hacer equivalente las inhibiciones intelectuales a una inhibición de la función simbólica.

A comienzos de 1924 Klein inicia su análisis con Abraham, el que va a continuar hasta la muerte del mismo en diciembre de 1925

-3-

.
Ese período es sumamente productivo, expone por primera vez ante un congreso "La técnica del análisis de niños pequeños" en el 8º Congreso de Psicoanálisis Internacional, en Salzburgo, cuyo presidente es Abraham. E.Jones escucha su ponencia con sumo interés. Es también durante 1924 que presenta ante la Sociedad de Viena el trabajo "Principios psicológicos del análisis infantil" y , a fines de ese año,"Una neurosis obsesiva en una niña de 6 años"(Erna) en la Primera Conferencia de Psicoanalistas Alemanes, en Wurzburg.

Conoce a Alix Strachey, analizada de Abraham, la que se interesa en sus teorías y colabora en traducir al inglés algunos de sus escritos. Es a través de su esposo, James Strachey, que los trabajos de Klein llegan a la Sociedad Británica, en la que la posibilidad del análisis de niños era debatida con mucho interés. En las actas de dicha presentación constan las críticas de E.Glover.
En julio de 1925 Klein da seis conferencias en Londres durante tres meses, invitada por E. Jones. Abraham ya estaba enfermo y había suspendido sus análisis por un período indeterminado. Es bien recibida y, entre otros, conoce a Susan Isaacs.

Luego de la muerte de Abraham la oposición a las teorías kleinianas en la Sociedad de Berlín se intensifican notoriamente. Otro factor que se agrega a la desaparición de su mentor es un episodio que repercute desfavorablemente en la aceptación de la indagación profunda del inconsciente del niño: H.Hug-Hellmuth, directora del Centro de Orientación Infantil de Viena, es asesinada por un familiar de 18 años, al que ella había aplicado su técnica cuando pequeño. Este caso tiene amplia repercusión publica.

Finalmente Klein decide dejar Berlín y en septiembre de 1926 llega a Inglaterra, invitada por E.Jones durante un año, a fin de analizar a sus hijos y a su esposa. Erich llega a Londres al poco tiempo, Hans está bajo la custodia de su padre y permanece estudiando en Berlín. Melitta se ha casado con el Dr. Walter Schmideberg y estudia en la Universidad de Berlín.
E.Jones, presidente de la Sociedad Británica y gran impulsor del psicoanálisis, se interesaba en la aplicación del análisis a los niños desde 1920.

-4-

Aunque Klein era muy controvertida a donde fuese, en general provocaba admiración por la técnica del juego que empleaba en el análisis con niños. El desarrollo de su técnica clínica tuvo una sólida base metapsicológica: Postuló la aparición del complejo de Edipo y del super yo antes a la propuesta por freud.

En marzo de 1927 Anna Freud habla de la técnica del análisis infantil ante la Sociedad de Berlín, en clara oposición a M Klein. La contribución escrita enviada por ésta, quien aún pertenece a dicha Sociedad, no se hace circular. Anna publica "Einfuhrung in die Technik de Kinderanalyse".
En mayo del mismo año Jones organiza un simposio sobre análisis infantil entre los miembros de la Sociedad Británica. La tensión existente Londres-Viena es notoria en la correspondencia entre S Freud y Jones.

“Algo que en todo caso puedo revelarle es que la concepción de Fran Klein sobre la conducta del yo ideal en los niños me parece totalmente imposible y está en contradicción con mis supuestos” Freud escribió a Jones. De todos modos, la influencia de Klein en Londres era enorme la llamaban la “Sra. Klein”.

Del 4 al 18 de mayo de 1927 tiene lugar el Simposio, en el cual se exponen los principales temas de la polémica entre el grupo británico y el vienés. Este acontecimiento puede considerarse fundacional respecto a la extensión del campo del psicoanálisis a los niños.
El 2 de octubre de ese año Klein es elegida miembro plenario de la Sociedad Británica. El período 1928-39 es el más productivo en la vida de M Klein.
En 1930 Melitta, ya graduada, se radica en Londres y su participación en la Sociedad se hace intensa. Convive con su madre hasta que Jones logra que Schmiedeberg entre a Inglaterra dos años más tarde. Ese mismo año klein abordó específicamente una inhibición de la formación de símbolos y su efecto catastrófico sobre todo el desarrollo del yo ilustrándolo con el caso del pequeño Dick, un autista de 4 años de edad, llegando a la conclusión de que si no se produce una simbolización adecuada, todo el desarrollo del yo queda comprometida.

En 1932 se publica "El Psicoanálisis de niños", la obra más importante publicada por un miembro de la Sociedad Británica hasta el momento.

-5-

Se realiza el 12º Congreso Internacional de Psicoanálisis, en Wiesbade, el último realizado en Alemania antes de la guerra y el único a los que no asiste Klein; esto evita enfrentamientos con Ferenczi quien apoya a la escuela vienesa. Ferenczi muere en 1933 y ese año marca el comienzo de una época difícil en la vida de Klein. Melitta es elegida miembro pleno de la Sociedad y comienza un análisis con E.Glover. A partir de este momento se va generando una fuerte oposición de ambos a las teorías y la persona de Klein que va a tomar proporciones desmesuradas dentro de la Sociedad Británica, generándose un largo período de intensas disputas y fragmentaciones partidarias.

En abril de 1934 muere el hijo segundo de Klein, Hans, en un accidente de montaña que sugería un suicidio. Esto la afectó muy intensamente. En ese año se nacionaliza inglesa, siendo esto posible por su pasaporte sueco.
En 1935 se inician las conferencias de intercambio entre Londres y Viena. A. Freud publica "El Yo y los mecanismos de defensa" (se publica dos años más tarde).

En esa época comienza el período de cinco años en los que D.W.Winnicott supervisa con Klein.
En 1937 se publica "Amor, Odio y reparación", de Melanie Klein y Joan Riviere.En esa época nace Michel, su primer nieto, hijo de Eric y su esposa Judy (Diana nacerá en 1942) . Eric cambia su apellido por Clyne.

La preguerra intensifica las dificultades de los analistas continentales e incrementa el éxodo, comenzado en 1933 tras el incendio del Reichstag y que se dirige principalmente hacia Inglaterra. La Sociedad Británica y E Jones en especial se ocupan intensamente de la situación de los analistas continentales; que 1938 constituían un tercio de la Sociedad.
El 11 de marzo de 1938 Alemania invade Austria, el 6 de junio Freud llega a Londres. Klein le hace llegar una carta de bienvenida en la que expresa su deseo de verlo, a lo que Freud responde con una nota breve de agradecimiento, expresando que espera verla en un futuro próximo. Este encuentro no se realiza nunca. El 3 de septiembre de 1939 se declara la guerra y veinte días después muere Freud. Klein se encuentra ya en Cambridge con Susan Isaacs y al año siguiente se instala en Pitlochry, donde tiene lugar el análisis de "Richard" en 1941

-6-

En ese período Jones se retira al campo y E Glover pasa a ocupar el primer lugar en la Sociedad Británica. En septiembre del '41 Klein regresa a Londres . A las polémicas en relación a puntos de la teoría se sumaban discusiones en relación a las condiciones de formación y al manejo político de la Sociedad.
En la reunión anual del 29 de julio de 1942 se acuerda realizar un encuentro mensual dedicado a la discusión de las diferencias científicas y se forma una comisión para armar el programa: Glover, Brierly y J. Strachey. Las reuniones comienzan en octubre de ese año y se extienden a lo largo de dos años, se las conoce como las CONTROVERSIAS. Klein expone su ultima contribución a las Controversias el 1 de marzo de 1944: "La vida emocional del niño" (nunca publicado). En ese momento Glover ya ha renunciado y poco después Melitta se traslada a EE.UU., donde se dedica a tratar delincuentes y toxicómanos.

No volverá a verse con su madre hasta el 16º Congreso Psicoanalítico Internacional, en Zurich, 1949. En esa oportunidad no se hablan; de hecho nunca se reconcilian aunque hay varios indicios del profundo dolor que esto ocasiona a Klein.
Este Congreso es sumamente importante; en él es notorio el peso de los analistas norteamericanos, al punto que Jones es reemplazado en la presidencia de la ASOCIACION PSICOANALITICA INTERNACIONAL (IPA). por el psiquiatra Leo Bartemeier, luego de 17 años de ocupar la presidencia. Klein vive esto como un triunfo del annafreudismo, aunque en el congreso también están los latinoamericanos que habían ido a formarse a Londres. Se encuentra con J Lacan, cuyas teorías no le interesan pero si su apoyo para la difusión de sus ideas en Francia. Acuerdan que él traducirá "El psicoanálisis de niños" al francés, lo que finalmente no se concreta y la obra de Klein aparece en las ediciones PUF en 1959, colección dirigida por Lagache.

Se edita un número especial del International Journal of Psicho- Analysis dedicado a los 70 años de Klein.
El 1º de febrero de 1955 se funda la Asociacion Melanie Klein "...asociación que se ha formado para defender mi obra en el futuro" (Carta a P Heimann). Paula Heimann renuncia a la Asociación Melanie Klein a fines de noviembre de ese año, luego de que la misma Klein se lo solicita

-7-

. Se distancian a raíz de las teorías de Klein sobre la envidia primaria.
Esta ultima década fue sumamente difícil para Klein a causa de la fuerza que tenían sus opositores. Al año siguiente D W Winnicott es elegido presidente de la Sociedad Psicoanalítica Británica. En 1957 se publica "Envidia y gratitud".

E Jones muere en 1958, a los pocos meses de publicado el último tomo de su obra "Vida y Obra de Sigmund Freud"
Klein queda muy apenada y reduce sus actividades, estando además aquejada de osteoartritis progresiva. Posteriormente se le declara una anemia y finalmente le detectan un cáncer de colon. La operan a principios de septiembre de 1960, pero sufre complicaciones y finalmente muere el 22 de septiembre de 1960.

-8-

-9-

PERSPECTIVA PSICOANALITICA DE MELANIE KLEIN

Concepto de desarrollo Personal

Desde la perspectiva psicoanalítica de Melanie Klein, el desarrollo personal se concibe como enriquecimiento de la personalidad que se refiere a la superación de etapas tempranas de la niñez (que pueden volver a surgir en la vida adulta), la superación de los conflictos que estas etapas conllevan, como la ansiedad, culpa, envidia y logro de la gratitud, alcanzar el equilibrio con el mundo psíquico interno y el mundo externo, y desarrollar la capacidad de disfrutar de las cosas y llevar relaciones gratificantes de amor con los otros.

De estos estadios tempranos, dos son los que mayor importancia tienen en la vida según Klein. El primero es la posición esquizo-paranoide que se desarrolla durante los primeros 3 a 4 meses de vida, ya que según ella los seres humanos poseemos dos instintos básicos, el de vida o amor y el de muerte u odio, debido a la lucha que se produce entre estos dos instintos y el sentimiento de ansiedad persecutoria que se produce en el niño, producto del miedo de que este impulso agresivo le cause daño, el niño lleva a cabo procesos de escisión, en que el odio y la ansiedad se proyectan hacia el primer objeto de relación que posee, que es el pecho de la madre, que pasaría a ser el pecho malo, y los sentimientos de amor se proyectan en el pecho gratificador bueno. Luego de esta proyección, el pecho bueno y el malo son introyectados en la psiquis del niño, por lo que el yo está muy poco integrado, pues posee contenidos separados. Esta proyección y posterior introyección colaboran a que la ansiedad persecutoria vaya disminuyendo, pues el niño se siente más seguro con un pecho bueno que lo ampare, pero a la vez tiene un pecho malo, que lo persigue y persiste el miedo a la aniquilación del yo. De esta interacción entre los 4 - 6 meses se van integrando los impulsos, y la madre ya no es vista en forma escindida, sino que se incorpora como un objeto total, pasándose a la posición que Klein denomina depresiva, en la que debido a esta integración del objeto y el yo se experimenta culpa, pues el niño siente que el objeto amado ha sido dañado por sus propios impulsos agresivos; y por lo cual trata de reparar el objeto dañado.

-28-

"El sentimiento de que el daño hecho al objeto amado tiene por causa los impulsos agresivos del sujeto, es para mí la esencia de la culpa. El impulso a anular o reparar este daño proviene de sentir que el sujeto mismo lo ha causado, o sea, de la culpa. Por consiguiente, la tendencia reparatoria puede ser considerada como consecuencia del sentimiento de culpa". (Klein, 1988).

En relación con la posición depresiva, según Klein, se establece el complejo de Edipo alrededor de los 2 años. La angustia y la culpa incrementarían la necesidad de la externalizar (proyectar) figuras malas y de internalizar (introyectar) figuras buenas; de lograr los deseos, el amor, los sentimientos de culpa y tendencias reparatorias a ciertos objetos y el odio y la angustia a otros, de encontrar en el mundo exterior representantes de las figuras internas, hechos que ocurren en el complejo edípico. (Klein).

Luego del complejo de Edipo y la etapa de latencia, este interjuego de progresión, que está influido por la ansiedad, llega a dominar las tendencias genitales (Klein). A consecuencia de ello la capacidad para reparar aumenta y se alcanzan las sublimaciones genitales que en el caso de la mujer son la fertilidad, el poder de dar vida y por lo tanto recrear objeto perdidos y en el hombre el elemento de dar vida se haya vinculado con la fantasía de fertilizar a la madre dañada o destruida y así restaurarla.

Con esta tendencia aumentada en la reparación, la ansiedad y culpa disminuyen considerablemente, con lo que el niño puede desarrollar relaciones estables con sus padres y posteriormente con los otros, predominando el amor ante el odio.

A parte de la superación y desarrollo de estas etapas y de la superación de la ansiedad y la culpa por miedo de la reparación, es fundamental para lograr el desarrollo personal la superación de la envidia y el logro de la gratitud.

Según Klein el niño siente envidia del pecho, pues, aunque éste lo satisfaga, contiene todo lo que él desea y que le es negado, dejándose todo lo bueno para sí. Debido a esto el niño desea dañar el pecho materno y recobrar lo que es suyo.

-29-

Si la envidia del pecho es muy fuerte el niño no podrá obtener gratificación, en cambio, si ésta es superada (lo que está dado en gran parte por factores constitucionales) el niño podrá obtener gratificación y experimentará gratitud, lo que es esencial para apreciar bondad en otros y en uno mismo y hace posible el sentimiento de unidad con otra persona, hecho esencial en toda amistad o relación amorosa feliz.

El desarrollo personal estaría estrechamente vinculado con la gratitud que es fundamental para gozar no solo de las relaciones con otros, sino también de distintos intereses, disfrutar del trabajo; pues ésta permite desarrollar la generosidad que es la base para el enriquecimiento personal "la riqueza interna deriva de hacer asimilado el objeto bueno, de modo que el individuo se hace capaz de compartir sus dones con otros. Así es posible introyectar un mundo externo más propicio y como consecuencia se crea una sensación de enriquecimiento". (Klein). Sin esta gratitud el sentimiento de envidia, o sea haber dañado el objeto amado, destruye la confianza del individuo y la sinceridad de las relaciones y su propia capacidad de amor y ser bondadoso.

El individuo según lo propuesto por Klein es un ser que está constantemente en conflicto, para alcanzar alcanzar la felicidad y equilibrio entre el mundo intrapsíquico y el mundo externo.

Incluso considera que el individuo en situaciones de ayuda social, está motivado por impulsos como la culpa..."Todas las formas de ayuda social se benefician con ese anhelo. En los casos extremos, los sentimientos de culpa impulsan a la gente hacia el total sacrificio de sí misma por una causa o por sus semejantes, y pueden conducir al fanatismo" (Klein).

A pesar de esta noción negativa, también atribuye características positivas al ser humano que le son innatas, como la capacidad de amar, que es por la cual el individuo debe luchar para que otros impulsos como lo es la envidia no interfieran con su desarrollo y así logre la tan anhelada felicidad.

-30-

Los factores que dan cuenta del cambio del desarrollo de la persona son la madurez emocional, o sea, que los sentimientos de pérdida o de algunas frustraciones pueden ser contrarrestados por sustitutos y el poder disfrutar del trabajo y los placeres que están a nuestro alcance, teniendo muchas posibilidades e intereses con los cuales hacerlo, lo que deviene del logro de experimentar la gratitud.

La fortaleza del carácter es otro factor que da cuenta del cambio y se refiere a la capacidad del yo de desarrollar todas sus potencialidades. Esta fortaleza se logra cuando el niño (y también el adulto en sus otras relaciones) logra internalizar los aspectos buenos de la madre, de modo que dominen a los frustrantes, haciendo que ésta sea experimentada como una madre que guía que ama, que hace posible exitosas relaciones primero con la madre y luego con las posteriores en la familia y otras en la vida adulta, Además se manifiesta también en la comprensión, compasión, simpatía y tolerancia a los otros.

Otra manifestación es la “equilibrada adaptación al mundo externo, de modo que no interfiera con la libertad de poder tolerar las emociones y pensamientos, emociones dolorosas y poder manejarlas, sin reprimir los conflictos, sino que enfrentándolos, para poder así disfrutar de las otras cosas como el trabajo, descanso y la relación con otras personas. (Klein).

Ventajas y/o limitaciones tiene el modelo propuesto

La más importante limitación es que el desarrollo personal está limitado por factores constitucionales, ya que como propone la autora, es el yo quien según su fuerza, la que está predeterminada por factores biológicos, la que va a determinar que la capacidad de amor sea más fuerte que la de envidia, lo que llevaría a poseer relaciones estables con los otros y a poder obtener gratificación de ellas y de otros intereses. Aunque la autora también expresa que los factores ambientales juegan un rol importante en estos procesos, concede mayor importancia a los internos, a los constitucionales, lo que podría llevar a tener una concepción fatalista del individuo, pues así nació y así será

-31-

. "Algunos niños, desde un comienzo, tienen mayor capacidad de amor que otros, lo que está ligado a un yo más fuerte, y que su vida de fantasía es más rica y permite el desarrollo de todos sus dotes. Por lo tanto, podemos hallar niños que, aún en condiciones favorables, no adquieren el equilibrio". (Klein)

Una ventaja en cuanto al desarrollo de la personalidad es que lo hiciera siempre en relación con los otros, o sea, la capacidad de mantener relaciones estables y disfrutar de ellas, ya que se corresponde con lo que expresan los psicólogos sociales, es decir, no hay conducta que no sea social. Otra limitación, pero en relación al desarrollo de la personalidad es que no incluye en éste a las auto realizaciones.

A modo personal pienso que al describir los estadios esquizo-paranoide y depresivos, Klein otorgó factores cognitivos muy desarrollados a los niños. Aunque si bien ella expresa que los procesos que se dan en estas etapas son inconscientes, de todas formas implican procesos cognitivos que según la neurología y teóricos de Piaget no se encuentran desarrollados en esas edades. Al expresar que los procesos que se dan en las etapas del desarrollo infantil son inconscientes implican de igual manera procesos cognitivos que según la neurología y los teóricos de Piaget no se encuentran desarrollados en las edades dispuestas en las etapas de desarrollo.

-32-

Presentación Conceptual de la obra de Melanie Klein

La obra de Melanie Klein proporcionó un nuevo modelo de la mente que significó la extensión de las aplicaciones del análisis a la primera infancia y a las psicosis. Siguiendo un método que se asemeja al de Freud, Melanie Klein se interesó más en descubrir hechos e interpretaciones que en elaborar una construcción teórica sistematizada. Como puntos de partida, convergen en su obra las influencias provenientes de ciertas ideas y conceptos de Freud, Ferenczi y Abraham:

Terminología psicológica

Un panorama general de la evolución de sus ideas puede dividirse en tres períodos, que a su vez contienen los principales debates a que se vio confrontada la teoría kleiniana:

Primer periodo 1919-1932

Segundo periodo 1932-1946

Tercer periodo 1946-1960

Fantasía

M. Klein amplió mucho el concepto Freudiano de “Fantasía Inconsciente” y le dio mayor importancia. Este tipo de fantasías están siempre presentes y activas en todo sujeto; Es decir, que su presencia no es índice de enfermedad ni de falta de sentido de la realidad. Lo que determinara el estado psíquico del sujeto es la naturaleza de estas fantasías inconscientes y su relación con la realidad externa. La fantasía inconsciente es la expresión mental de los instintos y, por lo tanto, existe desde el comienzo de la vida; de este modo, para cada impulso instintivo hay una fantasía correspondiente.

Crear fantasías es una función del yo. Desde que se nace el yo es capaz de establecer relaciones objetales primitivas en la fantasía y en la realidad. La fantasía es una corriente constante e inevitable de las experiencias reales, en constante interacción con ellas.

El aspecto de la interrelación entre fantasía inconsciente y la realidad externa se debe tener en cuenta cuando se requiere evaluar la importancia del ambiente sobre el desarrollo del niño. La importancia del factor ambiental sólo se puede evaluar correctamente si se tiene en cuenta cómo lo interpreta el bebé en función de sus propios instintos y fantasías. Una mala experiencia real se hace mucho más importante cuando el bebé ataca el pecho de su madre, ya que dicha experiencia le confirma no solo su sensación de que el mundo exterior es malo, sino también, su sensación de él mismo es malo. Por el contrario, las experiencias buenas tienden a disminuir la ira, a cambiar las experiencias persecutorias y a estimular el amor y la gratitud del bebé y su creencia en el objeto bueno.

Por otro lado, la fantasía tiene un aspecto defensivo que se debe tomar en cuenta. Como la fantasía tiene por objetivo satisfacer impulsos instintivos prescindiendo de la realidad externa, se puede considerar que la gratificación proveniente de la fantasía es una defensa contra la realidad externa de la privación. Es, sin embargo, más que eso, es también una defensa contra la realidad interna. Cuando el sujeto hace una fantasía de la realización de deseos, no está evitando solamente la frustración y el reconocimiento de una realidad externa displacentera; También está defendiéndose contra la realidad de su propia hambre y de su propia ira, o sea, contra su realidad interna.

La Angustia

, Klein hablo del concepto de conflicto como un conflicto entre instintos sexuales e instintos del yo, pero el trabajo clínico con niños pequeños, en el que observa la presencia constante de las fantasías agresivas en la base de la ansiedad infantil y el viraje hacia una concepción de la mente como un mundo de objetos, la lleva a otra postulación del conflicto.
En 1927 el conflicto aparece generado por el sadismo propio de los impulsos del niño :

Terminología psicológica

En 1932 describe dos modalidades fundamentales de la angustia:

“…He encontrado formas modificadas de las situaciones ansiógenas tempranas, es decir, del miedo del niño pequeño a los objetos internalizados y externos. En un estadio un poco más tardío del desarrollo se añade a este miedo al objeto un miedo por el objeto y el niño teme ahora que su madre muera a consecuencia de sus ataques imaginarios hacia ella, y el quedarse solo y totalmente desesperado”

Luego de 1952, el conflicto es básicamente entre Pulsión de Vida vs. Pulsión de Muerte, como grandes polaridades que sufren fusiones y defusiones.
Este conflicto se despliega en un espacio mental poblado de objetos, amor y odio que se enfrentan en el vínculo con los objetos. La angustia aparece bajo dos modos distintos:

Terminología psicológica

La angustia es generada por las fantasías agresivas el motor del desarrollo de la relación con el mundo exterior, del simbolismo y de las sublimaciones. Así la angustia pasa a ser la reacción afectiva del yo frente a la actividad interna del instinto de muerte (instintos agresivos).

La división del mundo externo - mundo interno es una dialecta en la que el mundo externo puede reducir la angustia al dar pruebas de bondad.

Klein - Angustia - Identificación

toma dos ideas del artículo de jones”La culpabilité et la heine”:

Terminología psicológica

Para Klein, el ser humano enferma por odio, no por amor. Esto explica la valoración de la importancia de elaborar la transferencia negativa.
Hasta 1946, cuando desarrolla el concepto de identificación proyectiva la agresión ocupa el lugar preponderante en el conflicto pulsional entre sentimientos de amor y de odio. La evolución conceptual de la agresión y la angustia serán desarrolladas en relación al concepto de posiciones.

COMPLEJO DE EDIPO SEGUN MELANIE KLEIN

 

En la psicología el concepto de Complejo de Edipo tiene mucha importancia ya que reside en sus efectos sobre la estructuración de la personalidad, y sobre la constitución de diferentes instancias como el superyo y el ideal del yo.

La autora, plantea como hipótesis la existencia de un complejo de Edipo temprano en LOS ESTADIOS TEMPRANOS DEL COMPLEJO DE EDIPO:-Lo adelanta, ubicándolo en las fases pre-genitales. Esta ubicación temprana se va a intensificar a lo largo de la obra-considera el organizador de las pulsiones genitales durante todo el desarrollo infantil.

Entendiendo por tal la relación edípica tal como la experimenta el bebé al comienzo de la posición depresiva, vale decir, la experimenta en términos pregenitales antes de alcanzar la genitalidad Esto significa que el bebé, en un comienzo, define su relación con sus padres en términos orales, así como también fantasea que sus padres intercambian entre sí gratificaciones que al principio son orales, pero que bien pronto comienzan a ser también anales, uretrales, etc., (está proyectando sus impulsos pregenitales), hasta que finalmente desemboca en el complejo de Edipo propiamente dicho, fundado ya en la genitalidad.

Para Melanie Klein, tienen una gran importancia entonces las raíces tempranas de la constelación edípica, y podemos decir entonces que el complejo de Edipo va desarrollándose desde una primitiva relación oral hasta la situación genital tal o como fuera descripta por Freud, entre los 3 y los 5 años de edad en su etapa Fálica
En los desarrollos teóricos previos a la formulación de la posición depresiva considera que las frustraciones orales (destete) constituyen el factor principal en la liberación de las tendencias edípicas. La ansiedad persecutoria junto a la búsqueda de reencontrar las gratificaciones que se obtuvieron con el pecho impulsan tanto a la niña como al varón hacia el pene, con el que se revive la doble relación conflictiva

Según la autora existe una relación ambivalente que tiene el niño con respecto a ambos progenitores: ama a la madre en tanto suministro de afecto y alimento (apoyo anaclítico) y al mismo tiempo la odia en razón de fuerte vínculo afectivo con el padre de donde el niño se siente excluído. Esto lo expresa la autora cuando dice que el niño proyecta su amor y su odio sobre la figura parental combinada, por ejemplo, fantasía temprana donde estos mantienen un coito que los une en una sola persona.

También el niño ama al padre en la medida que se identifica narcisísticamente con él (el padre es lo que el niño quisiera ser), pero lo odia en cuanto lo priva del vínculo sexual con la madre. El origen de esta agresividad es la directa expresión del instinto de muerte que se manifiesta como fantasías de destrucción del objeto cuando este frustra). Para M. Klein, , hacia la mitad del primer año de vida el niño ingresa en el Edipo temprano “Los análisis tempranos muestran que el conflicto de Edipo se hace presente en la segunda mitad del primes año de vida, y que al mismo tiempo el niño comienza a modificarlo y a construir su superyo” (Klein), y subsisten aún aquí poderosos deseos orales, uretrales, anales, etc. de la posición esquizo-paranoide anterior, aún cuando poco a poco irán dominando los deseos genitales y los objetos totales. En cuanto relacionarse con una madre completa lleva al registro de una diferencia y un vacío que propulsa hacia el padre. Los deseos orales, más concretamente, se transfieren del pecho materno al pene paterno. Los deseos genitales se unen a los deseos orales, y se dirigen también hacia la madre. Los deseos del pene materno están ligados a los celos hacia la madre, pues el bebé siente que ésta está recibiendo el codiciado objeto ..Así el pene del padre, codiciado y odiado, existe no sólo como parte del cuerpo del padre, sino también como objeto que está en el interior de la madre y también en el interior del bebé, comienzos del complejo de Edipo se dan en el siguiente contexto:

Terminología psicológica

Los estadios tempranos del Edipo ayudan al niño a aliviar su ansiedad depresiva: ésta ansiedad se desvía en cierta forma de la madre (se diluye el temor a perderla) y se dirige hacia el padre, que es introyectado como objeto total. Desde ya que esta situación generará nuevas ansiedades vinculadas con celos, envidias y rivalidades. Probablemente la gran pérdida que el niño intenta elaborar es, en el fondo, la pérdida del vínculo de índole sexual con la madre, que se resuelve internalizando el pene como objeto total, es decir, bueno y malo al mismo tiempo.

El dolor y la preocupación por la pérdida temida de los objetos buenos, es decir, la posición depresiva, es, según mi experiencia, la fuente más profunda de los conflictos dolorosos en la situación edípica, así como en las relaciones del niño con su medio ambiente general”( klein ).

Terminología psicológica

Para M. Klein, en fin, la neurosis infantil es un conjunto de procesos donde las ansiedades psicóticas son ligadas, elaboradas y modificadas. Comienza en el primer año (Edipo temprano) y termina al comienzo del periodo de latencia, momento en el cual se logran modificar aquellas ansiedades tempranas.

El Superyó Temprano

La idea de un Superyó operando muy tempranamente en la mente infantil es uno de los primeros postulados de Melanie Klein.El origen del Superyó es la introyección de los padres edípicos cuyo inicio es anterior a la descripción de Freud.

En 1928 Klein afirma:

“La conexión entre la formación del Superyó y las fases pregenitales del desarrollo es muy importante desde dos puntos de vista. Por un lado, el sentimiento de culpa se vincula con las fases oral y anal-sádicas que están predominando y, por otro lado, el Superyó empieza a existir mientras estas fases están en ascenso, lo que explica su sádica severidad

Así las frustraciones orales (destete) desencadenan tanto las tendencias edípicad como la formación del superyo, cuyo origen se encuentra en la introyección de objetos parciales y en la escisión y proyección del instinto de muerte y condiciona el desarrollo del complejo de Edipo.

En 1932 considera el Superyó arcaico, junto con el Complejo de Edipo temprano, surgiendo de frustraciones orales e iniciándose a los 6 meses. Luego el concepto de "fase de sadismo máximo" desaparece.
En 1935 había opinado que los objetos incorporados tempranamente forman la base del Superyo.
La evolución del concepto de Superyó está íntimamente relacionado a la del concepto de posiciones. El Superyó tiene un doble origen, con aspectos buenos y malos. La introyección del primer objeto, el pecho materno, constituye el núcleo del Superyó en ambos sexos. En la relación con objetos parciales, a la internalización del pecho se suma la internalización del pene y ambos, en sus aspectos buenos y malos, se constituyen en los primeros objetos internos protectores y auxiliadores, por un lado, y atacantes y agresivos, por el otro. A esto se van sumando las internalizaciones de los padres como objetos totales y como figuras combinadas.

La evolución del yo y del Superyó sucede en forma paralela, formándose ambos a través de una larga serie de introyección, proyección y reintroyecciones, en una compleja relación dialéctica entre el mundo interno y el mundo externo. A lo largo de todo el proceso, se mantiene una estrecha relación entre el desarrollo del Yo, el Superyó y el Complejo de Edipo.

La severidad extrema del Superyó precoz se explicaría por la relativa debilidad del Yo, el predominio de las fantasías agresivas y la intensa repercusión de las vivencias de frustración en el moldeo de las ansiedades. Dicha severidad ocasiona que el niño pequeño experimente intensas ansiedades , de características psicóticas, y las defensas estén orientadas hacia esas ansiedades

Klein sostiene que el Superyó tiene distintas características en el varón y en la mujer. Considera que, en la mujer , la ausencia de un órgano genital externo incrementa las ansiedades relativas al estado del interior de su cuerpo, además de reforzar la posición masculina. Esto conduce a que el mundo interno tenga mayor relevancia en la vida emocional de la niña. La naturaleza receptiva de su órgano genital y la necesidad de contrarrestar las intensas ansiedades provocadas por los objetos internos persecutorios (materno y paterno) lleva a una mayor intensidad de los procesos introyectivos, comparativamente con el varón

Los aspectos sublimatorios activos corresponden a identificaciones con el Superyó masculino (paterno). La combinación de las identificaciones con el padre bueno, tanto en la posición femenina como en la masculina, otorga una cualidad particular al Superyó de la niña, estableciendo una intensa relación de dependencia y admiración hacia ese objeto interno.La última fase en el pensamiento kleiniano acerca del Superyó corresponde a 1958, cuando atribuye la formación del mismo, además de a procesos introyectivos, a un clivaje dentro del yo por el cual una parte se enfrenta a otra parte

Terminología psicológica

La Posición Esquizo-Paranoide

Según Melanie Klein, “Hay suficiente yo al nacer como para sentir ansiedad, usar mecanismos de defensa y establecer primitivas relaciones objetales en la fantasía y en la realidad”, postula que el yo inmaduro de un bebé está expuesto desde el nacimiento hasta la ansiedad provocada por el conflicto inmediato entre el instinto de vida y el de muerte y que también está expuesto al impacto de la realidad externa, que le produce ansiedad, como por ejemplo el trauma del nacimiento, pero que también le da visa, por ejemplo amor y alimento provenientes de la madre. Cuando se enfrenta con la ansiedad que le produce el instinto de la muerte, el yo lo deflexiona, lo cual consiste según la autora en parte una proyección y en parte en la conversión del instinto de muerte en agresión. El yo se escinde y se proyecta fuera de su parte que contiene el instinto de muerte, poniéndola en el objeto externo original: El pecho; esas como el pecho llega a experienciarse como malo y amenazador para el yo, dando origen a un sentimiento de persecución. Pero por otro lado también se establece una relación con el objeto ideal. Como se proyecta fuera del instinto de muerte, también se proyecta fuera de la líbido, con el fin de crear un objeto que satisfaga el impulso instintivo del yo a conservar la vida. Ocurre lo mismo con un instinto de muerte, el yo proyecta parte de ella fuera y la restante la usa para establecer una relación libidinal con ese objeto ideal.

El objetivo del bebé es tratar de adquirir y guardar dentro de sí al objeto ideal e identificarse con este, el cual es quien le da vida y lo protege y mantener fuera el objeto malo y las partes del yo que contienen el instinto de muerte. La autora postula que la ansiedad predominante de la “posición esquizo-paranoide” es que el objeto u objetos persecutorios se introducirán en el yo y aniquilarán tanto al objeto ideal como al yo. Melanie Klein denominó, a esta etapa del desarrollo, “Posición esquizo-Paranoide” debido a que la ansiedad predominante es paranoide y el estado del yo y de sus objetos se caracteriza por la escisión, que es esquizoide.

Para contrarrestar la ansiedad de ser destruido, ek yo establece mecanismos de defensa, siendo el primero el uso defensivo de la introyección y de la proyección; El yo se esfuerza por introyectar lo bueno y proyectar lo malo, pero tambien hay situaciones que se proyecta lo bueno, para mantenerlo a salvo de la “maldad interna” y situaciones en que se introyectan los perseguidores o se hace una identificación con ellos, con el fin de poder controlarlos.

De la proyección original del instinto de muerte aparece otros mecanismos de defensa: La “identificación Proyectiva”, donde se escinden partes del yo y objetos internos y se los proyecta en el objeto externo, que queda controlado por las partes proyectadas e identificado por ellas. La identificación proyectiva comienzaen cuanto se instala la posición esquizo-paranoide en relación con el pecho, pero persiste, y a veces, se intensifica cuando se percibe a la madre como objeto total, penetrando dicha identificación en todo su cuerpo.

Cuando los mecanismos de proyección, introyección, escisión, idealización, negación e identificación proyectiva e introyectiva no alcanzan a dominar la ansiedad y esta invade al yo , puede surgir la desintegración del yo como medida defensiva. El yo se fragmenta y escinde en pedacitos para evitar la experiencia de ansiedad. Melanie Klein dice que es necesario tener en cuenta que el bebé normal no pasa la mayor parte del tiempo en estado de ansiedad, sino que la mayor parte del tiempo la pasa durmiendo, mamando ó disfrutando de placeres reales ó alucinados. Lo que lleva a asimilar gradualmente su objeto ideal e integrando su yo.

Pero también, según M. Klein, todos los bebés tienen períodos de ansiedad y las ansiedades y defensas que constituyen el núcleo de la posición esquizo-paranoide son parte normal del desarrollo de la personalidad humana.

Sobre la conducta de escisión, propia de la posición esquizo-paranoide, Melanie Klein dice que es aquella conducta que permite al yo emerger del caos y ordenar sus experiencias; Este ordenamiento sirve para ordenar el universo de las impresiones emocionales y sensoriales del niño y es una condición previa para la integración posterior. Es la base de lo que será después la capacidad de discriminar, cuyo origen es la temprana diferenciación entre lo bueno y lo malo. La escisión es, además, la base de lo que más tarde llegará a ser la represión. Si la represión temprana ha sido excesiva y rígida, la represión posterior será la excesiva rigidez neurótica. Con la escisión se relacionan la ansiedad persecutoria y la idealización; Se requiere de cierto grado de ansiedad persecutoria para poder reconocer, evaluar y reaccionar ante situaciones externas realmente peligrosas. La relación con un objeto bueno contiene generalmente cierto grado de idealización, y esta idealización persiste en muchas situaciones, como por ejemplo, enamorarse, formarse ideales sociales ó políticos, etc.. emociones que van enriqueciendo y dándole variedad a nuestra estructura de personalidad.

Con respecto a la identificación proyectiva, M. Klein dice que también tiene sus aspectos valiosos. Este tipo de identificación es la forma más temprana de empatía.

Para que la posición esquizo-paranoide dé lugar al próximo paso del desarrollo (posición depresiva). La condición previa necesaria es que las experiencias buenas predominen sobre las malas. Si esto llega a suceder, el yo llega a creer que el objeto ideal prevalece sobre los objetos persecutorios, y que su propio instinto de vida predomina sobre su propio instinto de muerte.

La Posición Depresiva

Al disminuir la proyección de los impulsos malos, disminuye también el poder atribuido al objeto malo, mientras que el yo se fortifica, debido a que la proyección lo empobrece menos. El bebé tolera mejor el instinto de muerte y decresen sus temores paranoides; disminuyen la escisión y la proyección y gradualmente puede predominar el impulso a la integración del yo y del objeto. En los primeros meses de vida, el bebé pasa por momentos de integración más o menos completa, pero cuando los procesos integradores se hacen más estables y continuos aparece la nueva etapa del desarrollo la “Posición Depresiva”. Melanie Klein define a este tipo de posición como “la fase de desarrollo en que el bebé reconoce un objeto total y se relaciona con dicho objeto”. Acá se produce el reconocimiento de la madre por parte del bebé , y luego a las otras personas de su ambiente (generalmente al padre). El bebé comienza a darse cuenta de que sus experiencias buenas y malas no provienen de un pecho o madre buena y de un pecho o madre mala, sino de la misma madre. Cuando reconoce a la madre como persona total significa reconocerla también como un ser con vida propia y sus propias relaciones con otras personas; el bebé descubre cuán desamparado está, cómo depende totalmente de ella y cuántos celos le provocan los demás. También ocurre un cambio fundamental en el yo, ya que este se convierte en un yo total, escindiéndose cada vez menos en sus componentes buenos y malos. La integración del yo y del objeto se dan simultáneamente. Al percibir a la madre como objeto total, el bebé puede recordarla, debido a la maduración del sistema nervioso central. Este cambio en el estado de la integración yoica y objetal trae consigo un cambio en las ansiedades del bebé; En la posición esquizo-paranoide, la ansiedad tenía como motivo principal que el objeto malo llegue a destruir al yo, en cambio, en la posición depresiva, el motivo principal de la ansiedad del bebé es que sus propios impulsos destructivos hayan destruido o lleguen a destruir al objeto amado de quién depende totalmente. En esta posición se intensifican los procesos de introyección, debido a la disminución de los mecanismos proyectivos y a que el bebé descubre cuánto depende de su objeto. La posición depresiva comienza en la etapa oral del desarrollo, en que el amor y la necesidad provocan el deseo de devorar.

En esta etapa, el bebé esta expuesto a nuevos sentimientos: El Suelo y la Nostalgia por el objeto bueno al que se siente perdido y destruido, y la Culpa, que es una experiencia depresiva típica provocada por el sentimiento de que perdió a su objeto bueno por su propia destructividad. Al mismo tiempo el bebé se siente perseguido, debido a que en la cúspide de los sentimientos depresivos reaparece cierta regresión, por lo cual nuevamente se proyectan los malos sentimientos y se les identifica como perseguidores internos.

Melanie Klein postula que el conflicto depresivo es una lucha constante entre la destructividad del bebé y de sus impulsos amorosos y reparatorios. La posición depresiva marca un progreso crucial en el desarrollo de la estructura de personalidad y durante su elaboración el bebé cambia de manera radical su concepción de la realidad. Al integrarse más su yo, al disminuir sus procesos de proyección y al empezar a percibir su dependencia de un objeto externo y la ambivalencia de sus propios fines e instintos, el bebé descubre su propia realidad psíquica, comienza a distinguir entre fantasía y realidad y advierte su propia existencia y la de sus objetos como seres distintos y separados a él.

Por otro lado el punto de fijación de las enfermedades psicóticas yace en la posición esquizo-paranoide y en los comienzos de la posición depresiva. Cuando se produce una regresión a estos puntos tempranos del desarrollo, el sentido de la realidad se pierde y el sujeto psicotiza. Pero si se alcanzo la posición depresiva y se la elaboró por lo menos en parte, las dificultades que aparecen en el desarrollo posterior no son de carácter psicótico, sino neurótico.

En esta posición, el bebé puede reconocer como propios sus impulsos, responsabilizarse por ellos y tolerar la culpa. Se produce un cambio en el carácter del superYo; Los objetos ideales y persecutorios introyectados durante la posición anterior forman las primeras raíces del superyo. El objeto persecutorio es vivenciado como autor de castigos crueles, mientras que el objeto ideal se convierte en la parte del superyo correspondiente al ideal del yo, que también resulta persecutorio por sus elevadas exigencias de perfección. En las fases tempranas de la posición depresiva, el super yo es aún vivenciado como muy severo y persecutoreo, pero a medida que se afirma la relación de objeto total, el superyo pierde algunos de sus aspectos mounstrosos y se aproxima más a una imagen de padres buenos y amados. El dolor del duelo vivenciado durante esta posición y los impulsos reparatorios que se desarrollan para restaurar los objetos internos y externos amados constituyen la base de la creatividad y la sublimación. Su deseo de proteger a sus objetos lo lleva a sublimar los impulsos que siente destructivos; De estemodo, la preocupación por el objeto cambia los fines instintivos y produce una inhibición de los impulsos instintivos. Además, a medida que el yo se organiza aún más y las proyecciones se debilitan, la represión reemplaza a la escisión. Los mecanismos psicóticos dan lugar gradualmente a mecanismos neuróticos, tales como la inhibición, la represión y el desplazamiento.

En esta etapa, para cuidar al objeto, el bebé inhibe en parte sus instintos y en parte los desplaza sobre sustitutos; Aquí comienza la formación de símbolos. Los procesos de sublimación y de formación de símbolos están muy vinculados con conflictos y ansiedades de la posición depresiva. En esta posición depresiva se desarrolla la capacidad de establecer vinculaciones y la de abstracción (tipos de pensamientos del yo maduro, en contraste con el pensamiento desarticulado de la posición esquizo-paranoide.

La posición depresiva nunca se elabora completamente, siempre existen necesidades relacionadas con la ambivalencia y la culpa y situaciones de pérdida que hacen renacer experiencias depresivas. Si en este período el bebé ha podido establecer un objeto interno bueno muy afianzado, las situaciones anteriores de ansiedad depresiva no llevarán a la enfermedad, sino a una elaboración fructífera, cuyas consecuencias son mayor enriquecimiento y creatividad.

Por el contrario, cuando la posición defensiva no se ha elaborado sificientemente, el desarrollo posterior es mucho menos alentador y favorable, ya que el yo se siente acosado por la constante ansiedad de perder totalmente las situaciones internas buenas,; esta debilitado, tiene una relación con la realidad frágil y existe una verdadera amenaza de realizar una regresión a la psicosis.

Autoerotismo y narcismo

La conceptualización de la identificación proyectiva implica la explicitación de una modificación sustancial en relación al concepto de autoerotismo y narcisismo primario. Klein formula la existencia de un yo temprano y relaciones de objeto que se establecen en los inicios de la vida postnatal. La descripción de la identificación proyectiva e introyectiva implica el establecimiento de relaciones de objeto narcisistas, por cuanto el objeto es considerado una extensión del self pero de ninguna manera esto es compatible con el concepto clásico de narcisismo primario.

En 1952, en Orígenes de la transferencia afirma la coexistencia de la relación de objeto con el autoerotismo y el narcisismo, a los que no considera etapas sino modalidades de dichas relaciones objetales.

En nuestra teoría el autoerotismo se basa en fantasías relativas a un pecho interno bueno gratificador que es proyectado en una parte del cuerpo del bebé mismo, que se convierte entonces en representante del pecho(...) De este modo puede aceptar y dirigirse hacia el pecho externo, real, cuando éste reaparece.

De este modo, el autoerotismo es una modalidad de relación objetal que favorece la conexión con el objeto externo. El bebé se apoya en el objeto bueno interno para acercarse al objeto externo.
El narcisismo implica un mayor desarrollo yoico, el bebé se siente expuesto a la frustración y surge hostilidad hacia el objeto al que considera fuente de dolor. Dicha hostilidad lo lleva a alejarse del objeto externo y refugiarse en el interno, o sea que no es primario sino defensivo.

Klein postula claramente que tanto el autoerotismo como el narcisismo implican mecanismos de proyección e introyección y relaciones objetales.

Esta diferenciación con los conceptos freudianos se relaciona con una divergencia metapsicológica importante en lo que se refiere a la constitución de las representaciones: el concepto de fantasía inconsciente implica un origen distinto del objeto (origen endógeno)que el que supone el concepto de vivencia de satisfacción y gratificación alucinatoria de deseos (origen exógeno).

Envidia

Qué tipo de experiencia llega a tener un determinado bebé depende de factores tanto internos como externos. Aunque el ambiente le proporciones experiencias gratificadoras, los factores internos pueden alterarlas ó hasta impedirlas M. Klein considera a la Envidia Temprana como un factor interno, que actúa desde el nacimiento y afecta principalmente las primeras experiencias del bebé.

Se debe hacer hincapié entre las diferencia existente entre envidia y los celos. Estos últimos se basan en el amor y tienen por objetivo poseer al objeto amado y excluir al rival. Corresponden a una relación triangular y a una época de la vida que se reconoce y diferencia claramente a los objetos. La envidia por su lado, es una relación de dos partes es que el sujeto envidia a el objeto por alguna posesión o cualidad. Los celos son una relación de objeto total , mientras que la envidia se experiencia en función de objetos parciales.

En la envidia el objetivo es ser uno mismo tan bueno como el objeto, pero cuando éste se siente imposible, el objetivo se transforma en arruinar lo bueno que posee el objeto para suprimir la fuente de envidia.

La envidia esta impregnada de instinto de muerte, ya que como ataca a la fuente de vida, se la puede considerar la primera externalización directa del instinto de muerte. La gratificante experiencia de satisfacción que tiene el niño con el pecho, hace aumentar su amor a él y su deseo de poseerlo y protegerlo, pero la misma experiencia le provoca también el deseo de ser el mismo la fuente de dicha perfección.

La envidia actúa utilizando la proyección y con frecuencia este es su mecanismo principal. Cuando la envidia es muy intensa, lleva a la desesperación. Como no se puede encontrar un objeto ideal, no hay esperanza alguna de recibir amor o ayuda. Los objetos destruidos son fuente de incesante persecución y posteriormente culpa.

Finalmente, creemos que es necesario destacar el círculo positivo en el que participa la envidia, ya que a medida que aumenta la gratificación, disminuye la envidia, la disminución de la envidia permite mayor gratificación y esto a su vez estimula la disminución de la envidia.

Melanie Klein hoy

Aportes básicos iniciales de Melanie Klein

Las propuestas postuladas por Melanie Klein y por pensadoras como Susan Isaacs, Joan Riviere, Paula Heimann y otras, giraban alrededor de:

a) La conceptualización de la existencia de relaciones de objeto tempranas.
b) La presencia de un Complejo de Edipo temprano.
c) Un sostén en la fantasía inconsciente y en las emociones.
d) Un énfasis en la interpretación de la transferencia, con una atención especial hacia la transferencia
negativa.
e) El desarrollo del concepto de identificación proyectiva.
f) La teoría de las posiciones y el estudio de los fenómenos de duelo.
g) El desarrollo de la teoría del instinto de muerte y de la teoría de la envidia.

Desarrollos ulteriores de la teoría kleiniana que la apoyan

El estudio de Melanie Klein sobre el psicoanálisis en niños y de la interacción analista-paciente han sido determinantes en cuanto a la evolución de la teoría de la técnica en la actualidad inicialmente, las ideas de los seguidores de M. Klein se desplegaron en torno a las implicancias clínicas y teóricas del rico concepto de identificación proyectiva y, en menor medida, el de Complejo de Edipo temprano.

Siguieron luego las investigaciones relativas al concepto de duelo, y, por extensión, su participación en una teoría del pensamiento.

A partir del impacto del trabajo de M. Klein de 1946 “Notas acerca de algunos mecanismos esquizoides”, surgió un rico campo de investigación alrededor de la fenomenología y las implicancias del concepto de identificación proyectiva.

La profundización en el estudio de teoría condujo, entre otros desarrollos, a la investigación de los trastornos de la identidad: la grandiosidad, la omnisciencia, la pseudomadurez.

Asimismo, posibilitó la investigación del fenómeno del claustro: Desde esta perspectiva, se considera que las experiencias emocionales del hombre entran dentro de varias grandes categorías según la naturaleza del espacio en el cual se siente que tienen lugar, describiéndose tres ámbitos de emocionalidad que se desarrollan al penetrar el sujeto dentro de la madre interna. Dadoque este cuerpo de la madre interna tiende a ser dividido en tres grandes regiones, puede entonces verse emerger tres ámbitos de emocionalidad claramente diferenciados: un cielo de felicidad dentro de los pechos, un jardín de sexualidad y reproducción en sus genitales y un infierno muy atractivo de perversidad y sado-masoquismo en su recto. La identidad que adquiere el sujeto al habitar cada uno de estos ámbitos abre un interesante campo de estudio en relación a la patología de la personalidad y sus aplicaciones a los trastornos de la identidad.

b) La ampliación del “concepto de transferencia” llevó a considerar este fenómeno como una externalización de la realidad psíquica y de las relaciones de objeto internas bajo la presión de la operación inmediata del impulso y de la ansiedad.

Este nuevo punto de vista posibilitó el estudio detallado de la contratransferencia, en especial en base a los aportes de Paula Heimann, Betty Joseph, Heinrich Racker y Leon Grinberg.

Si bien Melanie Klein no introdujo explícitamente el concepto de contratransferencia, los desarrollos acerca de este instrumento que realizaron sus seguidores, estudiando el interjuego entre identificación proyectiva, transferencia y contratransferencia -la transferencia como situación total- dieron como resultado un importante avance en la investigación de la “relación analista paciente y el papel del terapeuta en el proceso psicoanalítico”.

Los desarrollos en la “teoría de las posiciones”, en especial los de la posición depresiva y la teoría del duelo, fueron desplegados en los aportes de W. Bion con una novedosa teoría del pensamiento y en los aportes de D. Meltzer con la descripción de la teoría de la identificación introyectiva, que es importante ya que constituye la forma de inicio en la parte adulta de la personalidad en la estructura mental.

La “teoría del vínculo temprano” dio lugar a las descripciones de los fenómenos de “segunda piel” que aportó Ester Bick, y a los de la identificación adhesiva, por parte de Meltzer. La formación de la identidad por medio de mecanismos más primitivos como el de la identificación adhesiva, que entraña una fantasía omnipotente de quedarse pegado sobre la superficie del objeto, permitió el estudio de un tipo de trastorno de la personalidad que se caracteriza por la superficialidad, la inconsistencia y el fácil colapso ante la ausencia del objeto, la personalidad “como sí”, o, en casos más patológicos, el autismo o muchos estados “borderline”.
La “relación con el pecho y el interior del vientre de la madre”, dieron lugar a los desarrollos del conflicto estético, que conceptualizó Meltzer.
La “teoría del instinto de muerte y de la destructividad y la envidia”, se desplegaron en el concepto de organización narcisista de la personalidad, la formación de las pandillas, los aspectos delincuentes de la personalidad y en el estudio pormenorizado de las organizaciones mentales perversas.

La formación de la pandilla se halla sustentada en el sistema delincuente de la estructura mental. teniendo punto de partida en un objeto más destructivo o con mayores identificaciones negativas, lo que configura un personaje, el “outsider”, que sustenta su accionar en el saqueo de las riquezas de la madre.

Desarrollos ulteriores en la clínica y en la técnica kleiniana
 
El proceso psicoanalítico y de la interacción analista-paciente han sido determinantes en cuanto a la evolución de la teoría de la técnica en la actualidad.

Se puede decir que en el presente los psicoanalistas kleinianos pueden ya delinear un desarrollo de la teoría puntuado por etapas, en las cuales diferentes tipos de pacientes han sido el foco de la investigación.

ha habido una evolución desde la modalidad interpretativa que desplegaba Melanie Klein hasta la actualidad: en los inicios, el abordaje se realizaba por medio de lo que se describía como “interpretaciones profundas”, las que apuntaban a tomar contacto directamente con las ansiedades tempranas del paciente -las ansiedades psicóticas.

Con el tiempo, se fue implementando una aproximación más compleja,  un mayor cuidado por la estrategia interpretativa, tal como lo ejemplifican en la actualidad los desarrollos de Horacio Etchegoyen. en lo atinente al estudio del “testero” (puesta a prueba) de la interpretación. Este autor sostiene que la interpretación puede ser “testeada” en la sesión si se la ofrece como una hipótesis para que el analizado decida sobre su validez o falsedad. Las asociaciones del paciente llevan un juicio inconsciente sobre lo que se acaba de interpretar y dicho efecto refuta o confirma la hipótesis que el terapeuta propone a través de su interpretación.
Asimismo, se relativizó el papel preponderante de las intervenciones del analista que se ocupaban especialmente de los impulsos destructivos del paciente, y se llegó a un intento de formular interpretaciones equilibradas que den el mismo énfasis a los sentimientos de amor.
Por último, la idea de una relación entre un continente y un contenido que tan fructíferamente estudió Bion, abrió la puerta a nuevos desarrollos en la clínica. Así Meltzer introdujo, en su descripción del proceso psicoanalítico, la idea de una nueva función en el analista, una función continente, un “pecho-inodoro” que modula entonces  la ansiedad del paciente. De este modo, además de la función de pecho nutricio que describió M. Klein, el psicoanalista se propone como un objeto que, al ejercer la función alfa, es capaz de comprender y transformar las emociones primitivas del paciente y de proporcionar una forma de verdad que actúa como el alimento que se necesita para el crecimiento y el desarrollo mental.
 

BIBLIOGRAFIA

1) “Obras completas”: Klein, Melanie.Editorial Piados. Buenos Aires

Tomo 1 : Amor ,culpa y reparación(1921-1945)

Tomo 2 : El psicoanálisis de niños (1932)

Tomo 3 : Envidia y Gratitud. Otros trabajos(1957)

Tomo 4 : Relato del psicoanálisis de un niño: La conducción del psicoanálisis infantil ilustrada en el tratamiento de un niño de 10 años

2)”Principios del análisis infantil”.Contribuciones al psicoanálisis. Klein,Melanie(1924)

3)”Amor ,Odio Y Reparación”: Emociones básicas del hombre. Klein, Melanie y Reviére, Joan (1937)

4)”Desarrollos en psicoanálisis”.Klein, Melanie y Otros

5)” ElComplejo de Edipo a la luz de las ansiedades tempranas. Klein, Melanie (1945)

6) http:// www.geocities.com/athens/parthenon/958