Terminología geográfica, política y económica

Continente. País. Pueblo. Estado. Aldea. Caserío. Departamento. Municipio. Feudalismo. Comunismo. Imperialismo. Socialismo. Capitalismo. Democracia. Republicano

  • Enviado por: Pofe
  • Idioma: castellano
  • País: Guatemala Guatemala
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


ATLAS GEOGRAFICAS

1.CONTINENTE.

Un continente se distingue de una isla o una península, no sólo por su tamaño sino también por su estructura geológica y evolución. Los continentes, por orden de mayor a menor tamaño, son: Eurasia (convencionalmente considerada como dos continentes; Europa, que entendida de forma individual es el penúltimo continente en cuanto a extensión, y Asia), América, África, Antártida y Oceanía.

Los continentes suponen, aproximadamente, el 29% del área total de la corteza terrestre. Al norte del ecuador se encuentran más de dos tercios de la superficie de tierra continental. Además, las masas continentales engloban plataformas continentales sumergidas, que descienden suavemente desde el litoral de los continentes hasta profundidades de unos 200 m; más o menos en este punto comienza un salto más abrupto que se conoce como talud continental. Si se consideran las plataformas continentales como parte de los continentes, la superficie continental total aumenta hasta suponer el 35% de la superficie terrestre. Las islas que se hallan en la plataforma continental de un determinado continente se consideran parte del mismo. Un claro ejemplo de ello son Gran Bretaña e Irlanda en Europa, el archipiélago malayo y Japón en Asia, Nueva Guinea, Tasmania y Nueva Zelanda en Australia, y Groenlandia en América.

  • PAIS.

  • Territorio que forma una entidad geográfica. España es su país natal. Los paisajes fríos. Patria. Abandonar su país.

    3.PUEBLO

    Población, villa, aldea o lugar pequeño un pueblo de diez mil habitantes. conjunto de los habitantes de un lugar o país. Gente común de una población: El pueblo barcelonés, bonaerense. Nación en pueblo Inca.

    4.ESTADO.

    Denominación que reciben las entidades políticas soberanas sobre un determinado territorio, su conjunto de organizaciones de gobierno y, por extensión, su propio territorio.

    5.ALDEA.

    Comunidad agrícola consolidada. Ha sido el tipo predominante de comunidad humana durante más de tres mil años, y hoy lo sigue siendo en la mayor parte de Asia, África, América Latina y en algunas zonas de Europa.

    6.CASERIO.

    Pueblecito conjunto de casa en el campo, cortijo alquería casa de campo.

    7.DEPARTAMENTO.

    Denominación de cada una de las divisiones o subdivisiones que configuran la administración político-territorial de determinados países.

    El departamento constituye la división administrativa de primer rango de un Estado cuando éste articula su estructura geográfica y política en torno a él. En otros casos, la entidad departamental puede formar parte del esquema administrativo y territorial de un Estado en un segundo rango, como subdivisión de las entidades de primer rango de aquél.

    8.MUNICIPIO.

    Unidad básica de la administración territorial en España y una parte considerable de estados latinoamericanos. El Estado se organiza en un conjunto de entidades públicas, entre las cuales las más importantes tienen una base territorial, de modo que puede decirse que su territorio se estructura en municipios, provincias, regiones, Estados federados o comunidades autónomas, entidades que suelen gozar de autonomía para la gestión o administración de sus respectivos intereses. En un principio, el poder público contemplaba los municipios en su esencia física más primaria como pueblos o agrupaciones de edificaciones y habitantes cuyo gobierno se realizaba a través de autoridades asignadas, con la cooperación de personas elegidas por y entre los lugareños, y no eran considerados como corporaciones políticas ni administrativas.

    SISTEMAS POLITICOS E ECONOMICOS

    El feudalismo: Sistema contractual de relaciones políticas y militares entre los miembros de la nobleza de Europa occidental durante la alta edad media. El feudalismo se caracterizó por la concesión de feudos (casi siempre en forma de tierras y trabajo) a cambio de una prestación política y militar, contrato sellado por un juramento de homenaje y fidelidad. Pero tanto el señor como el vasallo eran hombres libres, por lo que no debe ser confundido con el régimen señorial, sistema contemporáneo de aquél, que regulaba las relaciones entre los señores y sus campesinos. El feudalismo unía la prestación política y militar a la posesión de tierras con el propósito de preservar a la Europa medieval de su desintegración en innumerables señoríos independientes tras el hundimiento del Imperio Carolingio.

    El comunismo: Ideología política cuya principal aspiración es la consecución de una sociedad en la que los principales recursos y medios de producción pertenezcan a la comunidad y no a los individuos. En teoría, estas sociedades permiten el reparto equitativo de todo el trabajo en función de la habilidad, y de todos los beneficios en función de las necesidades. Algunos de los conceptos de la sociedad comunista suponen que, en último término, no se necesita que haya un gobierno coercitivo y, por lo tanto, la sociedad comunista no tendría por qué tener legisladores. Sin embargo, hasta alcanzar este último estadio, el comunismo debe luchar, por medio de la revolución, para lograr la abolición de la propiedad privada; la responsabilidad de satisfacer las necesidades públicas recae, pues, en el Estado.

    El imperialismo: Práctica de dominación empleada por las naciones o pueblos poderosos para ampliar y mantener su control o influencia sobre naciones o pueblos más débiles; aunque algunos especialistas suelen utilizar este término de forma más específica para referirse únicamente a la expansión económica de los estados capitalistas, otros eruditos lo reservan para caracterizar la expansión de Europa que tuvo lugar después de 1870. Aunque las voces imperialismo y colonialismo tienen un significado similar y pueden aplicarse indistintamente en algunas ocasiones, conviene establecer ciertas diferencias entre ellas. El colonialismo, por lo general, implica un control político oficial que supone la anexión territorial y la pérdida de la soberanía del país colonizado. El imperialismo, sin embargo, tiene un sentido más amplio que remite al control o influencia ejercido sobre otra región, sea o no de forma oficial y directa, e independientemente de que afecte al terreno económico o político.

    El socialismo: Término que, desde principios del siglo XIX, designa aquellas teorías y acciones políticas que defienden un sistema económico y político basado en la socialización de los sistemas de producción y en el control estatal (parcial o completo) de los sectores económicos, lo que se oponía frontalmente a los principios del capitalismo. Aunque el objetivo final de los socialistas era establecer una sociedad comunista o sin clases, se han centrado cada vez más en reformas sociales realizadas en el seno del capitalismo. A medida que el movimiento evolucionó y creció, el concepto de socialismo fue adquiriendo diversos significados en función del lugar y la época donde arraigara.

    El capitalismo: Sistema económico en el que los individuos privados y las empresas de negocios llevan a cabo la producción y el intercambio de bienes y servicios mediante complejas transacciones en las que intervienen los precios y los mercados. Aunque tiene sus orígenes en la antigüedad, el desarrollo del capitalismo es un fenómeno europeo; fue evolucionando en distintas etapas, hasta considerarse establecido en la segunda mitad del siglo XIX. Desde Europa, y en concreto desde Inglaterra, el sistema capitalista se fue extendiendo a todo el mundo, siendo el sistema socioeconómico casi exclusivo en el ámbito mundial hasta el estallido de la I Guerra Mundial, tras la cual se estableció un nuevo sistema socioeconómico, el comunismo, que se convirtió en el opuesto al capitalista.

    Democracia: Es un término antiguo que proviene de la unión de dos palabras griegas: demos, que quiere decir `pueblo', y cracia, que es `gobierno'; significa, por tanto, `el gobierno del pueblo'. ¿Sabes que la palabra gobierno es también muy antigua? Viene del latín gubernare, que quiere decir `llevar el timón en un barco'.

    El republicano: Forma de Estado basada en el concepto de que la soberanía reside en el pueblo, quien delega el poder de gobernar en su nombre a un grupo de representantes elegidos. En la práctica este concepto ha sido, sin embargo, ampliado, distorsionado y corrompido de diversas formas, por lo que se hace difícil dar una definición unívoca del término. Para empezar, es importante diferenciar entre república y democracia. En el Estado republicano teórico, en el que el gobierno se convierte en portavoz de los deseos del pueblo que lo ha elegido, república y democracia pueden ser dos conceptos idénticos (existen también las monarquías democráticas). Pero las repúblicas que se han dado a lo largo de la historia nunca se han ajustado a un único modelo teórico, y en el siglo XX la república ha servido de forma de Estado a regímenes democráticos pero también a regímenes de partido único y dictaduras. En realidad, la república ha pasado a designar a todo Estado cuya jefatura es responsabilidad de un presidente, o figura similar, y no de un monarca.