Terapia de la conducta

Psicosociología. Aprendizaje. Tratamiento de desadaptación. Modelo clínico conductual: etapas. Eysenck. Desensibilización sistemática. Asertividad

  • Enviado por: Fatme González
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 18 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

TERAPIA DE LA CONDUCTA:

 

Bajo este termino se incluye una gran cantidad de técnicas especificas que emplean principios psicológicos, especialmente del aprendizaje, para tratar la conducta humana de desadaptacion. El termino conducta generalmente incluye tanto una respuesta manifiesta como una respuesta cubierta, por ejemplo: las emociones. Entre las técnicas se encuentran la desensebilizacion sistemática, el entrenamiento asertivo, el modelamiento, el condicionamiento operante, la extinción, y el condicionamiento aversivo.

 

La terapia de conducta comienza a ser prominente hacia el final de los años 1950, cuando los psicólogos clínicos empiezan a darse cuenta de que los potentes principios del condicionamiento clásico y operante pueden utilizarse para ayudar a las personas a cambiar sus conductas desadaptadas y disfuncionales[1]. Estos terapeutas argumentan que la conducta desadaptada es aprendida y sustituida por una nueva conducta mas adaptada. Esto es, condicionamiento clásico, operante y de la teoría de aprendizaje social.

 

RELACION ENTRE LA MODIFICACIÓN DE LA CONDUCTA Y TERAPIA DE LA CONDUCTA:

 

Algunos teóricos igualan los términos, mientras otros proponen que la terapia de la conducta generalmente se relacionen con el tratamiento de la ansiedad, utilizando los métodos de contracondicionamiento, por ejemplo desensibilización sistemática y entrenamiento asertivo, mientras que la modificación de la conducta destaca los procedimientos operantes.

 

 

SUPUESTO DE LA TERAPIA DE CONDUCTA:

 

  • 1.       En relación con la psicoterapia, la terapia de la conducta tiende a concentrarse en la conducta de desadaptacion en si mismo, mas que en algunas causas subyacentes. La terapia de la conducta no tiende a seguir el modelo medico. Otra diferencia es que los eventos internos de la terapia de la conducta son muchos mas accesibles al cliente y a los terapeutas, que los de la teoría psicodinamica.

  •  

  • 2.       La terapia de la conducta supone que las conductas de desadaptacion son hasta cierto grado adquiridas a través del aprendizaje del mismo modo que cualquier conducta es aprendida.

  •  

  • 3.       La terapia de la conducta supone que los principios psicológicos, especialmente los del aprendizaje, pueden ser sumamente efectivos, en la modificación de la conducta de desadaptacion.

  •  

  • 4.       La terapia de la conducta implica la especificación claramente definida de los objetivos del tratamiento. La prioridad del terapeuta conductual es determinar los eventos específicos que conducen a declaraciones generales como “estoy triste todo el tiempo” o “no vale la pena vivir”. Un precepto básico es que la conducta esta bajo el control del estimulo, y cuando el terapeuta establece sus objetivos, los concibe en términos de respuestas especificas que ocurren en presencia de estímulos específicos.

  •  

  • 5.       El terapeuta de la conducta adapta su método de tratamiento al problema del cliente.

  •  

  • 6.       La terapia de conducta se centra en el aquí y ahora. El terapeuta de la conducta no le interesa el insight histórico. Se rechaza también las exploraciones detalladas de la infancia del paciente, aunque cierta cantidad de información biográfica si se considera usualmente útil.

  •  

  • 7.       Se supone que todas estas técnicas de la terapia de la conducta han sido sometidas a verificaciones empíricas y se ha encontrado que son relativamente efectivas.

  •  

     

     

    MODELO CLÍNICO CONDUCTUAL; ETAPAS DEL DESARROLLO EN LA TEORIZACIÓN, METODOLOGÍA Y APLICACIONES TERAPÉUTICAS.

    ORIGEN

    La concepción conductual acerca de los problemas psicológicos, aunque no se señala explícita o implícitamente, se ajustó desde el inicio al criterio subjetivo e interpersonal de los problemas psicológicos, lo que significa que aunque inicialmente los clínicos conductistas utilizaron los términos psiquiátricos, progresivamente fueron cuestionándolo: primero el concepto de enfermedad mental, luego el concepto de neurosis, para llegar al punto último de oponerse a todo diagnóstico categórico que indicara una discontinuidad normal - anormal. Este punto de vista ha sido amoral porque nunca ha estado por juzgar bajo criterio de normal - anormal, sino por utilizar los conceptos adaptativo - desadaptativo o funcional - disfuncional.

    Afirmaciones[2]

  • 1.       La normalidad y la anormalidad no son condiciones intrínsecamente diferentes (cualitativa o cualitativamente) a condiciones normales, sino que corresponden a categorizaciones discrecionales a partir de un conjunto complejo de criterios.

  • 2.       Los mismos procesos causales de aprendizaje y otros (tipos de procesamiento de información cognitiva o afectiva; procesos psicofisiológicos y los postulados de la psicología social como la atribución causal, disonancia, reactancia, expectativas, etc.) y similares determinantes internos y externos codeterminan la génesis, desarrollo y mantenimiento de conductas funcionales y disfuncionales

  • El estudio de las conductas disfuncionales no puede ser un modelo (teoría extrapolada) de un campo distinto del conocimiento, sino que debe ser una auténtica teoría científica, con variables definidas objetiva y operacionalmente, con hipótesis sometidas a contrastación empírica de tipo experimental y explicaciones parsimoniosas.

  • 4.       Una posible clasificación de las disfunciones debiera ser dimensional y no categórica, esencialmente descriptiva, no aludiendo a explicaciones teóricas aún cuando pareciera ser útil referir las descripciones a las posibles explicaciones al nivel de intervención terapéutica.

    • Trastorno conductual primario: cualquier disfunción en la conducta observable o inferible resultante de aprendizajes excesivos, deficientes o excepcionales, en ausencia de anomalías biológicas necesarias y / o suficientes para producirlas

    • Trastorno conductual secundario: ...que deriva de una anomalía biológica relativamente estable

    • Trastorno conductual terciario: ...que resulta de la interacción entre un trastorno conductual secundario y un ambiente inadecuado

    • 5.       La conducta disfuncional primaria y terciaria especialmente, pero también la secundaria, es el objeto de la descripción, explicación, predicción y eventual control que se lleve a cabo; no considerándosele (disfunción primaria y terciaria) síntomas de una supuesta patología biológica o una patología mental inventada.

    • 6.       El estudio experimental de la conducta disfuncional, para los fines de una intervención modificatoria, es una actividad en permanente desarrollo en relación a los contenidos y métodos experimentales, de tal modo que es posible reformular porciones de la teorización más amplia del modelo, tomando en cuenta el conocimiento de la psicología y otras disciplinas que utilizan un paradigma científico similar.

    • ETAPAS DEL DESARROLLO DEL MODELO CONDUCTUAL [3]

      Terapia de comportamiento: derivadas del condicionamiento respondiente o clásico Terapia conductual: derivadas del condicionamiento operante

      1. 1899-1938

      Utilización exclusiva del modelo de aprendizaje pavloviano e instrumental. Aplicaciones fundamentales educativas a niños. No existió el objetivo de analizar detenidamente las reacciones funcionales entre las variables propias de las técnicas terapéuticas, sino que se intentaba demostrar que los procesos de condicionamiento eran eficaces

       

      2. 1939-1958

      En EE.UU. hay un período de efervescencia en cuanto a teorizaciones caracterizadas por una hipersimplificación suponiendo una continuidad entre los procesos animales y humanos, despreocupándose por la psicología propiamente humana. Se inician los estudios acerca de la magnitud real acerca de la psicoterapia dinámica

       

      3. 1959-1969

      Coexisten los modelos teóricos pavloviano-watsoniano y el modelo skinneriano operante con preevidencia creciente del último. Existe un optimismo excesivo respecto a la amplitud y magnitud de la eficacia de las técnicas terapéuticas de condicionamiento. Comienzan las polémicas entre los estudiosos de laboratorio y los clínicos en cuanto a la rigurosidad y complejidad de los fenómenos. Aparece la insatisfacción de las aproximaciones tradicionales del diagnóstico y tratamiento de las conductas disfuncionales

       

      4. 1970-1976

      Surge el interés por temas como la motivación, pensamiento y percepción. Comienzan a insinuarse las futuras corrientes continuistas y rupturistas. Ellis surgió con la TRE y Lurilla y Goldfried con la solución de problemas. Aparece interés por el autocontrol. Se comienzan a proponer intervenciones terapéuticas de amplio espectro, por el mantenimiento y extensión de los cambios a diversos a otros ámbitos. Se acercan las teorías que proponen la personalidad como constructo. Hay una ampliación de medios y modos de aplicaciones terapéuticas

       

      5. 1977-

      Están claramente tipificados los continuistas y los rupturistas. Los conservadores enfatizan la autorregulación con proceso terapéutico, otros acuden al modelo observacional y los rupturistas incorporan definitivamente el pensamiento y la motivación en el entrenamiento autoinstruccional, la inoculación de stress y la solución de problemas y también incorporan propuestas de la psicología social

       

      Se ha intentado definir la terapia conductual, pero de una manera no muy satisfactoria, excepto las más antiguas que reconocían claramente que la teoría de base era la del aprendizaje.

      Eysenck

      "Terapia conductual es el intento de alterar el comportamiento y la emoción humano en forma benéfica de acuerdo a las leyes de la moderna teoría del aprendizaje" [4]

      Wolpe

      "La terapia conductual o terapia de condicionamiento es el uso de principios de aprendizaje establecidos experimentalmente con el propósito de cambiar la conducta desadaptativa de tal forma que hábitos desadaptativos son debilitados o eliminados y hábitos adaptativos son iniciados o fortalecidos" 4

      Yates

      "Es el intento de utilizar sistemáticamente aquel cuerpo de conocimientos empíricos y teóricos que han resultado de la aplicación del método experimental en psicología, en sus disciplinas íntimamente relacionados: fisiología y neurofisiología; con el fin de explicar la génesis y el mantenimiento de patrones anormales de comportamiento y de aplicar dicho conocimiento al tratamiento o prevención de anormalidades por medio de estudios experimentales controlados de casos individuales, tanto descriptivos como correctivos"[5]. Se refiere a la psicología general y no a la del aprendizaje, alude a dos disciplinas externas, incorpora el objetivo de la prevención y los casos individuales. 4

      Wilson

      "La terapia conductual contemporánea es difícil de definir por la diversidad de puntos de vista teóricos, por el amplio número de procedimientos terapéuticos heterogéneos; sin embargo, lo común a todos los teóricos conductuales es el hecho de atender a los principios, procedimientos y hallazgos de la psicología como ciencia experimental" 4

       

      COMPARACIÓN CON OTROS MÉTODOS

    • Hay diferencias fundamentales entre la terapia conductual y otros enfoques, por lo tanto, serían irreconciliables. Implica una gran rigurosidad científica en la formulación y comprobación de hipótesis, lo que no se da en otros enfoques.

    • Existen semejanzas y diferencias. Se ha visto que hay factores comunes a la terapia conductual y a la psicoterapia, que son de tipo no específico (efecto placebo, expectativas del paciente y la sugestión) y específico (el apoyo por parte del terapeuta, el consejo y la reafirmación, la manipulación ambiental, la señalización de fuentes de estrés y de patrones repetitivos de comportamiento inadecuado).

    • Labrador (1986)[6] distingue 3 niveles de comparación:

        • Nivel superior : sistema teórico explicativo, en que no hay similitudes.

        • Nivel intermedio: semejanzas de relaciones terapéuticas y la función de los terapeutas

        • Nivel específico: existen semejanzas pero de menor importancia

      Semejanzas a nivel intermedio: el terapeuta busca incrementar las expectativas de éxito del paciente. Uno y otro enfoque establecen relaciones terapéuticas. El terapeuta pretende dar una visión externa acerca del paciente y el entorno que le rodea, lo que le da sentido al problema que presenta y al terapeuta. Ofrecen al paciente una prueba constante de la realidad (el terapeuta como mantenedor del ambiente).

    • La terapia conductual se puede reducir totalmente a la psicoterapia. Si así fuera, no se podrían explicar los mejores resultados de la terapia conductual. Se contra argumenta que en realidad los resultados del psicoanálisis son del tipo que la metodología conductual no detecta, a lo que Wilson responde "que los psicodinámicos no pueden explicar por qué o cómo es que la terapia conductual obtiene éxito violando principios tan básicos de la psicoterapia como la relación transferencial entre terapeuta y cliente (cuando actúan por medio de grabaciones).

    • La psicoterapia se puede reducir total o parcialmente a la terapia conductual. Algunos procesos y operaciones conductuales están presentes en la psicoterapia conductual, por ejemplo, el proceso de desensibilización que ocurriría siempre que el terapeuta escucha al paciente en una audiencia abierta y tolerante, el refuerzo positivo de conductas verbales del paciente para que aumente la frecuencia, el moldeamiento y el modelado.

    •  

      TERAPIAS DE CONDICIONAMIENTO CLÁSICO[7]

      DESENSIBILIZACIÓN SISTEMÁTICA:

      Fue desarrollada por Joseph Wolpe, esta dirigida específicamente al alivio de la ansiedad de desadaptacion. Esta técnica esta basada en el supuesto de que es imposible estar relajado y ansioso al mismo tiempo. La técnica implica el igualar la relajación de los músculos con escenas imaginadas que representen situaciones que el paciente ha indicado que le ocasiona ansiedad. Esta sigue el principio de contracondicionamiento que es el empleo de procedimientos de aprendizaje para sustituir un tipo de respuesta por otra; y en la desensibilización en cambio se hace el intento por sustituir la relajación por la ansiedad.

      Primero, mediante la entrevista y test psicológicos, se identifican los sucesos u objetos que causan estrés. Estos sucesos se ordenan en una jerarquía de acuerdo a la cantidad de ansiedad que provocan. El segundo paso implica enseñar al cliente la relajación muscular profunda. Este método exige a los clientes focalizarse y relajar partes diferentes de su cuerpo. Después de alrededor cuatros sesiones el cliente debe ser capaz de relajar profundamente todo su cuerpo practicando en casa.

      La tercera fase empareja la relajación con los sucesos catalogados en la jerarquía. La terapia comienza con el suceso menos estresante, después de algún tiempo el cliente es capaza de relajarse aun cuando imagine los sucesos mas estresantes de la jerarquía. De acuerdo con Wolpe y otros, las personas que pueden relajarse mientras imaginan sucesos que les provocan miedo también pueden relajarse cuando se encuentran con esos sucesos en su vida diaria.

      EL ENTRENAMIENTO ASERTIVO

       

      La conducta asertiva es la conducta interpersonal que implica la expresión honesta y relativamente recta de los sentimientos. El entrenamiento asertivo abarca todo procedimiento terapéutico tendiente a incrementar la capacidad del cliente para adoptar esa conducta de manera socialmente apropiada, respetándose a si mismo como individuo y a los demás durante la interacción social; entendiéndose esta ultima como:

       

    • A.      Relaciones o situaciones de la vida cotidiana, en donde existe una interacción con desconocidos.

    • B.      Relaciones afectivas, en donde existe una interacción con personas involucradas sentimentalmente, es decir, familia, amigos y pareja.

    • C.      Relaciones educativo-laborales, en donde la interacción se da con autoridades y compañeros en un contexto sociocultural determinado.

    •  

      La asertividad incrementada beneficia al cliente en dos formas significativas: en primer lugar, se considera que comportarse de manera más asertiva inspirara al cliente un mayor sentimiento de bienestar. En segundo lugar, se admite que al comportarse de manera más asertiva, el cliente será mas capaz de lograr recompensas sociales (así como materiales) significativas, obteniendo mayor satisfacción de la vida.

       

      El entrenamiento asertivo representa una esperanza para individuos que se involucran en frustrantes episodios de agresión impulsiva y antisocial. El ensayo de la conducta constituye la base de la terapia asertiva.

       

      Las indicaciones para el entrenamiento asertivo incluyen signos evidentes de ansiedad interpersonal o la evitación habitual de interacciones sociales importantes, así como signos no manifiestos u obvios de que el cliente esta experimentando emociones intensas pero no expresas, especialmente ira, resentimientos o celos. La falta de asertividad debe considerarse con un

      déficit conductual relacionado con situaciones especificas, y no como un rasgo general de la personalidad.

       

       

      IMPLEMENTACION DE LOS PROCEDIMIENTOS ASERTIVOS

       

    • 1.       Ensayo de la conducta:

    •  

      La técnica mas comúnmente utilizada en el entrenamiento asertivo es el ensayo de la conducta. Esta técnica requiere que el cliente y el terapeuta representen interacciones personales pertinentes. Parte del tiempo el cliente juega a ser el mismo y el terapeuta debe comportarse como la otra persona con cierto grado de realismo. Puesto que el paciente es la única fuente de información sobre la otra persona, debe tener muy presente que es él quien ha de decir al terapeuta como se comporte.

       

      Es frecuente que cuando el terapeuta asume el papel del paciente, este modele la conducta de la otra persona en la interacción. Esta técnica conocida como Reversión del Rol es útil porque facilita un contexto más realista en que el terapeuta puede modelar la conducta apropiada para el paciente. Además, porque al asumir el papel de la otra persona estimula al paciente a experimentar ciertos sentimientos que la otra persona (cualquier persona) podría experimentar en la situación dada.

       

       

      Durante el ensayo de la conducta, la interacción en un segmento debe continuar hasta el que el cliente informa poca o ninguna ansiedad durante el Intercambio. Esta es condición indispensable para que el terapeuta pueda continuar con el siguiente segmento.

       

    • 2.       La respuesta efectiva mínima

    •  

      Es la expresión de sentimientos como la ofensa o la ira. Se trata de aquella conducta que alcanza la meta del cliente con un mínimo esfuerzo y emoción negativa observable (y con una mínima probabilidad de consecuencias negativas).

       

       

    • 3.       El uso de una jerarquía

    •  

      El terapeuta podría elaborar jerarquías para el ensayo conductual, y con frecuencia lo hace. Esta jerarquía puede ser muy valiosa pues proporciona al terapeuta mas estructura, así como información para él diagnostico. Usualmente los tópicos se clasifican de acuerdo a la ansiedad, aunque el sugerir al paciente que clasifique el grado en que le irrita, frustran o enojan, también puede ser útil.

       

      ENTRENAMIENTO ASERTIVO EN GRUPOS

       

      El grupo que consiste (usualmente) de dos terapeutas y de cinco a diez pacientes puede proporcionar un consenso listo para lo que es apropiadamente asertivo en una situación adecuada, puede suministrar varios modelos así como un variado grupo de personas objeto para los ejercicios de aserción, pudiendo lograr mejores actuaciones en los papeles de cualesquiera miembros.

       

      De cada miembro se espera que asuma alguna responsabilidad para el entrenamiento de sus compañeros, si es bien se espera que el terapeuta proporciones mas orientación que los demás miembros del grupo.

      Puesto que el modelamiento de la respuesta es una experiencia de aprendizaje, tanto para el actor como para el observador, generalmente es más productivo que actúe como modelo un miembro, en lugar del terapeuta.

       

      TERAPIAS DE CONDICIONAMIENTO OPERANTE[8]

       

      El proceso de reforzar las conductas deseadas esta basado en el condicionamiento operante, este tipo de aprendizajes implica reforzar las conductas deseadas después de que estas han ocurrido. De esta forma las personas aprenden que pueden obtener el refuerzo por realizar la conducta “correcta”. Además del refuerzo de las conductas deseadas, también pueden utilizarse los castigos selectivos para extinguir las conductas desadaptadas.

       

      Estrictamente hablando, la utilización de los procedimientos de condicionamiento operante en la terapia se denomina modificación de conducta para distinguirlo de la terapia de conducta, que esta basada en los principios del condicionamiento clásico.[9] Debido a que las técnicas de modificación de conducta no requieren que se les explique sus condiciones a los clientes ni que se profundice dentro de ellos, estas técnicas pueden usarse con una gran variedad de personas y por una variedad de terapeutas.

       

      ECONOMÍA DE FICHAS

       

      Esta técnica del condicionamiento operante tiene como primer paso desarrollar un contrato con el cliente; el contrato identifica la conducta que se va a cambiar, el cambio deseado y los esfuerzos que seguirán al cambio de conducta.

      A las personas que toman parte en una economía de fichas se les entrega tales como fichas de póquer por realizar ciertas conductas. Ellos pueden usar las fichas para comparar cosas que desean, como caramelos o cigarrillos.

       

      PROCEDIMIENTOS DE MODELAMIENTO

       

      El modelamiento consiste en exponer al paciente ante uno o más individuos presentes (vivos) o filmados (simbólicos) que demuestran conductas que aquel habrá de adoptar. La presentación de los modelos incluye también la exposición a las señales y situaciones que rodean la conducta modelada, de modo que no solo se demuestra el comportamiento, sino sus relaciones con los estímulos pertinentes.

       

      Hay cuatro funciones básicas que proporcionan los procedimientos de modelamiento. A través de la observación de un modelo un paciente puede aprender patrones de conducta nuevos y apropiados, por lo que el modelamiento puede servirle como función de adquisición. Es más probable que la observación de la conducta de un modelo en situaciones diversas proporcione facilitación social de conductas apropiadas, por la inducción del paciente a efectuar dichas conductas, de las que era capaz previamente, en tiempos mas adecuados, de manera adecuada o hacia la gente más idónea. Es posible que el modelamiento conduzca a la desinhibición de conductas que el paciente ha evitado a causa del miedo o la ansiedad y mientras desinhibe comportamientos, el modelamiento puede promover el sustituto o extinción directa del miedo relacionado con la persona, animal u objeto hacia el que la conducta estaba dirigida.

       

      La mayor parte del trabajo reciente con procedimientos de modelamiento se ha relacionado con la eliminación de fobias o comportamiento de miedo por medio de la presentación de modelos, por lo que primordialmente se ha referido a la desinhibición de conductas de acercamiento a estímulos de miedo y la eliminación por sustitución de dicho miedo.

       

      La combinación del modelamiento y los procedimientos de reforzamiento es muy efectiva, y en general sigue el siguiente procedimiento:

       

    • 1.       Obtener la atención del paciente.

    • 2.       Ilustrar las conductas a través del modelamiento en pasos de dificultad creciente.

    • 3.       Instigación física de la conducta difícil de igualar

    • 4.       Reforzar primero la conducta guiada, y después solamente las conductas las conductas que no requieran guía.

    • 5.       Reforzar las conductas iniciadas por el individuo, sin modelamiento en las circunstancias apropiadas.

    •  

      TERAPIA DEL ROL FIJO Y EL ROL EXAGERADO

       

      En la terapia del rol fijo el terapeuta compone frecuentemente con la ayuda del paciente, un drama corto que incluye los patrones de la conducta deseada. Este drama corto junto con alguna representación de rol por el terapeuta constituyen el modelo para el paciente. En un drama corto de papel fijo, el rol que el paciente ha de asumir incluye conductas abiertas, así como conductas que son menos susceptibles de ser observadas por los demás, como sentimientos, actitudes y puntos de vista.

       

      El paciente debe adoptar los patrones de conducta del drama corto durante un considerable lapso, generalmente varias semanas.

       

      El rol exagerado es un procedimiento para instruir a los pacientes en la adopción de roles prescritos pero limitados, designado para corregir problemas conductuales altamente específicos. En este caso, el comportamiento del paciente es modelado en situaciones o contextos específicos.

       

      EL MODELAMIENTO GRADUADO

       

      Se opina de manera general que lo mejor es graduar u ordenar los patrones de conducta representados por el modelo, de manera que las escenas que provocan un mínimo de ansiedad en el cliente sean las primeras en representarse, sin embargo, algunos investigadores sientes que le modelamiento graduado es un auxiliar en la efectividad del reforzamiento, pero no un pre-requisito y que la repetida presentación de los modelos ejecutantes de los patrones de conducta que provocan mucha ansiedad pueden también demostrarse que es efectiva, y si también requiere de mas largas series de sesiones de tratamiento.

      MODELO PARTICIPANTE

       

      Es el involucramiento activo del terapeuta como modelo, es una técnica aplicable a muy diversos problemas de conductas caracterizados por miedo, ansiedad y fuerte conducta de evitacion. Ha sido aplicado a los miedos específicos, a animales así como a miedos de estímulos no específicos como la altura.

       

      Mientras mayor sea la interacción entre el terapeuta y el cliente en un procedimiento del modelamiento mayor es la efectividad del tratamiento; también la provisión de reforzamiento social por el terapeuta, cuando el cliente demuestre su destreza en la nueva conducta.

       

      La presenciad el terapeuta es un importante factor por tres rezones:

    • 1.       proporciona apoyo social, emocional y / o físico durante la fase de participación.

    • 2.       Facilita el otorgamiento de reforzamiento social después de cada participación exitosa.

    • 3.       Es probable que evite o al menos reduzca al mínimo cualquier problema que pudiera producirse durante la fase de participación, por ejemplo, si una serpiente trata de escaparse.

    •  

       

       

       

       

        

      BIBLIOGRAFÍA:

       

    • 1.             WORCHEL, STEPHEN. SHEBILSKE, WAYNE. PSICOLOGÍA Y APLICACIONES. Prentice Hall. 1999.

    •  

    • 2.             WILSON, B. TERAPIA DE CONDUCTA Y PSICOLOGÍA. Editorial P.R. 1991

    •  

    • 3.             WOLPE, J. P. PRACTICA DE TERAPIA DE CONDUCTA. Pergamon, 1974.

    •  

    • 4.             EYSENCK, H.J. PSICOTERAPIA DE CONDUCTA, Ed, Hall. 1990

    •  

       

      [1] Wilson, B. Terapia de Conducta y Psicología, 1991

      [2] Wilson, Terapia de Conducta, 1991

      [3] Wolpe, J. Practica de Terapia de Conducta

      [4] Eysenck, H.J. “Psicoterapia de Conducta”, 1990

       

      [6] Wilson, Terapia de Conducta, 1991

      [7] Worchel, Stephen, Psicología y Aplicaciones, 1999

      [8] Worchel, Stephen, Psicología y Aplicaciones, 1999

      [9] Wolpe, Practica de Terapia de Conducta, 1974