Teorías económicas

Socialismo de Estado. Laissez-Faire. Rodbertus. Ferdinand Lasalle. Guild socialism

  • Enviado por: Nahum Arturo Sanchez Diaz
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas
publicidad

UNIVERSIDAD ETAC-UNIMEC.

Carrera: Licenciatura en Derecho.

Materia:Historia del Pensamiento Económico.

INDICE.

  • Socialismo de Estado………………………………….3

  • Criticas de Laissez -Faire…………………………….4

  • 3.Rodbertus……………………........................................5

    4.Concepto biológico de la sociedad………………….....5

    5.Lasalle…………..............................................................5

    6.El Guiad Socialism…………………………………….6

    7.La Nacionalización…………………………………….6

    Socialismo de Estado.

    Además de socialismo de Estado, a esta doctrina se le conoce también con los nombres de socialismo de cátedra e intervencionismo.

    Propiamente dicho, el socialismo de Estado no forma un sistema economico. Más bien, constituye una política económica y social, apoyada sobre un ideal de justicia, que, según algunos pensadores, solo pueden llevar a la práctica aquellos países llamados ricos.

    Tampoco es una doctrina nueva, puesto que, tal y como se le conoce, viene a ser no otra cosa que el resultado de la fusión de dos corrientes de ideas, que con anterioridad ya “flotaban” en el ambiente económico y social. Por una parte, los puntos de vista de algunos economistas, que opinaban que debían imponerse limitaciones al Laissez-Faire, por considerar que científicamente este no puede demostrarse, reclamando, por tanto, en no pocos casos, la intervención del Estado en la economía.

    Por la otra, la opinión de algunos socialistas, que, aunque hostiles al derecho de propiedad privada de los medios productivos y a la libertad de producción, tratan, por diversos medios, de resolver, o, cuando menos, atenuar, la miseria en que se debatía el obrero de la época, apelando, para tal fin, a la ayuda del Estado. De unos y otros, toma el socialismo de Estado los puntos esenciales de su programa; se aleja de los que pretenden la eliminación de la propiedad privada, pero supera a quienes ven en el Estado la “tabla de salvación”.

    Coincidiendo con la revolución de 1848, la industria alemana adquiere un desarrollo en verdad extraordinario; al mismo tiempo, aparece una autentica clase obrera, la cual, años después, como consecuencia de la madurez inusitada que alcanzo, había de jugar un papel importantísimo en el advenimiento del socialismo.

    Para los socialistas de Estado, existe una solidaridad moral -entre individuos y clases-, mucho más fuerte que la solidaridad económica, porque aquella es el resultado de una comunidad de idioma, de costumbres y de instituciones políticas, mientras que esta es el resultado del “mercado”, ni otra facilidad de otorgar, que el libre acceso a dicho mercado.

    El Estado viene a ser nada menos que el órgano de esta solidaridad moral, con lo cual no tiene derecho de permanecer indiferente ante las miserias materiales de una parte de la nación; su verdadera función es de “civilización y bienestar”.

    Los socialistas de Estado consideran al Gobierno como un “agente económico”, similar a cualquier otro; inclusive, hubo algunos que pedían para el una función de “beneficencia” y de “caridad” y es mas que su radio de acción debía extenderse hacia la protección de los gobiernos locales, de la familia y de los esclavos.

    En materia de producción y distribución, Wagner sostiene las siguientes tesis:

    El Estado debe encargarse de una industria, cuantas veces sea necesario, con el fin de que el interés común no se vea afectado; ejemplo de ello puede ser propiciar una dirección uniforme o única, para no dar motivo a que se convierta en monopolio particular.

    Es así como se justifica la administración oficial de los servicios públicos (tales como agua, luz, gas y transporte) o bien, de los bosques, carreteras, canales, ferrocarril y banco central.

    Y en cuanto a distribución las metas habrán de ser 2: Por una parte, elevar la condición de las clases económicamente débiles, a expensas de las clases ricas, y por la otra, “contener voluntariamente la acumulación inmoderada de las riquezas en determinadas capas sociales y determinados miembros de la clase poseedora”.

    En la década de los años ochenta 1881 y 1889 se estableció el seguro social, correspondiente a las ramas de enfermedad, accidentes de trabajo, invalidez y vejez; además se promulgaron varias disposiciones sobre el trabajo lo mismo por la referente a la jornada, que al descanso semanal, higiene e inspección de fábricas, y otras.

    CRITICAS DEL LAISSEZ-FAIRE.

    No habían pasado muchos lustros después de la aparición de la riqueza de las naciones, cuando las ideas del maestro ya se encontraban sometidas al más severo análisis. Sus conceptos sufren rudo combate, casi ininterrumpidamente, a lo largo del siglo IX por parte de escritores no socialistas.

    Las críticas se suceden por doquier; sobre todo en las siguientes ideas; Que la competencia hace bajar los precios hasta el mismo nivel del costo de producción, que la oferta se adapta automáticamente a la demanda y que el capital se canaliza hacia las inversiones más lucrativas.

    Y de las consecuencias sociales referentes a la desbordada competencia, ¿Quién fue el primero hablar?. Sismondi. En efecto, este autor hace notar que hay una lucha necesaria entre capitalistas y obreros, y que el perdedor es precisamente este, por ser el más vulnerable.

    El hecho de perder acarrea al obrero toda esa serie de calamidades, que ya quedaron descritas con anterioridad.

    Linz, por ejemplo, preciso que hay oposición entre el interés particular, único guía del individuo, y el interés de la nación, el cual es permanente y perdurable y que, por tanto, solo el estado puede mantener invulnerable este principio.

    En Francia, también por aquella época, se ponía en duda que la sola competencia y el interés personal pudieran establecer el orden económico. Uno de sus ideólogos hacia notar que el estado es el representante de la “Asociación Nacional” y que por tanto le corresponde intervenir ”donde quiera que el interés general se encuentre en litigio”, protestando, de paso, contra todos los que pretenden hacer del estado un simple “Vigilante” o “Policía”.

    Los autores citados, y otros mas, admiten en mayor o menor grado la intervención del estado en la vida económica aunque sigan considerando a la libertad como el principio básico de la política económica.

    RODBERTUS.

    Kart Johann Rodbertus, uno de los hombres de mayor influencia en la formación del socialismo de estado en Alemania, ahí es en donde alcanza su máximo esplendor, se dedico a elaborar la teoría respectiva inspirado tanto en el pensamiento de Ricardo como en el de Sismondi, hecho que da a su doctrina un carácter no original. Igual que otros autores, Rodbertus tampoco estaba de acuerdo con la idea de identidad entre el interés general y los intereses individuales, pregonada por los clásicos.

    En cambio, si presta atención al concepto que de capital tenían estos en cuanto a naturaleza y función, aunque el problema no lo hubieran resuelto.

    Rodbertus hace hincapié en los siguientes tres problemas (cuya enumeración, en parte, toma de saint simon).

    Producción y necesidades, Producción y recursos y distribución.

    CONCEPTO BIOLOGICO DE LA SOCIEDAD.

    Esta teoría le sirve a Rodbertus para justificar la confianza que tiene en el estado. La expone más o menos de la siguiente manera: en la escala de los seres vivos, aquellos que se encuentran en los últimos peldaños de la misma tienen órganos mas diferenciados y, por tanto, mejor coordinados. En la sociedad pasa lo mismo.

    Cuando una forma social es superada por otra mejor, el estado experimenta, al mismo tiempo, un progreso similar, el cual se manifiesta por que la acción del propio estado abarca una mayor extensión y realiza sus funciones con una mayor eficacia; es decir, mas servicios para una mayor población y mejor calidad de los mismos.

    Rodbertus trata de explicar, sin duda, que en la escala de los organismos sociales, son “la división del trabajo y la centralización” las que determinan el grado de perfección de la sociedad; o sea, a una mayor división de trabajo y a la vez, una mayor centralización, corresponde a una sociedad más perfecta.

    LASALLE.

    Ferdinand Lasalle fue uno de los forjadores del socialismo alemán, en vista de su contribución, muy activa por cierto, en la propaganda de estas ideas. Practico más que teórico, agitador por excelencia su nombre ha pasado a formar parte de la historia del movimiento obrero de Alemania, debido a que inspiro la formación de las primeras organizaciones de trabajadores.

    Desde el punto de vista teórico Lasalle sustento ideas similares a las de Marx en cuanto al derecho de propiedad por ejemplo, pensó, con el tiempo, se iría limitando, hasta desaparecer por completo.

    En el terreno de la acción, los esfuerzos de Lasalle se concentraron en dos metas. La conquista del sufragio universal y la creación de asociaciones de producción, subvencionadas por el estado: La primera de carácter político, y la segunda de tipo económico.

    No más Laissez-Faire, pregonaba Lasalle. Es necesaria la intervención del estado a fin de proteger al débil del fuerte, por que al estado burgués solo le interesa proteger la libertad y la propiedad de los individuos; si todos los ciudadanos fueran iguales, en riqueza, cultura, inteligencia, etc, correcto; pero resulta que no es así, de donde reducir al estado del simple papel de vigilante o policía, “es entregar al débil a la explotación del mas débil”

    EL GUILD SOCIALISM

    El socialismo de guildas llamado también socialismo guildista constituye una trama del socialismo, nace en Inglaterra, a principios del presente siglo, con un contenido teórico apenas propio y notorio, toma su nombre de guilda, como se conoció al gremio inglés de fines de la edad media.

    Sus características generales son las siguientes:

    1.- Se basa en el trabajo práctico, que viene a constituir la idea central.

    2.- Esta integrado por grupos de trabajadores con base profesional similar llamados guildas.

    3.- Los sindicatos deben convertirse en guildas.

    4.- Estas, en colaboración con el estado se encargaran de fiscalizar a la industria.

    5.- Eliminación del sistema de salarios.

    6.- Los obrero, en unión con el estado (se incluyen al municipio) serán quienes administren las empresas.

    7.- Propiedad colectiva de las empresas; de ninguna manera particular de obreros o algún otro grupo.

    LA NACIONALIZACION.

    Es un proceso mediante el cual aparecen como nacionales o se convierten de hecho en nacionales, todas aquella empresas fundadas con capital extranjero en estas condiciones, las empresas así consideradas, adquieren el privilegio de gozar de las prerrogativas que la legislación, sobre el particular, reserva a las empresas nacionales.

    ¿Cuál será el papel del estado, bajo este sistema? Esta entidad se concreta a conservar la propiedad de las empresas, mas no tendrá nada que ver por lo que se refiere a su administración.