Teorías de la evolución

Evolucionismo. Sistema solar. Homínidos. Big bang. Evolucionistas

  • Enviado por: Máximus
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 18 páginas

publicidad
cursos destacados
PREICFES SABER 11 Sociales y Ciudadanas v. 2014
PREICFES SABER 11 Sociales y Ciudadanas v. 2014
NO TE PIERDAS EL MUNDIAL YENDO A UN PREICFES VACACIONAL TRADICIONAL, MEJOR ESTUDIA DESDE TU CELULAR...
Ver más información

Razonamiento Lógico y Matemático para ingresar a la U
Razonamiento Lógico y Matemático para ingresar a la U
Si necesitas una ayuda extra para entrar a la Universidad entonces tienes que estudiar el curso de "Razonamiento...
Ver más información


Teorías de la evolución

El Evolucionismo.

Esta pertenece a la investigaciones científicas y al pensamiento evolucionista que busca explicaciones sobre como se formo el sistema solar, la tierra, y sus especies.

El Origen del Sistema Solar

Los primeros intentos científicos para explicar el origen del Sistema Solar invocaban colisiones o condensaciones de una nube de gas. El descubrimiento de los 'Universos-Islas', que ahora sabemos que son galaxias, se pensó que confirmaba esta última teoría.

Jeans propuso la idea de que el paso de una estrella había arrastrado material fuera del Sol, y que este material se había entonces condensado para formar los planetas. Hay serios problemas en esta explicación, pero se han hecho recientes desarrollos sugiriendo que se sacó un filamento de una proto-estrella de paso, en momentos en los que el Sol era miembro de un holgado cúmulo de estrellas, pero las teorías más favorecidas, todavía involucran el colapso gravitacional de una nube de gas y polvo.


La teoría de Acreción

Esta asume que el Sol pasó a través de una densa nube interestelar, y emergió rodeado de un envoltorio de polvo y gas. Separa entonces la formación del Sol, de la de los planetas.

El problema que permanece, es el de lograr que la nube forme los planetas.

Los planetas terrestres pueden formarse en un tiempo razonable, pero los planetas gaseosos tardan demasiado en formarse. La teoría además no explica la creación de los satélites.

Esta es una teoría muy débil.


La teoría de los Proto-planetas

Esta asume, que inicialmente hay una densa nube interestelar, que eventualmente producirá un cúmulo estelar.

Densas regiones en la nube se forman y coalecen; como las pequeñas gotas tienen velocidades de giro aleatorias, las estrellas resultantes tienen bajas ratas de rotación.
Los planetas son gotas más pequeñas capturadas por la estrella. Las pequeñas gotas tendrían velocidades de rotación mayores que las observadas en los planetas, pero la teoría explica esto, haciendo que las gotas planetarias se dividan, produciendo un planeta y sus satélites.


La teoría de Captura

Esta teoría es una versión de la de Jeans, en la que el Sol interactúa con una proto-estrella cercana, sacando un filamento de materia de la proto-estrella.
La baja velocidad de rotación del Sol, se explica como debida a su formación anterior a la de los planetas.
Los planetas terrestres se explican por medio de colisiones entre los proto-planetas cercanos al Sol.
Y los planetas gigantes y sus satélites, se explican como condensaciones en el filamento extraído.

La teoría Laplaciana Moderna

Laplace primero dijo que el Sol y los planetas se formaron en una nebulosa en rotación que se enfrió y colapsó. Se condensó en anillos que eventualmente formaron los planetas, y una masa central que se convirtió en el Sol. Laplace no pudo explicar la baja velocidad de rotación del Sol.

La versión moderna de Laplace asume que la condensación central contiene granos de polvo sólido que crean roce en el gas al condensarse el centro. Luego de que el núcleo ha sido frenado, su temperatura aumenta, y el polvo es evaporado. El centro que rota lentamente se convierte en el Sol. Los planetas se forman a partir de la nube, que rota más rápidamente.


La teoría de la Nebulosa Moderna

Las observaciones de estrellas muy jóvenes, indican que están rodeadas de densos discos de polvo.
Se piensa que los planetas se originaron a partir de un denso disco, formado a partir del material de la nube de polvo y gas (según la explicación de arriba), que colapsó para formar el Sol.
La densidad de este disco debe ser suficientemente alta como para permitir la formación de los planetas, y suficientemente baja, como para que la materia residual sea soplada hacia fuera por el Sol, al incrementarse su producción de energía.

La teoría del Big Bang o de la Gran Explosión

En 1948 el físico ruso nacionalizado estadounidense George Gamow modificó la teoría de Lemaître del núcleo primordial. Gamow planteó que el Universo se creó en una explosión gigantesca y que los diversos elementos que hoy se observan se produjeron durante los primeros minutos después de la Gran Explosión (Big Bang), cuando la temperatura extremadamente alta y la densidad del Universo fusionaron partículas subatómicas en los elementos químicos. Cálculos más recientes indican que el hidrógeno y el helio habrían sido los productos primarios de la Gran Explosión, y los elementos más pesados se produjeron más tarde, dentro de las estrellas. Sin embargo, la teoría de Gamow proporciona una base para la comprensión de los primeros estadios del Universo y su posterior evolución. A causa de su elevadísima densidad, la materia existente en los primeros momentos del Universo se expandió con rapidez. Al expandirse, el helio y el hidrógeno se enfriaron y se condensaron en estrellas y en galaxias. Esto explica la expansión del Universo y la base física de la ley de Hubble.

Según se expandía el Universo, la radiación residual de la Gran Explosión continuó enfriándose, hasta llegar a una temperatura de unos 3 K (-270 °C). Estos vestigios de radiación de fondo de microondas fueron detectados por los radioastrónomos en 1965, proporcionando así lo que la mayoría de los astrónomos consideran la confirmación de la teoría de la Gran Explosión.

Una de las ultimas teorías del origen del sistema solar

Una violenta explosión de rayos gamma podría haber causado la formación de los planetas rocosos de nuestro sistema solar en apenas minutos. La oleada de energía derritió los granos de polvo primordial, sembrando las semillas para la formación de meteoritos y ayudó a la tierra y a los otros planetas rocosos a formarse a partir de un disco de gas y polvo. Los cóndrulos, posiblemente se formaron en cuestión de minutos hace unos 4.500 millones de años, cuando la explosión de radiación alcanzó al disco de gas y polvo que formó a los planetas a rotar en órbita alrededor del Sol.

Teorías de la aparición de la Tierra

Historia de las ideas evolucionistas

Es obvio que muchas personas creen que la formación del sistema solar, creación de los planetas , la evolución de las especies y la vida misma es gracias a la creación divina.

Pero no solo se creyó esto, hubo pensadores aislados que creían que debía existir una alternativa para esta hipótesis. En la antigua Grecia se creía que la evolución se debía a la transformación de especies en otras especies ; esta teoría estuvo apartada hasta que el siglo XVIII fue retomada por los científicos como Pier Maupertuis , Erasmo Darwin y Jean baptista Lamarck.

En la primera mitad del siglo XIX se hizo habitual esta idea en los Círculos Intelectuales, pero fue Charles Darwin (nieto de Erasmo) que basándose en una publicación de Alfred Rusel Wallace logró establecer que las especies existentes descendían de otras, tal como los antiguos griegos lo habían expuesto.

Historia de la evolución

La Tierra se formó hace unos 4.000 a 5.000 millones de años. Existen fósiles de criaturas microscópicas del tipo de las bacterias que prueban que surgió la vida hace unos 3.000 millones de años.

Es probable que al principio la atmósfera de la Tierra contuviera metano, amoniaco, dióxido de carbono y otros gases que abundan aún en otros planetas del sistema solar. Los químicos han reconstruido en los laboratorios estas condiciones primitivas a nivel experimental.

El paso más importante fue la aparición de moléculas que se autor replicaban, capaces de producir copias de sí mismas. Hoy, la molécula más conocida que se autorreplica es el ácido desoxirribonucleico (ADN). El ADN ha sido descrito como una molécula de `alta tecnología' que apareció con toda probabilidad algún tiempo después del origen de la vida. Tal vez la molécula con la que está emparentada, el ácido ribonucleico (ARN), que aún desempeña varias funciones vitales en las células vivas, fue la molécula autorreplicativa original.

Tres mil millones de años es un periodo de tiempo largo, y parece que ha sido lo suficientemente prolongado como para haber dado origen a estructuras tan increíblemente complejas como el cuerpo de los vertebrados y de los insectos.

Los fósiles no se depositaron más que en una pequeña proporción hasta la era del cámbrico, hace casi 600 millones de años. Por aquel entonces, la mayoría de los principales filos de animales (los grupos mayores en los que se clasifica el reino Animal) habían aparecido.

Dentro de los vertebrados, la Tierra fue colonizada en primer lugar, hace aproximadamente 250 millones de años, por peces con aletas lobuladas y pulmones, después por anfibios y por varios tipos de animales más perfeccionados que denominamos reptiles. Los mamíferos y, más tarde, las aves surgieron de dos ramas diferentes de reptiles. La rápida divergencia de los mamíferos en la rica variedad de tipos que existen hoy en día, desde las zarigüeyas a los elefantes, de los osos hormigueros a los monos, parece que ha sido originada por el vacío dejado por la extinción catastrófica de los dinosaurios hace 65 millones de años.

Evolución humana

Los mamíferos surgieron de los reptiles hace 240 millones de años aproximadamente ; durante la era Mesozoica, época de los dinosaurios; animales dominantes en casi todos los hábitat terrestres durante ésta era. Existieron tres líneas de mamíferos, los multituberculados ( ornitorrinco), marsupiales (canguro y zarigüeya) y los placentarios (placenta).

Hace 65 millones de años los dinosaurios y muchas otras especies se extinguieron dando oportunidades a los mamíferos para poder vivir y ocupar los espacios dejados por éstos tras su extinción. Aparte de esto surgieron nuevas plantas, árboles y flores aumentando las posibilidades de sobrevivencías en los distintos hábitat especialmente en bosques y selvas.

A comienzos de la época Cenozoica los mamíferos florecieron y se adaptaron a distintos medios.

Todo parece apuntar a que todos los mamíferos tuvimos un antepasado en común el cual habitó en el continente africano hace aproximadamente 50 millones de años, este era un pequeño ser marsupial muy parecido a las actuales zarigüeyas que vivía en árboles y se alimentaba de insectos, huevos, frutos, raíces, etc; junto con esto aparecieron los primeros primates los cuales al evolucionar dividieron la cadena, por un lado estaban los Prosimios ( lemúres y társidos) y por el otro los Antropoides ( chimpancés, gorilas, orangutanes, gibones y el hombre). La diferencia más notable entre estos dos tipos es el tamaño del cerebro, que en el caso de los lemúres y társidos el cráneo no es más grande que la palma de una mano lo cual no significa que sean torpes, sino que su evolución se vio tardada o anulada, mientras que en los antropoides la cabeza es notablemente amplia, dándoles la posibilidad de ser mucho más inteligentes que los demás.

Dentro los antropoides hubo otra división, en la que nos separamos del resto de los simios; pero no éramos como ahora sino que parecíamos monos y con el paso del tiempo evolucionamos, primero pasábamos la mayor parte del día colgados de las ramas de árboles, pero no solo vivíamos ahí sino que nos trasladábamos hasta el suelo ya fuese para tomar agua, defendernos o comer los frutos caídos; con el paso del tiempo nos dimos cuenta que era posible llevárselos y que mejor forma que cogiéndolos con ambas manos para lo cual contábamos con una gran carta bajo la manga, el dedo pulgar que solo nosotros teníamos, para lograr esto caminábamos sobre dos patas irguiendo un poco la espalda; con el paso del tiempo esto fue haciéndose habitual hasta tomar la costumbre dejando de ser cuadrúpedos.

Los Australopitecos

La evolución de los homínidos comenzó en África dentro de la rama de los australopitecos (hombre mono del sur) en la cual encontramos al: australopitecos ramidus (raíz), se dice que fue el antepasado común de todos los homínidos y simios africanos; al australopitecos afarensis supuesto descendiente del A. Ramidus del cual se han encontrado varios fósiles incluyendo uno casi completo hallado en Etiopía en 1974 por el doctor Donald Johanson, era evidente el cambio sufrido por los huesos de la pelvis, piernas y pies para tomar una postura más erguida y el traslado de forma bípeda; y por último el australopitecos africanus del cual el primer fósil fue encontrado en 1924 en Sudáfrica, este homínido al parecer sucesor del A. Afarensis caminaba erecto y sus manos y pies eran claramente humanoides pero no así su cerebro similar al de otros simios; por muestras de sus dientes se piensa que comía de frutos, raíces y semillas sin exceptuar otros animales.

Homo Habilis (hombre hábil)

El primer homínido en presentar suficientes rasgos para ser colocado en el mismo género que el hombre moderno fue el Homo Habilis. Este tenía el cerebro mucho más grande que el australopitecos. Se han encontrado fósiles en diversos lugares de áfrica, pero más que fósiles se han encontrado herramientas de madera, piedra u otro material que el mismo construía es fácil deducir esto por el gran tamaño de la masa encefálica.

Homo Erectus (hombre erguido)

Era más alto que el homo habilis, al igual que su cerebro, el que creció durante toda su existencia, pero no por esto se parecía del todo a nosotros, en su cráneo aun se conservaban rasgos de sus antepasados como los grandes bordes supraorbitarios y el rostro proyectado hacia el frente.

El considerable inteligencia les permitió muchas cosas como idear nuevas herramientas, utilizar nuevos materiales en su fabricación, construir chozas, vestirse con pieles, acostumbrarse a vivir en lugares fríos y hacer fuego ya fuese para calentarse u otra cosa.

A pesar que se originó en África se desplazó con gran rapidez hacia Europa y Asia, por lo que recibió otros nombres según fuese el lugar en que se encontrara ejemplo de esto son: Hombre de Pekín y Hombre de Java descubiertos en Asia.

Homo Sapiens (hombre que sabe)

Hace unos 200.000 aparecieron unos seres con suficiente aspecto humano para ser catalogado como tal, dentro de este grupo de Homo Sapiens el que más se destacó fue el Hombre de Neandertal.

Los primeros restos de este fueron descubiertos en el valle de Neander en Alemania. Eran de estatura baja y complexión fuerte, su cerebro un poco mayor que el del Homo Sapiens moderno, su rostro se proyectaba un poco al frente, mentón poco pronunciado y grandes bordes supraorbitarios.

Sus herramientas, incluyendo puntas de flechas eran más elaboradas que las del Homo Erectus.

Los estudios realizados a los lugares donde habitó y sus armas indican que eran buenos cazadores, ideaban planes grupales con los cuales podían acabar fácilmente con manadas enteras de venados atrayéndolos a barrancos o cavar grandes hoyos como trampas para los mamuts u otro gran animal de esa época.

Dentro de los fósiles se hallaron esqueletos de ancianos con fracturas sanadas, cosa que indica cooperación social avanzada dentro de las tribus. Otra actividad realizada por ellos era el enterramiento de los muertos, al cual dejaban con flores, armas y alimentos dentro de las tumbas.

El origen del Homo Sapiens Moderno:

El Homo Sapiens con todas las características modernas existió hace 40.000 años aproximadamente, algunos cráneos ya carecían de los bordes supraorbitarios un ejemplo claro de esto es la cultura de Cro - Magnon en Francia y España, sus armas y herramientas eran complejas y a menudo de piedra, marfil y madera. El arte también se vio representado en estos seres ya fuese como Arte Rupestre, Tallados y Esculturas.

Tales de Mileto

(625 ac. - 546 a.C.)

Filósofo griego nacido en Mileto (Asia Menor.) Fue el fundador de la filosofía griega, y está considerado como uno de los Siete Sabios de Grecia. Según Tales, el principio original de todas las cosas es el agua, de la que todo procede y a la que todo vuelve otra vez. Antes de Tales, las explicaciones del universo eran mitológicas, y su interés por la sustancia física básica del mundo marca el nacimiento del pensamiento científico.

Heráclito

(540ac. - 475 a.C.)

Filósofo griego. Nació en Éfeso, una antigua ciudad griega en Asia Menor, que ahora pertenece a Turquía.

Sostenía que el fuego era el origen primordial de la materia y que el mundo entero se encontraba en un estado constante de cambio. En cierto sentido, Heráclito fue uno de los iniciadores de la metafísica griega. Consideraba el fuego como la sustancia primordial o principio que, a través de la condensación y rarefacción, crea los fenómenos del mundo sensible.

Anaxímenes

(570 ac. - 500 ac.)

Filósofo griego de la naturaleza. Nació en Mileto (Jonia), en Asia Menor. Anaxímenes afirmaba que el aire es el elemento primario al que todas las demás cosas pueden ser reducidas. Para explicar cómo los objetos sólidos se forman a partir del aire, introdujo las nociones de condensación y rarefacción. Estos procesos, afirmaba, transforman el aire, en sí mismo invisible, en entidades visibles —como el agua, el fuego y las materias sólidas—. Pensaba que el aire se calienta y se vuelve fuego cuando se rarifica y que se enfría y se vuelve sólido al condensarse. La importancia de Anaxímenes no radica en su cosmología sino en su intento de descubrir la naturaleza última de la realidad.

Anaxágoras

(500 ac - 428 ac.)

Filósofo griego. Nació en Clazomenae (cerca de la actual ðzmir, Turquía).

Mantenía que toda la materia había existido en su forma primitiva como átomos o moléculas; que estos átomos, numerosos hasta el infinito e infinitesimalmente pequeños, habían existido desde la eternidad; y que el orden que surgió al principio de este infinito caos de átomos diminutos era efecto de la actuación de una inteligencia eterna (nous). También consideraba que todos los cuerpos son simples agregaciones de átomos; así, una barra de oro, acero o cobre se compone de inconcebibles partículas diminutas del mismo material.

Demócrito

(460 ac - 370 ac.)

Filósofo griego que desarrolló la teoría atómica del universo, concebida por su mentor, el filósofo Leucipo. Demócrito nació en Abdera, Tracia.

Según la teoría atómica de la materia de Demócrito, todas las cosas están compuestas de partículas diminutas, invisibles e indestructibles de materia pura (en griego atoma, 'indivisible'), que se mueven por la eternidad en un infinito espacio vacío (en griego kenon, 'el vacío'). Aunque los átomos estén hechos de la misma materia, difieren en forma, medida, peso, secuencia y posición. Las diferencias cualitativas en lo que los sentidos perciben y el origen, el deterioro y la desaparición de las cosas son el resultado no de las características inherentes a los átomos, sino de las disposiciones cuantitativas de los mismos. Demócrito consideraba la creación de mundos como la consecuencia natural del incesante movimiento giratorio de los átomos en el espacio. Los átomos chocan y giran, formando grandes agregaciones de materia.

Aristóteles.

(384 ac. - 322 ac.)

Decía que una especie sé reproducía, únicamente con su especie, pero pensó que algunas especies aparecían por generación espontánea, las que eran algunas moscas y gusanos, que aparecían de la fruta descompuesta del estiércol.

También plantea que los ciclos vitales típicos son epiciclos, esto quiere decir que se repite el mismo patrón, aunque a través de una sucesión lineal de individuos.

Creacionismo o Ser supremo

Hasta el XIX, la concepción dominante era la de la creación original de las especies.

Según Carl Von Linneo, naturalista sueco, el ser supremo habría creado todas las especies. Esta doctrina antievolucionista, se origina a partir de las creencias religiosas. Esta doctrina sostiene que el mundo ha sido creado por un acto divino o por la voluntad de Dios, y no se desaparece hasta el siglo XIX.

Esta es una de las teorías más conocidas y que tienen muchas personas como seguidores. A sido una de las teorías más conocidas y con mayor cantidad de seguidores a través de los siglos.

Vitalismo

Doctrina que explica los fenómenos que rerifican en el organismo por la acción de las fuerzas vitales, propias de los seres vivos. Esta proclama la existencia de un principio o una fuerza vital irreductible a procesos fisicoquímicos (partes de las ciencias naturales que estudia los fenómenos comunes a la física y a la química).

La tierra y la atmósfera ( Evolución)

Durante el enfriamiento del planeta tierra, en numerosas partes de la tierra, la lava broto, y los volcanes expulsaron gases localizados en el manto y la corteza. El origen de la atmósfera proviene de esta desgasificación del planeta, demasiado masiva para que los gases liberados fueran retenidos.

La otra que recurría al entrampamiento selectivo de elementos gaseosos volátiles provenientes de la nebuloso solar. Los gases inertes no se combinan con otros elemento químicos. Esto demuestra que una desgasificación inicial rápida e importante tuvo lugar en la superficie de la tierra durante los primeros millones de años, el 90% de los gases habrían sido expulsados. La teoría del entrampamiento selectivo fue, por lo tanto, abandonado.

La Evolución Biológica.

Esta es el conjunto de las diversas formas o estados por los que pasa el individuo hasta llegar a un desarrollo perfecto, y la especie en su marcha progresiva hacia formas progresiva hacia superiores de vida.

Los primeros seres que aparecieron hace más de 3500 millones de años, eran probablemente comparables a las bacterias actuales y durante más de 2 millones de años solo existían organismo unicelulares. Hace alrededor de 700 millones de años, con las medusas y otros animales se diferenciaron los primeros organismos constituidos por muchas células. Luego 580 años antes de nuestra era, se produjo la explosión de las formas

( Trilobites, moluscos, crustáceos, equinodermos) de los cuales algunos desaparecieron, en tanto que los demás se diversificaron hasta llegar a la fauna y la flora actual. 120 millones de años más tarde aparecieron los primeros vertebrados. En cuanto a las plantas con flor (angiospermas), que representan las formas vegetales más evolutivas, hicieron su aparición tardíamente, hace solo 110 millones de años.

Teoría de la generación espontánea

Antigua teoría que mantiene que ciertas formas inferiores de vida, en particular los insectos, se generan a partir de sustancias inorgánicas por intervención de agentes fisicoquímicos. Este punto de vista no fue contradecido hasta después de la mitad del siglo XVII, cuando el físico y poeta italiano Francesco Redi contradijo (en torno a 1660) la idea imperante de que las larvas de las moscas se generaban en la carne putrefacta expuesta al aire, y desde ese momento en adelante la teoría de la generación espontánea fue contradecida por otros muchos expertos en el tema.

La teoría neutral

La selección natural es la única teoría conocida que puede explicar la existencia de la adaptación en la naturaleza. Sin embargo, esto no significa que la selección natural sea la fuerza que dirige toda la evolución, ya que no toda variación evolutiva es necesariamente adaptativa. Esta `teoría neutral de la evolución' ha sido defendida por el distinguido genetista japonés Motoo Kimura. La teoría neutral no afirma que los genes no estén realizando algo útil, más bien sugiere que formas diferentes del mismo gen son indistinguibles en cuanto a sus efectos. El ejemplo más obvio es sinónimo de mutación.

La expresión fenotípica final de las dos formas del gen puede ser idéntica por tanto, y la mutación de una forma por otra es neutral. Kimura y sus colaboradores apuntaron la evidencia de que la mayoría de las sustituciones de los genes en la naturaleza era neutral. Es decir, bajo su punto de vista, es la principal causa de variación genética en las poblaciones.

La teoría neutral fue muy discutida cuando se propuso por primera vez a finales de la década de los años sesenta, tal vez en parte porque fue mal interpretada, e incluso extendida de forma errónea, como antidarwiniana. Desde aquel momento ha ganado terreno y en la actualidad, es apoyada por la mayoría. Una consecuencia interesante de ésta es la idea de un `reloj genético molecular'. Suponiendo esto, la época en la que vivió el antecesor común de cualquier pareja de especies se puede calcular a partir del número de diferencias en los aminoácidos entre ambas especies. Los puntos de bifurcación que antes hemos mencionado entre los linajes del ser humano y de los monos se han fechado a partir de pruebas de este tipo.

Georges-Louis Leclerc, Comte de Buffon

(1707-1788)

Entre mediados y bien entrado su siglo, propuso que las especies pueden cambiar, con la excepción de las especies que había sido consecuencia de creación divina. Esto fue una gran contribución sobre el primitivo concepto que todas las especies se originan en un creador perfecto y por lo tanto no pueden cambiar debido a su origen.

Jean Baptiste Lamark

(1744-1829)

Naturista francés que elaboro la primera construcción explicativa de la diversidad en su “ teoría de la evolución por transformación ” de las especies las unas en las otras: Para él, un individuo adquiere durante su existencia característica que transmitirá a su descendencia. La idea surgió de su estudio de los invertebrados fósiles. Sin embargo, el mecanismo de transformación que propuso nunca pudo ser demostrados.

William "Strata" Smith

(1769-1839)

Su idea sostiene que cada período de la historia de la Tierra tiene su particular registro fósil. En esencia Smith dio comienzo a la ciencia de la estratigrafía, la identificación de las capas de roca basada, entre otras cosas, en su contenido fósil.

Charles Darwin

(1809-1882)

El libro de Darwin Sobre el Origen de las Especies (1859) expresaba la idea central de que las especies cambian durante períodos largos de tiempos como resultado de cambios ligeros que diferenciaban a un organismo individual de los otros de su especie. Estos cambios son conocidos como mutaciones y son causados por variaciones al azar en el ADN del organismo. Estas variaciones, o mutaciones, pueden ser transmitidas a los descendientes del organismo.

La evolución consiste de dos procesos principales. El primero se caracteriza por un cambio gradual en una línea de descendientes, para lograr una mayor adaptación al medio ambiente. Por ejemplo, los mosquitos desarrollan resistencia a plaguicidas en un período de más o menos diez generaciones. Eventualmente, la descendencia de la población de mosquito no será afectadas por el plaguicida.

El otro proceso evolucionario primario es llamado especiación. Este transforma una clase de organismo en dos o más nuevas clases de organismos. Por ejemplo, en el período Triásico (hace alrededor de 200 millones de años) un grupo de reptiles empezaron a sufrir pequeñas transformaciones. Algunos de sus dientes se transformaron en un conjunto complejo de molares y premolares; sus escamas planas se convirtieron en pelos, y los animales en evolución empezaron a cuidar a sus jóvenes y a producir leche para alimentarlos. Aún cuando estos cambios no ocurrieron ni simultáneamente ni rápidamente, estos reptiles estaban en el camino de convertirse en mamíferos. Ocasionalmente la especiación sucede en "explosiones" durante los cuales aparenta que ocurre más evolución que en otras épocas. El proceso toma decenas de miles, o millones, de años.

Darwin también desarrolló el principio de la selección natural, según el cual los organismos están constantemente luchando por sobrevivir; solamente los más fuertes y los más adaptados sobrevivirán. Darwin encontró que las variaciones que ayuden a un organismo a sobrevivir son más probables que sean transmitidas a las generaciones siguientes que las variaciones que perjudiquen a los organismos o a las que no tienen algún efecto. Veamos un ejemplo: la jirafa. Se piensa que ocurrió una mutación genética que hizo que el cuello de algunas jirafas se alargaran permitiéndoles alimentarse de ramas más altas que los demás animales no podían alcanzar. Los animales con esta ventaja podían alimentarse mejor y vivir más tiempo, y producir más descendiente. Eventualmente, luego de muchas generaciones, las jirafas de cuello largo superaron en número a las otras y las reemplazaron totalmente. Lo que sorprendió de la idea de Darwin era de que una especie puede cambiar, o evolucionar, llegando a convertirse en una especie nueva.

Las diferencias genéticas que aparecen a través de siglos son muy, muy importantes. Mientras mayor diversidad genética haya dentro y entre poblaciones de una especie en particular, mayores son las oportunidades de que la especie sobreviva si cambia su ambiente.

Gregor Mendel

(1822-1884)

Biólogo y religioso agustino austriaco propuso teorías de la herencia de los caracteres de los seres orgánicos, derivadas de los experimentos de Mendel sobre el cruzamiento de variedades de guisantes. Esta teoría se condensa en las dos leyes siguientes:

Primera ley o de la escisión.

Los factores heredados de los progenitores están reunidos en el híbrido resultante y se separan cuando este elabora sus células sexuales al llegar al estado adulto.

Segunda ley o del carácter dominante

El carácter dominante no destruye en el híbrido del carácter recesivo; simplemente lo explica.

MECANICISMO: Toda doctrina que recurre al movimiento espacial de los cuerpos y a su causalidad eficiente para explicar el movimiento y las combinaciones todas de la realidad.

. Sistema biológico que pretende explicar los fenómenos vitales por medio de las leyes de la mecánica que rigen en el ámbito de lo inorgánico: los defensores del mecanicismo biológico sostienen que cualquier fenómeno psíquico depende en último extremo de factores fisiológicos.
2. [Filosofía] Doctrina que identifica la estructura de toda realidad natural con la estructura de una máquina, y que pretende explicar su naturaleza mecánicamente: el mecanicismo tuvo su mayor auge tras la revolución científica que se fraguó en el Renacimiento