Teoría psicosexual de Sigmund Freud

Ello. Yo. Super-Yo. Fijación. Etapa oral, anal, fálica, latencia y genital. Complejo de Edipo

  • Enviado por: Asura
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Experto Mediación Sociolaboral
Ibecon
La mediación es una técnica o forma de actuar que implica un campo práctico que se nutre de una variada gama de...
Solicita InformaciÓn

Técnico en Intervención Social
Divulgación Dinámica
El curso de Técnico en Intervención Social sintetiza los diversos contenidos y experiencias sobre participación que...
Solicita InformaciÓn

publicidad

TEORIA PSICOSEXUAL DE SIGMUND FREUD

En esta teoría se destaca una notable influencia en la conducta de las experiencias vividas en la niñez temprana y de las motivaciones inconscientes.

Al inicio de la vida se reprimen muchas pulsiones instintivas y recuerdos de experiencias traumáticas, son expulsados de la conciencia hacia la parte inconsciente, que a su vez, influyen en la conducta.

Lograr el máximo placer y evitar el dolor.

La personalidad esta compuesta por tres elementos:

壱El Ello:Presente desde el nacimiento, esta formado por los instintos y pulsaciones básicas que buscan gratificación inmediata, independientemente de las consecuencias.

弐El Yo:Empieza a desarrollarse durante el primer año de vida. Consta de procesos mentales, la capacidad de razonamiento y de sentido común. Opera según el sentido de la realidad.

参 El Súper-Yo:Es el resultado de la enseñanza de los padres y la sociedad. En una sola palabra la “moral”, comienza entre los 5 y 6 años.

La “capacidad orgásmica” esta presente desde el nacimiento, pero Freud no hablaba solo de orgasmo, sino que también de experiencias táctiles como besos, caricias y demás.

Fijación: Se describe como lo que ocurre cuando una persona no progresa normalmente de una etapa a otra y hay una permanencia con demasiado apego a una etapa determinada.

Una persona fijada en una etapa preferiría satisfacer sus necesidades en formas más simples o infantiles y no en una forma más adulta que resultaría de un desarrollo normal.

ETAPAS Y FIJACIONES

壱Etapa Oral

  • 0 - 18 meses.
  • Zona Erógena: La Boca.
  • Manifestaciones: Succionar, Morder, Lamer, etc.
  • Fijaciones: Fumar, Exceso al comer y beber, Pasividad, Tendencia a depender de los demás, etc.

弐 Etapa Anal

  • 18 - 36 meses.
  • Zona Erógena: El Ano.
  • Manifestaciones: Jugar con su propio excremento y retenerlo durante la defecación, Control de esfínteres, etc.
  • Fijaciones: Inclinación hacia la suciedad o a la exagerada limpieza, Excesivo desorden o meticulosidad, Inclinación a acumular cosas, Obstinación, Tacañería, etc.

参 Etapa Fálica

  • 3 - 6 años.
  • Zona Erógena: Pene o Clítoris.
  • Manifestaciones: Experimentación de celos, Interés sexual, Masturbación, etc.
  • Fijaciones: Complejo de Edipo (en los varones) y el de Electra (en las mujeres), Preferencia por una persona mayor como pareja, Complejo de culpa, Problemas de identidad sexual, etc.

肆 Etapa de Latencia

  • 6 - 12 años.
  • No hay Zona Erógena.
  • Manifestaciones: Juegos en que participan elementos de ambos sexos.
  • No existe fijación alguna en esta etapa.

Etapa Genital

  • 12 años al resto de su vida
  • Zona Erógena: Pene o Clítoris.
  • Manifestaciones: Masturbación, Atracción por el sexo opuesto, Las relaciones sexuales, etc.
  • No existe fijación alguna en esta etapa.

Teniendo 18 meses, se encuentra frustrado en su necesidad de chupar, ya sea porque la mama esta incomoda o incluso es muy ruda, o sencillamente quiere destetarle mas rápido, desarrollando así un carácter Oral – Pasivo.

Una personalidad de este tipo tiende a depender mucho de los demás. Usualmente buscan “gratificaciones orales” tales como comer, beber y fumar.

Cuando tenemos entre 5 y 8 meses de edad, empezamos la dentición. Una acción que nos satisface mucho en este periodo es morder todo lo que este a nuestro alcance, como por ejemplo, el pezón de mamà. Si esta acción es causante de displacer, se desarrollara una personalidad Oral – Agresiva.

Estas personas retienen de por vida un deseo de morder cosas, como lápices, goma de mascar, así también como personas. Tienden a ser verbalmente agresivos, sarcásticos, irónicos y demás.

Algunos padres se someten al niño en el entrenamiento del control de esfínteres, se alegran considerablemente cuando lo hacen bien y se rompe su corazón cuando no lo hacen. Un niño con este tipo de padres desarrollara una personalidad Anal – Expulsiva.

Estas personas tienden a ser sensibleros, desorganizados y generosos. Pueden ser crueles, destructivos y muy dados al vandalismo y el graffiti.

Otros padres son estrictos. Muchas personas creen que si un niño lo hace muy pronto en su evolución, es un signo de gran inteligencia. Este niño puede perfectamente sufrir de estreñimiento, tratando de controlarse constantemente y desarrollara de mayor, una personalidad Anal - Retentiva.

Será especialmente pulcro, perfeccionista y dictatorial.

Freud también creía que la libido maduraba en los individuos, por medio del cambio de su objeto. Decía que los humanos nacen “polimorficamente perversos”, ya que una gran variedad de objetos pueden ser una fuente de placer.

Conforme las personas van desarrollándose, van fijándose sobre diferentes objetos específicos en distintas etapas: ya arriba mencionadas.

Propuso que llega un momento en que los niños pasan a una fase donde se fijan en el progenitor del sexo opuesto y desarrollo un modelo que explica la forma en que encaja este patrón en el desarrollo de la dinámica de la mente.

Se ha atacado la afirmación de Freud sobre la existencia de una sexualidad infantil, ya que se afirma que Freud “neurotizo” la sexualidad al relacionarla con conceptos como incesto, perversión y trastornos mentales.

Acudió al Edipo Reyde Sófocles para indicar que el ser humano desea incesto de forma natural y como es reprimido ese deseo.

Complejo de Edipo

  • Se refiere a la atracción pre-sexual que siente un niño por su madre.
  • Simultáneamente, en el niño se da también un sentimiento de odio por el padre.
  • El periodo de manifestación del complejo abarca los 6 primeros años de vida del niño, como parte de la llamada etapa fálica (pre-genital).

Carl Jung desarrollo de forma similar, el Complejo de Electra, entendido como la atracción que siente una niña hacia su padre. Freud nunca acepto la idea de Jung, ya que consideraba la sexualidad femenina dentro de un modelo más complejo de la vida.

Esta conflictiva edípica debe ser reprimida para favorecer el desarrollo natural de la sexualidad del niño.

Pero cuando la conflictiva edípica se dirige al inconsciente, entonces se pone en funcionamiento el Complejo de Castración, que aporta al niño una respuesta rudimentaria al enigma que le plantea la diferencia anatómica de los dos sexos (posesión o privación de pene), que el niño atribuye al cercenamiento del pene en la niña.

  • El niño teme el cercenamiento del pene como castigo de sus actividades sexuales, lo cual provoca una intensa “angustia de castración”.
  • En la niña, la ausencia de pene es sentida como un prejuicio sufrido, que psicológicamente intentara negar, compensar o reparar.