Teoría de la comunicación

Elementos. Tipología. Humana. Factores. Tipos. Directa. Indirecta. Lenguaje. Hecho social primario. Masas. Filosofía. Ciencias. Epistemología. Desarrollo histórico. Saint Simon. Comte. Sociedad de la información. Normativas

  • Enviado por: Bp
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 22 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


CONCEPTUALIZACIÓN DE LA COMUNICACIÓN

1.- La comunicación humana y su delimitación conceptual

1.1.- Concepto de Comunicación

Según la enciclopedia Espasa de 1932, la comunicación es “un recurso físico para poner en contacto dos cosas; todo aquello que la posibilita tiene que ver con ella”. Como ocurre con muchas otras enciclopedias de la época, no alude a los medios de comunicación, ya que entonces no existía la preocupación por la comunicación que hoy en día tenemos. A esta preocupación hemos llegado a través del desarrollo de la sociedad de masas, que permite que un mensaje sea transmitido por un solo canal y accesible a muchas personas: los juegos olímpicos.

Con más de un siglo de antigüedad, este tipo de sociedad surge a finales del siglo XIX y se ha manifestado en todas las actividades humanas. Su origen tiene que ver con procesos sociales tales como la industrialización, la urbanización (éxodo rural) y todos aquellos procesos que vayan ligados a estos.

Definiciones de comunicación según diferentes escuelas:

  • Escuela Procesal: La Comunicación es la transmisión de información. Es la transmisión de algo (mensaje). Siempre que se transmita un mensaje, existe comunicación.

  • Escuela semiótica: La Comunicación no es exactamente un proceso de transmisión de información, sino un proceso de negociación del sentido de la información. Es decir, compartir un mensaje entre diferentes elementos que interactúen recíprocamente entre sí.

  • Definición exacta: “La Comunicación es el proceso por el cual un conjunto de acciones (interaccionadas o no) de un miembro o miembros de un grupo social son percibidas e interpretadas significativamente por otro u otros miembros de ese grupo. Es decir, alguien ejerce una acción que alguien interpreta significativamente”.

    Pero, la comunicación ¿ha de ser intencionada?, ¿ha de implicar un significado?, ¿ha de ser eficaz? Aquí encontramos teorías de toda índole.

    La Comunicación es algo ineludible para todo ser humano que radica en su origen. Con ella se distingue a todo ser racional. La problemática de la significación ! El ser humano es el ser más capacitado para ello. Las cosas se entienden gracias a la construcción de significados. El signo lingüístico es el más utilizado en la comunicación humana, es el elemento esencial: las palabras.

    1.2.- El signo. La semiótica

    La relación entre una casa y su manera de representarla es una relación sígnica, la base de la semiótica (teoría de los signos). En este sentido, un signo es la relación entre el dibujo de una casa y el sustantivo “casa”. La semiótica hace distinción entre iconos, índices y símbolos...

    Ferdinand de Saussure formuló ideas básicas relevantes. El signo no es más que la unión entre un concepto y la idea con la que lo representamos. Incluye un significante (forma escrita, en general, manera de representar el objeto) y significado (lo que representa); la relación que existe entre ambos es arbitraria y los dos dependen de una amplia red de diferencias. Todos compartimos en nuestra mente una idea general de casa, pero ello es abstracto, cultural.

    Los. Según el tipo de vínculo que une al signo con su referente, los signos pueden ser índices, iconos y símbolos. La división de Peirce y Sanders es la más utilizada.

    - Icono.- Signo que representa un concepto por similitud formal: la relación es visualmente inmediata. Hace referencia a su objeto en virtud de una semejanza: un retrato, un dibujo, un mapa, el cine. Lenguaje icónico.

    - Índice.- Signo cuya unión con aquello que representa no es inmediata: no se parece ni en su forma ni en su contenido. Se atribuye a una cuestión cultural determinada. Tiene conexión física con el objeto denotado: el humo, que permite inferir la existencia de fuego, pero no se parece en nada al fuego.

    - Símbolo.- Signo arbitrario cuya relación con el objeto se determina por una ley o convención previa: los colores de la bandera de un país. Así la bandera roja y amarilla es símbolo de España, porque así se ha convenido. Los emblemas o distintivos de los partidos políticos. Otro ejemplo de ello son las palabras, pues son construcciones que no se parecen en nada a lo que representan, excepto las onomatopeyas por su sentido fónico ! aquí observamos el sentido arbitrario, ya que cada lengua tiene un significante distinto para cada significado.

    Lo que distingue a la comunicación estrictamente humana del resto es la capacidad de reproducir signos; así como utilizar símbolos, relaciones arbitrarias fundamentadas en un consenso social entre un concepto con aquello que representa. La comunicación humana es la que más ha desarrollado esta faceta.

    2.- Elementos y tipología de la comunicación humana

    2.1.- Elementos de la comunicación humana

    La comunicación humana es aquella que afecta fundamentalmente a los humanos. La comunicación es la base del comportamiento humano, el espejo de una determinada sociedad. Así, ciertas maneras de comunicación son impensables en sociedades específicas. Dentro de la comunicación, la que más nos interesa es la de masas, que implica medios técnicos para su propagación.

    Los elementos participantes en el proceso comunicativo son los siguientes: fuente, transmisor, señal, ruido, receptor, destino, feedback. Diagrama del proceso:

    El feedback nos ayuda a entender que la comunicación es un proceso continuo. Son los mensajes que envía el receptor al emisor como reacción a lo que ha dicho; indica al emisor el efecto que tiene sobre el receptor. Basándose en el feedback, el emisor puede ajustar los mensajes, reforzando, quitando énfasis o cambiando el contenido o la forma del mensaje. El proceso es circular. No podemos prever cómo va a producirse: cada feedback será interpretado de una manera diferente. La comunicación es un proceso de interacción permanente en el que a cada paso se pueden cambiar las reglas.

    La comunicación humana tiene que ver con la capacidad perceptiva y expresiva. Por ello, la comunicación depende fundamentalmente de cómo sea el emisor: su capacidad de expresión para utilizar un lenguaje común entre él y el receptor.

    El mensaje es una combinación de unidades significativas, de acuerdo a ciertas reglas preestablecidas por y para el grupo de los comunicantes. A estas unidades básicas se les puede llamar signos. La limpieza en la transmisión del mensaje y su eficacia afecta a la expresión y a la recepción. En este sentido, el ruido es cualquier perturbación en la comunicación que distorsiona el mensaje. Puede ser físico: interferencia con la transmisión física del mensaje; psicológico: interferencia cognitiva o mental; semántico: emisor y receptor asignan diferentes significados al mensaje. Existen otras perspectivas desde las que se puede hablar de ruido cultural, emocional o económico.

    Por otra parte, lo más importante en el receptor es todo aquello que afecte a su capacidad de recepción y descodificación del mensaje. Si posee algún sentido deteriorado, la comunicación se verá mermada en su destino.

    2.2.- Factores que pueden influir en la comunicación

    En general hay una serie de cuestiones que afectan tanto al emisor como al receptor en el resultado de la comunicación global: los sentidos, la memoria, las expectativas (actitud), el contexto...

    Los sentidos influyen notablemente en la intención comunicativa: el tacto, el olfato, etc. ya que el emisor percibe ciertos datos que otros no lo hacen.

    La memoria es un terreno valioso para medir la experiencia.

    Las expectativas, que serán manifestadas en la propia comunicación según la actitud (sea positiva o negativa). Las expectativas dependen de los valores manifestados en las actitudes ! personas que comparten ciertos valores tendrán una comunicación más fluida.

    El contexto, con sus reglas en una determinada situación es muy importante. ! En Tómbola se pueden decir ciertas cosas que no pueden decirse en Los desayunos de TVE.

    2.3.- Tipos de comunicación

    La comunicación puede ser explicada de muchas maneras, pero estos conceptos siempre aparecen en los manuales. Esta clasificación nos ayuda a observar por qué en realidad nuestra sociedad no es tan democrática como parece:

    - directa/indirecta (mediada)

    - unidireccional/bidireccional/multidireccional

    - privada/pública

    - intrapersonal/interpersonal/masiva

    - intragrupal/intergrupal (organizacional)

    - verbal/no verbal

    - de macrogrupo/de microgrupo

    La comunicación directa no requiere de instrumentos técnicos a diferencia de la indirecta.

    Atendiendo al carácter más abierto o cerrado del feedback, decimos que la comunicación es unidireccional cuando se produce desde el emisor y no implica feedback del receptor ! La televisión no recibe respuesta por parte del receptor, salvo por las listas de audiencia. En este caso, el feedback es institucionalizado, ya que se decide cuáles se aceptan y cuáles no (comunicación de masas). Decimos que es bidireccional cuando se produce entre dos emisores en iguales condiciones frente a la propia comunicación ! una clase, donde los alumnos pueden preguntar al profesor. Por último, la comunicación es multilateral en el sentido de que implica diversas partes eri igualdad de condiciones para intervenir en el diálogo.

    Por otra parte, la comunicación es pública cuando es accesible para todo el contexto (ámbito público, es decir, el contexto de la sociedad civil). Es privada cuando se refiere a un contexto preestablecido y únicamente accesible para pocos.

    Atendiendo al carácter cuantitativo, es intrapersonal la comunicación que uno mantiene consigo mismo; interpersonal la mantenida entre pocas personas (llamada cara a cara desde el interaccioinismo simbólico) y masiva cuando se produce entre muchas personas.

    Asímismo, la comunicación intragrupal es la mantenida dentro de un grupo e intergrupal entre distintos grupos. Es organizacional cuando tiene lugar en un grupo determinado de personas.

    La comunicación verbal se establece mediante el uso de lenguajes verbales (el lenguaje oral y la escritura). Casi siempre, suele complementarse con la comunicación no verbal, que utiliza recursos no verbales: textos, actitudes corporales.

    La comunicación microgrupal se da en grupos pequeños. De enorme importancia en los grupos primarios, de socialización de elementos básicos: la familia, el grupo de amigos, asociaciones... Es una comunicación particular, más fluída, que implica ciertas exigencias básicas para la formación de la persona. En la comunicación macrogrupal, las relaciones humanas son menos intensas, ya que tienen que ver con intereses, aficiones comunes, etc, no con necesisades básicas de la persona.

    2.4.- El lenguaje y sus funciones

    Hay dos formas de entender la comunicación: como la transmisión y como el compartir de un mensaje. Existe comunicación de muchos tipos, pero es en parte un convenio que la comunicación humana se distingue de las demás por la utilización de símbolos. Así, podemos definir el lenguaje:

    El lenguaje es el instrumento a través del cual se transmite una comunicación simbólica. Supone la unión de una serie de conceptos y palabras. Su relación con la realidad es arbitraria (responde a nuestro criterio). Surge ante la necesidad del ser humano de expresar lo que le rodea: el intercambio de experiencias, concepciones y todo aquello que somos.

    Es en este sentido que podemos hablar de las funciones del lenguaje según el objetivo que tenga éste en cada contexto:

    • Función referencial (representativa).- Mensaje ! Objeto. Es la orientada al contexto, es decir, a la realidad extralingüística, al referente. Por ella se comunican los contenidos objetivos. El lenguaje la usa para transmitir contenidos diferenciados referentes al mundo externo! cumple la función de comunicar acerca de un contenido.

    Formalmente, el enunciado carece de las marcas características de otras funciones (pronombres, posesivos). Es la función característica de la exposición del conocimiento, la función específica del lenguaje humano.

    • Función emotiva (expresiva).- Mensaje ! Emisor. El emisor muestra, a través de su mensaje, no sólo lo que está diciendo, sino también su ánimo, intención, etc. Permite inferir elementos de la subjetividad del hablante, expresados más o menos voluntariamente. Informa, por tanto, al oyente sobre el hablante. El lenguaje familiar que empleamos en la vida cotidiana está impregnado de función expresiva.

    • Función conminativa (apelativa).- Mensaje ! Receptor: Es la capacidad del lenguaje de actuar sobre el interlocutor. Busca influir en el oyente y provocar en él una reacción de cualquier tipo: una acción, una respuesta lingüística, un sentimiento o una actitud. Este lenguaje vertebra todo el lenguaje de la propaganda ideológica y política, así como el del periodismo y la publicidad.

    • Función poética (estética).- Mensaje ! Mensaje. Es la relación de un mensaje consigo mismo. Determina si el mensaje se establece de una forma adecuada, si está bien formulado estéticamente, etc. Se da cuando la expresión lingüística atrae la atención sobre su propia forma. La publicidad la utiliza como recurso sistemático para atraer la atención sobre el mensaje publicitario.

    • Función fática.- Canal. Se da en mensajes cuya única finalidad es establecer, prolongar o interrumpir la comunicación o, simplemente, comprobar que funciona. Son expresiones fáticas todas aquellas que se utilizan no tanto para comunicar un contenido sino para confirmar la existencia de contacto entre el hablante y el oyente. Hace referencia a todos aquellos elementos que facilitan o impiden la comunicación y continuidad del mensaje. Un ejemplo de ello es una conversación telefónica.

    • Función metalingüística.- Mensaje ! Lenguaje (código). Es la función que se da cuando se emplea el lenguaje para referirnos al lenguaje. En realidad, es una función referencial cuyo referente es la lengua misma, bien para asegurar que hablante y oyente manejan el mismo código, bien como análisis del sistema. Todos somos capaces de comunicar, pero no de explicar cómo nos comunicamos. Es una función importante en psicología. Cuanto más capaces seamos de trascender en la comunicación, más humanos seremos.

    2.5.- La comunicación como hecho social primario

    El lenguaje es el mecanismo a través del que nos comunicamos. Se trata de un hecho social, no inventado individualmente! es una convención social: una frase individual no tendría sentido y no perduraría.

    El lenguaje es un elemento que existía antes y después de nuestra vida, un sistema externo a nosotros y que interiorizamos; momento en el cual pasamos a formar parte de la sociedad. Es un conjunto de elementos que sólo adquieren sentido en el entorno, en el contexto en el que son utilizadas. Además de ser una construcción social, es un sistema significativo. A través del análisis del lenguaje podemos entender la mentalidad del emisor, ya que es el espejo de la mente de ser humano y, al mismo tiempo, el motor de sus pensamientos! clave de la construcción del comportamiento humano.

    El proceso de socialización enseña a cada individuo cómo construir el lenguaje y continuar aprendiendo. A través del estudio de los grupos primarios, nos damos cuenta de que los conocimientos del ser humano son conocimientos aprendidos de los demás. En resumen, podemos decir que el lenguaje es el centro de la socialización humana.

    El código o lenguaje, para que pueda ser utilizado con eficacia, debe ser el patrimonio común de un grupo humano (comunidad lingüística). Sólo pueden participar en la práctica comunicativa aquellos miembros de la colectividad que hayan internalizado ese acuerdo o consenso comunicativo. Una vez establecido el espacio de posibilidades combinatorias a que llamamos lengua, podemos señalar que a los individuos que hacen uso de esas facilidades o instrumentos de influencia e información los llamamos respectivamente comunicador (o fuente-emisor), si tiene a cargo el trabajo de producir los mensajes, y perceptor (o receptor-destinatario) si desempeña la función pasiva o receptiva. Es posible que el comunicador se convierta en perceptor y viceversa.

    3.- La comunicación de masas como objeto de estudio

    3.1.- La filosofía

    El ser humano siempre se ha hecho preguntas. Las respuestas comenzaron a surgir en la cultura griega con la aparición de la filosofía. Definiéndola: la filosofía es un intento sistemático de dar respuesta a las grandes inquietudes del ser humano.

    La filosofía es un conocimiento especial, ya que no posee ninguna metodología específica ni un objeto de estudio concreto. El abanico de inquietudes es muy amplio, por lo que es un tipo de saber muy complejo.

    Aristóteles sistematizó el concepto de filosofía gracias a su obsesión por la clasificación: determinó un mundo orgánico (plantas, animales, raza humana) y otro inorgánico. Delimitó la propia filosofía, clasificándola en las siguientes disciplinas: lógica, ética, estética, psicología, filosofía política y filosofía natural (física).

    3.2.- Las ciencias

    La edad media fue el período de recuperación de las ideas de Aristóteles, quien dominó el panorama cultural de occidente hasta finales del siglo XV, cuando sucedió la revolución copernicana, momento a partir del cual ciertas disciplinas adquieren importancia independiente de la filosofía y de la teología. La física es el ejemplo paradigmático, que incluso construye leyes para sí misma y refuta a algunas establecidas por la propia filosofía. Hasta el siglo XV, la física estaba dominada por los procedimientos deductivos de matemáticos y astrónomos, cuando Galileo formuló el procedimiento inductivo.

    En este sentido, la revolución copernicana es el momento en el que las disciplinas de Aristóteles se independizan y adquieren objetos concretos de estudio y metodologías de trabajo en el análisis. Primero ocurre con la física, luego con la biología, la química... Este desarrollo de la ciencia se sitúa desde el siglo XVII hasta el XIX.

    A finales del siglo XVIII sucede una nueva revolución: lo que hasta el momento se aplicaba al conocimiento de nuestro entorno (ciencia), también se puede aplicar al propio ser humano! el ser humano puede ser estudiado científicamente. Con ello aparecen la historia, la economía... que aplican metodologías científicas.

    3.2.1.- Ciencias naturales y sociales

    A finales del siglo XIX, las ciencias se dividen en naturales (estudian la naturaleza) y sociales (estudian al ser humano). También en ambos campos comienzan a aparecer nuevas disciplinas, cada vez más específicas. En el contexto de las ciencias sociales, la más desarrollada durante el siglo XX es la sociología, que estudia al ser humano. Sin embargo, existen muchos aspectos de éste: demografía, ciencias políticas, ciencias de la información, etc; por lo que la propia historia ha condicionado la ramificación de la sociología.

    3.2.2.- Sociología y teoría de la comunicación

    Ya en el siglo XX, a partir de los años veinte, los sociólogos más importantes tratan fundamentalmente los medios de comunicación, desatendiendo problemas centrales hasta el momento y centrándose en la comunicación de masas. A partir de los años 60, aquella disciplina que tiene por objeto de estudio la comunicación de masas y se apoya en las aportaciones del resto de ciencias sociales, es lo que llamamos Teoría de la comunicación de masas. Para centrarnos en el nacimiento de esta disciplina, podemos datarlo en esta última etapa, de la mano de la socióloga, para de este modo no perdernos en el camino desde el surgimiento de la filosofía.

    4.- Epistemología y metodología para el estudio de la comunicación

    4.1.- Desarrollo histórico de la teoría de la comunicación

    4.1.1.- Inicios. Saint-Simon

    Para entender qué es la teoría de la comunicación, hay que entender en primer lugar cuál es la historia global de las ciencias. A finales del s. XVIII surge la idea de que el ser humano es estudiable. Dentro de las ciencias sociales, la disciplina filosófica que más ímpetu alcanzó en el s. XIX fue la sociología.

    La sociología es una disciplina que nace de las preocupaciones creadas por la ilustración, proceso que causa enorme cantidad de problemas (preguntas sin respuesta). El primer gran paso lo dio el francés Henri de Saint-Simon, que formuló las grandes cuestiones que debía resolver la ciencia. Vivió durante la revolución francesa, e intentó construir una sociedad sin clases, sin conflictos, sin religión cristiana... Marx lo llamará después “socialismo utópico”.

    El secretario de Saint-Simón, August Comte, intenta resolver sus grandes preguntas, creando un nuevo estatuto social. Aportaciones imprescindibles en el momento son las que aplican al comportamiento humano conceptos de la biología. Tenemos a Marx y a Spencer. Simmek y Tonnies.

    Hasta finales del siglo XIX la sociología no comenzó a ser reconocida como disciplina académica. En Francia, Durkheim, heredero intelectual de Saint-Simon y Comte, comenzó a enseñar sociología en las universidades de Burdeos y París. Fundador de la primera escuela de pensamiento sociológico, reforzó la metodología de Comte y de Marx, destacando la realidad independiente de los hechos sociales (independientes de los atributos psicológicos de las personas) e intentaba descubrir las relaciones entre ellos. Durkheim y sus seguidores estudiaron ampliamente las sociedades no industrializadas.

    En Alemania, la sociología fue reconocida en la primera década del siglo XX, en gran parte gracias a los esfuerzos del economista e historiador alemán Max Weber, que estuvo fuertemente influida por el marxismo. Los esfuerzos del filósofo alemán Simmel por definirla como disciplina independiente, subrayaron el enfoque humano del idealismo filosófico alemán.

    4.1.2.- Primera sociología norteamericana. El interaccionismo simbólico

    En Europa la disciplina hace el proceso desde su nacimiento hasta su institucionalización, al contrario que en Estados Unidos, donde las ciencias no tienen una historia propia, ya que con el desarrollo del país no había tiempo para el desarrollo de las disciplinas, a lo que había que sumar la guerra civil que experimentó. La sociología de inspiración británica es la que empezó a desarrollarse, ya que los yanquis sólo leían en inglés y tenían un cierto rechazo a lo no británico por su idioma y religión.

    El centro más importante de estudio sociológico fue la Universidad de Chicago, donde el filósofo estadounidense Mead, formado en Alemania, hacía hincapié en los aspectos microsociológicos y psicosociales, enfoque conocido como interaccionismo simbólico. Otra personalidad de la época: Cooley.

    4.1.2.- El funcionalismo y la teoría crítica

    A partir de los años treinta, el interaccionismo simbólico cae en declive con la muerte de sus máximos exponentes, y comienza a ser sustituida por el funcionalismo (vuelta a las teorías macro-sociológicas). Éste empieza a ejercer su hegemonía a partir de la época del New Deal. Se desarrolla en las universidades de la costa que más tienen que ver con la Nueva Inglaterra! hegemonía de la ideología demócrata en Estados Unidos. Tiene mucho éxito porque se corresponde con las aspiraciones empresariales de su entorno. La preocupación y el objeto de estudio del funcionalismo son los efectos de los medios de comunicación en la gente.

    Por otro lado, en Europa la situación bélica hacía imposible el trabajo por su enorme inestabilidad. A partir de los años 30 se desarrolla en EEUU la corriente de la teoría crítica, también llamada Escuela de Frankfurt. Afirmaba que las ciencias no están libres de valores, sino que conllevan supuestos implícitos cuya condición de valor está oculta por su evidente obviedad.

    4.2.- Metodología para el estudio de la comunicación

    Hasta los años sesenta, todos los estudios sobre los medios de comunicación son fruto de la sociología. A partir de ahí surgen corrientes bajo el punto de vista crítico que también los estudian. En este sentido, se desarrollan corrientes interpretativas, críticas con las corrientes funcionalistas-positivistas:

    • Lingüística (desarrollo de la semiótica)

    • Ciencia política

    • Economía política

    • Psicología (social)

    En esta línea, hablamos de sociología de la información desde 1940 hasta 1960, momento en el que cualquier estudio de los medios de comunicación responde a la teoría de la comunicación. Definición: la teoría de la comunicación es el resultado de los estudios de los medios de comunicación a cargo de las ciencias sociales. (Páginas 95 a 97 del Manual Básico de la teoría de la comunicación... Enric Saperas).

    COMUNICACIÓN Y SOCIEDAD

    1.- Introducción a la sociedad de masas

    1.- Introducción

    Los medios de comunicación social que hoy conocemos forman parte de un entorno (sociedad de masas), y no podemos entenderlos como los podíamos entender hace algunos años. Hace aproximadamente un siglo no existía la organización social de masas que ahora tenemos. Es necesario entender en qué se diferencia la manera actual de pensar de la que teníamos hace algún tiempo; formas de pensar influidas por los medios de comunicación de masas.

    El recurso que vamos a utilizar para entender cómo somos es el estudio de los medios de comunicación de masas. Debate sobre: sociedad de masas, cultura de masas, medios de comunicación de masas. Con ello surgen preguntas como: ¿qué es la masa o qué son las masas?, ¿qué es la sociedad de masas?, ¿qué es la cultura de masas?, ¿eres masa?...

    La masa es un tipo de sociedad masiva, en cuya base se encuentran ciertos elementos como el proceso de industrialización y, con ello, el proceso de urbanización. Tiene que ver con la participación pública, que surgió en el siglo XIX con la aparición de la democracia. Con el incremento del desarrollo económico se va implantando la sociedad de masas. A finales del s. XIX, se produce el nacimiento, con el fin del proceso de industrialización.

    La cultura de masas es la manera de entender la vida que tiene la sociedad de masas. Es una cultura de grandes grupos: por una parte es una cultura del individuo, es su voto quien legitima la actitud frente a un problema; pero es también la sociedad de ausencia de relaciones sociales. El individuo es más libre de hacer lo que quiera dentro de la democracia, pero también es la sociedad que más favorece la propagación del individualismo. Esta es la gran denuncia de este tipo de sociedad, que se traduce en la cultura de masas.

    2.- Evolución de los medios de comunicación

    2.1.- Desde el origen de la especie humana hasta el siglo XIX

    2.1.1.- Periodo de los simios

    Centramos este periodo con la aparición del hombre de Neanderthal. En ella se da el predominio de un tipo de lenguaje no verbal (el gesto). La etapa culminará en el año 40000 a.C.

    2.1.2.- Era del habla

    Era del lenguaje como desarrollo de una lengua. Caracterizada por el hombre de Cro-Magnon. Concibieron una especie de articulación vocal con significado. Era el primer paso hacia la comunicación simbólica. El mensaje adquiere tono simbólico. Esta era es el primer paso del camino de la humanidad, por eso se habla de los cro-magnones como nuestros antecesores.

    2.1.3.- Era de la escritura (pictográfica)

    La escritura es la manifestación plena del concepto de símbolo (5000 a.C.). Se dan saltos intelectuales muy importantes. Existe relación entre el objeto y su significación. Relación entre grito y peligro.

    Esta era es consecuencia del desarrollo de la pintura. Otras sociedades pasaron de representar escenas a representar conceptos; en un grado bastante desarrollado ciertas sociedades desarrollaron la relación entre un objeto determinado y su representación.

    La representación ya no tiene porqué asemejarse a lo representado. La escritura pasa a otra fase, donde ciertos conceptos podían representarse por símbolos muy simplificados. La manifestación paradigmática es la escritura jeroglífica de Egipto. El problema era la necesidad de conocer gran cantidad de símbolos para poder expresarse. Se restringía a un número concreto de personas.

    2.1.4.- Escritura fonética

    Cada uno de los sonidos de una lengua podía representarse a partir de un símbolo. Los humeros llegaron a una escritura de cien símbolos (letras). Los griegos mejoraron el sistema, llegando a un lenguaje fonético más sencillo y más universal. A los sonidos les otorgan una representación. Gracias a ello: cultura griega (filosofía) y matemáticas.

    2.1.5.- Era de la imprenta

    Con la invención de la imprenta en 1456 se da un gran salto cualitativo: lo que sólo podía hacerse a mano, es posible hacerlo con máquinas. Se extiende al campo de los lectores, eliminando errores, facilitando la traducción...

    Inicio de la etapa contemporánea, de la sociedad de las máquinas. 1456 fue el año de edición de la primera Biblia, impresa por Guttemberg.

    2.1.6.- Era de los medios de comunicación de masas

    Se inicia a mediados del siglo XIX. Se distingue de la etapa anterior en el número de lectores. La utilización del audiovisual: el cine y la radio.

    2.1.7.- Era de los ordenadores

    Los medios de comunicación de masas se dirigían a grandes números de personas. Cada gran medio de comunicación, a través de los ordenadores, sólo se dirigen a un lector. La prensa puede ser individualizada y personalizada para cada receptor desde un solo emisor. Se puede enfocar el tipo de mensaje para cada tipo de receptor.

    2.2.- Desde el siglo XIX hasta la hegemonía de la imprenta

    La comunicación está influida por dos cuestiones: necesidad de relación y el intercambio de experiencias. El poder siempre ha tenido en cuenta las maneras de comunicarse. En el mundo antiguo, el poder se manifestaba en la censura y en la persuasión por medio de la propaganda.

    En la edad media, el gran agente que establece criterios generales del entendimiento de las cosas y forma parte de la toma de decisiones es la iglesia. En este sentido, tenemos la transmisión de la cultura eclesiástica y la representación visual de sus ideas.

    Se da la crítica a la comunicación hegemónica de la iglesia por parte de los marginados: los viajeros transmiten sus ideas de un sitio a otro y los juglares, aunque con una incidencia menor.

    2.2.1.- Finales de la edad media

    Con el desarrollo de las ciudades, aparecen los lugares más difíciles de controlar. Las universidades son ámbitos de comunicabilidad por el intercambio de ideas y conocimientos.

    Se da la proliferación de las culturas populares a través de los romances (lenguas vulgares provenientes del latín), son un elemento comunicativo muy importante a tener en cuenta, al igual que las cruzadas (guerras de carácter religioso), donde se reunían personas de lugares diferentes.

    Esta etapa indica el proceso de extensión de la comunicación hegemónica. Durante la edad media, la cultura dominante era muy restringida: iglesia y poder civil, también éste sometido al poder eclesiástico. Comienza el ascenso a la hegemonía cultural de nuevas visiones. En la actualidad, accesible para todo el mundo.

    2.2.2.- Comienzo del renacimiento

    Invento de la imprenta por Guttemberg, un orfebre alemán. Cada letra (representación gráfica de un fonema), podía reproducirse en tipos móviles. Mediante el uso de un material duro e indeleble, se podía representar muchas veces utilizando una prensa de vino! Rapidez y fidelidad en la reproducción.

    Para los moldes, probó con muchos materiales hasta dar con la aleación de plomo, antimonio y hierro. El problema que tuvo es que fue demandado por su abogado y desahuciado de todos sus bienes. La imprenta se extendió en Europa gracias a la emigración de los trabajadores de Guttemberg a principios del s. XVI. Lo que antes era una cultura manuscrita, podía ahora reproducirse sin límites.

    La nobleza y la alta burguesía rechazaron el sistema porque se trataba de publicaciones que podían ser compradas por cualquiera. Por ello perduró la escritura manual. Finalmente, la imprenta se estableció en toda Europa y a raíz de ella han evolucionado todos los medios de comunicación escritos.

    2.2.3.- Siglos XVI, XVII

    La imprenta se convierte en el medio hegemónico de transmisión. La gente era fundamentalmente analfabeta. En este sentido, la prensa se convierte en...

    - El mecanismo que la monarquía utiliza para transmitir decisiones, criterios, etc.

    - El instrumento fundamental de los antipoder. Los líderes de opinión accedían más fácilmente al producto escrito por la imprenta y podían leer en voz alta.

    2.3.4.- Guerras religiosas de los siglos XVI y XVII

    Auge del protestantismo. Ambas partes del conflicto tienen medios de comunicación propios. Es en el siglo XVII cuando se da la creación de publicaciones periódicas. En 1631 surge La gaceta de París. El ejemplo español es La Gaceta de Madrid, lo que hoy se conoce como el Boletín Oficial del Estado.

    2.3.5.- Siglos XVIII y XIX

    Publicaciones fruto de Guttemberg, que fueron utilizadas para manifestar y difundir ideas. Ello es fundamental para entender la historia del liberalismo... por la hegemonía del medio escrito. Las ideas se difunden con mayor rapidez. A finales del siglo XIX, una idea podía recorrer el mundo en pocos días.

    3.- Tipología de los medios de comunicación

    (Ver fotocopias adjuntas)

    4.- La sociedad de masas

    4.1.- La aparición de la sociedad de masas

    Desde el punto de vista comunicativo, las revoluciones liberal-burguesas de Inglaterra y de Francia suponen un cambio en la comunicación social, que deja de ser un factor de las clases altas para pasar a pertenecer al resto de la sociedad.

    Durante el Antiguo Régimen, la prensa había sido un instrumento monárquico. Ahora pasa a ser el interés de mucha gente, ya que estas revoluciones son el ascenso al poder de las clases más grandes! instrumento de expresión de las clases más marginadas.

    Cada vez es mayor la expresión de grupos más variados y numerosos: Estado (burguesía), grupos desalojados del poder que intentarán restaurar la monarquía y el proletariado, la nueva clase social.

    Para entender el nacimiento de la sociedad de masas, es fundamental el papel de la revolución industrial, que marca el inicio de un enorme proceso de urbanización alrededor de los grandes centros fabriles. Con ella surge también una nueva clase social, el proletariado, que pasa a ser una clase social muy poblada.

    Tanto la burguesía poseedora de fábricas como el proletariado que se incorpora a ellas necesitaban información de cómo se desenvolvían las cosas y de las decisiones que tomaba el gobierno. Se da una confirmación progresiva de los públicos, grupos muy amplios de personas que necesitan estar informados, por lo que necesitan de medios para ello.

    La prensa pasa a ser una necesidad del Estado, de la burguesía para difundir sus ideas y del proletariado para estar informado. En la conformación de los públicos debemos tener en cuenta dos cuestiones: la ampliación del censo y la progresiva alfabetización:

  • Ampliación del censo.- Las revoluciones suponen la instauración de las ideas liberales! pretensión de la democracia por la toma colectiva de decisiones. A lo largo del siglo XIX se da una progresiva ampliación del censo electoral, con lo que los votantes debían estar informados de los programas políticos ofertados.

  • Alfabetización.- Tras las revoluciones burguesas, todos los países industrializados aspiran a tener un Estado democrático, con la construcción de una democracia parlamentaria. La economía industrial, basada en el capitalismo, requiere que sus ciudadanos posean un cierto grado de educación! las fábricas requieren obreros que sean capaces de manejar una máquina, intercambiar información, etc. Así, los gobiernos implantan la educación nacional, con lo que surgen las escuelas estatales (obligatoria), las universidades. Educación común hasta cierta edad en la que se inicia la especialización.

  • En este sentido, la gente ha aprendido a leer, por lo que ya pueden comprar el periódico. Hasta el momento la prensa era leída en voz alta, con lo que no aportaba muchos beneficios. Ahora las ventas se disparan y es un buen negocio. De esta manera, durante el s. XIX la prensa deja de ser un medio únicamente para transmitir ideas.

    A principios del siglo XX, los periódicos eran muy caros por su materia prima y los impuestos de publicación! son los llamados impuestos de timbre: cualquier editor que quisiera publicar un periódico debía pagar ingentes cantidades de dinero. Ésta era una medida que tomó el Estado para evitar una incorrecta propagación de ideales contrarios al sistema.

    Dado que las clases no dirigentes querían publicar, buscaron nuevas formas de producción para maximizar sus beneficios minimizando los costes; técnicas con las que utilizar menos tinta y electricidad, imprimir con mayor rapidez, etc.

    En este momento aparece la figura del suscriptor, procedimiento para ahorrar en la compra habitual del periódico. A la publicación se le asegura la compra y al lector le supone un ahorro considerable. Los grandes periódicos incorporan suscriptores dado que funciona muy bien. La otra gran figura surge a mediados del siglo XIX: la publicidad. Los comerciantes pagan una cantidad determinada para promocionar su negocio. Hoy no se entendería ningún medios de comunicación sin publicidad.

    Nos encontramos en un tipo de sociedad en la que sólo una pequeña minoría no participa en el poder político. Todas las sociedades industrializadas acceden al sistema de alfabetización obligatorio. La sociedad de masas, por tanto, tiene que ver con procesos como la expansión del capitalismo, la extensión de la industrialización, el crecimiento demográfico, urbanístico, el creciente igualitarismo político, el fortalecimiento del Estado como fórmula política y su consiguiente burocratización y, finalmente, con el crecimiento y la expansión de los medios de comunicación de masas.

    4.2.- Desconfianza a los avances del siglo XIX

    La sociedad de masas hace referencia a la sociedad contemporánea, producto de la revolución industrial, que implica urbanización, proletarización, tecnificación, etc. Si existe sociedad de masas, existe la cultura de masas. El concepto central es el de masa. Existen diferentes posturas según ciertos autores, por lo que no existe un consenso en la definición de masa y sociedad de masas:

    Durante la segunda mitad del s. XIX y principios del s. XX se planteó la existencia de la sociedad de masas como algo dañino para la humanidad. Anteriormente, las personas vivían en un contexto rural parejo a la inmediata realidad, en el que lo más importante era la convivencia. La revolución industrial crea una nueva sociedad que tiende al individualismo social.

    A raíz de ello surge la sociología, en la que la mayoría de los autores tienen la idea de que las sociedades modernas tienden al empobrecimiento de las relaciones interpersonales! August Comte. El igualitarismo conlleva el aumento del censo, formando parte de la burocratización de la sociedad. Ésta se encuentra asociada a muchas cuestiones, la deshumanización es la más importante de ellas.

    Es aquí donde aparece la crítica a la sociedad de masas. Para algunos autores, la “masa” es el binomio proletarización + alfabetización. Las personas que padecen el proceso tienen cierto desprecio por la alta cultura (crítica aristocrática).

    4.2.1.- La reacción elitista

    La sociedad industrial produce la masa, una serie de personas desarraigadas de su cultura tradicional que tienen una visión muy pesimista del contexto social. Una serie de autores se da cuenta de que la aristocracia cultural pierde influencia en la población, tarea que es asumida ahora por los medios de comunicación de masas.

    La aristocracia critica fuertemente a las masas, que le han quitado su papel decisivo en la sociedad. Así tenemos a Le Bon, Ortega y Gasset... Autores que observan que la sociedad de masas es:

    • tendencia a la globalización

    • desaparición de las estructuras anteriores (la jerarquía se encuentra en peligro)

    • derecho al voto universal

    • consecución de éxitos con poco trabajo

    • extrema atomización e individualismo.

    Pero esta crítica a la sociedad de masas es contrapuesta durante el siglo XX por nuevos planteamientos, que dejan de ser elitistas y se convierten en radicales. Se centran en los aspectos positivos de la sociedad de masas.

    4.2.2.- El criticismo radical

    En este contexto encontramos a ciertos autores izquierdistas como Lederer y Arendt, que critican a esta sociedad por considerarla un instrumento de las élites para, a través de la propaganda en los medios de comunicación, convencer a las masas de sus ideas.

    Ahora el principal enemigo es el totalitarismo. Las élites utilizaban los medios de comunicación para convencer a las masas de sus ideas fascistas. Tanto la crítica anterior como ésta comparten la existencia de las masas y de la propia sociedad de masas.

    4.3.- La crítica de la crítica

    Daniel Bell, Kurnhauser, Shils y Branson afirman que los estudios anteriores (teorías sobre la sociedad de masas) no son correctos y alegan que responden a una ideología y no a la realidad. Estas son las críticas de las críticas:

    • El pensamiento aristocrático no pensó en la sociedad; únicamente la temían. No era una observación científica, metodológicamente correcta. Construyeron una visión ideológica que respondía al temor de perder los privilegios de los que gozaban.

    • La crítica democrática también es muy ideológica. Aún siendo cierto que la sociedad de masas tiene ciertos peligros (totalitarismo), los grandes fascismos todavía no contaban con una estructura de medios de comunicación lo suficientemente desarrollada como para justificar su crítica. Shils afirma que estos críticos construyeron una imagen idílica que no respondía a la realidad.

    Estos autores reflejan los aspectos positivos de la sociedad de masas y critican las teorías anteriores minuciosamente. Para Bell, la sociedad de masas es la única que permite un ámbito privado. Además, el lugar que cada individuo ocupa en la sociedad no se asigna por nacimiento, sino por su esfuerzo! es posible ascender socialmente. En ella se hace necesaria la pluralidad en todos los ámbitos sociales, de manera que a pesar de sus peligros, también presenta aspectos positivos.

    Durante los años sesenta, nos encontramos con la posibilidad de que ésta sea una sociedad que no haya aportado ventajas a la sociedad previa. Umberto Eco elabora un planteamiento en el que afirma que es necesario superar este debate histórico.

    4.4.- Umberto Eco: “Cultura de masas y `niveles' de cultura”

    Durante las últimas décadas, de sociedad de masas ha estado sometida a diferentes críticas:

    • Termina con la diversidad cultural.

    • Determina sobre lo que se tiene que pensar (público heterogéneo).

    • Dicotomía entre lo emocional y lo racional.

    • Tiene poca historia.

    • Lo mercantiliza todo.

    • Impone símbolos y mitos.

    Pero la sociedad de masas no es sólo objeto de críticas destructivas, sino también constructivas:

    • La sociedad de masas no es consecuencia del capitalismo, ya que también se da en sociedades comunistas y fascistas.

    • Es una sociedad más democrática, pues posibilita el accedo a la cultura y defiende el derecho a la información.

    • Ayuda a eliminar los nacionalismos (globalización).

    • Se crean nuevos modos de expresión (mayor pluralismo).

    En general, la cultura de masas tiene desventajas e inconvenientes. La actitud de una persona de cultura debería ser centrarse en los aspectos positivos e intentar sacar provecho de este tipo de sociedad, ya que es irreversible.

    4.5.- Daniel Bell: “Modernidad y sociedad de masas. Variedad de experiencias culturales”

    Daniel Bell forma parte de un contexto teórico e intelectual importante: el contexto norteamericano y europeo en los años sesenta, cuando discutió El fin de las ideologías. Tras la 2ª Guerra Mundial se explicitaron muchas frustraciones acerca de utopías y esperanzas anteriores, que no tenían una realización inmediata. Utopías propias del fin del s. XIX y comienzos del XX: el liberalismo y el socialismo o comunismo. Se manifestaron como ideologías fracasadas frente al reto que aspiraron; la felicidad para todas las personas.

    Es en la década de los sesenta cuando se da la discusión entre autores como Bell y Aron de la defensa de que todas aquellas ideologías se habían extinguido. Entramos en una nueva fase en la que se aspira a la felicidad humana, al bienestar social. Se trata de una apuesta por renunciar a los radicalismos biológicos y conseguir la preocupación de los Estados por generar riqueza. También es un contexto de efervescencia política y económica.

    Las ideas de Bell se reflejan en la postura de que la sociedad de masas ha sido muy criticada, tanto por los aristócratas como por los radicales izquierdistas. Muchos de los problemas de este tipo de sociedad se han solucionado debido al aumento del acceso a la cultura de la gente.

    Daniel Bell se muestra optimista en lo que se refiere a la sociedad de masas. El contenido básico de su texto de 1962:

    • Conceptualiza la sociedad de masas.

    • Mayor acceso a la cultura.

    • Debate ! Concepto de cultura.

    • El mercado.

    5.- La Sociedad de la Información

    5.1.- Características de la sociedad de la información

    La sociedad de la información es una nueva sociedad que surge hace unas décadas. Como ocurría con la sociedad de masas, el término es muy problemático, dado que no existe consenso alguno. Varios autores importantes utilizan este término, que se contrapone al menos en algún sentido al de sociedad de masas. Pero, ¿es algo real o una mera especulación?

    El término “sociedad de masas” se establece a finales del s. XIX. Es desde principios de siglo hasta el final de la 2ª Guerra Mundial cuando se desarrolla en un sentido crítico: no se trata de que las masas suben al poder y se lo `quitan' a las élites, sino que éstas utilizan a este tipo de sociedad para convencer a las masas de sus ideas totalitarias.

    Durante la 2ª Guerra Mundial, la sociología y algunas otras disciplinas se centran en el estudio de los medios de comunicación de masas y la influencia que estos tienen en la población ! Cualquiera de sus mensajes producía grandes cambios de opinión. Tras la posguerra (años 50), la guerra fría empezó también a hacerse eco y se comprobó que las grandes ideologías tendían a desaparecer.

    En los años cincuenta, estudios empíricos comenzaron a cambiar el planteamiento. En los años sesenta, las relaciones entre los dos grandes bloques se suavizan y la economía mundial se mejora. Nos encontramos con defensas de la cultura contemporánea y cada individuo opta por culturas apocalípticas o integradas. El entendimiento de los medios de comunicación es una postura poco útil. ! Shells, Bell, la propia discusión intelectual demuestra que existe un cierto cansancio acerca del uso del término de sociedad de masas, que no acababa de explicar muy bien lo que estaba sucediendo. ! Las críticas a la cultura de masas comenzaba a ser vista como críticas de la élite.

    • La izquierda dice que el término `masas' es peyorativo (personal no formado) y su uso está políticamente hipotecado para designar a las manifestaciones.

    • La derecha dice que eran el peligro revolucionario y, además, no garantizaban su existencia.

    En la actualidad ya no se utiliza el término sociedad de masas, sino medios de comunicación sociales, sociedad de la información, etc.

    Desde los años sesenta ! revolución de la nueva tecnología. Cuando nos referimos a éstas es todo aquello que nos convierte en lo más avanzado, que son las tecnologías que tienen que ver con la informática. Los años sesenta no son su origen, sino su expansión y utilización en masa. Ya no tienen que ver con lo meramente electrónico, sino que posibilitan el manejo de grandes cantidades de información por muchas personas. ! Desarrollo de los ordenadores personales, internet, etc.

    Una serie de autores defienden estamos en el inicio de una nueva sociedad, que algunos han llamado post-industrial, post-moderna, sociedad de la información… Pero ya no sociedad de masas. Ahora la sociedad se organiza de una forma distinta.

    Durante los años setenta vuelven a aparecer nuevas ideas, recogidas todas ellas en un discurso que se denomina la sociedad de la información. Los autores que hablan de esta nueva manera de afrontar las cosas dicen que se diferencia de la sociedad de masas por las siguientes características: interconexión, economía de la información, interactividad, informatizada.

    5.1.1.- Interconectada

    La sociedad de la información desarrolla canales, mecanismos para que las personas estén conectadas entre sí individualmente con muchas personas. Esto ha sido posible gracias a la siguiente evolución: telemática ! informática ! internet. Todos los individuos pueden estar en contacto directo.

    5.1.2.- Economía de la información

    En el sentido de que la información es un elemento de la producción e intercambio de bienes y servicios, la propia información se convierte en una fundamental mercancía, pues pasa a ser el sector productivo más grande de todo el planeta. “Quien tiene la información, tiene el poder”. La información establece quién puede hacer ciertas cosas. Lo que hoy más se produce es la información para los medios de comunicación.

    5.1.3.- Interactiva

    Se dice que ésta es una sociedad en la que todos pueden intervenir en la producción o en el consumo de las cosas. Las sociedad ya no funciona con los mecanismos clásicos, sino que el público puede intervenir en el proceso a cada paso: televisión interactiva, internet.

    5.1.4.- Informatizada

    La interactividad, la interconectividad; son el fruto de la informática. La sociedad de la información es la consecuencia de la difusión de la informática en los ámbitos sociales.

    A lo sumo, la informática ocupa también hoy un lugar importante en la vida cotidiana: cada vez estamos más relacionados con ella en el desarrollo de determinadas tareas domésticas controladas por ordenador.

    5.2.- Consecuencias

    5.2.1.- Economía

    Relacionado con los procesos de descentralización. La propia dinámica de la incorporación de la información a la economía en el sentido de que es un mercado fuerte. ! podría llevar a un nuevo sistema económico mundial que no sería el capitalismo industrial. ! Nuevo sistema productivo que ya no es estrictamente capitalista.

    5.2.2.- Política

    Estos mismos procesos nos llevarían a una sociedad mucho más democrática, descentralizada, menos elitista; en la que los ciudadanos podrían actuar activamente en la toma de decisiones.

    5.2.3.- Cultura

    La sociedad de la información se fundamentaría en la idea de que la informatización de los procesos de producción habría llevado a una situación en la que sería menos indispensable la ocupación de personas. ! Aumento del ocio. Se refuerza la necesidad de producir y consumir, cultura que también es más accesible y barata.

    5.3.- Deducciones

    La sociedad de la información se trata de un discurso muy optimista. Uno de los primeros autores que formularon la idea de la sociedad de la información estableció un cuadro idílico de la sociedad futura: sería una sociedad en la que todos viviéramos en ciudades, con muchos espacios para ocio, todas las tareas hechas por máquinas, los niños podrían desarrollar su tarea por ordenador…

    El problema es que la información como recurso y todas las tecnologías que puedan implicarse en el proceso tienen un sentido bueno y otro malo. Este tipo de sociedad no se correspondería con un proceso revolucionario; aunque en los años setenta, se le llamó “revolución informativa”. Es discutible porque una revolución implica cambios radicales en la estructura social: los cambios no fueron vertiginosos, sino más bien progresivos. Hamelink dice que tanto antes como después de la revolución industrial hubieron ganadores y perdedores, por lo que no se pudo entender como revolución, ya que no implicó un cambio radical.

    El hecho de que hablemos de interconexión, aun siendo cierto, ese contacto puede ser aprovechado o no y por ello sus consecuencias también pueden ser negativas. Un ejemplo de ello es un chat de internet.

    En la sociedad de la información se observan algunas cuestiones que nos ayudan a entender el propio concepto. Tendemos a pensar que cuanta más tecnología se dé, más progreso habremos alcanzado. Sin embargo, este determinismo tecnológico es cuestionable dado que para que una tecnología cambie la estructura social debe ser vertiginosamente espectacular.

    5.4.- Carencias de la sociedad de la información

    Desde el punto de vista político, la sociedad de la información no ha alcanzado sus objetivos iniciales. Su discurso dice que hoy la cultura es mucho más accesible; la productividad industrial hace que los productos sean cada vez más baratos.

    Puede defenderse siempre y cuando el análisis no sea muy exhaustivo. Aunque muchos productos culturales se hayan abaratado, también es verdad que las nuevas tecnologías no son más baratas.

    En la actualidad, todos sienten la obligación de acceder a la cultura. Éste es más barato para un producto concreto, pero en general es mucho más caro dada la sobreabundancia cultural. ! acceso económico.

    En cuanto al acceso intelectual, la propia productividad haría accesible a la cultura, pero la compra no es suficiente; también es necesaria su divulgación.

    La sociedad de la información es una etiqueta que responde a un discurso en el que se manejan cuestiones políticas, económicas y culturales. Desde el punto de vista industrial, es la sociedad más desarrollada. Todo ello no revierte en mayor tiempo de ocio, por lo que tampoco en mayor formación cultural. Estamos en una sociedad que es un paso más en el proceso de industrialización, que, a pesar de sus ventajas, también tiene serias carencias.

    5.4.1.- Descentralización

    Tras la 2ª Guerra Mundial, el planeta se dividió en dos grandes bloques; dos culturas, dos maneras de entender las cosas. EEUU con el capitalismo y URSS con el comunismo. A partir de los 60 empieza a desarrollarse la idea de que las dos ideologías habían desaparecido en sus términos más estrictos.

    El discurso de la sociedad de la información tiende a entender que tanto el capitalismo como el comunismo desaparecen a partir de los 70. Desde el punto de vista efectivo, el deshielo del comunismo se produce en 1989, pero no ocurre de la noche a la mañana. ! Ninguno de los analistas previó la caída de la URSS.

    La desaparición de los dos grandes bloques supone la descentralización de la política, economía y cultura. Aparecen centros de poder diferentes. Al mismo tiempo, se diseminan los centros económicos. La producción cultural deja de ser comunista o capitalista y se disemina en muchos centros culturales.

    Aún siendo cierto que hoy se producen más cosas en el tercer mundo que en tiempos anteriores a los setenta, cierto es también que los criterios que dominan la producción son siempre los mismos. Aunque geográficamente se haya diseminado, ideológicamente sólo existe una manera de producir.

    5.4.2.- Globalización

    La producción de cualquier mercancía y la toma de decisiones es hoy una cuestión global y no de bloques concretos: el resultado global del proceso de descentralización. Se ratifica también en las maneras de pensar, de sentir, etc. Hoy, producir un coche es cuestión de muchos países. El Ford Mondeo ilustra esta idea, ya que es producido en 116 lugares diferentes, en 16 países, en tres continentes.

    A pesar de que geográficamente la producción y los esquemas se hayan extendido, un producto no tiene la misma acogida en una cultura que en otra.

    5.4.3.- Identidad

    Aunque la sociedad moderna tiende a la universalidad, la contrapartida es la identidad, que se ha acentuado en las últimas décadas. Se trata de la reacción de las sociedades frente a la globalización cultural. Se crean políticas de protección de lo propio contra un exceso de permeabilidad de productos extranjeros. ! Protección del cine europeo contra el americano. Por medio de la identidad, la globalización tiene que adaptarse a las características propias de cada región.

    5.4.4.- Postmodernidad

    La sociedad postmoderna surge del análisis de la sociedad post-industrial en los años 60. Se identifica con un planteamiento crítico de la modernidad (movimiento que pretendía instaurar mundialmente los valores de igualdad, solidaridad, etc.). Dice que esos valores son una creación de occidente. No son más que los valores que la burguesía intelectual intentó expandir a la fuerza a través del imperialismo.

    La sociedad post-industrial se corresponde con una ideología más abierta de los valores. Las culturas no occidentales son tan respetables como cualquier otra, por lo que la modernidad es una aberración.

    5.4.5.- Identidad

    El relativismo dice que el contacto cultural y la pretensión de imponer la cultura occidental es nocivo. Defiende a las culturas en su forma aislada ! identidad. En este terreno surgiría el pensamiento débil (posmoderno), que se dirigiría a través de la discusión de ciertos valores: igualdad, fraternidad, libertad… Débil en el sentido de que consideraría los valores de una manera más abierta.

    Tiende a valorar lo que cada cultura considera valorable, sin imposición de ciertas culturas sobre otras. El pensamiento fuerte hace referencia al tipo de pensamiento de la ilustración (Kant).

    Por último, el pensamiento único es aquel que no es ilustrado, sino económico.

    5.4.6.- Individualismo

    La sociedad contemporánea da síntomas de individualismo. Existen buenos autores que reflexionan entorno al tema. La cuestión de la familia ! Evolución que sigue en occidente: cada vez más disgregada, menos numerosa y más laxa en sus vínculos. Todo ello relacionado con la vida humana y más cosas. La sociedad intergeneracional ! la vida continúa tras la muerte. Esta idea ha decaído y ahora la muerte es individualista.

    6.- Las teorías normativas de los medios de comunicación de masas

    Introducción

    Desde que los medios de comunicación de masas existen, ha habido un pensamiento específico acerca de ellos. Más allá de éste, siempre ha habido planteamientos ideológicos que han supuesto una visión general de los medios de comunicación y de su función en la sociedad.

    Desde que existen los medios de comunicación, la ideología ha tomado posturas respecto a su función social y derivado en una función de los Estados ! Teorías normativas sobre los medios de comunicación. Son seis, aunque podrían darse algunas más o menos, ya que no se han concretado en la historia. El manual de Denil McQuail Introducción a la teoría de comunicación de masas refleja estas teorías en las páginas 147 y siguientes.

    6.1.- Teoría autoritaria

    La podemos encontrar en monarquías absolutas anteriores a la revolución industrial. Es la etapa final del feudalismo. Consiste en que el Estado es quien decide qué medios de comunicación existen o no. Es un tipo de ideología fundamentada en la censura previa. ! Si alguna opinión sobrepasa o elude la censura, se aplica un castigo. !Autoridad del Estado.

    En los siglos XVII y XVIII, el Estado crea sus propios medios de comunicación (Gacetas oficial de París, de Londres, etc.) ! Punto de vista del gobierno. Los medios no autorizados por el Estado se someten a la censura y sólo pueden ofrecer lo que quiera el Estado.

    6.2.- Teoría de la libertad de prensa

    Propia de los Estados que experimentaron las revoluciones liberales de los siglos XVIII y XIX. Pensadores e ilustrados. La función de los medios de comunicación es informar de manera libre lo que sucede a través de la información o la opinión. Como cualquier otro organismo social, los medios están sometidos y limitados en sus derechos por la ley. ! Se crean, por ejemplo, los delitos de injurias y calumnias, que continúan aplicándose al control de los medios de comunicación en la actualidad.

    Los periódicos son libres de opinar e informar, pero están sometidos a las leyes en los primeros momentos de la revolución burguesa.

    6.3.- Teoría de la responsabilidad social / del servicio público

    También es el fruto de las ideas liberales, que se aplican a los países que se van industrializando, principalmente en Estados Unidos y en Europa. La teoría intenta congeniar tres grandes exigencias de lo que es una Estado democrático:

    • Exigencia de la libertad individual. ! Todos pueden opinar e informar sobre lo que tienen conocimiento. Asimismo, todos tienen derecho a la intimidad.

    • Exigencia de la libertad de los propios medios de comunicación, instancias independientes del Estado. No han de ser sometidos a éste, pero sí puede regularlos (el dial en radio y las concesiones de frecuencias de televisión).

    • Obligación, responsabilidad de los medios de comunicación con respecto a la propia sociedad. Las dos libertades anteriores deben ser coherentes con sus responsabilidades. ! Informar lo mejor posible a la sociedad.

    El ejercicio de su libertad ha de estar al servicio de la información del público. ! Con ello surge la idea de servicio público para los medios de comunicación, tendencia a la que se van acercando en la actualidad.

    Los medios, por tanto, son básicamente informadores y educadores de la gente. Esta teoría se traduce en dos dinámicas:

    - Creación de instituciones públicas independientes del gobierno, que se dediquen al control de los medios de comunicación. Éstas no deben ser gubernamentales necesariamente, personas independientes al gobierno. ! Exigiéndoles que cumplan su responsabilidad como servicio público: control de la publicidad, programas infantiles, etc.

    - Profesionalización de los medios de comunicación, cuyos trabajadores no pueden ser personas no especializadas en el cumplimiento de sus responsabilidades. Han de estar formadas por carrera académicas o por formación similar.

    6.4.- Teoría soviética de los medios de comunicación

    Se da en los regímenes soviéticos tras la revolución Rusa, en la que la URSS y su entorno se constituyeron en Estados colectivizados económicamente y constituidos por un único partido político. Su ideario sobre los medios se asemeja a la primera teoría: el Estado vuelve a asumir la responsabilidad de crear y controlar todos los medios de comunicación existentes en el país.

    La responsabilidad que deben cumplir es transmitir a la sociedad los criterios del partido. El control es mucho más férreo y eficaz que en el régimen absolutista.

    6.5.- Teoría desarrollista

    Se da en países en vías de desarrollo, que tras la 2ª Guerra Mundial, se constituyen en Estados a partir de su emancipación de las grandes acrópolis; momento en el que dejan de ser colonias de los imperios europeos.

    En África y en Asia se inició un proceso fugaz que dura hasta la actualidad, pero fue más fuerte en los años sesenta, cuando se independizaron muchas colonias de sus metrópolis.

    En Europa y en América, muchos Estados pasan de una situación de inestabilidad política a una situación de desarrollo económico y progresiva democratización, como es el caso de España. Todos estos estados tienen la visión de que los medios de comunicación han de ayudar en las tareas de democratización y construcción nacional.

    Es importante la participación del público, al que deben de informar de los casos más concretos; ayudar a que las tribus superen sus diferencias y se constituyan en una sola sociedad. El comportamiento de los medios de comunicación debe ser democrático e identitario. ! En general, tienden a primar los intereses comunitarios sobre los individuales, en aras de desarrollo nacional. ! Entendemos la creciente importancia de la información local o de barrio.

    6.6.- Teoría democrático - participativa

    Se da en sociedades occidentales son cada vez más democráticas y desarrolladas; por lo que su postura de los medios de comunicación es coherente con ello. Se tiende a considerar perjudicial el monopolio de los medios de comunicación privados porque se entiende que han de ser lo mas plurales posibles y sus voces variadas.

    Medios de comunicación públicos deben tender a la descentralización informativa, administrativa. Tu pública debe estar en principales ciudades y debe informar a cada una de las regiones. Información cercana. El valor supremo al que se ha de tener por parte de los medios de comunicación es el interés del receptor y no el suyo, por lo que los medios de comunicación de masas no pueden comportarse atendiendo a sus intereses aunque sean empresas privadas (son un servicio publico). Han de acercar toda información al público para que el público también tenga voz en ellos ! deben ser accesibles a todos para difundir aquello que es de nuestro interés.

    6.7.- Conclusión

    Para finalizar, podemos decir que las diferentes teorías normativas son posturas que se siguen dando, aunque tenemos desarrollos mixtos que dependen del contexto concreto de cada país.

    Un servicio público es el servicio que presta el estado a toda la ciudadanía. En consecuencia, conlleva una serie de exigencias, ya sea de titularidad pública o privada.

    RODA SALINAS, F. J. y BELTRÁN DE TENA, R Información y Comunicación. Barcelona: Gustavo Gili, 1988

    MANNUCCI, C. La sociedad de masas. Ed. El Corregidor

    Fuente

    Receptor

    Destinatario

    Mensaje (señal)

    feedback

    (emisor)

    Canal / Código

    Ruido

    Transmisor

    (emisor artif.)

    (destino)