Tendencias historiográficas

Historiografía. Concepto de la Edad Media. Corrientes anteriores al siglo XX. Ilustración. Idealismo alemán. Materialismo histórico. Renacimiento. Barroco. Historiadores medievales

  • Enviado por: Pyrgopolinices
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 35 páginas

publicidad

TENDENCIAS HISTORIOGRÁFICAS

TEMA 1. EL CONCEPTO DE LA EDAD MEDIA.

Los autores franceses que compusieron Passés recompossés hicieron un balance y una crítica de la división de la historia; según ellos no es adecuada porque impide que un medievalista vea los orígenes en la Antigüedad y su prolongación en la Edad Moderna. Estos autores proponen el estudio de la historia por temas de interés, ej: social, feudalismo, agricultura en occidente...

Hasta el siglo XVI el modelo de visión temporal de la historia era el que propuso San Agustín de Hipona. Oficializó la visión judeocristiana, con la visión apocalíptica. Es una visión lineal de la historia con un Dios como creador y finaliza con un Dios que lo termina, no hay periodización, el hombre no puede entender el plan de Dios y lo sigue, pero él no es protagonista de la historia, sino que lo es Dios.

El modelo lineal de la historia -frente al cíclico griego- se mantiene hasta el siglo XV o finales del XIV. Entran en funcionamiento los hombres del trecentto (DANTE), el Quatrocentto y el Quinquecentto (MAQUIAVELO). Su visión se torna hacia el hombre; rompen con la visión teocentrista de la historia. Ejs: FLAVIO BIONDO, GIOVANNI ANDREA DEL BUSS.

Sobre esta base plantean que ha habido una especie de marasmo desde la decadencia del Imperio romano. Quien defiende por primera vez el periodo medieval fue GIOVANNI ANDREA DEL BUSSI en 1469 denominado al período Media Tempestas.

La cuestión de que el periodo medieval es diferente es discutido por muchos como el autor OCCHIPINTI, Che cosa è il medioevo ; pretenden crear una estructura para recuperar el mundo romano aunque no inauguran un nuevo período, son conscientes que son parte de un período medieval, o descendientes de él, al menos a nivel político. Ej. MAQUIAVELO, que es florentino, no romano. Son impulsores de una cultura nueva, el Renacimiento, pero son conscientes de que su período es consecuencia de la política medieval.

Imponen el estudio del latín a través de autores latinos; se debe estudiar a CÉSAR, TITO LIVIO (s. I) lo que han impuesto los humanistas italianos. OCCHIPINTI plantea que los humanistas del Renacimiento son culpables de haber creado un mundo cultural.

El debate intelectual más importante en la Edad Moderna es el debate religioso. Dentro de estas querellas los historiadores protestantes afirman que la base social del protestantismo tiene una base jurídica. Desde que el cristianismo se convierte en religión tolerada y luego oficial, los intelectuales del protestantismo dicen que la Iglesia es un poder utilizado por el Estado.

Un grupo cultural denominado “los centuriadores de Magdeburgo” intentaron demostrar que la visión del protestantismo era la correcta. El líder del grupo se llamaba FALCIO ILLÍRICO. Entre 1559 y 1574 escriben una magna obra en latín: Eclesiástica historia integram Ecclesias Christi ideam secundum singulas centurias perspicuo ordine complectens.

Autores como JOHN FOXE insisten en que la Iglesia anglicana y la católica son muy diferentes, este autor afirma que los llamados “herejes” también son mártires cristianos.

JOHN KNOX, líder de la reforma presbiteriana de Escocia, también escribió un historia de la reforma de la religión.

JEAN BODIN alertó sobre el extremo peligro que las guerras de religión, buscó un poder fuerte en Francia, lo que se refleja en su obra Metodus además filicilem de historiarum cognitionem.

El catolicismo se bate a la defensiva hasta los años '50 del siglo XVI, luego llegó el Concilio de Trento. Desde entonces la Iglesia católica inicia una ofensiva religiosa. Los protestantes asumen que la Iglesia católica preponderancia y protagonismo desde el siglo IV hasta el XVI y creen que eso fue negativo; los historiadores católicos creen que hay que reforzar esta posición porque este período fue positivo.

  • CÉSAR BARONIO. Es un consejero cercano a los papas, participó activamente en estos debates. Baronio inició la publicación de una magna obra, Annales Ecclesiastici (1588), que es una narración histórica por años, la ventaja de Baronio con respecto a los centuriadores de Magdeburgo es que tuvo acceso a los Archivos Vaticanos. Para su obra utiliza una documentación medieval fundamentalmente.

  • Los ACTA SANCTORUM son estudios para demostrar la santidad de los santos cuya condición negaban los protestantes. Los católicos contraatacan la negación de los santos, llenando las Iglesias de santos. Con el Acta Sanctorum se depuran los santos, los que tienen pruebas constatables permanecen en el santoral mientras que los otros se eliminan. Se empiezan a publicar en 1643 y todavía se siguen haciendo. En la recopilación de estaba obra, hay más dudas sobre los santos anteriores al siglo IV, la santidad era fácilmente demostrable en los santos medievales. Los autores del Acta Sanctorum fueron los bolandistas (de JEAN BODIN), que son un grupo de jesuitas de Amberes. Existe una revista que trata sobre esto, es la Analecta bolandiana. No es casualidad que fuera Amberes la ciudad en la que surgiera este grupo ya que en 1643 Amberes es la vanguardia de la Guerra de los Treinta Años.

HISTORIOGRAFÍA POLÍTICA.

Paralelo al debate historiográfico entre mundo protestante y mundo católico, hay una serie historiográfica donde hay quienes buscan apoyar la creación de los estados nuevos es un apoyo ideológico con la historiografía, en la Edad Media encuentran el origen de los países. Ejemplos de autores españoles:

  • JERÓNIMO ZURITA, autor aragonés de finales del siglo XVI, es considerado el primer historiador de la historiografía moderna. Su principal obra, Annales de la Corona de Aragón, fue escrita entre 1562 y 1579. Escribió dentro del contexto de construcción monárquica de Felipe II; ante la cuestión de si es Castilla o Aragón el eje vertebrador sobre la que se ha cimentado la monarquía, Zurita afirma que es Aragón, si bien sólo puede llevar el origen de la monarquía aragonesa al siglo XI, y apurando mucho al siglo VIII.

  • AMBROSIO MORALES, autor castellano de los años '60 del siglo XVI, escribió Crónica general de España, aunque se centra más en Castilla. En oposición a Zurita, Morales defiende que es Castilla quien lleva el peso de España.

  • JUAN DE MARIANA dentro del mismo contexto escribió Historia general de España.

  • ESTEBAN DE GARIBAY en 1571 publica Los cuarenta libros del compendio historial de España.

Para estos autores la Edad Media no fue una época decadente y oscura porque son los católicos y sólo se centran en política, sin tratar el tema cultural.

  • JOSÉ DE MORET, a finales del siglo XVII, publica la primera edición de los Annales de Navarra, para él el origen de España estaba en Navarra.

Al mismo tiempo todos estos autores están en debate contra Francia porque es el enemigo de España ahora. En Francia también ayudan a crear una idea de Francia:

  • PEDRO DE MARCA escribió en la segunda mitad del siglo XVII dos obras:

    • Historia de Bearne (Béarn), publicada en 1640, que trata sobre la frontera entre Aragón y Francia. Expone su defensa de los derechos de la monarquía francesa sobre Navarra.

    • La marca hispánica, obra de 1688, escrita entre 1562 y 1579. En la línea de la obra anterior, se defiende que los reyes franceses, como sucesores de Carlomagno, tienen derechos sobre Navarra, y también sobre Cataluña (la marca hispánica). La marca hispánica son aquellos territorios que conquista Luis, hijo de Carlomagno.

En este tiempo se inician las Ediciones de fuentes, documentos casi siempre políticos. Las grandes colecciones de fuentes son del siglo XVI, entre los autores más importantes:

      • Duquesne hizo una recopilación de crónicas francesas escritas en latín.

      • Boecker recoge la obra de escritores de los hechos germanos.

      • Saville reune los escritos sobre asuntos ingleses.

      • Du Cange escribió Glossarium además scriptores mediae et infanae...

      • Mabillon, creador de la diplomática, escribió De re diplomática libri...

Todo este proceso se desarrolla entre 1666 y 1699.

- En 1666 GEORGE HORN define en una manual el período y contenido de la Edad Media. Divide la historia en dos períodos: uno hasta el 476, con la caída del Imperio romano, y otra edad reciente, que a su vez se divide en otras dos: “Edad reciente antigua” (la Edad Media) y “Edad reciente más reciente”

- En 1699 el autor alemán C. KELLER, en su obra escrita en latín, Historia Medii Aeui a temporibus Constantini magni usque ad Constantinopolim a turcis captam, hace una historia medieval que finaliza el 29 de mayo de 1453, día en que cae definitivamente el Imperio bizantino.

VOLTAIRE es el responsable de recuperar los tópicos peyorativos hacia la Edad Media. Considera que la Edad Media es una regresión, porque las clases bajas, que pagaban la construcción de catedrales y universidades, no eran educadas, además a propósito. Pero para él es importante el estudio de la Edad Media. Este pensamiento lo refleja en su principal obra Ensayo sobre las costumbres y el espíritu de las naciones...

WILLIAM ROBERTSON en 1771 hace un manual de la historia medieval pero no en latín, sino en inglés: Visión sobre el progreso de la sociedad... que enlaza con la obra de Voltaire.

EDWARD GIBBON en Historia de la decadencia y ruina del Imperio romano (1776) hizo un historia de la Alta Edad Media. En ella relaciona la decadencia del Imperio romano y la Edad Media. En ella afirma que el mundo medieval arruinó los logros que habían conseguido los romanos.

Autores como Voltaire, Robertson y Gibbon inducen a crear la mala imagen de la Edad Media.

IMAGEN LEGENDARIA DE LA EDAD MEDIA.

Junto a esta imagen negativa hay otra sentimental, idealista, de las doncellas, los dragones, los príncipes, las leyendas... los tópicos sobre la Edad Media que introduce el movimiento contrario a la Ilustración: el Romanticismo. Esta corriente insiste en valores relacionados con la nación, el individuo, la pasión... Ej: NOVALIS escribió un poema en 1801-2 defendiendo el Romanticismo de la Edad Media.

RENATA BORDONE en Lo Speculo de Schalliot hace un análisis de la imagen del mundo medieval. Los grandes literatos del Romanticismo rescatan personajes históricos medievales y los convierten en héroes en sus novelas:

  • SCHILLER es uno de los grandes precursores del romanticismo. Fue profesor de historia en la Universidad de Jena. Le gustaba novelar, buscó modelos históricos y puso a Guillermo Tell y la Doncella de Orleáns -Juana de Arco-. Estos personajes cobran importancia con él.

  • WALTER SCOTT, en el paralelo de Schiller, fue el autor de Ivanhoe, personaje que no se sabe si existió, pero es el prototipo de héroe caballeresco, que salva a las doncellas.

  • Otro héroe sobre el que se crean novelas es ROBIN WOOD, personaje que sí existió. Junto a estos personajes, hay otros como DRÁCULA, que en su tiempo se llamó VLAD TEPLES, fue uno de los últimos príncipes cristianos que frenó a los turcos. Mataba empalando a los prisioneros que no podía conseguir un buen rescate por ellos. El gran divulgador de Drácula fue STOKER en los años '60 del siglo XIX.

En España, BÉCQUER fue autor en la corriente romántica que ambientó historias en la Edad Media, en su obra Leyendas. Por otro lado, AGUSTÍN CHAO y NAVARRO VILLOSLADA escribieron leyendas que trataban sobre la raza vasca. Ambos son los precursores del mito vasco, la cuestión del nacionalismo vasco arranca de ellos. Chao fue un autor que vivió en el País Vasco francés, dio lugar a muchas leyendas sobre la raza vasca. Villoslada fue un autor carlista cuya obra principal fue Amaya.

    • JON JUARISTI en El linaje de Aitor narra la construcción romántica del nacionalismo vasco.

HISTORIOGRAFÍA DE LA EDAD MEDIA. TEMAS BÁSICOS.

1. EL FEUDALISMO.

En los años '40 el debate se abandonó hasta nuestros días, con un doble debate: cuándo y cómo surge el feudalismo. Ya de da por hecho que hubo feudalismo. Hay dos posturas sobre ello:

  • Postura marxista. Surge en el año 1000 de forma revolucionaria, cuando la aristocracia obtiene un mayor poder. Son la mayoría de los historiadores como BISSON, WICKHAM, BONNASSIE, CARLOS ESTEPA, CORTÁZAR, Y. GUERRERO, G. BOIS...

  • Otros plantean que también en el s. XI aparece el feudalismo, pero no de forma revolucionaria, sino de una forma gradual y paulatina. El poder público va perdiendo poder frente al privado durante varios siglos. El representante de esta postura es BARTHÉLÉMY y también F. MIRANDA.

  • 2. EVOLUCIÓN DE LOS ESTADOS.

    El debate está en si hay estados o no en la Edad Media. Los medievalistas piensan que en el s. XIII ya hay un poder público que supera las relaciones individuales. El resto de los historiadores posteriores piensan que como muy pronto el Estado aparece a partir del siglo XV.

    Relacionado con este tema está la fiscalidad, muy estudiado por GUERRERO, SÁNCHEZ-BENITO, CAUDENO...

    3. RESURGIMIENTO DE LAS CIUDADES.

    ¿Quién manda en las ciudades? Se habla de las oligarquías urbanas como redes feudales; la ciudad ya no queda como el lugar de la libertad frente al autoritarismo del campo.

    4. EXPANSIÓN DE LA IGLESIA. CRISTIANISMO EN EUROPA.

    Se reivindica el papel de la Iglesia como guardián de la cultura y su mayor impulsadora. Antes predominaba la visión de la Iglesia como secuestradora de la cultura en los monasterios. ¿Cómo controla la Iglesia a la población? El representante de este debate es LE GOFF ¿Europa nació en la Edad Media? VEDA EL VENERABLE es el primero que identifica Europa con la Cristiandad.

    5. HISTORIA DE LAS MENTALIDADES.

    Es un tema que está en crisis en la Edad Media. Surge en los años 70 como la “New History”. F. DOSSE: (“la historia en migajas”) critica el desmenuzamiento de la historia perdiendo su globalidad.

    TEMA 2. LAS CORRIENTES HISTORIOGRÁFICAS ANTERIORES AL S. XX

    2.1 LOS INICIOS DE LA HISTORIOGRAFÍA.

    Paralela a la historiografía grecorromana marcha la judaica, en especial el libro de La Biblia, que es nuestra base historiográfica. La Biblia judía es lo que es para nosotros el Antiguo Testamento, el Pentateuco.

    Los judíos son un pueblo errante que son expulsados de distintas tierras como ocurre en el éxodo de Moisés en la Dinastía XVIII de Egipto y en el destierro de Nabuco cuando salen de Babilonia, y es en este momento cuando inician la plasmación de su tradición e historia. Se asientan los principios de los judíos, establecen que sólo hay un Dios y los demás son invenciones; además Dios los ha elegido a ellos. Es un cambio porque hasta aquel momento eran las ciudades las que elegían sus dioses. Esto supone que Dios se convierte en protagonista de la historia y el pueblo judío es testigo de su obra. De ahí que los judíos tienen una tradición de creerse superiores, un pensamiento que comparte la tradición grecolatina, que ha acabado heredando Occidente.

    Los cristianos aceptan dos hechos que los judíos no creen: a) que el Mesías ya ha venido y b) que la humanidad entera es la elegida, no un pueblo concreto.

    2.2 RAÍCES DE LA HISTORIOGRAFÍA OCCIDENTAL.

    La historiografía griega tiene raíces profundamente religiosas. Los dioses deciden las grandes guerras. Los tres principales autores son HOMERO, HESÍODO y HERÓDOTO.

    Homero es un personaje del que se duda su existencia real o si fue un autor colectivo bajo el que se arropan varios personajes. Su obras principales son La Iliada y La Odisea.

    HESÍODO, autor del siglo VI, en Los trabajos y los días. Esta obra cuenta el esfuerzo de intento de comprender el mundo, el sentido del hombre en la historia. Narra la relación de cómo el hombre arrebata conocimientos a los dioses que le permite elevarse sobre la naturaleza, como el fuego o la agricultura.

    HERÓDOTO, autor del s. V que nació en Samos, es el “Padre de la historia”, título que le dio Cicerón porque es el primero que hace historia, intentando dar un sentido racional a la historia; cuenta cómo ocurren los hechos humanos sin acudir a los dioses. Historia significa investigación. Heródoto escribió Historia, y otorga un sentido a recoger los hechos históricos (ver fotocopia). La historia que Heródoto conoce es el enfrentamiento entre dos mundos: el mundo del Egeo y el más allá del Egeo. Él considera que los griegos son superiores a los persas, igual que antes lo fueron a los fenicios. La misión de la historia es mantener viva la historia para que no se olvide que son superiores.

    Heródoto cree que para que esa visión sea creíble debe haber un método para investigar. Para ello utiliza dos grandes principios:

  • Lo que Heródoto llama autopsía, que es observar personalmente. Para Heródoto este es el principal principio de un historiador. Ello lleva a este autor a ser un viajero infatigable, haciendo geografía.

  • El otro principio es la audición, aunque hay que intentar que quien lo relata sea fiable.

  • TUCÍDIDES (aprox. 470 - 395 a. C.).

    Dicen que aprendió de Heródoto y su vocación surgió al oirle en el ágora.

    Su contexto:

    Aunque es casi contemporáneo a Heródoto, la situación política griega es muy distinto. A diferencia de Heródoto, Tucídides vive las Guerras del Peloponeso. Ahora hay que dar un sentido a un enfrentamiento interno; los persas no son el peligro en este momento. Tucídides da un nueva interpretación de la historia, el eje o motor de la historia es la lucha por el poder, que lo que interpreta de la lucha entre la liga de Delos y la Liga del Peloponeso.

    Para Tucídides debía haber ganado Atenas, pero el hecho de que venciese Esparta no significa que su modelo cultural sea superior (argumento que esgrimía Heródoto para quien vencía), sino que la victoria se ha producido porque su estructura de poder es superior. Entonces se marca un objetivo: entender el poder y su funcionamiento.

    Tucídides utiliza muy bien los mecanismos de la retórica. Pone en boca de Pericles alguna de estas ideas. Es un observador nato de las guerras; destaca en la observación personal.

    JENOFONTE. (430-354 a. C.)

    Es quizá el peor de los tres porque su relato es más trabado.

    Su contexto:

    Vive el apogeo de la Guerra del Peloponeso. Asiste a la decadencia de Tebas, que es época de mayor caos en el ordenamiento de la polis.

    Enlaza con la obra de Tucídides, Helénicas. Es un ateniense admirador de Esparta. Piensa que Grecia debía ser gobernada con mano de hierro por gobernantes cuyo único objetivo debía ser la moral. La moralidad como norma de gobierno.

    Su obra más famosa, aunque no la más importante, es La Anábasis, una obra que trata una expedición encabezada por Jenofonte, narra la sublevación de Cirio el Joven ante su hermano. Jenofonte se unió a Cirio y pierden.

    En La Anábasis relata que lo mejor es la experiencia personal. La segunda idea de justificar su intenverción es que Cirio es helenizante, y apoya a Cirio por la superioridad cultural.

    2.3 ETAPA DE TRANSICIÓN.

    POLIBIO (aprox. 200-120 a. C.)

    Supone el puente entre la historiografía clásica y la historiografía romana.

    Su contexto.

    Es la época de la conquista romana de la antigua Grecia. Polibio es un miembro de la aristocracia de la Arcadia, es trasladado como rehén a Roma pero no le meten en la cárcel, sino que dado su estatus social, lo instalan en una familia aristócrata, los Escipiones, incorporándose al séptimo militar. Participa del círculo griego de Roma. Extiende el pensamiento de Roma, es heredero natural de Grecia. Roma asume los valores clásicos griegos.

    Roma asumió los valores clásicos. Los autores anteriores tenían distintas opiniones acerca de qué era lo que movía la historia: Heródoto creía que era de superioridad cultural, tomando conciencia de ese nivel para Grecia; Tucídides pensó que era la lucha por el poder; y Jenofonte, la honestidad y la moralidad. Polibio enlaza con los historiadores griegos, para demostrar que Roma tenía esos valores no necesitaba más que plasmar la verdad, nadie había superior a Roma, por ello no necesitaba ser parcial y manipular la historia. Como trasmisor del pasado decía que había que trasmitir la verdad aunque no guste.

    Los autores griegos tenían una necesidad para hacer historia para justificar su situación de superioridad. Roma hace historia para proclamar su superioridad porque es un hecho evidente, no se necesita argumentar lo que decía Heródoto, Tucídides y Jenofonte, dan por hechos esos valores. El objetivo de hacer historia ahora es el de la diversión.

    CICERÓN (106-43 a. C.).

    Intenta marcar una pauta en el sentido de la historia; la historia está destinada a educar al político para que aprenda del pasado; de la bondad de las instituciones incorruptible. Para que conozcan a los hombres virtuosos del pasado.

    JULIO CÉSAR (100-44 a. C.)

    Su contexto.

    El político: Se ha dicho que la vida de César es la vida de Roma de la primera mitad del s. I a. C. ya que protagoniza los acontecimientos finales de la República. Recorre todos los peldaños del Cursos Honorum: cuestor, edil, pontífice máximo el 63, pretor el 62, triunvirato el 60, cónsul el 59, procónsul el 58, gobernador de la Gallia Cisalpina e los años 58-59, dictador.

    De ideal democrático, enemigo de la oligarquía y del Senado; se opone a Pompeyo, representante del partido aristocrático y conservador. Vence en Farsalia el 48. Se proclama dictador además uitam.

    Su obra.

    César es el mejor historiador militar de la Antigüedad. Al modo de Jenofonte, pero mejorado, sin cargas supersticiosas. Su historia tiene intencionalidad apologética, esto es, en De bello gallico busca una justificación de la conquista de la Gallia y en De bello civili la justificación de atentar contra Pompeyo y el Senado. Sería el “padre de las memorias históricas”, de contar su propia historia, de sus vivencias. Es una historia justificativa de sí mismo, una reivindicación personal de él. Lo narra siempre en tercera persona, no tiene problema en criticar a sus iguales y elogiar a sus enemigos.

    Utiliza bien la retórica. Su estilo es simple y claro como su pensamiento. Su palabra es limpia, solamente comparable al verbo de Cicerón, el cual dijo: “desnudos, simples y graciosos son estos Comentarii, aun cuando están desprovistos de toda ornamentación.

    SALUSTIO (86-35 a. C.)

    Su contexto.

    Vive casi en paralelo con César y Cicerón. Participó en uno de los grandes hitos de la caída de la República. Vivió el Segundo Triunvirato. Es un político que ha participado dentro del partido aristocrático y por tanto es del bando que está siendo derrotado.

    Es una etapa de crisis, Salustio cree que la República no tiene remedio, que triunfará un autócrata.

    Su obra.

    Su forma de ver las cosas es pesimista. Escribe cuidando mucho la retórica y el estilo. En los últimos años de su vida, cuando se ha retirado a tiempo, decide escribir dos obras en las que justifica el protagonismo de su partido:

    a) La conjuración de Catilina, que narra la sublevación del partido popular frente al partido aristocrático que domina el senado. Identifica valorares morales de la República.

    b) La Guerra de Yugurta. Narra el enfrentamiento de Yugurta (númida) y la autoridad de la República. Salustio viene a concluir que la República sabe responder cuando las instituciones funcionan.

    TITO LIVIO. ( 64 a. C.- 12 d. C.) o (59 a. C. -17 d. C.)

    Su contexto.

    Coincide con el Imperio de Augusto, cuyo régimen defiende. Su idea base es que “si cumplimos los preceptos del emperador, todo saldrá bien”.

    Su obra.

    Está dentro de la historiografía al servicio de la Pax Augusta. Es una obra pensada para cultivar. Tiene una carga moral mínima. Su obra Ab urbe condita (“Desde la ciudad fundada”) cuenta la historia de Roma desde sus inicios. Defiende que sólo hay una urbe, siendo lo demás civitas.

    Ab urbe condita es una obra muy voluminosa (142 libros), pero sólo se conservan 25. Tito Livio fue el historiador más famoso de Roma, su obra fue muy popular. Lo que conocemos de él son la Periocas, que son resúmenes, porque para copiar la obra era necesario mucho tiempo, era más difícil, por eso se copiaban resúmenes. Esta es la fuente más utilizada. Tuvo un enorme éxito narrativo que se transmitió a la posteridad, que ha servido para esteriotipar a la humanidad.

    En este tiempo triunfa el género biográfico, un tipo de historia que, sin ser tan serio y fiable, es importante porque era lo que gustaba leer a los romanos y porque ha creado estereotipos. Son obras que no tienen crítica histórica pero que sí suponen un gran éxito. Dentro de este género destacan tres autores:

    CORNELIO NEPOTE (99-24 a. C.)

    Es quien introduce el género. Su obra De viris illustribus hace un repaso de los personajes de la República romana.

    PLUTARCO (46-125 d. C.)

    Griego afincado en Roma. Ejemplifica la continuidad. Trata grandes personajes del mundo griego (Pericles, Alejandro, Teseo, Lisandro...) y de la historiografía romana (César, Pompeyo...) y va haciendo comparaciones.

    SUETONIO. (ss. I-II d. C.)

    Escribe en una época en la que la Pax Augusta empieza a tener atisbos de crisis. Su única obra es Los doce Césares, en la que describe las conductas y hechos históricos de los doce emperadores primeros.

    CORNELIO TÁCITO (55-120 d. C.)

    Su contexto.

    Vive décadas complicadas de Roma (Galva, Vespasiano...), dentro de una crisis interna evidente, aunque no hay nada que amenace al Imperio seriamente. Estudia retórica con el hispano QUINTILIANO; participa activamente en la vida política; pertenece a la alta aristocracia; yerno de AGRÍCOLA, el conquistador de Britania.

    Su obra.

    Tácito vuelve a la historia moralizante que defendía Cicerón y busca una forma de ejemplarizar mediante valores adecuados y pasadas para salvar la situación. Le da, pues, a la historia un giro moralizante. Destacamos de obras:

    • Los Anales. En ella Tácito enlaza con el final de la obra de Tito Livio. La idea que transmite es la preocupación de cómo es posible que los valores entren en decadencia de forma tan rápida. El remedio que Tácito propone es que el mundo romano debe convertirse en un estado tecnócratico (gobierno de los funcionarios), tienen que gobernar los más altos funcionarios, que son los más preparados, lo más sabios. No le importa que la República volviera. Para Tácito, el historiador debe ser neutral (no adular ni criticar al emperador).

    • La Germania. Esta obra está ligada a la anterior. Tiene un doble valor: Tácito es el primer historiador romano que se preocupa por saber qué habrá más allá del Imperio. Demuestra un interés por el otro lado (Tácito recupera el interés de Heródoto plamado en la frase “has de conocer al enmigo”. Otra cosa importante es que Tácito considera un ejemplo a los germanos, porque es un pueblo austero, guerrero pero honrado que respeta las costumbres, no se preocupa por el poder, no tiene vicios... El mundo romano necesita más sencillez y austeridad, copiar a los germanos en este sentido, porque el mundo romano ha perdido esas características.

    Tácito era incapaz de saber los problemas que iban a generar los germanos en el futuro. Aparentemente el Imperio entra en una profunda crisis y eso tiene reflejo en la historiografía mediocridad de los autores, reflejo de una mediocridad de los tiempos. No hay una buena historiografía en este tiempo.

    Cambio de contexto: El Imperio vuelve a renacer de la mano de Diocleciano. Pero la reconstrucción imperial se produce con unas bases ideológicas distintas: con una doble vertiente: pagana (en retirada) y cristiana (ej. Edicto de Constantino). Es un Imperio que se considera seguro de sí mismo.

    El fin de la historiografía pagana lo representa AMIANO MARCELINO y el primero de la cristiano es EUSEBIO DE CESAREA. Como base común está la creencia en una Roma eterna. Roma sobrevivirá por los siglos de los siglos.

    AMIANO MARCELINO.

    Su obra De rebus gestae (“Acerca de las cosas pasadas”) empieza donde terminó Tácito. Parece que no hubiera nada que no mereciera ser contado después de aquel momento, como si hubiera un salto en el vacío. Hay que rehacer los valores de los siglos II y III para engancharlos con los del siglo IV, donde está él. Acaba en el 378, fecha importante porque es la Batalla de Adrianópolis (primera gran derrota de los romanos a manos de los germanos), y en ella muere el emperador Valente.

    La historia que Amiano cuenta es la de la Roma invencible, por eso no sabemos cómo seguirá contando la historia después de la derrota de Adrianópolis.

    EUSEBIO DE CESAREA. (muere h. 339)

    Su visión de Roma también es la de una Roma eterna, pero ha pasado a ser un instrumento de Dios. El instrumento de Dios es la Historia (lo que antes eran los judíos y Jerusalén ahora es el Imperio). Roma es la heredera de Jerusalén, porque los cristianos están allí. Roma es así el instrumento de Dios para hacer que el cristianismo triunfe.

    2. 4 HISTORIOGRAFÍA ALTOMEDIEVAL.

    BIBLIOGRAFÍA:

    - Spoletto, La Storiografia altomedievale, 1970.

    - Gunther, Le temps de l'histoire, París, 1985.

    • Trata sobre la filosofía de la historia.

    - Ferrater Mora, J., Cuatro visiones de la historia, Universal, Madrid, 1982.

    • Sobre San Agustín, Pico, Voltaire y Hegel.

    SAN AGUSTÍN (354-430)

    Su contexto.

    Agustín de Hipona vivió en los siglos IV y V un período de crisis: Roma está en decadencia, los visigodos están acechando el Imperio. El profundo caos que vive le influyen a la hora de pensar que el final de los tiempos está cerca, es algo que se percibe en sus obras.

    Tuvo una vida algo complicada. Fue hijo de un pagano neoplatonista lo que le influyó en apreciar las bondades de la cultura latina; por otra parte era hijo de una cristiana de fuertes convicciones, lo que condición su pensamiento filosófico-religioso; fue San Ambrosio de Milán quien le introdujo en el cristianismo, quedando convertido en el 386, aunque manteniendo la influencia del maniqueísmo.

    Su obra y significado.

    Es el auténtico fundador del pensamiento historiográfico cristiano y el auténtico constructor de la teología cristiana sobre el que todavía hoy se basa la Iglesia. Sienta los cimientos de la filosofía de la historia hasta el siglo XII. Cuando el control está en manos cristianas es cuando puede articular su filosofía. Aunque Eusebio de Cesarea sea el primer historiador medieval del siglo IV porque escribe con sentido cristiano, el autor sobre el que se basarán los historiadores posteriormente es San Agustín. Él es el constructor de la filosofía de la historia.

    Entre sus obras:

    • De trinitate en la que da una visión sobre la trinidad cristiana.

    • De civitate Dei, donde plantea que la historia, el tiempo, es un instrumento de Dios que da al hombre. Afirma que la historia es un castigo divino, -pensamiento en el que influyó el contexto en el que vive- aunque por otra parte en la asunción del castigo está la salvación. Se plantean, pues, dos alternativas: a) la ciudad de Dios y b) la ciudad de los hombres.

    San Agustín recibe la influencia del neoplatonismo, y del mismo modo que se exponía en el mito de la caverna de Platón, Agustín afirma que en la Tierra hay huellas que permiten al hombre adivinar lo que hay en el cielo. La misión del historiador es buscar el rastro de las señales de Dios para alcanzar la posibilidad de salvación. San Agustín rechazaba la adivinación del futuro en contexto menores como en los intestinos de un animal -decía que Dios no se ocupaba de eso-, pero sí creía en la Astrología.

    El pensamiento de Agustín de Hipona constituye la base de lo que se denomina “agustinismo político”. A partir del siglo VI en el entorno de GREGORIO VI se vende una visión que consiste en identificar a la Ciudad de Dios con la Iglesia, siendo el Papa el máximo representante de dicha Ciudad de Dios, esto degenera en que mucha gente piense en la historia de la Iglesia como continuidad cristiana.

    PAULO OSORIO

    Fue el primer historiador que puso en práctica las teorías agustinianas (siglo V); es un hispanorromano que huye de las invasiones; en su periplo a Jerusalén pasó por África y conoció a San Agustín. La obra de Osorio más importante desde el punto de vista historiográfico es historiarum adversus paganos libri VII (Los libros de las historias contra los paganos), referidos a los germanos.

    Osorio tiene una visión negativa: concibe que el final está cerca -asiste a las invasiones-.

    La cuestión que se plantea es cómo es que un filosofía tan apocalíptica y pesimista como es la de San Agustín, pudo triunfar hasta el siglo XI, ¿por qué se ha tenido esta visión tan apocalíptica de la historia?

    Las invasiones empezaron a finales del siglo IV y fueron constates en el siglo V; a partir del siglo VII los lombardos continúan el proceso de invasión germana; de este modo hay 200 años de invasiones germanas. Pero tras los lombardos, entran en escena los árabes que conquistan Jerusalén y no son frenados hasta el 732, en la batalla de Poitiers. Desde fines del s. VIII y hasta mediados del X, los normandos asolan los centros monásticos, que son los lugares donde precisamente se escribía. Y por último son los magiares los que toman el relevo.

    Durante 500 años existe la sensación de que el mundo puede acabarse en cualquier momento. Luego ya en el siglo XI, cuando Europa se expande, cambia la filosofía de la historia.

    La influencia de San Agustín se observa en que las hagiografías cobran muchas más importancia tras este autor, ya que tal y como decía había que buscar las huellas de Dios en la historia, y las pruebas evidentes son las vidas de santos. Se buscaba también justificar los modelos de comportamiento.

    A parte de Osorio, otros importantes personajes que estuvieron influidos por San Agustín fueron: Idacio y Juan de Bíclaro. A partir del siglo VIII se extiende la tendencia de que la historia debe escribirse acerca del mundo universal. Estos dos autores lo hacen así de algún modo pero trabajan dentro de un entorno carente de protagonismo en el contexto europeo (Idacio en Galicia y J. de Bíclaro en Gerona) y trabajan con las fuentes que les ofrecen esos lugares.

    IDACIO (390-470)

    Es un personaje casi contemporáneo a San Agustín. Es un obispo de Galecia que ha recorrido el mundo. Escribió el Chronicon Mundi, que cuenta la invasión de los suevos, pero transmite una historiografía de la continuidad cristiana a pesar de las invasiones.

    JUAN DE BÍCLARO (540-621)

    Su Chronicon también tiene una vocación universalista aunque el 90% de la información está volcada al reino hispanovisigodo. En la fotocopia se muestra como primero hace referencia al emperador (pero el oriental) y luego al rey, lo que muestra que concibe una continuidad histórica con el Imperio.

    2. 5 HISTORIOGRAFÍA GERMÁNICA.

    Características comunes a los historiadores germanos:

  • A diferencia de lo que habían hecho los historiadores de los siglos V y VI, ya no pretenden hacer historias universales. Ahora hacen historia de sus propios reinos. Son por tanto los primeros historiadores “nacionales”, de los reinos en los que viven.

  • Son historiadores que tienen poca información de lo que ocurre fuera, les resulta ajeno, aunque no sabemos si es porque no les interesa o porque no pueden, la cuestión es que no lo hacen.

  • Todos ellos establecen como premisa básica que sus pueblos respectivos son los sucesores más auténticos de la cristiandad romana. Idea de continuidad, de no ruptura.

  • GREGORIO DE TOURS.

    Tours es un territorio situado en el corazón de la Francia merovingia. Es la zona norte y centro del dominio franco. Gregorio vivió del 538 al 594, además en Tours se encuentra la tumba de San Martín, con lo que es un centro cristiano muy importante. Por un lado es cabeza política del mundo franco, y por otra tiene identidad romano-cristiana. Él asesoraba a los monarcas. Su obra Historia francorum va a asistir en un aspecto: los reyes francos son continuadores de los emperadores romanos de Occidente, para demostrar la grandeza de los reyes francos. Por ello los reyes son los defensores por excelencia de las instituciones romanas. Gregorio se centra en el rey Dagoberto y en el rey Clodoveo, como personajes que respetan las tradiciones de los romanos.

    ISIDORO DE SEVILLA.

    Más que investigar, ve importante hacer un compendio del conocimiento (influencia de San Agustín). Escribió de todo.

    Cultivó el género biográfico (De viris ilustribus), las etimologías y la que más nos interesa: La historia de los suevos, godos y vándalos o también llamada Historia de los godos.

    Isidoro es el más completo ejemplo del escritor que se interesa por la historia de su pueblo y lo entronca con el mundo romano. La monarquía hispano-goda es la perfecta heredera del mundo romano y godo. Isidoro era obispo de Sevilla, ciudad por excelencia del paso visigodo. Además es el principal consejero de los reyes visigodos de su tiempo (ej. Sisebuto)

    Los concilios de Toledo eran grandes asambleas eclesiásticas y políticas, son el reflejo de la monarquía hispanovisigoda (es política y a la vez articula la religión). Isidoro de Sevilla va a simbolizar esto en una imagen: del mismo modo que Roma es heredera de Roma y por tanto de Jerusalén. Toledo es la nueva Roma; esta idea caló profundamente. Porque Toledo es la sede oficial de la monarquía, de ahí la importancia que tuvo su caída en el 1085 en la “Reconquista”, por esa misma razón se defiende tanto, porque es la ciudad por excelencia.

    VEDA EL VENERABLE ( 672-735).

    Muere el 25 de mayo, patrón de los historiadores. Ingresó con 4 años en el monasterio de Harrow (N. de Inglaterra), y allí se pasó su vida sin salir. Sólo hacía visitas al monasterio que había junto al suyo (Warmouth).

    Allí, situado en ese monasterio fue capaz de ser el gran compilador del mundo germano. Fue el primer autor que identifica la palabra Europa con la cristiandad (de modo que un musulmán de la P. Ibérica no era europeo pero sí lo era un cruzado que vivía en Jerusalén). Veda escribió muchas vidas de santos y construyó un Historia de los pueblos anglos en la que su contexto ideológico tiene doble vertiente: a) los anglos han sido de los primeros en convertirse, desde las islas, sin contar con la intervención de pueblos extraños y b) los anglos se han sumado a la Iglesia oficial romana y su estructura con firmeza y fortaleza. Sobre esa doble base de creerse los primeros y los mejores, Veda afirma que el pueblo anglo es el heredero natural del cristianismo romano.

    Estos tres historiadores (Gregorio, Isidoro y Veda) no se conocieron. Isidoro se difunde mucho por todas partes pero Veda y Gregorio no. Pero los tres coinciden en exaltar su pueblo como el más cristiano y el mejor.

    PAULO DIÁCONO (720-799).

    Vive en el reino lombardo del siglo VIII, una época que supone el final de este reino y el principio del dominio franco. Escribe una Historia longobardarum. Los lombardos son los últimos germanos en llegar al Imperio y tienen una romanización y cristianización tardía y deficiente, y uno de sus grandes enemigos es el Papa. Cuando el reino lombardo es sometido por PIPINO EL BREVE, y destituido por Carlomagno, Paulo Diácono se ve obligado a escribir una obra que justifique la posición de los lombardos: que no eran tan malvados como los tildaba el reino franco, que acababa de destruirles.

    Tras la muerte de Veda se produce un relevo dinástico en el reino franco: los reyes holgazanes dejan su paso a la dinastía de carolingia. Carlos Martel, el mayordomo de palacio, destronó a Childerico III y se proclama rey en el 753.

    Los carolingios afirman ser los herederos y defensores del cristianismo. En un tiempo en el que el Islam avanzaba imparable ellos fueron capaces de frenarles en Poitiers y luego incluso reconquistar Gerona. A los ojos de los contemporáneos Carlomagno es emperador y se especifica de que los sea exclusivamente de los franceses, sino que pretende mostrar la continuidad histórica del Imperio romano de Constantino y el suyo. Autores de esta época:

    EGINARO.

    El último intelectual laico hasta los tiempos de Abelardo, en la corte de Luis el Piadoso. Eginaro vive una etapa de crisis entre Luis el Piadoso y sus hijos. Escribió Vita Karoli Magni, que es una vida de Carlomagno. Con la vida del padre de Luis el Piadoso pretende demostrar los derechos del hijo al tiempo que defender que es mejor el gobierno de uno sólo tal como lo hizo Carlomagno, insinuando que Luis debe hacer los mismo.

    NITARDO.

    Escribó Los cuatro libros de las historias que trata sobre Carlos el Calvo, pero es la historia del Imperio entre el 841 y el 843. Con los mismos medios que Eginaro defiende que lo mejor del Imperio es Carlos el Calvo, que es el que mejor aúna la tradición antigua y el cristianismo.

    Por otra parte hay tres obras sobre LUIS EL PIADOSO. En las tres se mantiene la postura que lo más importante son los emperadores y no los pueblos. Los autores son:

    - “EL ASTRÓNOMO” llamado así porque al escribir menciona constantemente los acontecimientos astronómicos que ocurrieron.

    - ERMOLO EL NEGRO de procedencia italiana.

    - THEGANO, un historiador griego.

    Desde el siglo X y hasta finales del XI se produce la transición a la historiografía feudal. Las invasiones normandas hicieron ver a los historiadores un mundo de caos. Se refleja un nuevo esquema social. La historiografía ve cómo el modelo ideológico ha fracasado, se abandona la idea de reconstrucción, el modelo de Carlomagno. Surge la construcción de un modelo más particularista; se siguen manteniendo las cuestiones de europeo y cristiandad, pero ahora se reflejan modelos individuales. Cada vez queda más lejana la idea del fin del mundo.

    Se tiende a pensar que los magiares y normandos “se integran” dentro de la Cristiandad cuando tienen los primeros santos: San Canuto y San Esteban.

    WIDUKIND DE CORVEY, monje del monasterio de Corvey (Borgoña francesa), escribe la Historia de los sajones, que ya transmite unos valores distintos.

    2. 6 HISTORIOGRAFÍA EN EL MUNDO CRISTIANO HISPANO.

    A mediados del siglo VII en Europa la sensación de peligro y caos va desapareciendo, el fin de los tiempos ya no se ve cerca. Pero en España esta perspectiva dura hasta mediados del siglo XI aproximadamente.

    Es una historiografía más combativa, insisten más en el permanente combate con el mal. Es una historiografía de corte goticista que se siente muy vinculado a los tiempos anteriores a los musulmanes; de ahí la constante mitificación de Toledo, la capital de los visigodos, y por ello fue que constituyó un hito su “reconquista”. Constantemente se hace referencia a al pasado visigodo, y no es que se sientan herederos de este reino, sino que ellos afirman ser los propios visigodos que estuvieron arrinconados en el norte y ahora comienzan a recuperar su reino. Este pensamiento conocido como neogoticismo es lo que se transmite constantemente.

    JOAQUÍN DE FIORE.

    Monje cisterciense que murió en 1202. Vivió la máxima expansión europea. Por ello resulta anacrónico y exabrupto ya que lleva la visión agustiniana a su último extremo; es el cierre del agustinismo. Dijo que el fin del mundo llegaba en 1260.

    Austero, de moral intachable, fue radical en sus críticas como lo fue su padre espiritual, SAN BERNARDO.

    Joaquín de Fiore decía que había que destruir la Iglesia, porque era el mayor grado de corrupción que existía habiendo adoptado el falso agustinismo político. Ya San Agustín decía que no había porqué pertenecer a la Iglesia para alcanzar un estado puro.

    La suerte que tuvo es que murió antes de que la Inquisición alcanzara al extensión suficiente para toparse con él. Una rama fue la de los espirituales franciscanos.

    HISTORIOGRAFÍA BAJOMEDIEVAL

    En la segunda mitad del siglo XIII la monarquía inicia un lento proceso hacia el autoritarismo moderno, lo que se llama génesis del estado moderno con protagonistas como FELIPE AUGUSTO, SAN LUIS, ALFONSO X...

    Cuatro características definen a la historiografía de este período:

  • Defiende la postura de la monarquía historiadores que defienden a determinados monarcas por se la máxima representación del sistema.

  • Hay una abundante producción bibliográfica procedente de escuelas catedralicias, universidades...en ella hay una paulatina parafernalia política. A los grupos privilegiados les interesa más la historiografía volcada a lo político.

  • Es una historiografía “protonacional”, se vuelcan con los intereses del reino al que pertenecen.

  • Preocupación creciente por mostrar la veracidad de lo que se cuenta se intenta manifestar una sensación de serenidad, son creíbles por sí mismos: SAN ISIDORO, BEDA son fuentes que no se dudan, son autoridades que nadie cuestionaba.

  • GEOFFREY DE MONMOUTH

    Obispo de la primera mitad del siglo XII de procedencia galesa pero que escribe en el reino normando de Britania. Escribió la Historia de los reyes de Britania, que supuso la construcción del mito del rey Arturo. No sabemos si inventa este mito. En el siglo XII no se sabía cómo era el modelo del s. VI, así para ellos era creíble que en esos siglos existieran los dragones, magias... Se asumió como una historia real porque interesaba al poder político. Es una instrumentalización de la historiografía. Es un momento crítico: los normandos ocupan el país de los anglosajones en 1066; la monarquía normanda ocupa territorios en el continente. Pero esta nueva monarquía no tiene raíces en la isla: ni celta, ni romana... es por ello que la monarquía anglonormanda necesita algo a lo que agarrarse y la historiografía de GEOFFREY les interesa porque les permite que se vea en el mundo anterior celta una similitud de su modelo, una especie de puente que uniera ambas épocas.

    SUGER DE SAINT-DENIS

    Famoso también por ser el promotor del gótico por su intervención en la Catedral de París, este autor escribió la Vida de Luis VI. ¿Qué razones tenía para escribir esta obra? Suger el principal consejero de Luis VI, un monarca que no tiene un territorio poderoso, sus territorios eran muy inferiores al rey de Inglaterra. Es rey por ser la cúspide de la jerarquía feudal porque su antecesor fue elegido. Esta obra construye un arquetipo falso que perdura en los reyes posteriores, le muestra como un héroe y da a entender como si los Capeto tuvieran una virtud especial que les legitimase en el cargo.

    ANÓNIMO, Crónica adefonsi imperatorisi.

    Crónica de autor desconocido sobre el rey Alfonso VII de Castilla, muerto en 1153. La diferencia con respecto a Luis VI de Francia es que Alfonso VII sí es un rey poderoso en la Península ibérica, de hecho es el mayor de todos y sólo puede comparársele al emperador. Conclusión: por ser el emperador más poderoso de la Península ibérica puede llamarse emperador de la Península ibérica. El primer rey que se denominó emperador en la Península ibérica fue Alfonso VI por la misma razón: era el más poderoso y además reinaba en la recién conquistada Toledo (la mítica capital del reino visigodo). Es el mismo argumento que utilizaba el emperador del Sacro Imperio germánico, que se denominaba emperador porque era el rey más importante de la Europa circundante y porque dominaba Roma (la mítica capital del Imperio romano).

    [...]

    RAMÓN MONTANER. (fotoc.)

    Escribió la Crónica del rey don Jaime y del rey don Pedro (1325). Fue miembro de la nobleza de la alta Cataluña. Escribe una crónica de estos monarcas, justificando su obra como un mandato divino; en ella vincula a los reyes con Dios.

    LA ÚLTIMA HORNADA DE HISTORIADORES MEDIEVALES.

    Características:

  • Se muestra una conciencia de haber asumido el principio de autoridad monárquica sobre el resto de los grupos sociales, asumiendo una entidad política estatal.

  • Reflejan una realidad fidedigna, son una magnífica fuente de información porque en ocasiones han sido protagonistas de lo que escriben como el Canciller Ayala; pero, por otro lado son acríticos porque se justifican como protagonistas de la historia, mostrando valoraciones ideológicas subjetivas. Tanto Froissart como Ayala tratan de justificar su actuación.

  • Son historiadores que defienden los valores de la nobleza porque esta grupo estamental es la base de los engranajes institucionales de la monarquía; es el estamento preparado para la guerra; los ejércitos deben ser reales pero los nobles constituyen los ejércitos.

  • Ahora la nobleza está preparada intelectualmente, muestra inquietud humanística en paralelo a la proliferación de universidades. En el siglo XV asumen la maquinaria del estado monárquico, consistente en un autoritarismo monárquico, que controlado por la alta y la baja nobleza.

    FROISSART.

    Es un flamenco del norte de Francia que se traslada a Inglaterra en torno al cortejo de ­­­­­­­­­­­­­­­________. Es un miembro de la burguesía que toma contacto fugazmente con el estamento clerical y llega a la nobleza. Defiende la causa de los reyes de Inglaterra frente al patriotismo francés, por lo que se convierte en un traidor de su propia nación.

    Vive el primer periodo de la Guerra de los Cien Años cuando Eduardo III y Felipe de Valois inician las hostilidades y obliga a Froissart a apoyar a Eduardo III por ser éste heredero directo de los monarcas franceses.

    En Francia ya había una conciencia protopatriótica, remontando su origen al reino de los francos. Pero Froissart se pone del lado de los reyes de Inglaterra, por eso es un traidor y él se ve obligado a escribir las grandes crónicas. Por su condición de traidor, se ve obligado a justificarse escribiendo Crónicas de Francia; en ella defiende que los buenos reyes franceses se suceden en Inglaterra -cuyo representante sería Eduardo III, que recogió el valor por vía materna- y los males quedan en Francia -los Valois-.

    En su obra ya no menciona a Dios, al que tradicionalmente se situaba como protagonista de la historia. Es un paso de al humanismo renacentista. Dios no es el protagonista de la historia, sino los propios cristianos.

    CANCILLER PEDRO LÓPEZ DE AYALA.

    Revive el final de la dinastía alfonsina y el inicio de la Dinastía de los Trastámara. El Canciller al principio es partidario de Pedro I -al que la historiografía trastamarista llamó El cruel- y después de los Trastámara. Por ello tiende a justificar su pasado. Escribió Crónica de Pedro I para defender el autoritarismo de este monarca.

    HISTORIOGRAFÍA DEL RENACIMIENTO Y BARROCO (SIGLOS XVI-XVII)

    Líneas de su historiografía:

  • La corriente historiográfica está a favor de los regímenes autoritarios, por lo que las obras que se recogen apoyan a los reyes absolutos. Dentro de este contexto hay excepciones como Inglaterra donde hay un teórico pactismo. Aunque como regla básica se defiende el absolutismo monárquico como modelo, cuyos valores reflejan los historiadores.

  • Hay una defensa de la creación de los grandes estados nacionales que da lugar a un modelo fiscal, jurídico, institucional, legislativo... Uno de los grandes principios es la búsqueda de una identidad nacional; España, Francia, Inglaterra, Italia serían “construcciones artificiales” creadas por los nuevos estados.

  • Son modelos historiográficos combativos. Utilizan un método de estudio riguroso con unos planteamientos que son considerados válidos para encontrar la realidad; se critican las fuentes, se utiliza la documentación de archivo y diversos materiales. Es una historiografía pensada hacia dentro y hacia fuera. Según las convenciones históricas e ideológicas ejs: la diferencia entre Jerónimo Zurita y Pedro de Marca. El proceso de estudio es inductivo.

  • FERNANDO PÉREZ DE GUZMÁN.

    Sobrino de Pérez de Ayala, escribió una obra Generaciones y semblanzas, planteando un principio de modelo de historia que ha de ser analizado para eliminar los datos falsos. Además recomienda una distancia entre el autor y lo escrito, es decir, que el historiador debe escribir sobre hecho pasados y basados en fuentes fidedignas.

    PHILIPPE DE COMMYNES.

    Figura que actualmente reivindican los franceses. Es un borgoñón muerto en 1511 aproximadamente. Acabó siendo un embajador plenipotencial. Es un modelo paralelo a Froissart. Pertenece a la corte del duque borgoñés Carlos el Temerario, que trata de crear un estado unido con el norte de Italia. A finales de los '60 del siglo XV se pasa al servicio del rey de Francia, Carlos VIII. Los franceses lo aceptan pero una vez explotado lo exilian. Entonces Philippe escribe su gran obra histórica para justificarse: Memoires, en la que trata sobre las formas de gobierno y cómo deberían haberse comportado los príncipes, acusándolos de no haberse dejado aconsejar; así el gobierno funciona en la medida en que los príncipes se dejan aconsejar por los funcionarios y burócratas, los cuales deben estar preparados. Dice que Carlos VIII se deja aconsejar a diferencia de Carlos el Temerario.

    NICOLÁS MAQUIAVELO. (1469-1527)

    Este florentino fue contemporáneo a Commynes, vivió un momento caótico en la Italia del siglo XVI: la decadencia de las potencias italianas que no retorna hasta la mitad del XIX. Florencia dejaba de ser lo que fue. Frente al mundo occidental donde se gestan los grandes estados, Italia es el campo de batalla, corroborándose el fracaso del modelo político italiano.

    Entre sus obras están: El Príncipe (1513) y Historia de Florencia. La obra de Maquiavelo se ha sacado de contexto. En El Príncipe, reflejó sus los postulados que estableció, pretende hacer un tratado de filosofía política, como la continuación de los Espejos de Príncipes. Hay una serie de personajes que se identifican con lo que el busca como es FERNANDO EL CATÓLICO, LUIS XII.

    Maquiavelo considera que el progreso histórico tiene que ver con la voluntad humana -virtú- que tiene el príncipe, el cual tiene que dejarse aconsejar pero no tiene por qué seguir los consejos, porque él es quien debe decidir; porque cuando los príncipes se han dejado llevar por la Fortuna/Providencia, los estados han caído como en Florencia con los Médicis.

    BOSSUET

    Es el defensor de los monarcas absolutos; influye sobre Bodin en la construcción del absolutismo. Piensa que cuando la monarquía absoluta está en crisis, el pueblo también lo está. Potencia la idea de que los pueblos han avanzado cuando han tenido reyes fuertes, y que han entrado en decadencia cuando ha habido reyes débiles. Bossuet incluye además una segunda cuestión: la idea agustiniana de que el protagonista de la historia es Dios, y el avance y retroceso de los pueblos ha sido decidido por Dios (apoya la “predestinación”); los hombres son meros instrumentos de la voluntad divina. Tiene una gran capacidad de oratoria, pero este concepto de “Dios como motor de todo” no se sostiene.

    Bossuet domina la retórica por encima de los demás; no escribe para las masas, se piense que no hay por qué educar a la población, hay que educar a los dirigentes, a aquellas personas que van a influir en el mundo. Así pues, educación para las elites dentro de las elites, para una minoría.

    La obra está escrita en 1681, el texto intenta argumentar la intervención de Dios en la Historia, sólo él sabe las causas y los efectos y por eso a los absolutistas los protege Dios. Éste sabe todo, y también sabe que quién coloca en el poder. Si sólo Dios maneja la Historia, los monarcas absolutos sólo pueden ser juzgados por Dios, que los pone y los quita.

    Bossuet fue defensor del Delfín -el hijo de Luis XIV- que luego no llegó a reinar. Es el último “espejo de príncipes” que conocemos. No pretende la educación de la población.

    HISTORIOGRAFÍA ESPAÑOLA EN LOS SIGLOS XVI Y XVII.

    La historiografía muestra la defensa del modelo político absoluto y la defensa de la construcción de los Estados nacionales, para la cohesión interna.

    Entre los historiadores hispanos que más nos interesan están:

    VISIÓN CASTELLANISTA.

    FLORIÁN DE OCAMPO. Escribió en 1561 un Crónica General de España, y transmite una visión castellanista de la historia de España. Es el primer historiador que defiende una entidad histórica llamada España.

    AMBROSIO MORALES. En 1574 escribió una Crónica General de España, y sigue transmitiendo una visión castellanista de Historia de España.

    JUAN DE MARIANA. Escribe en latín “Historia general de España”.

    ESTEBAN DE CARIBAY. Es más neutral. En 1571 escribe un compendio general de historia de España.

    VISIÓN ARAGONESISTA.

    JERÓNIMO ZURITA. Entre 1567 y 1579 escribe los Annales de la Corona de Aragón. Defiende que quien ha articulado la nación española realmente has sido Aragón (el rey Fernando). Y gracias a la política aragonesista España era quien era.

    VISIÓN NAVARRA.

    La historiografía navarra se sintió menos atacada que los aragoneses en los '30 del XVII.

    PEDRO DE AGRAMONT. Escribe una Historia de Navarra en 1632, una época de “unión de armas” que sugiere el DUQUE DE OLIVARES, que todas las naciones ayuden con las armas a las necesidades de la nación.

    JOSÉ MORET. Escribe Annales del Reino de Navarra en 1675. La obra siguió publicándose en el siglo XVIII por otros autores.

    Todos defienden la cohesión nacional de España, y según qué región pretenden demostrar que la grandeza de España es gracias a esa región, o la Historia de España desde su punto de vista.

    HISTORIOGRAFÍA FRANCESA

    PEDRO DE MARCA. Es el gran historiador francés de segundo tercio del XVII. Fue un ideólogo que aboga por dar los territorios de la Marca hispánica a Francia. Sus dos obras son la Marca Hispánica y la la Historia de Bearne (1630-40).

    ARNALDO DE OIHEART. Dice que el País Vasco debe ser francés. Escribió Noticia de las dos vasconias.

    LA ILUSTRACIÓN

    Recoge valores del Barroco, pero los sistematiza. No discuten los valores absolutistas, pero introduce algunas innovaciones de interés: frente a la educación para las elites que propugnaba el Barroco, los autores ilustrados creen que la Historia debe alcanzar la masa social, y sobre todo a los elementos más dinámicos de la sociedad.

    Otro cambio es que consideran que el motor de la Historia no son los individuos, los protagonistas son los pueblos. Y los pueblos fortalecidos o debilitados son los que construyen el progreso histórico.

    Aunque no hay grandes historiadores en este tiempo, los ilustrados abren los campos de interés histórico para las masas: la cultura, las formas religiosas, las costumbres, las supersticiones... es decir, la Historia de las civilizaciones.

    La historia no debe limitarse a ser una historia política, debe ser una historia abierta, sobre pueblos.

    Entre los historiadores más importantes: MONTESQUIE, GIBBON, VOLTAIRE (FRANÇOIS MARIE AROUET), que es el máximo representante de estos planteamientos.

    VOLTAIRE.

    Crea el término “filosofía de la historia” (1756), escribe Ensayo sobre las costumbres en el que dice que la Historia tiene espíritu nacional. Plantea ir más allá de los hombres ilustres: estudiar las civilizaciones. Es un historiador práctico y generalista, escribe libros de historia. Se fija en los grandes personajes, escribe obras como Historia de Luis XIV, Historia de Carlos XII. Voltaire considera que estos personajes intentaron hacer una Revolución civilizada de su tiempo, instruir a sus civilizaciones y educarlas. Voltaire es un poco contradictorio. Cree que el siglo más glorioso de la humanidad es el de Luis XIV, por cuestiones como el florecimiento de la corte, etc.

    EL IDEALISMO ALEMÁN.

    El idealismo alemán es el movimiento que se enfrenta al movimiento ilustrado.

    En el siglo XIX, Alemania está dividida en una potencia, Prusia, y un sinfín de pequeños reinos en decadencia, habiendo pues un gigantesco mosaico político. Existe la necesidad de cohesión nacional. El modelo historiográfico tiene características distintas, por tanto, hay una profunda desunión política. En ese marco surgen una serie de autores que tendrán como base la idea de cohesión nacional.

    HERDER (1744-1803)

    Es el precursor del idealismo alemán. Conoce el resultado del estallido de la Revolución, y por tanto conoce que las revoluciones de los pueblos pueden triunfar, y en consecuencia puede haber un movimiento de cohesión y de aspiración triunfo de los pueblos. Plantea que los pueblos en su proceso histórico han tenido un ansia de progreso que tiene contrapartidas (el absolutismo, por ejemplo). Los pueblos pueden triunfar, pero también pueden no triunfar. Herder es un escéptico.

    FICHTE (1762-1814).

    Conoce también las guerras napoleónicas. Plantea un modelo más racional, es el creador de la dialéctica. Los pueblos nacen libres, pero de forma anárquica, por eso no es una libertad satisfactoria. Los obstáculos que se encuentran los pueblos pueden “ser saltados”, la civilización es un obstáculo, pero es lo que reconduce la libertad anárquica en cierto modo. Fichte crea el modelo de que los pueblos han tenido la libertad anárquica (en negativo) y que tienen que evolucionar a la libertad en positivo mediante la educación del pueblo. Quien perfecciona este modelo es Hegel.

    HEGEL (1770-1831)

    Escribió Lecciones sobre la filosofía de la Historia universal, que es un conjunto de clases que él impartió en la Universidad de Berlín. Hegel perfecciona las teorías de Fichte; para él la Historia es un encadenamiento de ideas movidas por los pueblos. Es una búsqueda de la libertad, mediante la lucha entre las ideas y la realidad. Son pequeñas dialécticas enlazadas unas detrás de otras. La libertad auténtica sólo la pueden conseguir los pueblos en el marco del Estado. Esto nos conduce al marxismo pero también al nazismo. En Hegel es muy importante la función divina (Dios es el eje oculto aunque no sea visible).

    EL POSITIVISMO

    La filosofía que impulsa la burguesía -que se hace con el poder desde mediados de siglo- es el positivismo, que surge como reacción a la “historia vulgar” de los románticos. El positivismo, más práctico, más asentado en la realidad del poder, plantea que la Historia es una sucesión de hechos que sólo parcialmente conocemos (no podemos saber que hay detrás de esos hechos, no podemos especular ni ir más allá. Esto es un mazazo absoluto al mundo de las ideas).

    El positivismo surgió en Francia de la mano de COMPTE (fotoc.) en un momento de desarrollo de la burguesía; las ideas de Compte quedan plasmadas en su discurso “El Estado positivo o real”. Tuvo una enorme repercusión en la Historia. En la etapa anterior (idealismo) la historia sólo había sido novela; ahora con la burguesía en el poder, a la que no le interesan los debates, el positivismo le viene muy bien; los modelos positivistas consisten en que:

    • La historia son hechos (no procesos, no ideas, no luchas sociales...). Esto implica reducir la historia a la historia política: biografías, batallas, tratados, instituciones... no se puede ir más allá.

    • La historia es crítica con las fuentes; el método positivista es el más crítico con las fuentes. El positivismo exige un despliegue de epigrafía y paleografía sin precedentes.

      • Ej. Monumenta Germaniae Historia (MGH) busca recopilar todas la fuentes posibles para reconstruir con hechos la Historia de Alemania.

    Todo lo falso se retira, lo manipulado no vale. Es una Historia comprometida con el poder, lo cual es paradójico porque a simple vista es una Historia objetiva. La época de apogeo del positivismo es el periodo comprendido entre 1860 y la I Guerra mundial La escuela positivista el la dueña del poder académica de Francia y Alemania, pero ambas llegan a conclusiones diferentes. El primer ejemplo positivista es:

    LEOPOLD VON RANKE.

    Escribió Historia de los pueblos romanos y germanos. En 1824 escribe el manifiesto del positivismo. Piensa que el historiador es el encargado de contar los hechos que realmente ocurrieron.

    LOUIS HALPHEN.

    Es el último gran positivista. En los años '30 escribió Vida de Carlomagno, que es la biografía mejor documentada del positivismo. También tiene otra obra, Introducción a la Historia (1846), que es una metodología del positivismo; en ella viene a afirmar que hay que dejarse llevar por los documentos, lo cual nos llevará a la reconstrucción automática de los hechos.

    En la actualidad hay un neopositivismo. Lo mejor de los positivistas son sus exhaustas obras, tan bien documentadas; de hecho, en ocasiones los historiadores actuales acuden a las fuentes positivistas en lugar de ir a las originales. En cuanto a información es tremendamente útil, aunque en cuanto a la visión de la Historia.

    EL MATERIALISMO HISTÓRICO.

    KARL MARX (1818-1883).

    Marx asistió a una nueva realidad: la gran masa del proletariado. Escribió obras de carácter filosófico como El manifiesto comunista y El capital. Como historiador, Marx analiza la historia de Francia y a partir de ahí desde la Revolución de 1848, analiza el 18 Brumario, el Golpe de Estado de Napoleón III y la Comuna, examinando la lucha de clases en Francia; es un historiador de la contemporaneidad, de su mundo actual.

    Busca desbancar del poder a la burguesía. El proceso histórico está basado sobre todo en el plano socioeconómico, en estructuras concéntricas entre quienes tienen los medios de producción y el proletariado. Las relaciones de producción generan unas estructuras económico-sociales, y por encima se sitúan superestructuras ideológicas. Supone un punto de vista inverso al de Hegel, que creía que lo importante eran las ideas, para el positivismo hay realidades y no ideas. Para el marxismo las realidades -los modos de producción- generan las ideas; así pues, de la realidad material se derivan las ideas.

    Marx cree que la filosofía debe tener un fin práctico y no quedándose en un mero análisis de la historia. La culminación del proceso histórico terminará con la victoria del proletariado y la desaparición de las clases.

    En la cúspide del proceso está la crítica feroz a las superestructuras; critica a la religión, siempre al servicio de los opresores. El marxismo empieza a crear corrientes en las que podemos destacar tres:

  • Cientifismo. Representado por el Engels más clásico. La revolción proletaria es inevitable y además incurable. La historia es una ciencia calculable. Es una postura de la que luego el propio Engels reniega.

  • El economicismo. Representado por KARL KAUTSKY, discípulo de Engels. Lo que desarrolla son los cambios económicos; la economía es el motor de la historia.

  • El revisionismo. Surge sobre todo a partir de hechos como la Comuna de París o la Guerra franco-prusiana.

  • Visto el fracaso, algunos historiadores marxistas como el propio Marx y Engels y Bernstein

    Sobre este período: Druon, Los reyes malditos.

    Las Crónicas de Froissart están publicadas por las ediciones Siruelo.

    Fotocopia

    35

    Vídeos relacionados