Tema de la libertad

Literatura. Filosofía. Pensamiento. Existencialismo. La peste. Camús. El perfume. Patrick Süskind. Sartre

  • Enviado por: Mer
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


Ensayo Comparativo

Libertad.

El tema que yo escogí para escribir mi ensayo es un tema que, a demás de encontrarse presente en nuestras mentes y nuestros actos día con día, conciente o inconscientemente, también se encuentra presente durante el relato de dos libros muy prestigiados: El Perfume de Patrick Süskind y La Peste de Albert Camus. Este tema no se encuentra leyendo el libro “por encimita” aunque no requiere de mucha atención ni análisis para saber que se encuentra presente. Estoy hablando de la libertad.

Antes de comparar los textos con base a este tema, me gustaría dejar claros algunos conceptos e ideas necesarios para que el lector pueda entender mis argumentos y mi punto de vista y opinión, en lo cual estoy basando este trabajo y la cual es que “el hombre nunca llega a ser plenamente libre”.

Para empezar, ¿qué es libertad?, si buscas en una enciclopedia o un diccionario la definición de libertad obtendrás algo parecido a esto:

“Capacidad de autodeterminación de la voluntad, que permite a los seres humanos actuar como deseen.”, seguido de la definición de diferentes tipos de libertad. Esta sería la libertad individual.

Para tener otros puntos de vista de acuerdo a la definición de libertad, decidí hacerle una encuesta a la Maestra de Literatura Connie Sánchez, quien contestó lo siguiente:

“[…] En general creo que la libertad tiene que ver con el pensamiento, esto es, que si existe la libertad en algún individuo, es precisamente porque empieza en una capacidad de discernir propia; libertad es el uso individual que cada quién hace con sus propias capacidades de pensamiento. Esto es importante porque si cada quien es conciente de su propia libertad e individualidad, entonces cada quién será capaz de irse formando, encontrándose a si mismo.”

Otro concepto es uno que dice la tendencia del existencialismo, según la cual, el hombre es totalmente libre. Sartre dice que estamos condenados a ser libres, y que no hay límite más que el de la propia existencia, o en otras palabras, que no somos libres de dejar de ser libres. Se sabe que Albert Camus, autor de La Peste, era un escritor existencialista, lo cual quiere decir que creía en que el hombre es libre. Este punto lo discutiré más tarde con algunas citas del libro ya que se me hace un poco extraño.

Hay otra teoría, llamada “libertad condicionada” la cual dice que “La experiencia enseña que los hombres creen ser libres sólo a causa de que son consientes de sus acciones, e ignorantes causas que las determinan y, además porque las decisiones del alma no son otra cosa que los apetitos mismos… La idea de libertad se reduce al desconocimiento de las causas de sus acciones…”

Ya conociendo varios puntos de vista y conceptos diferentes, puedo argumentar que yo pienso que el ser humano nunca llega a ser libre ya que vivimos en sociedad, comunidad, lo cual nos impide actuar “egoístamente” o más bien, con libertad individual, es decir pensando nada más en nosotros mismos. Esto se ve impedido ya que al vivir en sociedad tenemos un papel importante dentro de ella el cual es no tanto ayudar sino “no molestar a los demás”, como dijo la Maestra Connie Sánches citando a Roussou: “Tu libertad termina donde empieza la de los demás”. Creo que se puede llegar a ser libre de pensamientos, ya que dentro de la mente puedes crear tu propio mundo, pero no somos libres de acciones porque estamos ligados a los demás; a menos que vivas aislado, alejado de todos sin mantener relaciones con las demás personas. Aquí es cuando entro en conflictos en cuanto a los textos a evaluar.

En los dos libros, los personajes principales se encuentran esclavizados por diferentes motivos y durante el relato de las historias buscan la libertad por diferentes medios. Viven una opresión y desesperación que los mantiene constantes en esta búsqueda para poder salir de las paredes que los oprimen.

El primer personaje, Grenouille, de El Perfume, vive libre de la condición humana de vivir en sociedad, ya que no tiene relación alguna con las personas y no se interesa emocionalmente en ellas, solo las busca por conveniencia propia. En este sentido, Grenouille tiene cierta libertad individual, sin embargo, es presa de su verdad. Connie lo explica muy bien con las siguientes palabras: “[…] Grenouille no se mueve bajo las reglas de los demás seres humanos porque su mundo es distinto, no le teme a lo que le temen los seres humanos, ni está supeditado a los convencionalismos de la sociedad, lo que le da una libertad muy interesante […] Sin embargo […] es esclavo de su propia condición de “no olor”, lo que lo margina de la sociedad y por esto […] busca la aceptación fabricándose su propio olor. Esto es que lo que le da la libertad, al mismo tiempo lo vuelve esclavo de sí mismo”. En estas últimas palabras hay un factor interesante; Grenouille, quien es esclavo de su “condición de `no olor'” vive en una constante búsqueda por el perfume perfecto, el cual, a demás de darle olor a humano, le da una fragancia divina que consiguió asesinando 12 doncellas, pensando que este perfume le dará la libertad, así se olvidará de la marginación en la que se encuentra, y la sociedad humana lo aceptará y conocerá. Lo raro es que cuando encuentra esta fragancia y logra ser aceptado, se vuelve esclavo de si mismo, viéndose como un Dios y vuelve a aislarse con la misma repugnancia hacia las personas, para terminar siendo devorado por los caníbales. Esto muestra como a pesar de no tener la “frontera” de la sociedad, ni de los actos, ya que tuvo a su alcance todas las herramientas necesarias para recopilar los olores y hacer su perfume y no le importo en lo más mínimo tener que matar para conseguirlo ni le dificultó las cosas; como a pesar de eso, no llega a ser plenamente libre, ya que al dejar la esclavitud de su verdad, y de sus pensamientos, se vuelve esclavo de si mismo y de su nueva fragancia, y muere.

Argumentando en base al libro lo que acabo de decir, Grenouille sentía una profunda repugnancia por los humanos y busca alejarse de ellos para alcanzar cierta libertad, como dice en la página 112 del libro “No quería perder de nuevo la reciente libertad de respiración, sumergiéndose de nuevo en el asfixiante clima humano.” Teniendo en cuenta que para él solo existía el mundo a través de los olores, la libertad de respiración viene siendo la libertad absoluta, y la asfixia, la esclavitud.

Contra el existencialismo, hablando de que no hay frontera para la libertad mas que la misma existencia, en la página 205 está escrito lo siguiente: “Si al mirar hacia atrás, le pareció que era un hombre especialmente favorecido por la suerte y que su destino le había llevado por caminos que […] al final resultaban ser los correctos…” Aquí aparecen claramente la suerte y el destino, por lo que interpreto que Grenouille no era libre de actos y me voy hacia la teoría de la libertad condicionada. Aunque en la página 224, el autor se contradice diciendo “Se había creado un aura propia, más deslumbrante y más efectiva que la poseída por cualquier otro hombre. Y no se la debía a nadie -ni a un padre ni a un Dios misericordioso- , sino sólo a sí mismo.” Aún así, tomando en cuenta que Grenouille haya sido totalmente libre de acciones, sigue siendo esclavo de su olor, de su mundo, de sus pensamientos, y de sí mismo.

El segundo personaje, el Dr. Rieux, se ve encerrado dentro de su propia ciudad, ya que al estallar La Peste, todas las puertas se cierran y se tiene una comunicación casi nula con el exterior. La gente se ve obligada, aunque al principio no dejaban que la situación los afectara, a cambiar su forma de vivir, de actuar y en ciertos casos hasta de pensar, como dice en el libro “Todo mundo tuvo que aceptar el vivir al día, solo bajo el cielo”, es decir, adaptarse a lo que estaban viviendo.

Lo que Rieux quiere, es hacer todo lo que está en sus manos para terminar con la enfermedad lo antes y lo mejor posible. A diferencia de Grenouille, el vive libre de pensamientos, pero sus actos no pueden ir más allá de lo que la situación se lo permite, y sí siente compasión por los demás, lo cual lo hace actuar de cierta manera, impidiéndole ser él el único responsable de sus acciones.

Durante el relato, tras haber aceptado la realidad en la que vive, es decir, que era La Peste lo que tomaba posesión de los ciudadanos y no cualquier enfermedad sin importancia, Rieux, siendo doctor, sabiendo las consecuencias que esto traería, y conciente de que las medidas de seguridad no eran necesarias y que las autoridades no estaban tomando la situación con la importancia necesaria, comienza la búsqueda por tratar de mejorar las cosas por cuenta propia. Esta búsqueda que al final le daría la libertad física que tanto anhelaba y que se le había sido negada en el momento en que se cerraron las fronteras de la ciudad, aislándolo del mundo entero y a demás, de su amor.

A medida que la enfermedad avanza, Rieux va perdiendo esa sensibilidad por los pacientes y comienza a hacer las cosas por bien propio más que por bien común, es decir, pensando en su bienestar y en los beneficios que le traerá a él que la enfermedad termine; aunque nunca deja por completo el dejarse de preocupar por los demás, sobre todo por los otros personajes que aparecen, Tarreou, Cottard, el periodista, etc., con los que comienza a llevar una relación un poco más profunda.

Una de las cosas a las que vive atado el personaje principal de La Peste, es a la dependencia extranjera, como se demuestra cuando están en espera del suero. El doctor no puede hacer mucho si no cooperan del exterior proporcionándoles las herramientas que necesita. Claramente, Rieux no es libre de acciones, ya que éstas se ven limitadas y a demás dependen de alguien más, se podría decir que Rieux depende de alguien o algo más para obtener su libertad. Eres libre cuando las normas de comportamiento que sigues son establecidas por ti mismo, si te las impone otra persona o cosa, dejas la libertad. . Cuando una persona consigue llegar a un punto en el que nadie más que el mismo es responsable de sus actos, formas de pensar de ser, etc., solo entonces puede decir que ha alcanzado la auténtica libertad. En la ciudad de Orán, los ciudadanos viven condenados a un futuro incierto, viven esclavos de la ignorancia, ya que no pueden saber ni cómo ni cuando terminará lo que están viviendo, También viven esclavos del sentimiento de impotencia, inutilidad, ya que no pueden hacer mucho por parar la epidemia, y solo observan con espanto como las cifras de muertes suben cada día. Se encuentran en un campo de concentración (a demás de la alusión, sabiendo que el texto se refiere a la segunda guerra mundial), en donde no tienen opción mas que esperar a que les llegue el momento de morir, o que algo externo detenga la expansión de la epidemia. Viven esclavos del miedo de perder a alguien cercano e incluso el miedo al contagio y a la muerte, por esto se van aislando cada vez más y alejándose así de la libertad. Y como explica Connie, “ […] al momento en el que se abren las puertas, y se dan cuenta algunos de que no se van a encontrar ya mas con familiares a causa de las muertes, quedan, si mentalmente así dejan […] encerrados a través de un recuerdo negativo, como quién dice que es “ESCLAVO DE SU PROPIO PASADO”.

Comparando los dos personajes principales, Grenouille vive libre de acciones, ya que no sostiene ninguna relación con las demás personas y esto le facilita el actuar libremente y sin fronteras en cuando a los derechos y libertades de los demás, pero vive esclavo de los olores, de su verdad (no oler) y de su ego. Rieux no vive libre de acciones, ya que la situación le impide hacer lo que le gustaría y tiene las fronteras definidas y las puertas cerradas al exterior, pero tiene la libertad de aceptar la verdad o rechazarla, y de la manera en la que toma las cosas, tiene libertad de pensamientos, ya que estos más que esclavizarlo y no dejarlo seguir con su vida, lo alientan y le dan razones para continuar en la búsqueda de su libertad. Con esto dejo demuestro que en estos libros se encuentra muy presente la idea de que nunca podemos llegar a esa libertad que vivimos buscando, siempre hay algo a lo que estamos atados, por lo que planteo de nuevo, pero ahora con más seguridad, que el hombre nunca llega a ser plenamente libre.

Bibliografía:

Encuesta a Connie Sánchez, Maestra de Literatura, 20 de mayo del 2004