Tejidos vegetales y animales

Biología. Merismáticos. Definitivos. Musculares. Nervioso. Conectivo. Epitelios de revestimiento y grandulares. Sistema fundamental, vascular y epidérmico

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Auxiliar Administrativo de la Universidad de Oviedo
Campus Training
¿Quieres garantizar tu plaza en el ayuntamiento de Oviedo? Si tienes nacionalidad española, eres mayor de 16 años,...
Solicita InformaciÓn

Auxiliar Administrativo de Corporaciones Locales
Formabi
Formabi te ofrece este curso de preparación para oposición de modalidad online, semipresencial o presencial en...
Solicita InformaciÓn

publicidad

TEJIDOS VEGETALES

Tejidos Meristemáticos

Son responsables del crecimiento vegetal. Sus células son pequeñas, tienen forma poliédrica, paredes finas y vacuolas pequeñas y abundantes. Tienen capacidad de división y de estas células aparecen los demás tejidos.

  • Meristemos apicales: responsables del crecimiento en longitud (primario). Se localizan en los extremos de la raíz y tallo.

  • Meristemos laterales: responsables del crecimiento en grosor (secundario). Están distribuidos por toda la planta.

Tejidos Definitivos

SISTEMA FUNDAMENTAL

  • Parénquima: Las células están vivas y mantienen la capacidad de división. Foman masas continuas y, en función del contenido desempeñan funciones diferentes, como fotosíntesis, almacenamiento de reservas o secreción.

  • Colénquima: Las células están vivas, tienen forma alargada y paredes desigualmente engrosadas. Actúan como soporte de los órganos jóvenes en crecimiento.

  • Esclarénquima: Las células tienen una pared lignificada gruesa y dura. Suelen estar muertas y actúan como refuerzo y soporte de las partes que han dejado de crecer.

SISTEMA VASCULAR (Sistema conductor)

  • Xilema: tejido conductor del agua y los nutrientes minerales (savia bruta) desde las raíces al resto de órganos de la planta. Sus células son alargadas, de paredes lignificadas gruesas y sin citoplasma cuando son maduras. Las tráqueas disuelven sus paredes terminales y forman tubos continuos llamados vasos.

  • Floema: tejido conductor de la savia elaborada desde los órganos fotosintéticos a todas las partes de la planta. Incluye dos tipos de células conductoras: las células cribosas y los elementos de los tubos cribosos.

Su característica principal es la presencia de áreas cribosas, que son provistas de poros a través de los cuales se comunican los citoplasmas de las células vecinas. Son células vivas.

SISTEMA EPIDÉRMICO

  • La epidermis es la capa más externa del vegetal joven. Está formada por una capa de células aplanada y fuertemente unidas. Las paredes de las células están recubiertas por una cutícula formada por lípidos del tipo de las ceras, que protegen de la pérdida del agua. Intercaladas entre las células epidérmicas aparecen otros tipos de células:

    • Los estomas están formados por una pareja de células clorofílicas arriñonadas, denominadas células oclusivas. Estas células dejan un espacio entre ellas (ostiolo). Regulan el intercambio de gases entre el interior y el exterior de la planta.

    • Los tricomas o pelos poseen funciones muy diversas. La absorción de agua y sales del suelo, función secretora o defensoras de la planta.

  • La peridermis reemplaza a la epidermis en los tallos y raíces con crecimiento secundario. Está formada fundamentalmente por súber, o corcho protector. Las células del súber están muertas (impregnadas de suberina).

TEJIDOS ANIMALES

Epitelios

EPITELIOS DE REVESTIMIENTO

Recubren tanto la superficie corporal externa como los órganos internos. Sus células se caracterizan por estar fuertemente unidas entre sí formando capas. Se clasifican en función del número de capas y de la forma celular:

  • Epitelios simples, formados por una capa de células

    • Aplanadas, como los endotelios que forman la pared de los capilares y tapizan los vasos sanguíneos, pulmones y otras superficies. Protegen pero, a la vez, permiten el intercambio de sustancias.

    • Poliédricas como:

      • El epitelio que tapiza el interior del intestino. Células con microvellosidades que aumentan la superficie de absorción.

      • El epitelio que tapiza la tráquea. Células con cilios que baten sincrónicamente para desplazar sustancias.

  • Epitelios estratificados, formados por varias capas de células. La capa más profunda está en continua división y las nuevas células empujan a las más antiguas. Forman las capas más externas de la piel y tapizan cavidades como la boca o la vagina. Proporcionan gran resistencia a la abrasión mecánica.

EPITELIOS GLANDULARES

Intercaladas entre las células de los epitelios hay células secretoras, especializadas en la producción y secreción de sustancias. Estas células se agrupan formando glándulas:

  • Glándulas endocrinas (internas) elaboran sustancias que se vierten directamente a la sangre (hormonas sexuales, del crecimiento…)

  • Glándulas exocrinas (externas) elaboran sustancias que se vierten a la piel o al tuvo digestivo.(sudoríparas, lagrimales, salivares, gastricas…)

Tejido Muscular

Responsable de los movimientos. Formado por células alargadas especializadas en la contracción.

FIBRA MUSCULAR ESTRIADA

Presenta al microscopio un bandeado. Cada fibra muscular contiene en su citoplasma elementos contráctiles llamados miofibrillas. Cada miofibrilla posee filamentos de proteínas: la actina y la miosina: la disposición ordenada de estos filamentos es la causa de la apariencia estriada. El conjunto de estas proteínas que se mueven horizontalmente, se denomina sarcómero.

  • Fibras del músculo esquelético. Responsables del movimiento del esqueleto. Son células cilíndricas, muy largas y plurinucleadas. Su contracción es voluntaria.

  • Fibras del músculo cardiaco. Exclusivas del corazón de los vertebrados. Son células más cortas, uninucleadas y conectadas en forma de red. Su contracción es involuntaria.

FIBRA MUSCULAR LISA

No presenta estriación transversal. Se trata de células con forma de uso. Es el tipo más común en los invertebrados. En los vertebrados forma láminas que tapizan los vasos sanguíneos y rodean órganos internos (útero e intestino). Su contracción se realiza sin control consciente.

Tejido Nervioso

Especializado en la recepción de estímulos y en la conducción de éstos de una parte del cuerpo a otra.

  • Neurona. Es la unidad funcional básica del sistema nervioso. Del soma, se extienden una o varias prolongaciones denominadas dendritas, que son capaces de recibir estímulos de diferentes tipos. La neurona transforma los estímulos recibidos en impulsos nerviosos que a través de una larga prolongación, axón, son transportados. La conexión entre una neurona y un órgano efector se denomina sinapsis.

  • Neuroglía. Es una variedad no nerviosa que desempeñan funciones metabólicas, de soporte y protección de las neuronas; por ejemplo, las células de Schwann que envuelven el axón de muchas neuronas.

Tejido Conectivo

Constituyen un conjunto variado de tejidos con funciones de unión y de soporte. Presentan algunas características comunes:

  • Las células están dispersas, en número relativamente escaso y presentan gran variedad.

  • El espacio entre las células lo ocupa una sustancia intercelular o matriz, producida por las propias células y formada por:

    • Fibras de proteína, que le confieren a la vez resistencia y elasticidad.

    • Sustancia fundamental gelatinosa, rica en polisacáridos, en la que se encuentran inmersas las fibras proteicas.

TEJIDO CONJUNTIVO

  • Tejido conjuntivo laxo: se encuentra rellenando espacios entre órganos y otros tejidos. En él se encuentran los vasos sanguíneos y los nervios.

    • Los fibrocitos: células fijas de forma estrellada responsable de la fabricación de la sustancia intercelular

    • Los macrófagos: células errantes que fagocitan células dañadas y agentes patógenos.

    • Los adipocitos: las células adiposas son grandes, redondeadas y contienen una gota de grasa que ocupa todo su citoplasma.

El tejido adiposo forma el panículo adiposo de la piel y la médula amarilla de los huesos.

  • Tejido conjuntivo denso: forma los tendones y ligamentos. Posee abundantes fibras colágenas muy largas y dispuestas de forma compacta.

TEJIDO CARTILAGINOSO

Tejido blanco y flexible que forma el esqueleto de algunos peces y de los embriones de todos los vertebrados. En los vertebrados forma las superficies de articulación de los huesos y los anillos de soporte de la laringe, los bronquios y la tráquea.

Sus células son los condorcitos, y la sustancia intercelular contiene fibras proteicas inmersas en una sustancia fundamental que da consistencia al tejido. Los condorcitos quedan atrapados en pequeños huecos o lagunas por la sustancia intercelular. Carece de vasos sanguíneos y nervios. Su nutrición depende del tejido conjuntivo cercano.

TEJIDO ÓSEO

Es el más resistente de los tejidos conectivos de los vertebrados debido a la deposición de sales de calcio. La mayoría de los huesos se desarrollan a partir del cartílago del embrión al que sustituyen para formar el esqueleto adulto:

  • Tejido óseo compacto: se encuentra en la diáfisis de los huesos largos. Son conjuntos de láminas de matriz calcificada dispuestas en forma de anillos concéntricos. Estas laminillas están surcadas por pequeñas lagunas que contienen las células óseas u osteocitos. Las lagunas están comunicadas entre sí por finos canales. También aparecen osteoblastos y osteoclastos.

Cada conjunto de laminillas forman una estructura cilíndrica llamada osteona por cuya parte central discurren los vasos sanguíneos y nervios. Un hueso compacto está formado por conjuntos de osteonas fuertemente unidas entre sí y conectados por vasos y nervios.

El tejido óseo es un tejido vivo bien vascularizado. Los nutrientes llegan a las células a través de los canalículos y permiten su crecimiento y reparación incluso tras haber sufrido grandes daños.

  • Tejido óseo esponjoso: se encuentra en la epífisis de los huesos largos. Está formado por placas de hueso compuesto por laminillas de matriz ósea, lagunas y osteocitos. Estas placas se disponen dejando huecos interconectados ocupados por la médula ósea roja, el tejido formador de las células sanguíneas.