Tecnópolis del mundo

Era de la información. Alta Tecnología. Ciudades científicas. Parques tecnológicos. Nuevos espacios industriales

  • Enviado por: Lestat
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

TECNOPOLIS DEL MUNDO

Esta obra se basa en la observación de las principales tecnopolis mundiales, analiza los centros tecnológicos más importantes surgidos en la era de la información. Presenta la creación, desarrollo y perspectivas de áreas de alta tecnología, ciudades científicas y parques tecnológicos. También se examina la renovación industrial de grandes ciudades mundiales sobre la base de la industria de alta tecnología y analiza el proceso de la formación de nuevos centros de innovación tecnológica. Se investiga la situación urbana y regional más avanzada, la historia de la sociedad de la información y las políticas de desarrollo científico y tecnológico.

La posibilidad de lograr una corriente óptima de información se concreta en proyectos planeados en los que se reúnen instituciones de investigación, mano de obra cualificada y capitales dispuestos a invertir en innovación. Estas tecnopolis, conforman un medio innovador (capaz de generar riqueza a partir del conocimiento) Para impulsar el desarrollo de las tecnopolis se requiere de infraestructura y servicios de alta calidad; mano de obra con un alto nivel educativo y fomento a la investigación básica y aplicada

Las tecnopolis como centros de innovación y alta tecnología pueden ser de tres tipos: complejos industriales de alta tecnología construidos sobre un medio innovador... complejos de investigación estrictamente científicos, sin relación territorial directa con la fabricación, parques tecnológicos, y programas de tecnopolis como instrumentos del desarrollo regional y de descentralización industrial

Un aspecto fundamental en el proceso de generación de conocimientos científico-técnicos que lleven a la innovación tecnológica son las redes de conocimientos, constituidas a partir de corrientes de información El establecimiento de redes formales o informales constituye un prerrequisito básico para la configuración de tecnopolis. Las redes de información que se crean tanto dentro como fuera de la empresa llegan a ser tan importantes que de ellas depende el éxito o el fracaso de la misma.

El sistema de innovación está constituido por una jerarquía de sistemas regionales o distritos especializados que conforman un tejido de comunicación. La sinergia ( vía con carácter informal para producir y difundir conocimientos, que se presenta en el interior de los centros de trabajo y en el ámbito extralaboral también son definidas como la generación de nueva información de alto valor por medio de la interacción humana), los medios y las redes que forman parte de los procesos de investigación y desarrollo permiten conformar las cadenas de innovación en donde las mejoras , en un proceso de competencia, implican a su vez a nuevas mejoras. Los gobiernos deben implantar proyectos que presenten un alto riesgo o que sean de gran envergadura. Las universidades, por su parte, deben aportar materia prima para los procesos de innovación (conocimientos básicos y aplicados y mano de obra sumamente calificada. Otra posibilidad de las universidades es actuar directamente como empresas, Al gobierno y a las instituciones educativas de nivel superior les son asignadas funciones básicas de apoyo a estos procesos. Los países periféricos se vislumbran, dentro de estos escenarios, a partir de dos posiciones: la que señala la carencia de posibilidades de acceso a este nuevo modo de desarrollo y la que plantea la posibilidad que tienen de insertarse en los procesos de cambio en la medida en que aprovechen las nuevas oportunidades de desarrollo.

La innovación y el desarrollo científico-técnico como base de la economía de la información, al centrarse de manera unilineal en el desarrollo tecnológico aplicado a procesos y a productos, deja de lado la multicausalidad y la interdependencia de fenómenos de orden natural y social. Esta perspectiva genera o problemas no vislumbrados por muchos de los paradigmas de la innovación. Paradigma en su sentido más amplio,por lo tanto organiza la acción y el producto de conocer al tiempo que se constituye en ella. El pensamiento científico y tecnológico actual se rige por el paradigma informacional-comunicacional.

En esta obra se estudia la renovación industrial de las grandes ciudades a través de los nuevos centros y parques tecnológicos, Lo que se intenta reseñar aquí es el surgimiento de un nuevo modelo de organización socio-técnica

Un elemento clave en este modelo de localización es la importancia decisiva de los complejos de producción de innovación tecnológica para todo el sistema. Es lo que se denomina «medio de innovación”. Por él se entiende un conjunto específico de relaciones(que es el principal rasgo que constituye la comunicación; la comunicación es básicamente relación) de producción y gestión, basado en una organización social(macroestructuras relacionadas con los niveles políticos, económicos y religiosos) que en general comparte una cultura industrial y unas metas instrumentales encaminadas a generar nuevo conocimiento, nuevos procesos y nuevos productos. Aunque el concepto de medio no incluye necesariamente una dimensión espacial. Lo que define la especificidad de un medio de innovación es su capacidad para generar sinergia, esto es, el valor añadido que no resulta del efecto acumulativo de los elementos presentes en él, sino de su interacción. Los medios de innovación son fuentes fundamentales para la innovación y la generación de valor añadido en el proceso de producción industrial en la era de la información.

En primer lugar, los medios de innovación industrial orientados a la alta tecnología, que denominamos tecnopolis», presentan diversas formas urbanas. En la mayoría de los países, con las excepciones importantes, las principales áreas metropolitanas contienen las tecnopolis más destacadas(Londres, por ejemplo. Sin embargo, algunos de los centros de innovación más importantes de la tecnología de la información sí son nuevos, sobre todo en el líder tecnológico mundial, los Estados Unidos. Silicon Valley, la carretera 128 de Boston.

Su desarrollo fue el resultado de la coincidencia de variedades específicas de los factores habituales de producción: capital, trabajo y materias primas reunidos por algún tipo de empresario institucional y constituidos en una forma particular de organización social. Su materia prima la formaba el nuevo conocimiento Su fuerza de trabajo, requirió la concentración de un gran número de científicos e ingenieros muy cualificados de diversas universidades locales Su capital también fue específico, dispuesto a afrontar el alto riesgo de invertir en alta tecnología pionera Al principio del proceso, la articulación de estos factores de producción solió ser obra, en general, de un actor institucional. Por último, las redes sociales, de diferentes clases, contribuyeron con fuerza a la consolidación del medio de innovación y a su dinamismo, asegurando la comunicación de ideas

Lo que muestra sobre los nuevos medios de innovación, sea en los Estados Unidos o en otros lugares, es que aunque existe una continuidad espacial en el dominio los metropolitano, también puede invertirse si se dan las condiciones adecuadas. Y que las condiciones adecuadas tienen que ver con la capacidad de concentrar espacialmente los ingredientes precisos para inducir sinergia Si ése es el caso tenemos un nuevo espacio industrial marcado por una discontinuidad fundamental: los medios de innovación, nuevos y antiguos, se constituyen en virtud de conjuntos de estructuras, que es importante para la idea de comunicación, y dinámica internas, atrayendo después firmas, capital y mano de obra al medio de innovación que conforman. Una vez establecidos, los medios de innovación compiten y colaboran entre regiones diferentes, creando una red de interacción(cuando dos procesos se influyen mutuamente) que los reúne en una estructura industrial común que sobrepasa su discontinuidad geográfica

Sin embargo, para obtener una visión clara del nuevo espacio industrial constituido en la era de la información, debemos añadir cierta precisión porque, en el análisis, con demasiada frecuencia se hace hincapié en la división espacial del trabajo entre las diferentes funciones ubicadas en territorios distintos. Esto es importante, pero no esencial, en la nueva lógica espacial. Las jerarquías territoriales pueden desdibujarse e incluso invertirse, a medida que la industria se expande por el mundo y la competencia aventaja o golpea a regiones enteras, incluidos los mismos medios de innovación. Asimismo, se constituyen medios de innovación secundarios, a veces como sistemas descentralizados desgajados de centros primarios, pero suelen encontrar sus nichos en la competencia con sus matrices originales, ejemplos de lo cual son Seattle frente a Silicon Valley

Su análisis detallado de la evolución de Silicon Valley muestra la importancia, para las firmas regionales de alta tecnología, de las relaciones extrarregionales en la mayor parte de las interacciones Estamos en un proceso de transformación estructural del sistema mundial

Este proceso de retroalimentación(flujo circular de información entre el sistema y su entorno) se manifiesta en una amplificación de los efectos de la tecnología En este marco, se produce un círculo de retroalimentación en la introducción de una nueva tecnología, su utilización y su desarrollo en nuevos campos. Se plantea el paso de una economía industrial a una economía informacional /global que está definida en su carácter informacional por el hecho de que la productividad y la competitividad de sus unidades o agentes (ya sean empresas regiones o naciones) depende fundamentalmente de su capacidad para generar procesar y aplicar con eficacia la información basada en el conocimiento.

Sin las funciones esenciales del Estado es sumamente difícil pensar en organizar una estructura social caracterizada por extremas aglomeraciones poblacionales, actividades económicas especializadas y desarrollos científico- tecnológicos encaminados a la conformación de una sociedad red. En el caso del desarrollo de las tecnopolis como medios de innovación tecnológica en el centro del sistema mundial, su conformación se dio gracias a un complejo industrial y militar financiado por el Estado.. En resumen, las tecnopolis norteamericanas no se hubiesen gestado ni menos sin los aportes del gobierno

El país, el momento histórico y la cultura donde se originó este proceso no son indiferentes a sus resultados. El hecho de que la construcción de este paradigma tuviera lugar en los Estados Unidos, y más precisamente en California y en los años 70, ha tenido fuertes consecuencias sobre las formas y la evolución de las nuevas tecnologías de información. Por ejemplo, a pesar del rol decisivo de la financiación de origen militar, el florecimiento tecnológico que tuvo lugar a comienzos de los 70 puede relacionarse con la cultura de liberación, innovación, individualidad, e iniciativas que surgió de la cultura setentista

La economía de la información, ha pasado más inadvertida que la economía industrial a la cual está reemplazando. En definitiva, la comunicación y la cultura pasan a formar parte de modo creciente de las bases productivas

La relevancia socioeconómica de la información altera los tradicionales vínculos e interrelaciones existentes entra la economía, la política y la sociedad, que necesitan ser redefinidos.

La economía informacional se caracteriza por nuevas formas organizativas y la nueva economía de la información por su flexibilidad, su adaptación a las condiciones y a la demanda de cada sociedad, de cada cultura y de cada organización Resalta el hecho de que la cultura de una sociedad basada en la información y tecnológicamente avanzada, no puede ser consumida productivamente si no existe un nivel significativo de innovación en el tejido social.

Todos los países han querido emular el éxito de Silicon Valley y de la carretera 128 de Boston, con más o menos acierto, y así es como han surgido los parques tecnológicos en el resto el mundo. En Europa es donde están más extendidos. El más conocido es el de Sophia Antipolis. En Japón, la iniciativa procede del gobierno nacional, y consiste en una planificación exhaustiva realizada a principios de los años 80 de tecnopolis

Existe una imagen de la economía industrial del siglo XIX. Hay una imagen paralela para la nueva economía que ha ido ocupando el lugar de aquella en los últimos años del siglo XX, pero que apenas si está ahora tomando cuerpo en nuestra conciencia

Los objetivos básicos que deben perseguir los parques científicos y tecnológicos son: promover las relaciones universidad-empresa, incentivar y promover la innovación a través de fomentar la creación de empresas de base tecnológica1 y facilitar la transferencia de tecnología. Hay que señalar respecto a las relaciones del parque con la universidad o centros de I+D, que éstas no consisten sólo en mantener una proximidad física sino que resulta vital mantener una proximidad intelectual (flujos de conocimiento, intercambio de información, etc. Además los parques deben fomentar la cooperación, colaboración entre los agentes

Si la nueva economía tiene su motor en la generación de conocimiento y la constante innovación, la ciudad concentra a aquellos individuos que generan tal conocimiento. La gran metrópoli, se constituye en el contexto de la "nueva economía" como el centro de los medios productores de innovación

La revolución tecnológica no se caracteriza por el carácter central del conocimiento y la información, sino por la aplicación de estos a aparatos de generación de conocimiento y procesamiento de la información/comunicacion en círculos de retroalimentación acumulativos entre la innovación y sus usos. Para que estos sistemas de descubrimientos tecnológicos interactuarán con sus aplicaciones se necesitó de una base territorial llamada "medio de innovación". Este "medio de innovación" (10) que ofrece un sustrato espacial y sociocultural al desarrollo de las tecnologías de la información son las llamadas tecnopolis; en él convergen aglomeraciones de conocimiento científico / técnico, expertos (trabajo calificado), universidades, empresas y financiamiento estatal, muchas veces militar como en el caso de Estados Unidos

Las tecnopolis que privilegian la acción del conocimiento sobre sí mismo como principal fuente de productividad, es decir, el procesamiento de la información se centra en la superación de la tecnología de dicho procedimiento como fuente de productividad, en un círculo de interacción de las fuentes del conocimiento de la tecnología y la aplicación de ésta para mejorar la generación de conocimientos y el procesamiento de la información; son medios de innovación por ser puntos de convergencia y aglomeradoras del nuevo conocimiento científico / tecnológicos, de un extenso mercado de expertos ingenieros y científicos,

Lastecnopolis se constituyen como centros planificados para la promoción y difusión del nuevo paradigma tecnológico con base en la innovación, redefiniendo al mismo tiempo los procesos del desarrollo local y regional. Son proyectos derivados de la asociación entre el sector público y privado; son promovidos por los gobiernos en cooperación con universidades y corporaciones empresariales. La función de las tecnopolis es generar los instrumentos y materiales, los productos y símbolos de la economía de la información

,Sin embargo con el advenimiento de la era informacional La globalización económica ha disminuido el papel de los estados en la organización del desarrollo económico nacional, permitiendo a las ciudades y regiones constituirse como los ejes más dinámicos de la innovación. La creación de polos tecnológicos vinculados a redes internacionales de industrias dedicadas a la producción y procesamiento de información han florecido en las últimas décadas en paisajes donde la tradición industrial no apuntaba que se convertirían en centros líderes en la innovación tecnológica como Silicon Valley en los Estados Unidos.

Sin embargo, aún aquí, se hace difícil hablar de un modelo unívoco de innovación tecnológica a partir de la disminución del control estatal en la dirección de la economía. El análisis del eje San Francisco-Palo Alto-Berkeley en la creación de los complejos industriales de la al aunar en una misma área investigación y desarrollo; o el eje constituido en Tokio, para analizar el papel del Estado como innovador permanente en el Japón contemporáneo, sugiere la constitución de dos modelos distintos de innovación tecnológica. Por un lado la éxitosa estrategia horizontal y descentralizadora de las empresas situadas en el área de Silicon Valley en California, y por el otro, el control estatal ejercido en los patrones innovadores de la industria japonesa

La era informacional requeriría una nueva forma urbana, la, pero ésta, del mismo modo que la ciudad industrial no fue una réplica mundializada de Manchester, la ciudad informacional emergente no copiará Silicon Valley ni Los Angeles