Tecnología

Avances tecnológicos. Ciencia. Papel social. Ventajas y desventajas. Tecnólogo

  • Enviado por: Rubencho
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 14 páginas
publicidad
publicidad

  • CONCEPTO DE TECNOLOGÍA.

  • Resulta impresionante cómo la tecnología evoluciona con cada día que pasa. Y debido a esta evolución, su conceptualización resulta cada vez más rica y variada. Muchos han sido los autores que se han decidido a sentar las bases del término. Amplias y variadas han sido estas definiciones. La gran mayoría la describen y la analizan como un fenómeno científico-social. Otras caen en la disyuntiva de considerarla como una ciencia aplicada o tomarla como un proceso autónomo, más no independiente, respecto a la ciencia. Por otro lado, hay quienes afirman que es necesario diferenciarla muy bien de la técnica. Ésta, posee una connotación más artesanal, común, sin una profunda interrelación con el hecho científico, y que busca solucionar las situaciones concretas e inmediatas a las cuales se aplica. Mientras que la tecnología no puede obviar este aspecto intrínsecamente científico.

    La tecnología no solamente invade toda la actividad industrial, sino que también participa profundamente en cualquier tipo de actividad humana, en todos los campos de actuación. El hombre, moderno utiliza en su comportamiento cotidiano y casi sin percibirlo una inmensa avalancha de contribuciones de la tecnología: el automóvil, el reloj, el teléfono, las comunicaciones, etc. A pesar de que existe conocimiento que no puede ser considerado conocimiento tecnológico, la tecnología es un determinado tipo de conocimiento que a pesar de su origen, es utilizado en el sentido de transformar elementos materiales -materias primas, componentes, etc. -o simbólicos -datos, información, etc.- en bienes o servicios, modificando su naturaleza o sus características.

    Existen muchísimos conceptos en cuanto a tecnología se refiere. Aquí presentamos los de varios autores desde distintos puntos de vista:

    • Methere: Conocimiento aplicado a propósitos prácticos.

    • Dupree: Define la tecnología como un sistema de información que conecta al homo sapiens con su ambiente.

    • Mario Bunge: Es la técnica que emplea conocimiento científico; más precisamente cuerpo de conocimiento es una tecnología en sí y solamente si es compatible con la ciencia coetánea y controlable por el método científico, se lo emplea para controlar, transformar cosas o procesos naturales o sociales. La tecnología se muestra como una simbiosis entre el saber teórico de la ciencia - cuya finalidad es la búsqueda de la verdad- con la técnica - cuya finalidad es la utilidad -. La finalidad de la tecnología sería la búsqueda de una verdad útil.

    • Falcott. (desde la sociología): Señala que la tecnología es la capacidad socialmente organizada para controlar y alterar activamente objetos del ambiente físico en interés de algún deseo o necesidad humana.

    • Sábato (desde la economía): "conjunto ordenado de conocimientos necesarios para la producción y comercialización de bienes y servicios".

    • Gallbraith (The new industrial state) La tecnología es la aplicación sistemática del conocimiento científico o de otro tipo de conocimiento organizado, a tareas prácticas.

    • Arnold Pacey (ángulo cultural) define la tecnología como una actividad humana y parte de la vida.

    • De Solla Price: la ciencia se ocupa de entender la naturaleza; la tecnología aplicar esta ciencia de cualquier forma para contener la naturaleza a la voluntad del hombre. Ciencia y tecnología son ocupaciones creativas; un contraste interesante entre ciencia y tecnología es que en la ciencia uno derrotó al otro cuando publica primero, en cambio en la tecnología ocurre lo contrario, hay que proteger el invento, patentarlo eludir el espionaje industrial. La diferencia emerge del hecho de que aunque la ciencia es filosóficamente un proceso de generalización e invención de leyes, la naturaleza aparece actuando como si hubiese un solo mundo a descubrir [...]. La tecnología es una suerte de propiedad arbitraria de una civilización, en tanto la ciencia parece seguir más un dictado de la naturaleza que una propiedad del cerebro.

    • Mc Ginn:

  • Como Technics, productos materiales de fabricación humana (hardware) son las herramientas, máquinas, etc.

  • Refiriéndose al complejo de conocimientos, métodos, materiales y si cabe partes constitutivas.

  • Como una forma de actividad cultural humana. Es el tipo de actividad al que se aplican algunas personas (artesanos, maquinistas) también llamados los practicantes de la tecnología

  • Expresión de una sociedad: complejo de conocimientos, gente, habilidades, organizaciones, instalaciones, technics , recursos físicos, métodos y tecnologías que tomados todos juntos están dedicados a la información.

    • Edwin Layton Jr.: El diseño es el propósito central de la tecnología.

    • Singer y Hall: Tratan a la tecnología como técnica y al tecnólogo como técnico. Hall agrega que la ciencia genera el conocimiento que emplean los tecnólogos.

    • Zisel: es un medio para hacer democráticamente disponible el género de libertad disfrutado por unos pocos en la sociedad antigua basada en la esclavitud.

    • En forma general, tecnología es el término general que se aplica al proceso a través del cual los seres humanos diseñan herramientas y máquinas para incrementar su control y su comprensión del entorno material. Es un proceso emprendido en todas las culturas (carácter universal), que comprende la aplicación sistemática del conocimiento organizado (síntesis) y de objetos tangibles (herramientas y materiales) a la extensión de las facultades humanas, que son restringidas como resultado del proceso evolutivo. Surge en función del trabajo y de las necesidades económicas, y se incorpora al proceso social cuando las condiciones económicas lo exigen. El término proviene de las palabras griegas tecné, que significa 'arte' u 'oficio', y logos, 'conocimiento' o 'ciencia', área de estudio; por tanto, la tecnología, etimológicamente hablando, es el estudio o ciencia de los oficios.

      En la conceptualización de la tecnología pueden distinguirse tres enfoques que han actuado íntimamente a lo largo de la historia: la tecnología unida a la actividad cognoscitiva; la tecnología en relación a la evolución de los artefactos usados por el hombre y por último, la tecnología como fenómeno social.

    • INTERRELACIÓN ENTRE CIENCIA Y TECNOLOGÍA.

    • Es interesante ver cómo en nuestros días y a través del tiempo se ha hecho difícil diferenciar la tecnología de la ciencia. Son dos actividades únicas, separadas pero no divorciadas, con naturalezas muy específicas pero con una profunda e íntima interrelación. De manera general, la ciencia sería el “por qué conocer,” el “por qué llegar más allá” y el “qué de las cosas y sus circunstancias”; una incansable búsqueda de la verdad. Mientras que la tecnología es el “cómo conocer”, el “cómo aplicar” los conocimientos adquiridos para resolver soluciones, crear cosas, con el fin de elevar cada día más la calidad de vida del hombre. La tecnología moderna es predominantemente científica, ya que extrae sus fundamentos teóricos de la ciencia pura o básica.

      Los significados de los términos ciencia y tecnología han variado significativamente de una generación a otra. Sin embargo, se encuentran más similitudes que diferencias entre ambos términos.

      Tanto la ciencia como la tecnología implican un proceso intelectual, ambas se refieren a relaciones causales dentro del mundo material y emplean una metodología experimental que tiene como resultado demostraciones empíricas que pueden verificarse mediante repetición. La ciencia, al menos en teoría, está menos relacionada con el sentido práctico de sus resultados y se refiere más al desarrollo de leyes generales; pero la ciencia práctica y la tecnología están profundamente relacionadas entre sí. La interacción variable de las dos puede observarse en el desarrollo histórico de algunos sectores.

      En realidad, el concepto de que la ciencia proporciona las ideas para las innovaciones tecnológicas, y que la investigación pura, por tanto, es fundamental para cualquier avance significativo de la civilización industrial tiene mucho de mito. La mayoría de los grandes cambios de la civilización industrial no tuvieron su origen en los laboratorios. Las herramientas y los procesos fundamentales en los campos de la mecánica, la química, la astronomía, la metalurgia y la hidráulica fueron desarrollados antes de que se descubrieran las leyes que los gobernaban. Por ejemplo, la máquina de vapor era de uso común antes de que la ciencia de la termodinámica dilucidara los principios físicos que sostenían sus operaciones. Sin embargo, algunas actividades tecnológicas modernas, como la astronáutica y la energía nuclear, dependen de la ciencia.

      En los últimos años se ha desarrollado una distinción radical entre ciencia y tecnología. Con frecuencia los avances científicos soportan una fuerte oposición, pero en los últimos tiempos muchas personas han llegado a temer más a la tecnología que a la ciencia. Para estas personas, la ciencia puede percibirse como una fuente objetiva y serena de las leyes eternas de la naturaleza, mientras que estiman que las manifestaciones de la tecnología son algo fuera de control

      La base sobre la cual se levanta la tecnología actual es el conocimiento científico mismo. Adoptar y enfocar los conceptos analíticos de la ciencia y su método de investigación a los problemas que surgen por la combinación de necesidades y circunstancias en una sociedad en desarrollo, significa explotar el componente más dinámico de la tecnología avanzada.

      Para tener una visión más gráfica de esta relación a través de la historia (y en especial desde poco antes del siglo XVII hasta nuestros días) veáse en Anexos, página 18, el cuadro de la interrelación entre Ciencia y Tecnología.

    • EL PAPEL SOCIAL DE LA TECNOLOGÍA.

    • Algunos historiadores científicos argumentan que la tecnología no es sólo una condición esencial para la civilización avanzada y muchas veces industrial, sino que también la velocidad del cambio tecnológico ha desarrollado su propio ímpetu en los últimos siglos. Las innovaciones parecen surgir a un ritmo que se incrementa en progresión geométrica, sin tener en cuenta los límites geográficos ni los sistemas políticos. Estas innovaciones tienden a transformar los sistemas de cultura tradicionales, produciéndose con frecuencia consecuencias sociales inesperadas. Por ello, la tecnología debe concebirse como un proceso creativo y destructivo a la vez.

      Lo siguiente, podría aclarar un poco la diferencia entre la ciencia y la tecnología, en cuanto al medio social en el cual se desarrollan: Las comunidades que las sustentan, tienden a valorar tanto el “conocer” como el “hacer”. Es por ello que el auditorio de la ciencia tiende a constituirse por científicos investigadores, mientras que el auditorio principal de la tecnología no está compuesto por investigadores netos sino por quienes buscan resultados de utilidad práctica.

      Es curioso notar que el grado de desarrollo alcanzado por la tecnología no depende únicamente del factor tiempo, sino fundamentalmente del desarrollo socioeconómico de cada nación en particular. Debido a esto se pueden percibir tres niveles de tecnología desarrollados por las sociedades: tecnología de bajo nivel (asociada a las sociedades tribales), tecnología de nivel intermedio (sociedades subdesarrolladas o en vías de desarrollo) y la de alto nivel (sociedades altamente desarrolladas e industrializadas).

      Es por todos sabido que el verdadero papel social de la tecnología debería ser, por ética y moral, el elevar y mejorar la calidad de vida del hombre, haciéndola más acorde a su desarrollo cognoscitivo e intelectual. Pero, lamentablemente, hoy en día podemos notar cómo este objetivo se ha desvirtuado. Actualmente, el mismo hombre emplea todo el poder de sus conocimientos en la creación de productos que atentan contra la dignidad de la vida en todos sus aspectos. He aquí el punto más negativo y destructivo de la tecnología mal empleada: la muerte y la continua degeneración de su propio creador. Un simple y elocuente ejemplo es la tecnología militar destinada a la superioridad bélica y al rápido exterminio del “enemigo”. El diseño y construcción de aviones supersónicos tipo cazas cada vez más sofisticados, dotados de “armas inteligentes” que destruyen su objetivo con un margen de error casi nulo. La producción a gran escala de armas atómicas, capaces de arrasar y acabar en minutos con toda la vida existente en el planeta. En fin, viendo esto y mucho más, es oportuno hacerse esta pregunta: ¿cuál es el fin perseguido por el hombre al crear objetos o productos destinados a su propia aniquilación? En realidad, esto constituye un verdadero acertijo, digno de investigar y resolver.

    • VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA TECNOLOGÍA.

    • La tecnología hizo que las personas ganaran más control sobre la naturaleza y construyeran una existencia civilizada. Gracias a ello, incrementaron la producción de bienes materiales y de servicios y redujeron la cantidad de trabajo necesario para fabricar una gran serie de cosas. En el mundo industrial avanzado, las máquinas realizan la mayoría del trabajo en la agricultura y en muchas industrias, y los trabajadores producen más bienes que hace un siglo con menos horas de trabajo. Una buena parte de la población de los países industrializados tiene un mejor nivel de vida (mejor alimentación, vestimenta, alojamiento y una variedad de aparatos para el uso doméstico y el ocio). En la actualidad, muchas personas viven más y de forma más sana como resultado de la tecnología.

      En el siglo XX los logros tecnológicos fueron insuperables, con un ritmo de desarrollo mucho mayor que en periodos anteriores. La invención del automóvil, la radio, la televisión y teléfono revolucionó el modo de vida y de trabajo de muchos millones de personas. Las dos áreas de mayor avance han sido la tecnología médica, que ha proporcionado los medios para diagnosticar y vencer muchas enfermedades mortales, y la exploración del espacio, donde se ha producido el logro tecnológico más espectacular del siglo: por primera vez los hombres consiguieron abandonar y regresar a la biosfera terrestre.

      Durante las últimas décadas, algunos observadores han comenzado a advertir sobre algunos resultados de la tecnología que también poseen aspectos destructivos y perjudiciales. De la década de 1970 a la de 1980, el número de estos resultados negativos ha aumentado y sus problemas han alcanzado difusión pública. Los observadores señalaron, entre otros peligros, que los tubos de escape de los automóviles estaban contaminando la atmósfera, que los recursos mundiales se estaban usando por encima de sus posibilidades, que pesticidas como el DDT amenazaban la cadena alimenticia, y que los residuos minerales de una gran variedad de recursos industriales estaban contaminando las reservas de agua subterránea. En las últimas décadas, se argumenta que el medio ambiente ha sido tan dañado por los procesos tecnológicos que uno de los mayores desafíos de la sociedad moderna es la búsqueda de lugares para almacenar la gran cantidad de residuos que se producen.

      Por enumerar algunas consecuencias del mal empleo de la tecnología tenemos: la gran cantidad de desechos radioactivos producidos por las actividades de las plantas nucleares, la lluvia ácida producida por la contaminación atmosférica, el debilitamiento progresivo de la capa de ozono producto del uso desmedido de los agentes fluorocarbonados, la contaminación y constante desgaste de los suelos aptos para la siembra a causa del empleo de pesticidas, herbicidas y otros agentes químicos tóxicos, entre muchos otros. Los problemas originados por la tecnología son la consecuencia de la incapacidad de predecir o valorar sus posibles consecuencias negativas. Se seguirán sopesando las ventajas y las desventajas de la tecnología, mientras se aprovechan sus resultados.

    • EL TECNÓLOGO.

    • Ser un “tecnólogo” hoy en día implica un reto y un compromiso verdaderamente grandes. Esto es debido al papel relevante que cumple este personaje en la sociedad actual. Se tratará de realizar un desgloce de las características más relevantes de su perfil.

      El tecnólogo, como su propio nombre lo indica, es el hombre que materializa los conocimientos científicos a través de sus productos y los pone al alcance de la sociedad. Es un promotor de los avances de la ciencia, difundiendo, sugiriendo, implementando o creando nuevas tecnologías a fin de mantener la eficiencia de la producción de bienes y servicios que mejoren la calidad de vida de todos los seres humanos y del medio ambiente.

      Es un ente con visión de futuro y de reflexión, crítica, sensibilidad y percepción de las necesidades y problemas que surgen y que atentan contra el avance saludable y positivo de la raza humana. Por ello es un profesional, comprometido con la sociedad y su promoción, destinado al manejo de procedimientos y equipos altamente sofisticados para lograr ese fin y con una mentalidad abierta que le ayude a afrontar sin mayores traumas o esfuerzos los constantes devenires de la evolución científica y tecnológica.

      Ante todo, un tecnólogo debe ser un humanista. Una persona con valores morales y éticos muy bien fundamentados, puesto que sus productos impactan de manera considerable el orden social, económico, cultural y hasta político del mundo. Y es en este ámbito, el de la moral y ética, en que se debe hacer hincapié.

      El tecnólogo es un agente moral aun cuando sus decisiones y actos sean tachados de inmorales por aquellos que son perjudicados por estos. Y, como es bien sabido, el tecnólogo puede hacer daño, sea poniendo buena tecnología al servicio de malas metas, sea empleando tecnología inherentemente perversa. En ello reside su poder. Y es por ello que muchos estudiosos, notables, hombres de ciencia y filósofos como Mario Bunge apunta en dirección de formular o crear la tecnoética , partiendo de una teoría de valores que permita sopesar medios y fines, así como concebir las normas morales a imagen y semejanza de las normas tecnológicas. .

      "Si el científico como tal formula juicios de valor, el técnico va más allá: a veces formula, qua técnico, juicios éticos. La tecnología, al ocuparse en satisfacer requerimientos individuales y sociales no teóricos, construye un puente entre el campo del conocimiento y el de la evaluación" (Mario Bunge)

      El tecnólogo se convierte así, y en un camino de ida y vuelta, en puente de conexión entre el conocimiento generado y el individuo (usuario) que lo requiere, por su conocimiento del mundo y por estar en disposición de manejar con pericia las herramientas que le brindan las infraestructuras tecnológicas.

      Tecnología

      Según Mario Bunge, en la sociedad tecnológica actual el sujeto es responsable ante sí mismo y ante la humanidad, y no sólo ante los que financian sus prácticas o diseños. Este sujeto tiene el deber añadido, en virtud de su profesión y de los riesgos derivables, de reflexionar sobre los problemas morales.

      Es indiscutible que tecnólogos, a la par que científicos y administradores, están en la raíz de la existencia de nuestra sociedad tecnológica universalizada, y, sin embargo, informes de la sociología avisan de la no conciencia de responsabilidad moral sobre la suerte de efectos de sus propias actuaciones. No tienen conciencia de responsabilidades exigibles más allá de la anexa al buen hacer y dominio de la profesión. Todavía más, el ideal perseguido de eficacia se vería mermado, en opinión de aquéllos, por una conciencia sensibilizada. Los códigos deontológicos, lamenta Bunge, atienden con frecuencia más a la salvaguarda del status de profesional que a los derechos de los previsibles receptores de su labor.

      La ciencia teórica pura es siempre buena pues el conocimiento de la verdad es en sí mismo bueno, y porque la verdad se dirige a mejorar el mundo; pero "la tecnología se ocupa de la acción humana sobre cosas y personas. Esto es, la tecnología da poder sobre cosas y seres humanos, y no todo poder es bueno para todos" (Bunge, 1996) Por ello el periplo del tecnólogo se centra en una disyuntiva: la realización de su sensible labor forjadora de sociedades o la pasividad silenciosa y evasiva frente a su rol dentro de ellas.

      CONCLUSIÓN

      En realidad, la tecnología ha sido una herramienta muy útil para la transformación integral de la raza humana. Ha sido signo de progreso y de retroceso puesto que así como ha ayudado en el avance de la calidad de vida del hombre, así también, y aunque parezca extraño e inverosímil, la ha hecho retroceder hasta niveles sorprendentes. Solo basta con ver la disyuntiva irónica de dos ejemplos contrapuestos de este caso: los avances en cuanto a tecnología médica que buscan salvar vidas y el continuo progreso en la tecnología militar con la intención de acabar con el enemigo lo más rápido y “limpiamente” posible. Hoy en día, lamentablemente, casi todos los gobiernos del mundo inyectan más presupuesto a gastos militares y de defensa que a los sectores de promoción humana de sus países.

      La tecnología continuará ofreciendo descubrimientos y desarrollos que la mente humana no podrá creer. Muchos piensan que tener una página Web es garantía de éxito. La tecnología tiene una naturaleza perversa, porque da la falsa sensación de suficiencia. Hay que poner a la tecnología en su justa dimensión, pero es innegable el papel fundamental que ha cumplido dentro de las organizaciones y por lo tanto dentro de la humanidad, eso también implica los efectos negativos y positivos. Lamentablemente la tecnología está remplazando a pasos agigantados a los puestos de trabajo en las empresas. ¿Será posible que algún día observemos la implacable eliminación de los trabajadores de las fábricas?.

      En varios países del primer mundo se está planteando la necesidad de realizar un contrato entre gobierno, empresarios, y el tercer sector compuesto por: asociaciones civiles y organismos gubernamentales, para compartir los beneficios derivados de la utilización de la tecnología y anticipar futuros problemas sociales. En éste contexto la educación pareciera ser la clave.

      Hemos conocido la evolución de la ciencia, la técnica y la tecnología, en especial ésta última es un elemento de suma importancia en la economía globalizada actual, que junto al conocimiento y a otros valores intangibles (cultura, valores simbólicos, filosofía organizacional, información, datos) constituyen las bases para una organización competitiva y siempre dispuesto al cambio. Al decir de Rifkin: La tecnología es poder, pero no lo es todo...

      Elaborado por:

      Universidad “Fermín Toro”

      Mayo de 2002

      14