Tecnología CDROM (Compact Disc Read Only Memory)

Hardware. Dispositivos de almacenamiento. DVD (Digital Versatile Disc). Lectoras. Digitales. Datos. Capacidad. Almacenamiento. Componentes. Consumibles

  • Enviado por: Pix
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

¿Cómo funciona el CD-ROM?

Los antiguos ordenadores no tenían capacidad para emitir sonidos ni de mostrar imágenes en movimiento con un grado de color bueno. A partir de la revolución multimedia disponemos de información digital tanto visual como sonora. Ésta tiene mucha calidad y tiene acceso aleatorio, es decir, se puede consultar en cualquier momento los datos contenidos en el cd. Esta tecnología nos da mayor interactividad con el ordenador y aumenta el disfrute del usuario.

'Informática'
En la actualidad los ordenadores pueden ser considerados multimedia si tienen CD-ROM (o DVD), una tarjeta descompresora de vídeo (por ejemplo una mpeg2), una tarjeta de sonido y un buen monitor. Un CD es un sistema masivo de almacenamiento óptico. Éste soporte se utiliza para distribuir software comercial (aplicaciones, juegos, demos,...) y audio.

Se combinan texto e imágenes. Esto permite ahorrar espacio, porque en uno de ellos puede caber una enciclopedia, en otro el contenido de varios LP's, etc. Además tiene un acceso fácil y rápido.

Acceso Aleatorio

Como es bien sabido, en un CD se puede acceder a cualquier dato con la misma facilidad y rapidez. Al contrario pasa con las cintas magnéticas, donde para llegar a una información tenemos que haber pasado por toda la información precedente. En los soportes de acceso aleatorio da igual que se quiera consultar el primer dato o el último, ya que se tarda lo mismo.

'Informática'

El color de los CD's varía en función del tinte utilizado. No todos los lectores soportan los mismos colores.

'Informática'

Tecnología óptica

La unidad de Cd rom utiliza discos intercambiables protegidos con plástico. Recupera los datos leyéndolos con un rayo láser de una forma parecida a los reproductores de Cd audio. Un CD ROM almacena la información mediante tecnología óptica (luz láser). Una unidad lectora de CD ROM no tiene muchos mandos(a parte de abrir/cerrar bandeja y una salida de auriculares),al contrario que un reproductor de Cd audio. Eso es porque el PC se encarga de controlar ésta unidad mediante una tarjeta controladora que está en la placa base.

CD ROM: Lectura

Es indispensable que la velocidad del disco bajo el lector siempre sea la misma. Un motor varía constantemente la velocidad de giro para que los datos se muevan a la misma velocidad bajo el detector. Eso tiene que pasar con independencia de donde se encuentre el cabezal de lectura. Éste método es llamado velocidad lineal constante.

Los discos magnéticos distribuyen la información en pistas y sectores. Para que los datos pasen siempre a la misma velocidad bajo el lector de utiliza el método llamado velocidad angular constante.

Como los sectores exteriores pasan a más velocidad bajo el cabezal éstos deben ser más grandes para contener la misma cantidad de información que los del centro. Así se pierde espacio, pero se gana velocidad.

El CD-ROM utiliza un método diferente para delimitar sus zonas. Los datos están contenidos en una espiral que va del centro al exterior (una sola pista). Ésta pista se divide en sectores de igual tamaño. Un disco compacto puede tener almacenada más información que uno magnético pero es más lento que el último.

En el elemento de lectura el diodo láser proyecta un haz de luz concentrado que la bobina se encarga de enfocar. El láser atraviesa la capa de plástico e incide en la parte reflectora. Su superficie tiene entrantes y salientes (hechos al grabarse los datos) que representan la información (son ceros y unos).

La luz que llega a un entrante se dispersa pero la que llega a un saliente desvía el rayo hacia un diodo sensible a la luz que genera electricidad por cada impulso luminoso que le llegue. Un circuito regulado se encarga de generar ceros y unos que el ordenador interpretará como información multimedia.

GRABADORAS DE CD

Las grabadoras y regrabadoras se han convertido en poco tiempo en el tercer periférico más vendido, detrás de impresoras y escáneres. En el momento presente y por lo que cuesta un disco duro de alta capacidad se pueden encontrar modelos de regrabadoras de muy buena calidad. La grabación de un CD ha dejado de ser desde ya hace tiempo una tarea arriesgada y lo que antes era casi un ritual repleto de plegarias implorando piedad y una grabación sin problemas ha pasado a ser una tarea casi rutinaria y poco sujeta a fallos.

Por lo tanto la adquisición de este tipo de periférico es muy recomendable ya que permite la lectura y escritura de un formato muy extendido: el CD-ROM.

Historia de las grabadoras de CD

El popular y apreciado CD lleva ya mucho tiempo ocupando un lugar de privilegio en el complicado y exigente mundo de lo cotidiano. La historia se remonta en sus orígenes a finales de los 70 y principios de los 80 cuando Sony y Philips ultiman los detalles de lo que seria el primer CD. En 1979 definieron sus especificaciones físicas y en 1980 las hicieron oficiales bajo la denominación de Red Book-tradicionalmente se optó por bautizar a las normas que describen el formato de los CD de acuerdo con el color de las cubiertas de los libros donde se recogían-. En 1982 se presentó en sociedad el primer Audio CD. En poco tiempo se comprobó que la bajísima tasa de error que tenia este formato permitía asignarle tareas de más reponsabilidad y de nuevo, Philips y Sony en 1983, se encargaron de extender sus especificaciones para que pudiera albelgar, además de audio, datos. Este nuevo formato se le llamo Yellow Book y es el precursor del CD-ROM. Aunque no comenzó a tener aplicación práctica hasta que en 1987, con la norma ISO 9660, se definió un formato lógico estándar que acabase con la diversificación de formatos de muchas compañías. Entretanto, ya había aparecido en 1986 el CD-I (Green Book), un nuevo formato que evolucionó del Audio CD destinado a ser una mezcla entre consola y reproductor de vídeo.

En 1988 se produjo, en las manos incansables de Sony y Philips, un gran salto con la creación de CD grabable o CD-R (Orange Book Part II, la parte I esta dedicada a los dispositivos magneto-ópticos), y después en 1994 el CD regravable o CD-RW (Orange Book Part III).

Pero no todo era optimismo. Por aquel entonces los reproductores de CD solo estaban preparados para leer los discos estampados industrialmente. El aspecto negativo de los discos CD-R basados en la estructura laminar de cuatro capas estaba precisamente en el lado más brillante, al tener unos valores de reflectividad más bajos de lo necesario para poder ser leídos correctos. Aún peor resultó ser en el caso de los discos CR-RW con unas tasas de reflectividad incluso inferiores. Esta situación se mantuvo así hasta que sentaron las bases del estándar Multiread, que especificaba los requerimientos hardware de los lectores añadiéndoles un control de ganancia que amplifique el haz reflejado y poder así leer estos nuevos discos.

Otros formatos que aparecieron fueron el CD-ROM/XA (CD-ROM Extended Architecture), creado en 1989 una extensión del Yellow Book donde su campo de aplicación es el multimedia (formato utilizado en la consola PlayStation), el Photo CD, desarrollado por Kodak en 1991 o el Video CD (White Book) y el CD-Extra (Blue Book), formatos menos conocidos.

Proceso de grabación

Una sesión de grabación típica crea tres zonas en el disco: el denominado Lead In que se deja en blanco hasta el final de proceso de escritura cuando se graba la Tabla De Contenidos (TOC), el área de datos propiamente dicha y el Lead Out, un espacio en blanco que indica que la sesión ha finalizado. Mientras el disco no se cierre, se podrán escribir tantas sesiones como quepan en el espacio de CD siempre teniendo presente que por cada sesión se pierden unos 14 MB de espacio útil sumando el Lead In y el Lead Out. Cuando se incluya más de una sesión es altamente recomendable importar las sesiones anteriores para enlazarlas con la nueva que se vaya a crear y así, al cerrar el disco tras la escritura de la última sesión se podrá acceder a todo el contenido del disco aún con los reproductores de CD de hace algunos años.

Para saber como funciona el proceso de grabación es conveniente saber como son los diferentes tipos de CD, CD (industrial), CD-R y CD-RW, y como se le estampan datos en él.

GRABACIÓN DE DATOS EN DIFERENTES TIPOS DE DISCO

CD

Son aquellos que se manufacturan industrialmente. Su estructura laminar de tres capas consta de un substrato de policarbonato sobre el que se imprimen microscópicas muescas que una vez finalizado el proceso de estampación recibirán el nombre de pits. Se corresponden con los “0” lógicos. Por el contrario, la superficie del substrato de policarbonato que se deja intacta pasará a denominarse land y se corresponderá con un “1” lógico. La siguiente fase consiste en el recubrimiento de este substrato con una delgada capa de aluminio que será la responsable de reflejar la luz láser emitida por la cabeza lectora ya su vez esta capa se recubre de una finísima lámina de protección (tan sólo 0,002mm) dando por terminado el proceso. Los pits y lands están dispuestos sobre una imaginaria espiral que parte del centro del disco hasta llegar al borde exterior. Una característica óptica, la reflectividad, sirve para diferenciarlos entre ellos siendo la de los pits mucho menor. De este modo, en el proceso de lectura, la intensidad del haz láser reflejado variará según el patrón de pits y lands presente en la superficie del CD y que nos indicará los “0” y “1” que forman el código de una aplicación, texto o imagen por ejemplo.

CD-R (CD Grabable)

Este tipo de CD sólo puede ser escrito una vez pues el proceso de grabación modifica irreversiblemente (fundiéndola) la superficie del disco. Al ser imposible reproducir en los hogares el proceso de estampación industrial tenemos que imitar las variaciones en la reflectividad de la superficie con otros procedimientos. A diferencia de los CD ordinarios, los CD-R tienen un diseño laminar de cuatro capas y no tres. La capa adicional está formada por un compuesto orgánico de estructura compleja y se localiza entre el sustrato de policarbonato y la capa de material reflectante. El láser, modulado según del patrón de datos que recibe del software de grabación incide sobre la superficie orgánica y la funde en aquellas zonas donde se necesite formar un pit (baja reflectividad) para lo cual es necesario alcanzar una temperatura de aproximadamente 250 ºC y una potencia entre 4 y 8 mW. Al mismo tiempo, el policarbonato se expande para ocupar el espacio que se queda libre. Para dejar intacta la superficie (alta reflectividad), se reduce la potencia del láser.

En este tipo de discos ( y en los CD-RW), la capa sensible tiene marcada físicamente y a modo de guía, la trayectoria espiral que debe seguir el láser en la grabación. Sin esta guía, sería prácticamente imposible mantener el láser en su posición correcta.

CD-RW (CD Regrabable)

El compuesto orgánico de los CD-R no permitía la reescritura así que, se necesitaba encontrar otro compuesto con otras propiedades y un método que imitase los pits y lands. Este método se apoya en la tecnología del cambio de fase; el compuesto orgánico sobre el que actúa el haz láser es una aleación de plata, indio, antimonio y teluro. En su estado inicial presenta una estructura policristalina de alta reflectividad. En el proceso de grabación se eleva la temperatura del compuesto hasta los 500 o 700 ºC en aquellas regiones donde se quiera simular la presencia de un pit. En ese momento, la estructura de policristalina a no cristalina de baja reflectividad. Para simular los lands se reduce la potencia del haz láser y se deja intacta la estructura policristalina (alta reflectividad). Como las temperaturas que se alcanzan son muy elevadas es necesario modificar la estructura de capas del disco CD-RW. Ahora son cinco, tras la inclusión de dos capas dieléctricas rodeando la aleación la aleación y que actuán como si de dos disipadores se tratase.

El proceso de borrado pasa por calentar la superficie del disco hasta los 200 ºC y mantener ese temperatura durante un tiempo prolongado. De este modo se hace retornar al compuesto a su estado cristalino. Este proceso puede llevarse a cabo como mínimo 1000 veces (dependiendo del disco).

MÉTODOS PARA LLEVAR A CABO UNA GRABACIÓN

Dependiendo de las apetencias del usuario o de las capacidades del software y de la unidad de grabación, los datos se pueden estampar en el CD de diferentes formas.

  • Disc-At-Once o DAO: el CD se graba de una sola vez, bien utilizando una imagen virtual del mismo -una copia de la estructura de directorios y ficheros que forman los datos- o una imagen real. En el primer caso se necesita que la fuentes de datos sea muy rápida, y en el segundo, que el disco duro disponga de 650 Megas libres.

  • Tract-At-Once o TAO: la información se divide en pistas independientes. Suele emplearse para copiar música, datos de distintas fuentes, o cuando no se pueden cumplir los requisitos DAO.

  • Multisesión: el CD se graba en sucesivas sesiones. Es ideal cuando se almacenan datos que se van recopilando con el tiempo. Cada sesión implica el cierre de la anterior y la apertura de la misma, lo que equivale a una pérdida importante de memoria de varios Mb.

  • Packet o Incremental Writing: más conocida como escritura incremental o por paquetes. La información se divide en pequeños bloques de unos pocos Kbs, manejables de forma independiente. Es posible escribir varias veces en una misma pista, y dentro de una misma sesión. El CD-R se convierte en una especie de disco duro, con la diferencia de que no se puede borrar. En el caso de los discos CD-RW, el borrada es instantáneo.

Elección de hardware

Varias deben ser las cuestiones que se tengan en cuenta antes de montar un sistema completo de grabación. En primer lugar, es aconsejable utilizar un Pentium equipado con Windows 95/ o superior. Hay grabadoras que funcionan en un 486 bajo MS-DOS, pero pierden muchos discos al no poder asegurar la fluidez de los datos.

La velocidad, tanto de la fuente de los datos como de la propia grabadora, es crucial. Por eso, el disco duro debe ser rápido: por encima de 1Mbs/sg de velocidad media, tiempo de acceso inferior a 19 ms, y calibración termal rápida o inteligente, ya que esta operación detiene el disco duro, lo que puede vaciar el buffer de datos de la grabadora, y generar un error. Si se quiere copiar un CD directamente desde una unidad de CD-ROM, ésta debe ser SCSI, o IDE con una velocidad mayor a 24X. Con lectores más lentos también se puede realizar la copia, pero ya depende de otros factores, como la velocidad del ordenador y de la grabadora. La interfaz de la grabadora es importante que sea rápida (SCSI), aunque las grabadoras actuales suelen ser IDE porque ya dan muy buenos resultados.

También es importante tener en cuenta el búffer de datos de la grabadora: cuanto mayor sea éste, habrá menores posibilidades de que se vacié y se produzca un error de grabación.

Otras opciones que se tienen que mirar son la velocidad de grabación y regrabación con la que pueden trabajar, cuanto más rápida sea menos tiempo durará el proceso de estampación, o si queremos leer, además, DVD, ya que existen los denominados combos que incorporan todas las características de una grabadora más las nuevas posibilidades que incorporan los lectores de DVD.

Para terminar os ofrecemos diferentes regrabadoras que con las características que tienen son recomendables su compra.

HP CD Writer Plus 9310i

La HP CD Writer plus 9310i es un modelo capaz de escribir discos a 10x, mientras que la lectura la realiza a 32x. En caso de utilizar discos reescribibles, la velocidad bajará hasta 4x.

Dispone de un buffer de 4MB, con lo cual contribuirá a reducir los posibles errores por vaciado de buffer. Su interfaz es IDE y se distribuye con los programas Easy CD Creator y Direct CD, así como con un sistema para pegar etiquetas de serigrafía de forma cómoda y precisa. Además, cuenta con todas las ventajas de ser un producto Hewlett Packard en cuanto servicio postventa y garantía.

Precio aproximado: 38.000 pts.

Plextor PlexWriter 12/4/32

Es uno de los pocos fabricantes que desarrolla e implementa específicamente su propia tecnología en el diseño de la placa que sustenta la mayoría de los componentes y el láser lector. Ello le confiere unas prestaciones y una velocidad relamente altas, alcanzando en grabación los 12x (1.800 Kbytes/s). Con interfaz SCSI, lleva un botón para la reproducción de discos compactos de audio y un ventilador para disipar el calor que se genera. Sin embargo, no puede leer CDs verticalmente y es algo ruidoso en su funcionamiento.

Precio aproximado: 54.900 pts.

Memorex tri-MAXX 200 MP-9060ª

La unidad COMBO de Memorex se sirve de un grupo óptico en el que se sitúan dos diodos de láser de distinta longitud de onda.

La lectura de DVD-ROM se realiza a 4x (`x' de DVD), la de CD-ROM a 24x y la grabación de CD-R y CD-RW a 6x y 4x respectivamente.

Con la unidad se entrega casi todo lo necesario para poder empezar a trabajar con ella desde el primer momento, el software de grabación (Easy CD Creator y Direct CD), la documentación en castellano, así como el cable de audio y los tornillos necesarios. También se entrega un disco CD-RW, aunque no un CD-R. Únicamente echamos en falta el cable IDE, necesario si no disponemos de él.

Precio aproximado: ¿?.

DVD, el futuro?

Las siglas DVD se traducen como Digital Video Device (dispositivo de vídeo digital) o bien Digital Versatile Disc (disco digital versátil). Resulta curiosa esta duplicidad de interpretaciones, que nos hace advertir que mientras unos lo consideran un simple almacenaje para vídeo, otros prefieren destacar que tiene muchas otras aplicaciones.

A primera vista, un disco DVD es prácticamente indistinguible de un CD convencional; quizá tiene un brillo más o menos particular, pero dejando aparte esto nos encontramos con la clásica oblea redonda de material plástico, de 12 cm de diámetro y con el agujero en el centro. Entonces, ¿qué le diferencia del clásico CD-ROM o del aún más clásico CD de música?

'Informática'
Para ver la diferencia necesitaríamos un microscopio; en el DVD, al igual que en el CD, la

convencionales. ¿Escalofriante, verdad?

¿Y para qué sirve tanta capacidad, se preguntará usted? Y yo, la verdad. Para distribuir programas no, sin duda, porque ¿quién es el guapo que tiene un disco duro de 17 GB? ¿Se imagina que la nueva versión de Word ocupara más de los 650 MB de un CD-ROM? No, la principal función es el almacenaje de vídeo digital, para lo cual 17 GB no es una cifra demasiado exagerada.

En el formato MPEG-2, un formato de compresión de vídeo digital (en el que emiten Canal Satélite y Vía Digital, por ejemplo), esos 17 GB se quedan en menos de 10 horas (eso sí, con sonido Dolby Digital AC-3). Y como la variedad más común de DVD es la de una cara y una capa, resultan algo más de 2 horas de vídeo; suficiente para una película con mayor calidad que en VHS, doblada en varios idiomas y con subtítulos en algunos más, a elección del usuario.

Los DVD para datos informáticos se denominan DVD-ROM, mientras que los de vídeo se denominan DVD-Vídeo o simplemente DVD. También existen normas que definen DVDs de 8 cm, pero probablemente se usen tan poco como los CDs de ese tamaño.

FAQs sobre el DVD

Llegados a este punto en que usted ya sabe lo que es el DVD (una especie de CD apretado que se usa sobre todo para guardar vídeo), vamos a lo práctico, en forma de FAQs (vamos, de preguntas típicas y respuestas):

  • ¿Puedo usar un disco DVD en mi unidad de CD-ROM normal? No, para nada; necesita de una unidad lectora de DVDs, que cuestan como el doble de una de CD-ROM de marca.

  • ¿Puedo usar mis CDs en una unidad de DVD? Depende. Los CDs de audio y los CD-ROMs normales, sí, sin problemas. Los CDs grabables (como las copias habituales de CDs), depende de la unidad pero es probable que sí. Los CDs regrabables, probablemente no, pero algunos lectores de DVD son capaces de hacerlo.

  • ¿Cómo son de rápidas estas unidades de DVD? Las hay fundamentalmente de velocidad "1x" y de "2x". Las 1x están totalmente desfasadas, aunque llegan como mínimo a 1,2 MB/s (el equivalente a un CD de 8x). Las de 2x llegan como poco hasta 2,4 MB/s, el equivalente a un CD 16x, y a veces 20x o incluso más si en vez de un DVD hemos introducido un CD-ROM.

  • ¿Necesito algo más para ver el vídeo digital? . Necesita una tarjeta descompresora de vídeo MPEG-2, que a veces viene con la unidad DVD y a veces no, en cuyo caso suele ser más cara. Además, deberá tener un ordenador potente, digamos un Pentium 133 con 32 MB de RAM.

  • ¿Existen unidades de DVD grabables? Sí, pero no estándar. Existen al menos dos tipos distintos e incompatibles, además de bastante caros, y no es seguro cuál ganará... o si perderán los dos a favor de un tercero.

Conclusiones

O lo que es lo mismo, ¿me compro el DVD o no? Pues... por ahora, mejor no. La oferta de títulos de vídeo en DVD es aún muy precaria, la de juegos inexistente, y el "parque" de unidades ridículo; ¿conoce a alguien con un DVD? Y es que al DVD le falta algo para sustituir al VHS: grabar. Si se pudiera grabar, podría sustituir al CD-ROM, al vídeo VHS y al CD y la casete del equipo de música.

Sin embargo, para los usos de distribución, basta con la capacidad de un CD o dos; como unidad para copias de seguridad necesitamos grabar, claro; los precios de las unidades lectoras no son muy altos, pero aún tienen problemas al leer CDs grabables y regrabables; y las unidades grabables se encuentran en un peligroso estado embrionario. Un panorama que no invita a la compra inmediata, la verdad.

Yo sólo se lo recomendaría a los aficionados al vídeo y sobre todo a los fanáticos de los juegos, que será donde se utilice pronto (aunque tampoco demasiado, recuerde que casi nadie tiene DVD pero casi todos tenemos CD-ROM); eso en el caso de que vayan a comprar un ordenador nuevo, ya que la diferencia con un CD-ROM no es mucha si no incluimos la tarjeta MPEG-2. Para los que ya tienen ordenador, resulta mejor esperar un poco a ver qué pasa; mientras tanto, los precios bajan.

Por cierto: los discos DVD son aún más delicados frente al polvo y las huellas dactilares que los CD-ROM. ¿Por qué no les inventan una funda en vez de aumentar la capacidad? ¿O hacerlos de 8 cm, que serían más manejables y existen las normas para fabricarlos? En un DVD-ROM de 8 cm cabrían de 1,4 hasta 4,95 GB; yo me conformaba, la verdad.

Un futuro transparente, FMD - ROM

Por el momento el único soporte que puede dar sombra al querido CD-ROM, es el novedoso DVD, grandes prestaciones, con gran capacidad y excelente calidad musical, empleado en los entornos domésticos, ya sea en formato de películas o enciclopedias interactivas.

'Informática'

semejante a un CD vulgar y corriente, pero su capacidad de almacenaje puede llegar a 1433 Gigas.

Su funcionamiento es radicalmente diferente al de sus predecesores, ya que este se basa en la fluorescencia de la luz que recibe. Las varias capas q posee formadas de policarbonatos donde se encuentra el material fluorescente en cada bit. En un CD-ROM normal la longitud de onda del láser es 650nm al rebotar con la pista continua teniendo la misma longitud, con un material fluorescente, el FMD ROM consigue que, al incidir un rayo láser en una de sus capas aumente la longitud de onda del láser hasta los 680 nm.

Toda esta tecnología no solo se integrara en ordenadores de mesa, puesto que se puede reducir su tamaño se usaran en telefonía móvil y ordenadores hand-held. Las versiones más modernas ya apuntan al FMD-WORM (grabables) y FMD-RAM (regrabables) su tecnología de grabación será parecida al de un CD-RW de hoy en día, el láser ya no “quemará” CD, sino que mediante una reacción fotoquímica se podrá cambiar el estado del material fluorescente.

Se espera que la producción de FMD-ROM empiece a mediados del 2001 aunque los primeros prototipos han visto ya la luz y están funcionando a la perfección.

'Informática'

INSTALACIÓN DE CD-ROM, GRABADORAS Y DVD

Instalación de CD-ROM

No hay diferencias entre la instalación de un CD-ROM y una grabadora, por lo que nos decantaremos por el primero de ellos para hacer la instalación, la instalación de un DVD si no dispone tarjeta MPEG también es similar.

Su montaje es de lo más sencillo y no ofrece ningún tipo de dificultad. Es muy raro que se nos den problemas a la hora de instalar un dispositivo de estas características, aunque el error más común es no prestar demasiada atención a la configuración maestro/esclavo.

Como ya sabemos, en todo canal IDE debe existir un dispositivo IDE primario ( maestro o master) y uno secundario (esclavo o slave). Si lo vamos a colocar como único elemento en un canal IDE, debemos ponerlo como maestro, y si va a compartir canal con otro dispositivo (como otro CD-ROM o un disco duro por ejemplo) deberá colocarse como esclavo.

Para proceder a su instalación deberemos elegir una de las bahías de 5 1/4 de la carcasa que estén libres, insertar la unidad y atornillarla convenientemente.

Si en la placa base disponemos de un conector IDE secundario libre (conceptos vistos al hablar de la placa base) es conveniente usarlo para conectar el CD-ROM, ya que de este modo funcionará como maestro independientemente del disco duro, lo que le dará una mayor rapidez y fiabilidad durante las transferencias de datos. Para hacerlo de este modo situaremos un jumper que existe en la parte posterior de la unidad en la posición de master, que en caso de tener algún problema en saber cual es, es muy fácil de ver en el manual que se entrega con el CD-ROM.

Tras hacer esto cogeremos un cable IDE gris plano de 40 hilos y conectaremos uno de sus extremos al CD-ROM y el otro a la placa base, recordando que el cable rojo debe ir al conector número 1 de la unidad de CD y de la placa base. Ahora cogemos un conector libre de alimentación que sale de la fuente ( el mismo que usamos para el disco duro) y le conectamos a la unidad.

Salvo en unidades de CD muy antiguas, estas unidades soportan la lectura de CDs de música normales. En ese caso viene acompañándola un cable que se conectará a la tarjeta de sonido para que sea capaz de reproducir los compactos. Un extremo de este cable irá al CD-ROM y el otro a la tarjeta de sonido. Para saber como hacerlo correctamente será necesario mira el manual.

Una vez hecho esto pasaremos a instalar el software correspondiente.

Actualmente, es poco probable que instalemos un ordenador con el antiguo MS-DOS o sistema operativo equivalente. En los modernos sistemas Windows, la configuración de estos dispositivos, en el 99% de las veces, es tan sencilla como conectar los cables y dejar que el sistema los reconozca como nuevas unidades. Pero puede darse el caso que este artículo te ayude a montar un viejo 386 o 486 que aún conserve MS-DOS como principal sistema operativo; No está de más por tanto, explicar con detalle como debe hacerse la configuración de estos dispositivos.

CONFIGURACIÓN DE DISPOSITIVOS MULTIMEDIA EN MS-DOS

Son muchísimas las unidades que traen un CD-ROM o disquete que hace automáticamente la configuración; sin embargo, algunos modelos carecen de esta utilidad. En este caso habrá que modificar los archivos "config.sys" y "autoexec.bat" a mano. El primer paso es añadir el controlador en el primer archivo de sistema (config.sys) nombrado junto con una sentencia "device" o "devicehigh".

A modo de ejemplo esta sería una línea añadida al config.sys para el correcto funcionamiento de una unidad de CD-ROM:

DEVICE=C:\CDROM\DRIVERCDROM.SYS

Según esto, el software de nuestra unidad de CD-ROM está situada en el path C:\CDROM y el controlador es el DRIVERCDROM.SYS. . De todas formas en el manual se especificará cual debe ser la línea que añadiremos al config.sys.

En el "autoexec.bat", deberemos incluir la línea que haga una llamada al programa "MSCDEX.EXE " ( Microsoft CD Extensión) con el parámetro /D:XXXXX, donde en lugar de las X colocaremos el nombre del controlador cargado, aunque por defecto normalmente será /D:MSCD001. Si seguimos con el ejemplo anterior la línea que debería ser añadida al autoexec.bat sería la siguiente:

C:\RUTA_DEL_FICHERO\MSCDEX.EXE /D:DRIVERCD001 /V

Esta línea nos da a entender que el controlador MSCDEX.EXE se encuentra en el path C:\RUTA_DEL_FICHERO aunque pude guardarse en cualquier otro lugar. Vemos también que en este caso no usamos el parámetro por defecto sino el /D:DRIVERCD001, que es el que se necesita para usar esta unidad de CD.

Al igual que con el config.sys, en el manual debería especificarse claramente cual es la línea que se debe añadir al autoexec.bat.

Usemos el sistema que usemos, si todo funciona correctamente, podemos estar seguros de que contamos con un equipo multimedia, ahora solo debemos hacernos con el software necesario para sacar el máximo partido de nuestro ordenador.

Instalación de una unidad DVD-ROM con tarjeta MPEG

Antes de nada verifique que no existe ningún conflicto en la máquina. Para ello, elija Inicio / Configuración / Panel de control / Sistema / administrador de dispositivos. En caso de encontrar alguna exclamación en alguno de nuestros dispositivos, resuelva el conflicto. Normalmente bastará con actualizar los controladores para resolver el problema.

Ahora vamos a instalar la tarjeta descompresora MPEG. Apague su equipo, asegúrese de desconectarlo de la red eléctrica y retire la carcasa del ordenador. Descárguese de electricidad estática tocando el chasis del PC y busque una ranura PCI libre donde alojar la tarjeta MPEG. Después inserte la tarjeta dentro de la ranura firmemente pero sin forzarla y fije la tarjeta mediante un tornillo a la caja.

Ha llegado la hora de instalar la unidad DVD-ROM. Para ello deberá conectar la unidad a la placa madre teniendo en cuenta lo siguiente: los conectores IDE primario y secundario. Normalmente, se encontrará con el cable primario conectado al disco duro y el cable secundario conectado al CD-ROM. Ambos cables probablemente tendrán conectores libres entre la placa y el dispositivo. La mejor elección para conectar la nueva unidad es conectar el DVD al cable que se encuentra el CD-ROM. Si no dispusiéramos de un conector libre en el cable de CD-ROM lo cambiaríamos por el cable que suele venir con el lector de DVD. Si no fuera ese el caso, lo enchufaríamos al conector libre del cable del disco duro.

Si el nuevo dispositivo ocupa el segundo lugar en el cable, configure los puentes como “esclavo” con la ayuda de unas pinzas. Pero si éste es el único dispositivo configure los puentes como “maestro”. Monte el DVD-ROM sobre una bahía libre de 5,25”, para finalmente colocarle el cable IDE y alimentar la unidad mediente cualquier cable de alimentación que encuentre libre.

A continuación deberá conectar los cables de audio y vídeo, para optimizar y sacar el máximo partido de los nuevos dispositivos. Dependiendo del tipo de tarjeta MPEG que adquiramos el proceso puede variar; para estar seguro es recomendable leer el manual que ha de venir con la tarjeta y el DVD-ROM. Realice este paso con mucho cuidado y tranquilidad: interconectar los diferentes conectores bien puede ahorrarle muchos quebraderos de cabeza.

  • Conecte el cable de audio desde el DVD-ROM hasta el conector de sonido 1 en la tarjeta MPEG. Ahora coloque el cable que iba del CD-ROM a la tarjeta de sonido en el conector de sonido 2 de la tarjeta MPEG.

  • Para finalizar de canalizar el sonido, coloque un cable de audio desde el conector de salida de la tarjeta MPEG al conector de la tarjeta de sonido.

  • Quite el cable del monitor que está en la tarjeta gráfica y colóquelo en la entrada de vídeo de la tarjeta MPEG. Después conecte el puerto que ha liberado en la tarjeta gráfica al puerto de vídeo que se encuentre libre en la tarjeta MPEG.

  • Si desea ver películas DVD a través de su televisor, entonces deberá comunicar la tarjeta MPEG con su monitor mediante un cable (RCA o S-Vídeo, dependiendo de las posibilidades de su televisor).

  • Si dispone de altavoces que soportan los efectos Dolby Surrond, conecte un cable entre la salida digital de sonido de la tarjeta MPEG con los altavoces (este cable no suele acompañar a la tarjeta MPEG, deberá adquirirlo por separado).

  • Para terminar, deberá instalar el software y los controladores de todos los dispositivos. Deben venir consigo bien mediante CD-ROM o bien en disquete. Para ello encienda el sistema, Windows deberá reconocer los nuevos dispositivos y preguntará por los controladores.

    Por último realice una prueba exhaustiva de su sistema. Si encontrase algún problema revise todos los pasos anteriores.

    Desde la empresa Constellation 3D, nos llega una superrevolucionario sistema de almacenaje, su nombre el FMD-ROM (Fluorecent Multilayer Disk), en pocas palabras, un CD totalmente transparente (como un cristal) pero con la capacidad, al equivalente, de 80 DVD actuales. Este nuevo formato tiene muchas mas ventajas, las unidades reproductoras (los FMD-ROM lectoras) serán compatibles con el standard actual (CDROM, CDRW, DVD...), la velocidad de acceso y de lectura en este nuevo soporte es extraordinariamente superior a las actuales, su coste de fabricación es

    'Informática'

    Con esto se consigue que el rayo láser traviese varias capas manteniendo la calidad, el cabezal lector posee de un filtro que solo deja pasar la luz fluorescente (la de 680nm) ignorando las demás frecuencias. Puesto que no se pierde calidad entre capas se puede llegar a acumular una cantidad de hasta 100 capas separadas por solo 20 micrómetros. Todo y con eso la compañía esta trabajando para integrar 1000 capas en cada FMD-ROM y llegar a obtener discos de 10 Terabytes. Otra gran ventaja de los FMD es que su sistema de fluorescencia permite leer varias capas a la vez, es decir, una lectura en 3D, con lo que se llega a velocidad de lectura de 1 Gigabit / seg.

    'Informática'

    información digital se representa mediante microscópicas marcas como agujeritos en la superficie del CD (tapadas por una resina transparente protectora). Lo que ocurre es que en el DVD dichas marcas son más pequeñas y están más juntas, por lo que al caber más la capacidad es mayor. ¿Simple, verdad?

    Tipos de DVD

    Mientras que de nuestro viejo amigo el CD sólo existía un tipo (aparte de los mini-CDs de 8 cm), en el DVD tenemos hasta 4 variedades (y esto sin contar los grabables): una cara y una capa, una cara y dos capas, dos caras y una capa y dos caras y dos capas. Cara se refiere a las dos del disco DVD: la de adelante y la de detrás (de nuevo una solución simple pero eficaz); capa es algo más complicado, se refiere a capas de material (y por tanto de información) superpuestas en la misma cara del disco.

    Así, la capacidad de un DVD va desde los 4,7 GB de la variedad de una cara y una capa hasta los 17 GB de la de dos caras y dos capas; o, equivalentemente, la capacidad de 7 a 26 CDs