Tecnicas proyectivas

Asociación de Palabras. Test de Rorschach. Técnicas Proyectivas entre los test psicológicos. Proyección. Funcionamiento Psiquico

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

  • Trasfondo teórico y encuadre de la asignatura

  • el proceso de psicodiagnóstico

  • consignas a emplear en la aplicación de pruebas gráficas

  • cuestionario desiderativo

  • una prueba verbal para población infantil: las fábulas de L. Düss

  • pruebas temáticas para población infantil

  • anexos como instrumentos posibles de trabajo a emplear en las prácticas de la asignatura

  • Las técnicas proyectivas, repaso a través del tiempo:

  • la asociación de palabras como preámbulo

  • Revelan lo inconsciente y comienzan a utilizarse como instrumento de diagnóstico.

    El trabajo que durante las últimas décadas del 19, se desarrolló sobre la asociación de palabras, preparó el camino y constituye el antecedente más directo que las técnicas proyectivas. Exponemos brevemente a continuación nombres y fechas de relieve:

    1879, Inglaterra, Galton publica su artículo sobre “ asociación de palabras”. El mismo fue su propio sujeto experimental. Palabras que utilizó en su investigación de las hizo públicas porque, según decía, mostraban a lo claro y con mayor verdad de la que desearía contar al mundo, su propia anatomía mental.

    1880, Alemania, Wundt publica sus trabajos sobre el mismo tema.

    1904, Zurich, en el denominado círculo psicoanalítico, también Jung está trabajando con la asociación de palabras como instrumento de diagnóstico. Su trabajo lo concretó en su Test de Asociación de Palabras. Se puede decir que Jung encontró su material para la elaboración del test en una obra que Sigmund Freud había escrito tres años antes: “ psicopatología de la vida cotidiana” (1901), allí decía en su último capítulo:

    “ Ciertas insuficiencias de nuestro funcionamiento psíquico (...) y ciertos actos aparentemente intencionados se demuestran motivados y determinados por motivos desconocidos de la conciencia cuando se les somete a la investigación psicoanalítica (...). Desde hace mucho tiempo sé que no es posible pensar un número sin un hombre con absoluta y total libertad. Si se examina una cantidad cualquiera y de cualquier número de cifras, pronunciada con aparente arbitrariedad y sin relacionar la cornada, se demostrará su estricta determinación, cuya existencia no se creía posible”.

    1905, Wertheimer sugiere el método de asociación para detectar culpa en los problemas legales.

    B) test de Rorschach

    en ese mismo círculo de estudio está Eugen Bleuler, psiquiatra y director del Burghöllzli mental Hospital quien realizó importantes trabajos sobre la demencia precoz. El fue quien acuñó el término esquizofrenia. E. Bleuler tendrá un alumno destacado a quien dirigirá asuntos estructural y que pasará a ser “la referencia” en técnicas proyectivas: Hermann Rorschach (1884-1922) no es ahora el tiempo ni lugar para presentar a Hermann Rorschach, únicamente diremos que con sus 10 láminas del test de interpretación de formas, como él mismo lo llamó, nos dejó el instrumento básico que vivía se utiliza para realizar un psicodiagnóstico clínico. En 1921, publica su “Psychodiagnostic”. Su muerte prematura deja su obra iniciándose que son sus propios compañeros de trabajo, Walter Mongenthaler, Emil Obelhozer y Georgi Roemer, quienes se ocupan y encargan de continuar lo que H. Rorschach nos dejó iniciado.

    En 1932 se publica la segunda edición alemana de su obra que despierta gran interés entre quienes están trabajando en psicodiagnóstico en Estados Unidos. Como consecuencia de los estudios que se van realizando y los círculos que se crean, se producen dos vuelos e intercambio científico que tendrán importantes consecuencias: el de Samuel Beck desde Estados Unidos a Suiza para formarse en Rorschach con E. Obelholzer, y el de Bruno Klopfer con formación y experiencia en Rorschach que ha tenido que abandonar Alemania como consecuencia de la guerra y persecución nazi y primero permanece en Zurich respondiendo a una oferta de Jung, pero al no acabar de encontrarse centrado, decide viajar a Estados Unidos. Todos los detalles y la historia de las publicaciones y progresivos estudios relacionados con el test de Rorschach nos soportamos en el tema que específicamente hemos elaborado para la asignatura: “ Breve historia del test de Rorschach”. Lo que sí queremos dejar claro en este momento es que entonces se produce una rápida difusión del test.

    C)el comienzo de las pruebas temáticas

    1935 Estados Unidos. Después de un largo trabajo en la clínica psicológica de Harvard, Christiana D. Morgan y Henry A. Murray publicar el artículo “A method for investigating phantasies, the Thematic Apperception Test”. El TAT pasará a ser otro gran instrumento de trabajo en psicodiagnóstico. Importante en sí mismo y porque posteriormente, de él irán surgiendo otras pruebas temáticas nacidas de la necesidad de adaptar el instrumento a las necesidades que se hacen presentes con diferentes poblaciones en la clínica.

    1955, Inglaterra. Aun siendo un salto en el tiempo, tenemos que hablar de la otra prueba temática por excelencia, el Test de Relaciones Objetales (TRO) que nos aportó H. Phillipson (1955).

    D) las pruebas gráficas

    hasta ahora, hemos venido hablando de instrumentos verbales (asociación de palabras), el test de Rorschach y de las pruebas temáticas. A continuación lo haremos de la historia y el surgir de las pruebas gráficas, que simultáneamente fueron también desarrollándose:

    1926. Florence Goodenough. Test del dibujo de la figura humana que utiliza como medida de inteligencia con población infantil.

    1947. F. Minkowska. Test de la familia. primero de todas las elaboraciones posteriores sobre este tema.

    1948. John N. Buck. House-Tree-Person. Test de la casa, el árbol y la persona. Será una de las pruebas básicas utilizadas posteriormente.

    1949. Karen Machover. Dibujo de la figura humana. Aporta el dibujo de la figura humana como prueba proyectiva, y ello desde su observación de que niños con igual C.I. mostraban claras diferencias tanto en la conducta en el aula como en aspectos cualitativos y sus dibujos.

    Estos son los hitos fundamentales en la historia de las pruebas gráficas. Posteriormente, vendrán derivaciones y variaciones que enumeraremos en un tema correspondiente.

    Como nota que tiene su interés para cerrar este primer apartado, hay que decir que quien acuña el término “ técnicas proyectivas” es Lawrence Frank (1939) en su trabajo “Projective Methods for the study of Personality”, y lo hace para denominar un conjunto de métodos de diagnóstico.

  • Las técnicas proyectivas entre los test psicológicos

  • el nombre de técnicas proyectivas deriva del hecho de que el material ofrecido al paciente es ambiguo o apenas estructurado: una hoja de papel en blanco, una lámina con una mancha de tinta o una escena difusa, una frase inacabada, unos juguetes en una habitación... Precisamente por su falta de estructuración, este material facilite la posibilidad de que surja la proyección al realizar el sujeto la tarea que le encomendamos.

    Al utilizar las técnicas proyectivas no pretendemos medir, sino comprender los procesos cognitivo-efectivos del paciente y la estructura de su personalidad. Esta es una de las diferencias claras con otra familia de test, que son los Psicométricos, cuyo objetivo es medir y verificar en términos cuánticos el rendimiento actual o el nivel de desarrollo de un sujeto en algunos aspectos parciales, como el nivel intelectual, la fluidez verbal, la coordinación motora, diversos factores establecidos etc.

    una tercera familia es la constituida por las pruebas neurológicas, como son el Bender, la figura compleja de Rey o el test Miokinético de Mira y López. Su material básico está estructurado pero permite al realizarlo ciertas modificaciones por parte del sujeto.

    Terminaremos este apartado tomando las palabras de Rausch de Traubenberg (1986) referidas al test de Rorschach para sintetizar la intención que nos guía en la elección de técnicas proyectivas a la hora de realizar un psicodiagnóstico:

    “ proponer el Rorschach a un sujeto no es hacerle decir lo que no quiere decir sino más bien, permitirle expresar lo que no puede decir en términos claros, es decir, facilitarle el expresar, en sus momentos de sufrimiento, sus puntos de fragilidad y también sus modos de recuperación y posibilidades de liberación”.

  • SOBRE EL CONCEPTO DE PROYECCIÓN

  • el término proyección fue introducido por Freud en 1894 en su trabajo “ neurosis de angustia":

    "la psiquis desarrollo una neurosis de angustia cuando no se siente en condiciones de realizar la tarea de controlar la excitación que surge endógenamente. Es decir, actúa como si hubiera proyectado esa excitación del mundo exterior".

    Dos años más tarde, en 1896, en “ la neuropsicosis defensa”, amplía el concepto y lo relaciona con la paranoia, explicándonos la proyección es un proceso que consiste en atribuir los propios impulsos, sentimientos y afectos, bien a otras personas, viene al mundo exterior, como proceso defensivo que nos permite ignorar estos fenómenos “ indeseables” en nosotros mismos:

    “ los síntomas de la paranoia son susceptibles de una clasificación análoga a la que llevamos a cabo con los de la neurosis obsesiva. Una parte de los síntomas -las ideas delirantes de desconfianza y persecución- proceden de nuevo de la defensa primaria (...). En la paranoia el reproche es reprimido por un procedimiento al que podemos dar el nombre de proyección, transfiriendo si la desconfianza sobre otras personas”.

    En una publicación posterior, “ Observaciones psicoanalítica sobre un caso de paranoia" (1911), el caso Schreber, podemos observar de nuevo la utilización del término, esta vez inculcado a la homosexualidad:

    “ el paranoico tiene ciertas tendencias homosexuales que bajo la presión del super yo cambia de "yo le amo" a "yo le odio" (una formación reactiva) luego proyecta ese odio en el objeto original de manera que pasa a ser un perseguidor. Esto se produce porque él “ odio” está mal visto por la conciencia, también porque es más fácil hacer frente a un peligro exterior que un peligro interno”.

    Recogemos a continuación, la matización que Freud hace sobre la proyección en “Tótem y tabú” (1912):

    “ Pero la proyección no es únicamente un medio de defensa. La observamos asimismo en casos en los que no existe conflicto. La proyección al exterior de percepciones interiores es un mecanismo primitivo al que se hallan también sometidas nuestras percepciones sensoriales y que desempeña, por tanto, un papel capital en nuestro modo de representación del mundo exterior".

    Por un lado, es claro que en Freud se da una evolución progresiva del concepto “ proyección” a lo largo de su obra. De otro, desde Freud hasta nuestros días se ha recorrido un largo camino, tanto de la concepto como en la comprensión de su dosis de participación en los diferentes cuadros clínicos.

    Si en sus comienzos el término proyección se utilizó y comprendió como mecanismo de defensa, posteriormente su utilización se amplía también a un modo de funcionamiento psíquico en sí mismo no tiene connotaciones patológicas. De este modo, la utilización de las técnicas proyectivas pone en marcha y el licita el funcionamiento proyectivo, y es a través de él cómo nos vamos adentrando progresivamente en el interior del sujeto, a través de su propia proyección.

    Como ejemplo de ello citamos de nuevo Frank:

    “ podemos acercarnos a la personalidad e inducir al individuo a revelar su manera de organizar la experiencia dándole un campo (objetos, materiales, experiencias) con relativamente pocas pautas culturales y estructura, para que su personalidad pueda proyectar sobre ese campo plástico su manera de ver la vida, sus significados, sentidos, pautas y especialmente sentimientos. De este modo y visitamos la proyección del mundo privado de la personalidad del individuo porque él ha tenido que organizar el campo, interpretar el material y reaccionar frente a él".

    Es claro que el concepto de proyección puede tener un utilización y significados equívocos, de ahí nuestro interés en dejar claro el origen de su utilización y los progresivos significados que se le han ido adjudicando. Es evidente que no se está produciendo un proceso igual en la proyección de un impulso en la paranoia, en un peligro interno en la fobia con unos sentimientos en la transferencia, aunque en todos ellos se esté proyectando, es decir, colocando en el exterior contenidos internos. Esa misma proyección puede producirse de modos cualitativamente diferentes, viven formas muy elaboradas con modos muy primitivos; en modos parciales o utilizando maneras y procesos que provocan un profundo vaciamiento interno; pueden proyectar tanto aspectos bondadosos como aspectos negativos. Leon Grinberg tiene un magnífico estudio sobre las diferentes modalidades grandes de la proyección y externalización en su libro Teoría de la identificación.

    Cerraremos diciendo que en cualquier forma de producción humana van incluidos elementos proyectivos.

    En esta convicción aportamos un texto de Leonardo Da Vinci (1452-1519):

    “ Si os fijáis en las manchas de algunas paredes o en la mezcolanza de ciertas piedras preciosas, podréis encontrar allí invenciones y representaciones de diversos paisajes, confusiones de batalla, cabezas de figuras extrañas, vestidos caprichosos y una infinidad de cosas varias; el motivo es que el espíritu se excita entre tanta confusión y descubre allí numerosas construcciones en la imaginación”.

    Más recientemente, Gaston Bachelard (1884-1962) escribía:

    “ Sobre este inmenso cuadro de una noche se obliga, la fantasía matemática ha construido unos planos. Éstas constelaciones son falsas; unen en una misma figura astros totalmente extraños.

    Entre dos puntos en reales, entre dos estrellas aisladas como diamantes solitarios, la fantasía trazó unas líneas imaginarias.

    Es un punteado reducido al mínimo, este gran sacerdote de la pintura abstracta que es el ensueño, de todos los animales del zodíaco. El homo faber, carretero perezoso, pone en el cielo del carro sin ruedas. El labrador, soñando con sus cosechas, endereza una simple espiga dorada... el zodíaco es el test de Rorschach de la humanidad niña”.

    Así vemos que la experiencia de la proyección es, con mucho, anterior a la conceptualización en ella hace Freud. Es así porque la proyección, como hemos dicho, antes que un mecanismo de defensa es un modo de funcionar típicamente humano. La dialéctica objeto-sujeto aristotélica se rompe cuando se comprende la proyección en su profundidad. No hay percepción desnuda, sino modos más o menos manchados de proyección. Es ahora, al tener que diferenciar los distintos niveles de funcionamiento psíquico, cuando pasamos a definir los llamados por Roy Schafer “shift de niveles” (continuum perceptivo) y lo hacemos ya en el apartado que exponemos a continuación.

  • DIFERENTES MODOS DE FUNCIONAMIENTO PSÍQUICO

  • en las técnicas proyectivas nos aparecen meridianamente dos modos de funcionar del psiquismo humano: el proceso primario y el proceso secundario. Freud fue quien primero señaló estos dos modos de funcionamiento en “ los dos principios de suceder psíquico” (1911).

    Roy Schafer (1954) hace operativa esta intuición teórica de Freud. Nos la ofrece en su libro Psychoanalitic interpretation in Rorschach Testing”, iluminándonos acerca de cómo podemos establecer un continuo perceptivo con dos polos. En el extremo este día la “ proyección pura”, o el líder onírico, y en el otro, la “ pura percepción.” En el primero se funciona según las leyes del proceso primario y en el segundo se siguen las leyes que rigen el proceso secundario. Si en el primero lo que prevalece es la satisfacción narcisista de deseos “ aquí y ahora” que rige el principio del placer, en el segundo se da fundamentalmente una adaptación a las normas del principio de realidad. Intentaremos ser lo más precisos posibles en la enseñanza los alumnos acerca de la presencia o ausencia de estos dos niveles, tanto en las respuestas de los protocolos del Rorschach como en el resto de pruebas proyectivas.

    La comprensión del modo de funcionamiento psíquico en cada uno de los procesos anteriormente enunciados resulta, en cierto modo, una comprensión arquitectónica de la totalidad de la asignatura.

    Hasta ahora hemos aportado en la historia de las técnicas proyectivas, su diferencia con los test sicométricos, hemos aclarado y delimitado el concepto de proyección y ofrecido un panorama acerca de cómo la proyección puede aparecer y derecho aparecen nuestros modos de funcionamiento psíquico. Avanzamos ahora un paso más en nuestro trabajo delimitando las fronteras de las técnicas proyectivas y haciendo una breve descripción de sus ciencias auxiliares.

  • FRONTERAS DE LAS TÉCNICAS PROYECTIVAS

  • en primer lugar, insistimos en especificar una vez más que el campo de aplicación del enfoque tenemos asignaturas técnicas proyectivas está en la clínica. Su objetivo, como ya hemos dicho, es la comprensión de la persona que acude con unos síntomas específicos requiriendo nuestra ayuda. Y tenemos nuestro primer elemento auxiliar:

    • psicología evolutiva. Desde sus teorías de la revolución y el desarrollo, nos ayudará a comprender el momento evolutivo de la persona. Es aportara datos útiles de la etapa, tanto cronológica como psicológica, en que se encuentra el paciente, y nos ayudará a comprender la regresión afectación que tenga lugar.

    • La psicopatología. Desde ella, pretendemos encuadrar a nuestro paciente dentro de una patología concreta que nos ayudará a entenderle todavía mejor. Otra de las misiones fundamentales de esta ciencia será el aconsejar la entrevista psiquiátrica, en el caso de que sería conveniente la ayuda de algún tipo de medicación y otro modo de intervención específico.

    • La psicología dinámica. En algunas ocasiones será marco de referencia hilo conductor de la asignatura. A la luz de sus teorías, y en los casos que proceda, interpretaríamos las diversas pruebas que estuvimos durante los dos años.

    Es claro que no podemos olvidarnos de una buena metodología y las consiguientes nociones estadísticas para trabajar la parte práctica y de investigación que realizamos.

  • CLASIFICACIÓN DE LAS TÉCNICAS PROYECTIVAS

  • a) Pruebas verbales

    • Asociacion de palabras, WAT. Rapaport, Gill y Schafer (1946).

    • Desiderativo. Pigem y Córdoba (1949).

    • Prueba de relatos incompletos: fabulas de Dus. (L. Dus, 1950).

    • Frases incompletas: SCT. Rotter (1950).

    • Autobiografia, memoria temprana. A. Bruhh (1984).

    b) Prueba perceptiva con elementos de proyeccion. Test de Rorschach. H. Rorschach. 1921.

    c) Pruebas visuales tematicas interpretativas.

    • Test de apercepción tematica. TAT. Murray (1935). Y sus versiones posteriores para población infantil (CAT, Bellack, 1949) y para población de tercera edad (SAT, Bellack, 1973).

    • Test de frustración. PFT. Rozenweig.

    • Las desventuras de Blacky. Blum. (1950).

    • Test de relaciones objetales. TRO. H. Phillipson (1955).

    • Las aventuras de Pata Negra. L. Corman (1961).

    • CAT-H (figuras humanas). Bellak, 1965.

    • Test que percepción para la tercera edad. (SAT). Bellak, 1973.

    • Cuéntame una historia ilustrada (TEMAS, Tell me a picture). Constantino (1978).

    d) Pruebas graficas

    Test de la dama. Fay. (1923).

    Test del dibujo de un hombre. Goodenough.

    Test de la familia. Minkowska

    Http. Buck. 1948.

    Persona bajo la lluvia.

    Figura humana. DAP (Draw a person). K. Machover. 1949.

    Test del arbol. Koch. 1949

    Test de la pareja. Bernstein. 1958.

    Test de Wartegg (completar dibujos). Biedma y D´Alfonso 1960.

    Test de la figura humana (DFH). E. Koppitz. 1966.

    Dibujo de la familia. L. Corman. 1967.

    Test kinetico de la familia. Burns y Kauffman. 1970.

    Test de la pareja en interaccion. Juri. 1979.

    Test del dibujo del arbol. Stora. 1980.

    Test de la madre y el hijo. Gillepsie. 1994.

    Según las encuestas son realizadas por la APA, el Rorschach junto con el TAT y el HTP, son las pruebas más utilizadas por los psicólogos clínicos a la hora de realizar un psicodiagnóstico. Asimismo, es un dato que justifica su relevancia.

  • PARA ACABAR

  • las diversas técnicas proyectivas aprendidas durante los años de trabajo y estudio de la asignatura, son instrumentos que tienen como objetivo el capacitar al alumno para realizar un acercamiento comprensivo la persona, que puede resultar en un diagnóstico clínico..

    Resumiendo de una forma que a primera vista pudiera parecer simplista, explicaríamos así la concepción de la persona que tenemos:

    • la personalidad de cada uno se configura de modo único e irrepetible.

    • En cada uno, hay una parte consciente y otra inconsciente que funcionan con una dinámica el psicoanálisis ha estudiado a fondo.

    • En el interior de cada uno existen ansiedades básicas que movilizan defensas. Unas son más primitivas que otras, más o menos adaptadas a la realidad.

    • La inteligencia alcanza un nivel y tipo de funcionamiento que puede estar mermado o no, por aspectos emocionales.

    • En cada persona hay emociones e impulsos más fuertes o más medios, que pueden ser controlados con maneras más o menos adecuadas y exitosas.

    • En el interior de cada uno hay deseos, hay envidias, hay celos, amores y odios, aspiraciones y frustraciones... pulsiones de vida y muerte con diferentes equilibrios en diversos momentos de la vida.

    Y además, hemos de tener en cuenta de modo muy particular que el contexto social, cultural y familiar actúan de modo muy importante, dejando sus huellas en la estructuración de cada uno. como señalan Abt y Bellak (1978):

    “ la forma en que cada individuo recibe y responde a este moldeamiento cultural y el cuidado, la crianza y educación de los padres se revelará en su personal percepción y en su forma individualizada de pensar, actuar y sentir, tal como revelan los test proyectivos”.

    Podríamos terminar con una frase famosa de autor anónimo que resume, en parte, la actitud que pretendemos transmitir a través de la enseñanza de las técnicas proyectivas:

    SANAR A VECES, AYUDAR A MENUDO, CONSOLAR Y CONFORTAR SIEMPRE.